HomePosts Tagged "Senasa" (Page 4)

Un buen manejo sanitario y reproductivo del rodeo bovino permitiría incrementar la eficiencia ganadera en los sistemas de cría. Con ese fin, el Ministerio de Agroindustria de la Nación, junto con el INTA y Senasa, lanzó una campaña público-privada dirigida a productores de todo el país, según las características de cada región.

En promedio, en la Argentina, un 63% de las vacas desteta un ternero por año. De acuerdo con el Ministerio de Agroindustria de la Nación, con un buen manejo sanitario y reproductivo del rodeo bovino es posible incrementar la eficiencia productiva en todas las zonas del país y duplicar la exportación de carne. Para alcanzar esos resultados, lanzó una campaña público-privada, dirigida a los productores de cría y diagramada según la realidad de cada región.
Amadeo Nicora, presidente del INTA, señaló que “es un momento de gran expectativa para la ganadería argentina y las estrategias para aprovechar esta situación pasan por dos ejes: aumentar el destete de terneros, con la tecnología disponible, y los kilos en la media res faenada”. En este sentido, aseguró que “si se incrementa entre 10 y 12 kilos el peso de los animales en ocho años y se pasa del 63 al 68 % el destete, se podrá más que duplicar la exportación de carne, sin afectar el consumo interno”.
Ese propósito requiere implementar las mejores prácticas desde lo sanitario y lo productivo de la mano de todo el sistema y de sus aportes tecnológicos.
“En materia ganadera, la gran deuda que tenemos es tratar de superar el techo histórico”, expresó Nicora. “En el INTA existen líneas de investigación en sanidad animal, como soporte para las distintas asociaciones de productores e instituciones, y otras vinculadas con el mejoramiento de la competitividad, la calidad de carne y la sostenibilidad de los servicios ambientales para la ganadería”, aseguró.

Aníbal Pordomingo, coordinador nacional de Producción Animal del INTA, analizó comparativamente el porcentaje de procreo de la Argentina: “En otras partes del mundo, en ambientes similares, ese índice supera el 80 % por lo que nuestros valores son bajos”.
Aunque la condición corporal media del rodeo nacional coincide con la necesaria para preñar con éxito al 60 % de las vacas, en el país “por cada 100 animales en un planteo de reproducción –cría– sólo un poco más del 50 % –vacas, toros, vaquillonas– produce un ternero”, expresó.
En esa línea, el especialista del INTA explicó que “la expectativa sería acercarse todo lo posible a un ternero por vaca por año”. Además, planteó que “para aumentar el índice de destete, el primer gran desafío es lograr la mejor alimentación de la vaca durante todo el año”.
La hembra promedio del rodeo de cría argentino es demasiado delgada al momento del servicio, lo cual no condice con una alta fertilidad. “En promedio, 50 kilogramos más de peso vivo de la vaca permitirían aumentar, al menos, 15 puntos el índice de preñez”, precisó.
“Este reto no es simple de abordar porque depende mucho de las capacidades de las empresas de cría para generar más forraje y complementarlo”, destacó Pordomingo. “En algunos casos se trata de implantación de nuevas pasturas, en otros de infraestructura para manejar o administrar mejor el forraje disponible del campo natural o implantado –alambrados, picadas, aguadas, comunicaciones e instalaciones–, o poder diseñar un negocio ganadero que soporte y justifique el salto en inversiones y costos iniciales”, agregó.

Más eficiencia y productividad
La campaña comunicacional presentada por el Ministerio de Agroindustria de la Nación pone el foco en indicadores de productividad segmentados en las diferentes zonas y tiene por objeto informar acerca del estatus actual y el potencial alcanzable a través de prácticas sencillas de manejo.
“El eje es su carácter federal y colaborativo debido a que cuenta con el apoyo del INTA, el IPCVA, más de 17 asociaciones de cría, colegios veterinarios, entidades gremiales, como así también gobiernos de las distintas provincias del país”, indicó Rodrigo Troncoso, subsecretario de Ganadería de la Nación. “Sabemos que el compromiso de todos es lo que nos va a permitir incrementar nuestros índices productivos y potenciará nuestra calidad carnicera”, consideró.
La campaña está dirigida a los productores de cría de todo el país y diagramada según la realidad productiva de cada una de las zonas. Además, está segmentada por regiones –Cuyo, Patagonia, zona Central, Buenos Aires, NOA y NEA– y con un enfoque por etapas, de manera que se implementen mejores prácticas desde lo sanitario y lo productivo.
De acuerdo con Nicora, “apunta a que toda la cadena, con sus distintos actores, se apropie de la misma, de manera que el productor –a quien va dirigido el mensaje– sienta que existe unidad de criterio y lo estimule a realizar los cambios necesarios y adoptar las tecnologías de distinto tipo que culminen en darle más eficiencia al sistema de cría”.

Otro de los objetivos es fomentar una red de consulta que instale al veterinario como un referente para el correcto asesoramiento y genere un impacto cualitativo y cuantitativo en el ciclo de cría del ganado bovino.
“El INTA es un actor clave para dar el salto cualitativo que permitirá el aumento cuantitativo de la producción”, destacó el presidente del INTA. “Somos conscientes de que no basta con campañas de difusión, sino que deberemos sumar los aportes tecnológicos, muchos de los cuales ya están disponibles en las distintas unidades de la institución”, dijo.
En este sentido, hay una serie de factores a tener en cuenta como, ordenar el rodeo, realizar tacto, revisar toros, considerar el período de servicio, la oferta forrajera y fundamentalmente, contar con un profesional agropecuario en el equipo de producción para un correcto asesoramiento productivo. “Si no adoptamos tecnología, no podemos incrementar la productividad”, agregó.

Fuente: INTA Informa

El presidente del Senasa dijo que los focos de la enfermedad detectados en Colombia retrasan la intención hemisférica de empezar a dejar de inocular a los animales a partir del año 2020.

El presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Jorge Dillon, ratificó que la Argentina no dejará de vacunar al ganado contra la fiebre aftosa con el objetivo de mantener al país libre de la enfermedad. «Estamos convencidos de que esta es la mejor manera de prevenir cualquier problema que se presente en la región”, aseguró.
Dillon explicó que «no vamos a dejar de vacunar básicamente porque en el último tiempo hubo problemas en el norte de Sudamérica. Colombia notificó cinco focos de fiebre aftosa. Esto atrasa todos los objetivos y metas que nos habíamos trazado de la erradicación de fiebre aftosa en el hemisferio donde pretendíamos, en el 2020, empezar a dejar de vacunar”.
En diálogo con Radio Nacional, el funcionario sostuvo que «vamos a seguir vacunando, dos veces por año, los 54 millones de cabezas de ganado que tenemos. Queremos seguir siendo un país libre de fiebre aftosa, actualmente con vacunación”. El presidente del Senasa adelantó que la Argentina colaborará con Colombia para erradicar los focos de aftosa. El miércoles que viene una delegación del Senasa parte a cooperar con Colombia y ayudar a restituir el estatus sanitario a ese país”.

Porcinos
En otro orden, Dillon elogió al sector porcino. «En los últimos siete años la cadena porcina está creciendo a un promedio del 8% anual. Esto es muy importante y nosotros estamos dispuestos a apoyarla con fuerza”, señaló.
En ese marco destacó las medidas adoptadas por la Argentina ante la denuncia de casos de síndrome respiratorio reproductivo porcino en Uruguay. «Me comuniqué con mi par del servicio veterinario del vecino país y le solicité información sobre la situación. Hemos tomado medidas, desde hace dos meses, reforzando nuestros controles en frontera, hemos alertado al sector productor porcino para que esté atento ya que la Argentina, que está libre de la enfermedad, y su aparición puede ocasionar grandes problemas porque es muy potente. Es algo así como la aftosa en los cerdos”, comparó.

Góndola
Respecto del pedido del presidente Mauricio Macri de que la Argentina sea el supermercado del mundo, Dillon afirmó que «si cada uno de los actores del sistema nacional sanitario cumple el rol que le corresponde podemos proveer proteína a nuestros consumidores y al resto del planeta”.
Reafirmó que «si hacemos todos un trabajo coordinado no hay duda de que seremos principales protagonistas del mundo que se viene, donde, en Sudamérica, junto a Brasil, lideramos el tema, y podremos satisfacer a la población de un mundo que crece y es cada vez más exigente, respecto de la inocuidad y calidad de los alimentos”. Y agregó: «La Argentina exporta casi 4 mil productos agroalimentarios a 190 países”.
Al respecto, explicó que «los equipos técnicos del Senasa y los ministerios de Agroindustria y de Relaciones Exteriores estamos trabajando muy fuerte para abrir mercados” y detalló que «abrir un mercado implica trabajar desde lo técnico respecto de las condiciones sanitarias de producción y faena, después es importante el rol del privado en la parte comercial”.

Desde la Subsecretaría de Comunicación del Ministerio de Agroindustria nacional, Gonzalo Fernández Arocena, destacó los objetivos de la campaña “Ganadería Argentina”, de la que también participan el INTA y Senasa.

Queremos que en dos años la foto principal de Palermo no sea la de un toro o una vaquillona, sino la de los productores que hayan logrado la mayor cantidad de terneros con la genética disponible”. Así describió el subsecretario de Ganadería de la Nación, Rodrigo Troncoso, el eje central de la campaña “Ganadería Argentina: más producción, más futuro”, la cual fue presentada en la Exposición Rural concretada en la Sociedad Rural porteña en julio pasado.
El objetivo de la propuesta del Ministerio de Agroindustria nacional, de cuyo armado también participaron el INTA y Senasa, es promover la eficiencia en la producción.
La misma es apoyada también por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna, más de 17 asociaciones de cría, colegios veterinarios, entidades gremiales, cámaras (entre ellas Caprove) y distintas provincias del país.
Esta iniciativa se orientará a productores de cría bovina y fue diagramada según la realidad productiva de cada una de las zonas (Cuyo, Patagonia, zona Central, Buenos Aires, NOA y NEA), con un enfoque por etapas para que se logren implementar las mejores prácticas desde, por ejemplo, lo sanitario.
¿Y el contenido? Los mensajes fueron estratégicamente consensuados entre los sectores públicos y privados, con el objetivo de movilizar a los ganaderos hacia un mayor asesoramiento técnico. “Ha sido clave considerar las particularidades de cada una de las regiones de nuestro país para estimar su techo productivo y así plantear las herramientas superadoras, ya disponibles”, le explicó Troncoso a MOTIVAR. Y avanzó: “Este es un paso más en la búsqueda por cambiar la realidad productiva de una cría bovina que desde hace más de 70 años no puede avanzar en sus indicadores. Será clave fomentar una red de consulta que instale al veterinario como un referente para el correcto asesoramiento y genere un impacto cuali y cuantitativo en el ciclo de cría del ganado bovino”.

Una cuenta pendiente
Por su parte, el presidente del INTA Amadeo Nicora, destacó el momento de gran expectativa que se vive en la ganadería argentina, explicando que para aprovechar esta situación se debe avanzar en dos ejes: aumentar el destete de terneros con la tecnología disponible y los kilos en la media res faenada.
En este sentido y tras destacar que es la primera vez que se lleva adelante una campaña de este estilo, con la participación de todos los actores del Estado, aseguró que “si se incrementa entre 10 y 12 kilos el peso de los animales en ocho años y se pasa del 63 al 68% el destete, se podrá más que duplicar la exportación de carne, sin afectar el consumo interno”.
Y agregó: “Esta es una de las grandes cuentas pendientes de quienes trabajamos desde hace años en producción animal: nunca hemos podido superar nuestro techo histórico”.

Uno por uno. Rodrigo Troncoso, Ricardo Negri, Amadeo Nicora, Gonzalo Fernández Arocena, Jorge Dillon y Luis María Urriza en La Rural.

Uno por uno. Rodrigo Troncoso, Ricardo Negri, Amadeo Nicora, Gonzalo Fernández Arocena, Jorge Dillon y Luis María Urriza en La Rural.

Por último, Nicora dejó en claro que con la sola campaña no será suficiente y que las asociaciones de productores jugarán un rol preponderante como trasmisores de las herramientas que pone a disposición el Estado nacional”.
Otro de los participantes del lanzamiento de la campaña “Ganadería Argentina, más eficiencia, más futuro” fue Gonzalo Fernández Aroncena, actual subsecretario de Comunicación del Ministerio de Agroindustria, quien destacó el trabajo en equipo concretado entre las distintas áreas de la entidad, dejando en claro que el objetivo central es lograr más terneros. “Para ello, deberemos comprender que el cambio de paradigma es productivo, pero también comunicacional”, sostuvo Fernández Arocena, al tiempo que destacó los ejes centrales sobre los cuales girarán las comunicaciones: eficiencia, productividad, destete, tacto y sanidad.

“POR PRIMERA VEZ PARTICIPAMOS ESTAS PROPUESTAS”

En diálogo con MOTIVAR el presidente de la Federación Veterinaria Argentina, Héctor Otermin, se mostró entusiasmado con el lanzamiento de la campaña “Ganadería Argentina, más eficiencia, más producción” y propone crear una mesa de seguimiento, donde los veterinarios puedan aportar su visión.
La iniciativa apunta a llevar a 75 el número de terneros por cada 100 vacas que pastan los suelos argentinos.
Para Otermin, la campaña es vista con muy buenos ojos desde los colegios y consejos que forman parte de la FEVA.
“Por primera vez que participamos de un programa de este tipo, al igual que otros sectores vinculados a la actividad”, asegura nuestro entrevistado.
“La aplicación de tecnologías sanitarias de probada eficiencia (y bajo costo) pueden sin dudas contribuir a los objetivos que busca el Ministerio, siempre destacando que las mismas deben ser recomendadas y supervisadas por un médico veterinario”, analizó el presidente de la FEVA. Vale decir que hoy, según cifras de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove), el uso de estas tecnologías (fármacos y vacunas) no logra más de un 50% de adopción en las categorías animales involucradas. “Es clave lograr el rol activo el profesional veterinario, profundizando su trabajo por la mejora en la productividad de cada establecimiento, tranqueras adentro”, concluyó.

Hablando de inversiones
Del lanzamiento también formó parte Jorge Dillon, presidente de un Senasa que aportó datos y estadísticas centrales, sobre las cuales se basan muchos de los contenidos de la campaña. “Cuando hablamos de mejorar la eficiencia del rodeo deberemos siempre considerar que la sanidad animal no es algo aislado”, aseguró el médico veterinario.
Y profundizó: “La sanidad está en el centro del sistema de producción. Es una buena inversión, con una alta tasa interna de retorno”.
El encuentro culminó con las palabras de Ricardo Negri, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, quien subrayó el trabajo realizado por el Ministerio al unificar y agrupar la información que manejaban distintas entidades oficiales, con el objetivo de darle difusión en todo el país.
“Esta campaña es de los productores. Son ellos quienes toman las decisiones donde se pone en juego si tendremos o no un ternero más por vaca”, completó el funcionario que, en diálogo con MOTIVAR, compartió algunos otros conceptos clave.
“La situación actual nos plantea cierta similitud con una fábrica que utiliza energía e infraestructura para sostener su stock y no generar el flujo potencial. Debemos comprender que lo importante es esto último”, aseguró Negri. Y avanzó: “El Estado no produce, ni genera empleo. Es el sector privado quien debe avanzar en estos campos, sobre la base de un marco lógico y planificado que es el que desde el Estado debemos ofrecer”.

