fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeInstagram“Se requieren animales sanos para producir alimentos saludables”

“Se requieren animales sanos para producir alimentos saludables”

Nardello. El Senasa, junto a la iniciativa.

Por Luciano Aba

Considero que se hizo una buena gestión del organismo bajo la presidencia de Ricardo Negri. Entiendo que también la dirección de Sanidad Animal tomó un nuevo impulso, alcanzando logros significativos, siempre con el consenso de los distintos sectores involucrados”. Así comenzó su diálogo con MOTIVAR el MV Matías Nardello en una entrevista exclusiva realizada días antes que se llevara adelante el simulacro de Fiebre Aftosa organizado por el Senasa en Entre Ríos. Y avanzó: “Más allá del cambio de Gobierno, mi deseo es seguir colaborando con aportes concretos, que verdaderamente transformen la realidad productiva en nuestro país. Es desde aquí que uno realmente puede expresar al máximo la vocación de servicio”, resaltó el director Nacional de Sanidad Animal del Senasa.

Continuando con nuestra entrevista realizada en la sede central del Senasa en la Ciudad de Buenos Aires, Matías Nardello realizó un balance general de lo que ha sido hasta aquí la dirección actual del Senasa. “Sin dudas que aspectos como la modernización y digitalización del organismo han sido ejes centrales, pero también destaco la gestión inteligente. Hay una estrategia ordenada, dedicada a cumplir objetivos, con una mayor unión con otras áreas del Senasa y otros organismos. Esa mirada horizontal de los temas es un gran logro”.

Interesante fue profundizar en los diversos temas sobre los cuales la dirección nacional de Sanidad Animal tuvo injerencia en este último tiempo, como puede ser la unificación de la estrategia de vacunación antiaftosa a nivel nacional (totales en otoño) o el convenio celebrado con Mercado Libre para la búsqueda, eliminación y monitoreo de usuarios que ofrecen productos que deben ser vendidos solo en veterinarias.

 

MOTIVAR: ¿De qué manera podrías describir el trabajo realizado por la dirección de Sanidad Animal en estos años de gestión?

Matías Nardello. Son dos los ejes a destacar. Uno vinculado a la revisión de normas que eran antiguas o difíciles de implementar en la realidad.

Tenemos 18 normas en revisión, en las cuales buscamos el modo en que sean más sencillas de aplicar. Esto redundará no solo en un beneficio para el usuario (productor), sino lógicamente para todo el país.

Otro aspecto para resaltar son las negociaciones internacionales de las cuales participamos mediante la apertura de nuevos mercados para los productos argentinos, tanto como por medio de acuerdos de certificación entre organismos sanitarios. Vale aquí destacar la inclusión del artículo de mercancías seguras en el capítulo del Código de OIE que el Senasa presentó en la última Asamblea Mundial de la OIE, luego de ser consensuada no solo en el ámbito del Comité Veterinario Permanente del Cono Sur, sino también en la OIE de las Américas. ¿El objetivo? Poder negociar de igual a igual con países que si bien reconocen nuestro status de libres respecto de diversas enfermedades, nos siguen imponiendo condiciones para ciertos productos.

Es una fortaleza haber sido apoyado por todos los países de América, incluso Estados Unidos y Chile que siempre fueron más reticentes.

 

¿Cuáles son las principales resistencias a la revisión normativa?

Nuestro objetivo ha sido desde el inicio mirar las normativas con ojo de usuario e internamente eso no siempre es fácil de aplicar. Ya de manera externa, sin dudas existe un descreimiento respecto de nuevas normas o planes.

La primera reacción es pensar que no se van a cumplir o se van a caer ante un cambio de gobierno, por ejemplo.

Es por esto que se han conformado mesas de trabajo con investigadores, productores y referentes para que vean los borradores y se publiquen normas más amigables y acordes a temas que el mundo requiere como lo es la modernización, digitalización, transparencia y desburocratización.

 

¿Cuál es el balance respecto del protocolo sanitario firmado con China?

Si bien comenzamos a aplicarlo en agosto pasado, estamos conformes. A veces frigoríficos y productores tienen interferencias en la comunicación de algunos temas, pero fue por eso que nos hemos mostrado activos dando charlas y capacitaciones en distintos ámbitos.

Estamos en pleno proceso de internalización de la implementación del protocolo. Tenemos que mostrar consistencia, ese es el objetivo.

 

¿Qué otro acuerdo de esta índole puede destacarse?

