fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomePosts Tagged "Senasa" (Page 2)

Se detectaron problemas de estabilidad y calidad en los productos veterinarios, lo que no garantiza la efectividad al momento del uso. La Disposición 1145/2018 extiende la vigencia de estas suspensiones hasta tanto la firma titular presente nuevos ensayos analíticos.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) suspendió el certificado de uso y comercialización del producto veterinario “Gonadyn P.L.I.” de la firma Agropharma Salud Animal S.A., Cert. No. 12-210 y la extensión de certificado a favor de la firma World Pharma S.A., autorizada por la Disposición 1011/2017, con el producto “Gestar T”, ambos indicados para programas de inseminación artificial y transferencia embrionaria en bovinos, ovinos y caprinos, y la prevención de abortos en equinos.

La Disposición 1145/2018 extiende la vigencia de estas suspensiones hasta tanto la firma titular presente nuevos ensayos analíticos que serán oportunamente validados y aprobados por el Senasa.

Una evaluación técnica de un equipo profesional del Organismo detectó que el producto en cuestión no otorga garantías en su calidad y estabilidad, por lo cual se recomienda a las distribuidoras y veterinarias de todo el país que retiren del expendio los productos Gonadyn P.L.I. y Gestar T, y a los productores que cuenten con cualquiera de estos dos productos evitar su uso en cualquiera de las especies para la cual se encuentran indicados.

Conforme establece la disposición de suspensión, la firma Agropharma Salud Animal S.A. debe iniciar inmediatamente un recupero completo de los productos comercializados en todo el país, que fiscalizará el Senasa para la interdicción preventiva de la mercancía recuperada.

La Dirección de Productos Veterinarios del Senasa registra los productos veterinarios producidos en el país o importados, brindando garantías sobre su calidad y seguridad en el uso.

Quienes deseen consultar los productos registrados pueden ingresar al listado.

La planta del laboratorio se ubica en Rosario, Santa Fe, y fue certificada el pasado 28 de junio por el Senasa. Tiene disponible más de 100 extensiones de marca.

Hacia fines del mes de junio, el laboratorio Pharmavet obtuvo la certificación GMP oficial del Senasa en su planta ubicada en la zona oeste de la ciudad de Rosario, Santa Fe, en lo que se conoce como “Cordón perimetral del noroeste”.

La certificación del organismo sanitario nacional tiene alcance sobre procedimientos generales para la elaboración, acondicionamiento y depósito de productos veterinarios; así como en procedimientos para la elaboración de líquidos inyectables, sólidos (polvos y dispositivos intravaginales) y semisólidos estériles y no estériles, incluyendo aquellos que contengan en su formulación principios activos hormonales y betalactámicos.

“Estamos certificados para las tres familias de activos en todas sus formas farmacéuticas, a excepción de lo que son comprimidos”, le explicó a MOTIVAR el titular del laboratorio Pharmavet, Jorge Castaño.

“Ya en 2014 nos enfocamos en certificar la planta completa y recibimos la primera auditoría en marzo de 2017. A partir de allí se concretaron los ajustes necesarios para afrontar lo que fue la última visita oficial del Senasa el pasado 28 de junio”, nos explicó el directivo para luego destacar que esta última etapa les demandó algo más de un millón de pesos.

 

A producir

La planta se ubica en un edificio de cuatro pisos. En la planta baja se encuentran las salas de acondicionamiento, vestuarios generales de ingreso, comedor y sala de refrigerio. El primer piso se divide en partes iguales de exclusivas para productos betalactámicos y hormonales. Ambas disponen de total independencia en cuanto a ingresos, vestuarios y demás dependencias.

En el segundo de los pisos de la planta se ubica la sala de acondicionamiento de envases, con autoclavado, producción de agua farmacéutica y elaboración de productos generales. Mientras que en el tercer piso se encuentran emplazados los laboratorios de control fisicoquímico y microbiológico.

Ya en el último de los pisos se puede ver la sala de máquinas, con las tres manejadoras de aire farmacéutico, enfriadoras y demás.

“Toda esta parte productiva tiene una superficie cubierta de 1.800 metros cuadrados”, resaltó Nélida Castaño -socia en Pharmavet-. Y agregó: “En un lote aparte disponemos de depósitos de materia prima, producto terminado y tres salas de pesada y muestreo que ocupan otros 1.000 metros cuadrados”.

Más allá de esto, desde la empresa se destacó que la planta GMP cuenta con aproximadamente 100 aberturas de acero inoxidable AISI 304 inyectadas de poliuretano con un peso de más de 100 kg cada una que brindan una total estanqueidad a cada una de las áreas farmacéuticas.

“Entre otros detalles técnicos y en lo que respecta a la arquitectura sanitaria de la planta, sobresale la total y absoluta segregación de las tres familias de productos en un mismo edificio y perfecto flujo de personal y materiales”, aseguró Marcos Zarich, director técnico del laboratorio desde hace cerca de 20 años.

“Apostamos a crecer en la producción de unidades, ofreciendo un servicio de elaboración para terceros de calidad y con posibilidades en todas las formas farmacéuticas certificadas y la extensión de los más de 100 certificados que tiene el laboratorio vigente”, concluyó Jorge Castaño.

 

Compartimos los audios de las presentaciones a cargo de los funcionarios oficiales durante este primer encuentro de Actualización para Directores Técnicos y Representantes de Laboratorios Veterinarios.

El pasado 15 de agosto se realizó la 1ª Jornada de Actualización para Directores Técnicos y Representantes de Laboratorios Veterinarios organizada por el tándem Senasa-Clamevet.

El encuentro tuvo como intención actualizar y capacitar a los integrantes de la industria en temas regulatorios. A su vez, uniformar criterios técnicos y administrativos entre el Senasa y la industria. Se realizó una síntesis de las reuniones realizadas con ambas Cámaras, situación actual y breve descripción de los puntos más destacados en los que se ha llegado a un consenso.

Jorge Dale

Jorge Dale, presidente de Clamevet – Apertura del encuentro.

Federico Luna, director nacional del área de Productos Veterinarios del Senasa.

Temas: Resistencia a antimicrobianos, síntesis situación mundial. Medidas adoptadas por el Senasa. Situación actual de presentación de Formularios nuevos productos en papel, forma electrónica y TAD.

Gisela Papaleo

Gisela Papaleo, dirección de Productos Veterinarios del Senasa.

Tema: Pruebas Biológicas Experimentales (protocolos) en Animales Domésticos, Caninos y Felinos.

Federico Luna.

