HomePosts Tagged "Senasa" (Page 3)

Tras la publicación en Brasil de un estudio que compara la performance reproductiva de animales vacunados antes y después de las IATF, la COPROSA bonaerense propuso evaluar la situación a nivel local antes de plantear modificaciones en el cronograma vigente.

Este 2018 arrancó a todo ritmo para las autoridades del Senasa, principalmente para aquellos funcionarios con responsabilidades sobre la producción animal.
Uno de los primeros vaivenes estuvo dado luego del “megadecreto” firmado por el Presidente, Mauricio Macri, a comienzos de enero, por medio del cual se removieron –entre otras- un tercio de las normas sobre sanidad y calidad agroalimentaria que rigen la actividad del organismo nacional. Fue en este marco y tras la eliminación de los Decretos Ley 5153 (de 1945) y 2628 (de 1968) que distintos medios de comunicación comenzaron a difundir que “el gobierno había derogado la lucha con la fiebre aftosa” en nuestro país.
“De ninguna manera esto es así” debieron salir a responder desde el Senasa.
¿Cómo lo justificaron? Informando que si bien los mencionados decretos estaban vigentes, no se utilizaban como instrumentos legales por encontrarse superados por la Ley 24.305, promulgada en 1993. “Las derogaciones se fundamentan en la necesidad de eliminar normas que confundían la lectura jurídica de lo vigente para el control de la enfermedad”, completaron.

¿Qué pasa con las vacunas en Brasil?
Con estas discusiones en marcha, a los funcionarios oficiales se les sumó un nuevo culebrón, también vinculado con la vacunación antiaftosa y en especial con el actual cronograma de trabajo.


Mirá también: ¿Cómo es el calendario nacional?


¿Por qué? Vayamos por partes.

Todo comenzó con la difusión de un trabajo realizado en Brasil y publicado por el Journal of Animal Science, donde se comparaba la performance reproductiva de vacas Bos inidicus vacunadas contra el virus de la aftosa 30 días antes y 30 días después de realizada la Inseminación Artificial a Tiempo Fijo. “El grupo que recibió la vacuna 30 días previo a la IATF tuvo un 3,9% de pérdidas embrionarias mientras que el grupo que recibió la vacuna 30 días post IATF tuvo un 16,5% de pérdidas”, se aseguraba en el estudio llevado adelante en base a la aplicación de 5ml subcutánea de la Ourovac Aftosa.

¿Ocurre lo mismo en Buenos Aires?
Este tema fue tomado por profesionales locales, quienes a través de videos y acciones en las redes sociales plantearon a viva voz que situaciones similares a las planteadas por el trabajo brasileño se vivían con las vacunaciones antiaftosa que realizaban en Buenos Aires.
De hecho y en sintonía con esto, veterinarios representantes del Grupo Intervet Sudeste (que asesoran cerca de 200.000 vientres en producción) publicaron un artículo en el diario La Nación (Ver imagen) en donde sostenían que la vacunación en época de servicio afectaría negativamente los resultados productivos. En el texto se esgrimía que la vacuna antiaftosa provoca reacciones inflamatorias muchas veces exageradas en rodeos enteros y referenciaban a que en su grupo de trabajo se han realizado ensayos midiendo mermas y encontrado resultados desde 0 hasta 37% de pérdidas de preñez en lotes vacunados a los 30 días de la IATF.

La visión de los funcionarios
Con estos debates abiertos y a solo 18 días de comenzado el año, la COPROSA bonaerense convocó a una reunión en el Parque Pereyra Iraola (La Plata), de la cual participaron funcionarios del Ministerio de Agroindustria de Buenos Aires, representantes de las entidades rurales (CARBAP, Federación Agraria y la Sociedad Rural Argentina), autoridades del Senasa, técnicos del INTA, el Colegio de Veterinarios de la provincia, representantes del círculo veterinario de Ayacucho, de la UNLP, de la industria veterinaria (Caprove) y de la Sociedad Argentina de Tecnologías Embrionarias (SATE).

En base a lo expuesto, queda claro que el objetivo principal del encuentro tenía que ver directamente con analizar la conveniencia de solicitar al Senasa el cambio de estrategia de vacunación y pasar así la vacunación de “totales” (Mayores y Menores) a otoño y “menores” a primavera.
Comprendiendo la importancia del tema, MOTIVAR tomó contacto con el Dr. Ricardo Maresca, director Nacional de Sanidad Animal del organismo nacional, quien estuvo presente en la reunión y accedió a analizar la situación planteada, dejando en claro desde un principio que “el Senasa no tiene ningún pedido formal de cambio en su estrategia de vacunación antiaftosa”.
Asimismo, el referente sostuvo que el ente sanitario no ha recibido tampoco ninguna notificación formal para analizar el tema de la IATF y una supuesta incompatibilidad con la vacuna de fiebre aftosa. De hecho, explicó: “No estamos convencidos de que haya un fundamento técnico para avanzar en este campo. El ensayo realizado en Brasil debe ser evaluado con mucho cuidado y no creemos que pueda extrapolarse directamente a nuestro país”.
En primer lugar, Maresca justificó sus dichos comentando que la vacuna antiaftosa que se utiliza en Brasil no es la misma que en Argentina (Ver Cuadro Nº 1).

Cuadro Nº 1. Principales diferencias entre las vacunas antiaftosa empleadas actualmente en Argentina y en Brasil.
Dosis Formula Prueba de potencia Observaciones
Argentina 2ml Oleosa Agua en aceite ELISA CFL – 60 Días post vacunación Con licencia en Argentina, países de Sudamérica, USA, Canadá, Taiwán, Corea, Vietnam.
Brasil 5ml Oleosa Agua en aceite ELISA CFL – 30 Días post vacunación Licencias solo en Brasil y Paraguay.

“Además de que se trata de un producto distinto, no queda en claro si el problema al que ese estudio hace referencia está vinculado con el antígeno o el adyuvante de la vacuna”, analizó el veterinario.
¿Por qué esto sería importante? Según Maresca, porque en caso de tratarse del adyuvante, podría ocurrir que sea el mismo que se aplique en otras vacunas o medicamentos en la misma época del año. “Estaríamos proponiendo quitar la vacunación, pero dejar el mismo supuesto problema”, reforzó.
En sintonía con estas declaraciones, también los técnicos del INTA Cuenca del Salado compartieron su parecer mediante un comunicado enviado a la prensa.
“Al momento de transpolar los hallazgos a nuestra región deberíamos ser muy cautelosos por tratarse de una vacuna que no se comercializa en Argentina y que difiere en cuanto a composición y dosis utilizadas en nuestro país”.
Según el INTA, este último punto es importante debido a que los autores del trabajo trazan sus hipótesis en que las pérdidas podrían ser consecuencia de la respuesta inmune generada en mayor medida por un adyuvante que, en el caso de Brasil “consiste en aceite mineral más saponinas”.
Además, los profesionales comentaron que “las condiciones de manejo, género, especie y clima descriptos difieren a nuestra región”.

Mayor flexibilidad
Más allá de lo mencionado, durante la reunión de la COPROSA se recordó que el Senasa permite realizar vacunaciones parciales y que de esa manera se podría evitar hoy el posible impacto que tendría la vacunación sobre alguna categoría que se hubiera sincronizado para hacer IATF, desdoblando la misma en caso necesario. “Solo debería planificarse con suficiente antelación para garantizar un mínimo de días entre la IATF y la vacunación”, explicó Maresca, quien también hizo hincapié en que el organismo está dispuesto a analizar las distintas propuestas que lleguen desde esta comisión provincial y, en caso necesario, instrumentar la norma que lo avale.
Vale también mencionar que, lejos de desprestigiar la propuesta realizada por los veterinarios locales, los miembros de la COPROSA tomaron como válido el interés de los referentes y se mostraron optimistas en cuanto a poder dar una devolución a aquellos profesionales líderes de opinión.
Sin embargo, dejaron bien en claro que de las 8 millones de vacas que forman parte del rodeo provincial, solo 100.000 se inseminan y que la vacuna que se está usando es la que ha controlado la fiebre aftosa en nuestro país.
Interesante fue en ese ámbito escuchar también la opinión del presidente de SATE, Adrián Vater, quien compartió con los funcionarios un listado de al menos 15 variables que pueden alterar no solo la IATF sino los aspectos reproductivos en general, indicando que existirían incluso factores de mayor importancia a considerar dentro de la campaña de vacunación como son las pérdidas en producción y la edad de la primo vacunación.
Frente a esta situación, también era muy esperada la opinión de las entidades rurales, las cuales explicaron que en ningún momento habían puesto en duda la necesidad de continuar con la vacunación, reforzando la necesidad de contar con elementos técnicos validados, que justifiquen cambios en las estrategias.
Este tema fue también abordado en el encuentro por los representantes de la industria de laboratorios veterinarios agrupados en Caprove, quienes destacaron la importancia de poder concretar un ensayo en cuyo diseño deberá tenerse en cuenta que los actores principales no pueden ser parte, ni tener intereses económicos; y que las autoridades nacionales y provinciales deberán determinar cómo se realiza y quienes forman parte del equipo del mismo.
Una vez más, desde Caprove sostuvieron la importancia de argumentar técnicamente los dichos que cobran carácter público y que terminan perjudicando la adopción de tecnologías de probada eficacia en el campo.

¿Cuál sería el impacto económico de cambiar la estrategia?
Destacando siempre la necesidad de mantener el status sanitario actual de nuestro país, desde el INTA Cuenca del Salado explicaron también que no es posible retrasar la vacunación dejando un “bache inmunológico” de 5 meses.
“Cambiar el momento de aplicación implicaría realizar una vacunación en noviembre y repetir en abril del año siguiente, asumiendo los costos que implicaría una doble vacunación”, aseguraron los técnicos.
“Esto implicaría una inversión adicional por parte de los productores cercana a los $250 millones en concepto de vacunaciones”, le explicó a MOTIVAR el director de Ganadería del Ministerio de Agroindustria bonaerense, Dr. Hernán Silva. En ese sentido, el profesional agregó: “En caso que en algún momento se decida que todo el país tenga el mismo esquema de vacunación se deberá hacer de manera ordenada. Estamos en plena etapa de reabrir mercados, razón que nos obliga a ser coherentes con las decisiones que tomemos”.
Finalmente, Silva reiteró las claras diferencias que existen entre el estudio realizado en Brasil y la realidad argentina, haciendo un especial hincapié en la necesidad de que todos los actores de la cadena sean prudentes a la hora de instalar mensajes sin sustento técnico en al ambiente. “Lo peor que nos puede ocurrir en este momento de expansión internacional es que la gente quiera dejar de vacunar contra la aftosa”, concluyó el veterinario.

Estamos frente a la enorme oportunidad de rehacer todas las cosas que se saben están mal. Para lograrlo, se debe convocar a todos los integrantes del sector a realizar aportes, cada uno desde su área de incumbencia, y terminar con medidas unidireccionales que históricamente son tomadas por unos pocos.

Es de público conocimiento que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) se encuentra en el foco de un preocupante conflicto producto de las medidas implementadas por el Ejecutivo Nacional para adaptar al organismo a los tiempos venideros y para lograr la agilización de sus importantes acciones sanitarias.

El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires ha sido critico del rol y del accionar del Senasa, pero sobre todo del proceso de degradación institucional que se viene desarrollando desde hace años. Su capacidad de auditoria, control y fiscalización se encuentra colapsada y paralizada debido a la implementación, en las últimas décadas, de políticas erróneas; que lo despojaron de su capacidad de acción directa y produjeron un enorme vacío y abandono de las tareas que le son propias e inderogables. Hoy se observa, más que nunca, que la ausencia del Servicio en el terreno es casi total. La mayoría de su personal de campo está a un paso de la jubilación y su reemplazo se ha cubierto con profesionales y/o técnicos contratados, mal pagos y con una inestabilidad técnica y política (producto de la falta de estructura física y de respaldo político institucional) que los limita en sus acciones de policía sanitaria.

Dado este diagnóstico, que no es nuevo ni desconocido, se pretendió cubrir la falta de personal con computadoras y burocracia, con agentes poco motivados y capacitados para sus tareas de campo. Para completar el cuadro, se han generado nuevas leyes y normativas que directamente le quitan la responsabilidad ejecutiva al Estado y la desplazan a terceras personas o instituciones intermedias, reteniendo solo las funciones de auditoria, sin tener aún ajustada la estructura básica necesaria y, lo que es mas importante, el presupuesto indispensable adjudicado a tal efecto.

Reducir las acciones con una planta de personal sobre-dimensionada es insostenible y el conflicto inevitable. Hasta el momento no ha trascendido cuál es el plan o el camino para lograr la eficacia en el organismo. Tampoco se han aclarado cuáles son las funciones que se reservan, la mecánica y los tiempos de implementación; y los más grave para los veterinarios: cuál es el papel que se le reserva al sector profesional en el nuevo esquema.