Monitoreo forrajero
También en diálogo con MOTIVAR, Rodrigo Troncoso y Luis María Urriza, subsecretarios de Ganadería y Agricultura de la Nación, respectivamente, destacaron el trabajo conjunto realizado por estas áreas del Ministerio de Agroindustria en la puesta en marcha de un Monitoreo Forrajero, que se suma a la matriz de comunicación con la que se podrá tomar contacto desde www.agroindustria.gob.ar, entre otros medios disponibles.
“Esta es la continuación de un trabajo que hace unos años habían puesto en marcha la UBA y AACREA en el marco de un Observatorio Forrajero basado en información oficial”, aseguró Urriza.
Y avanzó: “Ahora le estamos dando alcance nacional, con datos concretos sobre la producción de forraje, en cada uno de los departamentos de nuestro país”.
Más allá de esto, Urriza destacó la puesta en marcha de esta herramienta, como base para que los productores logren información fidedigna sobre su región y así realizar diagnósticos de eficiencia.
“La base de la alimentación en los bovinos de carne en nuestro país es forrajera, con lo cual medir la producción de forraje es clave. Es poner tecnología a disposición de los productores para que cuenten con mediciones de su principal insumo. Queremos estar orgullosos de ser eficiente”, aportó Rodrigo Troncoso.
Y continuó: “A todas estas novedades se suma el desarrollo de un mapa interactivo por el cual sabemos -para cada municipio de la Argentina- cuáles son las limitantes productivas con las que convive el criador, dependiendo de su escala, y cuáles las herramientas que hoy ya están disponibles en el país para abordarlas”.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, brindó el discurso que dejó formalmente inaugurada la 131º Exposición de la Sociedad Rural Argentina, en el predio ferial de Palermo, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, durante el pasado mes de julio.

Postura. Macri dejó en claro que nuestro país no va a “arriesgar” su condición sanitaria.

Postura. Macri dejó en claro que nuestro país no va a “arriesgar” su condición sanitaria.

En ese marco, Macri destacó los últimos avances generados en el ámbito de la Mesa de la Carne y aseguró que los contratos a futuro permitirán previsibilidad y acelerar la recuperación del sector ganadero.
“Nos vamos a dejar de vacunar contra la fiebre aftosa”, adelantó también el presidente de la Nación, ratificando que Argentina “no va a arriesgar” en el camino de potenciar su relación con otros países del mundo.

“No les puedo pedir que produzcan con tecnología del siglo XXI, sobre una infraestructura del siglo XIX”. Mauricio Macri.

Vale mencionar aquí que los últimos brotes de la enfermedad detectados e informados en Colombia levantaron el alerta en el marco de los países que forman parte de una COSALFA que venía proponiendo un plan de trabajo para dejar de vacunar contra la fiebre aftosa en toda la región de cara a 2020.
Más allá de esto, el mandatario anunció una reforma impositiva, se comprometió a seguir simplificando y reduciendo trámites administrativos, invitó a los productores a sumarse a la Ley Pyme y destacó que “cuando crece el campo, crece la Argentina”. Seguidamente, indicó que la cosecha agrícola de 137 millones de toneladas prevista en el ciclo 2016/17 no es sólo una buena noticia para el campo, sino para el país en su conjunto. “No les puedo pedir que produzcan con tecnología del siglo XXI sobre una infraestructura del siglo XIX. Por eso pusimos en marcha más de 20 mil Km. de caminos y autopistas”, concluyó.

Una sola voz
Si bien en algunos medios nacionales la declaración pasó desapercibida, no es menor que Mauricio Macri haya plantado bandera en cuanto a la postura argentina frente a la posibilidad de dejar de vacunar contra la fiebre aftosa.
En sintonía con ello, el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, destacó la posición al abrir el seminario “Desafíos y Oportunidades de la cadena de la carne”, realizado en el marco de La Rural de Palermo.
Respecto a los brotes de aftosa en Colombia, Buryaile instó “a no dormirse en los laureles en la campaña de vacunación”, y agregó que “no vamos a dejar de vacunar contra la aftosa”. En ese sentido, recordó que se buscará avanzar en los protocolos cara exportar carne enfriada a China y que la apertura del mercado estadounidense es inminente y, por consiguiente, se habilitaría a Japón, México y otros países consumidores de proteína animal.
También el presidente del Senasa, Jorge Dillon, se refirió al tema, dejando en claro que los focos de la enfermedad detectados en Colombia retrasan la intención hemisférica de empezar a dejar de inocular a los animales a partir del año 2020. “No vamos a dejar de vacunar básicamente porque en el último tiempo hubo problemas en el norte de Sudamérica. Colombia notificó cinco focos de fiebre aftosa. Esto atrasa todos los objetivos y metas que nos habíamos trazado para la erradicación de fiebre aftosa en el hemisferio donde pretendíamos, en el 2020 empezar a dejar de vacunar”, explicó Dillon en declaraciones con Radio Nacional. Y culminó: “Queremos seguir siendo un país libre de fiebre aftosa, actualmente con vacunación”.

Resultados positivos de este virus del otro lado del Río de La Plata encendieron las alarmas en los servicios sanitarios argentinos. ¿Cuáles son las medidas a tener en cuenta?

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Bien cuidados. El Senasa estableció medidas para proteger a los animales.

Bien cuidados. El Senasa estableció medidas para proteger a los animales. Fotos: INTA INFORMA

Argentina tiene un excelente estatus sanitario, envidiado a nivel internacional, sobre todo porque no tenemos PRRS (Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino), una unidad viral presente en toda América y Europa”, aseguró Juan Ramiro Llamas, miembro del Grupo de Intercambio Tecnológico de Explotaciones Porcinas (GITEP) en declaraciones a MOTIVAR, en el marco del primer informe sobre producción y sanidad animal, enfocado en la industria porcina (pueden solicitarlo vía redaccion@motivar.com.ar).Hablamos de un sector que ya representa el 0,4% del PBI nacional.
Sin embargo, durante las últimas semanas el mencionado estatus sanitario sumó una nueva amenaza, al detectarse resultados positivos al virus del PRRS en la República Oriental del Uruguay.
¿Puede llegar a la Argentina?

Actuar para no padecer
El Ministerio de Producción de Entre Ríos se declaró “en alerta” y mostró su preocupación frente a la publicación realizada por científicos uruguayos, que dieron a conocer los resultados positivos al virus del PRRS, en mayo.
La enfermedad no afecta a las personas, ni altera la calidad sanitaria de la carne porcina.
El virus se caracteriza por alteraciones en la reproducción en cerdas, como abortos y nacimiento de animales muertos, y por problemas respiratorios en los lechones y cerdos de engorde.
La decisión del Ministerio se basó en la necesidad de “tomar precauciones para no poner en riesgo una cadena, que genera valor agregado y puestos de trabajo genuinos”.
En ese sentido, el director de Ganadería Bovina, Porcina y Avícola de Entre Ríos, Héctor Schell, comentó que “el objetivo del gobierno provincial es advertir fundamentalmente a los integrantes de la cadena de valor porcina”.
En el caso de las granjas, “la enfermedad suele ingresar por introducción de animales nuevos y de semen”, confirmó el funcionario.
En el país, la vacunación contra PRRS está prohibida y, por lo tanto, la prevención se centra en la toma de medidas de control, por medio de las cuales evitar el ingreso de la enfermedad y estar atentos a su detección temprana.
A su vez, el funcionario destacó que el ente sanitario lleva adelante la vigilancia epidemiológica de las granjas porcinas mediante la toma de muestras de suero, desde 2007, y el control de la totalidad de los animales importados.
Schell pidió que no se intercambien animales ni semen “de origen desconocido” y “evitar el ingreso y el contacto de sus cerdos con personas ajenas a la granja, especialmente si también trabaja en granjas uruguayas”.
Además, el profesional recomendó: “limpiar y desinfectar los camiones y otros vehículos, ya que estos y sus conductores son factores de alto riesgo por estar en contacto con otros establecimientos o frigoríficos”.
Asimismo, el lugar de carga y descarga “debe estar alejado del área donde se alojan los animales”, recordó el funcionario, que reclamó “mantener actualizado un libro de registros de ingresos de visitas y vehículos”.

La voz del Senasa
Si bien no se ha recibido ninguna notificación formal al respecto, debido a los nuevos hallazgos publicados en un estudio denominado “Relevamiento serológico de virus, suinos de alto impacto sanitario/económico en establecimientos de producción porcina”, en el marco del Congreso Nacional de Biociencias que se llevó a cabo en mayo, en Uruguay, el Senasa tomó las siguientes medidas para proteger la producción porcina nacional:
– Suspensión de las autorizaciones de importación de cerdos vivos, semen, carne y subproductos porcinos provenientes de Uruguay.
– Solicitud de mayor información técnica al Ministerio Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) del país vecino sobre su situación sanitaria actual respecto a PRRS y las medidas a aplicar.
Con el objetivo de identificar eventos sanitarios sospechosos, el Senasa junto a los actores de la cadena productiva está diseñando una estrategia adecuada para reforzar las medidas de prevención (vigilancia epidemiológica, entre otras) y de bioseguridad en las granjas.
Por último, el organismo recuerda a los productores porcinos la importancia de notificar de manera inmediata a la oficina del Senasa más cercana ante cualquier sospecha o presencia de eventos sanitarios con alta mortalidad, así como de fortalecer las medidas de bioseguridad en las granjas.

Así lo aseguraron los representantes del Senasa que participaron de la 5º Reunión del Comité Mixto de Feed Latina, ante representantes públicos y privados de América Latina y el Caribe.

Regional. Las autoridades presentes se focalizaron en el concepto de seguridad alimentaria.

Regional. Las autoridades presentes se focalizaron en el concepto de seguridad alimentaria.

La industria de alimentos balanceados en el país viene creciendo en los últimos diez años, acompañando a la producción intensiva como es la producción en feedlot, la industria avícola, y la porcina. La región está muy bien posicionada a nivel mundial en este tema”, sostuvo el presidente del Senasa, Jorge Dillon, al disertar en la 5° Reunión del Comité Mixto de Feed Latina, que se realizó en Buenos Aires, entre el 12 y el 15 de junio.
El encuentro, financiado por la Organización Mundial del Comercio, contó con la presencia de representantes de los sectores público y privado de 10 países de América Latina y el Caribe; de la OIE; la FAO y del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).
El objetivo fue analizar las normas para la inocuidad de los alimentos para animales en la región, con el fin de facilitar el comercio y el intercambio de los alimentos para animales en la región.
El presidente del Senasa añadió que “este encuentro es importante porque implica el trabajo de un comité público-privado que permite la armonización de normas y analiza la situación de cada uno de los países en relación con la inocuidad de la alimentación animal”.

“Argentina está marcando un camino en cuanto a la resistencia antimicrobiana, mediante una estrategia nacional conformada por los ministerios nacionales de Agroindustria y Salud”. Alejandro Fernández.

Durante el encuentro se consensuaron cuestiones regulatorias, criterios de registros de productos destinados a la alimentación animal y la habilitación de los establecimientos elaboradores, además de considerar las normas en cada uno de los países y los requisitos de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM). También se debatió sobre la prevención de la resistencia antimicrobiana.
Por su parte, el director de Higiene e Inocuidad en Productos de Origen Vegetal y Piensos del Senasa, Alejandro Fernández, explicó que “a nivel regional hay disparidad de criterios, sobre todo en la implementación de las BPM, y estos encuentros sirven para trabajar en su armonización”.

Sin medicar
El funcionario del Senasa también dijo que “la Argentina está marcando un camino en cuanto a la resistencia antimicrobiana, mediante una estrategia nacional conformada por los ministerios nacionales de Agroindustria y Salud” y afirmó que “la norma sancionada en 2015 en nuestro país establece que para 2019 no se acepten más registros de alimentos para animales que contengan medicamentos y que sean utilizados con el concepto de patrón de crecimiento”.
Finalmente, el representante de la OIE para la Américas, Luis Barcos, explicó que esa entidad “apoya la interacción público-privada y en este caso el tema de los alimentos es relevante para asegurar que los productos que van a consumir los animales luego sean un alimento inocuo para el humano”.
Durante el encuentro del Comité Mixto añadió, “recomendamos que haya una continuidad del trabajo, que se observen otras interacciones mixtas y solicitamos la interacción con otro grupo que es el de medicamentos veterinarios, ya que tienen similitudes”.
El encuentro culminó con una visita y recorrida de los representantes de los servicios sanitarios americanos por el Laboratorio Nacional del Senasa de referencia para la OIE en diversas enfermedades animales.

Por iniciativa de Caprove, las autoridades se encaminan a dar el visto bueno a introducir modificaciones menores en los expedientes de los productos veterinarios, mediante la presentación de una declaración jurada.

Hacia fines del mes de junio se llevó adelante -en la sede del Senasa- un encuentro entre miembros de la Dirección de Productos Veterinarios y Alimentos para Animales del organismo sanitario nacional y representantes de las dos cámaras de laboratorios veterinarios, Caprove y Clamevet.

Implementar un nuevo sistema
El Senasa convocó a las cámaras sectoriales para ponerlas en conocimiento acerca de los avances generados desde la Dirección respecto de la propuesta de implementación de las DDJJ para presentación de cambios menores en los registros de los productos veterinarios, presentada oportunamente por Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove).
De la lista original presentada por esta cámara de laboratorios, con 13 trámites sugeridos para realizar mediante este sistema, fueron -por el momento- considerados como viables los siguientes:
• Cambio de nombre de fantasía.
• Cambios de diseño en rótulos.
• Exclusión de indicaciones (excepto contraindicaciones).
• Ampliación de contraindicaciones.
• Modificación de envase secundario.
• Nueva presentación.
• Modificaciones de la temperatura de conservación, siempre que sea más restrictivo.
• Modificaciones del plazo de vencimiento, siempre que sea más restrictivo.
• Modificaciones del período de prefaena, siempre que sea más restrictivo.
• Transferencias de titularidad.

En ese marco, quedaron en suspenso otras alternativas planteadas en materia de:
• Modificación del proceso de manufactura.
• Modificaciones de los métodos de control de producto / materia prima.
• Cambios en conservantes, saborizantes o colorantes incluidos en listas de sustancias GRASS.
• Cambio de Director Técnico.
• Cambio también en la Razón Social del laboratorio.
Respecto de este listado, las autoridades del Senasa solicitaron a las cámaras que presenten una propuesta más desarrollada y concreta, como fundamento para seguir analizando su inclusión oficial.
En este sentido se acordó tener una reunión de trabajo entre ambas entidades y el ente sanitario para elaborar el informe y entregarlo lo antes posible.

