fbpx
HomePosts Tagged "Candela Cantón"

En el marco de lo que fue la Cumbre de la Industria Veterinaria Argentina CIVA MOTIVAR 2018, un grupo de profesionales veterinarios compartieron su impresión sobre el rol de Periódico MOTIVAR a lo largo de sus 16 años en el mercado.

Hace más de 16 años que Periódico MOTIVAR deja impresos los acontecimientos más destacados de la industria veterinaria argentina en su publicación mensual y a diario, a través de www.motivar.com.ar.

En el último encuentro por su aniversario, el pasado 25 de octubre, en la Cumbre de la Industria Veterinaria Argentina CIVA MOTIVAR 2018, reunió a más de 300 referentes del sector sumado a otras más de 500 personas que lo siguieron en vivo por el canal de Facebook.

En ese marco, se lanzó la campaña #YoLeoMotivar donde los más de 5.500 suscriptores de todo el país son invitados a sumarse a aportar su visión sobre lo que significa para ellos Periódico MOTIVAR compartiendo un breve vídeo en las redes Ig: @motivarok y Facebook: @pmotivar como ya lo hizo Candela Cantón, FCV de Tandil (UNICEN), Buenos Aires.

La limitada implementación de sistemas de monitoreo parasitológico y la falta de diagnóstico de resistencia, determina que se continúen utilizando antihelmínticos que son inefectivos, comprometiendo la productividad del rodeo.

CANDELA CANTON
cantoncandela@gmail.com

Siendo la parasitosis gastrointestinal (GI) una de las enfermedades con mayor impacto económico, el control parasitario es fundamental para asegurar buenos niveles productivos en los sistemas pastoriles de producción ganadera.
Sin embargo, el uso indiscriminado de fármacos antihelmínticos ha llevado al desarrollo de resistencia por parte de los principales géneros parasitarios. Esta situación es crítica en Argentina, dado que se ha observado resistencia en el 95.2% de 62 establecimientos ganaderos de producción de carne distribuidos en 7 provincias (Cristel et al., 2017), siendo la ivermectina el antiparasitario más comprometido (93.5% de los campos).
A pesar del actual escenario de resistencia, el uso de antihelmínticos continúa siendo la alternativa más práctica para su aplicación a campo. Sin embargo, la falta de diagnóstico de resistencia en los establecimientos ganadero determina que se continúen utilizando antihelmínticos inefectivos. ¿Pero cuál es el impacto productivo de un inadecuado control parasitario asociado a resistencia antihelmíntica en un establecimiento comercial de producción de carne?

Medir el impacto
Este trabajo emerge del desarrollo de la Tesis Doctoral (Doctorado en Ciencia Animal, FCV, UNCPBA) titulada “Combinación de principios activos: evaluación farmacológica de su impacto en el control parasitario en bovinos” y su objetivo fue evaluar, en un sistema real, el impacto de la resistencia antihelmíntica sobre la ganancia de peso vivo, de bovinos naturalmente parasitados con nematodos GI resistentes a ivermectina (IVM) y moxidectin (MXD).
Vale el agradecimiento a quienes colaboraron con este relevamiento: las áreas de Farmacología y Parasitología de la Facultad de Ciencias Veterinarias, UNCPBA; y los médicos veterinarios Juan Ameijeiras y Santos Morelli.
El estudio involucró dos lotes de animales con diferente “riesgo parasitológico”: “Lote verdeo-maíz diferido” (con baja re-infección de parásitos) y “Lote pastura” (con alta re-infección de parásitos).
En cada lote se incluyeron 90 terneros machos que fueron divididos en cinco grupos (n=18): IVM; MXD; ricobendazole (RBZ); IVM+RBZ -tratados con IVM y RBZ, simultáneamente (0.2 y 3.75 mg/kg, SC)-y Control – sin tratamiento antiparasitario-.
La eficacia clínica de cada antiparasitario se evaluó a través del Test de Reducción del Conteo de Huevos a los 19 días post-tratamiento; mientras que el impacto productivo se evaluó a través de la ganancia de peso vivo registrando los pesos individuales (kg) a los 0, 20, 34, 67 y 91 días post-tratamiento.
Finalmente, se analizó el impacto económico (U$S) comparando los tratamientos de menor eficacia con el más efectivo.

Eficacia de los antiparasitarios
Considerando que reducciones del conteo de huevos (RCH) inferiores al 90% indican presencia de resistencia antihelmíntica, veremos que el 42% y 67% para IVM y MXD, respectivamente, confirmaron la presencia de nematodos resistentes a ambos antihelmínticos en el establecimiento.
Los géneros parasitarios resistentes a IVM y MXD fueron Haemonchus spp. y Cooperia spp. Tanto RBZ, como la combinación IVM+RBZ demostraron una eficacia adecuada, con RCH de 97 y 99%, respectivamente (Gráfico Nº 1).

Impacto productivo y económico
“Lote verdeo-maíz diferido” (baja re-infección): A pesar que el peso vivo promedio inicial fue similar para todos los grupos (205 kg), se observaron diferencias en su evolución durante el período del ensayo, alcanzando los tratamientos eficaces (RBZ e IVM+RBZ) ganancias totales de PV (GPV) significativamente mayores que el grupo control y los tratados con antiparasitarios con problemas de resistencia (IVM y MXD) (Gráfico Nº 2). De esta forma, al comparar las ganancias de peso vivo a los 91 días entre los antiparasitarios que presentan resistencia y el tratamiento más eficaz (IVM+RBZ), las pérdidas por resistencia ascienden a 17,5 kg para IVM y a 5,9 kg para MXD. (Gráfico Nº 3)
“Lote pastura” (alta re-infección): Nuevamente el peso vivo promedio inicial fue similar para todos los grupos (232 kg), pero, al igual que en el “Lote verdeo-maíz diferido”, los tratamientos eficaces (RBZ e IVM+RBZ) alcanzaron ganancias de peso vivo a los 91 días mayores que el control y los tratamientos ineficaces (IVM y MXD) (Gráfico Nº 4).
Aunque en este caso la cantidad de kg perdidos fue menor a la observada para los animales del “Lote verdeo-maíz diferido”.
Una vez más, y a pesar que cambió el recurso forrajero, se pueden observar pérdidas productivas por la presencia de resistencia antihelmíntica (Gráfico Nº5).
Conclusión
La resistencia antihelmíntica tiene un impacto negativo sobre la productividad de bovinos naturalmente parasitados con nematodos resistentes. La cantidad de kg y U$S perdidos por utilizar un antiparasitario ineficaz dependen del grado de desarrollo de resistencia y de las condiciones particulares de cada sistema productivo (recurso forrajero, géneros parasitarios resistentes involucrados, implementación de monitoreo parasitológico, entre otros).
Los resultados demuestran que las pérdidas productivas y económicas derivadas de un ineficaz control parasitario dado por la presencia de resistencia son de significativa importancia. Por lo tanto, es imprescindible abandonar definitivamente el uso “a ciegas” de antihelmínticos, basando el Control parasitario en el diagnóstico de la enfermedad en los animales y de la resistencia en la población parasitaria.
Esto debe realizarse en cada establecimiento ganadero, considerando cada situación individual, para lo cual es fundamental que dicho control sea realizado por profesionales veterinarios capacitados. Esta es la única forma de lograr un balance adecuado entre productividad y sustentabilidad.

*Becaria CONICET, Laboratorio de Farmacología, Centro de Investigación Veterinaria de Tandil (CIVETAN), Facultad de Ciencias Veterinarias, UNCPBA.

Diciembre de 2013 – Edición Nº 132

Candela-CantonBajo el título “Manejo sustentable de parasitosis en bovinos basado en la técnica de HPG como diagnóstico”, la tesina presentada por Candela Cantón en la Facultad de Ciencias Veterinarias de Tandil explica por qué es clave que los ganaderos devuelvan a los veterinarios el manejo del control parasitario y acepten que se trata de un problema técnico.

1

Del total de las tropas monitoreadas y susceptibles a recibir tratamiento antihelmíntico, en promedio, sólo el 32% lo requirió efectivamente. Se observó una baja frecuencia de tratamientos, siendo el promedio 1.60 desparasitaciones anuales por tropa; con mayor concentración de las mismas de abril a julio, disminuyendo hacia octubre. La droga más utilizada fue Ricobendazole (62%), seguida por Ivermectina (27%). Cuando el recurso forrajero consistía en pastura o campo natural fueron necesarios más tratamientos (58% de las tropas tratadas). Según un análisis de costos, el monitoreo parasitológico se encuentra en una posición intermedia, entre uno “tradicional” con tratamientos cada 60 días (Ivermectina) y uno “supresivo” con aplicación mensual de Ivermectina, siendo este el más costoso.

2

Como complemento al trabajo, Candela Cantón presentó una comparación de costos entre diferentes sistemas de control parasitario. Se contrastó el monitoreo parasitológico (incluyendo análisis de HPG y rotación de principios activos), un control parasitario “tradicional” basado en tratamientos cada 60 días con Ivermectina (muy utilizado en la actualidad), y por último, otro “supresivo”, basado en la aplicación de Ivermectina cada 30 días.
El cálculo del costo se realizó teniendo en cuenta datos reales de uno de los establecimientos bajo monitoreo parasitológico (número de animales tratados, HPG realizados, drogas utilizadas y peso de los bovinos), expresando el valor en pesos por cada 500 animales de 215 kilos, en promedio.

3

“Es crucial la participación del veterinario en la toma de decisiones, integrando los datos aportados por el HPG con información complementaria brindada por una adecuada anamnesis y los conocimientos de la epidemiología de la enfermedad parasitaria”, se subraya en el trabajo.
Además, el monitoreo planteado presentó una serie de ventajas como la aplicación de tratamientos antihelmínticos solo cuando el criterio profesional lo indica; menor número de desparasitaciones anuales, rotando los diferentes principios activos y toma de muestras de materia fecal por el mismo veterinario. Esto permite recolectar información complementaria de la tropa (categoría, recurso forrajero, condición corporal, infecciones concomitantes), la cual también es clave para recomendar la necesidad de tratar o no.