Tema: Listado de las Declaraciones juradas propuestas por la Industria (alcance de cada una y fecha estimada para su vigencia). Productos Innovadores, Genéricos y Nuevos: visión del Senasa y relación con la presentación de nuevos productos y renovaciones.

Federico Luna.

Tema: Errores frecuentes en la presentación de expedientes a registro.

 

 

 

Se trataron temas relacionados con la vigilancia epidemiológica en zonas libres de fiebre aftosa con y sin vacunación, alerta temprana y planes de contingencia, entre otros.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), participó del “Seminario sub – regional de entrenamiento sobre mantenimiento del estatus de libre de Fiebre Aftosa”, organizado por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en Bogotá, Colombia.

El Senasa estuvo representado por Ana Laura Merlo profesional del Programa de Fiebre aftosa. El encuentro se realizó del 24 al 26 de julio pasado, y asistieron funcionarios de los servicios veterinarios de Perú, Ecuador, Chile, Bolivia, Brasil, Colombia, Uruguay, Paraguay, Venezuela, Surinam y Guayana.

En la jornada, se reforzaron la capacidad del personal de los servicios veterinarios de los países miembros para cumplir con los requisitos y procedimientos para el mantenimiento del estado libre de fiebre aftosa. Esto permitirá recopilar y preparar toda la información necesaria para la confección de los documentos de reconfirmación anual del estatus sanitario de forma clara y manera concisa.

El seminario fue dictado por expertos de la OIE, Centro Panamericano de la Fiebre Aftosa (PANAFTOSA) y agentes de la Dirección de Laboratorios y Control Técnico del Senasa, Laboratorio de referencia de la Organización Mundial.

Durante el taller se trataron temas relacionados con la vigilancia epidemiológica en zonas libres de fiebre aftosa con y sin vacunación, alerta temprana, planes de contingencia, mantenimiento, suspensión y recuperación del estatus sanitario, requerimientos del Código Sanitario para los animales terrestres, la situación actual de la región respecto a la enfermedad en donde cada país brindo una presentación con temas recomendados por la OIE.

Además se resolvieron cuestionarios en función de las presentaciones expuestas y se realizó un ejercicio de simulacro de recolección de la información para la reconfirmación anual del estatus de libre de fiebre aftosa en zona con y sin vacunación.

Fuente: Senasa

El encuentro tiene como intención actualizar y capacitar a los integrantes de la industria en temas regulatorios. A su vez, uniformar criterios técnicos y administrativos entre el Senasa y la industria.

El próximo 15 de agosto tendrá lugar la 1ª Jornada de Actualización para Directores Técnicos y Representantes de Laboratorios Veterinarios organizada por el tándem Senasa-Clamevet.
El encuentro se realizará en el auditorio de Clamevet (Maipú 1536 1º Piso) en la localidad de Vicente López.

El encuentro tiene como intención actualizar y capacitar a los integrantes de la industria en temas regulatorios. A su vez, uniformar criterios técnicos y administrativos entre el Senasa y la industria.

La metodología de trabajo será la siguiente: comenzará durante la mañana con la presentación de Senasa sobre los siguientes temas:
– Protocolos pruebas de Eficacia Antiparasitarios pequeños animales: Síntesis de las reuniones realizadas con ambas Cámaras, situación actual y breve descripción de los puntos más destacados en los que se ha llegado a un consenso.
– Situación actual de presentación de Formularios nuevos productos en papel, forma electrónica y TAD.
– Resistencia a antimicrobianos, síntesis situación mundial. Medidas adoptadas por el Senasa.
– Listado de las Declaraciones juradas propuestas por la Industria, por medio de las cuáles se podrán presentar modificaciones en los registros sin necesidad de respuesta por parte del Organismo. Alcance de cada una y fecha estimada para su vigencia.
– Productos Innovadores, Genéricos y Nuevos: visión del Senasa y relación con la presentación de nuevos productos y renovaciones.

Durante la tarde: profesionales del Senasa responderán preguntas de previo conocimiento elaboradas por la industria. Las preguntas surgen a partir de dudas y/o inquietudes de aspectos que se estime sean necesario clarificar, modificar o mejorar, sobre: documentos legales, impresos, importación y exportación de productos y MP, inscripción de productos veterinarios, renovaciones, habilitaciones, etc.

Inscripción: las vacantes para la Jornada son limitadas. Se solicita confirmar asistencia a info@clamevet.com.ar el nombre de la empresa y el de quién asistirá al evento.

Se trata de la inscripción y habilitación de empresas de productos veterinarios y el aviso de llegada de mercancías importadas de origen animal.

En el marco de su estrategia de desburocratización y mejoras para facilitar las gestiones al usuario, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) incorporó en la plataforma Trámites a Distancia (TAD), la inscripción en el Registro de firmas elaboradoras, distribuidoras, importadoras, exportadoras y depósitos de productos de uso en medicina veterinaria, droguerías y elaboradores de principios activos.

Otro servicio que el Senasa incorporó a TAD fue el trámite Aviso de llegada de importación de productos, subproductos y derivados con componentes de origen animal que realizan los operadores comerciales.

Con esta forma on line el Senasa agiliza la realización de ambos trámites y permite que los usuarios ahorren tiempo al efectuarlos.

Registro de productos veterinarios
“El Senasa cuenta con el registro de 470 empresas que elaboran, distribuyen, importan, exportan o son depósito de productos veterinarios en todo el país. Como es un registro nacional, incorporar la inscripción a TAD ofrece una gran ventaja para los usuarios que ahora pueden realizarla online desde cualquier parte del país”, explicó el director de Productos Veterinarios y Alimentos para Animales del Senasa, Federico Luna.

El profesional agregó que “ahora todas las gestiones son electrónicas. Tanto para la presentación de documentación como para la notificación, el usuario no tiene necesidad de acudir a una oficina del Senasa. A través de internet y con la correspondiente clave fiscal puede iniciar, hacer el seguimiento y finalizar su trámite desde una computadora”.

Para concretar el trámite de manera online, el usuario debe seguir estos pocos pasos:

-Ingresar a TAD
-Buscar el trámite Inscripción al Registro de firmas elaboradoras, distribuidoras, importadoras, exportadoras y depósitos de productos de uso en medicina veterinaria, droguerías y elaboradores de principios activos

-Seleccionar la opción que corresponda: droguerías con establecimientos propios, droguerías con establecimientos de terceros, elaboradores de principios activos con establecimiento propio, elaboradores de principios activos con establecimientos de terceros, firmas con plata propia o firmas con establecimiento de terceros.

-Adjuntar la documentación necesaria y presentar el trámite.

-Solicitar el cupón de pago a pagosdpv@senasa.gob.ar para abonar el arancel correspondiente a través de todos los medios de pago del Senasa.

-Finalizado el trámite recibe por correo electrónico el “Certificado de Inscripción” y el “Certificado de habilitación de plantas, propias o de terceros”.

Considerando que todos los trámites abarcados por la Resolución 681/02 se encuentran bajo el nombre “Firmas con planta propia” o “Firmas con planta en terceros”, el usuario debe tener en cuenta seleccionar la opción correcta (destildando las opciones que no correspondan).

Por consultas relacionadas al registro, comunicarse con la Dirección de Productos Veterinarios del Senasa llamando al (011) 4121-5487 o enviando un correo electrónico a: cpfvyaa@senasa.gob.ar

Aviso de llegada para importaciones
El Senasa también sumó a TAD el aviso de llegada de mercaderías importadas de origen animal que permite a los operadores comerciales realizar sus trámites por autogestión, facilitando la presentación de la documentación requerida de manera no presencial.

“Trabajamos en simplificar la gestión documental de un sector estratégico de la economía argentina como las importaciones, que en el 2017 representó un  volumen de  12.000 documentos asociados a los avisos de llegada de mercancías y en el transcurso de 2018 llevamos cerca de 6800”, destacó la coordinadora del área de Importaciones del Senasa, Andrea Bravo.

>En pocos pasos, los usuarios pueden concretar el trámite de manera online:

-Ingresar a TAD

-Ingresar al trámite Aviso de llegada de importación de productos y subproductos de origen animal

-Cargar el formulario, adjuntar la documentación necesaria y presentar el trámite.

-Solicitar el cupón de pago a importaciones@senasa.gob.ar para abonar el arancel correspondiente a través de todos los medios de pago del Senasa.

-Una vez acreditado el pago comienza el plazo de los 3 días hábiles luego de los cuales el usuario recibirá el Acta de Aprobación del aviso. Este Acta deberá ser presentada en el puesto de frontera que corresponda.

Para más información, los interesados pueden comunicarse con la Coordinación de Importación y Certificación de Exportación de Productos, Subproductos, Derivados de Origen Animal y Alimento para Animales (CICE) al (011) 5222 – 5968 / 5967 / 5966 de lunes a viernes de 9 a 17 o enviar un correo electrónico a:  importaciones@senasa.gob.ar

Durante el mes de mayo no se recibieron denuncias de nuevos casos y el seguimiento que realizó el Senasa con los principales hipódromos del país mostró que el número de casos no superó los valores esperables para esta época del año.

A partir de la información brindada por los principales hipódromos del país donde se registró la enfermedad, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) observó que se atenuó la cantidad de casos de influenza equina (IE) y se alcanzaron los valores esperables para esta época del año.

En consecuencia, el Senasa envió un informe final en tal sentido a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), que fue publicado en su interfaz de la base de datos del sistema mundial de información zoosanitaria (Wahis), al que se puede acceder desde: aquí

El seguimiento que realizó el Senasa permitió, además del registro habitual de denuncias, monitorear el número de nuevos casos en la población más afectada, por lo que envió a la OIE el mencionado informe final en el que consta que se atenuó la epidemia, que afectó en mayor medida a los caballos de carrera.

En el marco de la responsabilidad que le cabe como país miembro, en marzo pasado el Senasa había notificado a la OIE la detección de brotes de influenza equina con una ocurrencia y distribución mayor a la esperable. En el mismo marco, ahora el organismo argentino informó a la OIE el cambio de la situación de esta enfermedad en el país.

La OIE es la encargada de transmitir la información recibida a todos los países miembros, a fin de que puedan protegerse contra las distintas enfermedades animales. Sus normas, además, son empleadas como referencia internacional por la Organización Mundial del Comercio para el intercambio de mercaderías y animales en pie.

El Senasa continúa llevando adelante las actividades de prevención y control correspondientes y una campaña de comunicación con recomendaciones sanitarias para evitar la eventual dispersión de la enfermedad.

Ante la aparición de signos compatibles con la influenza equina (fiebre, decaimiento, descarga nasal y tos), avisar de inmediato al Senasa, enviar un correo electrónico a equinos@senasa.gob.ar o llamar a la línea telefónica (011) 4121-5411.

Debe recordarse que en el marco de la Ley 27.233, los propietarios de los animales son los responsables primarios de mantener su sanidad.

Fuente: Senasa

Tras el proyecto de Ley presentado por el oficialismo en Buenos Aires, la industria hípica redobla los esfuerzos por difundir la importancia de evitar modificaciones en una herramienta central para el futuro de la actividad.

Impacto. Más de 100 mil personas trabajan de manera directa en la actividad hípica local.

Impacto. Más de 100 mil personas trabajan de manera directa en la actividad hípica local.

Con más de 200 años de historia, la actividad hípica del Turf ha sabido combinar sus dos caras fundacionales: el deporte y la industria que se genera en torno al caballo.
El sector argentino es reconocido internacionalmente, contando con una condición de privilegio como cuarto productor mundial, líder indiscutido en América del Sur y responsable de casi un 10% del parque caballar global.
Más allá de esto, la actividad atraviesa un período de transición similar al que se vive en Estados Unidos, Inglaterra o Japón, respecto de la caída no solo en la cantidad y valor de los premios, sino también en la necesidad de modernizarse.
Vale decir que en esos países los gobiernos apoyan a la actividad por ser sustento de mano de obra irremplazable por máquinas, entre otras tantas virtudes, situación que ocurría también en Argentina hasta que la gobernadora María Eugenia Vidal decidió recortar en un 25% el Fondo de Reparación que recibía la industria hípica provincial, algo así como unos $300 millones.
Claro que esto no fue todo, ya que la dirigente anunció el envío de un proyecto de Ley para eliminar un “subsidio”, tal como Vidal lo definió, que en este 2018 hubiera sido de un total de $1.300 millones.
En contraposición, desde la actividad privada explican que el Fondo de Reparación no es un subsidio, sino que es un mecanismo compensatorio basado en fondos generados por los “tragamonedas” que también funcionan en Hipódromos, Casinos y Bingos de la provincia.
Para ser más gráficos: previo a la intervención de la gobernadora Vidal, estos “tragamonedas” generaban una facturación de $15.000 millones al mes, suma que deja un porcentaje a manos de los apostadores, en concepto de premios, y otro (inferior) se destinaba exclusivamente al Premio Hípico. Para darnos una idea de la importancia de esto, vale con graficar que si una Carrera entregaba $100 mil (aportados por los Hipódromos), el Premio llegaba a los $200 mil con el ingreso por el mencionada Fondo para unos y “subsidio” para otros.

La preocupación

¿Subsidio o aporte? La discusión que puso en alerta a la actividad.

¿Subsidio o aporte? La discusión que puso en alerta a la actividad.

Validando que son los Premios el instrumento que derrama ingresos a los propietarios de los caballos y a todos los profesionales y trabajadores vinculados con la actividad, es lógico entender el reclamo de quienes ven en esta decisión un duro golpe a la actividad. “Cuanto mayores son los premios, mayor será la inversión que se realice en toda esta industria”, suelen explicarnos los veterinarios privados que también forman parte del sector y que siguen con preocupación las decisiones que se puedan llegar a tomar en el corto plazo.
Más aún cuando el pasado 25 de abril se presentara un proyecto de Ley por parte del oficialismo para generar una nueva Ley de Turf, derogando la 13.253 vigente con el fin de “adecuar y modernizar la normativa”.
“Se prevé también la eliminación progresiva de subvenciones, teniendo en cuenta que el Estado provincial debe procurar un equilibrio en cuanto al cumplimiento de sus roles asistencialistas, ya que los ingresos generados por el juego se destinan a fondos sociales como la educación, salud y seguridad, entre otras”, se asegura en la propuesta.
Allí también se insta a que sea el Instituto Provincial de Lotería y Casinos “el que asigne hasta el mes de diciembre de 2019 fondos provenientes del porcentaje previstos para el Fondo Provincial de Juego (FO.PRO.JUE) a transferencias destinadas a atender las erogaciones que demanden actividades hípicas y afines, atendiendo a razones de mérito, conveniencia y oportunidad”.
Vale decir que, inicialmente se asignaría 9 puntos del Fondo Provincial y se reducirá a un punto del aludido porcentaje de manera bimensual.
Más allá de la mala noticia que representó este Proyecto de Ley entre los actores de la actividad hípica, el documento también propicia que “para mejorar los ingresos y las bolsas de los premios de los hipódromos de la provincia de Buenos Aires y de los dueños de los caballos de carrera, se propone la implementación de un cobro de inscripción a las Carreras de Clásicos de Grupo y Listado de los Caballos Sangre Pura de Carrera”. Asimismo, se propone otorgar exenciones impositivas a toda la red de ventas de apuestas y se invita a los municipios a acompañarlos con el fin de promover el deporte.
¿Una curiosidad? El proyecto oficial sostiene que “los subsidios a entidades gremiales e instituciones afines a la actividad hípica se entregarán a aquellos que reclamen asistencia para el cumplimiento de sus fines específicos”. Sin duda un punto que deberá ser profundizado en el debate.
¿Cuál es el peso de la actividad?
Más allá del malestar con el término “subsidio”, en el sector privado también caen mal las expresiones no solo vertidas públicamente por María Eugenia Vidal, sino también en el proyecto de Ley en cuanto a que se trata de un sector ligado “al juego”. Frente a esto la industria ha difundido recientemente que, de la masa de ludópatas reportados en nuestro país, solo el 2% asiste frecuentemente los hipódromos. Además y diferenciándose claramente de los juegos de casino, como los tragamonedas (sector al cual volvería ese porcentaje que se le resta una industria hípica), la actividad emplea de manera directa a unos 100.000 trabajadores.
Como dicen tranqueras adentro, por cada uno de los 8.000 caballos que nacen en nuestro país, hay 10 personas trabajando junto a él para que llegue en condiciones al período de entrenamiento.
Ya en esta etapa, nuestro país dispone de 15.000 ejemplares que compiten en los distintos hipódromos.
Concentrada hoy mayormente en la provincia de Buenos Aires, pero con presencia también en Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe, la actividad alcanza el 8,7% del Producto bruto agropecuario y el 18,2 del Pecuario.

Una definición inminente
Si bien es cierto que, tanto desde el gobierno bonaerense, como de Lotería de la Provincia, se ha mantenido un diálogo fluido con los representantes de la industria del Turf, el desenlace estaría lejos de ser consensuado entre las partes.
Mientras tanto, los profesionales y trabajadores ligados a la actividad miran con atención cómo se desenvuelve el conjunto de los actores, con el objetivo de que la actividad siga adelante.

Hoy al frente de la Dirección de Productos Veterinarios del Senasa, el Dr. Federico Luna analiza la actualidad de la dependencia: “En lo inmediato, la meta es administrar de la mejor manera posible los recursos disponibles”.

Federico Luna: “La tecnología aporta a la modernización del área”.

Federico Luna: “La tecnología aporta a la modernización del área”.

Desde que asumió la presidencia Mauricio Macri, el Senasa ha vivido una disputa entre las nuevas autoridades y buena parte de sus empleados hasta llegar a fines de abril al despido de 213 trabajadores. En ese marco, el organismo ha seguido funcionando, inclusive en su Dirección de Productos Veterinarios y Alimentos para Animales, la cual ha visto modificar su estructura, estando hoy a cargo del Dr. Federico Luna, bajo la órbita de la Dirección Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria. Con esto en mente, MOTIVAR dialogó con el Dr. Luna, a fin de evaluar las modificaciones que se están llevando adelante y que afectan directamente a la industria de productos veterinarios.

MOTIVAR: ¿Cuál es la situación de la Dirección?
El registro está atravesando un proceso de transición. Estamos implementando nuevas tecnologías que hacen a la agilización y modernización de los trámites. Tal es así que con la próxima puesta en marcha de la “Ventana Única”, los laboratorios podrán realizar On Line las autorizaciones de importación y exportación y la emisión de algunas certificaciones, por ejemplo.
Este es un cambio radical para la historia del organismo. Estábamos acostumbrados al papel y el sello.
Ya superamos la primera etapa e implementamos el expediente electrónico, modalidad por medio de la cual inclusive ya se han aprobado productos.
Con esta herramienta prescindimos del papel ya que las presentaciones se hacen en PDF, evitando pasamanos y pérdidas, disminuyendo el uso de insumos y acortando sustancialmente los tiempos.
Claro que para esto, debimos adecuar los sistemas teniendo en cuenta aspectos de confidencialidad, para lo cual recibimos el soporte del Ministerio de Modernización.
En las próximas semanas también pondremos en marcha la herramienta en la DILAB, con cuyos profesionales estamos trabajando desde enero, para la aprobación, mediante expedientes electrónicos, de vacunas y kits diagnósticos.

¿Qué cambia que estén bajo la órbita de la Dirección de Inocuidad?
Independientemente del excelente vínculo que tenemos con las personas del área, estar bajo su órbita nos da un alcance más federal. Esta Dirección Nacional tiene un alcance más amplio y cuenta con coordinadores temáticos en cada una de las regionales del Senasa. Esto antes no lo teníamos y nos permite tener un brazo de acción para realizar auditorías o inspecciones y atender denuncias por la aparición de reacciones adversas de algún producto, por ejemplo.
De hecho, estamos pensando en instrumentar un sistema de fiscalización de productos veterinarios en conjunto con los Colegios y Consejos Veterinarios, con el objetivo de visitar veterinarias y distribuidoras.

¿Cómo quedó formada la estructurada tras la salida de varios funcionarios con una larga trayectoria dentro de la misma?
Las personas a cargo son las que en algún momento fueron “nuevas”, pero hoy con ya ocho años de experiencia. Sin dudas tenemos un cuello de botella en el área química, donde estamos esperando incorporar personal. Esto llevará tiempo porque más allá de incorporar profesionales, necesitamos la transferencia de conocimiento de los más experimentados en el área, que hoy se fueron.

Aranceles: “Senasa no debe representar un gasto para producir”.Aranceles: “Senasa no debe representar un gasto para producir”.

Aranceles: “Senasa no debe representar un gasto para producir”.1

¿Cuáles son tus objetivos en lo inmediato?
Frente a la situación descripta, es clave poder optimizar los recursos disponibles para realizar las tareas que nos competen. Por ello, todo aquello que podamos modernizar será bienvenido. En este marco, inclusive hemos dejado de exigir el envío de los impresos definitivos de los productos (etiquetas, cajas, serigrafiados); hoy con presentar el arte de impresión ya es suficiente.
En esta maniobra reducimos tres meses el tiempo de registro.
Es una herramienta que también se incorporó en el sistema de registro para expedientes electrónicos, modalidad obligatoria para los nuevos trámites.

¿Qué otras mejoras están poniendo en marcha en este tiempo?
Una demanda de la industria bien aceptada es la que tiene que ver con que cierta cantidad de trámites se realicen vía declaración jurada: extensiones de certificados; transferencias de titularidad; modificaciones en los rótulos; baja de productos o empresas, modificación de los artes de impresión que no modifiquen la información contenida en los rótulos o modificaciones en los períodos de retiro (siempre y cuando aumenten). Se aprobarán con un visto bueno administrativo.
Respecto de la posibilidad de catalogar a los productos veterinarios en “Genéricos”, “Nuevos” e “Innovadores” también se está avanzando. Aquello que en un momento parecía una utopía hoy es visto con buenos ojos. Sería una solución, puesto que en el caso de los productos genéricos el registro sería más sencillo. Resta avanzar en su implementación, lo cual no será sencillo e implicará un cambio radical en el registro, no solo de Argentina sino también de la región.
Las cámaras de laboratorios están elaborando un documento para la aplicación de criterios para aplicación de pruebas de residuos. Esta sería la puerta de entrada para generar la legislación necesaria, en la cual sin dudas se deberán establecer las condiciones de un “Gold Estándar”, por ejemplo, para el caso de los productos que se consideren genéricos.
Esto ayudaría mucho a un registro que necesita ser más ágil.
Próximamente y como etapa final a transitar con el Ministerio de Modernización, se pondrá en marcha el trámite a distancia, lo cual permitirá trabajar desde la página de la AFIP, vinculado al servicio que presta el Senasa por medio del CUIT o CUIL correspondiente.

¿Cuál es el vínculo actual con los laboratorios veterinarios?
Con la industria tenemos un diálogo fluido y el funcionamiento del Registro es un tema recurrente porque nos preocupa a todos. Posiblemente en algún momento no había fluidez en la comunicación porque nos reuníamos poco. Hoy la política de las autoridades es favorecer la interacción público – privada, siempre teniendo en cuenta el poder de control que siempre debe tener el Estado.

¿Cómo quedaron los aranceles del Servicio?
Si bien la Resolución 12/2018 ya realizaba una modificación sustancial de todos los aranceles que involucran al Ministerio de Agroindustria, la recientemente promulgada normativa 61/2018, unificó algunos códigos, reduciéndolos no solo en cantidad, sino también en su valor económico.
Desde el Estado nacional se promueve que el Senasa no tiene que implicar un gasto para quienes quieran producir.
Además, se han suprimido algunos aranceles, como el que se cobraba para dar de baja a una empresa o persona física del registro. Es más, ya no se cobra un arancel de inicio de registro para un producto veterinario y otro para su finalización, sino que se han unificado en uno solo.
Además, en la Dirección hemos puesto en práctica una normativa vigente desde 1994, que sostiene que toda la solicitud de registro tiene una sola posibilidad de evaluación, al segundo informe tienen que presentar las cosas favorablemente si no la solicitud de registro se archiva. Algunas solicitudes tenían hasta siete informes técnicos. Menos del 1% de los expedientes logra finalizar el registro con un solo informe técnico. Hoy lo estamos implementando y creamos un arancel para desarchivar esto, mucho más económico.

¿Y qué ocurre con el mantenimiento anual de los productos?
Para el arancel de mantenimiento de firmas y de productos, hasta el año pasado teníamos la categoría de Activos ($1000) y Pasivos ($500).
Con este nuevo arancel se dieron de baja y hablamos de un solo registro, cuyo valor de mantenimiento es de $650.

¿En qué situación están las inspecciones y certificaciones GMP?
Ya desde el año 2016 decidimos avanzar en un cronograma preestablecido de visitas a las empresas. En lo concreto, estamos saliendo en forma regular a constatar el cumplimiento de la Resolución 482 / 2002, independientemente de las certificaciones que solicitan los laboratorios. Nos encontramos de todo: empresas que cumplen con la norma, otras con pequeñas no conformidades y algunas que han necesitado readecuar su habilitación.

¿Cómo se difunde este tipo de información?
Por ejemplo, desde la Web del Senasa se puede constatar los números de registros de productos veterinarios y su situación actual en el organismo.
Es una etapa previa al Vademécum oficial que seguramente estará activo antes de que finalice 2018. La Dirección de Tecnología de la Información del organismo está trabajando en una herramienta que va a permitir ver rótulos, indicaciones, dosificación hacer listados por filtros y demás. Vamos a necesitar la colaboración de la industria en la carga de los materiales, información que deberá ser un reflejo de lo que está cargado en el expediente de registro.

¿Cuál es la actualidad del programa de vigilancia de antimicrobianos?
Durante 2017 hemos tomado 600 muestras totales: 200 de aves, 200 de cerdos y 200 de bovinos. Si bien estadísticamente puede no ser un muestreo representativo, permitió una primera evaluación para confirmar lo que esperábamos. En el caso de la avicultura, por ejemplo, encontramos un porcentaje de resistencia elevado que varió entre provincias (Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba y Buenos Aires). No tanto en cerdos y menos en bovinos.
Este año vamos a tomar 600 muestras solo de aves; mientras tanto ya sabemos que tenemos un problema. La segunda etapa es presentar la información y difundirla.
Primero al sector productivo, mostrándole a los productores que hacen uso de los antimicrobianos y que se debe generar un cambio de conciencia: ya no crían animales, sino que producen alimentos.
Por otro lado, tendremos que llegar al sector profesional y a los consumidores.
Estamos trabajando para desarrollar un portal dentro de la Home de la Web del Senasa y así linkear con información de FAO, OMS, OIE, OPS que son nuestros colaboradores en esta temática. La industria farmacéutica también debería involucrarse en el tema, quizás comunicando mejor que el uso inadecuado de los antimicrobianos atenta contra su efectividad.
De nada sirve que se desarrollen nuevas moléculas si en meses se va a generar resistencia por el uso inadecuado.

¿Qué pasa con la trazabilidad de medicamentos? ¿Por qué los inconvenientes con el tema ketamina?
El sistema de trazabilidad del organismo también está atravesando un proceso de transición.
En su momento, el desarrollo fue compartido con el PAMI y esto generó algunos contratiempos en la implementación y el correcto seguimiento del tema. Por errores de este tipo es que se han bloqueado los usuarios que no finalizaron el trámite de registro completo. Son estos los que tuvieron inconvenientes para comprar ketamina. Estamos asesorando a los veterinarios.
En simultaneo se ha puesto en marcha la redefinición del sistema junto con la Dirección de Tecnología del organismo, por ahora involucrando a los mismos productos, aunque descartamos que en el mediano plazo será imprescindible sumar los antimicrobianos al sistema.

¿Cuál es la situación en cuanto a la venta de alimentos medicados?
En 2019 todos los registros de alimentos medicados (que incorporen, por ejemplo, un antibiótico, un anticoccidiano o un antiparasitario) serán cancelados.
Es clave entender que cuando estos productos son incorporados a los alimentos, están en condiciones ambientales distintas para las cuales fueron desarrollados y aprobados. Además, hoy no se permite el registro de nuevos alimentos con productos veterinarios como parte constitutiva de la fórmula.
Suele creerse que esta decisión tiene que ver con la resistencia antimicrobiana, pero es mucho más básico que eso: no podemos garantizar que el producto veterinario esté en condiciones al momento de ser consumido por el animal. Después de 2019 solo se va a permitir el registro de productos veterinarios para ser administrados a través del agua de bebida o de los alimentos, pero como vehículo.

Se trata de un poderoso antiparasitario endectocida que combina Fipronil e Ivermectina

Overline Large Duo actúa contra garrapatas y nematodos, parasitosis de gran importancia económica que afectan a los bovinos. Es la última apuesta del laboratorio Over, de la ciudad santafesina de San Vicente.

En la prueba oficial realizada por Senasa, alcanzó un 99,69% de eficacia en el control de la garrapata común del bovino. En los ensayos a campo, resultó ser altamente eficaz en el control de los parásitos gastrointestinales.

Overline Large Duo posee 30 días de poder residual absoluto frente a garrapatas y 71 días de retiro en carne.

Se presenta en bidones de 5 litros e incluye Backpack, un novedoso sistema que facilita su aplicación.

Para más información visite www.over.com.ar

Compartimos la siguiente información de Senasa acerca del establecimiento de un área de vacunación inmediata y obligatoria en un radio de 10 kilómetros alrededor de la zona afectada por rabia, en la localidad de Castro Barros.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) adoptó las medidas sanitarias preventivas ante la detección de un brote de rabia paresiante en un establecimiento productivo en el Puesto 25 de Mayo, en la localidad de Castro Barros, a 205 kilómetros de la ciudad de La Rioja, en el límite con la provincia de Córdoba.

El caso se detectó tras el análisis efectuado en muestras tomadas a un animal con sintomatología compatible con la enfermedad, que fueron enviadas al laboratorio por profesionales de la Oficina La Rioja, jurisdicción del Centro Regional Cuyo del Senasa.

Tras la confirmación del diagnóstico, el Senasa estableció un área de vacunación obligatoria en un radio de 10 kilómetros alrededor del predio afectado, en el cual se debe inocular de inmediato contra la rabia a la totalidad de los animales de las siguientes especies: bovinos, equinos, porcinos, caprinos, ovinos y caninos.

Asimismo, el Organismo interdictó los establecimientos ubicados en esta zona para evitar que animales enfermos o incubando rabia entren en contacto con personas, tanto en prácticas de manejo como en la faena y el consumo. Esta acción se levantará 30 días después de haber completado el esquema de vacunación antirrábica.

La rabia paralítica o paresiante es una enfermedad epidémica y recurrente causada por el virus rábico transmitido por el vampiro común Desmodus rotundus, que afecta principalmente a bovinos y equinos, y con menor frecuencia a otras especies domésticas, a las personas y a algunos animales silvestres.

Por último, el Senasa recomienda evitar el contacto con animales muertos o con sintomatología nerviosa y dar aviso inmediato a la oficina del Senasa más cercana, a fin de dar intervención de manera preventiva y analizar sanitariamente cada situación. Además, toda aquella persona que haya estado en contacto con el animal positivo deberá concurrir al centro de salud más cercano, para ser evaluado por un médico.

En las vacas lecheras de Santa Fe se produjeron mortandades que variaron entre el 5 y 8% sobre el total de adultos existentes. En algunos casos, ocurrió a pesar de habérselos tratado específicamente.

 

La trypanosomiasis es una enfermedad que afecta a los humanos y a los animales, causada por protozoos del género Trypanosoma. Estos parásitos requieren de insectos hematófagos para su transmisión, con la única excepción del Trypanosoma epuiperdum causante en los equinos de una enfermedad de transmisión sexual, conocida como durina.
En Argentina el T. vivax fue reconocido por primera vez a fines del 2006 en la provincia de Formosa, por ocasionar muertes en bovinos y búfalos. Desde entonces, las posibilidades de dispersión a otras provincias y regiones está presente debido a la existencia en casi todo el territorio nacional de los vectores mencionados y por los movimientos constantes de entre provincias.

Síntomas clínicos
El período de incubación del T. vivax es variable, de los 9 a los 60 días, de acuerdo a la virulencia de la cepa y a la susceptibilidad de los animales.
En las vacas lecheras de nuestra zona, los signos predominantes fueron: abortos, marcada disminución de la producción láctea, temperatura corporal por encima de 39,5°, anemia, leve ictericia, diarrea, debilidad, pérdida de la condición corporal (CC), edema de papada, irritabilidad, queratitis. La muerte de animales varió entre el 5 y 8% sobre el total de adultos existentes y en algunos casos, a pesar de habérselos tratado específicamente.
Las pérdidas habrían sido menores si se hubiera realizado el diagnóstico de la enfermedad en forma temprana, pero dada la sintomatología presente se confundió inicialmente con Anaplasmosis bovina, otra enfermedad de curso agudo y anemizante, presente en nuestros rodeos desde hace años y transmitida por los mismos vectores.
Algunas vacas que recibieron tratamiento específico pueden volver a presentar signos de enfermedad a las pocas semanas, especialmente en los animales que están estresados, mal alimentados o con enfermedades intercurrentes.
Esta forma crónica de la enfermedad se caracteriza por bajo recuento de leucocitos en sangre, lo cual se traduce en un estado de inmunosupresión que los hace más susceptibles a otras enfermedades.
Son vacas que generalmente abortaron o están vacías, presentan baja CC, escasa producción láctea o se secan y terminan siendo descartadas del rodeo por lo incierto de su recuperación productiva.

Diagnóstico
La visualización del parásito en extendidos de sangre es la más accesible forma de diagnosticar esta parasitosis. También sirve para descartar o corroborar la existencia de otra enfermedad anemizante, como anaplasmosis. No hay disponible por el momento en Argentina una técnica serológica que permita detectar a los animales infectados asintomáticos o portadores.

Tratamiento
Una vez producido el diagnóstico por visualización del T. vivax en frotis de sangre, se debe aplicar el tratamiento específico a todos los animales con signos clínicos.
La única droga disponible en Argentina es el aceturato de diminazene y la dosis indicada varía entre 3,5 a 7 mg x kilo, intramuscular. Su uso en tratamientos masivos en los rodeos con un brote produce una disminución de los casos agudos, pero como es de rápida metabolización y excreción, el tratamiento no tiene valor profiláctico ni efecto esterilizante.
Hay que considerar que la leche de vacas tratadas con diminazene requiere un descarte de tres días y debe evitarse el consumo de carne de los animales tratados por un lapso de 21-35 días post administración.

Control
El personal de tambo debe estar alerta ante la aparición de animales con signos clínicos de la enfermedad, especialmente vigilar los descensos de producción láctea y la temperatura corporal (utilizando un termómetro clínico).
Se recomienda aplicar medidas de control sobre la población de los transmisores naturales como la mosca brava.
Para este insecto hay que evitar la acumulación de materia orgánica como forrajes, pastos, alimentos en descomposición, materia fecal, ya que es allí donde se produce el ciclo de cría de este insecto.
Carecen de efectividad las caravanas y productos aplicados sobre el animal para repeler a la mosca de los cuernos.
Existe otra droga, el clorhidrato de Isometamidium, cuya actividad profiláctica es de 2-3 meses y permitiría sobrellevar la época de mayor presencia de vectores naturales, evitando la ocurrencia de reinfecciones y asegurando la no difusión a otros establecimientos cercanos.
Sin embargo, esta droga no está incorporada al vademécum veterinario argentino. Su incorporación debería evaluarse también por la presencia de residuos que aparecen en leche y carne de los animales tratados.

Fuente: Grupo de Sanidad Animal del INTA Rafaela.

Las exigencias para los ganaderos están asociadas a los productos y subproductos bovinos para exportación. Al ser una enfermedad de denuncia obligatoria, en cualquier caso, se debe comunicar al Senasa.

 

DRA. MARÍA JOSÉ DUS SANTOS1 Y DR. FRANCISCO D’ALESSIO2
1. Instituto de Virología de INTA Castelar
2. Dirección de Epidemiología y Análisis de Riesgo del Senasa

La Lengua azul (LA) es una enfermedad infecciosa que afecta rumiantes y camélidos, domésticos y salvajes. Es transmitida entre los hospedantes por insectos hematófagos del género Culicoides sp, comúnmente conocidos como jejenes. Las pérdidas que causa son directas e indirectas, sea por muerte, abortos, pérdida de productividad y también, por las fuertes restricciones comerciales asociadas, impuestas por países libres para la importación de rumiantes y sus productos y subproductos. Por ejemplo, la exportación de semen bovino requiere la certificación de la ausencia del Virus de Lengua Azul (VLA). La enfermedad es clasifica dentro de las enfermedades de declaración obligatoria a nuestro Senasa y, por supuesto, a la (OIE).

Alcance y efectos
Todas las especies de rumiantes pueden infectarse con el VLA pero solo ciertas razas de ovejas y ciervos desarrollan signos clínicos de la enfermedad, dependiendo del serotipo viral.
En relación a las pérdidas directas, las incursiones ocurridas en Europa en los últimos años constituyen un claro ejemplo. Se estima que desde su aparición en 1998 en aquel Continente, VLA ha causado la muerte de más de dos millones de ovinos. Por otro lado, como consecuencia de la mortalidad, morbilidad y más aún de las restricciones asociadas a la aparición o detección del virus, en Estados Unidos se estiman pérdidas anuales que rondan los US$ 125 millones. Dada su distribución, restricciones asociadas y pérdidas, la Lengua Azul fue declarada como una de las enfermedades posiblemente más importantes del siglo XXI.
En Argentina no se han reportado casos con sinología clínica ni en bovinos ni en ovejas, pero se ha detectado serología positiva desde 1996. El último muestreo realizado fue durante los años 2004 y 2008 en el cual se reportaron prevalencias de hasta 40,7% en ganado bovino y 95% en ganado ovino en Misiones. Desde entonces, la presencia del virus fue reportada mediante hallazgos casuales.
Casi 10 años después, se volvió a aislar el virus en la misma zona geográfica, aunque de forma casual, ya que no se dio en el marco de un estudio específico.
En este caso, fue a partir de muestras de rutinas que llegan al servicio de diagnóstico del Instituto, al detectarse un animal con serología positiva reciente. Es decir, con anticuerpos contra el virus. Dado que en nuestro país no se vacuna contra la Lengua Azul, la presencia de anticuerpos es indicativa que el animal al menos estuvo infectado con el virus.

Una presencia creciente
La enfermedad ha evolucionado desde una forma exótica, con su origen en África, restringida en el pasado a regiones de clima cálido, a una ampliamente distribuida con la potencialidad de convertirse en endémica en áreas de clima templado. El VLA existe en una amplia franja que incluye regiones entre las latitudes 40°N y 35°S (quedando la Argentina incluida desde la frontera norte hasta la mitad de Buenos Aires, norte de La Pampa y sur de Mendoza). Por ello, el país puede ser considerado “zona de incursión aleatoria”. No obstante, los arbovirus como el VLA son sensibles a los cambios climáticos y esto se convierte en un factor clave en la expansión de las fronteras conocidas. La dinámica de la enfermedad en el hemisferio norte y su expansión a límites inimaginados son prueba de ello.
En Sudamérica, el VLA ha sido detectado por técnicas serológicas en casi todos los países, pero ha sido aislado únicamente en Argentina, Brasil y Ecuador.
En junio de 2013 se produjo un brote de VLA4 en Vassouras, estado de Rio de Janeiro en un rebaño de 99 ovinos de raza Lacaune. Muy recientemente ha sido reportado en las regiones andinas y amazónicas de Ecuador una alta seroprevalencia y el aislamiento de VLA serotipos 9, 13 y 18.

Presente y futuro en el país
En Argentina no se han reportado brotes de Lengua Azul y no se vacuna contra dicha enfermedad. Las exigencias para el productor están asociadas a los productos y subproductos bovinos para exportación. Si en algún caso, los ganaderos desean conocer el estatus sanitario de sus animales, se recomienda hacer controles serológicos para evidenciar la presencia de anticuerpos contra el VLA. Pero, ante la sospecha de signos clínicos compatibles con la enfermedad, se debe comunicar inmediatamente al Senasa. Nuestra próxima tarea es investigar si la frontera de detección del virus se ha extendido. Todos los virus aislados en nuestro país pertenecen al mismo serotipo (VLA4). En caso de hallar nuevos aislamientos del VLA debemos analizar si se trata de la incursión de un nuevo serotipo.

Compartimos la siguiente información de Senasa referida a la aprobación de vacunas antirrábicas.

Dice Senasa que en el transcurso de este año, su laboratorio aprobó 311.461 monodosis hasta el 8 de marzo y está analizando otras 313 mil.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) cumple al ritmo habitual con los tiempos de análisis estipulados y aprobación de vacunas antirrábicas que realiza en su Laboratorio Nacional ubicado en Martínez, provincia de Buenos Aires.

En ese marco, hasta el 8 de marzo de 2018 el Laboratorio del Senasa controló 9 lotes de vacunas por un total de 311.461 monodosis.

Actualmente se encuentran en control otros 5 lotes de vacunas por un total de 313.894 monodosis, que se irán liberando a medida que finalicen las pruebas, en el transcurso de los próximos 30 días.

Las cantidades de dosis controladas en 2018 a la fecha implican casi un 73% del total de las dosis aprobadas en todo el año 2017, que sumaron 19 lotes de vacunas por un total de 858.697 monodosis. Lo que deja en claro un aumento en la producción de estas vacunas.

El Departamento de Rabia y Enfermedades de Pequeños Animales de la Coordinación de Virología del Laboratorio Nacional del Senasa se encarga de realizar los controles de inocuidad y potencia a todas las series de vacunas antirrábicas que se comercializan en el país; en tanto que la Coordinación de Bacteriología controla su esterilidad.

Cabe señalar que son los laboratorios productores de vacunas antirrábicas los que deciden la cantidad de dosis que envían para analizar al Senasa y los responsables de abastecer al mercado.

Fuente: Senasa

Compartimos la siguiente información de Senasa, acerca de la visita de auditoría europea se inició el pasado 14 de marzo y finalizó el 22 con una reunión en la sede central del organismo.

Una delegación de la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria (DG Sante) de la Unión Europea (UE) verificó la región patagónica norte A con el fin de reconocerla como libre de fiebre aftosa sin vacunación.

La visita de auditoría europea se inició el pasado 14 de marzo con una reunión en la sede central del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) de la que participaron el presidente, Ricardo Negri; los directores nacionales del Sanidad Animal, Ricardo Maresca, y de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, Jorge Dal Bianco, junto con sus equipos de trabajo y la coordinadora de Relaciones Internacionales, María Inés Vica. Por la UE estuvieron presentes Benoit Sauveroche y Marc Cronin.

Negri expresó que “los auditores europeos quedaron muy conformes con los controles que realiza la Argentina y el Senasa. Resta esperar el informe final de la visita que confirme el reconocimiento a la Patagonia Norte A como zona libre de fiebre aftosa sin vacunación. Además valorizaron poder verificar el funcionamiento conjunto de los sistemas integrados de gestión de sanidad animal, de inocuidad y de fronteras”.

Por su parte, el director de Control de Gestión y Programas Especiales del Senasa, Marcelo Ballerio, sostuvo que “es muy importante para la región y sobre todo para el país, este posible reconocimiento por parte de la UE”.

“Actualmente exportamos carne ovina desde la región Patagonia Sur de la Argentina al mercado europeo. Cabe destacar que visitaron un establecimiento faenador de carne bovina en la zona que, de obtener el reconocimiento por parte de la Unión Europea luego del informe final, podría exportar su producción”, explicó María Inés Vica.

En la Patagonia, los auditores verificaron los controles que se realizan en el aeropuerto de Neuquén, en puestos de control terrestres y se reunieron con los representantes del Centro Regional Patagonia Norte del Senasa, en la ciudad de General Roca.

Los auditores de la UE también verificaron las acciones que se realizan en establecimientos productores de animales bovinos, ovinos y caprinos, ubicados en ambos márgenes del río Colorado, en los puestos de control de ruta (La Japonesa, Juan Pradere y La Adela, entre otros) y un establecimiento frigorífico.

Durante la visita a nuestro país, los inspectores de la UE recorrieron las instalaciones del Laboratorio del Senasa, ubicado en la localidad de Martínez, y también verificaron los controles analíticos que se realizan en muestreos de fiebre aftosa en la Patagonia, puntualmente técnicas y criterios de diagnóstico, registro de datos y el sistema de calidad implementado. Además se abordó el control de vacunas para la enfermedad.

La delegación fue recibida por el director general de Laboratorios y Control Técnico del Organismo, Carlos Zenobi, el director de Laboratorio Animal, Eduardo Maradei y el equipo de profesionales en la temática.