fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeInstagram“Se puede obtener información sobre la salud de la vaca antes de que se enferme”
APORTES DE LOS “COLLARES INTELIGENTES” A LA ATENCIÓN VETERINARIA

“Se puede obtener información sobre la salud de la vaca antes de que se enferme”

Así lo sostuvo Jacky Press, invitado de lujo en el lanzamiento de Sense Hub, la plataforma de monitoreo para vacas lecheras que Allflex ofrece al mercado de Villanueva, su distribuidor exclusivo en Argentina.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Colmado. Más de 300 productores fueron reunidos por Villanueva en Pehuajó y Trenque Lauquen (Buenos Aires), Villa María (Córdoba) y Rafaela (Santa Fe).

A fines de junio Villanueva, la distribuidora exclusiva de Allflex en Argentina, presentó Sense Hub, una nueva generación en sistemas de monitoreo inteligente para vacas lecheras.
En ese marco, se montó una gira por la cual pasaron más de 300 productores y asesores lecheros en Pehuajó y Trenque Lauquen (Buenos Aires), Villa María (Córdoba) y Rafaela (Santa Fe). Finalmente, el lanzamiento se oficializó en la sede institucional de ACHA, en la Ciudad de Buenos Aires, donde por ejemplo se hizo presente Flavio Mastellone (La Serenísima).
Vale agradecer a los organizadores por impulsar que nuestro medio fuera parte de esta serie de charlas, haciéndonos cargo inclusive de moderar los paneles donde productores ya usuarios de la tecnología compartieron sus experiencias (Ver Recuadro).
“El sistema consiste en ponerle un sensor -collar o caravana- al animal, para monitorear su desempeño las 24 horas. Convertimos algoritmos de movimientos en minutos de rumia, de ingesta, actividad y jadeo”, le explicó a MOTIVAR Jacky Press, responsable de marketing global en Allflex, quien se desempeña en Netanya, Israel, y formó parte de toda la gira.
Asimismo, el ingeniero agrícola que nació en Colombia y se crió en un kitubz en Israel, donde vive hace más de 30 años, explicó que el sistema brinda información en tiempo real para la toma de decisiones.
Y ejemplificó: “Una posibilidad es saber cuándo la vaca está en celo y determinar la ventana óptima para inseminarla. Además, se puede obtener información sobre la salud de la vaca antes de que se enferme”, detalló Press reforzando un concepto que reiteró a lo largo de toda la gira: “El sistema Sense Hub permite al tambero controlar y manejar qué es lo que está pasando en el tambo desde su teléfono móvil, sabiendo qué vaca está en celo, cuál está enferma, recibiendo alertas y notificaciones. Esto le da tranquilidad y calidad de vida”.
Más allá de esto y a la hora de compartir información sobre su compañía, el referente explicó que, si bien Allflex ya se especializaba en la identificación y trazabilidad animal con caravanas, hace unos años adquirió la firma SCR a nivel mundial para sumar el monitoreo inteligente.
“Contamos con más de 300.000 dispositivos de medición de leche electrónicos vendidos, en más de 50 países. Desde 2007 hay más de 4.5M de vacas controladas con estos collares en más de 15.000 granjas en todo el mundo”, explicó Press para también dejar en claro que 9 de cada 10 robots de ordeño en el mundo contienen componentes clave de la marca.
¿Y en nuestro país? Desde 2011 existen colocados unos 20.000 a 25.000 collares de estos sensores en vacas.
“Queremos impulsar tecnologías que puedan conectar cada vez más a las personas con los animales”, nos explicó durante la recorrida Rodrigo Abeal, presidente de Allflex Argentina.
Y agregó: “Hemos encontrado una actitud muy positiva por parte de los productores, que están deseosos de incorporar tecnología. El mercado de la lechería está pasando por una crisis en la que los tambos que quedan son los que se suben a una tecnología que les permita ser cada vez más productivos”.
Pero más allá de la escala y el nivel de modernización del tambo, desde Villanueva destacaron que el soporte y la capacitación son parte importante del éxito en la adopción de estos sistemas.
Así fue como Sebastián Sánchez, gerente de Marketing de la empresa radicada en Villa María, Córdoba, señaló que se trata de un proyecto innovador, transcendental y transformador para el sector. “Por eso, más allá de ser la distribuidora nacional de Allflex hace muchos años, hemos armado para este producto un equipo de técnicos bajo el paraguas de Efitech (Eficiencia Tecnológica), una unidad preparada para acompañar a los productores en la incorporación de esta tecnología.
Alertas y retornos económicos
A lo largo de sus presentaciones, Jacky Press dejó en claro que la población mundial sigue en crecimiento y que la demanda de alimentos supera inclusive esa tendencia, dando paso a un escenario donde esa brecha deberá cerrarse en base a una cada vez mayor adopción de tecnología (Ver recuadro).

