HomePosts Tagged "Germán Mina"

 

El análisis del Dr. Sergio Garbaccio (INTA Castelar), en base a un estudio reciente realizado en Río Cuarto, fue compartido en el marco de una gira organizada por Tecnovax en alianza con la marca Prionics.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar
@facusonatti

Atentos. Más de 160 veterinarios reunió la gira de Tecnovax.

La tuberculosis es una enfermedad endémica en la Argentina que no cuenta con una vacuna para su prevención. Sin embargo, existe la prueba tuberculina para diagnosticar los animales positivos y actuar en consecuencia para erradicar la problemática, evitando así su propagación en los establecimientos.
En la última semana de julio, a dos años del lanzamiento de Prionics en la Argentina y de la mano del laboratorio local Tecnovax, se organizó una gira de capacitación sobre la tuberculosis, en las ciudades de Reconquista (Santa Fe), San Francisco y Villa María (Córdoba).
Mario Cuccolo, jefe técnico de Ganadería de Tecnovax, asegura que “siempre buscamos incorporar productos nuevos tanto desarrollados por nosotros como a través de alianzas internacionales que tengan algún diferencial como es el caso de Prionics, empresa que produce en Holanda una tuberculina fruto de una planta exclusiva, que es de referencia a nivel mundial, recomendada por la OMS”.
El Senasa, mediante una resolución dictaminada en 2012 obliga a los establecimientos lecheros y a las cabañas a llevar un estricto plan de control y erradicación de la tuberculosis, pero son las provincias las encargadas de ampliar ese programa a las actividades de cría.
Para la Dra. Ana Canal, de Patología Básica en la UNL, la tuberculosis es una enfermedad infecciosa contagiosa y el bovino es el principal huésped, pero lo puede trasmitir al hombre por lo

“Es triste que no se cumplan los planes sanitarios”

En Holanda funciona la planta que produce los inyectables utilizados para la prueba de tuberculina PPD comercializada bajo la marca Prionics.
El producto está en manos del gigante suizo Thermo Fisher Scientific y se comercializa en la Argentina desde hace dos años, de la mano de Tecnovax.
Marcela Santander, Technical Sales Specialist-Latam South de la compañía, afirma que los productos de Prionics se utilizaron en los programas de erradicación europeos más satisfactorios, como España e Irlanda. “Los estándares de potencia son superiores y tiene una sensibilidad más alta a los competidores lo que mejora los resultados”, resalta.
La división que se ocupa de la tuberculosis representa un 30% de las ventas de la compañía suiza que en el país selló una alianza con Tecnovax. “Nuestros socios argentinos superaron las pruebas que la comunidad europea demanda y eso significa que es una empresa con altos estándares de calidad. A su vez, su relación directa con los veterinarios es para nosotros muy importante”, sostiene la bioquímica chilena que, también, formó parte de la gira que organizó la firma argentina.
“Noté que existe poca vigilancia sobre el cumplimiento de los planes con respecto a las pruebas que se están usando en la Argentina”, dispara Santander y se explaya: “La parte triste es que si no están presentes los entes reguladores, veterinarios y productores suelen no hacer lo que corresponde. Es triste escuchar que algunos no respetan las pruebas oficiales con el objetivo de salvar un animal. No podemos perder de vista que si no se cumple con las disposiciones nacionales nunca podremos lograr cumplir con un plan de erradicación. Querer salvar un animal por encima de un plan nacional, es algo que no se ve en Europa.
Sin embargo, no es un problema solo de la Argentina, sino que es parte de la idiosincrasia latinoamericana”.

cual es una zoonosis de importancia.
“Una de las formas de contagio más problemáticas en la producción es la eliminación por leche de la vaca infectada, donde una sola vaca puede infectar a varios terneros en la guachera al mezclarla en los baldes que se utilizan para alimentarlos. Al no existir sintomatología el contagio se puede expandir. Por eso, recomendamos que aquellos establecimientos que están en detección o saneamiento con prueba tuberculina a modo de prevención se debe evitar el uso de la leche en las guacheras o pasteurizarla antes de su uso. De lo contrario, hay que dar sustituto lácteo”, explica la profesional que disertó en la charla en Reconquista.

Pérdidas millonarias
“La investigación más reciente que se hizo en la Argentina sobre el impacto de tuberculosis en la industria lechera alega que se pierde un 6,25% de la producción de leche por la presencia de esta enfermedad en el rodeo”, asegura el Dr. Sergio Garbaccio (INTA Castelar). El estudio se hizo en Río Cuarto al comparar dos grupos, uno positivo y otro negativo. “Otros trabajos internacionales exponen mermas de hasta el 12% en la producción de leche. Y en la Argentina, hay que remontarse a inicios de los ’90, un trabajo del Dr. Alfredo Naser, que llegó a la conclusión que, entre carne y leche, en pérdidas directas e indirectas, la tuberculosis generaba un rojo de US$ 63 millones en la economía nacional”, agrega el especialista.
Para Canal, las cuencas lecheras son las más afectadas, pero es una problemática difundida en todo tipo de producciones. “A partir de los planes provinciales, más allá del nacional para tambos y cabañas, se debe definir que otras producciones demandan especial atención. En Santa Fe, por ejemplo, también los establecimientos de cría e invernada tienen la obligación de control y erradicación de tuberculosis”, afirma.
“La tuberculosis bovina es considerada una enfermedad endémica, tal vez es más notoria y se hace foco en el control y erradicación en el sector lácteo, pero eso no quita que hay un largo camino por recorrer en cría. Más allá que se estima que la prevalencia es baja, no hay investigaciones recientes sobre su impacto”, advierte Garbaccio en diálogo con MOTIVAR.

Una gira para concientizar
“Elegimos Reconquista, en el Norte de Santa Fe, por el plan que lleva adelante la provincia a partir de la figura de corresponsal sanitario y porque nunca se había hecho una reunión de veterinarios enfocada a tuberculosis”, explica el responsable técnico de Ganadería en Tecnovax. A su turno, el MV Germán Mina (Colegio de Veterinarios de Santa Fe), promotor de esa reunión, comenta que, la idea es revalidar que la herramienta con la que disponemos para el diagnóstico a campo de la tuberculosis es la PPD, porque cuando no se puede controlar la tuberculina parece que la culpa es de la prueba y no del manejo. “Eso generó confusión en veterinarios y productores por eso quisimos despejar las dudas”, señala y afirma: “somos conscientes que debemos reforzar los conceptos; tanto técnicos como productores se preocupan demasiado del reaccionante positivo y se olvidan del negativo”.
En las cordobesas Villa María y San Francisco, ambas importantes cuencas lecheras, también se repasó los aspectos sobresalientes de la tuberculosis y sus efectos sobre la producción, agrega Cuccolo y sigue: “hubo mucha interacción en las charlas, en pos de despejar las dudas que tenían los profesionales. La convocatoria sumó 40 veterinarios, en Reconquista, 52, en San Francisco y 71, en Villa María. El próximo destino de estas giras, será en la provincia de Buenos Aires, sobre todo en la cuenca lechera Mar y Sierras, del mismo modo, que la cuenca de Trenque Lauquen”.
Para Canal, la prueba tuberculinica es la única oficial que se debe utilizar en el país. “Pero un plan de saneamiento no termina con la prueba y hay que tener varias premisas en cuenta, cada vez que nos da positivo eso no se modifica, y debe enviarse el animal a faena. No se puede repetir la prueba porque la enfermedad evoluciona dentro del animal y puede hacer que, si está pasando por alguna situación de estrés, como períodos de lactancia o en cría, falta de alimento, la prueba nos dará negativa”, explica. Y advierte que, en esos casos, el productor va a querer mantenerlo en el establecimiento, pero es un grave error.
“El problema de la tuberculosis excede lo que ocurre localmente porque avanzar en su erradicación es un trabajo arduo que demanda tiempo”, reflexiona Garbaccio, en el cierre.

El médico veterinario Germán Mina analiza las ventajas del manejo productivo de esta especie animal, a partir del caso testigo de un tambo radicado en Huacalera, provincia de Jujuy.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar
@facusonatti

A 2.600 metros sobre el nivel de mar se encuentra el tambo La Huerta, en la localidad de Huacalera (Jujuy), con 2.300 cabras, de las cuales 850 se destinan a la producción de leche. La empresa representa toda una hazaña para a lo que la actividad se refiere en el país.
El tambo despacha unos 1.700 litros diarios que son procesados en su totalidad para la elaboración de quesos en el mismo establecimiento.
Para el MV Germán Mina, asesor técnico de la explotación y presidente del Colegio de Médicos Veterinarios de Santa Fe (segunda Circunscripción), el lugar cuenta con un sistema de pariciones continuas, a razón de una parición por cabra por año, de modo de mantener una oferta de quesos según la demanda del mercado local.

UNA ALTERNATIVA POCO CONVENCIONAL

El caprino es un animal originario de Asia, pero en la actualidad sus existencias ascienden a 780 millones de cabezas alrededor de todo el mundo.
Entre sus características más distintivas está su rusticidad, docilidad y adaptación a los ambientes.
En lo estrictamente productivo, la leche es su principal producto aunque también es utilizado como proveedor de carne, cuero e incluso, en algunos casos, pelo.
La producción de leche de cabra aumentó un 108,7% a nivel mundial, en el periodo 1988 – 2013, pasando de 8,8 millones a 18,4 millones de toneladas (FAOSTAT, 2013).
A pesar de ello, el caprino se sigue explotando principalmente para la producción de carne y tan solo en el continente europeo es la leche el producto principal. Sin embargo, en la Argentina hay un caso que busca torcer esas variables e instaló un tambo para caprinos en plena Quebrada de Huamahuaca: La Huerta.

“La cabra está especialmente dotada para la producción láctea, superando en este punto a otros mamíferos, ya que puede producir hasta un 10% de su peso vivo (entre 400 y 1.500 litros por lactancia). La cantidad de grasa de su leche supera a la de la vaca, siendo su composición similar a la de la mujer, especialmente en el grado de emulsión y en el tamaño de los glóbulos grasos, más chicos que los de la vaca”, asegura el profesional. Y agrega: “Se ha demostrado que la leche de cabra baja el colesterol y favorece la absorción de grasa, proteínas, calcio y otros minerales de la dieta. Sin embargo, y más allá de sus excelentes propiedades, la de cabra sólo representa el 2% de la producción mundial de leche (Ver recuadro)”.

Una apuesta en altura
“Este tambo caprino existe desde hace varios años, pero con un sistema de producción básico, sin demasiados manejos nutricionales, sanitarios, bajo un manejo reproductivo natural y sin mayores registros”, reconoce Mina y completa, desde febrero de 2016 la empresa decidió intensificar el sistema, donde además de la incorporación de unos 500 vientres de la raza Sannen, construye una nueva sala de ordeño, incorporando tecnologías tales como: Crianza artificial con sustituto lácteo; sincronización de celos e inseminación artificial con semen fresco; control lechero; incorporación de un software específico para el manejo reproductivo del rodeo; ecografía reproductiva; ajuste de la alimentación para cada categoría, según sus necesidades productivas y/o reproductivas. Y adecuación y construcción de corrales, guacheras, neonatología, bebederos, sala de ecografías, sala de extracción de semen e inseminación artificial, etc.
Esto hizo que se incorporara a través del tiempo a distintos profesionales para llevar adelante las tareas diarias.
Hoy, en la empresa, trabajan 24 personas afectadas a la administración, producción de alimento, alimentación, guachera, reproducción, sanidad, ordeño, industria láctea, limpieza y mantenimiento de equipos e instalaciones.
Además, tiene asesoramiento externo de cuatro veterinarios (saneamiento, guachera y recría y reproducción) y un ingeniero agrónomo (gestión y alimentación).

El infaltable combo nutrición-sanidad
Para el Ing. agrónomo Guillermo Bergero, especializado en producción lechera, la alimentación de la crianza de cabritas, en La Huerta, es a base de sustituto lácteo más un concentrado starter a voluntad durante los primeros 40 días.
A partir del día 40 se adiciona heno de alfalfa (a voluntad) y se reemplaza el starter por un balanceado iniciador 18% de PB alcanzando los 16 kg a los 60 días de nacido, la ganancia de peso a lograr en esta fase láctea es de 180-200 grs/día.
“A los dos meses se realiza el destete continuando la alimentación con heno de alfalfa más balanceado iniciador 18% a voluntad hasta alcanzar los 24 kg a los cuatro meses, en dicha etapa la ganancia diaria debería ser de 150 grs/día (post destete)”, agrega el profesional. Y completa: “Luego de los 24 kg la dieta pasa a balanceado 16% más heno de alfalfa a voluntad con objetivos de ganancia de 110 grs llegando a los siete meses de edad con 34 kg de PV (etapa de pre encaste). A partir de los 35 kg (etapa de servicio) la dieta es a base de maíz entero y heno de alfalfa, con objetivos de ganancia de 100 grs/día”.
Para los animales en ordeño los ingredientes utilizados son maíz entero, expeller de soja, pellet de alfalfa, heno de alfalfa y un núcleo vitamínico mineral. En primavera-verano se reduce el aporte de heno de alfalfa y se hace pastoreo de alfalfa en parcelas con cerco eléctrico.
“El suero fresco proveniente de la quesería se utiliza en la alimentación de las cabras en ordeño a razón de 1,5/2 litros por animal por día. En todas las categorías es indispensable el aporte de agua limpia y de calidad a voluntad al igual que el aporte de bloques de sales minerales”, especifica Bergero.
A su turno, Mina pone el acento en los aspectos sanitarios: “los principales problemas que se presentan en el establecimiento están relacionados con los cabritos recién nacidos y la guachera, donde se presentan casos de diarreas y neumonías básicamente. Para ello se lleva adelante un plan vacunal para la prevención de las mismas realizándolas en las cabras y cabrillas preñadas al ingreso del pre parto. Pero los mayores esfuerzos se ponen en ajustar cada uno de los factores de manejo que puedan ser los causantes de estos problemas, como lo son el correcto calostrado, desinfección de ombligo, correcta preparación del sustituto, temperatura, suministros diarios del alimento, limpieza de corrales, cuidado de la temperatura y humedad de la neonatología”, repasa.
“Por otro lado se trabaja en la prevención de enfermedades clostridiales mediante un estricto plan vacunal. Mientras que, en cuanto a mastitis no se registra una alta incidencia de la misma, pero igualmente se trabaja en la prevención mediante el control del ambiente, detección temprana de los casos clínicos y tratamiento de los mismos y sumado a una correcta rutina de ordeño”, sigue Mina.
“Hoy el foco está puesto en cuidar cada uno de los vientres, lograr que lleguen cuanto antes a la edad reproductiva y por ende ingresen rápidamente al sistema productivo. El crecimiento del rodeo solo depende del crecimiento interno, ya que en Argentina no es sencillo conseguir hembras de razas lecheras”, explica el MV. y cierra: “no hay un precio de referencia del litro de leche en el país, pero el objetivo que nos pusimos es lograr a salida de la sala de ordeño un costo de alrededor de $12. Hoy, aún estamos lejos de lograrlo, básicamente por el alto impacto de mano de obra, ya que son tareas de poca automatización y además se están construyendo galpones, corrales y callejones, tareas que al culminar reducirán la demanda de esa mano de obra y por ende los costos totales”.

En el marco de una capacitación organizada por la Federación Veterinaria Argentina, conversamos con presidentes de Colegios y Consejos de distintas provincias sobre los reclamos que reciben de sus matriculados.

A poco de iniciado el año, presidentes y representantes de los colegios y consejos de médicos veterinarios que conforman la FeVA se dieron cita en la sede de uno de ellos, el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para compartir dos jornadas de capacitación dirigencial a cargo del Lic. Carlos Novello (MCI Group).
“Hace unos años habíamos realizado esta actividad y entendimos que era importante repetirla en base al fuerte recambio generacional que se está produciendo en las entidades”, le comentó a MOTIVAR el Dr. Héctor Otermin, presidente de la Federación Veterinaria Argentina.
El profesional explicó los objetivos de la iniciativa: “Más allá de realizar el análisis FODA de la Federación, buscamos reforzar la importancia y el sentido de participación de cada uno de nuestros miembros”.
Y completó: “Esto es clave. Mantenemos diversas relaciones institucionales, representando la voz de nuestros matriculados en la búsqueda de articular programas de acción consensuados, los cuales –por ejemplo en el caso de la ganadería- sean provechosos tanto para el productor como para el profesional”.
Vale decir que de la convocatoria fueron parte miembros de las entidades colegiadas de: Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Chaco, Santa Fe, La Pampa, Tucumán, San Luis y Río Negro, entre otros.
Sin dudas que esta representó una verdadera oportunidad para que desde MOTIVAR consultáramos a diversos dirigentes sobre las principales preocupaciones que tienen los veterinarios en cada una de sus provincias.
Más allá de las particularidades de cada lugar, logramos recoger una serie de temas sobre los cuales hubo consenso en cuanto a su vigencia. En ese marco, una de las primeras consideraciones que recibimos estuvo ligada a los magros resultados económicos que los profesionales vienen logrando desde fines de 2016 a esta parte, principalmente en el rubro de animales de compañía.
Pero esto no es todo; también existen problemáticas estructurales vinculadas con la falta de comunicación y carencia de continuidad en las relaciones entre las entidades y el poder político. “Sin apoyo de las autoridades es muy complejo que podamos resolver los problemas”, nos decían.
Otro tema identificado y sobre el cual se viene incrementando la temperatura de los debates en buena parte de nuestro país es el ejercicio ilegal de la profesión.
“Estamos preocupados y trabajando con asesores legales para resolver la problemática que nos plantea la aparición de cursos de auxiliar veterinario, por ejemplo, en base a los cuales se ofrece un “título” en ocho clases”, remarcaron casi al unísono los representantes de la profesión.
En el fondo, el reclamo más generalizado que reciben los directivos de las entidades profesionales sigue girando en torno a la necesidad de ordenar el mercado y fundamentalmente, el sistema de comercialización de zooterápicos, exigiendo el cumplimiento de la obligatoriedad de contar con un médico veterinario permanente en su rol de director técnico.


Más allá de esto y si bien las entrevitas completas ya se encuentran disponibles en motivar.com.ar, compartimos a continuación la actualidad y expectativas de los dirigentes con los cuales MOTIVAR pudo dialogar.

Tucumán avanza en capacitaciones

Con un 70% de sus matriculados orientados a los animales de compañía, el Colegio de Médicos Veterinarios de Tucumán estuvo representado en el encuentro de la FeVA por su presidente, el Dr. Miguel Guerineau.
“La actualidad de los matriculados es buena, con expectativas también en el ámbito de la producción ganadera. Si bien disponemos de 140.000 cabezas, en el último tiempo se han montado nuevos feedlots, habilitándose frigoríficos y creciendo también la producción avícola”, comentó Guerineau. Y adelantó: “Trabajamos en la concreción de nuestras primeras jornadas con foco en el veterinario y salud pública, en mayo. Se le destinará especial atención a las problemáticas ligadas a los vectores”.

Más profesionales en San Luis
También tuvimos la posibilidad de entrevistar a Walter Guzmán, presidente del Colegio de Médicos Veterinarios de San Luis, quien destacó que los profesionales privados se están adaptando a las nuevas políticas.
“Por su parte, se están recibiendo e ingresando al mercado laboral nuevas generaciones desde hace dos años. Este también es todo un desafío”, agregó. A su vez, hizo referencia al trabajo que la entidad viene desarrollando para lograr una legislación que incluya la obligatoriedad de un director técnico también en comercios de alimentos, intentando que todos los actores se adapten a las nuevas exigencias.

Santa Fe busca replicar su sistema
Dejando en claro que la provincia está siendo azotada por distintas inclemencias climáticas que han perjudicado la actualidad laboral de los profesionales que se desempeñan principalmente en los departamentos Castellanos, Las Colonias y San Cristóbal, el presidente del Colegio de Veterinarios de Santa Fe (Primera Circunscripción), Germán Mina, también dialogó con MOTIVAR.
“A las crisis hay que afrontarlas y no deben ser motivo de retroceso. En Santa Fe se llevan adelante muchos planes sanitarios y si bien hay que ser contemplativos con la situación en particular, no podemos levantar los brazos en materia de brucelosis, tuberculosis, carbunclo o garrapatas”, dejó en claro el veterinario. Y profundizó: “Inclusive, intentaremos replicar el concepto de corresponsable sanitario en otros sistemas productivos, como aves y cerdos”.
Ya en relación a la comercialización de productos, Mina explicó que no es lo mismo la venta que el expendio. “Este último incorpora criterios técnicos y de allí la importancia de que esté a cargo de un veterinario”, agregó. Y nos adelantó: “Estamos elaborando un proyecto de ley sobre el ejercicio profesional para regular todo el sistema de comercialización de zooterápicos”.

Articulación oficial
Miguel Pagni, presidente del Colegio Veterinario de Santa Fe (Segunda Circunscripción) también accedió a la entrevista con MOTIVAR y resaltó la importancia de que la profesión logre apoyo de las autoridades nacionales y provinciales con el objetivo de resolver las problemáticas actuales. “Las entidades no tenemos poder de policía, el cual y en nuestro caso, está en manos un Ministerio de Producción que no siempre tiene disponibilidad para llevar adelante el total de las auditorías que deseamos”, explicó Pagni.

En Río Negro ya está hecha la Ley
“Hace tres años trabajamos en implementar la ley de farmacia veterinaria en la provincia, reglamentación que se oficializó en 2016 y deja en manos de la subsecretaria de Ganadería local comenzar a ejecutarlo”, comentó el Dr. Marcelo Pierini, presidente del Colegio de Veterinarios de Río Negro. Y agregó: “A su vez, seguramente firmemos nuevos convenios con el Senasa para avanzar en una mejor fiscalización de las normativas”.
Otro punto destacado por el representante de la entidad rionegrina estuvo ligado a la ganadería bovina, actividad en la cual se impulsan diversas acciones para fomentar la presencia de los asesores veterinarios.
“Estamos libres de rabia a virus calle, pero cada tres meses detectamos un murciélago positivo. Es clave que sigamos atentos este tema”, agregó.

Entre Ríos, a paso firme con su carpeta sanitaria
Culminando con el ciclo de notas que llevaron adelante Patricio Jiménez y Facundo Sonatti (las cuales están ya disponibles en motivar.com.ar), entrevistamos al Dr. Sebastián Vittone, presidente del Colegio de Médicos Veterinarios de Entre Ríos, quien reconoce una caída en la actividad de los matriculados dedicados a la sanidad de las mascotas, situación que mejora para el caso de los veterinarios destinados a la actividad ganadera o a producciones intensivas como las de aves y cerdos.
“En el campo de la inocuidad de los alimentos, la presencia profesional continua sólida”, resaltó quien representa a un total de 900 matriculados. Y finalizó: “Avanzamos en capacitaciones que buscan cambiar el sistema sanitario referido a brucelosis y tuberculosis, a partir de un software que le ha dado buenos resultados al Colegio de Santa Fe (Primera). Conocida como carpeta sanitaria, esta herramienta nos permitirá comunicar la presencia o no de enfermedades y agilizar diversos trámites”.