fbpx
HomePosts Tagged "Carne"

En una operación que involucró a dos de los mayores procesadores de carne del mundo, los brasileros BRF y Marfrig, la argentina Quickfood volvió a ser propiedad del segundo, a cambio de US$ 54,9 millones.

Una de las industrias argentinas que puede exponer números positivos en este tormentoso 2018 es la cárnica. Sin embargo, Quickfood, dueño de marcas emblemáticas como Paty, Vienissima y GoodMark no logró revertir los números en rojo que arrastraba desde hace varios

# EL NUMERO #

2.848

Son los millones de dólares que, en conjunto, los 10 mayores grupos frigoríficos del país facturarán este año, entre los que figura el brasilero Marfrig.

años y cambió de dueños la última semana. Brasil Foods (BRF) se desprendió del 91,89% de las acciones de Quickfood a manos de su coterráneo, el brasilero cárnico Marfrig a cambio de US$ 54,9 millones. La operación incluye tres plantas (Baradero, San Jorge y Arroyo Seco) con una capacidad global de faena de más de 200.000 cabezas por año, equivalentes al 1,8% del mercado local.

Para Marfrig las marcas no son novedad. En 2007, el grupo se había quedado con los mismos activos, pero por una cifra equivalente tres veces mayor. En ese entonces, pagó US$ 140 millones por el 70,5% a la familia argentina Bameule. Luego, en 2011, un intercambio de activos entre los dos gigantes brasileros, transfirió Quickfood a BRF que, ahora, vuelve a deshacerse de los mismos.

A partir de esta transacción, Marfrig que ya operaba en el país, escala posiciones en el ranking de faena y se cola entre los cinco primeros, a la par de Grupo Beltrán, Minerva (Brasil), Rioplatense y Mattievich (que presta servicios a terceros).

 

En lo que va del año, las ventas al exterior realizadas por esta industria acumulan más de 143.000 toneladas, el mejor registro desde el año 2009. De esta manera, el país vuelve a ubicarse entre los 10 principales proveedores del mundo.

Según datos del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, en abril las exportaciones de carnes bovinas sumaron 35.700 toneladas (peso res), lo que implicó un salto del 57% respecto del mismo período del 2017. En el acumulado del año, se despacharon 143.000 toneladas.

En divisas, en tanto, el sector generó negocios por u$s134 millones, un incremento interanual del 47%.

En cuanto al acumulado, desde la entidad empresaria informaron que entre enero y abril, este sector vendió al mundo más de 143.000 toneladas, con una fuerte suba del 57% en relación con igual lapso del año pasado.

Mientras que, en términos de valor, estas operaciones sumaron más de u$s552,5 millones, con un alza del 46%. Tras la devaluación, el sector cárnico se perfila como uno de los sectores más dinámicos de la Argentina como generador de dólares, siendo el tercer complejo exportador más importante del país, con un share de casi 5%.

Otro dato para destacar es que este año el país volvió, tras seis años de ausencia, a ocupar un lugar en el top ten de los mayores exportadores a nivel global, ranking liderado por verdaderos “peso pesados” como Brasil, India, Australia y Estados Unidos.

China, un factor determinante

Entre las razones de este crecimiento, empresarios del sector señalaron la creciente demanda por parte de China, que alcanzó un nuevo volumen récord en abril pasado.

Mario Ravettino, titular del Consorcio ABC expresó que el gigante asiático “es hoy el primer importador mundial de carnes bovinas y es un mercado que parece no tener techo en términos cuantitativos y cualitativos. Actualmente, China constituye más de la mitad del volumen total exportado por Argentina”.

En mayo, la industria de la carne argentina dio un paso fundamental al lograr la apertura total del mercado chino.

El nuevo protocolo, firmado por ambos gobiernos, autorizó la exportación de todo tipo de cortes de carne bovina hacia ese país.

“El evento constituye un hecho histórico que concluye más de 15 años de negociaciones y permitirá multiplicar las ventas de carne bovina de la Argentina”, indicaron desde Cancillería.

Cabe destacar que, hasta ese momento, la Argentina venía exportando a ese mercado carne congelada sin hueso. A partir de este acuerdo, también podrá venderle carnes enfriada con y sin hueso -de mayor valor-, así como congelada con hueso.

Mario Ravettino, presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, aseguró que “es un avance importante ya que nosotros teníamos un solo protocolo. Ahora tenemos más posibilidades de incrementar tanto el volumen de las exportaciones como los valores, si hacemos una buena promoción”.

Fuente: iProfesional

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos estimó que la Argentina será el segundo país con mayor crecimiento de sus exportaciones vacunas en 2018.

Detrás de Australia, la Argentina será el país con mayor volumen de crecimiento en exportaciones de carne vacuna durante 2018, a nivel mundial. Así lo define un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), que precisó que durante el año en curso se exportarán 265.000 toneladas más de carne vacuna que en 2017. Al igual que las exportaciones, que se estimaron en 10,5 millones de toneladas, para un alza del 2,71%, la producción también acompañará el alza. Tendrá un crecimiento de un 1,92%, y alcanzará las 62,5 millones de toneladas, con un consumo estimado de 60,5 millones de toneladas, un 2% más que en 2017.

Si bien el gran impulsor del comercio internacional seguirá siendo China, que proyecta importar hasta 1 millón de toneladas, unas 200.000 toneladas más que en 2017, se ubica a la Argentina como el segundo país de mayor crecimiento en cuanto al volumen a exportar. En primer lugar estará Australia, con un incremento de 75.000 toneladas, mientras que la Argentina rondará las 70.000 más. Más atrás quedaron Brasil con 65.000 toneladas más, los Estados Unidos (+ 35.000 toneladas) y la Unión Europea (+ 20.000). Paraguay, por caso, exportaría lo mismo que en 2017 y Uruguay se perfila a enviar al exterior unas 12.000 toneladas menos que el año anterior.

En tanto, los mayores importadores, además de China, que crecerá en este rubro al 10% anual, serán Japón (+4,49%), Estados Unidos (+2,46%), Egipto (+12%), y la Unión Europea (+5,88%). El informe destaca también la situación de dos mercados como Rusia y Hong Kong que importarán 40.000 (-7,69%) y 15.000 (-3,53%) toneladas menos que 2017, siguiendo la tendencia a reducir el consumo de carne vacuna en estos países. También se preciso que la Argentina crecerá un 1,31% (unas 700.000 cabezas) en el stock de bovinos, que a nivel mundial tendrá un alza de 0,89%.

 

Fuente: El Cronista

Riusech, Borrell, Braun y Vicentín son algunos de los apellidos locales que se posicionan entre los principales exportadores de carne del país.

Con un crecimiento del 24% en los primeros siete meses del año, las exportaciones de carne bovina viven un ciclo de expansión. El impulso de la demanda china se posiciona como uno de los pilares de este crecimiento, que en valor saltó un 15% en ese período, hasta los u$s 685 millones, según los datos difundidos por el Consorcio de Exportadores de Carnes (ABC).

Los responsables de tal situación son una veintena de frigoríficos exportadores, que entre todos colocaron en el exterior una 224.654 toneladas de cortes bovinos frescos, entre congelados, enfriados y Cuota Hilton (destinada al cupo establecido por la Unión Europea), entre los meses de enero y agosto de este año. Los datos del Ministerio de Agroindustria de la Nación permiten destacar que apenas cinco grupos empresarios concentran el 55% de las exportaciones argentinas de cortes frescos bovinos. Tal como publicó el sitio Valor Carne, se trata de las familias locales Riusech, Borrell y Braun, junto con la brasileña JBS y la china Compañía Central Pampeana.

Casi el 20% del total exportado correspondió, en los ocho primeros meses del año, al Frigorífico Gorina (gestionado por la familia Riusech), que colocó en el exterior un total de 44.895,8 toneladas. En segundo lugar quedó la multinacional brasileña JBS, con unas 24.638,8 toneladas enviadas y un 10,9% del total, mientras el podio lo completó el frigorífico Arre Beef (familia Borrell), con unas 21.160,9 toneladas para una participación del 9,42%.

Junto con Compañía Bernal (17.535,4 toneladas) y Compañía Central Pampeana (15.736,4 toneladas), estos cinco establecimientos concentran más de la mitad de las exportaciones. Pero, también entre los 10 primeros lugares del listado se encuentran establecimientos de renombre como el del frigorífico Friar, perteneciente al grupo cerealero Vicentín (con unas 13.329,9 toneladas exportadas) o el de Marfrig (de origen también brasileño), con un total de 10.290,6 toneladas.

También se pueden mencionar dos de las principales cadenas supermercadistas del país, tales como Importadora y Exportadora de la Patagonia (de la familia Braun, dueños de La Anónima), que exportó cortes bovinos por 9214,6 toneladas, y Coto (del empresario Alfredo Coto) con 4249,6 toneladas enviadas al exterior. En total, el 72,5% de los embarques de carne bovina argentina estuvo en este período en manos de frigoríficos argentinos, siendo 15 de los 20 principales exportadores de origen local, mientras que otros tres son brasileños y los restantes dos de origen chino.

En los últimos 12 meses, las exportaciones de este tipo de carne fueron de 267.000 toneladas peso res, un 29% más que el acumulado en igual lapso de 2015/16. Según explicó Mario Ravettino, Presidente de ABC “en la medida en que se consolide el promedio alcanzado, las exportaciones podrían llegar a 290.000 toneladas peso res, un logro relativo si se considera el promedio histórico. Por el momento, ni el mayor margen de competitividad de los competidores ni la oferta ganadera disponible permiten esperar mejores resultados”, destacó.

Fuente: El Cronista

El gigante frigorífico envuelto en casos de corrupción acaba de anunciar la venta de sus negocios en la Argentina, Paraguay y Uruguay a Minerva, otro grupo brasileño, por US$ 300 millones.

En un comunicado remitido a la Bolsa paulista el gigante JBS informa a sus accionistas y al mercado en general, en los términos de la Instrucción de la Comisión de Valores Mobiliarios nº 358, de 3 de enero de 2002, en su modificación, que, directamente y por medio de su controlada JBS Handels GmbH, celebró un acuerdo para la venta de la totalidad de las acciones de sus subsidiarias detentoras de las operaciones de carne bovina en Argentina, Paraguay y Uruguay para, respectivamente, Argentina Argentina, Frigomerc SA y Pulsa SA, sociedades controladas por Minerva SA, por el precio total de US$ 300 millones. El precio está sujeto a un ajuste en valor equivalente a la diferencia entre el capital circulante neto y el endeudamiento a largo plazo de las sociedades en la fecha de cierre, cuyo valor estimado el 31 de marzo de 2017 era positivo en aproximadamente US$ 40 millones.
La transacción fue aprobada por unanimidad por el Consejo de Administración de JBS y está condicionada a condiciones precedentes usuales en operaciones de esa naturaleza, incluyendo la aprobación por el Consejo Administrativo de Defensa Económica.
La compañía pretende utilizar los recursos obtenidos con la transacción para disminuir su apalancamiento financiero.

En crisis

JBS es la mayor grupo frigorífico del mundo, con ventas anuales estimadas en US$ 50.000 millones, perteneciente a la familia Batista. Uno de sus miembros, Joesley Batista, declaró en las últimas semanas haber pagado coimas a numerosos funcionarios en Brasil. JBS debe pagar una multa estimada inicialmente en US$ 3.150 millones.

En el país

La compañía brasileña llegó a la Argentina en 2005, cuando compró Swift Amour, segunda empresa del sector en ese momento, al empresario argentino Carlos Oliva Funes,  a cambio de US$ 200 millones. Luego, se hizo con una planta de CEPA en Pontevedra por US$ 27,5 millones adicionales.

Fuente: JBS

Un frigorífico nacional logró en 2016 convertirse por segundo año consecutivo en el principal exportador de carne vacuna del país, superando a firmas de capitales brasileños. Se trata del frigorífico Gorina, de la familia Riusech, que logró repetir en el podio, según el análisis de datos oficiales que realizó el consultor Víctor Tonelli.

Gorina lideró vendiendo al exterior 25.429 toneladas peso producto (o más de 38.000 toneladas en el equivalente res con hueso) por un monto de 140,8 millones de dólares. De ese volumen, su principal destino, siempre en peso producto, fue China, con 9215 toneladas.
“No hay una fórmula. Tal vez haya sido una combinación de mucha perseverancia, respeto, austeridad y mucha pasión de toda nuestra gente por lo que hacemos, y lo otro es tiempo, porque son procesos”, dijo Carlos Riusech, propietario del frigorífico y vicepresidente del Consorcio de Exportadores de Carnes (ABC), sobre la performance de la empresa.
Riusech estuvo en el último SIAL-China, que se realizó en Shanghai, donde 24 empresas exportadoras asistieron en el marco de un stand que montó el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva). “Fue una muy buena feria. La mayoría de las empresas argentinas concretaron operaciones de venta”, señaló, sobre la suerte que tuvieron las firmas que, en carne congelada, hoy tienen en ese mercado su principal destino.
En el segundo puesto estuvo otro frigorífico nacional, Arre Beef. Exportó el año pasado 23.327,2 toneladas por US$ 131,5 millones. En su caso, su mayor destino también fue el mercado de China, con un volumen de 8847 toneladas.
Para Tonelli, uno de los méritos de las firmas nacionales que encabezaron el ranking de 2016 es que “supieron sortear las limitaciones de las políticas anteriores [por el gobierno de Cristina Kirchner] combinando la restringida exportación con una buena integración en el mercado interno”. Según el consultor, las empresas del sector se encuentran, además, en condiciones de recuperar el protagonismo internacional perdido.
Vale recordar que en 2005, antes de que el gobierno anterior interviniera el mercado de carnes, la Argentina exportaba en res con hueso más de 700.000 toneladas.
Recién en el tercer lugar de los exportadores de 2016 aparece una firma multinacional. Se trata de la brasileña JBS, que colocó en el exterior 21.411,8 toneladas peso producto. En valores, vendió por US$ 123,5 millones. JBS también tuvo en China su primer cliente, con 11.589,8 toneladas.
En el cuarto puesto se posicionó Friar, de la aceitera nacional Vicentín. Friar exportó 14.396,2 toneladas peso producto por 108,4 millones de dólares. Para esta empresa, Israel fue el primer comprador de su producto, con 5248,6 toneladas.
Como quinto exportador estuvo Marfrig, otro grupo brasileño, que colocó un total de 7558 toneladas peso producto por US$ 60,8 millones. Para Marfrig su primer destino del producto fue Israel, que adquirió 3503,8 toneladas.
En 2016 exportaron carne vacuna 40 establecimientos. Totalizaron 158.829 toneladas peso producto, que en equivalente res con hueso hacen 238.243 toneladas. Todo el negocio representó ingresos para el sector por US$ 1068 millones.
Más allá de las estadísticas de la actividad, para Tonelli las empresas afrontan hoy un escenario complejo en cuatro de sus principales variables que hacen al negocio. Esto es, el costo de la materia prima (la hacienda), la capacidad ociosa, el costo laboral y la energía. “Todo eso se fue para arriba mientras el dólar sigue siendo el mismo”, explicó a LA NACION.

Fuente: La Nación

La Comisión Europea está vigilando de cerca las importaciones de carne de Brasil y a cualquier empresa que se encuentre involucrada en el escándalo de la carne del país carioca se le negará el acceso al mercado de la Unión Europea, dijo un portavoz el lunes.

El último viernes la policía brasileña registró a las compañías globales de carne JBS y BRF, que en la Argentina compró Dánica, Campo Austral, Alimentos Calchaquí y Avex, así como a decenas de rivales más pequeños en una investigación sobre presuntos pagos a funcionarios de salud para ocultar condiciones insalubres.”La Comisión se asegurará de que cualquiera de los establecimientos implicados en el fraude sea suspendido de exportar a la UE”, dijo un portavoz de la Comisión Europea, en una rueda de prensa. Además, agregó que, el escándalo no tendría ningún impacto en las negociaciones entre la Unión Europea y el bloque sudamericano Mercosur sobre los acuerdos de libre comercio. Cualquier acuerdo incluiría un capítulo sobre medidas sanitarias y normas de seguridad alimentaria, dijo un portavoz.
“El futuro Tratado de Libre Comercio entre la UE y el Mercosur no rebajará, sino que reforzará nuestros altos requisitos regulatorios y las normas de seguridad alimentaria para las importaciones agrícolas”, dijo.
Brasil exportó US$ 6.900 millones de aves de corral y US$ 5.500 millones de carne de res a nivel mundial, el año pasado, según los grupos de la industria.

Fuente: Reuters