Remarco que la auditoría realizada por representantes de Japón hace unas semanas fue importante. No la teníamos prevista, pero su resultado fue tan positivo, que adelantamos mínimo 3 años de trabajo para terminar de abrir su mercado a la carne bovina argentina. Si bien ya habíamos abierto Patagonia, nos faltaba toda la zona con vacunación. Interesante fue poder mostrarles en persona de qué manera nuestro sistema sanitario logra vacunar a unos 50 millones de bovinos en 2 meses.

 

¿Cuál es la visión respecto de que el Estado brasileño de Paraná dejó de vacunar contra esta enfermedad?

Ya Paraná había anunciado el año pasado que lo iba a ser y la última aplicación de vacuna fue en mayo pasado.

Recientemente recibió una auditoría del MAPA donde revalidó que tiene pasos fronterizos internos aptos para hacerlo.

Para nosotros es una fortaleza: la única manera que tenemos de confirmar que no hay circulación viral en la región es dejando de vacunar, con lo cual en los próximos tiempos vamos a estar pendientes y exigiendo los informes.

La próxima COSALFA de abril se realiza en Argentina; seguramente expondrán los representantes brasileños sobre esta decisión, que nos permitirá avanzar también en materia de vigilancia epidemiológica y planes de contingencia.

 

¿Qué novedades se pueden esperar en materia de identificación animal?

Estamos impulsando una normativa para la estandarización de los dispositivos electrónicos para la identificación en todas las especies animales. Esta es una base sólida sobre la cual planeamos avanzar de manera progresiva.

Específicamente para el caso de los bovinos, buscamos dar con el ecosistema de beneficios que justifique la identificación electrónica individual obligatoria.

Conocemos el caso uruguayo. Sabemos cómo esto generó confianza en los mercados y cómo los productores han logrado emplear los beneficios de la tecnología también en su rutina de trabajo diario.

Este seguramente va a ser un tema a trabajar en 2020.

 

¿Se puede llegar a considerar el pago de los insumos desde el Estado?

El estado es una de las partes que pueden sumar, al igual que la industria y los productores, ya que tiene que beneficiar a todos el sector. De hecho, Uruguay tiene una Ley de trazabilidad aprobada por el Senado. Espero poder el año que viene llevar el tema a otro plano. Estoy convencido que es una fortaleza. Pero para eso el sector tiene que estar convencido que va a traer beneficios.

 

¿Cuál es la situación sanitaria general de los animales destinados a la producción de alimentos en nuestro país?

En cuanto a status sanitario nacional, podemos decir que estamos muy cerca del óptimo. Somos libres de las enfermedades de los animales que limitan al comercio. En porcinos y avicultura, la situación también es destacada. A nivel interno, estamos trabajando en enfermedades de larga data que nos gustaría controlar o erradicar: brucelosis bovina, porcina y caprina; tuberculosis; Aujeszky y en donde cobra más importancia en el concepto de una salud.

Ya si nos referimos a las enfermedades que afectan, por ejemplo, a la productividad de los bovinos, vale decir que la nueva Ley del Senasa deja claro que la responsabilidad es solidaria de toda la cadena. Hay enfermedades cuyo control queda en el ámbito del privado. El productor debe trabajar junto con su veterinario para establecer un plan sanitario que favorezca la productividad.

Es clave para ello terminar de comprender que ya nos producimos terneros o lechones, sino alimentos. Cuando esto suceda, sin dudas el control de las enfermedades que afectan a la producción será aún mayor que en la actualidad: se requiere de animales sanos para producir alimentos saludables.

 

¿Cuáles fueron los aportes en Bienestar Animal y Resistencia a los Antimicrobianos, dos de los temas centrales en materia sanitaria global?

En cuanto a Bienestar Animal, ingresó recientemente a consulta pública un Proyecto de normativa específico. Allí propiciamos que se cumplan las normas mínimas para que los animales produzcan alimentos o hagan deporte.

Producir alimentos con bienestar no es mal trato animal.

Refiriéndonos al campo de la lucha contra la Resistencia a los Antimicrobianos, no podemos menos que decir que Argentina es pionera en este tipo de vigilancia, contando incluso con una comisión mixta entre la Secretaría de Salud y el Ministerio de Agroindustria de la Nación. Asimismo, estamos lanzando una propuesta ganadera para evitar la resistencia microbiana en Argentina: un Foro sectorial para difundir, trabajar y apoyar a todos los involucrados en el tema.

comments

COMPARTIR:
Valoración: