fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomePosts Tagged "Luciano Aba"

Editorial

Hace un tiempo que compartimos con todos ustedes los desafíos que las nuevas herramientas de comunicación digital plantean a futuro.
En ese sentido, MOTIVAR ha sabido escuchar, aprender y activar acciones.
Tal es así que hacia finales de 2016 nos proponíamos duplicar la cantidad de visitas únicas a la Web motivar.com.ar en el lapso de un año. Y así fue.
¡Lo logramos! Según la información que Google nos comparte por medio de su Analytics, crecimos de las 38.000 personas que accedieron a nuestros contenidos de manera On Line hasta los más de 70.000 a lo largo de todo 2017.
Interesante es también para nosotros ver cómo el 72% de todos esos lectores accedieron a nuestra Web desde la Argentina, mientras que países como Estados Unidos y México completan el podio de estos, nuestros lectores globales. Queda claro que la estrategia ha funcionado.
Nuestras campañas de Mailings masivos y Newsletters digitales han servido para cumplir el objetivo, tanto como el empeño demostrado en compartir toda la información que generamos a través de redes sociales como Facebook; Twitter, Instagram y YouTube, donde reunimos a más de 10.000 personas ligadas al sector de la sanidad y productividad animal en nuestros país y otros del resto del mundo. Ahora bien, ¿qué leyeron nuestros visitantes?
¿Lo mismo que los 5.500 lectores que reciben mensualmente la edición impresa de MOTIVAR? ¿Logramos ampliar el perfil de quienes acceden a nuestros contenidos?
Parecería que un mix de estas dos alternativas.
Por ejemplo, la nota más leída del año en motivar.com.ar fue el informe generado por nuestro compañero Facundo Sonatti en relación a la actualidad del sector porcino en Argentina (facturación, principales jugadores, cantidad de animales, perfil de los productores, rol de la industria veterinaria, etc), con más de 3.300 lecturas de personas únicas en 9 meses, desde el momento de su publicación allá por el mes de marzo de 2017.
Vale decir que estos informes de coyuntura local tuvieron una repercusión destacada entre los usuarios digitales de nuestros contenidos y sirvieron para poner sobre el tapete cifras estratégicas también para las actividades ganaderas (búfalos, bovinos de carne y leche), avícolas (carne y huevos) y apícola.
Misma situación se percibió con las coberturas generadas por nuestro equipo, por ejemplo en lanzamientos de productos como el Apoquel de Zoetis, alcanzando las 2.200 lecturas, aproximadamente, entre los pasados meses de mayo y diciembre.
Los informes y artículos técnicos vinculados con cuestiones sanitarias e intervenciones de tecnologías como la IATF a campo también han ocupado un lugar destacado en las redes, tanto como los diversos análisis de modelos productivos que hemos sabido compartir en el últimos tiempo.
En definitiva, queda claro que vamos por el camino correcto. Creciendo en el alcance de nuestras publicaciones y logrando manejar un mix de temas e informes que siguen posicionando a MOTIVAR en los distintos ámbitos involucrados en el rubro de la sanidad y productividad animal.
Seguramente este 2018 nos encontrará presentando nuevas herramientas y objetivos, los cuales sin dudas contribuirán al crecimiento de todos.

Editorial

Para el 97% de los 300 asistentes al 15º Evento Aniversario de MOTIVAR realizado en octubre, el año que viene será mejor que este 2017. Así de contundente es la estadística… Y después ¿qué?
Termina un año que se quedó con gusto a poco, más allá de los buenos resultados que seguramente muchos de nuestros lectores hayan logrado en sus respectivas actividades.
A nivel general, la expectativa era mayor.
Tanto en el ámbito de los laboratorios veterinarios, como de la cadena de distribución coinciden en que este 2017 implicó una dedicación y esfuerzo aun mayor que 2016 para lograr, en definitiva, resultados en apariencia muy similares.
Con un mercado “estancado” en la cantidad de dosis (fármacos y biológicos) que comercializa en las distintas especies animales, el gran desafío del sector radica en hacer crecer el negocio, siempre sobre la base del bienestar y la mayor productividad animal. ¿Pueden trabajar este tema en conjunto laboratorios y distribuidores? ¿Cuál es el camino para modificar la tendencia actual?
Más temprano que tarde, sabremos la respuesta.
Párrafo aparte para una profesión veterinaria que refuerza su posición en contra de la venta de productos por fuera del canal profesional, una tendencia que –según el Colegio de Buenos Aires, por ejemplo- sigue avanzando en nuestro país.
Esto ha motivado a la entidad a motorizar una serie de comunicaciones explicando una problemática antigua que parece recobrar fuerzas en años donde las ventas no acompañan.
Los temas han sido diversos a lo largo del año y una buena forma de empezar a terminarlo sin dudas es compartiendo con ustedes una edición colmada de contenidos técnicos y aportes concretos para el sector.
A lo largo de las próximas páginas podrán corroborar el alto grado de difusión que están alcanzando temas como la resistencia a los antimicrobianos y antihelmínticos, así como el control de las enfermedades reproductivas y los complejos respiratorios en ganadería.
El mes pasado, sin ir más lejos, Argentina recibió la visita del presidente de la Asociación Mundial de Veterinaria, Dr. Dr. Johnson Chiang, quien estuvo por primera vez en nuestro país, participando de un Taller regional organizado por el PANVET en la UBA.
En la misma línea, la Asociación de Anestesiología y Analgesia Veterinaria de la República Argentina (AAVRA) cerró el año con una jornada en la cual sus socios se capacitaron sobre protocolos de trabajo y manejo del dolor con una experta en anestesiología pediátrica del Hospital de Niños.
Una alegría es también compartir el diálogo que mantuvimos con el Dr. Hugo Ortega, director del Centro de Medicina Comparada de Esperanza, Santa Fe, que aborda de manera integral el estudio con animales de laboratorio desde 1997 y certificó normas 9001.
Como si fuera poco, también en esta edición podrán conocer la visión de líderes de opinión ligados al sector de la ganadería vacuna nacional, los cuales coinciden en las muy buenas perspectivas que existen desde el año 2018 en adelante.
Les deseamos un gran cierre de año, unas muy lindas fiestas y los invitamos a hacer el máximo esfuerzo para lograr que las buenas expectativas que tengamos, se terminen haciendo realidad.

Editorial

La diferencia entre adquirir conocimientos y ponerlos en prácticas es sustancial.
Muchos de nosotros hemos escuchado con atención a algún especialista en Ventas o Marketing hablarnos del ciclo de vida de los productos.
Claro que en esta variable entran en juego diversas situaciones aunque una, el “tiempo” no puede pasar desapercibida.
Generalmente, las empresas suelen focalizar este concepto en aquello que ofrecen y comercializan pero no en el producto principal: la compañía, el todo.
Además de los temas que solemos ofrecerles mes a mes, en esta edición podrán acceder a la cobertura completa del 15º Evento Aniversario de MOTIVAR, concretado el pasado 19 de octubre en Parque Norte, CABA, ante más de 300 empresarios, técnicos y referentes de la industria ligada a la sanidad y productividad animal. Lejos de hacer cualquier valoración subjetiva respecto del éxito de la jornada, no podemos menos que destacar que allí se llevaron adelante dos paneles: uno con la participación de Mónica Bressi y Jorge Dale, presidentes de Caprove y Clamevet, respectivamente, y otro en el cual Silvio Marchetti (Agroindustria), Federico Berger (FeVA) y Fernando Gil (Agroideas) analizaron el futuro de la producción de la ganadería bovina en nuestro país.
A ello se sumaron dos disertaciones estelares. Por un lado, el editor de Le Monde Diplomatique analizó la situación nacional, mientras que el periodista especializado en política internacional, Andrés Repetto (C5N), compartió con los asistentes un repaso sobre los principales hechos que se viven en el mundo donde pretende insertarse nuestro país.
Hasta acá, todo un orgullo.
Pero claro que no termina. De hecho, quienes hacemos MOTIVAR ya estamos pensando en algo más. Pensamos en cómo adaptarnos a los tiempos que corren, de qué manera seguir informando a un lector más dinámico e hiperconectado que, tarde o temprano, pagando o de manera gratuita, seguramente obtendrá la información que busca o necesita.
Han pasado 15 años de nuestro primer ejemplar, publicado en el año 2002 con una entrevista al por aquel entonces presidente del Senasa, Bernardo Cané. ¿Habrá sido él en persona quien respondió nuestras preguntas? Difícil e irrelevante saberlo hoy, pero así iniciamos un sueño que recién empieza.
¿Podremos seguir creciendo como medio, ofreciendo en tiempo y forma la calidad de informaciones que nuestros más de 5.500 lectores de todo el país nos exigen?
¿De qué manera podremos ser más objetivos y efectivos?
Cumplimos 15 años y no nos alcanza. Sabemos que más allá de lo sembrado y cosechado nos resta avanzar en el principal desafío que muchas empresas del sector deberán comenzar a resolver en el corto plazo. ¿Cuál? El de consolidarnos como un producto sustentable en el tiempo. Ni más, ni menos.

Más de 300 empresarios, técnicos y referentes del sector de la sanidad y productividad animal participaron del tradicional encuentro anual de este medio de comunicación.

Proporcionar el espacio adecuado para que los distintos actores del sector ligado a la sanidad y productividad animal en Argentina pudieran intercambiar ideas y debatir propuestas fue el objetivo central con el cual MOTIVAR se inició en el rubro, con la salida de su primer ejemplar, allá por el año 2002.
“Más allá de lo que podamos haber crecido como medio de comunicación y como profesionales, uno de nuestros mayores activos es el vínculo que hemos sabido construir, tanto con la industria veterinaria y sus proveedores, como con las autoridades del sector, los investigadores, la cadena de distribución y, fundamentalmente, con nuestros lectores veterinarios de todo el país”. Con estas palabras, el editor de MOTIVAR, Luciano Aba, dio la bienvenida a los más de 300 asistieron que formaron parte del 15º Aniversario de MOTIVAR, realizado el pasado 19 de octubre en Parque Norte, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
“Con errores y aciertos, en este tiempo pudimos incrementar la tirada nacional de nuestra edición impresa hasta los 5.500 ejemplares mensuales y lograr también el récord de compartir con todos ustedes 60 páginas de información que luego se replican tanto en motivar.com.ar, como en las distintas redes sociales”, describió el periodista.

UN RECONOCIMIENTO A LOS SPONSORS PRINCIPALES

El 15º Aniversario de MOTIVAR contó con patrocinio principal de un grupo de empresas y entidades que apuestan por el crecimiento del mercado veterinario local ofreciendo soluciones integrales.
Ellas son: Vrayto Logística (vrayto.com.ar), LabCecil (labcecil.com.ar), CASIBA (casiba.com.ar), Laboratorios Plásticos (labplasticos.com.ar), COPREVA (coprevasaic.com.ar), Agro Nación (agronacion.com.ar) la Obra Social Luis Pasteur (oslpasteur.com.ar), GS1 Argentina (gs1.org.com), Romikin (romikin.com.ar) y TOVER (tover.com.ar).
En todos los casos se destacó el acompañamiento al sector y la importancia de seguir apostando a la industria nacional en materia de incorporación de tecnologías y servicios a las empresas.

 

Y reforzó: “Queda mucho trabajo por realizar para seguir posicionando a la industria y a los profesionales veterinarios como piezas estratégicas en el cuidado de la Salud Pública y, lógicamente, como instrumentos centrales en lo que respecta a la mayor productividad de las producciones animales. Nuestro trabajo en este campo, recién empieza…”.
Una agenda de primer nivel
A su turno fue Nicolás de la Fuente, otro de los fundadores de MOTIVAR y hoy a cargo de su producción integral, quien describió a los presentes el paso a paso para disfrutar de una experiencia distinta, participando de la App específica del encuentro, por medio de la cual pudieron participar de sorteos y encuetas en vivo.
De la Fuente también repasó el itinerario de una jornada de la cual formaron parte los presidentes del Senasa (Jorge Dillon), de la Federación Veterinaria Argentina (Héctor Otermin), del Colegio de Buenos Aires y la Coordinadora Federal (Osvaldo Rinaldi, además de representantes de diversos organismos públicos y más de 80 laboratorios y distribuidoras del rubro.
El primero de los paneles estuvo a cargo de Carlos Lencina, conductor de Mitre y el Campo, quien entrevistó en el escenario principal del evento a los presidentes de Caprove y Clamevet, Mónica Bressi y Carlos Dale, respectivamente (Ver páginas 18 a 20). Allí, los representantes de las dos cámaras de laboratorios veterinarios analizaron la actualidad del rubro, mostrándose optimistas de cara al futuro, pero destacando el actual estancamiento en las ventas, la importancia de avanzar en el vínculo con el Senasa, las distorsiones en los precios de los productos y una evidente pérdida de rentabilidad por parte de las empresas.
A su turno, el editor de Le Monde Diplomatique, José Natanson, se presentó en la jornada con el objetivo de “pensar todos juntos” en la actualidad nacional (Ver página 24). En alusión a la actual fuerza de Gobierno (Cambiemos), el periodista fue contundente: “Estamos en el inicio de una nueva hegemonía política”.
Luego se llevó adelante un panel referido al “Futuro de la producción ganadera en nuestro país”, el cual fue coordinado por el periodista de MOTIVAR, Facundo Sonatti, quien entrevistó en vivo a Silvio Marchetti (Ministerio de Agroindustria de la Nación), Fernando Gil (de la consultora Agroideas) y Federico Berger (de la Federación Veterinaria Argentina). Vale decir que, al igual que con el resto de los paneles y disertaciones, esta entrevista (páginas 28 a 30) puede revivirse de manera completa ingresando en motivar.com.ar o bien en el Canal youtube.com/pmotivar.
Párrafo aparte para la participación especial del periodista de C5N, especializado en Política Internacional, Andrés Repetto, quien repasó con los asistentes al 15º Aniversario de MOTIVAR la situación global, repasando conflictos, historias y expectativas en cuanto al mundo que se viene (Ver páginas 22 y 23).
El encuentro contó también con dos entrevistas “satélite” realizadas desde el stand de MOTIVAR montado en el área del salón destinada a los Sponsors de la jornada (Ver recuadro), donde Patricio Jiménez tuvo la posibilidad de dialogar con Ignacio Cichello, director de Precursores Químicos, y Gabriela Calamante –INTA Castelar- quien comentó (Ver página 23). La jornada se cerró con la participación de Pablo Fábregas (Radio Metro), quien llevó adelante un Stand up humorístico.

Experiencias y opiniones
Como se dijo, por medio de la App propia desarrollada por MOTIVAR para el evento, los asistentes pudieron participar de una serie de encuestas en vivo, con resultados que sin dudas vale la pena compartir. Contundente fue en ese sentido que el 97% de los asistentes considerara que 2018 mostrará mejores resultados que este año y que el 42% entendriera, además, que el gran tema del año que está culminando ha sido la “guerra de precios” producida entre las empresas del sector.

Interesante fue también “escuchar” las opiniones de los presentes en cuanto a cuál creen ellos que es la solución para una mayor utilización de productos veterinarios. Frente a este interrogante, el 40% de los asistentes destacó la necesitada de contar con “planes oficiales que la fomenten y premien”. Asimismo, un 25% indicó sostuvo que mucho tendrá que ver en la mayor utilización de las tecnologías disponibles “una mayor vocación comercial por parte de los asesores veterinarios”. Otro 22% resaltó la importancia de que existan también “obligatoriedades y sanciones por parte del Estado” para quienes no lo hagan, mientras que el porcentaje restante subrayó la necesidad de que la industria veterinaria incremente su inversión en comunicación hacia los distintos canales.
En definitiva y siguiendo el camino iniciado en el año 2002, MOTIVAR no solo propuso en su encuentro Aniversario un ámbito distendido en el cual los asistentes compartieran una experiencia agradable, sino que también escuchó y difundió los principales temas, preocupaciones y expectativas del sector vinculado con la sanidad y productividad animal en Argentina. No es poco…

 

Editorial

En las próximas páginas, nuestros más de 5.500 lectores podrán disfrutar del trabajo realizado por todo el equipo de MOTIVAR.
Accederán a un completo informe sobre la situación actual de la ganadería bovina en Argentina; una detallada cobertura sobre todo lo ocurrido en el Simposio Internacional de Reproducción llevado adelante en Córdoba por el IRAC y las principales claves del acuerdo de vinculación tecnológica por medio del cual el INTA y Laboratorios Inmuner lanzaron la primera vacuna vectorizada argentina contra la enfermedad de gumboro.
No conformes con este despliegue, hacia fines de septiembre viajamos a Victoria, Entre Ríos, para asistir al III Simposio de Genox sobre Reproducción Porcina y generamos una serie de artículos en los cuales se destaca no solo el rol de la mecanización en la actividad láctea nacional, sino que también avanzamos en una entrevista con los responsables técnicos de llevar adelante la producción de leche de cabra en el Norte de nuestro país.
Hasta aquí, una apuesta muy completa y para todos los gustos.
Sin embargo, el verdadero foco de esta edición aniversario está puesto en difundir la actualidad del sector de laboratorios veterinarios que operan en Argentina.
Esta industria nos vio nacer, crecer y desarrollarnos.
Se trata de un rubro que apostó allá a lo lejos, promediando el año 2002, por darle sustento a un medio de comunicación independiente que pudiera aglutinar las visiones comunes y proponer un debate abierto y siempre bien intencionado sobre el cual buscar puntos de encuentro que favorezcan el desempeño colectivo.
Ninguno de los integrantes de este medio olvidará los primeros años, el esfuerzo y acompañamiento que las empresas nos propiciaron.
Señoras y señores, en este mes de octubre MOTIVAR cumple 15 años de presencia ininterrumpida en el rubro y no puede menos que focalizar sus esfuerzos en seguir generando el marco para que se compartan visiones y análisis en torno a una actualidad distinta a la de nuestros inicios, con nuevas fusiones entre empresas, una competencia cada vez más feroz por no perder mercado y el desafío obligado de crecer.
Párrafo aparte para los asesores veterinarios que han adoptado a MOTIVAR como un medio aliado a la hora de mostrar su disconformidad con la poca transparencia de la cadena comercial y que, independientemente del rubro en el cual se desempeñen, siempre nos han abierto las puertas para compartir sus éxitos y fracasos.
Para el recuerdo quedarán los cientos de productos que se han presentado al mercado desde estas páginas, las entrevistas a funcionarios nacionales que hoy ya no figuran en el mapa y los innumerables planes de fomento para que la productividad de las distintas especies se incremente, aún sin un éxito rotundo.
Fuimos abriendo el juego. Motorizados siempre por la vocación de comunicar y con la mente abierta para trasladarnos a otras plataformas que nos permitieran sumar nuevos adeptos. Hicimos mucho. Sabemos que falta. No lo duden, esto recién empieza…

Editorial

Mucho podríamos escribir sobre el contenido que esta nueva publicación de MOTIVAR pone al alcance de nuestros más de 5.500 lectores en todo el país.
Informes, entrevistas, opiniones, análisis, lanzamientos y coberturas le dan forma una edición en la que, por primera vez en mucho tiempo, el eje de esta editorial seremos nosotros mismos.
¿Por qué? El próximo 19 de octubre estaremos concretando una nueva edición de nuestro tradicional encuentro aniversario.
El dato es irrefutable: MOTIVAR cumple 15 años y esperamos que más de 300 empresarios, profesionales y autoridades del sector de la sanidad y productividad animal nos acompañen.
La invitación a la jornada es personal e intransferible, estando disponible también la posibilidad de escuchar en las disertaciones, desde las 8 AM de manera On Line, a través de motivar.com.ar/radio.
La ocasión se presenta atractiva para volver a ofrecer un ámbito donde directivos de laboratorios nacionales y multinacionales, funcionarios, asesores y referentes del canal comercial puedan compartir sus impresiones no solo en cuanto al contexto actual del negocio, sino fundamentalmente, las expectativas para el corto plazo.
Claro que la realización de este evento no sería posible sin el aporte de un grupo de sponsors que ya confirmaron su participación: LabCecil, la Obra Social Luis Pasteur, ChemoRomikin, COPREVA, Vrayto, CASIBA, Tover, Caprove y GS1 Argentina, a quienes se seguirán sumando empresas en las próximas semanas.
Una de las particularidades del evento anual de MOTIVAR estará ligada a la puesta en marcha de una App propia, desde la cual los invitados podrán acreditarse previamente para luego acceder a una serie de sorteos y a la participación de encuestas que arrojarán resultados en tiempo real. También se incluirá información general del evento, stands virtuales e información de los disertantes. ¿Quiénes ya confirmaron participación? Los periodistas Andrés Repetto (C5N) y José Natanson (Le Mond Diplomatique) abordarán el contexto internacional y local, respectivamente.
Se ofrecerá un detallado análisis del mundo en el cual pretende insertarse nuestro país, a la vez de compartir detalles de la situación político económica que enfrentaremos a partir de 2018.
A esto se sumarán paneles específicos. Por un lado, el periodista de Mitre y el Campo, Carlos Lencina, entrevistará a los presidentes de Caprove y Clamevet, a fin de conocer la situación y expectativas de la industria veterinaria.
Por su parte, Facundo Sonatti (MOTIVAR) llevará adelante un panel con referentes en agronegocios, quienes darán un pantallazo de la realidad que viven los productores argentinos y las tendencias a futuro.
En estos 15 años intentamos realizar acciones que prestigienal sector industrial veterinario, como un actor central en el andamiaje productivo que tiene como objetivo llevar alimentos sanos y seguros a los consumidores de todo el mundo.
Creemos que, sin dudas, eventos como el que realizaremos el próximo 19 de octubre son una muestra cabal de ello.
La apuesta es integral.. el buen ambiente ya está garantizado.

Editorial

“Que las urgencias no nos impidan avanzar en los temas importantes”, reza (palabras más, palabras menos) una máxima que pocas se cumple de manera efectiva entre los distintos actores de la economía nacional.
Y el rubro veterinario, claramente, no es la excepción.
Tanto las Pymes locales, como las empresas multinacionales avanzan al ritmo del día a día, trabajando activamente, viajando, solucionando inconvenientes e intentando cumplir con estimados de ventas que muchas veces se focalizan en tomar porciones de mercado que ya estaban en manos de otros competidores.
Durante el próximo mes de octubre, MOTIVAR estará cumpliendo 15 años en un sector que ha logrado crecer y posicionarse, pero casi siempre sobre la base de un mercado cautivo.
Si analizáramos las estadísticas de la industria de laboratorios y las cruzáramos, por ejemplo, con las cantidades de dosis aprobadas por el Senasa para las distintas especies animales, veremos que la tendencia se repite: quienes adoptan tecnologías difícilmente dejen de hacerlo. Pero ¿qué pasa con el resto? ¿Alcanza con seguir tomando porciones de una misma “torta”? Ese es el verdadero debate.
“Hay otro mercado, similar al actual para ir a buscar”, destacaba hace algunos años un referente de la industria. ¿Es así? ¿Puede la industria de la sanidad y productividad animal realmente crecer a esas tasas?
Pero volvamos a lo importante…
En esta edición, encontrarán una completa cobertura de lo que fue el lanzamiento de la campaña “Ganadería Argentina, más eficiencia, más futuro” que el Ministerio de Agroindustria llevará adelante junto con el INTA, el Senasa y un número de asociaciones y entidades que apuestan por incrementar la adopción de tecnología en la cría bovina y así lograr más terneros.
Si bien en las siguientes páginas podrán tomar contacto con las piezas publicitarias que desde el Estado comenzarán a difundirse, será clave comprender que solo con esta acción no será suficiente. Y los actores involucrados lo saben.
Sin embargo, vale el reconocimiento para la iniciativa. ¿Por qué? Básicamente porque la misma tiene un objetivo diferente al que se plantean las acciones del “día a día”. La meta es informar, comunicar y concientizar. ¿A quiénes? A los que muchas veces se pasa por alto; al “otro” mercado.
Estimular, justificar y avanzar sobre esa porción de productores que siguen sin asesoramiento profesional veterinario es el eje estratégico de todo intento por crecer. Sin un veterinario en el campo, será muy difícil que se avance en la difusión de los planes sanitarios. Y, de igual modo, poco se podrá lograr si esos asesores no se muestran activos y actualizados en la materia.
Han pasado 15 años. Hemos visto diversos intentos por lograr este objetivo y pequeños grandes logros en manos de entidades como Caprove, por ejemplo, que ha logrado posicionar a la sanidad como el eje central sobre el cual trabajar para crecer.
Con eso en mente, es clave que la industria, los distribuidores y el canal veterinario deje sus críticas de lado y se sume a la campaña. Pocas oportunidades como esta para pensar más allá y fomentar aquello que desde las propias empresas hoy resulta difícil de hacer en el modo correspondiente: difundir los beneficios de hacer las cosas bien…

Editorial

Semanas más, semanas menos, en nuestro país se ha puesto en marcha una campaña de servicios que deberá convivir con buenas (precios) y malas (clima), dependiendo de la zona del país en la cual se ubiquen los campos ganaderos.
Como verán en esta edición, no son pocas las empresas que focalizan su comunicación sobre cuestiones esencialmente vinculadas con el manejo reproductivo de los bovinos, así como también a la posibilidad de evaluar, medir e implementar distintos protocolos de IATF a campo.
Independientemente de las buenas expectativas que existen en esta época del año, vale destacar que se trata de un momento clave en el vínculo de los productores con sus asesores.
¿Al nivel de cuando los ganaderos debían ir a las veterinarias a comprar la vacuna antiaftosa?
Realmente no lo sabemos.
Quizás aquellos que añoran esos tiempos tengan una mirada contrapuesta, pero sin dudas que la campaña de servicios ocupa un rol preponderante en la agenda (también en la cabeza y el bolsillo) de los dueños de las vacas.
¿Cómo aprovechar al máximo ese momento?
Si bien cada uno de nuestros lectores conoce la rutina y el esfuerzo que llevar adelante estas tareas implican (y su rédito económico), será igualmente importante tomarse unos minutos, previo a pasar presupuestos o cotizar inversiones para también evaluar el estado general de los rodeos que cada uno de los clientes de la veterinaria administran.
Como se dijo, no son muchas –lamentablemente- las oportunidades de que veterinarios y productores se encuentren cara a cara para planificar.
¿Y qué mejor momento para hablar de la importancia del estado sanitario de los vientres, con el objetivo de lograr los resultados esperados?
En las próximas páginas podrán apreciar una amplia cobertura de temas y situaciones. Pero, fundamentalmente, tendrán la posibilidad de volver a interiorizarse en las pérdidas reales que la no inversión en planes sanitarios productivos genera sobre las producciones.
Esta información fue compartida desde Caprove en el sexto Congreso nacional de entes y fundaciones de lucha sanitaria realizado en Junín, donde el debate no solo giró en torno a la necesidad de disminuir la incidencia de las enfermedades sobre los rodeos, sino que también generó amplio debate sobre la nueva Ley del Senasa y la posibilidad de que nuestro país (en conjunto con todo el Continente) deje de vacunar contra la fiebre aftosa.
Párrafo aparte para la indiferencia con la cual, a nivel general, Estado, industria y profesionales (públicos y privados) miran los últimos casos de rabia denunciados en distintos puntos de nuestro país. ¿Por qué incluimos este tema en la tapa de MOTIVAR? Es que si bien comprendemos que este 2017 viene mostrando una disminución en la cantidad de dosis de vacunas que se emplean para prevenir enfermedades en las distintas categorías animales, existen cuestiones centrales que no solamente ponen en juego una ganancia de kilos o un estado sanitario, sino que directamente afectan o podrían afectar la vida de las personas; y la rabia es una de ellas.
Informar, justificar y concientizar. Una tarea cada vez más ardua, en la cual es imprescindible seguir sumando voluntades. ¿Nos acompañan?

Las últimas denuncias por presencia de la enfermedad en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires son un llamado de atención no solo para los veterinarios privados y los responsables estatales, sino para la sociedad en su conjunto.

La tendencia es contundente. Durante el último tiempo se percibe en nuestro país una caída en los niveles de uso de biológicos destinados a prevenir la aparición de enfermedades (zoonóticas) en los más de 10 millones de perros y gatos que habitan la Argentina. Y sin dudas uno de los casos más elocuentes es el de la vacuna contra la rabia, la cual –en teoría- es obligatoria en estos animales a partir de los tres meses de edad, con una revacunación anual.
Vale recordar que este tipo de decisiones no son azarosas y tienen que ver con que la rabia transmitida por perros causa unas 59.000 muertes por año. Algo así como 160 personas son las pierden la vida diariamente alrededor del planeta (principalmente niños) por una enfermedad que puede ser prevenida.
Claro que para ello, es indispensable que –al menos- el 80% de la población susceptible de contraerla esté efectivamente vacunada, situación que contrasta a las claras con lo que actualmente ocurre en nuestro país.
¿Por qué decimos esto? Vale con hacer un breve repaso de lo que ocurre, por ejemplo, con la provisión actual de la vacuna. Como se dijo, para darle cobertura a la mencionada población animal, se requerirían (al menos) unas 8 millones de dosis, las cuales deberían suministrarse en buena parte desde el Estado con la compra de multidosis y, en menor medida, por medio de las veterinarias privadas.
Vale decir que la última licitación oficial se concretó en febrero de 2017 y fue ganada por un laboratorio nacional, el cual recibió recién a fines de junio la orden de compra para hacer efectiva (en el plazo de 60 a 90 días) la adquisición de solo 2 millones de dosis, que se suman a las que la industria comercializa a través de los veterinarios privados y de las cuales hasta abril de 2017 no habían sido aprobadas por el Senasa más de 300 mil.
En resumen: Inclusive considerando que exista un remanente de vacunas del año 2016 (con vencimientos cortos), hoy no habría vacuna para aplicar a más del 30% de los perros y gatos susceptibles de contraer la rabia en Argentina.
¿Y si las hubiera? ¿Se aplicarían? En las condiciones actuales, seguramente no.

¿Hay o no hay rabia?
En los últimos meses se han declarado una serie de casos que vale la pena mencionar, comenzando por uno al que se dio trascendencia desde las redes sociales e involucró a un perro de 4 meses, oriundo de Coronel Moldes, Córdoba, el cual no estaba vacunado y tenía antecedentes de posible contacto con murciélagos que se alimentan de insectos.
Ya sobre fines del mes pasado, el Ministerio de Salud de Buenos Aires denunció la detección de la enfermedad también en murciélagos en zonas urbanas como Luján, La Plata, Vicente López, Ameghino y Pergamino, los cuales (de manera azarosa) no tomaron contacto con perros, gatos, ni personas.
Misma situación se viene viviendo en distintos puntos de Santa Fe, principalmente en Esperanza, los cuales llevaron al Colegio de Veterinarios a reforzar entre la comunidad profesional y la sociedad en general la importancia de volver a incluir la vacunación antirrábica en los planes básicos de vacunación.
Un dato interesante, por medio del cual se pretende derribar aquello de que “no recomendamos vacunar porque no hay rabia”, es el vivido ante la detección del primero de estos casos. Es que puestas en marcha las medidas de rutina en los 200 metros alrededor de la vivienda donde se encontró el murciélago, el Municipio detectó la friolera de 15 animales que no estaban vacunados. Y los vacunó, quizás con las últimas dosis que en la provincia quedan a disposición de los organismos estatales (esperando la tardía licitación mencionada, ni en tiempo y –como se dijo- difícilmente en forma, por las cantidades involucradas).
La misma gravedad tuvo el otro de los reportes, en el cual fue una persona la mordida por el murciélago en cuestión, estando hoy fuera de peligro gracias al tratamiento suministrado localmente.
Frente a esta realidad y tras intentos fallidos para dialogar con las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación y del Instituto Pasteur, MOTIVAR tomó contacto con el Dr. Enrique Trabattoni (Esperanza Distribuciones), quien en el último tiempo compartió una serie de actualizaciones sobre la enfermedad y la metodología para estimar la cantidad de perros y gatos en Argentina, las cuales ya están disponibles en motivar.com.ar. “Estamos a la espera de confirmar la presencia de la Variante 1 o 2 (“rabia urbana”) en el caso canino ocurrido en Moldes, mientras que ya se ha corroborado la Variante 3 en murciélagos hematófagos (“rabia paresiante”) en los registrados en bovinos de Córdoba”, explicó. Y agregó: “También está claro que ha sido la Variante 4 en murciélagos insectívoros (“rabia silvestre”) la actuante en los seis casos registrados este año en Esperanza y Recreo (Santa Fe), uno en Santa Rosa (La Pampa) y otro en Tolosa (Buenos Aires)”. Frente a esto, Trabattoni destacó la necesidad de que la profesión se comprometa en lograr una mayor articulación con las autoridades comunales, municipales y provinciales.
“Será clave insistir en la vacunación de perros y gatos tanto en forma privada en el consultorio veterinario, como pública en las campañas oficiales que deberían realizarse”, agregó.
Y detalló: “Como agentes de la Salud Pública no debemos olvidar que nuestro aporte en la lucha de la enfermedad es crucial para responder al desafío de lograr una localidad, una provincia, un país libres de una zoonosis mortal que hasta el día de hoy sigue siendo una amenaza”.
Nuestro país ha logrado en las últimas décadas un reconocimiento global en el control de una enfermedad (la rabia) asociada a los animales pero de alto riesgo para las personas. Esperamos seguir por este camino, reforzando medidas de control que ya han demostrado eficacia. ¿Se podrá?

Editorial

Con buena parte de su estructura productiva concentrada en Buenos Aires, la industria veterinaria depende en gran medida del canal comercial distribuidor para acercar sus productos a los usuarios finales de todo el país.
A esta realidad se suma que, históricamente, los laboratorios disponen de equipos de venta y/o promoción muy activos en lo que hace a viajes y recorridas tanto técnicas, como comerciales, por toda la Argentina.
Visitas a campo, en veterinarias, charlas, talleres, congresos y un sinfín de actividades se realizan casi a diario con el objetivo de “estar cerca del cliente”.
Con mejores o peores resultados, el paso del tiempo demostró que esta metodología funciona y, en muchos casos, es condición para generar y concretar ya sean ventas, como cobranzas.
Esta cultura es la que hemos aprendido en MOTIVAR a lo largo de los últimos 15 años. “En ese sector, hay que moverse”, nos decían en nuestros comienzos.
Y así fue como comenzamos acompañando a los viajantes de las empresas en sus recorridas, estando junto a los veterinarios en su trabajo al lado de la manga y compartiendo puntos de vista con los productores ganaderos de diversas regiones.
Y este mes no ha sido la excepción. Desde Corrientes, hasta Trenque Lauquen, Buenos Aires, el equipo de MOTIVAR ha acompañado diversas acciones, tomando contacto con veterinarios dedicados tanto a grandes, como a pequeños animales, con el objetivo de conocer sus realidades y escuchar sus preocupaciones, intentando luego volcarlas en este medio para que logren la mayor difusión posible.
Difusión que entendemos indispensable en el caso de los laboratorios que siguen apostando por realizar acciones junto con sus clientes.
En tiempos en los cuales a la industria no le sobra nada (inclusive, con algún cierre de planta por problemas económicos y financieros), entendemos que es clave dar soporte en que todas esas inversiones logren el mayor impacto posible.
Como se dijo, visitamos el Consejo Profesional de Médicos Veterinarios de Corrientes hace ya más de un mes, donde compartimos con cerca de 60 veterinarios un interesante ida y vuelta sobre la administración de sus veterinarias. Córdoba, Santa Fe y el interior de la provincia de Buenos Aires fueron también destinos visitados en este último tiempo, a fin de estar junto a los profesionales no solo en congresos y exposiciones (como fue el caso de Inter-Médica a mediados de mayo), sino también para compartir encuentros técnicos con funcionarios oficiales, en los cuales se van delineando día a día las futuras normativas que regirán las acciones en un futuro.
Esta es la forma en que nos iniciamos en el rubro y hoy, próximos a cumplir 15 años, la seguimos eligiendo.
Porque nos gusta, porque sirve para estar cerca de las noticias pero también porque entendemos que es el modo de retribuirle a todo el sector el acompañamiento que históricamente nos ha brindado.
Así seguiremos. Juntos.

Editorial

Buena parte de nuestro trabajo como periodistas es preguntar. Ni saber, ni intuir, ni muchos menos adivinar.
Preguntamos desde obviedades, hasta cuestiones que han llegado a incomodar o sorprender a algún entrevistado. En el medio, lo que se les ocurra.
Esa es la manera que tenemos de acceder a cierta información en un sector veterinario donde –a nivel general- las cifras y estadísticas brillan por su ausencia; fundamentalmente cuando se pretende realizar un análisis en cuanto a las unidades que se comercializan en los distintos segmentos del mercado.
Aprendiendo a convivir con esta situación y arribados al quinto mes de 2017, comenzamos a conversar informalmente con veterinarios, industriales, viajantes y distribuidores con el objetivo de poner blanco sobre negro cuál ha sido el desempeño del rubro en lo que va del primer semestre.
“Hasta acá el mercado se comporta como un serrucho”, nos indican casi al unísono desde los distintos sectores consultados, pretendiendo con esta descripción graficar los picos ascendentes y descendentes que han manifestado las ventas mensuales hasta el momento.
“Enero bien, febrero malo, marzo excelente, abril complicado con pocos días laborales y mayo es un gran interrogante”.
¿Les suena? De este modo evalúan principalmente los distribuidores de productos veterinarios el pulso de las ventas.
Diversas pueden ser las variables externas que explican esta situación: la baja en el poder adquisitivo en determinados perfiles de propietarios de mascotas (fundamentalmente los de ingresos medios a bajos), el temor y la inconsistencia con el que los ganaderos proyectan sus inversiones en el año, el clima, los feriados… y asi podríamos seguir.
Más allá de esto, es interesante esbozar algunas ideas en cuanto a las razones internas (propias del sector) que también alientan esta situación. Por más vuelo que le demos a nuestros análisis, siempre caeremos en uno de los puntos que suele configurar el destino de las estrategias sectoriales: los constantes sobre stocks que cohabitan en la cadena.
“Uno no puede ir a venderle a un cliente algo que ya se le vendió el mes pasado”, nos confiesan “off the récord” vendedores y viajantes, entendiendo que cuando en un mes las empresas ubican más unidades de las que el negocio genuinamente genera, la reposición se hace cuesta arriba.
¿De qué manera entonces se logra “mover la mercadería”? Bajando precios y dejando atrás el concepto de rentabilidad.
Ni buena, ni mala, esta situación muchas veces explica y hasta justifica los desfasajes de precios que existen en un mismo rubro, inclusive por debajo de las listas oficiales de los laboratorios.
Difícilmente desde estas líneas pueda proponerse una situación superadora frente a una situación que sin dudas incrementa su peso en períodos inflacionarios como los que en nuestro país se viven desde hace algún tiempo. Sin embargo e inmiscuidos en nuestro humilde rol, preguntamos: ¿se siente cómodo el sector trabajando de esta manera?
¿Es realmente un objetivo modificarla? Veremos…

Editorial

Los primeros meses de cada año comparten determinadas características comunes, independientemente de los contextos. Enero descomprime el stress de las fiestas, febrero propone cierto período de calma y en marzo, la rueda nuevamente se pone a girar.
Pedidos de presupuestos, consultas por nuevos proyectos, reuniones para disparar ideas, propuestas laborales… Este 2017 definitivamente ha comenzado.
Será por eso que “la calle” empieza a calibrar mejor su termómetro, para ajustar las expectativas iniciales y accionar ya sobre concreto en el mercado.
“Vamos a tener que trabajar más para alcanzar los resultados”, es la frase que más hemos escuchado en este último tiempo al consultar a promotores técnicos y vendedores de los laboratorios que operan en los diferentes segmentos del rubro. Pero, ¿a qué se refieren con “trabajar”?
Podremos discutir varias cosas, pero deberá haber consenso en cuanto a que quienes están 5 de cada 7 días viajando, cobrando e intentando comercializar productos, trabajan. Mejor o peor, pero sin dudas que lo hacen.
En esta oportunidad, “trabajar” hace alusión al modo en que se deberán llevar adelante las operaciones planeadas. No porque las mismas no vayan a concretarse, pero sí por la necesidad de efectivamente cerrarlas.
Podríamos también graficar esta situación con el siguiente comentario: “Es probable que tengamos que hacer 800 kilómetros para definir personalmente acciones que se podrían haber cerrado por teléfono o mail”…
Deberemos estar más activos; generando y proponiendo, tal como hacemos en esta nueva entrega de un MOTIVAR con temas para todos los gustos.
Incursionamos en la industria del cuero con un mano a mano exclusivo entre Facundo Sonatti y Miguel Galperín, CEO de Sadesa, la mayor curtidora del país con 10 mil piezas procesadas al día. Y compartimos dos jornadas con los presidentes de buena parte de los Consejos y Colegios de la Federación Veterinaria Argentina, analizando los principales reclamos que plantean sus matriculados.
Entrevistas, análisis y novedades de distintas empresas… Y un pequeño logro. A continuación, podrán ver el avance de LabCecil –terceritas puro veterinario- en la puesta en marcha de un proceso de certificación de nuevas normas de calidad atadas al concepto de innovación. ¿Y por qué lo destacamos de esta manera?
Porque MOTIVAR intervino difundiendo y poniendo a disposición de los interesados la acción que en octubre de 2016 lanzó la Dirección General de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología del gobierno de CABA. Entrevistamos a su responsable, Fabián Nigro, quien expuso la propuesta en nuestro evento Aniversario, donde las autoridades de LabCecil iniciaron el contacto.
Son pequeñas contribuciones y una linda vivencia el verlas concretarse. En ese camino nos quedamos: informando y generando contenidos pero también aprovechando los vínculos que hemos sabido generar en estos casi 15 años de trabajo ininterrumpido.

Editorial

El oficio es el dominio o conocimiento de la propia actividad laboral. Es el arte por medio del cual podemos poner en marcha una determinada tarea sin tener bien en claro cómo la terminaremos. Pero no importa: “la clave es arrancar”, solemos escuchar en cuanto evento para emprendedores participamos.
Lo mismo ocurre con los textos, y las notas como esta.
¿Empezamos ya en marzo hablando de nuestro 15º aniversario de octubre? ¿Ponemos el foco en la incondicional apuesta de los auspiciantes para con este medio? ¿Destacamos los inconvenientes comerciales y financieros que algunas empresas comienzan a reportar?
Son cientos de temas, miles.
Pero en el fondo la clave es una: ¿cómo hacemos para seguir captando la atención y el reconocimiento de nuestros lectores? Difícil.
Tomamos aire y avanzamos.
Definimos la estrategia: deberemos convertirnos en un medio distinto, que despierte interés y vuelque, de la manera más objetiva posible, información relevante para aquellas personas que asiduamente nos leen.
Es por esto que desde este número, MOTIVAR les presenta un formato de tapa renovado, en el cual y de un simple vistazo podrán tener un panorama de los temas que tendremos para ofrecerles. Y eso no será todo, claro.
Con el objetivo de permanecer en sus escritorios, esta publicación incorporará un informe especial sobre diversas actividades productivas, comenzando por un sector porcino nacional que, mientras muestra récords históricos de producción y consumo, ve crecer con preocupación el arribo de productos importados. Producción primaria, industria, testimonios, inversiones y rentabilidades esperadas, son solo algunos de los condimentos que este apartado tendrá para ofrecerles.
Retomaremos el recurso de la entrevista y lo explotaremos al máximo. ¿Qué mejor que una serie de preguntas y respuestas concretas para hacerles llegar de primera mano las opiniones de industriales, consultores y profesionales de distintos perfiles?
Comenzaremos también a institucionalizar nuestros aportes en el campo avícola, de la mano de una sección específica y artículos exclusivos para los veterinarios y empresarios del que quizás sea el rubro más dinámico en el campo de la protína animal.
Todas estas novedades quedarán seguramente plasmadas en las próximas páginas, con nuevos formatos y enfoques, a la espera de generar en todos ustedes la mejor impresión posible.
Entre tanto, estaremos atentos a un 2017 que seguramente planteará una serie de cambios en las estructuras internas de distribuidoras y laboratorios, en las rutinas de los veterinarios y el ánimo de los usuarios finales de las tecnologías que el sector produce.
Desde nuestra parte, asumimos el compromiso de siempre: compartiendo o no las tendencias que marcan el ritmo del mercado, las comunicaremos de la manera más objetiva y optimista posible. Lo llevamos adentro; nos sale naturalmente… de oficio.

Fusiones entre empresas, cumplimiento de estimados y crecimientos “en dosis” parecen ser los principales temas de un 2017 que no pasará desapercibido en el mundo de los laboratorios, las distribuidoras y el canal comercial veterinario.

Dependiendo del eslabón de la cadena en que uno se posicione es que tendrá un panorama más completo al momento de analizar cómo se comportaron los primeros meses del año en la industria de la sanidad y productividad animal.
En ese sentido y al dialogar con los representantes del sector distribuidor, rápidamente reconoceremos dos realidades. Por una parte, la de un sector de animales de compañía en el cual se vivieron unos primeros meses lejos de la panacea y de los niveles de años anteriores, pero con operaciones acordes o levemente por encima de las expectativas. Con un canal comercial que se sigue perfilando hacia el mundo digital, las distribuidoras están a la expectativa de cómo impactará el recorte en el poder adquisitivo de buena parte de la población tanto en la venta de alimentos, vacunas y fármacos, como principalmente en la afluencia del público a las veterinarias.
¿Y en grandes animales?
“Frío… frío”, nos comentan los gerentes de empresas distribuidas por todo el país cuando queremos profundizar en lo ocurrido durante enero y febrero.
Los efectos de las lluvias y las sequías que se vivieron en distintas zonas productivas de la Argentina hablan por sí solos y, si bien se esperan mejoras en este sentido durante los próximos meses, es la actividad tambera la que sin dudas demorará algo más su recuperación. ¿Y se recuperará? Al menos comienzan a pagarse mejores precios tranquera adentro por el litro de leche, aunque todavía el rubro espera soluciones oficiales concretas.
Sin haber sido tan golpeada por el clima (a nivel general), la ganadería de carne tampoco pudo traccionar el nivel de uso de productos y servicios veterinarios que se esperaba (en estos primeros meses) en un año en el cual –ya sin retenciones, con reintegros y otros beneficios- las expectativas también eran superiores.
Hasta aquí las cosas, los profesionales veterinarios siguen a la espera de que el negocio “se empiece a mover”, al igual que un canal distribuidor que, a diferencia de años anteriores, parece haber podido rotar buena parte de los amplios stocks de productos (fármacos y biológicos) que llegaron a tener durante todo 2015 y 2016.

Los veterinarios siguen a la espera de que el negocio “se empiece a mover”, al igual que un canal distribuidor que, a diferencia de años anteriores, parece haber podido rotar buena parte de los amplios stocks de productos que llegaron a tener durante todo 2015 y 2016.

Un breve comentario respecto de las actividades avícola y porcina, nos dejará un mejor sabor en el paladar, con incrementos en las producciones, distintos tipos de inconvenientes internos, pero una adopción mucho más regular y fluida de tecnologías sanitarias en los galpones.

¿Y los laboratorios?
El año comenzó, como tantos otros, con el foco alrededor de expectativas de compras y fusiones que aún no se concretaron.
Si bien es cierto que Boehringer Ingelheim y Merial ya son una misma compañía, en “la calle” se espera que este no sea el único movimiento entre empresas en este 2017.
Compra de plantas, de registros y hasta de equipos comerciales, son algunos de los rubros en los cuales se mencionó a compañías multinacionales durante los meses de enero y febrero.
Sin novedades aún en estos temas, sí es válido plantear para este año una tendencia hacia la mayor penetración de las compañías internacionales en el mercado local, acorde a la estrategia económica que en nuestro país se está llevando adelante.
Seguramente en los próximos números de MOTIVAR compartiremos novedades en este punto.
Un aspecto lamentable es el comienzo de una serie de movimientos y recortes en el personal de las empresas. Si bien aún no se ha convertido en una situación alarmante (no al menos para los que mantienen sus puestos), comienzan a verse desplazamientos en distintas áreas de las empresas, quedando la incógnita en cuanto a si esos puestos laborales se recuperarán.
Más allá de esto, existe un concepto que rodea a todos los laboratorios, en los distintos segmentos del mercado. “Este año seguramente se van a sincerar las unidades que se comercializan en el mercado”, nos comentaron ya diversos ejecutivos de compañías tanto nacionales como, principalmente, multinacionales. “Sabemos que no vamos a poder crecer a costa del precio de los productos”, agregaban.
Menudo desafío tendrá entonces el sector, para lo cual sin dudas deberá enfocar todos sus esfuerzos hacia una mayor y mejor comunicación de las estrategias a campo, con equipos comerciales activos y estrategias de marketing sustentadas en inversiones acorde a los resultados que se esperan obtener. ¿Será ese el camino que comenzamos a recorrer?

Establecer un cronograma de trabajo desde las veterinarias y comunicarlo efectivamente a los clientes servirá para avanzar en mejores cuidados sanitarios y mayores resultados económicos.

Gráfico N° 1Una de las principales ventajas que tienen los profesionales veterinarios en su rol de asesores, pero también comercializadores de productos y servicios, está ligada al ciclo de vida y las necesidades de las distintas especies animales.
Es claro que esta máxima corre para aquellos dedicados al cuidado sanitario de perros y gatos, por ejemplo, pero en este caso nos focalizaremos sobre los comercios orientados a la producción animal en general y a la sanidad de los bovinos (carne y leche) en particular.
El ciclo de la producción ganadera podrá tener falencias y virtudes, pero sin dudas que ostenta una característica a la cual desde las veterinarias se les debería prestar más atención: es regular; se repite año tras año.
La cría, el engorde, los destetes, los servicios, las inseminaciones y otras actividades relacionadas a la producción animal se suceden todo el tiempo.
A su vez, todos estos eventos ocurren (casi) siempre para la misma época del año y si se pretenden lograr los mejores desempeños en cada uno de ellos, se requiere de (casi) siempre la misma metodología de trabajo y adopción tecnológica.
Sin embargo, tanto veterinarios, como productores, suelen llegar tarde a las tareas que debían realizar para atentender debidamente las necesidades de sus clientes.
Podemos, sin dudas, encontrar diversos motivos de por qué esto ocurre; pero en las próximas líneas nos centraremos en uno solo de ellos: no existe una calendarización estándar de eventos sanitarios y productivos que sea eficientemente comunicada a los productores ganaderos con el objetivo primario de ser cumplida.
La redacción y conformación de un plan sanitario, categoría por categoría, es hoy subestimada, al punto que no se comparte formalmente desde las veterinarias a sus clientes. Eso es lo que se debe cambiar si lo que se buscan son nuevos y mejores resultados.

¿Qué se pierde?

Básicamente, se pierde la posibilidad de que los productores estén verdaderamente atentos a las acciones que deben realizar para que sus actividades sean productivas y rentables. Quizás en lo rutinario del tema se encuentre el problema. “Ya lo saben”. “No lo hacen porque no quieren”. “Se los he dicho cientos de veces y no me hacen caso”.
“Probablemente cuando la situación mejore lo van a poner en práctica”.

¿Les suenan esas frases?

Sin dudas que son las más escuchadas y quizás, con justa razón, hayan calado profundo en el ánimo de los asesores veterinarios que tantas veces han intentado concientizar a sus clientes sobre la importancia de la sanidad sobre la renta en la producción animal.
Pero no todo está perdido y quizás sea por eso que proponemos a continuación un pequeño y sencillo “Paso a Paso” del cual nuestros lectores puedan tomarse para implementar como metodología de cara al futuro.
Calendarizar todos los eventos sanitarios: En el Gráfico Nº 1 podrán apreciar solo un ejemplo de cómo trazar una línea de tiempo general, en la cual poder establecer las distintas acciones e intervenciones claves en la producción.
Esto mismo puede realizarse categoría (animal) por categoría, a fin de ¿por qué no? establecer cartelería específica en su propia veterinaria, con foco sobre el “Tema del momento”.
Estimular: De nada sirve hacer algo, si nadie se entera de ello.
Por eso, los invitamos a volver a generar planes sanitarios (esta misma línea de tiempo), a fin de enviárselas a todos y cada uno de sus clientes por correo electrónico; junto con las facturas por honorarios y servicios; a través de las redes sociales e inclusive también por WhatsApp o alguna otra aplicación que los productores manejan en sus celulares.
Justificar: Aquí está el mayor desafío: en ponerle números al tema.
En primer lugar, será clave que los planes sanitarios que se propongan desde la veterinaria ya estén valorizados (en Pesos o en kilos de terneros) para que el cliente sepa cuál es la inversión a realizar etapa por etapa. Pero luego, será el veterinario quien deba demostrar numérica y económicamente a su cliente el impacto que generaría sobre su actividad no cumplir con el calendario propuesto.
Menos palabras y más números.
Recordar: Armamos la propuesta, la enviamos, la justificamos ¿y listo?
No, en absoluto.
Una de las principales tareas pendientes desde las veterinarias tiene que ver con insistir en la importancia de lo que se propone, en primer lugar no dejando olvidados los temas, sino recordándolo a sus clientes. Hay diversos mecanismos para hacerlo y no tiene por qué ser el dueño de la veterinaria quien lo haga (aunque sin dudas sería quien mayores resultados obtendría).
Controlar: La última etapa tiene que ver con darle seguimiento a las acciones. Dejar atrás la sola recomendación, volver al campo y ocuparse de lo que hay que hacer efectivamente se haga en el modo adecuado ya que si no, todos sabremos a quién hará responsable el cliente. ¿O no?