Dentro de la ley
Más allá de esto, desde el organismo sanitario nacional se informó que el sistema tendrá un marco legal, el cual se encontrará alineado con la Resolución 681/02 y con la nueva Ley 27233/15, esta última en el sentido de las sanciones a quienes no cumplan con lo declarado en la DDJJ, según lo que expresa el Art 14, en sus puntos c) Suspensión de hasta un año o cancelación de la inscripción de los respectivos registros, y d) Clausura temporaria o definitiva de los establecimientos.
En el corto plazo, el Senasa deberá establecer los márgenes del alcance de cada uno de los puntos y desarrollar los formularios para trámite de declaración jurada que incluiría la lista de documentos a someter encada trámite.
A su vez, las cámaras se han comprometido a entregar la propuesta concreta para los ítems que quedaron en suspenso, lo antes posible
Se estima que en dos meses el sistema podría estar en funcionamiento.

Compartimos algunos de los últimos cambios que el Senasa estableció en legislaciones ligadas a la prevención y control de enfermedades que afectan los animales. ¿Conocen las nuevas exigencias?

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Casi en simultáneo con la puesta en vigencia de la nueva Ley del Senasa se sucedieron una serie de modificaciones y novedades en materia de resoluciones que afectan distintos programas nacionales de lucha contra las enfermedades animales. Vale recordar que la ley 27.233 plantea tres ejes básicos: un cambio del régimen de responsabilidad en cuanto a la sanidad, inocuidad y la calidad de los productos; una modificación en el sistema de control, y la constitución de una red para el funcionamiento del sistema.
Más allá de esto, funcionarios del organismo sanitario han reconocido que será clave construir un sistema de vigilancia epidemiológica que pueda dar soporte a las certificaciones que hoy el organismo entrega.
“La ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia. Esto significa que los controles y la vigilancia son necesarios para demostrar la ausencia de las enfermedades, como la fiebre aftosa”, sostuvo recientemente Ricardo Maresca, director nacional de Sanidad Animal del Senasa.
Vale recordar que nuestro país cuenta con una estructura sanitaria basada en 377 oficinas locales, 317 entes sanitarios, 9.549 vacunadores de aftosa, 16.639 veterinarios acreditados y más de 300 laboratorios privados de la red, según información del propio organismo sanitario nacional.
A continuación, repasamos algunas de las últimas modificaciones normativas que el Senasa estableció para diferentes planes nacionales para la prevención y control de enfermedades en distintas especies animales. Todas aquellas resoluciones mencionadas que sean de su interés, podrás solicitarse vía mail a redaccion@motivar.com.ar.

Atentos en los feedlots
A fines de mayo el Senasa dictó la Resolución 329/2017, que establece los nuevos requisitos de instalaciones, bioseguridad, higiene y manejo sanitario para el registro y la habilitación de establecimientos de engorde a corral, “que presentan confinamiento de bovinos, bubalinos, caprinos y ovinos, sin acceso a pastoreo”. A partir de la nueva norma, las unidades productivas que estuvieran inscriptas con anterioridad a su vigencia deben solicitar su reinscripción antes del 18 de mayo de 2018 y cumplir sus requisitos.
Los establecimientos inscriptos y habilitados sanitariamente como de engorde a corral deben desarrollar esta actividad en forma exclusiva, no pudiendo realizar otra actividad pecuaria en el predio excepto con equinos de trabajo.
Asimismo, establece que “ante la ausencia de movimientos de ingreso o egreso de animales por el término de un año, el establecimiento inscripto como engorde a corral debe ser automáticamente dado de baja de la inscripción y habilitación sanitaria correspondiente”. Entre las obligaciones se destacan la de “denunciar ante el Senasa en un plazo máximo de 48 horas todo cambio que realice el veterinario responsable, mediante la presentación con carácter de Declaración Jurada” y registrar ante el ente en un plazo máximo de 15 días desde producido el evento, muertes, faltantes por robo, cambios de categoría, cambios de titularidad u otra novedad sanitaria, así como la correcta identificación de la totalidad de los animales del predio.

Para controlar la garrapata
La Resolución N° 382/2017 promulgada por el Senasa promediando junio describe la implementación de un nuevo Plan Nacional de Control y/o Erradicación de la Garrapata del Bovino, Rhipicephalus (Boophilus) microplus. Esta norma reemplaza al Plan vigente desde 1999 e indica que las autoridades provinciales pueden diseñar planes sanitarios de control y/o erradicación, los cuales deben ser convalidados por el Senasa.
El nuevo plan nacional está basado en: la preservación de la zona libre de garrapatas; el control y/o erradicación mediante la aplicación de criterios básicos del tratamiento integrado y el uso racional de los productos veterinarios garrapaticidas; la salvaguarda de la inocuidad de los alimentos de origen bovino mediante el buen uso de los garrapaticidas; y el reconocimiento de planes óptimos provinciales y/o regionales.
Los entes sanitarios con los que se acuerde la ejecución de tareas de asistencia sanitaria serán los que tendrán a su cargo la ejecución operativa (caracterizar áreas y establecimientos de riesgo, supervisar bañaderos y cronogramas de tratamientos garrapaticidas), el seguimiento y la correspondiente evaluación de la marcha del plan zonal o regional.

“Animales microchipeados”
Culminó la consulta pública de un proyecto normativo para la identificación de todo el ganado bovino y bubalino, además de los cérvidos de exportación, mediante dispositivos electrónicos de baja frecuencia.
El objetivo es establecer las especificaciones técnicas para la utilización de dispositivos electrónicos para la identificación animal, promoviendo la innovación, el desarrollo tecnológico y la gestión.
El proyecto de Resolución propone:
• La caravana plástica del tipo botón-botón en la cual está montado el dispositivo RFID debe respetar la numeración conformada por la Clave Única de Identificación Ganadera (CUIG), el código de identificación individual del animal y el dígito verificador.
• Los dispositivos de identificación electrónica RFID y los dispositivos de lectura (transceptor) para poder ser certificados por el INTI deben cumplir con las exigencias técnicas, y una evaluación ambiental y de calidad del material.
• El Código de Identificación Individual (CII) que contiene el dispositivo de identificación electrónica RFID se basará en una combinación numérica. El código de identificación individual no estará visible en la superficie externa del dispositivo sino que será grabado en el dispositivo RFID con radiofrecuencia.

Medidas contra la pediculosis ovina
El Senasa estableció un plan nacional de lucha para el control y erradicación de la pediculosis de los ovinos, una parasitosis que perjudica fuertemente el desarrollo productivo de las majadas en el país.
La Resolución N° 369/2017 establece como principal medida que los productores, tenedores y/o cuidadores, empleados de frigoríficos ovinos, barracas y/o acopiadores del país, integrantes de comparsas de esquila, médicos veterinarios y otros profesionales vinculados con la salud animal, incluyendo técnicos y paratécnicos relacionados con la producción ovina, deben denunciar cualquier sospecha o indicio de presencia de pediculosis ovina en la oficina del Senasa de la jurisdicción donde estén los animales.
Respecto del control de movimientos la normativa determina que los animales a transportar deben obtener previamente el DT-e y estar libres de pediculosis ovina. Asimismo, prohíbe el transporte y comercio bajo cualquier forma de animales en pie, cueros, lana y demás subproductos ovinos procedentes de rodeos enfermos sin previa autorización del Senasa.

¿Libres de Anemia Infecciosa Equina?
El 21 de julio entró en vigencia la Resolución N° 386/2017 que declara a la región patagónica como zona libre de anemia infecciosa equina (AIE).
La aplicación de requisitos específicos para esta enfermedad –que registran y controlan los movimientos de équidos entre regiones con estatus sanitarios diferentes– es particularmente importante ya que el tránsito de animales es una de las principales causas de la difusión de enfermedades.
Hay que destacar que a partir de la modificación de esta normativa a los equinos que ingresen con destino diferente a faena inmediata se les requerirá un certificado vigente de AIE, que debe ser realizado por un veterinario acreditado en sanidad equina.
Aquellos interesados en conocer los requisitos específicos a cumplimentar para el ingreso de équidos a la zona libre, según los distintos destinos (diferente a faena, establecimiento acopiador, frigorífico) pueden solicitarlos vía redaccion@motivar.com.ar.
Además, es necesario recordar que el Senasa establece la obligatoriedad del diagnóstico de AIE previo al movimiento de equinos.
“El reconocimiento oficial de la Patagonia como zona libre de la anemia infecciosa equina constituye un indudable progreso en la sanidad equina del país, donde es destacable el rol de los propietarios de equinos así como de los veterinarios asesores responsables, ya que su conocimiento sobre la enfermedad y las medidas sanitarias preventivas aplicadas resultan trascendentes para preservar la zona libre, así como también mejorar el estatus sanitario en otras zonas endémicas del país”, explicó Ricardo Maresca.
Corresponde mencionar que diversos han sido los contactos mantenidos con nuestra redacción por parte de veterinarios privados dedicados al rubro equino, los cuales categorizaron como “arriesgada” la decisión del Senasa.
¿En qué se basan? Principalmente en la necesidad de mejorar los sistemas actuales de trazabilidad y en la informalidad con la cual se llevarían adelante diversos trámites en la zona. Asimismo y con críticas también al estudio epidemiológico realizado por el Senasa en la Patagonia, diversos profesionales siguen cuestionando el rigor científico de la decisión.
Planes para los caprinos
El pasado 13 de junio y por medio de la Resolución N° 372/2017, el Senasa puso en vigencia el Plan Nacional de Control de la Brucelosis Caprina.
En Mendoza y San Juan, donde el Sistema Nacional de Vigilancia del Ministerio de Salud Pública de la Nación registró una importante caída de los casos humanos, ya ha sido probada la eficacia de la vacunación masiva y sistemática de los caprinos para cortar la transmisión a las personas.
Para las zonas endémicas del país, se establece la aplicación de la vacuna B. melitensis Rev.1 de manera masiva y sistemática en la población caprina y ovina, por vía conjuntiva, cada dos años en cada establecimiento. En cambio, para zonas donde la enfermedad está presente en animales pero no hay casos humanos, se podrán implementar diferentes estrategias. Por último, en las zonas libres de enfermedad (con o sin vacunación), se mantendrá un sistema de prevención de ingreso de la infección y de vigilancia epidemiológica.

Representantes de organismos públicos y de entidades de la actividad privada debatieron su implicancia en la Argentina. Además acordaron las propuestas para tratar en la próxima reunión de la Comisión Sudamericana.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) convocó hoy a una reunión en su sede central por la reemergencia de la enfermedad en Colombia, y para definir las propuestas a presentar en la próxima reunión de la Comisión Sudamericana de Lucha contra la Fiebre Aftosa (Cosalfa) el 20 y 21 de julio en Brasil.
La Comisión Nacional de Lucha contra la Fiebre Aftosa (Conalfa) analizó la estrategia nacional y la situación de la enfermedad en el Continente, además del establecimiento de un banco regional de antígenos y vacunas (Banvaco) y la propuesta de retirar el Serotipo C de vacuna.
La Argentina no registra focos de fiebre aftosa desde el 2006 y el Plan Nacional de Fiebre Aftosa tiene como objetivos mantener al país libre de la enfermedad y el estatus de libre otorgado por la OIE. Actualmente el país es libre de fiebre aftosa, con tres zonas sin vacunación y dos zonas con vacunación.
El presidente del Senasa, Jorge Dillon, afirmó que «era muy importante reunirnos con todos los actores del sistema nacional argentino, productores, veterinarios privados, industrias, gobiernos provinciales para analizar no solo la situación regional sino también la de nuestro país”.
“Si algo queremos es que Argentina sea libre de fiebre aftosa. Hoy lo es con vacunación, a futuro se tienen que dar muchas condiciones para que decidamos si dejamos de vacunar o no, y de igual manera seguir exportando al mundo nuestros productos con total garantía”, subrayó Dillon.
Por su parte, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, aclaró que como «algunos países de la región tuvieron problemas con la enfermedad, en Argentina debemos estar atentos y conscientes de la gravedad de lo que significa la reaparición del virus de la fiebre aftosa en América del Sur”.
“Quiero llevar tranquilidad a los productores, ya que estamos bien en cuanto a la actividad viral y estamos muy bien en la cobertura vacunal. Pero de todas formas estamos preocupados por la situación y queremos hacerla extensiva a todos los productores para estar muy atentos y no relajarnos”, explicó el ministro.

Asimismo, por la Fundación Argentina de Erradicación de la Fiebre Aftosa (Fadepa), Luciano Miguens dijo que «Argentina tiene una situación muy favorable respecto de la enfermedad y este tipo de encuentros sirven para no bajar los brazos, y para tener información del tema. En este caso, lo que ocurrió en Colombia que si bien está lejos de nuestro país, cualquier tema de este tipo a nivel regional incide en particular en cualquiera de los países miembros”.
Finalmente, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Francisco Mayoraz, manifestó que «la Argentina fijó una posición en cuanto al futuro de la aftosa en Sudamérica y se debatió la postura de Brasil de dejar de ser país libre sin vacunación, cosa que no aceptamos y lo vamos a plantear en la próxima reunión regional”.
La Conalfa concluyó que la fiebre aftosa es un problema regional y como tal debe ser abordado, y que hay que continuar con la aplicación y control de las medidas para la protección de la condición de libre y del estatus libre, incluyendo la vacunación sistemática de los bovinos en la zona donde corresponda.
La suspensión de la vacunación no debe ser un objetivo sino una consecuencia de haber logrado una situación sanitaria en la cual la vacunación sistemática ya no sea necesaria.

Asociaciones y cooperativas que representan a los productores ganaderos de toda la provincia, junto con responsables de los entes sanitarios lanzaron una dura advertencia ante la comunicación del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), de dejar de aportar de manera gratuita la vacuna antiafotsa para los colonos misioneros.

En definitiva, si el Senasa sostiene la medida planteada en la última reunión de la Comisión Provincial de Sanidad Animal (COPROSA), los entes sanitarios y los productores no podrán hacer frente a los costos de vacunación, por lo que resolvieron “poner en manos del Senasa nuevamente la ejecución de los distintos planes sanitarios”.

La decisión surgió hoy durante una reunión que mantuvieron en la Estancia Santa Cecilia de Candelaria, encuentro que fue convocado por la Sociedad Rural de Misiones (SRM), y del cual participaron autoridades del Ministerio del Agro y la Producción de la Provincia, representantes de la Asociación Ganadera de Jardín América, de la Cooperativa Agropecuaria de San José, de la Asociación Ganadera del Alto Paraná, de la Asociación Agraria Zona Centro; la Asociación Ganadera 25 de Mayo, de la Asociación Ganadera Santa Rita de Alba Posse, la Asociación Ganadera de Andresito; así como también de la Fundación Asuntos Agrarios y productores de Ruíz de Montoya, Montecarlo y San Pedro; entre otros.

“La situación planteada en la última reunión de COPROSA por el Senasa que comunicó que dejará de aportar gratuitamente a los entes sanitarios de Misiones la vacuna antiaftosa para la campaña de vacunación a partir de la segunda campaña de 2017 en adelante, preocupa a todo el sector ganadero misionero, y por eso la gran concurrencia a la reunión de hoy, en la cual se tomó esta decisión que será presentada en el encuentro de la COPROSA a realizarse el miércoles próximo”, explicó Pablo Cáceres presidente de la SRM.

En ese sentido Cáceres remarcó que todos los presentes en la reunión acordaron por unanimidad “instar a los entes sanitarios de la zona de cada una de sus regiones a que, de sostenerse esta postura por parte de la Nación, renuncien a continuar llevando adelante las campañas de vacunación contra la aftosa, poniendo en manos del SENASA nuevamente la ejecución de los distintos planes sanitarios”.

Durante los últimos seis años el Senasa aportó de manera gratuita la vacuna para Misiones, logrando sostenerse la campaña de vacunación mediante un concepto de solidaridad y cooperación: los productores grandes con mucho menor costo operativo que los chicos, abonan el mismo valor para garantizar así que los pequeños productores vacunen sus rodeos, previendo incluso que muchos de ellos no alcancen a efectivizar ningún aporte ni para cubrir el costo operativo (insumos restantes, sueldos de los vacunadores, movilidad, seguro, etc.).

Durante la reunión, desde las distintas organizaciones se dejó en claro que los pequeños ganaderos misioneros (que representan un 80% del total de la ganadería en la provincia), no podrán afrontar los costos de vacunación, y ni los entes sanitarios así como los productores de mayor envergadura podrán solventar tal situación para garantizar que todos los rodeos estén inmunizados contra la aftosa.

“Es una situación muy grave, porque Misiones representa sólo el 1% del total de la producción ganadera del país, pero con un 90% de su frontera limitando con Paraguay y Brasil, el riesgo de que pueda ingresar la fiebre aftosa es muy alto, más aún considerando que en Santa Catarina ya se detectaron focos de la enfermedad, con lo que se pone en riesgo no sólo la situación de la producción misionera, sino todo el estatus sanitario del país”, recalcaron.

“Estamos todos los productores unidos, de todas las asociaciones y entidades que representan a los ganaderos de la provincia, y tenemos el compromiso de las autoridades provinciales de acompañar en este reclamo, por el cual no vamos a dar el brazo a torcer”, concluyó Cáceres.

Una vez más, el Congreso que organiza Drovet contó con una buena afluencia de profesionales dedicados al sector porcino, los cuales tuvieron la posibilidad de escuchar e intercambiar ideas con distintos expertos, como el Dr. Carlos Perfumo, docente de Patología de la Universidad Nacional de La Plata, quien destacó la importancia que tiene para la sanidad porcina la inspección de viseras en frigoríficos.

“Pueden encontrarse cuadros respiratorios, digestivos y cutáneos, donde los dos primeros tienen fuerte incidencia en la ganancia de peso”, advirtió y agregó: “La injerencia de la sanidad en la producción porcina a cambiado mucho. Hoy, las granjas reciben el asesoramiento y tienen un plan sanitario. La cuenta pendiente es poder evaluar los beneficios que tiene esa inversión”, resumió.

MOTIVAR también conversó con Mariela Monterubbianesi, responsable de enfermedades de los porcinos del Senasa, quien hizo mención al Programa Nacional de Control de la Enfermedad de Aujeszky. “La situación con respecto a la enfermedad es similar a la de años anteriores puesto que el Plan se ha lanzado recientemente: tenemos una prevalencia que oscila entre el 3 y 18% en los principales centros productivos y se eleva al 50% en el norte del país”, detalló.

Con foco en la nueva Ley del Senasa y la posibilidad de dejar de vacunar contra la fiebre aftosa, se llevó adelante en Junín (Buenos Aires) el Sexto Congreso Nacional de Entes y Fundaciones.

LA VOZ DE LOS VETERINARIOS TAMBIEN SE HIZO ESCUCHAR

Vale repasar los dichos del presidente de la Federación Veterinaria Argentina, Héctor Otermin, y el presidente del Colegio de Veterinarios de Buenos Aires (también representante de la Coordinadora Federal de Colegios y Consejos), quienes accedieron a una entrevista conjunta con MOTIVAR TV. “Era imprescindible que los representantes de la profesión estemos presentes en el momento en el cual se debate el futuro de las fundaciones en nuestro país. Queremos saber cuál será la participación de los veterinarios privados en el próximo tiempo”, comentó Rinaldi.
“Los veterinarios somos pieza fundamental de todos los programas sanitarios que se lleven adelante y sin dudas que queremos participar en la discusión sobre la viabilidad de dejar de vacunar contra la fiebre aftosa”, completó Otermin.
Más allá de esto, fue el representante del Colegio bonaerense quien destacó la fuerte presencia de profesionales en el territorio y llamó a entender que para producir los alimentos inocuos y seguros que exige la sociedad es importante la participación del veterinario, “cosa que hoy no ocurre”.

El sexto Congreso nacional de entes y fundaciones de lucha sanitaria desarrollado en la Universidad Nacional del Noroeste de Buenos Aires fue una gran oportunidad para que los más de 350 ganaderos que se acercaron a la ciudad de Junín debatieran sobre aspectos centrales de cara al futuro.
“Si bien muchos se preguntan qué pasará con las fundaciones en caso que Argentina deje de vacunar contra la fiebre aftosa, será clave que entre todos debatamos cómo las mismas seguirán trabajando en sanidad animal y vegetal más allá de lo que ocurra, garantizando que las enfermedades derrotadas no vuelvan, con foco en otras, como brucelosis o tuberculosis”.
De esta manera puso sobre la mesa una de las principales temáticas sobre las cuales se debatió en el Congreso el presidente de CRA, Dardo Chiesa.
Otro de los aspectos abordados fue la nueva Ley del Senasa (27.233) y el rol que en ella tendrán los distintos estamentos de la producción y sanidad animal.
“Hay cosas que no nos gustan. Los productores no somos una herramienta más, sino el brazo ejecutor de las acciones a campo; somos los dueños de las vacas, los que nos quedamos con el problema”, aseveró Chiesa. Y adelantó: “La Ley tiene que volver al Congreso. No creemos que el Senasa pueda manejar los recursos (cobrar y después pagar). Bajo esa metodología seguramente no se constituirán nuevos entes y los que estén, se van a ir”.
Vale recordar que esta normativa brinda la posibilidad de armar estructuras de organización sanitaria que contemplen la creación de nuevos entes, enfocados en problemáticas específicas de sus regiones.
Sobre ellos y por medio de un plan operativo anual es que se establecerá el arancel que será supervisado desde el Estado. En definitiva, se modifican responsabilidades (civiles y penales) en materia de sanidad animal y vegetal, e inocuidad alimentaria.
“Esto plantea un cambio rotundo. Se abre un nuevo paradigma en el cual el Senasa sin dudas deberá velar por el cumplimiento de las normas, pero serán también los productores (y veterinarios) los que deban comenzar a hacerse responsables de sus actos”, le explicó a MOTIVAR TV el presidente del Senasa, Jorge Dillon, quien también participó del Congreso Nacional realizado en Junín.

Temario de alto impacto
Del encuentro participaron otras autoridades oficiales, como la coordinadora de Políticas para el Desarrollo Sustentable del Ministerio de Agroindustria Nacional, María Beatriz Giraudo, y Leonardo Sarquís, titular de la cartera de Agroindustria bonaerense. En ese maco, los asistentes pudieron conocer la situación sanitaria actual en países como Uruguay, Chile, Paraguay y Brasil. También se capacitaron sobre planes de control de enfermedades emergentes, resistencia a fármacos veterinarios y compartieron una disertación específica sobre el impacto de la no inversión en sanidad en los establecimientos ganaderos (Ver página 46).
Interesante fue presenciar el panel de políticas provinciales compuesto por los directores de Ganadería de Salta (Ignacio Chavarría); Córdoba (Alfredo Díaz); La Pampa (Ricardo Baraldi) y Buenos Aires (Hernán Silva).


Si bien los interesados en ver el panel completo pueden solicitar las imágenes a redaccion@motivar.com.ar, vale destacar que en la mayoría de los casos, los funcionarios solicitaron un mayor soporte por parte de las oficinas del Senasa. “Nos preocupa la resistencia a los productos veterinarios (fundamentalmente garrapaticidas). Como productores nos tenemos que involucrar más en las problemáticas sanitarias”, ilustró Chavarría.
A su turno, Díaz destacó el trabajo que la provincia de Córdoba viene realizando en la auditoría de la industria frigorífica, así como su compromiso con el control de Aujeszky en el caso de la producción porcina.
Rabia paresiante, enfermedades venéreas, carbunclo, brucelosis, tuberculosis, y anemia infecciosa equina fueron otros temas sobre los cuales se abrió el debate.
“No queremos aumentar los vientres sino los terneros que generamos, objetivo para el cual sin dudas contamos con las herramientas necesarias”, sostuvo Ricardo Baraldi (La Pampa) previo a escuchar las palabras de Hernán Silva, con quien también MOTIVAR TV dialogó.
“Si bien contamos con el conocimiento para hacerle frente a los nuevos desafíos, nos preocupa la migración de determinadas enfermedades que ingresan a la provincia desde el norte del país”, explicó el funcionario. Y agregó: “El año que viene, los productores que no vacunen contra carbunclo van a verse impedidos de mover hacienda en la provincia de Buenos Aires”.

La visión oficial
Ya promediando la jornada, fue el Dr. Ricardo Maresca, director nacional de Sanidad Animal del Senasa, quien abordó las últimas novedades en los planes nacionales de garrapatas, brucelosis y tuberculosis bovina, para luego enfocarse en las exigencias actuales del programa nacional de identificación y trazabilidad.
“En la edición 2016 de este mismo Congreso recibimos las propuestas del sector y sobre ellas trabajamos, generando distintos cambios y avances en el desempeño del organismo”, nos explicó Maresca.


Y agregó: “El desafío es desarrollar y eficientizar el manejo de la información que se genera en las acciones sanitarias para avanzar sobre la vigilancia de las enfermedades que limitan el comercio internacional, como las zoonóticas y las de impacto productivo”.
Ya culminando la entrevista con MOTIVAR TV (disponible en motivar.com.ar), Ricardo Maresca hizo alusión al mal uso de productos veterinarios y al nuevo sistema de identificación del ganado. “La resistencia antimicrobiana es una problemática mundial, sobre la cual distintos países están trabajando, limitado el uso de antibióticos como promotores de crecimiento. Argentina va camino a ello, con el objetivo de disminuir las dosis de antibióticos que se mal utilizan”, sostuvo el referente del Senasa. Y completó: “En materia de identificación, hemos iniciado un proceso de simplificación, con el apoyo de las cuatro entidades rurales”.

¿Qué pasa con la aftosa?
Si bien la posibilidad manifestada por algunos de los países miembros de la COSALFA en cuanto a comenzar a pensar en dejar de vacunar contra la fiebre aftosa estuvo siempre presente en el Congreso nacional de entes, fue nuevamente Dardo Chiesa quien describió las ventajas del sistema mixto, participativo y solidario que se aplica en Argentina, reconociendo su éxito en los resultados mostrados frente a dos ocurrencias de la enfermedad en el país.
“La vigilancia epidemiológica es más costosa que dejar de vacunar. Tenemos que ver qué nos estamos jugando. Estamos frente a un mismo problema y a una misma salida. Ya nos fue mal, tengamos cuidado con lo que vamos a hacer.
Frente a esto, el presidente del Senasa, Jorge Dillon, aseguró que Argentina tiene un plan (sin fecha prevista) para dejar de vacunar, recién lo hará “cuando estemos seguros de que no tenemos circulación viral en todo el continente”.
Más allá de esto, fue interesante escuchar la opinión de Jorge Bonino Morlan, de la Asociación Rural de Uruguay (ARU), quien se manifestó en relación al control de la enfermedad. “Es necesario no seguir cuestionando la vacunación porque crea desconcierto, decae el compromiso de vacunar, disminuyen los controles, aumentan los riesgos, alejando la erradicación”, concluyó el uruguayo.

Dialogamos con Fidelis Hegngi, representante del USDA, quien explicó en pocas palabras por qué los servicios sanitarios de todo el mundo deben seguir de cerca lo que ocurre con la influenza aviar.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Hegngi. Referente del USDA.

Hegngi. Referente del USDA.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires fue el lugar elegido por la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA) y el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) para llevar adelante el Seminario Internacional sobre Influenza Aviar. El mismo se concretó en el mes de junio y contó con la asistencia de referentes locales, técnicos y empresarios del rubro.
Las actividades estuvieron centradas en la capacitación y el desarrollo de herramientas de prevención para cuidar el estatus sanitario de la Argentina, con paneles dictados por las autoridades sanitarias y profesionales de prestigio internacional, invitados especialmente para participar de las jornadas.
En ese marco, MOTIVAR pudo entrevistar al Dr. Fidelis Hegngi, actual coordinador del Programa de Prevención y Control de Influenza Aviar del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).
Luego de destacar las características principales de la influenza aviar altamente patógena que ha afectado a los Estados Unidos, el referente enumeró una serie de cuestiones para dejar en claro cómo los países deben prepararse para actuar rápidamente ante la aparición de la enfermedad.
“A nivel interno, intentamos avanzar con nuestro programa de trabajo en conjunto con los Estados y la industria, mientras que en el contexto externo abogamos porque las decisiones que se tomen se basen estrictamente en conceptos científicos y no políticos o económicos”, le aseguró Hegngi a MOTIVAR. Y agregó: “No hay dudas que continuaremos conviviendo con la enfermedad mientras las aves sigan volando y trasladándose de un país a otro. Es por ello que debemos trabajar en hacer el mejor esfuerzo en materia de bioseguridad, evitando que el virus ingrese en las granjas”.
Culminando nuestra breve charla, el norteamericano fue contundente: “La influenza aviar altamente patógena es sin dudas la enfermedad más importante de la actualidad por su potencial de convertirse en pandemia. Por eso debemos todos los países estar atentos y no confiarnos con un problema que sin dudas debe ser tomado con la mayor seriedad”.

Visión y acción local

Espinoza. El Senasa estuvo presente en el encuentro sectorial que fuera convocado por CAPIA y CEPA.

Espinoza. El Senasa estuvo presente en el encuentro sectorial que fuera convocado por CAPIA y CEPA.

“La situación de la influenza aviar en el mundo es cada vez más compleja, por eso acompañamos la actividad avícola con recomendaciones de cómo prevenirla para cuidar el estatus sanitario de la Argentina”, sostuvo el presidente del Senasa, Jorge Dillon, quien formó parte de la apertura del Seminario Internacional.
A su turno, la directora de Programación Sanitaria del Senasa, Cora Espinoza, explicó que “Sudamérica es un continente poco afectado, con solo dos focos en Chile”. Y advirtió: “Argentina mantiene el estatus de libre (de la enfermedad) pero se prepara para el posible ingreso de la enfermedad”.
Espinoza, una de las panelistas destacadas, detalló el plan de contingencia del Senasa, convocó a los actores de la cadena avícola argentina a prepararse ante esta situación a nivel mundial, y remarcó la necesidad de que el productor se comprometa en este aspecto. “El hincapié estuvo puesto en el compromiso que tiene que tener el productor con el tema y no solo el Senasa”, le comentó Espinoza a MOTIVAR. Y avanzó: “Debemos estar preparados. El momento en que aparece una enfermedad es para actuar, no para discutir”.
Finalmente, la representante oficial aseguró que el Senasa ha reforzado el control de importaciones, poniendo en marcha también la compra de equipos de sacrificio y capacitación para su uso. “Hemos ampliado la capacidad y la red de laboratorios, medidas acorde con la situación de riesgo”, culminó.