La implementación de la nueva resolución 592-2015 (Senasa), que obliga a nombrar Directores o Asesores Técnicos en la cadena agroalimentaria, es interesante siempre y cuando sea parte de una acción conjunta Público-Privada y no la mera acción de desentenderse y abandonar las tareas indelegables de la autoridad sanitaria. El Senasa es responsable de la articulación de los Directores Técnicos y las empresas para el fortalecimiento de los autocontroles. En esta línea, desde el Colegio, se promueve la capacitación permanente de los veterinarios que se desempeñan en el Organismo fiscalizador, como así también la de todos aquellos que cumplan su función en el área privada y específicamente de los que trabajen en el autocontrol, quienes además, deben poder comunicarse e interactuar estrechamente con los diferentes sectores, con el fin de lograr un accionar coordinado.

El mismo criterio es aplicable para los planes sanitarios que impactan en forma directa en la salud animal y en las luchas contra las enfermedades que afectan a la producción. Se acepta como premisa básica que la responsabilidad primaria en la prevención y control de la sanidad de los animales es del productor (con constante capacitación), pero esto es válido solamente con respecto a las explotaciones individuales. Cuando se trata de planes abarcativos, es imperioso que sea el Estado, como órgano esencialmente ordenador, quien planifique y dictamine las acciones a llevar a cabo. Y esas tareas no se pueden hacer sin contar con una importante acción técnico-profesional para la correcta aplicación de las políticas sanitarias. Es indispensable afianzar los trabajos en el terreno, en todos los sectores, para lograr avances perdurables. Debemos tomar las enseñanzas de los planes sanitarios exitosos como mecanismo de trabajo co-participativo (aún con las enormes deficiencias existentes).
Desde sus inicios, el Senasa tiene la misión de erradicar y prevenir las enfermedades y plagas que afectan a animales y vegetales, así como también garantizar la seguridad alimentaria y trazabilidad e inocuidad de los alimentos que se consumen en el país y de los alimentos que se exportan. Es, entonces, un actor fundamental en lo que respecta a la Salud Pública, desde la concepción de “Una Sola Salud”, apoyada por la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE) y a la que se suma el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires: “la salud humana y la sanidad animal son interdependientes y están vinculadas a los ecosistemas en los cuales coexisten” (OIE). Las relaciones entre sanidad animal, salud pública y medio ambiente son fundamentales para el desarrollo de estrategias sanitarias de prevención y concientización para la vida del hombre. No es un dato menor que, según informa este organismo, el 60% de las enfermedades humanas infecciosas son zoonóticas.

Es evidente que, como se observa en la totalidad del país, estamos frente a una enorme oportunidad de rehacer estructuras y adaptarlas al desafío de ser proveedores de alimentos al mundo. Para esto deben ser convocados a aportar Todos los integrantes del sector, cada uno desde su área de incumbencia, y no seguir con medidas unidireccionales, tomadas siempre por unos pocos. Es imperdonable que frente a los enormes desafíos del presente no se aprenda de la historia de los últimos años.

En las provincias de Salta, Jujuy, Chaco y Formosa, técnicos del Organismo facilitan las tareas sanitarias vinculadas a la producción. Además, en la oficina de Tartagal, reciben donaciones para los damnificados.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) facilita las tareas sanitarias vinculadas a la producción en las zonas afectadas por las inundaciones, de modo de garantizar el cumplimiento de los programas y planes sanitarios.
La medida es el resultado de un encuentro de profesionales del Organismo, a mediados de febrero, en el marco de las comisiones provinciales de Sanidad Animal (Coprosa), donde evaluaron la situación de las distintas provincias afectadas por los anegamientos y dispusieron asistir a los productores.
Para las provincias de Chaco y Formosa, se estableció iniciar la primera campaña de vacunación antiaftosa de este año a principios de marzo y se resolvió tener a consideración cada caso en particular, según la necesidad y urgencia.
Asimismo, en la jurisdicción del Centro Regional NOA Norte del Senasa, se lleva adelante un trabajo de prevención con el fin de minimizar la mortandad de animales en las provincias de Salta y Jujuy. Mientras tanto, se mantiene la vacunación del ganado para el resguardo sanitario del país, en especial, el cuidado en la zona fronteriza.
Donaciones
En esta región, la oficina del Senasa de Tartagal, provincia de Salta, recibe donaciones para los damnificados, principalmente de agua potable, leche en polvo para niños y alimentos no perecederos. La oficina está ubicada en Ricchieri Nº 165, Código Postal: 4560; teléfono: 03875 425307, correo electrónico: tartagal@senasa.gob.ar

El productor tiene que realizar el trámite en la oficina del Senasa que corresponde a la jurisdicción de su predio.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recordó que hasta el 31 de marzo de 2018, inclusive, los titulares de los establecimientos inscriptos como establecimientos rurales proveedores de ganado para faena de exportación hacia la Unión Europea (UE) tienen tiempo para validar la totalidad de los dispositivos aplicados en los animales existentes en su predio.

Este trámite deben realizarlo en la oficina del Senasa de la jurisdicción del establecimiento.

«A partir de la Resolución N° 53, el Senasa simplificó los procedimientos de los productores y las oficinas locales para poder exportar hacia la Unión Europea. Eso se consiguió asociando el Sistema Integrado de Gestión de Sanidad Animal (Sigsa) con la identificación obligatoria de los bovinos, lo que permite obtener una correcta trazabilidad. Por lo tanto, es de suma importancia lograr la validación de las caravanas colocadas en los animales de los establecimientos proveedores para faena de UE», sostuvo el director nacional de Sanidad Animal del Senasa, Ricardo Maresca.

La Resolución Senasa 53/2017 simplifica la operatividad de los productores y el desarrollo de mecanismos de control acordes al sistema implementado:

-El registro es por establecimiento agropecuario, por ende, todos los productores que realicen actividad ganadera en el predio deben inscribirse. Asimismo, tienen que efectuar la inscripción por cada especie animal bovina, bubalina y ciervos existentes.
-Se eliminó la obligación de elaborar y declarar la Tarjeta de Registro Individual de tropa (TRI) de animales desde los campos que abastecen a los establecimientos proveedores de faena hacia la UE.
-Los establecimientos que se encuentran inscriptos en el actual registro de proveedores de faena hacia la UE no deben volver a inscribirse.
-El productor del campo proveedor de bovinos para faena hacia la UE debe realizar la lectura de las caravanas de los animales al arribo del predio de destino, momento en el cual se incorporan al circuito UE, simplificando el trámite y la operatividad, y minimizando el error humano.
-Los nuevos productores que deseen ingresar al registro deben declarar la totalidad de las caravanas aplicadas sobre los animales del predio.
En 2017, el Senasa extendió el plazo para la validación y en julio del año pasado, por razones de índole climática y declaración de emergencia, se prorrogó la finalización del cumplimiento de validación para las provincias de Chaco, Formosa, Corrientes y ciertos partidos de Entre Ríos, La Pampa y Buenos Aires.

Compartimos una serie de iniciativas de impacto nacional que se desarrollaron en los últimos meses del año pasado y que están próximas a lanzarse.

Rabia: más cerca de la vacuna

Investigadores argentinos realizaron un avance preliminar para la producción nacional de una vacuna contra la rabia, enfermedad transmitida por la mordedura de perros y otros animales que causa cerca de 60.000 muertes humanas por año en el mundo, según publicó la Agencia CyTA, de la Fundación Leloir.
En nuestro país existen problemas en la producción de vacunas antirrábicas.
“El alto costo de importar vacunas hace imprescindible que se investigue en el desarrollo de vacunas eficaces contra la rabia y que sean económicas, ya que esta enfermedad se encuentra mayormente en países pobres”, indicó a la Agencia CyTA-Leloir Leandro Picotto, del Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (CINDEFI), dependiente del CONICET y de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).
En la práctica, el equipo argentino insertó un gen en una levadura (Pichia pastoris) para que produzca una proteína del virus de la rabia.
Una vez logrado ese paso los autores del estudio realizaron cultivos en un biorreactor de pequeña escala que se basan en aumentar la cantidad de masa de levadura hasta lograr el producto deseado en escala de laboratorio.
“Si se obtienen los resultados esperados, buscaremos producirla en gran escala para que pueda ser considerada como una vacuna alternativa a la actual”, afirmó Picotto, quien trabajó a la par de Hernán Sguazza, Marco Tizzano, Carolina Vita y Marcelo Pecoraro, de la UNLP, así como Sebastián Cavalitto, del CONICET y de la UNLP.

Nuevo centro de investigación en reproducción animal

El Centro de Reproducción y Biotecnología Animal del INTA Castelar es una iniciativa que comenzó como el desafío de dos grupos de reconocidos científicos pertenecientes al INTA y a la Universidad Maimónides quienes desarrollarán investigaciones para generar Organismos Animales Genéticamente Modificados (OAGM).
Se concretó a través de un convenio firmado en 2016 con el objetivo de sumar la experiencia público y privada.
De esta forma, la Universidad Maimónides realizó una inversión de US$ 6,5 millones para renovar los boxes de alojamiento de animales y corrales; acondicionar un nuevo quirófano y salas de transferencia embrionaria, un mini tambo y espacio para acopio de material, una sala de necropsia con un horno pirolítico, un laboratorio de Fisiología Animal y oficinas para los investigadores, que funcionará en el campo experimental del Instituto de Patobiología del INTA.

Hidatidosis: Trabajo entre el Senasa, la UBA y el Conicet

En Henderson (Buenos Aires), referentes regionales y representantes del ámbito local Senasa, y los responsables de salud del ámbito municipal y provincial, acordaron estrategias de trabajo para la prevención de hidatidosis. Esto se realizó luego de que se detectaran, en inspecciones de frigoríficos de la región, hallazgos compatibles con esa enfermedad en animales provenientes de campos del mencionado partido bonaerense. El supervisor de Inocuidad del Senasa, Damián Tursi, señaló que en los establecimientos el organismo “inspecciona sanitariamente los animales con destino a faena, y los hallazgos compatibles con la enfermedad encontrados son reportados en un sistema informático, que también permite visualizar la unidad productiva de donde provienen y, así, llegar al campo de origen de esos animales”.

Lucha mundial contra la Brucelosis

Comerci. Investigador del CONICET.

Comerci. Investigador del CONICET.

Representado por Diego Comerci, Juliana Cassataro y Juan Ugalde, investigadores independientes del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en la Universidad Nacional de San Martín, el IIB-INTECH es una de las 10 entidades del mundo que competirá para desarrollar y patentar una vacuna contra la Brucella melitensis. Cabe destacar que la Brucelosis es una enfermedad que afecta a personas, cabras y ovejas en algunas regiones de África, Asia, América y Medio Oriente. La convocatoria proviene de AgResults, un consorcio integrado por la fundación Bill y Melinda Gates y los Gobiernos de Australia, Canadá, Estados Unidos y el Reino Unido. “Esta clase de logros no se alcanza solo con conocimientos y vocación: nuestro equipo tiene toda una infraestructura por detrás que se construyó con planes e inversiones”, sostiene el biotecnólogo de la UNSAM, Comerci sobre la decisión del consorcio internacional AgResults, que será implementada por GALVmed, de otorgarle US$ 100.000 al equipo que dirige en el marco de una competencia internacional para el desarrollo de una vacuna contra la Brucella melitensis.

El Senasa reforzó la cantidad de personal que atiende a los interesados en obtener el documento que exigen los países de destino.

A comienzos de noviembre, el Senasa inauguró la oficina de atención al público para realizar los trámites necesarios que se requieren para viajar con mascotas al exterior. El nuevo espacio funciona en Elvira Rawson de Dellepiane y Av. Calabria s/nº (Capital Federal).
La gestión en la nueva oficina del Lazareto del Senasa es el paso final del sistema de autogestión para viajar con mascotas al exterior.
Ante la alta demanda registrada en los días previos a las vacaciones por parte de los dueños de mascotas, el Senasa aumentó la dotación de agentes que atienden a las personas que concurren a su Lazareto.
“Dentro de la documentación que se debe presentar ante el Senasa figuran los certificados expedidos por el veterinario privado –cuya validez es de 10 días y para animales desparasitados, de 15 días–. En caso de que cualquiera de ellos esté vencido no se podrá realizar el trámite”, reforzaron desde el Senasa.

Se procedió a la inmediata interdicción del predio y se iniciaron las acciones sanitarias estipuladas.

Profesionales y técnicos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) trabajan en las respectivas acciones sanitarias luego de una denuncia de un caso positivo a anemia infecciosa (AIE) en un equino del Jockey Club Río Cuarto.
Recibida la denuncia, el pasado 28 de noviembre, agentes del Centro Regional Córdoba del Senasa procedieron a la inmediata interdicción del predio donde se encontraba el animal; además de constatar el sacrificio del animal según lo estipula la Resolución N°617/2015 de la ex Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación.
Entre las acciones sanitarias establecidas se encuentran la imposibilidad de mover los equinos del predio así como el saneamiento del mismo, el cual incluye el muestreo de la totalidad de los animales.
Se recuerda que todas las medidas preventivas y de control que se aplican para esta enfermedad se concentran en la detección de equinos portadores mediante el test diagnóstico de Coggins y la posterior eliminación de los mismos mediante sacrificio o envío a faena.

El Senasa recomienda al propietario o tenedor de equinos que realice periódicamente (al menos dos veces al año) la prueba de laboratorio para la detección de equinos enfermos, además de que no comparta entre caballos elementos que puedan transmitir la enfermedad, no ingrese equinos a su establecimiento si no presenta un certificado diagnóstico negativo de AIE, el cual tiene una vigencia de 60 días, y que en lo posible, separe los equinos por una distancia mayor a los 100 metros de aquellos que tengan condición sanitaria desconocida.
La prevención es clave para evitar la transmisión de esta enfermedad, por eso durante este año el Senasa ha lanzado la campaña de comunicación “Tomemos las riendas”, destinada a informar a productores y tenedores sobre pautas y recomendaciones para prevenir la anemia infecciosa equina y preservar el estatus sanitario alcanzado por la región Patagónica como zona libre de esta enfermedad.
El virus de AIE se transmite a través de la picadura de distintos tipos de tábanos portadores y también por el empleo de objetos cortopunzantes que contengan sangre infectada. Son medidas efectivas para la prevención: utilizar agujas y jeringas descartables, insecticidas para el control del tábano y la desinfección de elementos de montar que puedan contener sangre.

Profesionales del Senasa trabajaron en el departamento de Santo Tomé, Corrientes, al confirmarse por laboratorio un nuevo brote de rabia paresiante en herbívoros en las cercanías a la localidad de Garruchos el 22 de noviembre.

Al corroborar el diagnóstico, los profesionales del organismo establecieron un área de trabajo, con vacunación de ganado bovino, porcino, equino y rumiantes menores en un radio de 10 kilómetros alrededor de los animales afectados.
En ese sentido, se realizaron inspecciones de posibles refugios de vampiros que dieron como resultado la localización de uno en la zona, donde se capturaron varios ejemplares de vampiro común. Sobre los murciélagos capturados se efectuó un tratamiento para bajar la población en la colonia originaria –a partir de lo cual queda el refugio como centinela, que será monitoreado en el futuro–.
A su vez, el jefe del Programa de Rabia del Senasa, Gabriel Russo, brindó una charla instructiva en las instalaciones del municipio de la localidad de Garruchos, en la cual participaron autoridades del municipio, productores y alumnos de los colegios de la localidad. Habrá otras reuniones informativas a productores ganaderos, escuelas y a la población de las zonas afectadas.
La rabia paresiante es una enfermedad endémica y recurrente causada por el virus rábico transmitido por el vampiro común Desmodus rotundus, que afecta principalmente a los bovinos y a los equinos, y con menor frecuencia a otras especies domésticas, a los humanos y a algunos animales silvestres.

Compartimos algunas reflexiones del Dr. Eduardo Butler tras su salida de la Dirección Nacional de Agroquímicos y Veterinarios.

Tras el anuncio publicado en noviembre sobre los cambios en la Dirección Nacional de Productos Agroquímicos y Veterinarios del Senasa, ampliamos la información y detallar que el pasado 12 de octubre fue el Dr. Eduardo Butler, quien presentara su renuncia al cargo de Director Nacional por haberse acogido a los beneficios de la jubilación.
“Con 27 años a cargo del Registro de Productos Veterinarios, 19 del registro de Agroquímicos y Fertilizantes, 71 años de edad y 41 de aportes previsionales es indudable que correspondía mi descanso”, nos explicó Butler. Y completó: “La decisión se le comunicó a las autoridades con anticipación para que implementen las modificaciones convenientes”.
Me retiré con el convencimiento de haber cumplido en un amplio porcentaje la tarea encomendada, logrando el crecimiento del área, de Coordinación a Dirección Nacional y el reconocimiento de una mejora en la calidad del sector”, sostuvo Butler.

El moderno espacio, ubicado en el Lazareto Capital, ofrece mayor comodidad al público. Ya está disponible el sistema de autogestión online para sacar previamente un turno y finalizar el trámite.

El presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Jorge Dillon, encabezó el acto de inauguración de la oficina de atención al público para realizar los trámites necesarios que se requieren para viajar con mascotas al exterior. El nuevo espacio funciona en el Lazareto Cuarentenario Capital, ubicado en Elvira Rawson de Dellepiane y Av. Calabria s/nº de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
La gestión en la nueva oficina del Lazareto del Senasa es el paso final del sistema de autogestión para viajar con mascotas al exterior, puesto en marcha por el Organismo en septiembre pasado. Este permite sacar un turno, indicar el destino, los datos de la persona y los de su mascota. La persona concurre el día y hora solicitado a la oficina del Servicio para obtener el certificado correspondiente que habilite la salida de su mascota del país.
Con cinco boxs destinados a la atención del público, 55 butacas en la sala de espera y 4 aires acondicionados frío/calor, el lugar ofrece un espacio confortable como para quienes deban gestionar el trámite, y también está pensado para el ingreso de las mascotas.
Dillon destacó que “ahora contamos con nuevas instalaciones confortables, y además con la posibilidad de solicitar un turno a distancia antes de concurrir a la oficina a realizar el trámite, agilizando la gestión de la obtención del certificado”.
“Trabajamos muy fuerte para poder poner en funcionamiento esta oficina y contar con una infraestructura adecuada para los usuarios, con la posibilidad de iniciar el certificado en tu casa”, explicó la directora de Normas Cuarentenarias, Ximena Melón.
En la recepción de la oficina inaugurada, un monitor indica automáticamente el box correspondiente para la atención del usuario y su mascota. El trámite dura alrededor de media hora y, durante la temporada estival, se suele atender hasta 500 personas diariamente.
Al respecto, Darío Zalazar, a cargo del Lazareto, aseguró que “las principales ventajas son la velocidad del trámite y la comodidad con la que se realiza”.
Asistieron además al acto el vicepresidente, Guillermo Rossi; el gerente general, Horacio Crovetto; los directores nacionales de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, Jorge Dal Bianco, de Protección Vegetal, Diego Quiroga, y de Técnica y Administrativa, Marcelo Gueta; y los directores de Laboratorio y Control Técnico, Carlos Zenobi, y de Tecnología de la Información, Héctor Bilbao, junto con sus equipos de trabajo.

“El binomio peligro y riesgo, y su control en las actividades alimentarias”, fue el eje central de la actividad organizada por el Consejo Veterinario local.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Capacitación. Se trataron aspectos ligados a la obtención de alimentos inocuos y seguros.

Capacitación. Se trataron aspectos ligados a la obtención de alimentos inocuos y seguros.

El Consejo Veterinario del Chaco organizó el primer taller sobre Inocuidad alimentaria en la provincia. Vale decir que las jornadas bromatológicas fueron denominadas “Chaco, el binomio peligro y riesgo y su control en las actividades alimentarias” y estuvieron organizadas por el Consejo Veterinario del Chaco, con la colaboración del Ministerio de la Producción.
También contó con el auspicio del Ministerio de Salud, el Senasa, la Municipalidad de Resistencia y el Colegio de Bioquímicos de la provincia.
Las palabras de apertura estuvieron a cargo del Subsecretario de Ganadería Rodolfo Casaccia; la directora de Bromatología provincial, Rosa Navarro y el presidente del Consejo Veterinario local, Sebastián Robledo.
Técnicas de evaluación
La disertación estuvo a cargo del experto Hugo Palópoli, especialista destacado a nivel nacional e internacional en materia de seguridad alimentaria. “Se han tratado aspectos relacionados a la obtención de alimentos inocuos y seguros, de consumo humano”, explicó Sebastián Robledo en relación al taller destinado a profesionales públicos y privados que se desempeñen en áreas bromatológicas. Y completó: “Se abordó, en forma práctica, la utilización de las herramientas y técnicas de evaluación y control de los peligros en establecimientos alimentarios y el marco en el que se desempeñan”.
Con esta iniciativa, las organizaciones involucradas en la organización pretenden que el asistente adquiera la práctica necesaria para realizar la evaluación del marco de riesgo de las actividades y los diferentes escenarios a los que se debe enfrentar y de los cuales debe proteger a los consumidores.
Estas actividades se desarrollan en el marco de un programa de trabajo conjunto entre el Consejo Veterinario del Chaco y diversos entes públicos; haciendo especial énfasis en los municipios de la provincia.
“En la actualidad se están firmando convenios de colaboración con diferentes municipios, especialmente en temas como Bromatología, Zoonosis, bienestar animal y especialmente el control y lucha contra la venta de productos veterinarios sin asesor técnico”, detalló Robledo.

Eduardo Butler y Hugo Quevedo ya no forman parte de la Dirección Nacional de Productos Agroquímicos y Veterinarios del organismol. En su reemplazo hoy comanda la unidad el médico veterinario Jorge Dal Bianco.

Hacia comienzos de octubre y tras 27 años de trayectoria en el organismo, el Dr. Eduardo Butler dejó de ser el Director Nacional de Productos Agroquímicos y Veterinarios del Senasa.

¿Qué pasó? El pasado 12 de octubre, Butler presentó su renuncia al cargo de Director Nacional por haberse acogido a los beneficios de la jubilación. “Con 27 años a cargo del Registro de Productos Veterinarios, 19 del registro de Agroquímicos y Fertilizantes, 71 años de edad y 41 de aportes previsionales es indudable que correspondía mi descanso”, nos explicó Butler. Y completó: “La decisión, por supuesto, se le comunicó a las autoridades con la anticipación suficiente para que implementen las modificaciones convenientes”.

“Me retiré con el convencimiento de haber cumplido en un muy amplio porcentaje la tarea encomendada, logrando no solo el crecimiento del área, de una simple Coordinación a Dirección Nacional, sino también el reconocimiento de la industria”, sostuvo Eduardo Butler.

Vale decir que si bien en el sector industrial local se esperaba un cambio de esta trascendencia, fue sorpresiva en tiempo y forma la medida finalmente adoptada. Sobre todo si se considera también que hacia finales de ese mismo mes, también se anunció la salida del Dr. Hugo Quevedo del área en cuestión.

Más allá de esto y en un encuentro del cual participaron las dos Cámaras de laboratorios que operan en el país, Caprove y Clamevet, fue el presidente del Senasa, Jorge Dillon, quien presentó al médico veterinario Jorge Dal Bianco como nuevo responsable de una de las áreas del organismo sanitario nacional que más interactúa con la industria radicada en el país.
En sintonía con los cambios, al equipo de trabajo se suma el Dr. Nicolás Winter con el objetivo de coordinar y poner en marcha las distintas acciones tendientes a modernizar y agilizar el vínculo entre las partes.
Desde el área también se destacó la activa participación que tendrá en este nuevo esquema de trabajo el Dr. Federico Luna en la Dirección de Productos Veterinarios y Alimentos para Animales.

Entre Ríos conserva el estatus de zona indemne con un plan activo en ejecución, con el 100% de revisación de las tropas que ingresan. Hay zonas consideradas de riesgo que están bajo sistema de despacho oficial.

 

Expectativas. Senasa espera un impacto positivo para la región.

Expectativas. Senasa espera un impacto positivo para la región.

El Senasa dictó la Res. 684 – E/2017 que convalida el Plan de lucha contra la garrapata bovina (Rhipicephalus –Boophilus- microplus) de Entre Ríos, aprobado en mayo de 2017 por la Res. Nº 426 del Ministerio de Producción provincial.
La medida se basa en la normativa 382 del 15 de junio de 2017 que establece que las provincias pueden elaborar planes regionales o locales superadores de control y/o erradicación de la garrapata del bovino en sus territorios, teniendo en consideración las particularidades socioproductivas de su región; los cuales deben ser consensuados y convalidados por el organismo.
“El Plan provincial es viable, ya que la estrategia sanitaria se sustenta en el cumplimiento de los roles y responsabilidades que le cabe a cada actor del sector público y privado involucrado”, expresó el responsable del Plan Nacional de Control y/o Erradicación de la Garrapata Común del Bovino del Senasa, Mariano Valenzuela.
“El control y erradicación de los focos de garrapata redundará en un beneficio económico directo para el productor y para la ganadería de la provincia, teniendo en cuenta que la enfermedad parasitaria tiene un impacto negativo directo sobre su desarrollo. Esto ocurre en forma directa por las pérdidas que produce como enfermedad y por la transmisión de hemoparásitos que causan la babesiosis y anaplasmosis y, en forma indirecta, por los gastos que implica el control de la parasitosis y el manejo sobre los establecimientos afectados”, agregó el profesional del Senasa.

Controles de gestión
En ese marco y a fin de coordinar las acciones sanitarias, funcionarios del Senasa y personal de la Dirección de Ganadería dependiente de Entre Ríos, realizaron controles de gestión en los departamentos La Paz, Feliciano, Federal y Federación.
Las tareas fueron efectuadas en dos etapas: la primera, de carácter documental y una segunda a campo, con elección de los establecimientos a auditar según la programación diaria de los garrapateros.
En los departamentos que se utiliza garrapaticida con baño de inmersión, se observó el cumplimiento de esa metodología.
El director general de Ganadería, Exequiel Alvarenque, destacó que la participación de la provincia marca un “regreso” luego de un período sin estar en las auditorías del Plan de Lucha. La Fucofa, con su personal departamental y garrapateros, tiene a cargo la parte operativa.
El Ministerio de Producción de la provincia de Entre Ríos cuenta con un Laboratorio Oficial de Taxonomía, único en la región, que permite diagnosticar las diferentes especies de garrapatas que afectan al ganado bovino, así como a las especies silvestres. La garrapata que afecta al bovino, y contra la cual se lucha en esta zona, es el Boophilus microplus. Este tipo de garrapatas provocan daños por picaduras en el cuero del animal, succionan sangre y pueden ser vectores de enfermedades como la babesiosis bovina o el complejo tristeza bovina, la cual produce muertes o disminución de la producción, que genera cuantiosas pérdidas en los animales afectados.
Entre Ríos conserva el estatus de zona indemne con un plan activo en ejecución, con el 100% de revisación de las tropas que ingresan a la provincia.
También hay zonas consideradas de riesgo que están bajo sistema de despacho oficial.

Nuevo marco nacional
Vale recordar que en junio el Senasa implementó un nuevo Plan Nacional de Control y/o Erradicación de la Garrapata Común del Bovino a través de su Resolución 382/2017 basado en cuatro pilares fundamentales: la preservación de la zona libre de garrapatas; el control y/o erradicación mediante la aplicación de criterios básicos del tratamiento integrado y el uso racional de los productos veterinarios garrapaticidas; la salvaguarda de la inocuidad de los alimentos de origen bovino mediante el buen uso de los garrapaticidas; y el reconocimiento de planes óptimos provinciales y/o regionales. Para más información sobre la nueva normativa, pueden comunicarse vía redaccion@motivar.com.ar.

El Laboratorio Grefmayer recertificó las normas BPFPV del Senasa en su planta exclusivamente dedicada a la producción de ectoparasiticidas externos. Sus directivos destacan nuevas inversiones.

Atrás quedaron las expectativas iniciales del ambicioso proyecto que en 2011 pusieron en marcha un grupo de jóvenes emprendedores en el Parque Industrial de Tres Arroyos, Buenos Aires. Hoy Grefmayer es una realidad, posicionándose en el mercado como proveedor estratégico del servicio de elaboración de ectoparasiticidas externos, exclusivamente para terceros.
En este sentido y tras haber logrado la certificación oficial por parte del Senasa en 2015, durante el pasado mes de junio Grefmayer recertificó por otros tres años las Buenas Prácticas de Manufactura en Productos Veterinarios (BPFPV) luego de aprobar satisfactoriamente las auditorías realizadas por el Senasa.
“Somos una empresa joven que asumió el compromiso y la responsabilidad de brindar productos de calidad, elaborados bajo estrictas normas, procesos de producción y control para que el cliente logre los mejores resultados”, le explicó a MOTIVAR la gerenta del laboratorio, Lic. Valeria Ploder.
“Actualmente contamos con una planta de producción de 600 metros cuadrados, brindando servicio de tercerismo a 20 laboratorios del rubro veterinario (nacionales y multinacionales) elaborando más de 30 productos, como ectoparasiticidas líquidos generales; pipetas contra pulgas y garrapatas; insecticidas; garrapaticidas; repelentes de insectos (ambientales y Pour on); gotas óticas y curabicheras (pasta y líquido), entre otros”, completó el MV. Leonardo Rodriguez, director técnico de la empresa.
Vale decir que entre sus servicios, Grefmayer también ofrece desarrollo galénico; ensayos piloto y Scaling up.
“El objetivo es brindar la seriedad y respaldo que los clientes necesitan, ofreciendo soluciones en cada etapa del proceso de elaboración”, agregó Ploder.
A su vez, la responsable de la firma destacó la provisión de envases exclusivos; el acondicionamiento primario y secundario, el servicio de logística propio y el depósito de producto terminado con que cuenta Grefmayer.
“También disponemos de un sistema virtual de control de stock. A través de nuestra página web: www.grefmayer.com.ar, se puede realizar el seguimiento de las modificaciones en el stock, de materia prima, envases, producto terminado y todo insumo que el cliente tenga en nuestro depósito”, completó.
“Entendemos que haber recertificado la norma en nuestra planta es un hecho destacado no solo para nosotros como empresa, sino también para el conjunto de la industria, que cuenta con un proveedor de calidad y exclusivamente ligado al rubro veterinario para elaborar únicamente productos ectoparasiticidas en sus instalaciones”.

Ampliaciones y nuevos desafíos
Ya en el año 2014 y en base al incremento en su cartera de clientes, el laboratorio concretó una primera etapa de ampliación de la planta: con dos nuevas áreas de fraccionamiento y acondicionamiento, junto con la ampliación del depósito general.
“Actualmente hemos también invertido en nuevas oficinas administrativas, recepción, salas de reuniones y una locación para el Dirección Técnica”, explicó Ploder.
Y agregó: “Culminada esta instancia, pondremos en marcha la ampliación (en más de 500 metros cuadrados) de nuestro depósito de producto terminado para luego seguir creciendo también en la capacidad de nuestras instalaciones productivas”.
Por su parte y en diálogo con MOTIVAR, Rodríguez también destacó la incorporación de tecnologías orientadas a automatizar determinadas cuestiones vinculadas con el acondicionamiento de los productos.
“A esto se suma el desarrollo de nuevos envases monodosis, los cuales son provistos por nosotros para facilitar el proceso a nuestros clientes: en un solo proveedor resuelven varias etapas”, aseguró el profesional. Y completó: “Dar un servicio integral, serio y de calidad certificada permite acercarnos al canal veterinario con soluciones innovadoras y eficientes a los problemas de salud y cuidado animal”.
Más allá de esto, las autoridades de Grefmayer destacaron la intención de ¿por qué no? internacionalizar sus servicios, ofreciéndolos inclusive a terceras compañías que no operan, ni comercializarán en Argentina.
“Entre nuestros nuevos proyectos se encuentra la posibilidad de elaborar en nuestra planta para abastecer de manera exclusiva otros mercados. Somos competitivos, cumplimos con las normativas actuales y estamos dispuestos a seguir invirtiendo en la consolidación de nuestros negocios”, le explicó Rodríguez a MOTIVAR.
“Desde siempre estamos atentos a escuchar las opiniones y sugerencias de nuestros clientes, situación que nos ha permitido responder en tiempo y forma a los desafíos que se han ido planteando. Sin dudas que el hecho de cumplir y recertificar las normas BPFPV apalanca nuestras expectativas y nos posiciona tanto local, como internacionalmente”, concluyeron los directivos de Grefmayer.

Lo estableció a través de su Resolución N° 597 publicada en el Boletín Oficial.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) confirmó el Plan Estratégico de Control y Erradicación de la Garrapata común del ganado bovino Rhipicephalus (B.) microplus de la provincia de Corrientes, aprobado por la Resolución Nº 165 del 10 de marzo de 2017 del Ministerio de Producción provincial.

La medida contemplada en la Resolución N° 597/2017, publicada en el Boletín Oficial con la firma del vicepresidente del Senasa, Guillermo Rossi, entrará en vigencia a partir de mañana.

La convalidación del Plan provincial se funda en la Resolución Senasa Nº 382 del 15 de junio de 2017, donde se establece que las provincias pueden elaborar planes regionales o locales superadores de control y/o erradicación de la garrapata del bovino (Rhipicephalus B. microplus) en sus territorios, en consideración con las particularidades socioproductivas de su región consensuadas y convalidadas por el Organismo.

La administración y financiación del Plan estará a cargo de los productores y del Ente Sanitario Local (Fucosa), habilitado por el Senasa, según lo establece la mencionada Resolución Nº 382/17, en su Artículo 7°, al igual que su ejecución operativa, seguimiento y evaluación.

El jefe del Programa de Garrapatas del Senasa, Mariano Valenzuela, recordó que “el productor es el responsable primario del cumplimiento del Plan Sanitario en su establecimiento, según la estrategia sanitaria establecida para su zona o provincia”.

Una infestación de los animales con elevadas cargas parasitarias genera un importante impacto zootécnico negativo en los rodeos, dado principalmente por el menor rendimiento productivo, a lo que se le puede sumar las mermas y mortandad debida a las enfermedades hemoparasitarias del “Complejo Tristeza Bovina” (babesias y anaplasmas).

El Programa de Garrapata del Senasa es responsable de generar las normas que enmarcan el control sanitario de este parásito a nivel nacional y vigilar el cumplimiento de los requisitos normativos vigentes. Básicamente la estrategia sanitaria está basada en preservar la zona sin garrapatas del territorio nacional; el uso racional combinado y estratégico de los productos veterinarios garrapaticidas y salvaguardar la inocuidad de los alimentos para prevenir la aparición de residuos en las carnes.

En la actualidad, este programa se encuentra enmarcado en la Ley 12.566 de 1938, el Decreto Reglamentario N° 7623 de 1954 y la Resolución Senasa N° 382/2017.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó productos veterinarios por no estar inscriptos en su Registro Nacional y otras irregularidades, detectadas durante auditorías realizadas en distribuidoras de la ciudad mediterránea.

El decomiso fue enmarcado en lo establecido en el Art. 3º, Inciso b) de la Resolución MAGyP Nº 38/2012, y tuvo lugar durante una inspección que el Senasa realizó a distribuidoras cordobesas para verificar que la comercialización de zooterápicos (productos veterinarios) cumpla con la legislación vigente.

Además los auditores encontraron que se comercializaban productos de laboratorios que no se encontraban inscriptos como fabricantes de productos veterinarios.

En el marco de los convenios de colaboración recíproca, el personal del Senasa fue acompañado en la auditoría por inspectores del Colegio de Médicos Veterinarios de la provincia de Córdoba.

Los productos destinados al diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades de los animales, cualquiera sea su naturaleza, provengan de importación, elaboración o fraccionamiento en el país, deben estar inscriptos en el Registro Nacional de Productos Veterinarios del Senasa, según lo establece el artículo 5° del Decreto Nº 583 del 31 de enero de 1967.

Los productos encontrados en infracción y que fueron decomisados son:

-LABORATORIO GENERICO (No Registrado) – KETOPROFENO 20 MG, AMINOFILINA 100 MG, ENROFLOXACINA 100 MG, PREDNISOLONA 20 MG, GLUCOSAMINA 500 MG, CONDROITIN SULFATO 100 MG, MANGANESO 10 MG, HEPATOPROTECTOR, RANITIDINA 50 MG, COMPLEJO VITAMINICO MINERAL.

-QUIMICA LEZ S.R.L. (No Registrado) – POLIATOX, HIERRO B12 B15, UROTROPINA COMPUESTA, REUMALEZ, SOLUCION GLUCOSADA HIPERTONICA VIT.

-FIEL (No Registrado) – KONTROL MAX.

-DE ORIGEN DESCONOCIDO – CREMA CURABICHERAS POR 100 GRS. (Para tratamiento de bicheras).

-DE ORIGEN DESCONOCIDO – CURABICHERA EN PASTA POR 1000 GRS. (Antiparasitario externo – Larvicida – Curabichera – Repelente de acción residual)

-FARMASUR (No Registrado) – COMPLEJO VITAMINICO MINERAL.

-FARMASUR LABORATORIO VETERINARIO – ENROFLOXACINA 150 MG, ENROFLOXACINA 100 MG, ENROFLOXACINA 50 MG, CEFALEXINA 500 MG, VITAMINICO NEUROPROTECTOR. Estos productos se encuentran registrados, pero el establecimiento elaborador declarado manifestó nunca haber fabricado producto alguno para la firma FARMASUR LABORATORIO VETERINARIO, desconociéndose su origen.

-LABORATORIO LER S.R.L. – ENGORDE VACUNO. En este caso difieren los principios activos presentes en los rótulos del envase primario (frasco) del producto, en relación a lo declarado en el expediente de registro.

Por su falta de inscripción está prohibida la comercialización de los productos señalados.