fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomePosts Tagged "GMP"

El laboratorio local alcanzó las Buenas Prácticas de Manufactura de Productos Veterinarios del Senasa para la elaboración de sólidos generales y betalactámicos, en áreas segregadas.

Nicolas de la FuenteNICOLAS DE LA FUENTE
redaccion@motivar.com.ar

En agosto de este año, Pharmadevelop recibió la certificación oficial GMP por parte del Senasa para los distintos procesos que se llevan adelante en su planta de productos veterinarios, ubicada en la Ciudad de Buenos Aires.
“Somos un laboratorio exclusivamente tercerista, especializado en la elaboración de sólidos generales y betalactámicos. Todos estos procesos fueron certificados por el organismo nacional”, le explicó a MOTIVAR el titular de la empresa, Silvio Mortoro. Y agregó: “Es una enorme satisfacción haber alcanzado este objetivo. Las GMP son un aporte clave teniendo en cuenta las cada vez mayores exigencias que tienen nuestros clientes, principalmente al momento de exportar a otros países”.
A su turno, fue el director técnico del laboratorio, Roberto Lanzillotta, quien destacó el potencial a futuro que plantean aquellas compañías que forman parte del mercado pero que operan como firmas sin planta elaboradora.
“Intervenimos en todas las etapas, acompañando a los clientes desde el inicio si es que así lo requieren”, explicó el profesional. Y reforzó: “Podemos comenzar con un nuevo desarrollo, su correspondiente prueba piloto y escalado hasta el lote deseado. Abarcamos desde la manufactura vía húmeda y vía seca, la granulación, compresión, film coating y terminamos en el blisteado o estuchado, dependiendo el caso”.
Vale decir que ambos entrevistados destacaron la actitud y profesionalismo del Senasa, auditando pero a su vez acompañándolos en todo el proceso y recordaron haber sido el primer laboratorio veterinario auditado bajo la normativa 482/2002.
“Si bien un punto de inicio puede ser la obra edilicia culminada en 2009, fue hace dos años que incrementamos los esfuerzos y las inversiones a fin de lograr este objetivo. Sabíamos que teníamos que cumplimentar la guía de inspecciones oficial sin excepción”, explicó Lanzillotta y destacó la importancia que se le asignó en ese proceso a la validación de limpieza.
“Teniendo en cuenta que no elaboramos una línea propia sino un abanico muy amplio de productos para diferentes clientes es que tuvimos que generar un esquema de trabajo que pudiera ser flexible y ágil. Para ello, analizamos todos los activos de todos los productos de nuestros clientes y, luego de un análisis que involucró distintas variables como por ejemplo toxicidad y solubilidad, determinamos un trazador ideal sobre el cual trabajar”, agregó el director técnico del laboratorio.
Y completó: “Durante la auditoría pudimos mostrar la eficiencia del sistema. Hoy contamos con un esquema de trabajo que nos permite incorporar nuevos productos y evaluar las medidas a tomar. Es un valor agregado que pone a la calidad como máxima fortaleza del proceso”.
Por su parte, Mortoro destacó otros aspectos que acompañan a la producción y que resultan estratégicos en los resultados alcanzados. “Incorporamos maquinaria para eficientizar los tiempos de fabricación, como por ejemplo un molino cónico de última generación, para granular producto en húmedo y en seco”, explicó para luego justificar la inversión: “Los comprimidos representan buena parte de nuestras elaboraciones y esto nos garantiza más dinámica y rapidez. También sumamos un área para una segunda blistera, siempre con el objetivo de nivelar todas las etapas y tener respuesta más rápida”.
En este punto, Lanzillotta sumó: “En materia de equipamientos, también contamos con un doble cono nuevo en el área de betalactámicos y una termobalanza que nos permite hacer un seguimiento estricto de la humedad residual en el granulado que se manufacturan vía húmeda”.
Asimismo, el profesional hizo hincapié en los controles que se realizan sobre los procesos, inclusive siguiendo una guía de acondicionamiento. “Entregamos documentación muy robusta a la hora el cliente al ser inspeccionado o ante un requerimiento del exterior”, reforzó.

En el mercado
A pesar de que haberse concretado en forma gradual, los directivos de la empresa destacaron la inversión realizada, esperando poder de este modo acceder a nuevas oportunidades de negocios que permitan solventar los costos adheridos a la certificación GMP. En ese sentido, Mortoro enumeró contratos para el tratamiento de residuos, el mantenimiento de equipos de extracción, la calibración de balanzas, controles en proceso y de presurización en los tanques de los compresores, entre otros. “La calidad tiene un costo y todos nuestros clientes saben entenderlo. Más allá de esto, es nuestra política alcanzar resultados rentables por medio de nuestra propia productividad, generando más unidades en el mismo o menor tiempo posible.
De cara al futuro los representantes de Pharmadevelop son optimistas, destacando el incremento en su actividad durante el pasado mes de septiembre. “Esperamos que nuestros clientes puedan incrementar sus ventas, lo cual sin dudas incrementará nuestras posibilidades de producir más. Es por esto que apostamos por acompañarlos en sus necesidades, con la calidad que nos caracteriza desde 1999 y adquiriendo rapidez y eficiencia”, afirmó Mortoro. Y concluyó: “Estamos muy contentos con este logro. Tenemos nuestras raíces en la industria farmacéutica y sabíamos que para seguir vigentes era absolutamente necesario certificar las normas GMP. Ahora debemos esforzarnos por fortalecernos día a día. Este proceso no tiene marcha atrás”.

Visitamos las instalaciones del laboratorio nacional y dialogamos con sus directivos, con el objetivo de conocer los pormenores de la auditoría del Senasa. ¿Cuáles son las expectativas a futuro?

Nicolas de la FuenteNICOLAS DE LA FUENTE
redaccion@motivar.com.ar

Con más de 40 años en el mercado de productos veterinarios, el laboratorio König logró consolidar su posición en los rubros de grandes y pequeños animales gracias a la pasión característica de una empresa familiar, la cual fue acompañada en los últimos años por un fuerte proceso de reinversión de capitales.
Tal es así que hoy la firma cuenta con dos plantas ubicadas en Brasil (una de nutracéuticos), proyectos para avanzar en el mismo sentido en Uruguay y diversas estructuras habilitadas de manera oficial en Argentina.
“Tenemos una planta de aerosoles de 1.000 metros cuadrados en el Parque Industrial de Chivilcoy, a la que se suman un depósito de 3.500 metros cuadrados y una planta de productos farmacológicos, en Avellaneda, Buenos Aires”, nos explicó el gerente de Marketing de la empresa, Máximo Taroni.
Y agregó: “Es un orgullo haber logrado la primera certificación GMP de 2017 en nuestra planta de fármacos”.
Vale entonces mencionar que fue en enero de este año cuando las autoridades del Senasa certificaron los siguientes procesos dentro de la unidad productiva: procedimientos generales para la elaboración, acondicionamiento y depósito de productos veterinarios; líquidos y semisólidos estériles y no estériles, incluyendo a aquellos que en su formulación contengan principios activos hormonales; y polvos y comprimidos, incluyendo aquellos que contengan principios activos hormonales.
“La decisión de avanzar en este sentido fue tomada por el Directorio de la empresa, pensando siempre en mejorar nuestro posicionamiento en el mercado en base a poder ofrecer insumos de calidad”, aportó Taroni.
Más allá de esto, durante nuestra visita a König dialogamos con Juan José Trinidad, responsable de Aseguramiento de la calidad, quien se mostró sumamente satisfecho con la certificación alcanzada. “Si bien desde la puesta en vigencia de la normativa oficial comenzamos a internalizar sus distintos procedimientos, el haber aprobado la auditoría nos da una enorme alegría por el esfuerzo que todos los integrantes de la empresa hemos realizado para alcanzar este logro”, nos explicó el médico veterinario. Y agregó: “Para cumplir con las exigencias, el laboratorio debió adquirir lotes aledaños y así avanzar en lo edilicio, construyendo una estructura de 1.000 metros cuadrados, en una sola planta”.
Más allá de esto, Trinidad destacó las capacitaciones que se realizaron para actualizar a todo el personal de la empresa, así como también la inversión en asesoramiento externo y la futura ampliación de un laboratorio de análisis y control de la calidad que hoy dispone de metros cuadrados.
“Trabajar bajo la norma GMP no es más que hacer las cosas como se debe”, comentó Juan José Trinidad, al tiempo que anunció los planes a futuro para construir una nueva planta de ectoparasiticidas.

Repercusiones
Según Gabriela Pajón, asesora técnica comercial de König, las normas GMP alcanzadas seguramente se transformarán en un nuevo argumento de venta para la empresa, demostrando el compromiso de la misma para con la calidad de los productos que se le ofrecen a los médicos veterinarios.
“Esta novedad nos abre puertas para ofrecer nuestra línea de productos”, le explicó la veterinaria a MOTIVAR. Y enfatizó: “La estrategia se focaliza en nuestro grupo de asesores, el cual ha comenzado a expandirse, incorporando personal en Rosario, Córdoba, Mendoza, Tandil, Mar del Plata, CABA y GBA, donde ya contábamos con representantes propios”.
Más allá de esto y de destacar la importancia de contar con productos veterinarios tanto para grandes como para pequeños animales, Pajón remarca el perfil técnico de sus acciones: “Nuestro rol es escuchar a los veterinarios y observar qué tendencias van cambiando. Es un mercado muy dinámico, donde las necesidades se modifican y en el cual se percibe que a mayor calidad de los insumos, mejores resultados en lo comercial se logran”.
Más allá de esto, nuestra entrevistada describió las primeras marcas del laboratorio. “La línea de Bactrovet Plata cuenta con una familia que se ha ido ampliando en materia de presentaciones, hasta llegar al Dual Tap, con válvula canalizadora para mejorar la aplicación. Asimismo, Basken se ha ido modernizando, al tiempo que Dominal sigue creciendo, desde sus pipetas hasta los shampoo. También destacamos la línea TEA de collares, un clásico en el interior”, explicó. A su vez, adelantó un nuevo lanzamiento en Intermédica: “Se trata de un antiartrósico que presentará un principio activo que hasta el momento no existía en el mercado; tenemos muy buenas expectativas”.
Finalmente, Pajón subrayó las acciones que la empresa se encuentra realizando en conjunto con los hospitales escuela de distintas facultades del país, así como el aporte que genera auspiciando charlas y apoyando a instituciones como la Sociedad de Medicina Veterinaria y la Sociedad Argentina de Oncología Veterinaria. Y concluyó: “Si bien los primeros meses del año no fueron buenos en el segmento de pequeños animales, ya empezamos a notar una recuperación. Por su parte, el campo está en un bueno momento y nos hace ser optimistas en materia de ganadería”.
Números en equilibrio
Culminando nuestra recorrida por la planta de König, fue Taroni quien enfatizó en el esfuerzo realizado por la empresa para invertir en las acciones mencionadas. “Recién en los últimos años logramos acceder a ciertos créditos para financiarnos, pero desde siempre hemos logrado crecer con capitales propios”, sostuvo el directivo.
A su turno, también se refirió al peso específico del mercado exportador sobre la realidad del laboratorio que emplea a más de 200 personas en Argentina: “Cerca de un 35% de nuestro negocio está en terceros países, para los cuales también ha sido estratégica la certificación de las normas GMP. Estamos en pleno proceso de incrementar los esfuerzos, trabajando junto con nuestros distribuidores para que a nuestros productos líderes se sume el resto de la línea”.
Por último, Taroni resaltó el crecimiento del laboratorio, independientemente de las coyunturas y dejó en claro la base sobre la cual esto fue posible: “la inversión en investigación y desarrollo es una de nuestras principales fortalezas”.

La noticia se conoció luego que el Senasa inspeccionara su planta de Florida, Vicente López, provincia de Buenos Aires.

Luego de la auditoría realizada en febrero, el Senasa recertificó que Fatro Von Franken cumple -en su planta de Florida, VicenteLópez- con las Buenas Prácticas de Fabricación de Productos Veterinarios (GMP) establecidas en la Resolución 482 / 2002.
Los procesos recertificados son:
• Procedimientos generales para la elaboración, acondicionamiento y depósito de productos veterinarios.
• Procedimientos para elaborar soluciones, suspensiones y semisólidos estériles y no estériles incluyendo productos betalactámicos y hormonales.
• Procedimientos para elaborar dispositivos intravaginales que contengan principios activos hormonales.
“Las GMP garantizan la calidad y seguridad de los productos, exigida tanto localmente como en el exterior. Hemos invertido en la profesionalización del equipo y los procesos”, sostuvieron desde el laboratorio.

La noticia se conoció luego que el Senasa inspeccionara la planta que la empresa nacional tiene en Florida, Vicente López, provincia de Buenos Aires.

Luego de la auditoría realizada a mediados del mes de  febrero de 2017, el Senasa Recertificó que Fatro Von Franken cumple -en su planta de Florida-Vicente López- con las Buenas Prácticas de Fabricación de Productos Veterinarios (GMP) establecidas en la Resolución 482 / 2002 de la autoridad sanitaria.  Los procesos recertificados son:

  • Procedimientos generales para la elaboración, acondicionamiento y depósito de productos veterinarios.
  • Procedimientos para elaborar soluciones, suspensiones y semisólidos estériles y no estériles incluyendo productos betalactámicos y hormonales.
  • Procedimientos para elaborar dispositivos intravaginales que contengan principios activos hormonales.

“Las Buenas Prácticas de Manufactura (GMP) garantizan la calidad y seguridad de nuestros productos exigida tanto localmente  como en el exterior del país. Hemos invertido fuertemente en la profesionalización del equipo de trabajo y de los procesos involucrados”, sostuvieron desde el laboratorio nacional.

El laboratorio recertificó las normas GMP del Senasa en todas las líneas de producción de la unidad ubicada en Pilar, Buenos Aires.

Juan Roo. “Destacamos el compromiso de todo nuestro personal”.

Juan Roo. “Destacamos el compromiso de todo nuestro personal”.

Con el compromiso permanente que mantiene con la calidad de sus productos, Centro Diagnóstico Veterinario nuevamente obtuvo la certificación de Buenas Prácticas de Manufactura (GMP), de acuerdo a la Resolución 482/2002 del Senasa, en su planta de biológicos veterinarios.
Esta certificación (válida por los próximos tres años) abarca todas las instalaciones y a todos los productos que allí se elaboran y sus procedimientos.
“Este reconocimiento va en línea con el plan de inversiones iniciado en el año 2013 y el compromiso permanente de CDV con la calidad de sus productos. Luego de una renovación total del bioterio terrestre y las continuas mejoras en su planta productiva recibimos nuevamente la inspección de los auditores del Senasa y logramos la re-certificación. Vale destacar el compromiso de todo el personal que trabaja en nuestra empresa con la calidad y el cumplimiento de los procedimientos”, enfatizó Juan Roo, gerente general de CDV.

En Argentina solo existen dos plantas elaboradoras de biológicos que cuentan con el certificado GMP del Senasa.

Vale decir que las Buenas Prácticas de Manufactura o normas GMP son un conjunto de exigencias y criterios a seguir en la industria farmacéutica para asegurar la fabricación de productos seguros, eficaces y de calidad, consistente en el tiempo y acorde a los estándares requeridos.
Dejando en claro que si bien hoy en día el cumplimiento de estas normativas es obligatorio prácticamente en todo el mundo, en Argentina existen dos plantas elaboradoras de biológicos que cuentan con el certificado oficial.

Hacia finales de 2016, el Senasa aprobó nuevamente los procedimientos que se llevan adelante en la planta de Pilar, Buenos Aires.

.

Los rubros alcanzados por el Certificado 016 – 2016 entregado por el Senasa a CEVASA tras la auditoría en su planta de Pilar son: procedimientos generales para la elaboración acondicionamiento, empaque y depósito de productos veterinarios; procedimientos para la elaboración de líquidos y semisólidos de administración oral y de uso externo; y procedimientos para la elaboración de polvos, incluyendo aquellos que en su formulación contengan principios activos betalactámicos, de administración oral y uso externo. La planta tiene 2.500 m2: elabora soluciones orales, polvos y desinfectantes mediante un circuito que se inicia con un área de muestreo para materias primas y continúa en salas de fraccionamiento (activos, excipientes y betalactámicos), mezclado, dosificación y acondicionamiento.

La normativa tiene alcance sobre los distintos procedimientos que el laboratorio argentino lleva adelante en su planta ubicada en el Parque Industrial de Pilar, provincia de Buenos Aires.

Hacia finales de noviembre de 2016 CEVASA logró recertificar las normas GMP para su planta ubicada en el Parque Industrial Pilar, Buenos Aires, ante el Senasa (N° Certificado: 016-2016).

Vale decir que los rubros alcanzados por la mismo son:

  • Procedimientos generales para la elaboración acondicionamiento, empaque y depósito de productos veterinarios.
  • Procedimientos para la elaboración de líquidos y semisólidos de administración oral y de uso externo.
  • Procedimientos para la elaboración de polvos, incluyendo aquellos que en su formulación contengan principios activos betalactámicos, de administración oral y uso externo.

 

Las instalaciones

La planta productiva de Senasa cuenta con una superficie de 2.500 metros cuadrados y allí se elaboran soluciones orales, polvos y desinfectantes mediante un circuito productivo que se inicia con un área de muestreo para materias primas y continúa en salas de fraccionamiento (principios activos, excipientes y betalactámicos), mezclado, dosificación y acondicionamiento.

A su vez, las instalaciones en las cuales trabajan a diario más de 100 personas contemplan un depósito de otros 2.800 metros cuadrados.

El laboratorio de capitales alemanes lo hizo en su planta de biológicos, en Pilar. Mientras que la segunda, tiene un alcance para distintos procedimientos.

El año empezó con el pie derecho para dos firmas que operan el territorio argentino. CDV y Cevasa lograron la re-certificación de las normas GMP en sus respectivas plantas.
La compañía de capitales alemanes logró este estatus en su planta de biológicos por los próximos tres años. Mientras que la firma argentina, lo hizo en distintos procedimientos.
La planta de CDV, ubicada en el Parque Industrial de Pilar (Buenos Aires), suma una superficie cubierta de 4.500 m2 y cuenta con una dotación de 120 empleados. Allí, las instalaciones auditadas por el Senasa, están calificadas en las siguientes áreas: limpias, estériles de llenado y de diferentes niveles de bioseguridad.
Dentro de las áreas limpias, se encuentran el laboratorio de pesada de materias primas, el sector de elaboración de medios de cultivo y el área de formulación, llenado y preparación de materiales estériles para vacunas inactivadas y reactivas de diagnóstico. Aquí también se encuentra el laboratorio de producción de cultivos celulares para abastecer las necesidades de la planta.
Separado del resto de las áreas antes mencionadas, se ubica un sector específico de formulación y otro para envasado de vacunas vivas.
A su vez, Cevasa logró su certificación en los siguientes procedimientos: generales para la elaboración acondicionamiento, empaque y depósito de productos veterinarios; para la elaboración de líquidos y semisólidos de administración oral y de uso externo; y la elaboración de polvos, incluyendo aquellos que en su formulación contengan principios activos betalactámicos, de administración oral y uso externo.
Por su parte, la planta de CDV posee además áreas exclusivas para la producción de bacterias y virus que, de acuerdo a los niveles de bioseguridad establecidos por normas internacionales, se clasifican en NBS 2 y NBS 3.

El Laboratorio Afford certificó ante el Senasa las áreas de elaboración de sólidos (betalactámicos, hormonales y generales), semisólidos y líquidos no estériles en su planta de Lomas de Zamora, Buenos Aires.

Nicolas de la FuenteNICOLAS DE LA FUENTE
redaccion@motivar.com.ar

A seis años de haber inaugurado su planta en el Parque Industrial de Lomas de Zamora, Buenos Aires, el laboratorio Afford logró la certificación oficial GMP para las áreas de elaboración de sólidos (betalactámicos, hormonales y generales), semisólidos y líquidos no estériles.
Vale recordar que la unidad de 1.500 metros cuadrados cubiertos cuenta con tres áreas segregadas para la producción de comprimidos; otras tres destinadas a la elaboración de inyectables y otras dos, también segregadas, para líquidos no estériles y antiparasitarios externos, respectivamente.
Además, las instalaciones cuentan con una central de pesada, depósitos de materia prima, insumos y productos terminados (generales, betalactámicos y hormonales), una sala de acondicionamiento, área de físico química y una blistera, entre otras tecnologías para la elaboración de fármacos.
“En una próxima auditoría del Senasa estaremos certificando también las áreas de productos inyectables. Estimamos que para mediados de 2017 toda la planta será GMP”, le explicó a MOTIVAR el Dr. Ricardo Calvo (fundador de la empresa) en una entrevista de la cual también participaron Nicolás Calvo (gerente de marketing del laboratorio) y Juan Manuel Morán (a cargo del área comercial).

Paso a paso

Interesante es realizar un breve recorrido por la evolución de una empresa familiar que se instaló en el mercado veterinario nacional a principios de la década del 90 y que hoy cuenta con 28 personas en su staff permanente y presencia con sus distintas líneas de productos en todas las provincias del país.
Con sus inicios ligados a la elaboración para terceros, la incorporación de Nicolás Calvo a la compañía generó la necesidad de darle impulso a la marca propia, para lo cual se concretó la llegada de los primeros dos vendedores y un gerente, a cargo de la línea.
Luego se sumaron las distribuidoras, las inversiones y la presencia en eventos regionales y nacionales. “Siempre fue clave para nosotros demostrarle al mercado que llegamos para quedarnos”, nos explicó Nicolás Calvo.
Con el paso de los años y evaluando las nuevas regulaciones que paulatinamente se irían instalando en el sector, las autoridades de Afford tomaron la decisión de orientar todos sus recursos a la construcción de la planta propia en el Parque Industrial de Lomas de Zamora y su posterior certificación GMP.
“Hoy la satisfacción es doble: primero por haber cumplido el objetivo y, segundo, por alcanzarlo sin financiamiento externo y con el apoyo tanto de nuestro equipo de trabajo, como de los clientes y, fundamentalmente, de nuestros proveedores. Estamos muy agradecidos con todos ellos”, enfatizó Ricardo Calvo.
Más allá de esto y al momento de detallar las inversiones, fue su hijo -Nicolás Calvo- quien tomó la posta: “Sin dudas que en materia económica el mayor de- sembolso se destinó a las mejoras edilicias y a la incorporación de tecnologías”.
Sin embargo, agregó: “Pero en relación al tiempo y el esfuerzo, el hecho de modificar las conductas de trabajo en una Pyme como la nuestra ha sido clave y estratégico”.
Profundizando el tema, dejó en claro que esta inversión modificó en un 100% la forma de trabajar, generando mejoras en todos sus procesos. “Si tuviéramos que volver a empezar, lo haríamos por la capacitación al recurso humano, sin ninguna duda: es más rentable, genera beneficios concretos y evita problemas en todo sentido”.
Y avanzó: “Cuando hablamos de conductas de trabajo nos referimos, por ejemplo, al hecho de lograr el estado de alerta (atención) en todo el equipo; el reconocimiento del error; el no esconder cuando uno falla es clave para la mejora continua. Todos nos equivocamos; el tema es que las alertas estén a flor de piel para solucionarlo”.

La actualidad

A su turno, Juan Manuel Moran destacó el posicionamiento de Afford en el mercado con “productos que usa el veterinario en la camilla o que están en su maletín”, tales como los inyectables, dexametasonas y su batería de comprimidos, de fuerte penetración en las clínicas y consultorios veterinarios tanto de la Ciudad Autónoma, como del Gran Buenos Aires y las provincias del interior del país.
“Más allá del orgullo que nos da la certificación, queremos que los clientes comprendan la tranquilidad que les brinda el certificado de GMP en todo lo que hace a la calidad de los productos, evitando reclamos o devoluciones”, explicó.
Por su parte, el mercado internacional representa hoy cerca del 40% de la facturación de Afford y de allí la importancia de haber logrado la certificación oficial del Senasa para las áreas mencionadas.
“Pensando en los países a los cuales exportamos, este logro representa un valor agregado muy esperado por nuestros clientes actuales y, sin dudas, ayudará para comenzar gestiones en algunos nuevos”, nos explicó Nicolás Calvo, al tiempo que Juan Manuel Morán detallaba: “Destinos como Chile, Brasil, Colombia, Paraguay y México exigen desde hace ya un tiempo la certificación para registrar productos, pero hay otros como Costa Rica y Uruguay que ya se han sumado a esta tendencia. Vemos que este requerimiento comienza a hacerse extensivo en toda América Latina”.

Mercado interno y tercerismo

“Este año sumamos 7 personas a la empresa, entre los cuales se encuentran dos promotores comerciales para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El objetivo es seguir creciendo con la línea actual y una serie de lanzamientos que se darán a conocer en los próximos meses”, explicó Morán, quien le transmitió a MOTIVAR el impacto que esperan tenga la nueva certificación en el mercado.
“Apostamos a que el médico veterinario entienda que no es sencillo alcanzar este logro; es mucho el esfuerzo y las inversiones que debimos realizar no solo en tiempo y dinero, sino también en la capacitación de los recursos humanos. Esperamos que se reconozca en estas GMP una garantía de confianza”.
Por su parte, Nicolás Calvo explicó que de aquí en más se sucederán una serie de inversiones en equipamiento y tecnología para que el tercerismo se convierta en una parte formal de nuestro negocio. “Estamos orgullosos de los pasos que hemos dado, siempre junto con nuestro personal. La certificación GMP sirve como un estímulo más al sentimiento de pertenencia y al futuro de nuestra compañía”.

El laboratorio tercerista puro nacional recibió la habilitación del Senasa en septiembre para la elaboración de líquidos estériles generales y sólidos hormonales.

Producir. Con foco en líquidos estériles generales y sólidos hormonales.

Producir. Con foco en líquidos estériles generales y sólidos hormonales.

A partir de septiembre, el laboratorio tercerista puro LabCecil está habilitado por el Senasa para operar en su nueva planta, ubicada en San Andrés, Buenos Aires.
“Ahora podemos ofrecer el servicio de elaboración de más productos a nuestros clientes habituales o aquellos nuevos que se vayan incorporando”, le aseguró a MOTIVAR Daniel Schiano, socio Gerente de la firma nacional.
Vale decir que en su segunda unidad productiva, LabCecil tiene la capacidad de producir líquidos estériles generales: inyectables, antibióticos, antiinflamatorios, minerales inyectables y colirios.
A su vez y en un área totalmente independiente, el laboratorio añadió una línea para sólidos hormonales. “Con estas dos nuevas unidades complementamos nuestra ya tradicional elaboración de sólidos generales, inyectables hormonales y ectoparasiticidas”, señaló Schiano.

Más. Se sumaron nuevos equipamientos y tecnología a la planta.

Más. Se sumaron nuevos equipamientos y tecnología a la planta.

Hoy en la empresa trabajan 20 personas, manifestando un importante crecimiento en materia de personal en los últimos años. “Somos una opción válida para el mercado, en un contexto donde el tercerismo está tomando una cada vez mayor visibilidad. Es clave darle a la industria credibilidad y confianza, tal como hacemos con las certificaciones y exigencias a las cuales nos adecuamos”, complementó el entrevistado.

Mejoras continuas

Más allá de esto, Schiano recordó que, desde el momento en el cual se generó la actual sociedad con Sergio García, se tomó la decisión de implementar mejoras continuas en las instalaciones.
“Esto implica crecimiento, inversiones en tecnología, equipos productivos y capacitación del personal”, explicó Schiano. Y agregó: “Si nuestra gente está convencida de que la empresa seguirá el camino del desarrollo -sin prisa pero sin pausas y con avales desde el punto técnico- verán los nuevos requerimientos no como una imposición sino como un mecanismo de mejorar y avanzar inclusive desde lo personal”.
En ese sentido y tras sumar 13 personas al staff de la empresa en los últimos cinco años, nuestro entrevistado destacó la incorporación de Fernando Schiano en el área de Nuevos Proyectos de la firma.
“Queremos diagramar y planificar nuestras mejoras en base al dialogo permanente con los clientes, resolviendo sus necesidades, y con todos los actores de la industria que pueden aportar a el avance de nuestros servicios”, agregó.
Por otra parte, Schiano valoró la calidad de los productos que en LabCecil se elaboran como uno de los principios ineludibles que buscan los laboratorios que confían en un tercerista.
“La entrega en tiempo y forma es un componente de nuestra filosofía, ya que aquel producto que no está disponible no puede ser comercializado, ni aplicado en el último eslabón de la cadena, que son los animales”, agregó el directivo. Y agregó: “Somos una empresa en constante evolución, sin perder el foco de nuestros objetivos, sabemos manejarnos en un contexto de buen servicio, óptima calidad y precios acordes para ambas partes”.
Vale decir que LabCecil ya ha firmado una serie de nuevos acuerdos de elaboración pensando en 2017. “El futuro depende de las circunstancias del mercado, no lo decidimos nosotros, pero venimos de cuatro años de un marcado crecimiento. Esperamos que la evolución en la economía nacional también favorezca a nuestra actividad”, concluyó el empresario.

El laboratorio nacional aprobó la auditoría del Senasa y apuesta fuerte a seguir creciendo tanto en el comercio internacional, como en el servicio de elaboración para terceros.

Nicolas de la FuenteNICOLAS DE LA FUENTE
redaccion@motivar.com.ar

Atentos a la certificación de las normas GMP por parte de Agroinsumos a mediados de septiembre, visitamos la planta que el laboratorio posee en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde dialogamos con Cristina Morrone, titular de la empresa; su hijo Martín Barros, responsable de Comercio Exterior; el gerente comercial del laboratorio, Ariel Camba, y Tomás Rodríguez, farmacéutico.
“Iniciamos este año con el lanzamiento de nuestro nuevo BioCobre y lo continuamos con la certificación oficial GMP en nuestra planta”, le describió a MOTIVAR, Cristina Morrone.
“El desafío de quienes llevamos adelante este laboratorio fundado por mi padre hace ya 46 años es seguir con la tradición, mejorándola”, agregó nuestra entrevistada. Al mismo tiempo, sostuvo que demás de reconocer la calidad de los procesos que allí se siguen, la certificación es clave para ofrecer servicio de elaboración tercerizada a laboratorios que no cuentan con planta propia.
“A ellos ofreceremos elaborar aquí líquidos, sólidos y semisólidos”, ejemplificó Morrone, al tiempo que destacó también las nuevas posibilidades que la empresa espera aprovechar en materia internacional.
“Obviamente que este logro es una forma más de darle respaldo a los clientes que desde hace años confían en la calidad de nuestros productos, pero también nos permitirá avanzar hacia países como Qatar, pensando en todas las ventajas de la línea Viterra, por ejemplo”, nos comentó Martín Barros. Y agregó: “Bahréin, Emiratos Árabes y otros países de la región exigen hoy este tipo de certificaciones para poder comenzar a trabajar”.

La planta

La estructura productiva de Agroinsumos está ubicada sobre una superficie de 900 metros cuadrados cubiertos y consta de 4 áreas segregadas. Dos destinadas a la producción de productos generales (sólidos, líquidos, semisólidos, estériles y no estériles); una para hormonales y otra de avermectinas, todas certificadas bajo las normas GMP del Senasa, junto con el depósito con que cuenta la empresa en el predio.
“Disponemos de un laboratorio de control de calidad propio, con cámaras de estabilidad, equipo de HPLC para todo tipo de análisis, absorción atómica, línea de etiquetado y codificadora”, enumeró Tomás Rodríguez. Y sumó: “También contamos con planta de agua propia, de osmosis, con la cual generamos el agua para los inyectables”.
“En la planta ya se venía trabajando siguiendo las pautas GMP; con lo cual las modificaciones edilicias concretadas no fueron significativas.
Sin embargo, sí debimos trabajar fuertemente en la parte documental y de procedimientos”, expresó el farmacéutico.
Desde Agroinsumos también destacaron que el personal de las distintas áreas del laboratorio debe estar capacitado de forma continua; “la certificación implica el compromiso de seguir mejorando”, aseguraron.
“Otra de las ventajas con las que cuentan quienes decidan elaborar aquí sus productos será la amplia capacidad de producción de la estructura, la cual permitirá entregas en tiempo y forma”, rescató Barros. Y avanzó: “Además, tanto la planta como nuestros depósitos están ubicados en CABA, en las cercanías del núcleo de empresas de transportes y logística”.
Más allá de esto, desde la empresa sostuvieron que son hoy 20 personas las que están abocadas a las áreas de elaboración y adelantaron posibles futuras inversiones para la construcción de una nueva área para productos betalactámicos.

El contexto

“Para certificar las normas GMP hay que invertir”. Con ese concepto en mente, Morrone entiende también al logro alcanzado como una herramienta que tendrá a su disposición el equipo comercial de la empresa.
“Este está siendo un año positivo; los productores están volviendo a invertir y eso se ve reflejado en resultados de ventas que han sido, hasta ahora, satisfactorios”, explicó Morrone.
“Además, estamos queriendo posicionarnos en mercados externos de mayor exigencia y valor, como lo son Colombia y México”, aportó Barros.
Desde el punto de vista interno, también fue interesante escuchar al gerente comercial de la empresa, Ariel Camba, quien destacó los resultados logrados tras el lanzamiento de BioCobre, triplicando su estimado inicial. “En esto sin dudas que influye la calidad del producto, pero también el empeño y la inversión que realizó el laboratorio para concretar pruebas muy costosas que avalan su recomendación; se invirtió en campañas puntuales y se incorporó a un veterinario para apoyar toda la línea pero fundamentalmente a este lanzamiento en su etapa inicial”, describió Camba.
Ya adelantando el inicio de la primavera y la llegada de los tratamientos pre servicio en los cuales se utilizan los productos que provee la firma nacional, sus autoridades anunciaron nuevos lanzamientos para las líneas tanto de Agroinsumos, como de Viterra y confirmaron que estarán concretando nuevas contrataciones para reforzar su cuerpo de ventas.
Por último, Camba destacó el trabajo de difusión y promoción que la empresa estuvo realizando en los últimos meses, con charlas en la zona norte de Santa Fe (San Cristóbal, Vera y Tostado) en las cuales se establecieron vínculos con grupos CREA y Sociedades Rurales. “También apoyamos a distribuidores propios con eventos para sus clientes, destacando en ellos el impacto de las pérdidas productivas por carencia de minerales y en este caso en particular, de cobre, zinc y manganeso”, concluyó.

El laboratorio tercerista nacional sigue invirtiendo en el cumplimiento de certificaciones estratégicas en la elaboración de productos veterinarios.

Nicolas de la FuenteNICOLAS DE LA FUENTE
redaccion@motivar.com.ar

Daniel Schiano. “En estos años hemos podido crecer y vamos a seguir invirtiendo”.

Daniel Schiano. “En estos años hemos podido crecer y vamos a seguir invirtiendo”.

Con el objetivo de brindar un cada vez mejor servicio a las empresas que confían la elaboración de sus productos en la planta ubicada en San Andrés, provincia de Buenos Aires, LabCecil recertificó recientemente las normas GMP del Senasa.
Vale decir que este logro tiene alcance para los procedimientos generales para la elaboración, acondicionamiento y depósito de productos veterinarios; la elaboración de líquidos y semisólidos de administración oral y uso externo, excluyendo aquellos que contengan principios activos hormonales o betalactámicos; la elaboración de comprimidos y de polvos de administración oral y de uso externo, excluyendo aquellos que contengan principios activos hormonales o betalactámicos, y la de líquidos estériles y no estériles, exclusivamente aquellos que contengan principios activos hormonales.
“Seguimos invirtiendo no solo en nuestra empresa sino también en el futuro del sector industrial veterinario argentino, al cual hoy brindamos distintos tipos de soluciones”, le explicó a MOTIVAR el Dr. Daniel Schiano, socio gerente del laboratorio tercerista que no cuenta con presencia comercial propia en el mercado.

Certificaciones

Más allá de esto y en nuestra última visita a la planta de LabCecil, sus autoridades destacaron la también reciente inscripción en ANMAT como establecimiento habilitado para llevar adelante la acción elaboradora, fraccionadora, distribuidora, importadora y exportadora de productos de uso en medicina veterinaria con productos controlados. “Este certificado lo obtuvimos en mayo pasado y nos permite avanzar en el campo de los psicotrópicos destinados a los pequeños animales, por ejemplo”, explicó Schiano. Y avanzó: “También logramos la inscripción en la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la lucha contra el Narcotráfico (Sedronar)”.

 

Tabla Nº 1. Procesos para los cuales el laboratorio está habilitado. Principios activos  
  Betalactámicos Hormonales Generales
Elaboración de sólidos (polvos, granulados y comprimidos). No No Si
Blisteado de productos veterinarios. No No Si
Elaboración de semisólidos de administración oral y de uso externo. No No Si
Elaboración de líquidos no estériles de administración oral y de uso externo. No Si Si
Elaboración de líquidos estériles. No Si No
Acondicionamiento de productos veterinarios. No Si Si
Depósito de productos veterinarios. No Si Si
Elaboración de soluciones ectoparasiticidas de uso externo (pipetas y otras presentaciones). —– —– Si

Este último logro permite al laboratorio recibir la autorización oficial para operar con sustancias como acetona, ácido clorhídrico, anhídrido acético, éter etílico, ácido acético, amoníaco anhidro o en disolución acuosa, hidróxido de potasio, hidróxido de sodio, tolueno, xilenos y alcohol isopropílico.
No menos destacada es la certificación GS1 con que cuenta LabCecil, válida por ejemplo para cumplir con la obligatoria trazabilidad del estradiol. Vale decir que al no comercializar productos veterinarios de manera directa, LabCecil es hoy el único tercerista puro adherente a la organización global con GLN propio.

Más inversiones

“Volvimos a recertificar las normas GMP del Senasa, somos una empresa GS1 y tenemos habilitaciones tanto en el Sedronar, como en el ANMAT, sin dudas que hemos podido crecer en los servicios que podemos ofrecer a los laboratorios”, sostuvo Daniel Schiano, destacando también el compromiso de la firma en lo que hace a las entregas de producción en tiempo y forma.
“Invertimos en estas cuestiones para que los clientes consideren a nuestra planta como su fábrica; ese es nuestro objetivo”, aseguró el profesional
Más allá de esto y culminando su entrevista con MOTIVAR, Schiano adelantó que “con el mismo concepto estamos próximos a una nueva planta, totalmente segregada a la actual, para la elaboración de productos líquidos estériles generales (Inyectables, gotas óticas, otros) y sólidos hormonales (polvos, granulados, comprimidos y blisters)”. Construida desde cero, esta unidad productiva le permitiría a la empresa sumar más servicios a los actuales (Ver Tabla Nº 1).
“Una vez inaugurada la planta, tendremos capacidad para producir cerca del 60% de las formas farmacéuticas disponibles”, concluyó Daniel Schiano.

EL PROXIMO MIERCOLES 5 DE OCTUBRE

Un nuevo Aniversario de MOTIVAR

El encuentro de la industria. Se espera que asistan más de 250 empresarios.

El encuentro de la industria. Se espera que asistan más de 250 empresarios.

Gracias al aporte de la Obra Social Luis Pasteur y la destacada participación de LabCecil, Vrayto, GS1 Argentina, ChemoRomikin, Caprove, Tover, Estapal, Laboratorios Plásticos y otras empresas del sector, el próximo miércoles 5 de octubre tendrá una nueva edición del Evento Aniversario de MOTIVAR en Golden Center, Parque Norte, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Si bien en las próximas semanas se estará comunicando el temario oficial del encuentro, ya se han confirmado importantes participaciones para acompañar a la industria en el único evento sectorial del año.
Para más información, contactarse vía redaccion@motivar.com.ar.

Desde el Senasa, se dio a conocer el listado de empresas que han logrado el reconocimiento oficial en sus áreas de elaboración.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Cumplimiento. Se espera que más laboratorios certifiquen GMP durante el año.

Cumplimiento. Se espera que más laboratorios certifiquen GMP durante el año.

La certificación de cumplimiento de la Resolución Nº 482 alcanzada por APSA Internacional a fines de mayo pasado, se constituyó en la número 30 que ha entregado el Senasa luego de años de auditorías (Ver Tabla Nº 1).
Vale decir entonces que la planta productiva que APSA dispone en el Parque Industrial de General Rodríguez (Buenos Aires) aprobó el cumplimiento de las normativas GMP tanto para los procedimientos generales para la elaboración de productos veterinarios, como aquellos ligados a la elaboración de polvos (incluyendo los que contengan principios activos betalactámicos, y excluyendo aquellos que contengan sustancias hormonales).

Últimas novedades

A la certificación alcanzada por APSA, se le sumaron este año las concretadas por Laboratorios Osspret, Apilab y Microsules Argentina, situación a la que se suman las recertificaciones anuales que otros laboratorios pudieron cumplimentar en los últimos meses.
Teniendo en cuenta la importancia de conocer en detalle la información del Senasa, en la edición de agosto de MOTIVAR se publicará el alcance de las certificaciones alcanzadas en cada uno de los casos.

 

Tabla N° 1

Tabla N° 1

El Senasa certificó las normas GMP en la planta de Osspret, con alcance en procedimientos generales para la elaboración, acondicionamiento y depósito de productos veterinarios y la producción de soluciones de uso externo.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar

Dos generaciones: Sergio Frascarelli junto a su esposa Adriana Romano y su hijo mayor.

Dos generaciones: Sergio Frascarelli junto a su esposa Adriana Romano y su hijo mayor.

Las instalaciones del reconocido fabricante de cosmética dermatológica, Osspret están en constante expansión. En el medio de una ampliación de 1.000 metros cuadrados para duplicar el espacio de trabajo, la compañía del matrimonio formado por Sergio Frascarelli y Adriana Romano acaba de certificar las normas GMP en procedimientos generales para la elaboración, acondicionamiento y depósito de productos veterinarios y la certificación particular para la elaboración de soluciones de uso externo, a manos del Senasa.
Por este motivo, MOTIVAR recorrió la planta ubicada en San Martín, Buenos Aires, junto con los dueños de la firma nacional y su responsable de control de calidad, Gustavo Canci. Pasado, presente y futuro de la empresa con más de tres décadas en el mercado.

Un sello de buenas prácticas

OSSPRET AVANZA EN OTRO SEGMENTO DEL MERCADO

La pipeta Osspret se lanzó en septiembre de 2015 y, en un mercado de más de 6 millones unidades, logró colocar más de 350.000 solo en el segundo semestre. Es decir: acaparó alrededor de un 5% del rubro a nivel nacional.
“Muchas veces tuvimos la oportunidad de vender pipetas pero nunca nos interesó, hasta el año pasado”, reconoció Adriana Romano de Frascarelli. ¿Las razones? “Es un negocio diferente, donde compiten muchos colegas locales y multinacionales. Pero Damian, mi hijo, tiene otra visión e impulsó el nuevo canal”, afirmó nuestra entrevistada. La proyección de Osspret para este año es mantener el número de unidades en materia de línea de cosmética y dermatología canina, mientras que aspira a protagonizar un nuevo salto en el negocio de las pipetas, en lo que será su primer año completo dentro de esta categoría.

“En 2014 me sumé a la empresa con el objetivo de lograr la certificación GMP, momento en el cual se pusieron en marcha una serie de procesos específicos”, explicó Canci, quien previamente había consolidado parte de su experiencia tanto en el ámbito de la industria veterinaria, como en laboratorios de humana.
“Uno de los desafíos fue actualizar las inversiones y acciones que se venían realizando. Incluso, muchas de las pautas planteadas ya se realizaban en la planta, pero no estaban asentadas por escrito. Entre las premisas de este proceso están los procedimientos operativos, pensados para un diseño de planta, la cual –en este caso- se encontraba en plena expansión”, sostuvo el profesional y completó: “A su vez, otro punto clave fue generar una relación fluida con el Senasa, a fin de tener el visto bueno en cada modificación que debíamos concretar”.
Todo el proceso llevó un año, tiempo en el cual se debió capacitar y explicar a todo el personal de Osspret las razones por las cuales se veía modificada su dinámica de trabajo. “Ellos mismos pudieron observar los beneficios que produjeron esos cambios al agilizar toda la gestión”, destacó Canci.

Sobre la empresa

Osspret es un referente en el mercado a partir de la producción de shampoo para mascotas, cremas, tonalizadores y desodorante con perfume, entre otros productos (Ver recuadro). En su planta cuenta con más de 40 empleados y produce 2,5 millones de unidades por año. Sin embargo, el ganado respeto en su categoría no estuvo privado de dificultades. Para Frascarelli, su socio fundador, los inicios no fueron literalmente sobre ruedas: “En los primeros años hacíamos todo, ventas, trámites bancarios y hasta la reposición de envases”, recuerda quien hasta mediados de la década del ’80, trabajó en la cooperativa veterinaria Coprovet.
Es clave informar que si bien, según la visión de Canci, toda la planta de Osspret cumple con la normativa GMP, por el momento Senasa solo ha certificado la línea de operación y fraccionamiento de soluciones y emulsiones de belleza médica. “No es que no se puede certificar el resto, sino que Senasa aún no incluye una certificación particular para los antiparasitarios, a pesar que el manejo es exactamente el mismo. Por otro lado, las distintas áreas que conforman la empresa se fueron desarrollando y mejorando, como es el caso del departamento de calidad, para el cual incluso incorporamos un nuevo profesional”, explicó el responsable del área. Y adelantó: “Este trabajo allana el camino para avanzar con las normas ISO, una inversión que ya tenemos en carpeta”.

Un recorrido de esfuerzo y trabajo

A partir de la experiencia que Frascarelli sumó en Coprovet, logró allanar el camino comercial en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para los productos Osspret en un inicio. La buena relación cosechada en esos años le abrió las puertas de numerosos comercios veterinarios para entregar los primeros shampoo para perros. “En Argentina, este mercado lo creó Sergio“, afirmó sin medias tintas su esposa. Y agregó: “Mi suegro también trabajaba en la cooperativa y atendía las zonas Norte y Oeste; los distintos contactos cosechados y la buena relación con los profesionales nos fueron abriendo puertas”.
Vale recordar que en la década del ’90, Osspret era la única línea de cosmética animal que existía en el país. O al menos eso creían sus propietarios. “A mediados de esos años, sufrimos diversos problemas personales y familiares, los cuales sin dudas repercutieron en el desempeño de nuestra empresa”, recordó Romano, alma mater de la firma en aquellos tiempos. “Sin embargo y ya en 1997, reaccionamos cuando dimensionamos que existían otras marcas en el mercado. En ese entonces, hacía seis años (1991) que habíamos puesto a punto una planta de 200 metros cuadrados”, señaló Frascarelli, quien en el medio de la hiperinflación del gobierno de Ricardo Alfonsín quedó como único titular de la empresa, tras la salida de sus socios iniciales, Carlos Cutini y Rafael Feudale, los cuales –más allá de ello- continuaron desempeñándose en la empresa durante un tiempo.

El año 2001 y una nueva crisis

A poco de haberse recuperado de los problemas internos que vivieron entre 1995 y 1997, una nueva inclemencia llevó a los titulares de Osspret a replantear su negocio tras la salida de la convertibilidad. “Cuando nadie vendía, lanzamos nuevos envases y fragancias; viajábamos por todo el país con nuestros dos hijos y una colaboradora quedaba a cargo del laboratorio”, comentó Romano.
Ya en 2003 la firma pegó un salto del 50% en su volumen de ventas con respecto al año previo y continuó con una expansión de dos dígitos hasta 2007, cuando se tomó la decisión de mudar la planta a las instalaciones actuales, las cuales en un primer momento disponían de 1.000 metros cuadrados.
Un hecho que marcó una diferencia en la historia de Osspret fue entender que no es la mascota la que elige el producto sino su dueño, quien usualmente es también el responsable de bañarlo. “Por esto es clave todo el producto, desde el envase, hasta el aroma, sin olvidar el efecto que tiene en las manos de los encargados de realizar esta tarea”, concluyó a coro la dupla Frascarelli – Romano, una de las principales razones por la que Osspret se convirtió en líder en cosmética y dermatología canina en el país.

Presentó la primera línea de sueros de uso exclusivo en veterinaria, a la vez de certificar la normativa oficial del Senasa en la planta de dispositivos intravaginales de silicona inyectada, ubicada en Buenos Aires.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Ariotti. “Debemos seguir consolidándonos”.

Ariotti. “Debemos seguir consolidándonos”.

El laboratorio Zoovet ha presentado un coctel que contiene investigación, inversión, innovación y capacitación, el cual dio como resultado la primera línea de sueros de uso exclusivo en medicina veterinaria: sueros BMI (Buffer Medio Interno); MV (Mantenimiento de Vía) y DT10 (Desintoxicante). “Su aplicación puede desarrollarse en caninos, felinos, bovinos y equinos, proporcionándole en cada fórmula un exclusivo suplemento”, sostuvieron desde la empresa radicada en Santa Fe.
Además la compañía lanzó IDOCARB 12, un hemoparasiticida (Imidocarb dipropionato 12g, Cianocobalamina 0,005g, Vehículo c.s.p.100 ml) que permite el tratamiento y la prevención de anaplasmosis y piroplasmosis en bovinos y equinos, con vías de administración subcutánea o intramuscular.
En este contexto, desde MOTIVAR decidimos entrevistar a Enrique Ariotti, titular de Zoovet, con el objetivo de conocer la realidad de la firma y sus expectativas a futuro: “Hasta el momento en que cayó drásticamente el precio de la leche veníamos transitando un buen año, con resultados positivos tanto en la línea general, como la específica para pequeños animales y la de reproducción”, explicó el directivo.

Certificaciones

Además, Ariotti mencionó que el pasado 9 de septiembre la empresa logró la aprobación del Senasa para producir bajo normas GMP en la planta ubicada en San Martin, Buenos Aires, donde se lleva adelante la elaboración de dispositivos intravaginales de silicona inyectada. “Con nuestra marca y las de terceros, estaremos presentes en Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Colombia”, enfatizó nuestro entrevistado. Y se explayó: “Estamos sembrando para en 2016 comenzar a exportar nuestra línea a nuevos países, situación que nos llevará a consolidar este negocio independientemente del valor del dólar”.
Vale decir que a lo largo de este 2015, desde Zoovet se ha invertido en el cumplimiento de normativas y el acceso a representantes en otros países, esperándose concretar una mayor presencia en el norte de África, por ejemplo, registrando productos también en Rusia, Corea del Sur y Brasil, entre otros.
“También seguiremos apostando por mercados como el de Guatemala y El Salvador, en los cuales vemos oportunidades concretas”, agregó.
Vale decir que Zoovet cuenta con cinco plantas de producción propias: cuatro ubicadas en el PTLC – CERIDE de la ciudad de Santa Fe (Hormonales, Betalactámico, Generales & Externos y Prociclar), a las cuales se suma una quinta en la localidad bonaerense de San Martin; todas ellas habilitadas y certificadas por el Senasa con normas GMP (Certificado Nº 001-2012).
“Hoy el 20% de nuestra facturación está ligada a la producción para terceros, situación que permite no solo un flujo de caja positivo y constante, sino también invertir en la incorporación de equipamiento y la capacitación de nuestro personal, dos variables centrales a la hora de brindar este tipo de servicios a la industria”, agregó Enrique Ariotti.

Expectativas

Una apuesta interesante de Zoovet a lo largo de este 2015 fue su participación en el mercado de productos veterinarios para pequeños animales.
“En ese sentido, un gran aporte fue haber sumado a Marcelo Moroni a la compañía, logrando por su intermedio un vínculo distinto con las empresas y las personas de ese sector”, explicó Ariotti. Y agregó: “Sin dudas que nos quedan tareas pendientes, fundamentalmente a la hora de invertir en una mayor cantidad de promotores técnicos y publicidad masiva”.
Más allá de esto y tras resaltar la importancia de que los productores lecheros de la principal Cuenca lechera del país recuperen su rentabilidad y capacidad de producción, Enrique Ariotti destacó los resultados alcanzados por Zoovet en los últimos tiempos, dejando en claro que “se ha avanzado en un mercado complejo, sobre el cual debemos seguir trabajando para consolidar nuestra oferta de productos en el mediano y largo plazo”.