Sensacional éxito. Rodrigo Abeal, Ramiro Distefanis, Jacky Press, Sebastián Sánchez, Luciano Lobo, Sebastián Gigena y Luciano Aba celebraron al finalizar la gira.

“Cada vaca es una unidad de producción y hay que tratarla como tal”, sostuvo Press. Y agregó: “El enfoque con Sense Hub es brindarle atención a aquellas vacas que necesitan atención, en el momento que la necesita”.
Respecto del manejo de la actividad lechera a campo, reforzó algunos conceptos estratégicos para avanzar sobre pasos firmes en la adopción de las tecnologías. “Existen 4 pilares principales de los cuales el tambero debe ser consciente: la reproducción, la salud y el bienestar, el parto y la nutrición. Si logra controlar esos pilares, el rodeo aumentará su producción de leche”, repasó el disertante internacional para luego detallar el funcionamiento y el impacto de la plataforma Sense Hub y los collares que la rodean.
“En el caso del monitoreo de la reproducción del tambo, la herramienta permite detectar hasta un 95% de los celos reales, inclusive en tambos pastoriles. A esto se suma una clara reducción de los “falsos positivos”, así como de los días abiertos, a la vez de propiciar un intervalo entre partos más corto. Hablamos de un potencial económico cercano a los US$ 100 por vaca al año.
Ya al referirse al monitoreo de la salud y bienestar de la plataforma Sense Hub, Press puso el foco en el seguimiento de problemáticas específicas, destacando que entre un 30% al 50% de las vacas lecheras se ven afectadas por algún tipo de enfermedad metabólica o infecciosa en el período de transición.
“En este caso, la herramienta nos permite lograr una detección temprana de problemas de salud; evaluar la efectividad de tratamientos veterinarios y hasta supervisar el efecto de los cambios en la nutrición”, aseguró, para luego hacer foco sobre un gráfico que destacaba la tarea de este Soft sobre el estrés calórico del grupo. “Después del baño, el porcentaje de vacas jadeando baja y el porcentaje de vacas rumiando sube”.
Cerrando el tema y al evaluar los resultados del monitoreo de salud, Press destacó que al lograr menos incidencia de enfermedades metabólicas y la reducción de enfermedades clínicas (Mastitis, Cojera, Indigestión, etc.), además de la detección de los casos subclínicos, el potencial económico de la tecnología es de otros US$ 60 por vaca al año.
“En cuanto al monitoreo del parto, vemos la posibilidad de reducir hasta en un 50% en los casos de Distocia, así como en la mortandad de terneros, sumando otros US$ 22 por vaca al año al potencial”, agregó Press para luego avanzar con los resultados del monitoreo de la nutrición. “Disponemos de alertas en casos de pánico, falta de agua, mezcla de grupos, además de análisis de las tendencias de rumia del grupo e identificación de las irregularidades en tiempo real”.
En definitiva, el potencial económico de mejora por medio de la herramienta es de US$ 182 por vaca al año, lo cual hace posible la capacidad de repago a un año. “Esta plataforma de monitoreo es una tecnología disruptiva que le cambia la vida al tambero y a la vaca”, concluyó Press.

Una propuesta renovada

Más allá de todo lo dicho, desde Allflex y Villanueva se mostraron optimistas en cuanto a la expansión de la tecnología en nuestro país, para lo cual se presentó una nueva propuesta que busca dar al cliente una flexibilidad máxima, ya que puede elegir entre una caravana y un collar, distintos planes de aplicación: uno inicial para la detección de celo; otro más avanzado, para celo y salud, y el más completo, que incluye reproducción, salud y nutrición. Claro que a esto, Allflex puede sumarle otras herramientas auxiliares de manejo como puertas separadoras que ayudan a mejorar la productividad en tambos pastoriles y la calidad de vida de los tamberos.

Las claves de la eficiencia: tecnología y manejo

Experto. Jacky Press, de Allflex.

“Israel es un país pequeño, con 60% de su superficie desértica; está rodeado de países enemigos y tiene apenas 160.000 vacas. Pese a todas esas adversidades, es líder mundial en producción de leche por vaca”, sostuvo Jacky Press a la hora de contextualizar su expertice en la materia a lo largo de la gira organizada de manera conjunta entre Allflex y Villanueva.
Vale decir que en Israel una vaca produce, en promedio, entre 12.500 a 13.000 litros por lactancia. Hay entre 100 y 120 días abiertos a nivel país y una tasa de concepción de 35-40%. “Eso se logra principalmente por el buen manejo y la aplicación de tecnología que da grandes resultados y creemos que parte de esos conceptos se pueden adoptar en países como la Argentina, donde el mercado está apto para asimilar estas tecnologías”, reforzó.
“La ventaja de plataformas como Sense Hub es que son escalables y modulares, pueden adaptarse a cualquier modo de explotación. Las claves para avanzar son tecnología y manejo”, afirmó el especialista Jacky Press, líder de Marketing de Livestock Intelligence Product de la firma Allflex. Y concluyó con un concepto compartido a lo largo de toda su estadía en Argentina: “En Israel se practica la filosofía de manejo individual, que considera que una vaca es una unidad de producción y hay que darle lo que necesita y cuando lo necesita”.

Mano a mano con los productores

La voz. Se compartieron casos reales.

A cargo de llevar adelante las presentaciones que formaron parte de la Gira organizada por Villanueva y Allflex con motivo del lanzamiento de la plataforma Sense Hub, el editor de MOTIVAR –Luciano Aba- fue el responsable de coordinar los paneles de productores usuarios de la tecnología de monitoreo de vacas lecheras, los cuales compartieron sus experiencias.
Así fue el caso de Jorge Laborde y Mauricio Álvarez, quienes ya en la localidad bonaerense de Trenque Lauquen destacaron no solo las mejoras que alcanzaron desde el punto de vista productivo, sino también en la organización del tambo, así como la posibilidad de estabilizar el sistema, principalmente en la salud de las vacas.
Similar situación se vivió en Villa María, Córdoba, donde Darío Brunotto resaltó que el sistema le permitió estabilizar la detección de celo en su tambo, a la vez que Marcos Bergero compartió también su experiencia: “En cuanto al descarte se mejoró el retorno: tratamos a las vacas y si el tratamiento no funciona rápidamente la vendemos, generando un ingreso sin perder”.
A su turno, el productor Leandro Bosso describió los avances también generados en su establecimiento.
La frutilla del postre seguramente se vivió en Rafaela, Santa Fe, donde de esta modalidad de paneles entre productores se hizo presente Christian Chiavassa, con el objetivo no solo de destacar las mejoras alcanzadas en su tambo luego de la incorporación de la tecnología, sino también de incitar a seguir avanzando en la incorporación de esta, también como motor para acercar cada vez más a los jóvenes a la actividad.

comments

COMPARTIR:
Valoración: