HomePosts Tagged "Esteban Turic"

Turic. “Estamos en óptimas condiciones para iniciar esta nueva etapa de la empresa”.

» Entrevistamos a Esteban Turic, recientemente nombrado como director general de la compañía. ¿Algunos de sus desafíos? La expansión territorial y el desembarco en los segmentos de animales de compañía y cerdos.

Luciano Aba
luciano@motivar.com.ar
@aba_luciano

Siempre me gustó el desafío de transformar las ideas en herramientas prácticas reales, que puedan generar determinado impacto en el trabajo profesional de los veterinarios”.
Así inició Esteban Turic el repaso realizado junto a MOTIVAR sobre el recorrido que lo llevó a convertirse en el director general de Biogénesis Bagó, tras cerrar exitosamente su ciclo como

Patente para controlar potencia en las vacunas virales

Bellinzoni. Siguen los acuerdos.

Biogénesis Bagó obtuvo derechos de patente en Estados Unidos, Europa y China por una nueva metodología analítica que permite medir la potencia de manera in vitro en vacunas virales, entre ellas, la vacuna contra la fiebre aftosa. El Dr. Rodolfo Bellinzoni, director de Operaciones del laboratorio veterinario, dijo: “La adopción e implementación de este método de control de potencia in vitro por los organismos que controlan las vacunas veterinarias, brindará un beneficio no sólo para la industria, sino también para el bienestar animal”. En línea con el objetivo antes mencionado, la compañía le ha otorgado al Animal and Plant Quarentine Agency (APQA) de Corea del Sur, una licencia para el uso de esta tecnología de forma gratuita en el marco de un convenio de colaboración que seguramente será adaptado por otros países.

responsable de la oficina regional en Shanghai con que cuenta el laboratorio veterinario argentino para Asia.
“Mis comienzos como veterinario me vincularon con el área académica y más precisamente con la investigación aplicada.
El desarrollo de productos y la búsqueda de nuevas tecnologías me atrajero desde siempre”, nos comentaba en exclusiva Turic, en las oficinas de la empresa en Garín, Buenos Aires, a inicios de enero.
Biogénesis Bagó, compañía repartida en partes iguales entre el Grupo Insud y Organiación Bagó, ocupa hoy el tercer puesto en el mercado de grandes animales de América Latina y se convirtió en la mayor empresa regional del sector. Tal es así, que desde la compañía aseguran que tres de cada diez bovinos de Sudamérica reciben su vacuna antiaftosa.
En un tono cordial y de confianza, Turic avanzó en un relato sin desperdicio: “La primera persona con la cual trabajé fue mi padre, de quien aprendí a organizar actividades y coordinar equipos de trabajo orientados específicamente a la construcción. No puedo tampoco olvidar la posibilidad que tuve de tener un jefe como Jorge Errecalde en la FCV de la Universidad de La Plata.Fue una guía en el ámbito académico; de él aprendí a trabajar con metodología: a fijar metas y objetivos como primera medida”, aseguró Turic. Y siguió: “Hace 15 años, llegué a Biogénesis Bagó y el primer equipo del que formé parte fue del liderado por Rodolfo Bellinzoni, con quien descubrí otro mundo, el de la industria: llevar las ideas a productos reales, eficaces y seguros”.
Vale decir que nuestro entrevistado tuvo un impasse en la empresa que hoy comanda, momento en el cual también pudo adquirir experiencia trabajando en la industria multinacional, desarrollando la capacidad de ser paciente en los tiempos de ejecución y poder “ver más allá de América Latina”.
“Cuando regresé a la compañía trabajé también con Guillermo Mattioli, en una primera etapa aquí en Argentina y luego ya desde China. Guillermo siempre apoyó mis iniciativas, orientándome, pero con mucha libertad”, aseguró Turic, para luego mencionar el rol de los accionistas de Biogénesis Bagó: “Sin dudas que tengo mucho que aprender de su experiencia, pero todos coincidimos en un único mensaje: el laboratorio tiene mucho espacio para seguir creciendo, generando recursos y soluciones en el campo de la sanidad animal”.

MOTIVAR: ¿Cuál es tu análisis inicial sobre la actualidad de la compañía?
Esteban Turic: Biogénesis Bagó es una empresa muy bien organizada, que ha crecido de manera constante en las últimas décadas, tanto en su facturación, como en recursos tecnológicos y humanos, a la vez de aportar tecnologías de avanzada en materia de sanidad animal. Vivimos una evolución constante, que sin dudas se profundizará hacia el crecimiento territorial y el arribo de nuevas líneas de productos.
Estamos en óptimas condiciones para iniciar esta nueva etapa.
Hemos logrado posicionarnos como una empresa líder en la provisión de vacuna antiaftosa, fruto de un trabajo muy serio y una inversión constante por parte del Grupo en este segmento.
Vemos con alegría que Argentina haya vuelto a exportar carne bovina a los Estados Unidos. Esto sin dudas que es un mérito del Senasa, de todas las asociaciones de productores, de los científicos, los entes sanitarios y los veterinarios. Biogénesis Bagó también contribuyó, poniendo las tecnologías a disposición para que se alcancen los estatus sanitarios actuales.
Hoy exportamos nuestra vacuna antiaftosa a 11 países. El 40% de las dosis que se elaboran en nuestra planta de Garín es enviado a otros mercados, siendo la primera elección en países muy exigentes de Asia, como Taiwan, Corea del Sur y Vietnam, por ejemplo.
Vamos a continuar con esta expansión global, a la cual sin dudas deberemos sumar otros productos muy competitivos que también disponemos.
Por ejemplo, hemos desarrollado un desinfectante efectivo en el caso de la fiebre aftosa, pero también contra la Peste Porcina Africana, una gran preocupación hoy tanto en Asia, como en Europa. Asimismo, tenemos proyectos para ingresar en el segmento de productos veterinarios para animales de compañía y cerdos.

¿Cuál será la propuesta en el mercadode animales de compañía?
Obviamente deberemos conformar un equipo enfocado en un segmento de gran crecimiento a nivel global. Sabemos que es un rubro totalmente distinto del que participamos actualmente: usuarios distintos y terapias distintas.
Estamos en condiciones de ofrecer productos de muy buena calidad.
Ya hay un gran expertice dentro del Grupo Insud en el campo de la oncología, pudiendo acercar a los veterinarios nuevas herramientas para el tratamiento del cáncer para perros y gatos.
Aportaremos en este mercado desde la innovación.

¿Y en cerdos?
Venimos participando en este segmento desde hace más de 20 años, a través de la venta de vacuna antiaftosa en Taiwan, Corea y Vietnam con un nivel de participación muy alto. Y desde nuestra planta de vacunas antiaftosa radicada en China abastecemos a productores de cerdos de ese país, donde se encuentra el 50% del stock mundial (700 millones de cabezas).

¿Cuál será el perfil comercial del laboratorio en esta etapa?
Biogénesis Bagó es una empresa que siempre estuvo cerca del veterinario y lo seguirá estando. Trabajamos con los productores a través de ellos.
Esta es la vocación que vamos a expandir aún más.
Hay mucho para mejorar en la ganadería bovina y para hacer tranqueras adentro de los campos, todavía más en épocas de crisis: hay decisiones que podemos tomar más allá de los contextos. Cuando hay crisis es cuando más eficientes tenemos que ser.
Y para serlo, hay que aplicar tecnologías en favor de mejorar la genética, la sanidad, la nutrición y el manejo de los animales.
Luego es tarea de los veterinarios mostrar al productor qué significa ser eficiente en términos productivos y cuál es el impacto de un plan sanitario bien diseñado y ejecutado.

¿Cuál es tu análisis sobre los procesos de fusiones y compras que se han dado entre laboratorios veterinarios últimamente?
Este cambio generacional que acaban de hacer los accionistas en Biogénesis Bagó es una clara señal de que la empresa está decidida a seguir creciendo en su imagen y participación dentro del rubro.
A futuro podemos hacer asociaciones estratégicas o Joint Ventures.
Buscamos seguir desarrollándonos y muchas veces las cooperaciones son el mejor camino. Sin dudas tenemos buenas oportunidades por delante.
No somos ajenos a los procesos que ocurren en el mundo. Los conocemos y observamos a diario, pero no modifican nuestros planes comerciales, ni de desarrollo. Lo que es claro es que el mercado veterinario va a seguir creciendo, aun con movimientos entre compañías.
Estamos hoy bien preparados para empezar esta etapa de expansión global.

¿Cuál es la impronta que desearías trasladarle a la empresa?
Quiero que se vea que estamos muy cerca del veterinario y por medio de ellos, también de los productores.
Es el veterinario quien debe recomendar y aplicar un plan sanitario con productos de calidad a los animales de producción y ofreciendo el mejor plan preventivo o tratamiento terapéutico, en el caso de los de compañía. Somos un laboratorio con un nivel tecnológico y recursos humanos de excelencia

LOS CAMBIOS TAMBIÉN SE DAN PUERTAS ADENTRO

Nueva estructura comercial para Argentina

Perretta. Asumirá más funciones en el área.

Tal como informara Biogénesis Bagó promediando el mes de febrero, Germán Stutz fue promovido a gerente nacional de Ventas. A Stutz reportarán de manera directa tanto Jorge Sominson, gerente Región Sur, como Juan Abba, coordinador para la Zona Centro del país. Asimismo, Martín Mascarenhas asumió el cargo de gerente de Marketing para Argentina, mientras que Jesús Pesoa pasará también a la estructura comercial, como gerente de coordinación Técnica Comercial y Atención de Cuentas Clave. Por su parte, Nicolás Luciani asumirá el rol de gerente de Administración de Ventas, reportando directamente a la dirección comercial que llevará adelante Sebastián Perretta.
Juan Cruz Muriel, gerente de Servicio Técnico y Miguel Giménez Zapiola, gerente de Relaciones Institucionales y comercialessiguen también en sus funciones y reportarán directamente también a Sebastián Perretta.

.

En el marco de lo que fue la Cumbre de la Industria Veterinaria Argentina CIVA MOTIVAR 2018, un grupo de profesionales veterinarios compartieron su impresión sobre el rol de Periódico MOTIVAR a lo largo de sus 16 años en el mercado.

Hace más de 16 años que Periódico MOTIVAR deja impresos los acontecimientos más destacados de la industria veterinaria argentina en su publicación mensual y a diario, a través de www.motivar.com.ar.

En el último encuentro por su aniversario, el pasado 25 de octubre, en la Cumbre de la Industria Veterinaria Argentina CIVA MOTIVAR 2018, reunió a más de 300 referentes del sector sumado a otras más de 500 personas que lo siguieron en vivo por el canal de Facebook.

En ese marco, se lanzó la campaña #YoLeoMotivar donde los más de 5.500 suscriptores de todo el país son invitados a sumarse a aportar su visión sobre lo que significa para ellos Periódico MOTIVAR compartiendo un breve vídeo en las redes Ig: @motivarok y Facebook: @pmotivar como ya lo hizo Esteban Turic, de Biogénesis Bagó, desde China.

Es clave que los productores sepan y crean que es posible alcanzar un 95% de preñez, un 92% de parición y un 90% de destete.

ESTEBAN TURIC
Director Innovación
en Biogénesis Bagó

Se estima que para el año 2050 habrá un 35% más de personas sobre la Tierra. Las demandas ya están creciendo y las costumbres cambian.

El ejemplo más claro sucede en Asia, donde la población aumenta, se mueve de zonas rurales a urbanas, mejora su capacidad de consumo y modifica los hábitos alimenticios: la dieta, a base de arroz y pescado, deja entrar cada vez con más fuerza a la proteína animal.

La Frontera de la Productividad y la brecha  tecnológica en Argentina
Parametros productivos Frontera Argentina Brecha unid Brecha %
Productividad Kg/animal/año 125 58 -67 54
% de extracción 38,4 29,7 -8,7 23
% de preñez 95 75 -20 21
% de destete 92 63 -29 32
Peso de carcasa 322 214 -108 33
Edad de faena 18-22 16 4 20
Lt / lactancia Israel 10600 5200 -5400 50
Fuentes: FAO, IPCVA, MAyG, IICA.

El enorme mercado que se abre en China, con casi 1.400 millones de personas, representa un desafío para el mundo productivo. Se necesitan más alimentos, pero sobre una superficie y cantidad de animales similar. De hecho y representando hoy el 38% total del territorio global libre de hielo, las áreas destinadas a las actividades agrícolas y ganaderas se incrementarán sólo un 5% en los próximos 35 años.

No quedan dudas que la tendencia en la producción agropecuaria es y seguirá siendo hacia la intensificación: el desafío será, entonces, alcanzar los máximos niveles productivos posibles.

Quien no produzca en forma eficiente, perderá rentabilidad en forma constante.

De allí la importancia de avanzar con conocimiento y tecnologías en un vínculo más eficiente entre los asesores y sus clientes ganaderos.

Es ya imprescindible trascender los problemas coyunturales, avanzar tranqueras adentro y convencernos de que lograr indicadores cercanos al 63% de destete no es lo máximo que podemos lograr. Es la realidad en muchos sitios, pero puede ser modificada. Para ello y tal como ocurrió con la actividad agrícola, deberemos planificar y ejecutar tareas que permitan alcanzar los máximos índices productivos, los cuales aún son una cuenta pendiente en nuestro país, tal como se aprecia en el Cuadro Nº 1.

Reducir esas brechas le permitiría a la Argentina crecer un 30% en productividad animal sin la necesidad de introducir más cabezas en el rodeo. Además, los eslabones de la cadena podrán seguir desempeñando su rol con mayor rentabilidad.

 

La fórmula del éxito

Para lograr esto, tendrá que reducirse la cantidad de animales que habitan los campos sin producir (consumiendo alimento, espacio y tiempo). Deberemos disminuir las mortandades en los feedlots y en las guacheras de los tambos, entre otras acciones de rápida puesta en marcha. Y la diferencia será sustancial.

Además, los productores deberán contar con asesores veterinarios que se involucren en la producción del establecimiento, planificando y proponiendo acciones concretas a sus clientes ganaderos. Imprescindible será también que vuelvan a posicionarse como líderes de opinión y decisión respecto de, por ejemplo, los momentos para invertir e instrumentar diferentes prácticas como la ejecución del plan sanitario, el manejo reproductivo y el descarte de animales improductivos; rol que en muchos establecimientos quedó en manos del productor. Afortunadamente la fórmula del éxito para esta actividad ya existe, y es conocida para los productores que alcanzaron la Frontera Productiva; contar con asesoramiento veterinario y aplicar productos de calidad.

El gran desafío es alcanzar esa frontera de la productividad, logrando mejores índices. Algunos están más cerca y otros más lejos del ideal: un 95% de preñez, un 92% de parición y un 90% de destete.

Lo importante para los productores es saber y creer que es posible y que todos pueden alcanzarlo si se realiza un trabajo planificado y sostenido.

Si bien la sanidad no es el único aspecto a abordar para llegar a los potenciales planteados, se trata del pilar con menor impacto en los costos generales de la operación y el que tiene mayor incidencia en el resultado: representa entre el 2 y 5% de la composición del costo total del establecimiento ganadero, dependiendo del tipo de producción.

El retaceo que se advierte en las inversiones en sanidad, o en la elección de productos de calidad no certificada se explica en la falta de información o asesoramiento. En nuestra región, sólo un 30% de los establecimientos tienen la asistencia permanente de un veterinario. Este es un punto clave para alcanzar la frontera productiva, porque quienes sí la han alcanzado, tienen un asesoramiento veterinario permanente y usan productos de calidad.

Si se toman como referencia los índices de países como Estados Unidos, Francia o Israel (en lechería), que han alcanzado el máximo potencial productivo posible, veremos que en Sudamérica tenemos para crecer un 30% más en carne y un 20% más en lechería, con el mismo rodeo que disponemos hoy. ¿Por qué vamos a seguir produciendo menos de lo que podemos?

Lo sostuvo Esteban Turic, director de Innovación en Biogénesis Bagó, tras destacar la renovación de normas ISO 9001 y 14001 por parte de la firma.

En noviembre, Biogénesis Bagó renovó el certificado de normas ISO 9001 y 14001, el cual (junto a la certificación de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) obtenidas en 2006) reafirma su liderazgo en la calidad de sus procesos, productos, servicios y el cuidado del medio ambiente.

La Dra. Alejandra Suárez, gerente de Calidad del laboratorio, explicó que las normas ISO “brindan un marco de gestión acorde a estándares internacionales y aseguran un adecuado control sobre los procesos productivos, garantizando la trazabilidad de los mismos desde la compra de las materias primas, hasta la entrega de nuestros productos y la asistencia técnica a nuestros clientes”. También detalló que las BPM son un conjunto de normas enfocadas en “producir calidad” garantizando la consistencia de la misma en los procesos y productos.

Por su parte, el Dr. Esteban Turic (director de Innovación) aseguró que desde que el Senasa comenzó a certificar normas GMP en 2006, Biogénesis Bagó es el único laboratorio instalado en Argentina en contar con esta certificación para elaboración de vacunas veterinarias.

“Esto nos pone muy por encima en términos de calidad respecto de las vacunas veterinarias que se producen localmente”, explicó. Y agregó: “la implementación de estos sistemas implica un compromiso integral de la compañía, desde la generación de la política de calidad, hasta la provisión de los recursos necesarios -tanto humanos como de infraestructura- para el cumplimiento de los mismos. Este es un proceso que iniciamos hace más de 20 años con la gestión de los sistemas de calidad y estamos convencidos de haber tomado el camino correcto”.

Por otra parte, Turic enfatizó en que las tendencias en ganadería siguen siendo hacia la intensificación, por lo cual trabajar en la prevención es fundamental.

“También es clave que el veterinario cuente con productos certificados: el margen de error se reduce”, subrayó. Y culminó: “La ganadería local tiene grandes oportunidades por delante pero también desafíos. Contar con productos obtenidos de procesos certificados es esencial para incrementar la producción pecuaria, y en Biogénesis Bagó estamos preparados para acompañarlos”.