fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición ImpresaCuando la I+D termina aportando al concepto de “Una salud”
TENDENCIAS EN EL CONSUMO Y COMERCIO DE CARNES

Cuando la I+D termina aportando al concepto de “Una salud”

CONECID. La apuesta por convertirse en una referencia en el campo de la investigación y el desarrollo.

CONECID. La apuesta por convertirse en una referencia en el campo de la investigación y el desarrollo.

Desde el CONECID se promueven investigaciones conjuntas con empresas del sector en busca de soluciones concretas frente a problemáticas tan complejas, como por ejemplo la RAM.

Roberto Guercetti
CEO CONECAR

Desde CONECID, Centro de I+D de Grupo Conecar, la visión de futuro lleva a trabajar en las diferentes tendencias del comercio y consumo de carnes.
El Centro tiene como objetivo promover la investigación científica, la generación de nuevos conocimientos aplicables, y la innovación tecnológica del sector pecuario, a efectos de contribuir o mejorar su perfil productivo, resolviendo situaciones vinculadas con necesidades actuales y futuras, promoviendo el marco reglamentario y la sustentabilidad de los sistemas.
Así es que nos vinculamos con empresas del sector para llevar adelante desarrollos, validando innovaciones, brindando un servicio particular que mide procesos y resultados entregando información rigurosa a fin de que se puedan tomar decisiones acertadas.
En este sentido, algunos de los avances en tecnología aplicada a la nutrición buscan alcanzar una alimentación libre de antibióticos, debido a la Resistencia Antimicrobiana (RAM) que existe, cada vez se incrementa más y a su vez lleva a las empresas dedicadas a la nutrición y la sanidad a trabajar en consecuencia.

Experiencia junto a Vetanco

En este caso concreto, nos vinculamos con la empresa Vetanco, que realizó una validación del producto para bovinos Rumino – Zyme, que tiene por objetivo reemplazar la monensina.
El trabajo consistió en una comparación de dos dietas (una dieta testigo con inclusión de monensina y otra con el aditivo Rumino – Zyme) sobre 180 animales, raza Braford y cruzas, novillitos, donde se analizaron: consumo de materia seca; ganancia de peso vivo; conversión; rendimiento en faena; condiciones climáticas. Se destaca la importancia de realizar este tipo de investigaciones debido a que se incrementa el número de casos donde se prueba un producto en distintos contextos.
En el mundo estas tendencias van teniendo cada vez más peso, apuntando a nichos de mercados con consumidores que se informan y que cuestionan la manera de producción de lo que consumen. Y el comportamiento de la población se traduce luego en políticas públicas y medidas comerciales que los países adoptan a la hora de negociar entre sí.
Las barreras pararancelarias conformadas por temas como Bienestar Animal, trazabilidad y cuestiones sanitarias pueden echar por la borda todo el trabajo realizado hacia atrás.

“Junto a Vetanco estamos realizando una validación del producto para bovinos Rumino – Zyme, que tiene por objetivo reemplazar la monensina”.

Haciendo referencia a un trabajo de Alicia Inés Varsavsky y Daniel Fernández Dillon de la Fundación Nexus para la Revista CAENA, se puede observar como más allá de las negociaciones internacionales y todo el esfuerzo que se pueda realizar desde el ámbito público, luego hay cuestiones más objetivas que determinan o no la concreción de esa negociación previa.
La nota refiere a la política que tiene la UE sobre la Seguridad Alimentaria y como el sistema genera alertas y rechazos de productos contaminados provenientes de países de América Latina.
El avance en acuerdos debe ir de la mano de la tarea interna para estar a la altura e ingresar a los mercados de manera efectiva. Es claro y contundente que lo básico debe estar resuelto, generando un producto de valor, entendiendo por esto la protección de “una salud”.
Sabemos que Argentina tiene la posibilidad y la responsabilidad de contribuir a la Seguridad Alimentaria frente a la creciente demanda mundial de alimentos. Esto no solo hace referencia a la cantidad que nuestro país pueda proveer, sino que la Seguridad implica alimentos de calidad, inocuos, que respeten estándares sanitarios y garanticen un proceso adecuado.
La tecnología aplicada tendrá un rol clave junto con profesionales formados y el trabajo mancomunado con el Estado.

comments

COMPARTIR:
Valoración: