HomePosts Tagged "CDV"

A comienzos de diciembre, el Laboratorio CDV y Agroveterinaria Schang concretaron un encuentro de Actualización en el Control y Diagnóstico de la Tuberculosis, en el aula Padre Eugenio Berte de la FCV de Tandil (Buenos Aires). La convocatoria incluyó la presentación del Dr. Pedro Soto (Sanidad Animal y Medicina Preventiva FCV); el Dr. Jorge Hart (Programa de Brucelosis y Tuberculosis de Senasa); el MV Pedro Torres, Ex Jefe del Programa Oficial de estas enfermedades en el ente sanitario y el M.V. Francisco Gentile, Asesor Externo del Laboratorio CDV. “Estas jornadas surgen por la inquietud de muchos veterinarios respecto a distintas cuestiones ligadas a la Tuberculosis; sobre todo inquietudes en cuanto al diagnóstico de la enfermedad”, aseguró Pablo Halperin, Gerente de Operaciones en el Laboratorio CDV, único elaborador a nivel local de tuberculinas (PPD Bovina y Aviar), cumpliendo con las normas GMP en su planta de Pilar, Buenos Aires. “Esta es la primera de unas cuantas jornadas que vendrán, queremos mejorar la comunicación sobre estos temas con los veterinarios, quienes en definitiva son los que aplican el producto y hacen las lecturas de los reactivos”, destacóHalperin.

Impacto y propuesta de trabajo

En primera instancia, el Dr. Hart detalló el impacto de la Tuberculosis tanto en la salud pública como en la producción bovina y las restricciones que genera en el comercio internacional. Asimismo, y en relación con el marco normativo de la Resolución 128/2012, se desarrolla un trabajo de diagnóstico a campo y la vigilancia epidemiológica en plantas de faena, siendo obligatorio para los tambos bovinos, ovinos y caprinos y cabañas ovinos y caprinos. De esta forma, el destino de los animales positivos, deberá ser la faena en un plazo de 30 días contados a partir de la última prueba realizada; mientras que la recertificación, se realizará de forma anual a todo el rodeo.

En relación a la propuesta de trabajo, se pretende adecuar el sistema de vigilancia epidemiológica en mataderos y frigoríficos, así como su vinculación para la acción en establecimientos. No obstante, Hart resaltó la importancia de contar con programas regionales en los que cada provincia determine un plan acorde a su situación sanitaria, características de área y recursos.

Correcta interpretación de las pruebas

Por su parte, Pedro Torres manifestó la importancia de las pruebas tuberculínicas en el ganado bovino y otras especies para profesionales veterinarios de la actividad privada y oficial.

De esta forma, explicó distintas constantes a tener en cuenta para la correcta interpretación de las pruebas como lo son la potencia de la tuberculina, la dosificación del antígeno, el sitio de inoculación, el tiempo de lectura y la medición de las respuestas e instrumental a utilizar.

Los puntos clave en esta cuestión son la conservación de 2 a 8 grados, evitar el congelamiento, errores en la manufactura, producto vencido y no utilizar sobrantes de tuberculina. Por otro lado, indicó la necesidad de tener en cuenta el incorrecto sitio de aplicación, no tuberculizar a los animales bajo tratamiento y evitar pruebas múltiples en el animal ya que afecta el tamaño de respuesta.

Por último, puntualizó la importancia de los criterios de interpretación, el error de la simple observación sin palpación, la identificación del animal reactor y la equivocada confección de carpetas y protocolos sanitarios.

La tuberculina

En otro orden de cosas, Francisco Gentile, del Laboratorio CDV, explicó la elaboración y los aspectos de controles de calidad del producto.

En esta instancia, destacó la Tuberculina vieja de Koch (OT), Tuberculina Sintética H.C.S.M y el Derivado Proteico Purificado (PPD). “En relación con el control de calidad, se realiza la determinación de la potencia biológica en cobayos sensibilizados, la esterilidad, ausencia de gérmenes en sedimentos, control de toxicidad, del pH, de la concentración de proteínas, el contenido de Fenol, la coloración de las tuberculinas y la conservación entre 2 y 8°C”, culminó.

El pasado jueves 6 de diciembre, CDV y Schang Agro Veterinaria concretaron un encuentro de actualización en el control y diagnóstico sobre esta problemática.

En el aula Padre Eugenio Berte de la Facultad de Ciencias Veterinarias en Tandil tuvo lugar el encuentro de Actualización en el Control y Diagnóstico de Tuberculosis del que Periódico MOTIVAR fue parte.

La convocatoria el pasado jueves 6 de diciembre, impulsada por CDV y Schang Agro Veterinaria, contó con un programa de tres horas de duración con las palabras del Dres Pedro Soto (Departamento de Sanidad Animal y Medicina Preventiva FCV); Dr. Jorge Hart (Programa de Brucelosis y Tuberculosis Senasa); MV Pedro Torres, ex jefe de Programa de Tuberculosis Senasa; y MV. Francisco Gentile, asesor externo CDV.

Compartimos una serie de informaciones vinculadas a la prueba de tuberculina que se realiza sobre los rodeos ganaderos. ¿Cuándo es conveniente utilizar las herramientas disponibles?

Por Nicolas Palacio
Coordinador de Servicio Técnico de CDV
nicolas.palacio@cdv.com.ar

Si bien la prevalencia de los casos de tuberculosis bovina en Argentina viene disminuyendo respecto de años anteriores, todavía tenemos una de las más altas para América Latina. Sobre un total de casi 30 millones de determinaciones que deberían realizarse, solo se realizan 6 millones.

Y si analizamos los datos que arrojan los análisis en frigoríficos, podríamos ver que hasta mitad de este 2018, la prevalencia es del 0,21%.

Tenemos todavía mucho camino por recorrer para lograr un estatus sanitario optimo respecto de esta zoonosis.

La prueba de tuberculina

“Somos el único elaborador certificado bajo normas GMP”

CDV es el único productor de PPD en Argentina. Como todos nuestros productos, se elabora bajo Normas GMP. El reactivo PPD, se produce respetando las normas que establece la OMS, asegurando la mejor calidad desde el inoculo primario hasta la obtención de la proteína purificada; siempre con especial cuidado en el crecimiento de los cultivos, su inactivación y filtrado posterior. Otro aspecto para resaltar es la capacidad de producción de CDV de PPD Bovina como PPD Aviar, con potencial de 12 millones de dosis siendo el mayor de la región.

La tuberculosis bovina no es solo una enfermedad que produce pérdidas económicas, sino que también puede provocar la muerte de personas. Debemos considerar también que la mayor cantidad de casos de tuberculosis humana se presenta en trabajadores relacionados a tareas rurales (veterinarios, tamberos, personal frigorífico, transportistas de ganado, etc).

La prueba de tuberculina se fundamenta en una reacción de hipersensibilidad mediada por células (tipo IV), donde tiene gran participación linfocitos T CD4 y CD8 en el tipo de reacción que se genera (y el tiempo que demora en generarse).

Dicha reacción se hará evidente en animales previamente sensibilizados: que hayan estado en contacto con dicho antígeno.

Son de importancia, además, algunos otros factores:

  • Al ser una reacción de tipo alérgico, los animales deben de estar sensibilizados para que reaccionen, y esto se pondrá en manifiesto después de 4-5 semanas de tomar contacto con el antígeno.
  • Tener en cuenta que la aplicación es intradérmica, identificar el sitio de inoculación utilizado ya que existen diferencias en cuanto a la sensibilidad de la prueba según sitio de inoculación.
  • El momento óptimo de lectura es a las 72 hs (+/- 6 hs), la reacción no desaparece de manera inmediata, por lo que nos deja un margen de tiempo para leer la reacción.
  • Trabajar con equipamiento calibrado y limpio, cambiar la aguja después de algunas mangadas para que esta no dañe el tejido y altere la reacción.
  • Realizar una correcta medición de la reacción para minimizar errores de apreciación (grano de arroz, grano de maíz, etc).
  • Mantener el reactivo PPD, refrigerado y al resguardo de la luz solar directa.

Claves para considerar

En cuanto a la utilización de la PPD, las vamos a utilizar en todos aquellos rodeos que deseemos sanitizar. Si no conocemos la situación del rodeo podemos aplicar la prueba a todos los animales mayores de 3 meses.

La PPD aviar en el caso de los bovinos, la utilizaremos en aquellos animales que sospechemos de falsos positivos por infección con otras mycobacterias (MAC). Prueba cervical comparativa (con PPD bovina y aviar). Esta prueba se debe utilizar cuando en un establecimiento se detectan con la prueba ano-caudal, animales sospechosos en un área en erradicación o libre.

Junio 2018 –  El Ministro de Agroindustria, Dr. Luis Miguel Etchevehere, el Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca Ing. Guillermo Bernaudo y el Intendente de Pilar Lic. Nicolás Ducoté con su equipo, visitaron la nueva Planta de producción de Vacuna Antiaftosa de CDV ubicada en el Parque Industrial Pilar.
Las autoridades nacionales y municipales recorrieron la nueva Planta productiva junto al Gerente General Juan Roo y personal de la empresa. “Con gran emoción les presentamos hoy nuestra Planta marcando el compromiso permanente de la empresa con el País, con los Veterinarios y Productores Ganaderos” señaló el directivo. A su vez Fernando Matticoli, Gerente Comercial agregó que la Vacuna Antiaftosa de CDV, se suma a las herramientas que el laboratorio ofrece para la sanidad de los rodeos, colaborando con la mejora de los índices productivos y el status sanitario de la Argentina y región.
El Ministro Etchevehere subrayó “Con la puesta en marcha de este laboratorio, la Argentina demuestra la capacidad que tiene para aplicar tecnología a la ganadería alentando la apertura de nuevos mercados y generando mejores condiciones de precio para que el productor incremente la capacidad reproductiva y siga creciendo”
Por su parte Ducoté agregó sentirse orgulloso de tener a todo el equipo de Nación, Provincia y Municipio trabajando junto al sector privado para potenciar cada vez más la actividad industrial y agropecuaria. Finalmente señaló la importancia del proyecto en la generación de empleo, donde participaron 200 vecinos de Pilar en la obra y 60 quedaron fijos.
Durante la recorrida, el Gerente de Planta Paulo Di Tella, señaló que la   capacidad productiva de la nueva Planta de Aftosa es más de 40 millones de dosis de vacunas bi, tri y tetravalentes, con posibilidad ampliar esa capacidad.
Con una inversión de USD 40 millones y la incorporación de la más alta tecnología al servicio de la producción, el destino de la Vacuna Antiaftosa CDV será el mercado nacional, países de América del Sur y en una segunda etapa se comercializará en otros continentes.

El 2017 fue un año de expansión para el Laboratorio CDV y más aún cuando hacia fines de diciembre logró la habilitación por parte del Senasa para comenzar a elaborar vacunas antiaftosa en Pilar, Buenos Aires.

Primera fila. Paulo Di Tella, Marcos Lopez Arriazu, Liliana Rosenstein, Alfredo Rudolph y Juan Roo recorriendo la planta.

Primera fila. Paulo Di Tella, Marcos Lopez Arriazu, Liliana Rosenstein, Alfredo Rudolph y Juan Roo recorriendo la planta.

LABORATORIO CDV EN CIFRAS

• Más de 35 años de trayectoria.
• Más de 170 empleados.
• 1 planta de vacunas con certificación oficial GMP para prevenir enfermedades en bovinos, ovinos y peces (+ de 4.500 metros cuadrados)
• 1 planta de vacunas antiaftosa –tecnología BHK-, con capacidad para elaborar 45 millones de dosis al año.
• 1 Laboratorio de Diagnóstico Veterinario.
• 1 planta de tuberculinas PPD Bovina y Aviar.
• + US$ 50 en inversiones desde 2013.
• Exportaciones a más de 15 países de América Latina y Medio Oriente.

El Laboratorio CDV, líder en la fabricación de vacunas y referente en materia de Diagnóstico Veterinario, culminó el año 2017 recibiendo una excelente noticia: su nueva planta de vacunas antiaftosa radicada en el Parque Industrial de Pilar, Buenos Aires, fue habilitada por el Senasa para comenzar a elaborar el producto por el cual la empresa invirtió en el país más de US$ 35 millones.
“Es una de la mayores inversiones en el país y resulta estratégica para la seguridad sanitaria de la ganadería”, sostenía el gerente general del laboratorio, Juan Roo, ante los periodistas de Valor Carne previo a recibir la visita oficial. Y completaba: “De esta manera, el país contará con un nuevo actor en este mercado, con tecnología BHK, la más moderna del mundo”.
Es por todo esto que desde CDV se dejó en claro que este 2017 ha sido un año histórico en cuanto a inversiones en infraestructura.

Nivel internacional. Se producirá vacuna bi, tri y tetravente.

Nivel internacional. Se producirá vacuna bi, tri y tetravente.Aftosa

“La nueva planta (nivel de Bioseguridad 4 – OIE) está montada sobre una superficie de 4.700 metros cuadrados y no representa un hito solo para la empresa sino también para la Argentina, siendo la más moderna de la región y teniendo la posibilidad de producir vacunas para el mercado local y exportar”, aseguraron desde el laboratorio.
Cabe destacar que la expansión de CDV no es sólo a nivel infraestructura, sino que dentro de este plan de inversión ha crecido más de un 50% en personal, habiendo superado la cifra de 170 empleados y con miras de ampliación.
“Creemos que la ganadería argentina volverá a ser uno de los pilares productivos del país y ahí estaremos nosotros proveyendo herramientas de medicina preventiva y así mejorar la productividad de nuestros rodeos”, subrayó Juan Roo.
Por último, otro aspecto destacado desde CDV ha sido el acompañamiento que sus equipos técnicos han podido brindar a veterinarios y productores, con capacitaciones en todo el país. ¿El objetivo? Difundir las ventajas y los beneficios de aplicar planes sanitarios en la hacienda, enfatizando en el buen uso y aplicación de las vacunas, entre otros.

Celebrando los primeros diez años de la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (AAIV), este año se realizará el I Simposio Internacional, las X Jornadas y la Reunión Científica Anual de la AAIV, los días 8, 9 y 10 de noviembre en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de Buenos Aires.
Debido a la importancia de este acontecimiento que tiene por objetivo que los profesionales y estudiantes puedan actualizar sus conocimientos sobre inmunología, y comprender cómo las nuevas tecnologías van a insertarse en la práctica veterinaria, el Laboratorio CDV acompañará a la AAIV y será uno de los principales sponsors del evento.
El encuentro contará con un invitado especial, el Profesor Dr. Gary Entrican, destacado investigador del “Moredun Research Institute” de Edimburgo, Escocia, y actual presidente del Comité de Inmunología Veterinaria (VIC) de la Unión Internacional de Sociedades de Inmunología (IUIS), quien abrirá el evento con una conferencia plenaria sobre los avances de la inmunología veterinaria a nivel mundial, haciendo énfasis en la aplicación de estos conocimientos para la implementación de medidas de prevención y control. A su vez, el congreso dedicará un espacio a las nuevas estrategias diagnósticas, con profesionales de laboratorios de diagnóstico públicos y privados. Otra mesa redonda se enfocará en Zoonosis y enfermedades emergentes, con foco en: toxoplasmosis, neosporosis; leptospirosis y vacunas contra infecciones por micobacterias, con aportes de profesionales de diferentes universidades nacionales y latinoamericanas, y el INTA. El programa se completa con un Simposio sobre la enseñanza de la inmunología en las carreras de grado de Veterinaria y sesiones de posters a cargo de jóvenes profesionales y también estudiantes.

Acerca del Laboratorio CDV
CDV es uno de los laboratorios argentinos líderes, especializado en la elaboración de vacunas para la prevención de enfermedades que afectan a los rodeos bovinos, ovinos y acuacultura. Con más de 35 años de historia, pionero en el desarrollo de la vacuna para el control de Diarrea Viral Bovina con cepas nacionales y la incorporación de adyuvante oleoso en doble emulsión para la mejora de la respuesta inmune. También es uno de los primeros laboratorios de diagnóstico de enfermedades veterinarias y miembro de la Red de Laboratorios de SENASA. Además de elaborar productos propios, CDV produce biológicos para diversos laboratorios de renombre de origen nacional e internacional.
Ubicado en el Parque Industrial de Pilar, Buenos Aires, forma parte de un holding de capitales europeos desde el año 2008, habiendo realizado inversiones en sus dos plantas por más de US$ 54 millones. Las vacunas que produce cumplen con los más altos estándares de calidad, cuenta con certificación GMP otorgada por SENASA y es el mayor productor en Argentina, y la región, de reactivo para tuberculosis PPD. También es uno de los elaboradores de vacuna anti aftosa para Argentina y para exportación.
Los productos de la empresa están presentes en América Latina y Medio Oriente, y se encuentran en pleno proceso de registro también en Oceanía, Europa, África y diversos países de Asia.
Prensa CDV- Eliana Esnaola (0358)154336717- elianaesnaola@gmail.com

Referentes de la industria veterinaria comparten hoy una misma preocupación: ¿cómo detener la batalla comercial que satura a la cadena y genera pérdida de rentabilidad?

LUCIANO ABA Y FACUNDO SONATTI
redaccion@motivar.com.ar

Frente a un año 2017 complejo por el impacto climático sobre las distintas producciones agropecuarias y el bajo consumo en términos generales, la industria de laboratorios veterinarios se reconfigura -una vez más- en nuestro país, apostando por la recuperación en el mediano plazo.
Con el objetivo de profundizar en el conocimiento de la situación actual y destacar las expectativas a futuro del sector, MOTIVAR entrevistó a un grupo de referentes, cuyas empresas participan en diferentes segmentos del mercado local.
En ese marco, Juan Roo (Laboratorio CDV); Sean Scally (Zoetis); Daniel Zuddio (MSD); Jorge Winokur (Vetanco); Alan Wauters (Calier); Fernando Doti (Ruminal), Juan Manuel Capece (Biochemiq) y Sebastián Chedufau (Brouwer), coincidieron en que la actividad acompaña un proceso económico donde los resultados no son los esperados, situación que entienden puede mejorar hacia fines de este año, pero sin desconocer los perjuicios generados en el negocio.
“La suma de inundaciones, baja adopción de tecnología, stock en el canal para 6 meses, guerra de precios y sobreoferta de productos han hecho que el mercado orientado a la ganadería retroceda lo que se había recuperado luego de la sequía de 2007/2009”, le explicó a MOTIVAR el gerente general del Laboratorio CDV, Juan Roo. Y agregó: “Los precios por debajo de 2016, con aumento de costos por encima de un 30%, afectan la rentabilidad del negocio”.
A su turno, el responsable de MSD Salud Animal, Daniel Zuddio, brindó algunos detalles adicionales: “La cadena de distribución se siente muy cómoda haciendo negocios en inflación. En estos ambientes maneja altos niveles de stock, transformando sus activos monetarios rápidamente en unidades aun si la demanda no se incrementa. Cuando la inflación se desacelera (como ocurrió en 2017), generalmente empieza a liquidar stocks y extender plazos de pago”, analizó el referente. Y completó: “Los laboratorios tienen comprometidos muy altos objetivos de crecimiento, lo cual ejerce una mayor presión sobre la venta con descuentos y plazos. Este combo genera que el negocio crezca por debajo de la inflación; incrementándose los días de cobranza y perdiendo rentabilidad”.
Frente a ello, Jorge Winokur (socio en Vetanco) fue contundente: “Los comunes denominadores del marketing actual son los del súpermercadismo: oferta, financiación y logística. La asistencia técnica, el apoyo al impacto productivo, y el ida y vuelta “laboratorio – veterinario”, a través de ensayos como agregado de valor e integración dejaron de motorizar las estrategias. La industria ha perdido la memoria sobre cómo terminan estos ciclos”.
A su turno y desde el Laboratorio Calier, Alan Wauters coincide con la “saturación” del mercado descripta, destacando una tendencia donde “precio y plazo quieren desplazar al valor del producto en todos sus aspectos”.
Misma visión es compartida por Fernando Doti (Ruminal), quien también hizo referencia a un mercado sobre ofertado que en su día a día no hace más que traccionar hacia la baja de precios.
“Muchos competidores ven esta variable como el único factor para mejorar la venta y eso es peligroso. Se genera un ciclo vicioso que los responsables del sector debemos detener”, aportó Juan Manuel Capece, titular de Biochemiq. Frente a esto, Sebastián Chedufau (Brouwer) llamó a no perder de vista que el combo mencionado “provocará desfasajes financieros, si no lo controlamos”.

Mejoran las expectativas
Independientemente del contexto propio de la actividad, las expectativas de las empresas de cara a 2018 siguen siendo positivas, tal como lo menciona Sean Scally, director regional para Latinoamérica Sur en Zoetis: “Todos los sectores tienen muy buenas perspectivas de crecimiento.
Específicamente en el campo de la ganadería tenemos una oportunidad única de ser más eficientes y rentables, mejorando la tasa actual de extracción actual (del 61%), utilizando los planes de sanitarios dirigidos por el médico veterinario”.
Más allá de esto y en referencia al mercado veterinario general, Zuddio vislumbra un crecimiento del orden del 15 al 18%. “El único segmento que percibimos con una tendencia positiva versus inflación es el de las mascotas, fundamentalmente en el rubro de los ectoparasiticidas”.
A su turno, Winokur adelantó una mayor diferenciación en la oferta.
“Un sector apuntará al volumen y reducción industrial de costos como herramienta de competencia. Estas líneas “McDonalds” ganarán participación bajando precios y rentabilidad; y reduciendo los montos disponibles para investigación, desarrollo, calidad y asistencia técnica”, explicó.
Y completó: “Por otro lado, un segmento alto, decreciente en participación pero más sofisticado, seguirá al lado de los productores de avanzada empujando a sectores de punta hacia la internacionalización”.
En definitiva, buena parte de los entrevistados en esta oportunidad por MOTIVAR coinciden en su visión de cara al futuro inmediato.
“Creemos que el mercado irá mejorando su poder de compra y, por lo tanto, crecerá la facturación en las diferentes sectores”, resumió Chedufau, en representación de un Brouwer que se encuentra hoy evaluando dos proyectos de inversión en el país.

Nuevas plantas, ampliaciones y filiales
Interesante fue también conocer las expectativas de las empresas a la hora de seguir invirtiendo localmente. “Estamos concluyendo dos grandes apuestas: la planta de aftosa con más de US$ 35 millones de inversión y el nuevo bioterio de peces, por más de US$ 1,5 millones.
Luego, el directorio nos ha pedido comenzar a diagramar un próximo proyecto para CDV, el cual sin dudas puede estar atado al desarrollo en otras especies”, adelantó Roo.
A su turno, Winokur dejó en claro que Vetanco realizará inversiones muy importantes durante el próximo 2018.
“Abriremos nuevas filiales en el exterior y pondremos en marcha, para toda América Latina, una tecnología de biológicos porcinos que licenciamos, y que esperamos acompañe comercialmente a Biotech Vac, nuestra actual plataforma de vacunas”.
También Calier seguirá invirtiendo en nuestro país, evaluando, tal como nos comentara Wauters, “nuevas acciones para afianzar y solidificar la filial local: cuando se den las condiciones adecuadas estas se llevarán a cabo”.
Por último y desde Biochemiq, Capece adelantó ampliaciones en su planta de elaboración de biológicos, a fin de cumplir con su plan de exportaciones y asociaciones con otros jugadores del mercado.

El mercado local de fusiones y adquisiciones, también conocido como M&A por sus siglas en inglés, vive un autentico momento de ebullición.

Según los datos que releva el estudio de Orlando Ferreres & Asociados, el monto acumulado de transacciones pasó de US$ 869 millones, en 2015, a US$ 3.109 millones, en el primer año de la gestión Cambiemos. Una serie de acontecimientos explican el salto, desde el levantamiento del cepo al Dólar hasta el regreso de la Argentina al mercado financiero internacional.
Entre los sectores más activos detrás de los grandes deals se cuentan la banca, la energía y los servicios públicos.
Sin embargo, el proceso no es ajeno para la industria de laboratorios veterinarios que protagonizó un par de transacciones, pero la pregunta que se hacen todos es, si se trata solo del comienzo.

Una mirada desde adentro
“Cada día se nota una mayor concentración del mercado de laboratorios veterinarios. Han sido varias las fusiones, donde se vieron involucradas empresas multinacionales”, señala Sebastián Chedufau desde el Laboratorio Brouwer en diálogo con MOTIVAR. Y agrega: “Esto llevará a un mercado más concentrado y con mayor poder de penetración de estos grupos con respecto de las medianas empresas. Tendremos que ser sumamente creativos para competir”.
Para Juan Roo, gerente general del Laboratorio CDV, esto responde a una dinámica de las empresas. “Los mercados cambian y en Argentina esto aún es más dinámico, por lo que muchas compañías deciden salir del negocio o por el contrario, profundizar su inversión”, sostiene.
“La tendencia ocurre en todos los sectores, inclusive a nivel de nuestros clientes. Lo importante es lograr que estas adquisiciones brinden una mejor oportunidad a los colegas de ambas compañías y que brinden un mayor valor agregado a los clientes finales, sean productores, veterinarios o dueños de mascotas”, reflexiona el director regional Latinoamérica Sur de Zoetis, Sean Scally.
La mirada del empresario Juan Manuel Capece, titular de Biochemiq, es más macro. “Lo que sucede en Argentina es una consecuencia de las decisiones a nivel global, muchos de estos cambios generan movimientos en el canal comercial que si uno está atento pueden ser aprovechados a favor”, asegura.
Daniel Zuddio, gerente general de MSD, ensaya otra razón posible y tiene que ver con que este proceso se debe a que las compañías multinacionales buscan hoy desarrollar estrategias orientadas a comprar market share.
“Lo veo como un desafío importante para las compañías medianas nacionales.
Creo que esto continuará en los próximos años, pero probablemente se focalizara por segmento”, explica Zuddio. “Nosotros esperamos que estas fusiones contribuyan a estandarizar una producción de alta calidad”, acota Roo, en la misma línea.
Para Fernando Doti, director técnico y gerente de Ruminal, el aumento de las exigencias en la elaboración y controles de productos y las elevadas barreras de aprobación y mantenimiento de los mismos en el registro del Senasa, en nada contribuyen a la subsistencia de la industria tal como se la conoció en los últimos 20 años.
“En poco tiempo los laboratorios argentinos perderán gran parte de las exportaciones a países latinoamericanos, por determinadas exigencias”, vaticina. Y concluye: “Avizoro futuras fusiones o compras de empresas locales entre sí hasta una reducción de más de la mitad de los laboratorios existentes en la actualidad. Para una gran mayoría de empresas del sector vivir sin exportar les será imposible”.
“De todas maneras, es prematuro para hablar de procesos o tendencias, a partir de la observación de un par de casos. Hay un laboratorio argentino que abrió una planta en China y, cualitativamente, eso es mucho más relevante en monto y significado”, rompe lanzas Jorge Winokur, socio de Vetanco, aportando otra mirada a un proceso que parece apenas haber comenzado.

El laboratorio especializado en vacunas y diagnóstico veterinario anunció nuevas acciones en sus herramientas digitales.

Con el objetivo de vincularse de manera directa con veterinarios y productores de todo el país, el laboratorio CDV anunció la puesta en marcha de nuevas acciones en sus redes sociales. En este marco, la empresa especializada en la elaboración y comercialización de vacunas y diagnóstico veterinario, decidió centralizar sus comunicaciones en Facebook, Twitter e Instagram bajo el dominio @LabCDV.
Si bien todos los contenidos estarán almacenados en cdv.com.ar, desde el laboratorio destacaron la importancia de sumarse a las tendencias actuales, con el objetivo de hacer visibles todas las acciones que su equipo de trabajo realiza en distintas partes del país
A esta estrategia se suman la Revista CDVET, la cual se seguirá distribuyendo entre los clientes del laboratorio, y un servicio de Prensa por medio del cual se pretende avanzar también en el contacto con los medios periodísticos especializados en el rubro agropecuario nacional.
Más información: cdv.com.ar.

Los Dres. Fernando Luna, Matías Izaguirre y Guillermo Gargantini son las caras visibles de un nuevo CDV, que relanza servicio de diagnóstico veterinario y potencia su unidad comercial, a poco de inaugurar la planta de vacunas antiaftosa.

Triunvirato. Matías Izaguirre, Guillermo Gargantini y Fernando Luna, las caras de CDV.

Triunvirato. Matías Izaguirre, Guillermo Gargantini y Fernando Luna, las caras de CDV.

A meses de inaugurar su planta de vacunas antiaftosa en el Parque Industrial Pilar, Buenos Aires, el laboratorio CDV se prepara para poner en marcha una serie de acciones tendientes a incrementar su imagen de marca y así potenciar la presencia en el mercado de biológicos para bovinos en el país.
A fin de interiorizarnos en los pormenores de esta nueva etapa, MOTIVAR entrevistó a Matías Izaguirre (gerente comercial para el mercado interno), Guillermo Gargantini (responsable de Comercio Exterior) y Fernando Luna, quien luego de cinco años retorna a la empresa para liderar el relanzamiento del servicio de diagnóstico veterinario de CDV.

MOTIVAR: ¿Cuáles son los desafíos en esta nueva etapa del laboratorio?
Matías Izaguirre: Trabajamos en reposicionar a CDV y para ello debemos poder transmitirle al sector que las vacunas que producimos cumplen con los más altos estándares de calidad. Somos uno de los dos laboratorios elaboradores de biológicos que, a nivel nacional, cuenta con la certificación GMP oficial del Senasa.
Tenemos una planta modelo, con más de 4.500 metros cuadrados instalados en el Parque Industrial de Pilar, Buenos Aires, donde trabajamos más de 120 personas. Hablamos de una planta con áreas exclusivas (NBS 2 y NBS 3) para la producción de bacterias y virus, donde también se elabora Tuberculina PPD

“En esta nueva etapa buscaremos velocidad y certeza en los resultados. A ello le sumaremos asesoramiento a campo, con foco en la toma de muestras y la interpretación de resultados”.
Fernando Luna, responsable del servicio de diagnóstico veterinario de CDV.

Bovina y Aviar, con la mayor capacidad de producción y garantía de abastecimiento de este reactivo en el país.
Otra meta es reposicionarnos en el mercado, para lo cual estamos reforzando la estructura comercial, dándole soporte a la cadena y generando demanda.
En esto, será clave llegar con información técnica a los productores, traduciéndoles cómo estos conceptos de calidad y aseguramiento de la calidad le agregan valor a las vacunas que les ofrecemos.
¿Y cuáles son las expectativas para el comercio exterior?
Guillermo Gargantini: En el marco del proyecto de expansión de CDV, una de las áreas en las que más foco se puso fue precisamente en la de Comercio Internacional, con el objetivo de concretar negocios para el amplio portfolio de biológicos y antígenos para ganadería y acuacultura con el que contamos.
Hoy el laboratorio está presente en América Latina y Medio Oriente, y se encuentra en pleno proceso de registro también en Oceanía (la planta de biológicos ya recibió inspecciones de Australia y Nueva Zelanda), Europa, África y diversos países de Asia. Disponemos de una propuesta tecnológica completa para una industria que a nivel global crece, como es la de productos biológicos que previenen la aparición de enfermedades en los rodeos.
Será clave reforzar la imagen de marca de la empresa, para que nuestros clientes comprendan que producir vacunas de calidad es darle respaldo tanto a los veterinarios, como a los productores que las usan a diario.

¿Y cómo se insertará en ese marco la vacuna antiaftosa?
GG: La llegada de la vacuna antiaftosa potenciará todas nuestras unidades de negocio.
En los próximos meses inauguraremos la nueva planta (también en el Parque Industrial de Pilar), luego que el Grupo Mathiesen -de capitales europeos- al cual pertenecemos, concretara una inversión superior a los US$ 35 millones.
La planta de vacunas antiaftosa dispone de un nivel de Bioseguridad 4A (4.600 metros cuadrados cubiertos) y tiene un potencial de producción superior a las 40 millones de dosis. El objetivo es abastecer al mercado ya en la primera campaña de vacunación de 2018.
Allí produciremos una vacuna (BHK) bi, tri y tetravalentes, ya registrada en Argentina, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Ecuador. Vale decir que los prototipos presentados hasta el momento han superado los niveles exigidos. No solo estamos desarrollando una planta de altísima bioseguridad, sino también la última tecnología en la vacuna propiamente dicha.

MOTIVAR: ¿Cómo se trabajará en el área de Diagnóstico Veterinario?
Fernando Luna: A pasos firmes iremos avanzando y llegando a los clientes con soluciones para sus rutinas diarias.
Apuntamos a volcar toda la experiencia que nos regaló la Dra. Susana Conigliaro en el pasado, sumándole las nuevas tecnologías disponibles, para así avanzar sobre las enfermedades más relevantes en nuestro territorio. Contamos con una amplia cartera de clientes en todo el país, a los cuales vamos a brindar información sobre las tecnologías actuales, como la de PCR, por ejemplo.
En esta nueva etapa buscaremos velocidad y certeza en los resultados. A ello le sumaremos asesoramiento a campo, con especial foco en la toma de muestras y la posterior interpretación de los resultados.

MOTIVAR: ¿Qué inversión realizan?
FL: El laboratorio de diagnóstico está siendo montado a nuevo también en las instalaciones de Pilar, hacia donde se trasladará la totalidad de su personal; una estructura que, en el corto plazo, cumplirá con las distintas normativas solicitadas actualmente. Desde allí brindaremos servicios en Brucelosis, Anemia Infecciosa Equina, Leucosis y Aujeszky, entre otras, como las tradicionales venéreas, sin perder de vista un diferencial histórico de nuestro laboratorio en el diagnóstico de causas de muertes a campo.

¿Pueden estas unidades potenciarse?
MI: Sin dudas que desde el área comercial podremos generar una sinergia interesante con la unidad de diagnóstico veterinario, trabajando en conjunto con este objetivo de reposicionar la marca de la empresa.
Hoy vemos que crece el stock ganadero, aumenta el consumo y las exportaciones pero no se ve reflejado en las dosis de vacunas para prevenir enfermedades que se aplican. Por eso en esta nueva etapa, queremos comunicar e informar mejor al canal sobre la importancia de prevenir.
Somos un jugador importante para que se pueda lograr el 90% de destete a nivel país. Para ello es que estaremos incorporando más profesionales a nuestras fuerzas de venta, un área en la cual se está realizando un remapeo de los principales jugadores de la Argentina, con los cuales sin dudas queremos seguir trabajando.

Considerando las existencias totales de esta categoría animal en nuestro país, la vacunación alcanzó una cobertura del 96,82%.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Juan Roo. Gerente en CDV.

Juan Roo. Gerente en CDV.

Según informara el Senasa, durante 2016 fueron vacunadas 7.134.791 terneras contra la brucelosis, en todo el país (a excepción de la provincia de Tierra del Fuego, área libre de vacunación).
En ese marco y frente a los datos que se ofrecen en la Tabla Nº 1, desde el organismo dejaron en claro que anualmente; en simultáneo con las campañas de fiebre aftosa y de forma independiente en algunas provincias, la obligatoriedad de vacunar alcanza a terneras de entre 3 y 8 meses con la vacuna producida con Brucella abortus, cepa 19.
“La vacunación permite mantener la enfermedad bajo control, con menor costo y mayor eficacia, ya que constituye una protección estable capaz de reducir la prevalencia en el rodeo de 5 a 10 veces respecto del nivel que se tendría sin vacunación”, aseguraron los técnicos oficiales. Y resaltaron: “Si se considera la existencia total de terneras, la vacunación alcanzó una cobertura del 96,82%”.
Vale recordar que el objetivo del plan de lucha es el control y la erradicación de la brucelosis bovina en los campos ganaderos de toda la Argentina. En ese marco, la vacunación de las terneras juega un rol fundamental para preservar a los animales sanos y generar resistencia a la infección. “La brucelosis afecta principalmente a las hembras y se manifiesta a través de los abortos o parición de terneros débiles, disminución en la

Nicolás Balestrini. Inst. Rosenbusch.

Nicolás Balestrini. Inst. Rosenbusch.

producción de leche y carne, pérdida de valor comercial de los individuos infectados y de los reproductores en los rebaños infectados”, recordaron desde el Senasa.

Repercusiones en la industria
“Un primer análisis de las cifras que comparte el Senasa tiene que ver con un buen nivel de cumplimiento del plan. Con algo más de 7 millones de hembras vacunadas, pudimos ver un leve crecimiento en relación a las 6.5 millones que se venían vacunando años anteriores”, le explicó a MOTIVAR el gerente general de CDV, Juan Roo. Y avanzó: “Por otro lado, seguimos viendo 14 millones de animales destetados por año versus los entre 20 y 25 millones potenciales”.
Roo insistió en poder dilucidar cuáles son las causas por las cuales nuestro país no logra superar el 63% de este indicador a nivel país. “Una de las razones podría ser la baja penetración de planes vacunales preventivos aplicados (y otras medidas sanitarias preventivas), más allá de las acciones de carácter estrictamente oficial”, aseguró el titular de CDV. Y reforzó: “Insistimos en que tanto laboratorios, veterinarios, productores, cámaras y Gobierno debemos trabajar juntos. Argentina puede exportar más de 1 millón de Tn de carne por año y abastecer el mercado local al mismo tiempo. Para lograrlo, se necesita trabajar sobre la sanidad de los rodeos, variable que no representa más del 2 al 4% del costo de producción total por animal y al año”.

Tabla Nº 1.  

Estadísticas oficiales para el año 2016.

Provincia Total de terneras vacunadas
Buenos Aires 2.966.271
Catamarca 23.505
Chaco 330.486
Chubut 22.869
Córdoba 650.748
Corrientes 501.181
Entre Ríos 537.764
Formosa 163.538
Jujuy 5.729
La Pampa 446.449
La Rioja 19.188
Mendoza 62.660
Misiones 21.711
Neuquén 27.427
Río Negro 80.457
Salta 127.040
San Juan 4.641
San Luis 250.810
Santa Cruz 13.999
Santa Fe 701.038
Santiago del Estero 161.187
Tucumán 16.081
Total general 7.134.791

SANTA FE: EXITO EN LAS VACUNACIONES CONTRA CARBUNCLO

Si bien la información oficial aún no se ha dado a conocer, trascendió que la última campaña (obligatoria) de vacunación contra el carbunclo en la provincia de Santa Fe arrojó niveles de aplicación superiores al 96%sobre un total de 27.500 establecimientos y 5.008.684 de dosis aplicadas.

Culminando su diálogo con MOTIVAR, Roo destacó las virtudes de la vacuna viva liofilizada que se elabora en argentina bajo un complejo proceso de producción y control, al tiempo que se mostró optimista en cuanto al crecimiento futuro de las vacunaciones contra brucelosis y un ordenamiento productivo de la vacuna en plantas GMP. “Recordemos que tanto esta enfermedad, como la tuberculosis, son zoonosis que debemos atender, no solo por los animales, sino por las personas”.
Otro de los referentes consultados fue Nicolás Balestrini, socio en el Instituto Rosenbusch, quien dejó en claro que desde el laboratorio se percibe un atraso en las compras de vacuna antibrucélica por parte de los entes nacionales y privados, generándose apuros de último momento en la comercialización.
“Insistimos en que una única vacunación en la vida del animal permite controlar una zoonosis que produce graves consecuencias a nivel sanitario y económico. Se debe mejorar aún más la protección de las hembras y disminuir los casos positivos en establecimientos críticos, mejorando la eficiencia y los rendimientos de los campos involucrados”, aseguró Balestrini.
Por último, agregó: “Es imperativo aumentar el porcentaje de parición por vaca y por año, desafío en el cual la vacunación contra la brucelosis es un aliado fundamental.
La cuenta es sencilla: con poca inversión se logran altas ganancias”.

El laboratorio recertificó las normas GMP del Senasa en todas las líneas de producción de la unidad ubicada en Pilar, Buenos Aires.

Juan Roo. “Destacamos el compromiso de todo nuestro personal”.

Juan Roo. “Destacamos el compromiso de todo nuestro personal”.

Con el compromiso permanente que mantiene con la calidad de sus productos, Centro Diagnóstico Veterinario nuevamente obtuvo la certificación de Buenas Prácticas de Manufactura (GMP), de acuerdo a la Resolución 482/2002 del Senasa, en su planta de biológicos veterinarios.
Esta certificación (válida por los próximos tres años) abarca todas las instalaciones y a todos los productos que allí se elaboran y sus procedimientos.
“Este reconocimiento va en línea con el plan de inversiones iniciado en el año 2013 y el compromiso permanente de CDV con la calidad de sus productos. Luego de una renovación total del bioterio terrestre y las continuas mejoras en su planta productiva recibimos nuevamente la inspección de los auditores del Senasa y logramos la re-certificación. Vale destacar el compromiso de todo el personal que trabaja en nuestra empresa con la calidad y el cumplimiento de los procedimientos”, enfatizó Juan Roo, gerente general de CDV.

En Argentina solo existen dos plantas elaboradoras de biológicos que cuentan con el certificado GMP del Senasa.

Vale decir que las Buenas Prácticas de Manufactura o normas GMP son un conjunto de exigencias y criterios a seguir en la industria farmacéutica para asegurar la fabricación de productos seguros, eficaces y de calidad, consistente en el tiempo y acorde a los estándares requeridos.
Dejando en claro que si bien hoy en día el cumplimiento de estas normativas es obligatorio prácticamente en todo el mundo, en Argentina existen dos plantas elaboradoras de biológicos que cuentan con el certificado oficial.

El laboratorio de capitales alemanes lo hizo en su planta de biológicos, en Pilar. Mientras que la segunda, tiene un alcance para distintos procedimientos.

El año empezó con el pie derecho para dos firmas que operan el territorio argentino. CDV y Cevasa lograron la re-certificación de las normas GMP en sus respectivas plantas.
La compañía de capitales alemanes logró este estatus en su planta de biológicos por los próximos tres años. Mientras que la firma argentina, lo hizo en distintos procedimientos.
La planta de CDV, ubicada en el Parque Industrial de Pilar (Buenos Aires), suma una superficie cubierta de 4.500 m2 y cuenta con una dotación de 120 empleados. Allí, las instalaciones auditadas por el Senasa, están calificadas en las siguientes áreas: limpias, estériles de llenado y de diferentes niveles de bioseguridad.
Dentro de las áreas limpias, se encuentran el laboratorio de pesada de materias primas, el sector de elaboración de medios de cultivo y el área de formulación, llenado y preparación de materiales estériles para vacunas inactivadas y reactivas de diagnóstico. Aquí también se encuentra el laboratorio de producción de cultivos celulares para abastecer las necesidades de la planta.
Separado del resto de las áreas antes mencionadas, se ubica un sector específico de formulación y otro para envasado de vacunas vivas.
A su vez, Cevasa logró su certificación en los siguientes procedimientos: generales para la elaboración acondicionamiento, empaque y depósito de productos veterinarios; para la elaboración de líquidos y semisólidos de administración oral y de uso externo; y la elaboración de polvos, incluyendo aquellos que en su formulación contengan principios activos betalactámicos, de administración oral y uso externo.
Por su parte, la planta de CDV posee además áreas exclusivas para la producción de bacterias y virus que, de acuerdo a los niveles de bioseguridad establecidos por normas internacionales, se clasifican en NBS 2 y NBS 3.

Juan Roo y Paulo Di Tella describen el paso a paso de la mega obra que el laboratorio local se encuentra llevando adelante en Pilar, Buenos Aires.

En línea con el plan de inversiones aprobado por el directorio de la empresa en 2013, CDV avanza en la construcción de una nueva planta de vacunas antiaftosa en el Parque Industrial Pilar, ubicado en la provincia de Buenos Aires.

MIRA LA ENTREVISTA COMPLETA en la web

Aquellos interesados en ver el informe completo generado por MOTIVAR TV con los avances en la nueva planta de vacunas antiaftosa que CDV construye en el Parque Industrial Pilar (Buenos Aires), deben buscarlo en la sección de Actualidad disponible en la renovada Web motivar.com.ar.
Para más información: redaccion@motivar.com.ar.

Vale decir que el proceso se inició con la ampliación, remodelación y certificación GMP (en 2015) de la planta de vacunas tradicionales –en un lote cercano al mencionado-, donde también se incrementó la capacidad de producción de Tuberculina PPD Bovina y Aviar.
En este marco, MOTIVAR visitó el predio en el cual se está plasmando una construcción que demandará unos US$ 30 millones en inversión, cuyos frutos se verán en el segundo semestre de 2017, con el arribo al mercado de 40 millones de dosis anuales de una vacuna (BHK) bi, tri y tetravalentes, ya registrada tanto en Argentina, como en Paraguay, Uruguay, Bolivia y Ecuador.
A fin de conocer los pormenores de la iniciativa que lleva adelante el laboratorio, entrevistamos a su gerente general, Juan Roo, y al gerente de la nueva planta de aftosa de CDV, Paulo Di Tella. El material completo se encuentra ya disponible en MOTIVAR TV (Ver recuadro).

MOTIVAR: ¿Cómo evalúan el grado de avance en la obra?
Juan Roo: Llevamos invertidos US$19 millones y sumaremos US$10 millones adicionales con el objetivo de concluir la obra. Esperamos para mediados de 2017 estar solicitando las habilitaciones para comenzar a producir.
Al mismo tiempo, vamos adelantando pruebas con un equipo técnico que está en funciones desde hace meses trabajando en los prototipos de la vacuna.
Contaremos con una planta modelo, concebida para cumplimentar tanto la normativa actual, como las exigencias que se darán en un futuro cercano.
En este sentido, ha sido clave el aporte del Dr. Eduardo Maradei.
Apuntamos a tener la vacuna disponible a principios de 2018. No podemos perder de vista que la fiebre aftosa es un tema crítico para nuestro país, razón por la cual resulta estratégico contar con una segunda planta con tecnología BHK.
Si bien abasteceremos el mercado interno, el producto está pensado también para ser exportado, contando CDV ya con registros en países de Latinoamérica y poniendo en marcha también acciones en Asia.

¿Qué características tiene la planta?
Paulo Di Tella: La planta de producción de vacuna antiaftosa NBS 4OIE fue concebida en función de los procesos clave que en ella se realizarán.
Esto nos ha permitido optimizar su lay out, evitando que surjan inconvenientes en la operatoria diaria. Contaremos con 4.600 metros cuadrados cubiertos, distribuidos en un subsuelo, la planta baja y un piso técnico.
Estamos incorporando e invirtiendo en tecnologías de nivel internacional, con el objetivo de automatizar la mayor cantidad de procesos

¿Cuál será la capacidad productiva?
PDT: La unidad está pensada para producir 40 millones de dosis por año. En la misma trabajarán alrededor de 70 personas. Ya hemos iniciado la incorporación de personal y continúa la búsqueda, pensando en la importancia de contar con un aceitado esquema de rotaciones: la planta trabajará las 24 horas del día.

¿Cuáles son las expectativas?
JR: Se trata de la mayor inversión de la historia de la compañía y ello demuestra el compromiso del directorio en el proyecto. La expectativa es alta y está sustentada en lograr inaugurar una planta que cumpla con los más altos estándares de calidad, lo cual nos permitirá no solo abastecer el mercado local, sino también el internacional.
Es interesante destacar el aporte realizado por la firma Moreno y Asociados, la cual está realizando el trabajo en tiempo récord y trabajando con todo el equipo, incluyendo a la constructora Sedico.
Todos estos actores han permitido un destacable estado de avance en una obra que comenzó a fines del pasado mes de marzo. Resta el camino final, pero estamos realizando un gran trabajo.

Dialogamos con las autoridades de Centro Diagnóstico Veterinario sobre la actualidad de la unidad productiva que tendrá capacidad para producir entre dos y cuatro millones de dosis mensuales.

Nicolas de la FuenteNICOLAS DE LA FUENTE
redaccion@motivar.com.ar

Juntos. Juan Roô, Pacellynson Rodrigues, Indira Alves, Gabriel Heffes y Paulo Di Tella.

Juntos. Juan Roô, Pacellynson Rodrigues, Indira Alves, Gabriel Heffes y Paulo Di Tella.

Ya es oficial: en febrero el laboratorio CDV dio inicio a las obras para la construcción de su nueva planta de elaboración de vacuna antiaftosa en el Parque Industrial de Pilar (Buenos Aires), lugar hacia donde se dirigió MOTIVAR con el objetivo de conocer los pormenores de una inversión cuyos frutos se verán en el segundo semestre de 2017, con el arribo al mercado de un producto ya registrado tanto en Argentina, como en Paraguay, Uruguay, Bolivia y Ecuador.
En ese marco, fuimos recibidos por el gerente general del laboratorio nacional, Juan Roô, quien estuvo acompañado por Paulo Di Tella, gerente de Aftosa; Gabriel Heffes, gerente de Ingeniería y Mantenimiento; Indira Alves, jefa de Control de Calidad Aftosa y Pacellynson Rodrigues, jefe de Producción Aftosa.
Vale decir que estos dos últimos profesionales son brasileños y se sumaron a CDV hace un año, tras haber desarrollado parte de su trayectoria produciendo vacunas antiaftosa en la planta de una firma multinacional radicada en territorio de nuestro país vecino. “Apostamos por este desafío considerando lo que significa montar un laboratorio desde cero. Esto es muy motivador: quizás sea la única vez en nuestras vidas que tengamos esta oportunidad”, nos explicó Rodrigues.
Por su parte, Paulo Di Tella detalló que “la superficie de la planta alcanzará los 3.800 metros cuadrados cubiertos en una unidad productiva de tres niveles”. En el resto de la superficie del predio y de ser necesario, desde el laboratorio tendrán la posibilidad de avanzar en una nueva estructura ya que solo se ocupó el 60 por ciento.

En marcha. La construcción avanza sobre el predio disponible en el Parque Industrial Pilar.

En marcha. La construcción avanza sobre el predio disponible en el Parque Industrial Pilar.

“Serán alrededor de 60 los empleados solo en esta planta, la cual tendrá una capacidad de producción de entre 2 y 4 millones de dosis mensuales, contando con equipamientos y tecnología de última generación”, aportó Di Tella.
Ya refiriéndose a los pasos a seguir por CDV en el corto plazo, fue Gabriel Heffes quien mencionó la puesta a punto de diversos procesos básicos, los cuales se espera tener a punto en el momento mismo de habilitar el área de bioseguridad de la planta. “En materia edilicia es continuo el avance de las actividades que tiene a cargo Sedico, empresa con una amplia trayectoria en este tipo de trabajos, la cual recibirá el asesoramiento de Moreno y Asociados tanto en la dirección de la obra, como en materia de bioseguridad para cumplir con los máximos estándares de calidad a nivel global”, reforzó Heffes.
Interesante fue también escuchar la palabra de Indira Alves en relación a los controles de calidad que recibirá el producto. “Si bien la parte estructural y el cumplimiento de las normas correspondientes son aspectos fundamentales para lograr un buen producto, para lograr una vacuna de calidad también será central disponer de un laboratorio con el equipamiento y los materiales de avanzada que se requiere, tal como está pautado por nuestra empresa”.
Por último, MOTIVAR tomó contacto con Juan Roô, quien dejó en claro que -con la llegada de la vacuna antiaftosa- CDV apunta a satisfacer la demanda de sus clientes locales (unas 15 millones de dosis) y configurar un fuerte perfil exportador. “Pensando en mercados como el de Oriente es que ya incorporamos a un nuevo profesional con experiencia en el rubro: al menos 20 millones de dosis anuales se destinarán al mercado internacional”, nos explicó el gerente general de la firma.

MOTIVAR: ¿Cómo describiría el proceso de puesta en marcha de las obras?
Juan Roô: Comprendiendo la época en la cual se definió, podemos decir que ha sido bastante complejo. Los pliegos se abrieron entre diciembre de 2015 y enero de 2016, lo cual motivó un desvío en los precios de hasta el 60%. Esta diferencia fue absorbida por nuestra empresa, puesto que es objetivo central poner en marcha la planta lo antes posible. No olvidemos que la construcción de esta unidad productiva forma parte de la segunda etapa de crecimiento prevista por nuestro directorio (la primera culminó con la adecuación de la actual planta de biológicos también radicada en el Parque Industrial Pilar) y ya tenemos pautada una tercera acción de este estilo, siempre orientada a la expansión en el campo de los productos biológicos.

¿Tomarán alguna decisión tras el regreso de Eduardo Maradei al Senasa?
El Dr. Maradei formó parte de nuestro equipo en una etapa crucial para la planta de vacunas antiaftosa.
Participó en el armado de los pliegos y lideró más de 70 reuniones puntuales sobre la planta. Su aporte ha sido fundamental y entendemos el pedido que nos realizaran tanto desde el Ministerio de Agroindustria, como del propio Senasa para que retorne al organismo sanitario para volcar toda su experiencia en la mejora de los procesos actuales. Su lugar quedará vacante, a la espera con las puertas abiertas esperando su regreso.

¿Se mantuvo estable la inversión a realizar en estos meses? ¿En cuánto tiempo esperan recuperarla?
Inicialmente habíamos evaluado una inversión en torno a los US$ 22 millones, pero con los últimos movimientos de precios post devaluación, estaremos seguramente más cerca de los US$ 30 millones de inversión propia; sin asistencia crediticia externa por el momento.
Proyectamos un retorno de la inversión en un plazo de 5 años.

En el marco de sus acciones de comunicación, distintos laboratorios veterinarios lanzaron recomendaciones concretas para un momento estratégico de la actividad ganadera como lo es el destete y la recría.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Ya culminados los servicios de verano e ingresando en una etapa crucial para su rentabilidad, la ganadería argentina plantea un paisaje con campos en los que abundan vacas preñadas atravesando su último tercio de gestación y terneros recién destetados que ingresan en la recría. No olvidemos que esta es una etapa en la que el animal debe expresar su máximo potencial sanitario y así favorecer la adecuada conversión de alimento en carne.
Debido a la importancia de estos temas y conocedores de la baja adopción de tecnología por parte de un grupo de productores en nuestro país, laboratorios como CDV y Biogénesis Bagó reforzaron en los últimos meses sus estrategias de comunicación. ¿Cómo?
Difundiendo acciones sobre las cuales los veterinarios deben hoy, más que nunca, insistir para que sean concretadas por sus clientes.

¿Sobre qué temas informar?

La realidad indica que todos los veterinarios dedicados al rubro ya deberían haber iniciado una revisación sanitaria de los toros de sus clientes, a fin de determinar la presencia o no de enfermedades venéreas como la Trichomoniasis y la Campylobacteriosis.
Además y tal como se publica en la Revista CDVet, será clave advertir a los productores en cuanto a la importancia de invertir en la prevención de las enfermedades respiratorias.
“Vale recordar que el destete es un periodo de gran estrés para el animal y momento en el cual se presenta una baja en las defensas, encontrando los agentes infecciosos el terreno fértil para desarrollarse”, destacaron los técnicos de CDV.
Asimismo, recomendaron que junto a las correspondientes primera y segunda dosis de refuerzo (con un intervalo de 30 días entre una y otra), se aplique también un refuerzo contra las enfermedades clostridiales, dando por hecho que fueron vacunados previamente durante la primavera con la primera y segunda dosis.
“Previo a cumplir los 8 meses es obligatoria la vacunación de todas las hembras contra la Brucelosis”, completaron.
Por su parte y en lo que respecta a los vientres y reproductores, los veterinarios deberán explicar a los ganaderos el beneficio de aplicar un refuerzo con leptospirosis o vacunas reproductivas. “Debemos también hacer un refuerzo anual contra clostridiales sobre los reproductores”, agregaron desde CDV.

A los números

Más allá de esto y en el marco de su campaña para que los ganaderos locales alcancen su Frontera Productiva, desde Biogénesis Bagó se dio contenido a diferentes medios de comunicación, indicando que el destete y la recría / invernada son las categorías más sensibles a los perjuicios de los parásitos, razón más que suficiente para considerar un plan de acción durante el otoño – invierno.
“En nuestro país, las pérdidas estimadas por ciclo productivo en una invernada con infestación parasitaria baja (subclínica) oscilan entre los 20 y 30 kilos de peso vivo y pueden ascender a entre 40 y 60 kilos frente a infestaciones moderadas o altas (clínicas)”, graficaron desde el laboratorio regional. Y completaron: “Otra afección a considerar en la recría está vinculada con la carencia de minerales y/o vitaminas que afectan a los terneros, generando mermas en la ganancia diaria de peso que oscilan (en el total del periodo) entre los 3 y los 20 kilos por animal”.
Respecto de este tema, los referentes técnicos de Biogénesis Bagó recordaron que existen regiones ganaderas importantes, como la Cuenca del Sanado, donde es bien conocida la carencia de Cobre y Zinc.

En las vacas al preparto

Frente a este punto en particular, los profesionales veterinarios tienen la posibilidad hoy de recomendar la aplicación preparto (30 días antes del parto) de vacunas que brinden inmunidad pasiva -vía calostro- contra síndromes específicos como son la diarrea neonatal y el síndrome respiratorio, característicos de los primeros días de vida. “Para el caso de las vaquillonas o las vacas que no han hayan recibido vacunaciones previas para prevenir los síndromes respiratorio y de diarrea neonatal, la recomendación apunta a aplicar dos dosis: la primera 60 días antes de la fecha probable de inicio de partos y, la segunda, 30 días antes de la misma”, completaron desde Biogénesis Bagó, enfatizando también en la importancia de realizar un estricto control parasitológico en las vaquillonas al pre parto y controlar también las carencias minerales de cobre y zinc.