HomePosts Tagged "Biogénesis Bagó"

El laboratorio experto en el desarrollo de innovaciones veterinarias, inauguró sus instalaciones en Villa Devoto, Buenos Aires.

ProinVet Innovations, start up argentino que recientemente firmó un acuerdo de comercialización de su producto estrella con Biogénesis Bagó, acaba de inaugurar nuevas instalaciones tras invertir US$ 5 millones. La compañía creó la primera progesterona inyectable de liberación controlada del mundo, que promete generar un cambio de paradigma en la cría de ganado bovino.

Durante la inauguración, Ricardo Luis Negri, presidente del Senasa, resaltó que, «este tipo de laboratorios basados en la innovación son muy importantes porque ponen en valor el sistema productivo y el sistema científico tecnológico argentino a la par. Asimismo, permiten la interface entre la genética de última tecnología y alta selección con la adopción de genética de precisión y eso puede darse después en gran escala».

Argentina ingresó tempranamente al selecto grupo de países con capacidades científicas, tecnológicas y productivas en biotecnología. Los desarrollos científicos tempranos dan cuenta de una escasa brecha competitiva internacional y abren las puertas a enfatizar un mayor desarrollo en esa dirección.

Durante décadas, la reproducción bovina a escala, utilizó un dispositivo mecánico para sincronizar el celo de las vacas y su inseminación. Para este uso, ProinVet Innovations logró desarrollar la primera progesterona inyectable que se libera controladamente en el cuerpo de la vaca induciendo el ciclado, proporcionando así todas las ventajas operativas y sanitarias del caso. Este producto fue presentado para solicitud de patente mundial en los Estados Unidos en diciembre de 2015 (PCT) y recibió una revisión positiva. Fue aprobada para su venta en Argentina por el Senasa a finales de 2016 y se lanzó al mercado local en marzo de 2018. Próximamente se lanzará en Brasil y el resto del mundo.

El Dr. Luis Miguel Etchevehere, Secretario de Gobierno de Agroindustria, presente en la inauguración del laboratorio, señaló que, «con este lanzamiento seguimos apostando a la innovación, la calidad y al uso de la tecnología aplicada al sector bovino, en este caso, de la mano del sector privado. La importancia de este tipo de eventos es central ya que ayuda a mejorar la productividad. Es un lanzamiento a nivel mundial y eso pone a la Argentina a la vanguardia de los países ganaderos».

En esta línea, Negri comentó que, «el producto ya estaba registrado hace un tiempo en Senasa lo que está dando ahora es un salto de calidad comercial para tener una mirada regional, y no solo en la Argentina, que tiene que ver con mejorar todo el proceso reproductivo con las inseminaciones a tiempo fijo y con lo relacionado a la secuencia de gestación y preñez. Es una innovación tecnológica que tiene un potencial altísimo».

Daniel Sammartino, CEO y fundador del Grupo Proinvesa, destacó que, “la trascendencia de este descubrimiento, que supera ampliamente el reemplazo del dispositivo, al acortar también el anestro, lo cual redundará en un revolucionario aumento en la productividad ganadera, nos llevó a construir un laboratorio de punta. Este nuevo laboratorio nos permite seguir investigando y desarrollando soluciones innovadoras para el mercado veterinario».

Con el objetivo de seguir aportando soluciones al productor ganadero, la compañía suma una nueva oferta a su portafolio.

Biogénesis Bagó da un nuevo paso en consolidar su posición como el mayor productor y exportador argentino de vacunas y medicamentos veterinarios al sellar un acuerdo con ProinVet Innovations, una empresa emergente en el sector veterinario, que forma parte de Proinvesa Group, que nuclea a empresas que desarrollan biotecnología de avanzada. Ambas compañías forman parte de la Cámara Argentina de Biotecnología (CAB), y en dicho ámbito, se fue construyendo una sinergia entre ambas empresas hasta llegar a un objetivo en común. Este es el punto de partida de una relación que buscará afianzarse en el tiempo en base al desarrollo de herramientas innovadoras para la producción animal.

Esteban Turic, director general de Biogénesis Bagó, sostuvo que “la compañía siempre está en la búsqueda de tecnologías innovadoras que en manos del veterinario sean herramientas para mejorar la salud y productividad animal”.

Por su parte, Daniel Sammartino, presidente de ProinVet Innovations, destacó que “el desarrollo de nuevas tecnologías implica varios años de trabajo y un enorme esfuerzo e inversión. Es importante señalar -agregó- que ProInvet cuenta con tecnología que tiene una evaluación positiva por parte del sistema PCT (de protección a la propiedad intelectual) para su patentamiento a nivel global, al punto que se decidió construir una planta totalmente nueva, de clase mundial y con características GMP, para la fabricación de productos basados en esta tecnología”. Tras la firma de este acuerdo, ambas compañías buscarán acelerar la llegada al mercado de tecnologías que sumen eficiencia a la producción ganadera.

Durante una jornada técnica de actualización la compañía mostró los beneficios de integrar tierras agrícolas a la producción ganadera para ganar productividad, rentabilidad y sustentabilidad. En ese contexto se puso en evidencia cómo incide la sanidad de precisión para manejar el impacto de enfermedades que podrían afectar el negocio ganadero en suelos tipo 1. Como cierre, se analizaron las expectativas para 2019 marcado por el crecimiento de las exportaciones de carne.

“Con experiencias a campo, en los últimos años pudimos derribar muchos mitos y demostrar que la ganadería es un aliado y no un competidor de la producción agrícola”, sostuvo Miguel Giménez Zapiola, gerente de Relaciones Institucionales de Biogénesis Bagó, durante una jornada de capacitación de la compañía en Expoagro, que puso el foco en transmitir los resultados logrados en planteos intensivos mixtos.

Para demostrarlo, se presentó el caso de la Estancia La Barrancosa de la localidad santafesina María Teresa, integrada al Sistema Chacras que impulsa Aapresid, el INTA, universidades y empresas del sector, entre ellas Biogénesis Bagó, (www.sistemachacras.org.ar) que valida desde la ciencia el conocimiento empírico surgido de la experiencia de campo.

“Desde hace ocho años, agregamos la ganadería a nuestros suelos privilegiados, clase 1 y 2, recriamos sobre avenas que van entre el maíz y la soja, y obtenemos 400 kg de carne/ha. Además, como feedlot estamos inscriptos en la cuota 481 y logramos los precios más altos del mercado”, remarcó en el panel de Expoagro,  Héctor Cuevas, administrador de La Barrancosa, propiedad de la firma Agro Abacus S.A.

Durante la exposición se presentaron indicadores que demuestran que en los suelos con pasturas y en aquéllos donde se hace recría sobre verdeos, se generaron mejoras en la actividad biológica del suelo y en los niveles de carbono orgánico. Por otra parte, disminuyó la necesidad de realizar un control químico por la competencia sobre las malezas de la avena, utilizado como cultivo de cobertura e insumo para la recría de animales.

También se registró un indicador positivo del nivel de compactación del suelo. “En los que se hace recría y agricultura fue de entre 1,5 y 2 Mpa/cm2”, puntualizó el ingeniero Ezequiel Marteddú, gerente técnico del proyecto. En el rendimiento de los cultivos, los índices fueron también muy alentadores ya que se registraron resultados superiores en los lotes que previamente habían sido afectados a la ganadería. No quedó afuera el análisis del impacto social, con la generación de nuevos puestos de trabajo en los campos agrícolas, que vuelven a dar vida con familias a las conocidas “taperas”, que pasaron a ser una imagen negativa en el paisaje rural estas últimas décadas.

Sanidad de precisión

“En un contexto de sistemas productivos cada vez más intensivos, la rentabilidad tiene que estar asegurada, no podemos permitirnos baches”, sostuvo Miguel Giménez Zapiola, responsable de presentar la propuesta de Biogénesis Bagó en Expoagro. “En ganadería, la sanidad es un factor fundamental para evitar mermas y aumentar la productividad. Todo el trabajo que vinimos haciendo estos años para demostrarlo nos da argumentos que nos sustenta para estar dentro de los campos agrícolas”, subrayó.

Aquí se introdujo el concepto “sanidad de precisión” igualando la necesidad de realizar un manejo de la ganadería, como se hace sobre los cultivos con la “agricultura de precisión”, para amortiguar el posible impacto negativo de enfermedades, que podrían afectar el negocio ganadero en suelos tipo 1 con altos ingresos en los buenos años agrícolas.

El médico veterinario Juan Cruz Muriel, gerente técnico de Biogénesis Bagó, presentó un modelo de plan sanitario pensando para la recría de terneros, en el marco de los desafíos y oportunidades que se presentan en un planteo mixto, intensificado y con posibilidades de hacer novillos más pesados para exportación.

Muriel remarcó que el plan de trabajo debe tener “un enfoque preventivo” de las principales enfermedades que causan las pérdidas productivas, como la neumonía que genera pérdidas de 20 kg por animal enfermo; las enfermedades clostridiales, que causan pérdidas directas por muerte y la queratoconjuntivitis infecciosa, que origina mermas de 10 kg por ojo enfermo.

También se refirió a la necesidad de controlar las carencias de cobre, que pueden generar pérdidas de entre 7 y 15 kg por animal, y a la incidencia de parásitos gastrointestinales, que provocan que se pierdan hasta 40 kg por cabeza.

Muriel indicó que el plan debe estar ajustado a las necesidades de cada establecimiento, “ejecutarse en tiempo y forma y estar diseñado para que pueda cumplirse”. Además, remarcó la importancia de “que esté escrito y se lleve un registro”, lo que luego facilita la medición de los resultados y mejora la toma de decisiones.

En caso de recría propia, la sanidad de precisión debe comenzar “al pie de la madre para destetar un ternero más sólido desde el punto de vista inmunitario”, remarcó Muriel. Esto tiene un por qué: el pico máximo de inmunidad que se logra mediante la vacunación se alcanza a los 20-30 días luego de aplicada la segunda dosis, por lo tanto realizarla antes del destete, cuando el animal no está expuesto al estrés, es una de las claves si se pretende llegar a esa práctica con animales sanos y asegurar un desempeño posterior óptimo en recría y engorde. “A los terneros que ingresen desde otro establecimiento, se le debería aplicar un plan sanitario al inicio para nivelar la sanidad de la recría”, advirtió Muriel.

“Todo el trabajo debe estar enfocado tanto en la procedencia como en el al destino final de cada animal. Lo que buscamos para una recría es un desarrollo óseo y muscular sin deposición de grasa en exceso, con una ganancia de peso diario de 500 grs., logramos un crecimiento y desarrollo equilibrado. Para evitar pérdidas productivas debemos prevenir y controlar la principales enfermedades que pueden afectar al rodeo en cada zona”, detalló.

Expectativas para 2019

Para cerrar la jornada, la ingeniera Milagros Sobredo, técnica ganadera de CREA, analizó cómo se perfila el negocio ganadero en 2019.

La recuperación del precio de la carne, la tracción de las exportaciones y la apertura de nuevos mercados, hacen que las expectativas favorables crezcan para el sector. También se refirió a la situación forrajera, a los buenos resultados de la cosecha de maíz, y a su relación con el precio de la carne “muy diferente a la del año pasado lo que genera otras expectativas para el criador”.

“Nos queda por delante-agregó- no depender tanto del tipo de cambio y generar otras vías de competitividad. Los productores, por su parte, tienen que tomar la decisión de hacer las cosas para poder abastecer y cumplir con las exigencias de los mercados internacionales. Porque cuando se pierden, lleva años recuperarlos, como sucedió con Estados Unidos”.

Remarcó que cada establecimiento deberá “hacer los números finos, evaluar costos y oportunidades reales para decidir si se queda en el mercado interno o si se decide entrar en el negocio de exportación”. También recomendó que, si bien es importante manejar, “que no podemos modificar”, en un negocio a largo plazo, como la ganadería, “debemos enfocarnos más en las variables que sí podemos manejar y que en muchos casos pueden ser decisivas y cambiar el resultado dentro un establecimiento, como un buen manejo de la sanidad y la rotación”.

Turic. “Estamos en óptimas condiciones para iniciar esta nueva etapa de la empresa”.

» Entrevistamos a Esteban Turic, recientemente nombrado como director general de la compañía. ¿Algunos de sus desafíos? La expansión territorial y el desembarco en los segmentos de animales de compañía y cerdos.

Luciano Aba
luciano@motivar.com.ar
@aba_luciano

Siempre me gustó el desafío de transformar las ideas en herramientas prácticas reales, que puedan generar determinado impacto en el trabajo profesional de los veterinarios”.
Así inició Esteban Turic el repaso realizado junto a MOTIVAR sobre el recorrido que lo llevó a convertirse en el director general de Biogénesis Bagó, tras cerrar exitosamente su ciclo como

Patente para controlar potencia en las vacunas virales

Bellinzoni. Siguen los acuerdos.

Biogénesis Bagó obtuvo derechos de patente en Estados Unidos, Europa y China por una nueva metodología analítica que permite medir la potencia de manera in vitro en vacunas virales, entre ellas, la vacuna contra la fiebre aftosa. El Dr. Rodolfo Bellinzoni, director de Operaciones del laboratorio veterinario, dijo: “La adopción e implementación de este método de control de potencia in vitro por los organismos que controlan las vacunas veterinarias, brindará un beneficio no sólo para la industria, sino también para el bienestar animal”. En línea con el objetivo antes mencionado, la compañía le ha otorgado al Animal and Plant Quarentine Agency (APQA) de Corea del Sur, una licencia para el uso de esta tecnología de forma gratuita en el marco de un convenio de colaboración que seguramente será adaptado por otros países.

responsable de la oficina regional en Shanghai con que cuenta el laboratorio veterinario argentino para Asia.
“Mis comienzos como veterinario me vincularon con el área académica y más precisamente con la investigación aplicada.
El desarrollo de productos y la búsqueda de nuevas tecnologías me atrajero desde siempre”, nos comentaba en exclusiva Turic, en las oficinas de la empresa en Garín, Buenos Aires, a inicios de enero.
Biogénesis Bagó, compañía repartida en partes iguales entre el Grupo Insud y Organiación Bagó, ocupa hoy el tercer puesto en el mercado de grandes animales de América Latina y se convirtió en la mayor empresa regional del sector. Tal es así, que desde la compañía aseguran que tres de cada diez bovinos de Sudamérica reciben su vacuna antiaftosa.
En un tono cordial y de confianza, Turic avanzó en un relato sin desperdicio: “La primera persona con la cual trabajé fue mi padre, de quien aprendí a organizar actividades y coordinar equipos de trabajo orientados específicamente a la construcción. No puedo tampoco olvidar la posibilidad que tuve de tener un jefe como Jorge Errecalde en la FCV de la Universidad de La Plata.Fue una guía en el ámbito académico; de él aprendí a trabajar con metodología: a fijar metas y objetivos como primera medida”, aseguró Turic. Y siguió: “Hace 15 años, llegué a Biogénesis Bagó y el primer equipo del que formé parte fue del liderado por Rodolfo Bellinzoni, con quien descubrí otro mundo, el de la industria: llevar las ideas a productos reales, eficaces y seguros”.
Vale decir que nuestro entrevistado tuvo un impasse en la empresa que hoy comanda, momento en el cual también pudo adquirir experiencia trabajando en la industria multinacional, desarrollando la capacidad de ser paciente en los tiempos de ejecución y poder “ver más allá de América Latina”.
“Cuando regresé a la compañía trabajé también con Guillermo Mattioli, en una primera etapa aquí en Argentina y luego ya desde China. Guillermo siempre apoyó mis iniciativas, orientándome, pero con mucha libertad”, aseguró Turic, para luego mencionar el rol de los accionistas de Biogénesis Bagó: “Sin dudas que tengo mucho que aprender de su experiencia, pero todos coincidimos en un único mensaje: el laboratorio tiene mucho espacio para seguir creciendo, generando recursos y soluciones en el campo de la sanidad animal”.

MOTIVAR: ¿Cuál es tu análisis inicial sobre la actualidad de la compañía?
Esteban Turic: Biogénesis Bagó es una empresa muy bien organizada, que ha crecido de manera constante en las últimas décadas, tanto en su facturación, como en recursos tecnológicos y humanos, a la vez de aportar tecnologías de avanzada en materia de sanidad animal. Vivimos una evolución constante, que sin dudas se profundizará hacia el crecimiento territorial y el arribo de nuevas líneas de productos.
Estamos en óptimas condiciones para iniciar esta nueva etapa.
Hemos logrado posicionarnos como una empresa líder en la provisión de vacuna antiaftosa, fruto de un trabajo muy serio y una inversión constante por parte del Grupo en este segmento.
Vemos con alegría que Argentina haya vuelto a exportar carne bovina a los Estados Unidos. Esto sin dudas que es un mérito del Senasa, de todas las asociaciones de productores, de los científicos, los entes sanitarios y los veterinarios. Biogénesis Bagó también contribuyó, poniendo las tecnologías a disposición para que se alcancen los estatus sanitarios actuales.
Hoy exportamos nuestra vacuna antiaftosa a 11 países. El 40% de las dosis que se elaboran en nuestra planta de Garín es enviado a otros mercados, siendo la primera elección en países muy exigentes de Asia, como Taiwan, Corea del Sur y Vietnam, por ejemplo.
Vamos a continuar con esta expansión global, a la cual sin dudas deberemos sumar otros productos muy competitivos que también disponemos.
Por ejemplo, hemos desarrollado un desinfectante efectivo en el caso de la fiebre aftosa, pero también contra la Peste Porcina Africana, una gran preocupación hoy tanto en Asia, como en Europa. Asimismo, tenemos proyectos para ingresar en el segmento de productos veterinarios para animales de compañía y cerdos.

¿Cuál será la propuesta en el mercadode animales de compañía?
Obviamente deberemos conformar un equipo enfocado en un segmento de gran crecimiento a nivel global. Sabemos que es un rubro totalmente distinto del que participamos actualmente: usuarios distintos y terapias distintas.
Estamos en condiciones de ofrecer productos de muy buena calidad.
Ya hay un gran expertice dentro del Grupo Insud en el campo de la oncología, pudiendo acercar a los veterinarios nuevas herramientas para el tratamiento del cáncer para perros y gatos.
Aportaremos en este mercado desde la innovación.

¿Y en cerdos?
Venimos participando en este segmento desde hace más de 20 años, a través de la venta de vacuna antiaftosa en Taiwan, Corea y Vietnam con un nivel de participación muy alto. Y desde nuestra planta de vacunas antiaftosa radicada en China abastecemos a productores de cerdos de ese país, donde se encuentra el 50% del stock mundial (700 millones de cabezas).

¿Cuál será el perfil comercial del laboratorio en esta etapa?
Biogénesis Bagó es una empresa que siempre estuvo cerca del veterinario y lo seguirá estando. Trabajamos con los productores a través de ellos.
Esta es la vocación que vamos a expandir aún más.
Hay mucho para mejorar en la ganadería bovina y para hacer tranqueras adentro de los campos, todavía más en épocas de crisis: hay decisiones que podemos tomar más allá de los contextos. Cuando hay crisis es cuando más eficientes tenemos que ser.
Y para serlo, hay que aplicar tecnologías en favor de mejorar la genética, la sanidad, la nutrición y el manejo de los animales.
Luego es tarea de los veterinarios mostrar al productor qué significa ser eficiente en términos productivos y cuál es el impacto de un plan sanitario bien diseñado y ejecutado.

¿Cuál es tu análisis sobre los procesos de fusiones y compras que se han dado entre laboratorios veterinarios últimamente?
Este cambio generacional que acaban de hacer los accionistas en Biogénesis Bagó es una clara señal de que la empresa está decidida a seguir creciendo en su imagen y participación dentro del rubro.
A futuro podemos hacer asociaciones estratégicas o Joint Ventures.
Buscamos seguir desarrollándonos y muchas veces las cooperaciones son el mejor camino. Sin dudas tenemos buenas oportunidades por delante.
No somos ajenos a los procesos que ocurren en el mundo. Los conocemos y observamos a diario, pero no modifican nuestros planes comerciales, ni de desarrollo. Lo que es claro es que el mercado veterinario va a seguir creciendo, aun con movimientos entre compañías.
Estamos hoy bien preparados para empezar esta etapa de expansión global.

¿Cuál es la impronta que desearías trasladarle a la empresa?
Quiero que se vea que estamos muy cerca del veterinario y por medio de ellos, también de los productores.
Es el veterinario quien debe recomendar y aplicar un plan sanitario con productos de calidad a los animales de producción y ofreciendo el mejor plan preventivo o tratamiento terapéutico, en el caso de los de compañía. Somos un laboratorio con un nivel tecnológico y recursos humanos de excelencia

LOS CAMBIOS TAMBIÉN SE DAN PUERTAS ADENTRO

Nueva estructura comercial para Argentina

Perretta. Asumirá más funciones en el área.

Tal como informara Biogénesis Bagó promediando el mes de febrero, Germán Stutz fue promovido a gerente nacional de Ventas. A Stutz reportarán de manera directa tanto Jorge Sominson, gerente Región Sur, como Juan Abba, coordinador para la Zona Centro del país. Asimismo, Martín Mascarenhas asumió el cargo de gerente de Marketing para Argentina, mientras que Jesús Pesoa pasará también a la estructura comercial, como gerente de coordinación Técnica Comercial y Atención de Cuentas Clave. Por su parte, Nicolás Luciani asumirá el rol de gerente de Administración de Ventas, reportando directamente a la dirección comercial que llevará adelante Sebastián Perretta.
Juan Cruz Muriel, gerente de Servicio Técnico y Miguel Giménez Zapiola, gerente de Relaciones Institucionales y comercialessiguen también en sus funciones y reportarán directamente también a Sebastián Perretta.

.

La industria veterinaria sigue de cerca los avances de la industria farmacéutica humana como sinónimo de vanguardia y ejemplo a seguir en materia de estándares de calidad. Sin embargo, en la actualidad, los lotes manufacturados de vacunas humanas se liberan mediante controles in vitro, mientras que las vacunas veterinarias siguen utilizando los ensayos clínicos en especies targets, como modelo de liberación y aprobación de estas.
Estos ensayos clínicos son sumamente costosos por el trabajo que conlleva la búsqueda de animales aptos, su transporte y el mantenimiento durante la duración de las pruebas. Debido a esta limitante, los estudios son acotados en número de animales, los resultados obtenidos presentan una importante variación entre ejemplares y son fuertemente influenciados por factores externos al ensayo, como por ejemplo, las condiciones climáticas.
Asimismo, en los últimos años desde distintos organismos regulatorios se ha estado promoviendo fuertemente el cuidado del bienestar animal y el cumplimiento de la premisa de las 3Rs (Refinar, Reducir, Reemplazar) sobre la concientización del uso de animales en ensayos clínicos.
Consciente de que no existían técnicas analíticas que midan de forma in vitro la potencia y la estabilidad de las vacunas virales, Biogénesis Bagó desarrolló técnicas analíticas para la correcta caracterización de los atributos de las vacunas previamente mencionadas.
Entre las vacunas utilizadas para el desarrollo de estas tecnologías, la vacuna contra la fiebre aftosa fue la primera a la que se le desarrolló un protocolo optimizado para tales fines.
Las técnicas analíticas en cuestión comprenden:
1) La cuantificación de las partículas virales mediante la utilización de columnas de HPLC de exclusión molecular asociadas a un detector UV.
2) El análisis de la integridad del antígeno utilizando la técnica de DLS, la cual, mediante la medición del tamaño de las partículas virales, nos permite determinar de manera directa su integridad.
Durante 2018, estas técnicas obtuvieron derechos de patente en Estados Unidos, Europa y China, confirmando de esta manera, que el conocimiento desarrollado por la compañía presentaba un alto grado de innovación.

Repercusiones
El Dr. Rodolfo Bellinzoni, Director de Operaciones, dijo: «En Biogénesis Bagó estamos convencidos de que la adopción e implementación de este método de control de potencia in vitro por los organismos que controlan las vacunas veterinarias, brindará un beneficio no sólo para la industria, sino también para el bienestar animal». En línea con el objetivo antes mencionado, la compañía le ha otorgado al Animal and Plant Quarentine Agency (APQA) de Corea del Sur, una licencia para el uso de esta tecnología de forma gratuita en el marco de un convenio de colaboración, para la transferencia e implementación de esta tecnología en el control de vacunas de aftosa en ese país asiático y seguramente será adoptada por otros países.

Es la tercera distinción que le entrega la revista especializada Animal Pharm, medio que destaca a las empresas que presentan mayores avances en la sanidad animal, a la nacional Biogénesis Bagó.

La prestigiosa revista británica Animal Pharm distinguió por tercera vez a Biogénesis Bagó como “Mejor empresa Latinoamericana del Sector Veterinario”. Esta vez premió a la compañía por su desarrollo y expansion durante 2018 en mercados estratégicos de Asia y Latinoamérica; y por su constante innovación demostrada con el desarrollo de nuevas tecnologías para el control de la potencia de vacunas virales, como la de Fiebre Aftosa.

Con esta nueva distinción Animal Pharm, una publicación referente a nivel mundial de la información sobre los avances de la industria veterinaria, hizo especial énfasis en el posicionamiento de Biogénesis Bagó en un mercado asiático a través de su joint venture Jinhai Biotechnology, que permitió construir en China la planta de producción de vacunas antiaftosa con mayor capacidad productiva en el mundo, la cual logró cerrar su primer año completo de comercialización de vacunas, siendo la única compañía extranjera en producir y comercializar vacuna antiaftosa en ese país.
Por otra parte, la empresa abrió en 2018 nuevos mercados para exportar desde Argentina vacuna contra la fiebre Aftosa como Vietnam, Corea del Sur (desde 2017) y Taiwán (destino al que provee desde hace más de 20 años); avanzando con su estrategia comercial en ese continente.

La revista británica también destacó la actuación de Biogénesis Bagó en Latinoamérica, especialmente en Brasil, el mayor mercado de la región, donde fue la empresa que más creció durante 2018 en el segmento veterinario. Allí instaló con éxito “Na Estrada” un innovador programa de difusión que permitió capacitar a 1.500 profesionales y llegar a clientes y productores de 496 municipios brasileros.
Este premio además tuvo en cuenta la capacidad de innovación y desarrollo de nuevas tecnologías y destacó a Biogénesis Bagó por la obtención de los derechos de patente en Estados Unidos, Europa y China sobre el desarrollo de un método que permite controlar la potencia de vacunas virales de manera “in vitro”, reduciendo y reemplazando el uso de animales de experimentación. Un beneficio con altísimo impacto en los tiempos de control de vacunas y el bienestar de los animales.
El Dr. Esteban Turic -CEO de la compañía- destacó que “Biogénesis Bagó es una empresa muy comprometida con la evolución de la salud animal, articulando entre la innovación y el veterinario para llevar a los productores las soluciones que le permitan ser cada vez más eficientes. Este nuevo reconocimiento a la empresa es un fuerte estímulo para seguir en este camino que comenzamos a transitar hace mucho tiempo”.

En el marco de lo que fue la Cumbre de la Industria Veterinaria Argentina CIVA MOTIVAR 2018, un grupo de profesionales veterinarios compartieron su impresión sobre el rol de Periódico MOTIVAR a lo largo de sus 16 años en el mercado.

Hace más de 16 años que Periódico MOTIVAR deja impresos los acontecimientos más destacados de la industria veterinaria argentina en su publicación mensual y a diario, a través de www.motivar.com.ar.

En el último encuentro por su aniversario, el pasado 25 de octubre, en la Cumbre de la Industria Veterinaria Argentina CIVA MOTIVAR 2018, reunió a más de 300 referentes del sector sumado a otras más de 500 personas que lo siguieron en vivo por el canal de Facebook.

En ese marco, se lanzó la campaña #YoLeoMotivar donde los más de 5.500 suscriptores de todo el país son invitados a sumarse a aportar su visión sobre lo que significa para ellos Periódico MOTIVAR compartiendo un breve vídeo en las redes Ig: @motivarok y Facebook: @pmotivar como ya lo hizo Esteban Turic, de Biogénesis Bagó, desde China.

En la Rural de Palermo, puso en marcha un nuevo concepto de veterinarias. La propuesta pone el foco en la relación veterinario-productor para la adopción de tecnologías sanitarias–productivas.

Biogénesis Bagó presentó + Bio en la Exposición Rural de Palermo bajo el lema “la veterinaria del futuro”. Con esta iniciativa, pone en marcha su nueva propuesta para incentivar la mayor productividad ganadera, como un aliado de los veterinarios.

“Es una propuesta que busca modernizar la atención veterinaria, sin perder cercanía, generando la oportunidad de brindar un servicio más integral a los productores, con el respaldo de nuestra compañía para la gestión y el servicio técnico”, sostuvo Mónica Bressi, directora comercial de Biogénesis Bagó.

Puntualmente, a través de esta nueva iniciativa “co-creada con veterinarios que expresaron sus necesidades y expectativas para ofrecer un mejor servicio de cara al futuro”, Biogénesis Bagó busca mejorar la llegada al segmento del 70% de productores que no cuentan con asesoramiento profesional permanente y donde se registra una baja adopción de tecnologías sanitarias- productivas.

“Se trata de un modelo de gestión innovador que pone a las veterinarias en el centro de la acción para profundizar un trabajo que tiene como fin elevar en Argentina los índices de productividad del sector ganadero que, en promedio, no se modifican desde hace más de 40 años “, sostiene Gustavo Mercau, gerente de Marketing de la compañía.

Para esto se propone formar una red nacional de veterinarias + Bio que brinde un servicio diferencial y asesoramiento integral para la implementación de planes sanitarios, buscando dar respuesta a dos necesidades básicas: la salud de los rodeos y las necesidades de rentabilidad de la unidad productiva.

Con Veterinarias +Bio la compañía busca afianzar y mejorar los resultados de los conocidos Programas Fronteras Productivas y Fronterizate, que desde 2015 vienen convocando a productores, veterinarios, clientes, asesores y a todos aquellos que forman parte de la cadena pecuaria, a alcanzar los máximos niveles de producción en carne y leche, mediante el acuerdo de mejoras basadas en la sanidad de los rodeos y optimizando los recursos disponibles.

Beneficios
A través de este programa, Biogénesis Bagó le brindará a las veterinarias adheridas la posibilidad de ofrecer a sus clientes diferentes modalidades de servicio para la implementación integral de los planes sanitarios + BIO Plan, que se adecuan a cada sistema productivo y que han sido elaborados, estudiados y perfeccionados por el servicio técnico de la compañía, en base a investigaciones y a un profundo conocimiento de la realidad de la salud del rodeo argentino. “La filosofía de trabajo es brindar una atención personalizada con el objetivo claro de garantizar la salud de los animales y la productividad”, remarca Mercau.

Biogénesis Bagó le brindará a las veterinarias, además de todo el apoyo del servicio técnico, las herramientas claves para optimizar la gestión diaria y lograr una buena difusión de esta propuesta de valor: capacitaciones, software de gestión, app para interactuar online con el productor, planes de fidelización y reportes y estudios de mercado, entre otros beneficios.

La primer veterinaria + Bio se pondrá en marcha en 9 de Julio y luego se replicará el modelo en otras localidades con el fin de armar una red que implante una forma de servicio diferencial.

Salto productivo
Sebastián Perreta, director de Desarrollo de Negocios y Estrategias de Biogénesis Bagó agregó que es necesario una reflexión conjunta “que involucre a la industria veterinaria, los productores, la cadena comercial y los veterinarios con el apoyo de los gobiernos, para innovar en sentido amplio, para lograr que en Argentina haya más productividad de proteínas animales y así contribuir a la seguridad alimentaria de la población, en el marco de un sistema de producción sustentable”.

Existen datos contundentes que presentan a la realidad productiva Argentina:
En Argentina hay 22.945.852 vacas de cría y 14.127.842 terneros destetados. 8.818.010 son “vacas turistas”, estos es que no producen un ternero por año, e igual están impactando en el ambiente.
A nivel país, pasar del actual índice de destete del 63% al 73% significan 2 millones de terneros más.
En la Argentina el promedio diario de litros de leche/vaca es de 20lts. mientras que en los países que adoptan tecnología y que se ubican en la frontera de producción, se llega a un promedio diario de 33 litros de leche/vaca.
Para mejorar la llegada a los productores, sobre todo al sector de pequeños y medianos donde la adopción de tecnología es baja, la compañía está implementando innovadores programas de relacionamiento, como Veterinarias +Bio que busca, ordenando los eventos sanitarios, con asesoramiento profesional, hacer más productivo el stock disponible y, de esta manera, achicar la brecha que separa a los establecimientos argentinos de la frontera de producción. “La inversión en un plan sanitario productivo, con base en la prevención, representa solamente entre el 2% y el 3% de los egresos dentro de todo el planteo productivo, y es el que más impacta en los resultados”, remarca Perreta.

El equipo de profesionales técnicos y científicos de Biogénesis Bagó logró el tercer aislamiento documentado en el país del serovar Canicola de Leptospira en bovinos.

Este trabajo contribuye a conocer la circulación de diferentes serovares en los rodeos bovinos, identificar serovares emergentes y desarrollar vacunas más eficaces para controlar la leptospirosis, una enfermedad zoonótica de alto impacto en la salud pública y en la producción. El brote que originó el trabajo se registró a fines de 2017 en un campo de cría en Las Flores, Buenos Aires.
“Este aislamiento es resultado del trabajo en equipo de nuestros veterinarios y científicos, que sigue ratificando el compromiso con la producción. Biogénesis Bagó viene trabajando fuertemente en este tema desde 2004. A la fecha llevamos 18 aislamientos de otras cepas, y estamos en búsqueda permanente”, afirmó Juan Cruz Muriel, gerente técnico de la compañía.
La participación de leptospiras pertenecientes al serogrupo Canicola no es tan frecuente en establecimientos de cría y feedlots y solamente se registraban dos aislamientos a partir de bovinos en el informe de la Comisión Científica Permanente de Leptospirosis de la Asociación Argentina de Veterinarios de Laboratorios de Diagnóstico (AAVLD). “El aislamiento y la tipificación de las cepas resulta clave para conocer qué serovares están presentes y así disponer de aislamientos locales virulentos para incluirlos en la formulación de vacunas que mejoren su eficacia en la prevención de la enfermedad”, sostuvo Ariel Koval, gerente de producción de antígenos bacterianos y virales de Biogénesis Bagó.

¿CUÁLES SON LOS COSTOS DE UN BROTE A CAMPO?

Los brotes severos de leptospirosis en un rodeo bovino, con abortos de entre 30 y 40% de los animales gestantes, y/o elevado porcentaje de mortalidad indican que esta enfermedad atenta contra la rentabilidad de cualquier tipo de explotación bovina. A esto se debe sumar el costo del tratamiento antibiótico.
“Además se debe considerar el riesgo potencial de la infección del personal, que puede tener un desenlace fatal”, remarcó el equipo de científicos y técnicos de Biogénesis Bagó que llevó adelante este trabajo, integrado por Ariel Koval, Marcos Saint Martin, Gustavo Lagioia y Alejandra Ferreyra. También participaron los veterinarios de actividad privada Claudia Castillo y Matías Villa.

Control del brote
El brote se presentó en concomitancia con una severa deficiencia mineral, causa de muerte de varios terneros, lo cual planteó un verdadero desafío diagnóstico.
En las primeras necropsias se encontró tierra y tricobezoares en el cuajo que indicaban una carencia mineral. Nuevas muertes con lesiones compatibles con leptospirosis motivaron la consulta al equipo técnico de Biogénesis Bagó.
“Encontramos riñones hemorrágicos aumentados de tamaño, ictericia evidente y orina sanguinolenta en la vejiga. Estos hallazgos significativamente diferentes de lo observado en necropsias anteriores hicieron sospechar leptospirosis”, explicó la Dra. Castillo, veterinaria del establecimiento. El diagnóstico presuntivo de carencia mineral y leptospirosis fue confirmado con el apoyo del laboratorio de diagnóstico. El brote se controló aplicando antibiótico (oxitetraciclina) y vacunando contra leptospirosis a todo el rodeo.
Si bien se actuó en forma rápida, sin esperar los resultados del laboratorio, tomando las muestras adecuadas se confirmaron las sospechas. “Existe amplia experiencia en que la aplicación de tratamiento antibiótico y la vacunación al comienzo de un brote de leptospirosis produce resultados contundentes, tanto en casos de mortalidad de terneros como de abortos en vacas”, explicaron.
El diagnóstico confirmatorio permitió tomar medidas, como una suplementación mineral preventiva con monitoreo periódico y la inclusión de la vacuna para prevenir leptospirosis dentro del plan sanitario y de manejo del establecimiento.

Vacunación
Para prevenir la incidencia de leptospirosis en un establecimiento ganadero se recomienda contemplar en el plan sanitario la vacunación de las vacas con dos dosis previamente al servicio. Estas aplicaciones deberían complementarse con una dosis al realizar el tacto para diagnóstico de preñez. Los especialistas sostienen que este plan debería proteger a las vacas contra problemas de infertilidad y abortos y conferir inmunidad a los terneros hasta aproximadamente el tercer mes de vida en el cual descienden los anticuerpos calostrales. “Pero este esquema deja una ventana inmunológica en los terneros que se encuentran desprotegidos y vulnerables a la enfermedad a partir de este momento. Por lo tanto, se recomienda la implementación de la vacunación temprana de los terneros con 2 dosis, para prevenir la enfermedad en esta etapa dado que puede causar elevada mortalidad en esta categoría”, recomienda el equipo de profesionales de Biogénesis Bagó.

La compañía se posiciona como un actor clave en el sostenimiento del status sanitario en principales países productores de proteína animal. Ya asistió con su vacuna varias emergencias sanitarias en distintas partes del mundo y produjo más de 2 mil quinientos millones de dosis para planes oficiales de vacunación.

Biogénesis Bagó ya logró exportar más de 30 millones de dosis de vacunas contra la Fiebre Aftosa a Corea del Sur, consolidando una relación comercial que comenzó en 2016. Ese año, la compañía obtuvo una licencia provisoria para comercializar las primeras dosis con el fin de asistir a una emergencia sanitaria ante un brote de la enfermedad en cerdos en el país asiático que, en una superficie de 80 mil kilómetros cuadrados, cuenta con 3 millones de bovinos y faena más de 20 millones de cerdos al año.
En 2017 obtuvo el registro definitivo para la exportación de vacuna antiaftosa que se elabora en la planta de Garín, provincia de Buenos Aires, y dado el reciente brote en cerdos con virus del tipo A, Biogénesis Bagó ya está proveyendo la vacuna específica que se adapta a la situación epidemiológica de emergencia.
El liderazgo logrado a nivel mundial por Biogénesis Bagó para controlar y erradicar la Fiebre Aftosa va de la mano de la evolución del complejo científico-técnico argentino. Desde 2001, se trabajó estrechamente con INTA, CONICET, CEVAN y SENASA, las principales instituciones científico-técnicas del país involucradas en la lucha contra la enfermedad. Estos trabajos hicieron una enorme contribución científica y consolidaron la calidad del servicio del banco de antígenos y vacunas de la República Argentina, bajo la responsabilidad de Biogénesis Bagó. Además, respaldan las propiedades de las vacunas antiaftosa que la compañía provee a diferentes países del mundo.

Rol central en emergencias
Con la asistencia de su vacuna, Biogénesis Bagó logró cumplir un rol protagónico en diferentes emergencias sanitarias en distintos países. En los últimos años se destacan la emergencia de Taiwán en 1997; en el año 2000 se logró controlar en 12 meses los brotes que se registraron en la Argentina. Ese mismo año la compañía también prestó colaboración en Uruguay y, en 2016, en Corea del Sur se integró a los planes oficiales de vacunación con el fin de controlar los brotes de ese país.
Por la calidad clase mundial de la vacuna contra la Fiebre Aftosa y el expertise que desarrolló la compañía en el control de emergencias en principales países productores de proteína animal, Biogénesis Bagó se consolida como un actor principal en el sostenimiento del status sanitarios de los animales en el mundo. La compañía ya aportó más de 2 mil quinientos millones de dosis para campañas oficiales de vacunación. En Latinoamérica las reciben 3 de cada diez animales.
A esto se suma que es la única empresa autorizada para comercializar su vacuna contra la Fiebre Aftosa en caso de una emergencia sanitaria en Estados Unidos, México y Canadá. Además, ya comenzó la producción y comercialización en China, en la planta más moderna del mundo, con una capacidad para elaborar 400 millones de dosis al año.

La empresa continúa afianzando su expansión en Asia: ya son tres los destinos donde exporta la vacuna argentina.

Biogénesis Bagó concretó el pasado viernes 16 de marzo,  la primera exportación de vacunas contra la Fiebre Aftosa a Vietnam. Se trata de medio millón de dosis que abastecerá la demanda del país que cuenta con el stock de porcinos más importante del sudeste asiático y el tercero a nivel mundial. Las vacunas fueron elaboradas en la planta de producción de la compañía instalada en Garín, provincia de Buenos Aires.

De esta manera, Vietnam se convierte en el tercer país asiático al que Biogénesis Bagó exporta su vacuna. La compañía obtuvo la licencia para el uso y comercialización luego de cuatro años de gestiones. “Es un enorme logro y orgullo que nos reconozcan en el mundo como productores de biológicos del alta calidad”, sostuvo Guillermo Mattioli, director  general de Biogénesis Bagó.

La compañía dio su primer paso en Asia hace 20 años, cumpliendo un rol clave en Taiwán durante el control de un brote de Fiebre Aftosa en cerdos. En septiembre  de 2016, ante una emergencia sanitaria en Corea del Sur, las autoridades del país permitieron el ingreso de la vacuna de Biogénesis Bagó y desde entonces lleva exportando más de 30 millones de dosis.

Ahora las vacunas contra la Fiebre Aftosa producidas en Argentina desembarcarán en Vietnam, logro que no hubiese sido posible sin el acompañamiento de los organismos sanitarios de ambos países donde destacamos el rol activo de SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) de Argentina.

La presencia de Biogénesis Bagó se acentúa en China, el mayor mercado asiático, donde comenzó a producir vacuna Antiaftosa para cerdos y bovinos en mayo de 2017 desde su planta  Yangling Jinhai Biotechnology, en sociedad con la empresa privada china HILE. Con esta planta, la más moderna del mundo el laboratorio se convirtió en el mayor productor y referente mundial de vacuna Antiaftosa.

Decidida a ampliar negocios en el continente asiático, la empresa abrió su oficina comercial en Shanghái en agosto de 2016.

Fuente: Biogénesis Bagó.

La Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional reconoció el crecimiento de Biogénesis Bagó como exportador de biotecnologías para la salud animal, destacándolo en la categoría Internacionalización.

Presentes. Sebastián Perretta, Ángeles de San Segundo, Sebastián Bagó, Francisco Cabrera y Guillermo Mattioli.

Presentes. Sebastián Perretta, Ángeles de San Segundo, Sebastián Bagó, Francisco Cabrera y Guillermo Mattioli.

A través de este reconocimiento, la Agencia distinguió el desempeño durante el período 2016-2017 de las empresas que insertan sus productos y servicios en mercados externos, promoviendo el crecimiento y la diversificación de la oferta exportable de calidad junto a la generación de empleo genuino.
Biogénesis Bagó, con un liderazgo en salud animal reconocido en la Argentina y en Latinoamérica, comenzó una etapa de globalización de sus tecnologías dirigida fundamentalmente a Asia, la región con mayor crecimiento en la demanda global de proteínas animales.
La compañía hoy es considerada, un ejemplo de liderazgo en cooperación binacional por sus exportaciones de alto valor agregado y, sobre todo, por su aporte en el abordaje de uno de los principales desafíos sanitarios de la producción ganadera: la Fiebre Aftosa.
Dando un paso fundamental, logró construir en China la planta de producción de vacunas antiaftosa más importante del mundo, por su nivel tecnológico y su capacidad de producción. Además exporta desde Argentina vacunas a Corea del Sur, Vietnam y Taiwán.
Asimismo, comercializa sus productos en todos los países de Latinoamérica, convirtiéndose en la primera exportadora de la industria veterinaria local y en la mayor empresa regional del sector. Es por ello que la compañía cumple un rol central en el sostenimiento del estatus sanitario de los países de Latinoamérica, aspecto crucial para poder acceder a los mercados internacionales que hoy se abren especialmente para los productores del país y de la región.

Fuente: Biogénesis Bagó.

Biogénesis Bagó fue elegida como “mejor empresa de tecnología aplicada al agro”, en la XV edición del encuentro organizado por el Diario La Nación, en conjunto con Banco Galicia.

Un nuevo reconomiento. Guillermo Mattioli (centro) en la recepción del premio.

Un nuevo reconomiento. Guillermo Mattioli (centro) en la recepción del premio.

Con este premio, Biogénesis Bagó fue reconocida por la calidad y excelencia de sus productos y servicios aplicados a la producción pecuaria. En este marco se destaca el desarrollo del programa “Fronteras productivas”, por el cual la compañía propone un cambio de paradigma de trabajo, concientizando sobre el impacto que produce la adopción de tecnología en la mejora de los índices productivos. Mediante esta innovadora propuesta, se plantea una alianza entre el productor, el asesor veterinario y el servicio técnico de la compañía para ordenar el manejo sanitario de forma estratégica, adoptando, con buenas prácticas, las tecnologías sanitarias disponibles y que hacen posible concretar mejoras que acerquen a cada productor a la frontera productiva de carne y leche.
También fue premiada por la globalización de sus tecnologías que generan exportaciones con alto valor agregado y originan una cadena de beneficios, a través del empleo de calidad y las inversiones destinadas a programas de investigación y desarrollo.
Guillermo Mattioli, director general de Biogénesis Bagó, expresó en su agradecimiento “es un premio para la ciencia veterinaria argentina con la que crecimos y pudimos resolver problemáticas sanitarias en conjunto”.

La Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional reconoció el crecimiento de Biogénesis Bagó como exportador de biotecnologías para la salud animal, otorgándole el premio Exportar 2017 en la categoría Internacionalización.

A través de este reconocimiento, la Agencia distinguió el desempeño durante el período 2016-2017 de las empresas que insertan sus productos y servicios en mercados externos, promoviendo el crecimiento y la diversificación de la oferta exportable de calidad junto a la generación de empleo genuino.
Biogénesis Bagó, con un liderazgo en salud animal reconocido en la Argentina y en Latinoamérica, comenzó una etapa de globalización de sus tecnologías dirigida fundamentalmente a Asia, la región con mayor crecimiento en la demanda global de proteínas animales.
La compañía hoy es considerada, un ejemplo de liderazgo en cooperación binacional por sus exportaciones de alto valor agregado y, sobre todo, por su aporte en el abordaje de uno de los principales desafíos sanitarios de la producción ganadera: la Fiebre Aftosa. Dando un paso fundamental, logró construir en China la planta de producción de vacunas antiaftosa más importante del mundo, por su nivel tecnológico y su capacidad de producción. Además exporta desde Argentina vacunas a Corea del Sur, Vietnam y Taiwán.
Asimismo, comercializa sus productos en todos los países de Latinoamérica, convirtiéndose en la primera exportadora de la industria veterinaria argentina y en la mayor empresa regional del sector. Es por ello que la compañía cumple un rol central en el sostenimiento del estatus sanitario de los países de Latinoamérica, aspecto crucial para poder acceder a los mercados internacionales que hoy se abren especialmente para los productores del país y de la región.

Fue distinguida en la categoría “mejor empresa de tecnología aplicada al agro”

Biogénesis Bagó fue elegida como “mejor empresa de tecnología aplicada al agro”, en la XV edición del Premio a la Excelencia Agropecuaria que entrega el diario La Nación junto al Banco Galicia, con el objetivo de distinguir las diversas actividades vinculadas al sector agropecuario que se destacan por medio de la calidad y la innovación. Con este premio, la compañía fue reconocida por la calidad y excelencia de sus productos y servicios aplicados a la producción pecuaria.
En este marco se destaca el desarrollo del programa “Fronteras productivas”, por el cual la compañía propone un cambio de paradigma de trabajo, concientizando sobre el impacto que produce la adopción de tecnología en la mejora de los índices productivos. Mediante esta innovadora propuesta, se plantea una alianza entre el productor, el asesor veterinario y el servicio técnico de la compañía para ordenar el manejo sanitario de forma estratégica, adoptando, con buenas prácticas, las tecnologías sanitarias disponibles y que hacen posible concretar mejoras que acerquen a cada productor a la frontera productiva de carne y leche.
También fue premiada por la globalización de sus tecnologías que generan exportaciones con alto valor agregado y originan una cadena de beneficios, a través del empleo de calidad y las inversiones destinadas a programas de investigación y desarrollo.
Guillermo Mattioli, director General de Biogénesis Bagó, expresó en su agradecimiento “es un premio para la ciencia veterinaria Argentina con la que crecimos y pudimos resolver problemáticas sanitarias en conjunto”

Así lo sostuvo Abel Vogel durante el encuentro en que Biogénesis Bagó presentó Flok 3,15, la primera doramectina 3,15 del mercado local, para el control de parásitos internos y externos.

La ciudad de Corrientes fue el lugar elegido por Biogénesis Bagó para llevar adelante el lanzamiento de la primera doramectina 3,15 del mercado veterinario argentino, destinada al control de parásitos internos y externos en base a una fórmula exclusiva. Vale decir que la presentación de Flok 3,15 concretada el pasado 13 de octubre incluyó una serie de disertaciones a cargo de Abel Vogel (consultor), Elvio Ríos (Consultor) y Gabriel Rojas, gerente de la línea de Antiparasitarios del laboratorio que actualmente ocupa la 3º posición en ventas en el mercado de grandes animales de Latinoamérica.
Previo a las presentaciones, fue el gerente de Ventas de Biogénesis Bagó, Nicolás Luciani, quien dejó en claro que el lanzamiento se enmarca en el desarrollo del Plan PEGA, por medio del cual la empresa brinda asesoramiento a los ganaderos y a sus veterinarios en el armado de un plan sanitario integral, a medida de cada establecimiento, para lograr un efectivo control.

Se puede erradicar
En primer lugar, Abel Vogel compartió estrategias para el control de la garrapata común y actualización de medidas sanitarias, frente a un auditorio nutrido de asesores profesionales y productores. “Hasta hace un tiempo hablar de controlar la garrapata sin pensar en los baños de inmersión era una utopía. Hoy contamos con principios activos diferentes; han llegado nuevas tecnologías”, sostuvo Vogel.

“Los investigadores también hemos tenido que cambiar y adaptarnos a los nuevos tratamientos disponibles”. Abel Vogel.

Y completó: “Los investigadores también hemos tenido que cambiar y adaptarnos a los nuevos tratamientos disponibles”.
El profesional compartió 7 puntos clave para avanzar en la lucha contra la garrapata en una charla que ya se encuentra disponible (al igual que el resto del evento) en la versión On Line de este artículo, disponible en motivar.com.ar.
“Hoy es fácil y rápido erradicar la garrapata o mantener un control bajo con la menor cantidad de presión química posible, pero para ello es imprescindible planificar un estrategia, definir qué combinación de productos se van a utilizar y concientizar al personal de los campos respecto de por qué y para qué se está avanzando en este sentido, entre otras medidas a tomar”, justificó Vogel. Y redobló la apuesta: “Soy un ferviente defensor de la erradicación. La garrapata no vuela. Empleando el mix de productos adecuado, podemos lograrlo en no más de 9 tratamientos”.
Vale recordar que en Argentina, unas 74 millones de hectáreas están infestadas con este ectoparásito y que, con una carga media de 50 garrapatas, los animales pierden hasta 50 kg al año. En la zona de erradicación, delimitada por el Senasa, se encuentran los departamentos de Corrientes Mercedes, Goya, Curuzú Cuatiá, Paso de los Libres, Esquina, Sauce y Monte Caseros.
En Santa Fe, abarca los departamentos del centro-norte, San Cristóbal, San Justo, San Javier y Garay completos; y parte de Nueve de Julio, Vera y Gral. Obligado.

Tecnologías disponibles
Destacando la importancia de conocer en detalle los usos correctos, su eficacia, tiempos de cobertura y restricción de los principios activos disponibles para la lucha contra la garrapata y sus combinaciones, Vogel describió algunas particularidades en cuanto a su administración.
“Hoy la base del control y la erradicación debería estar sustentada en las tecnologías inyectables y pour on. Nunca aprendimos a emplear los baños de inmersión, ni el adecuado control de su concentración; no los hemos valorado como medio de tratamiento”, enfatizó el médico veterinario. Y agregó: “Los inyectables no necesitan preparación alguna, aunque sigue siendo estratégico el manejo de la dosis a suministrar a los animales”.
Según Vogel, ya con esta información en mente, son los productores quienes deben evaluar la estrategia a seguir junto con su asesor. “Quien trabaje más de un año y no consiga erradicar, seguramente esté haciendo algo mal”, aseguró, al tiempo que destacaba la importancia de hacer partícipe y responsable al personal del establecimiento para poder avanzar.
“Erradicar es fácil. El problema se plantea después con una serie de medidas concretas para evitar la reinfestación de los campos”, concluyó Abel Vogel.

El lanzamiento
Gabriel Rojas presentó formalmente Flok 3,15% a los asistentes como “la única doramectina al 3,15% del mercado argentino que ha demostrado, con una sola aplicación, alta eficacia en el control de parásitos internos y externos de bovinos y ovinos, y un prolongado efecto residual”.
Las afecciones parasitarias son consideradas como la causa más importante de pérdidas productivas debido a las altas tasas de morbilidad y mortalidad, alteraciones reproductivas y altos costos de tratamiento.
“Con una sola aplicación Flok 3, 15 trata y previene endoparásitos, piojos, garrapatas, bicheras y ura”, avanzó Rojas, detallando que el desarrollo demostró una eficacia del 97% a los 42 días post tratamiento de parásitos gastrointestinales (en estudios realizados por el Dr. Jorge Errecalde de la UNLP), y un 100 % de eficacia contra ura, según estudios dirigidos por el Dr. Elvio Ríos de la UNNE. “Es altamente eficaz para la prevención y tratamiento de miasis cutánea, parasitosis producida por las larvas de la mosca Coclhiomya hominivorax, que impide la cicatrización de heridas y amplía su superficie. En terneros pueden asociarse a infecciones bacterianas umbilicales, que en algunos casos terminan en septicemia”, reforzó el veterinario.
Desde la empresa destacaron que, como producto aprobado por el Senasa para zonas de erradicación de garrapatas, Flok 3.15 aporta poder de volteo (98,86%) y un efecto residual garrapaticida durante 24 días. Finalmente, se hizo hincapié en que el producto incluye la tecnología MABS, un sistema de liberación desarrollado por Biogénesis Bagó que aporta prologando efecto antiparasitario.