fbpx
HomeEdición Impresa“La primera barrera para abrir nuevos mercados siempre es sanitaria”
MANO A MANO CON EL DIRECTOR NACIONAL DE SANIDAD ANIMAL DEL SENASA

“La primera barrera para abrir nuevos mercados siempre es sanitaria”

Matías Nardello encabezó la delegación local que asistió a la 87° Sesión General de la OIE, concretó 15 reuniones bilaterales y solicitó la inclusión de una lista de “mercancías seguras” en el Capítulo de Fiebre Aftosa.

 

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Argentinos en París. Luis Barcos, Ximena Melón, Monique Eloit, Matías Nardello, Mariano Ramos y Miguel Donatelli.

Noticias vinculadas a la presencia de Peste Porcina Africana en Asia y parte de Europa o el nuevo caso “atípico” de BSE en Brasil, vuelven a poner sobre el tapete la importancia de la buena sanidad de los rodeos para el desarrollo del comercio internacional de carnes. En ese sentido, el estatus sanitario argentino es destacable, siendo libre de las principales enfermedades de los porcinos, así como de las aves y los bovinos, situación que se vio claramente reflejada en la 87° Sesión Anual de la OIE llevada adelante a fines de mayo en París, Francia.
“El sistema sanitario nacional es robusto y nuestra principal misión es mantenerlo en base a una vigilancia continua sobre todo el territorio. El estatus sanitario del país es al comercio internacional, lo que las reservas del Banco Central a la economía nacional”, le explicó el director nacional de Sanidad Animal del Senasa, Matías Nardello, a MOTIVAR luego de asistir al encuentro de la Organización Mundial de Sanidad Animal.
“La OIE está conformada por delegados de 182 países, los cuales tienen voz y voto sobre el trabajo de los capítulos del Código Terrestre y Acuático en base a los que se rigen luego las normas sanitarias globales”, sostuvo el representante del Senasa, quien estuvo en París junto a una comitiva conformada por Ximena Melón (Comercio exterior), Mariano Ramos (Comercio Exterior y Sanidad Animal) y Miguel Donatelli (Relaciones Institucionales del Senasa), quienes recibieron también el soporte de Gastón Funes, agregado comercial argentino en la UE.
“Este tipo de encuentros se llevan adelante en un marco diplomático”, sostuvo nuestro entrevistado, trazando un paralelismo con lo que podrían ser las reuniones de la ONU, pero en el mundo específicamente veterinario.

MOTIVAR: ¿Cuáles fueron los principales temas tratados en la OIE?

Matías Nardello: Se llevaron adelante sesiones sobre diversas temáticas, destacándose también la inclusión de dos temas técnicos en el programa: 1) ¿Cómo los factores externos impactarán en los servicios veterinarios (cambio climático, conflictos, etc.)? y 2) La actualidad de la Peste Porcina Africana.
Esta última fue sin dudas la vedette de la jornada y todos los análisis giraron en torno a su capacidad de diseminación, el trabajo de vigilancia que se está realizando y la no presencia de vacunas aprobadas por un tiempo… Preocupa la gran y rápida dispersión del virus, lo cual abre diversos desafíos ya que ha demostrado la capacidad de perdurar largo tiempo tanto en carnes congeladas, como en una garrapata que infecta a jabalíes salvajes.
Esta preocupación llevó a la OIE a reforzar el trabajo en la actualización de un Capítulo específico sobre la enfermedad dentro de su Código Terrestre, en el cual Argentina -junto al bloque de las Américas- colabora haciendo los comentarios que van dando forma a las recomendaciones finales.
Importante es también mencionar que, durante el encuentro, la directora de la OIE, Monique Eliot, agradeció a la Argentina por haber intervenido para que el tema de la Resistencia a los Antimicrobianos fuera incluido en la declaración final del G20 llevado adelante este año en Buenos Aires. Sin dudas que esto visibiliza la problemática y genera las condiciones para avanzar en su solución.
Nuestro país está alineado con la prevención y vigilancia de RAM no solo emitiendo resoluciones en favor del uso controlado de antibióticos (prohibición de la Colistina y alimentos medicados, por ejemplo), sino también siendo de los pocos países en América que tiene una vigilancia activa en torno al tema. Tal es así que contamos con un equipo de trabajo liderado por el Dr. Federico Luna y formamos parte (junto al Ministerio de Salud y el de Ambiente) de la Comisión Nacional contra la Resistencia Antimicrobiana.

¿Y en relación con Fiebre Aftosa? ¿Hicieron algún planteo específico?

Efectivamente esta ha sido una intervención importante de nuestro país dentro del plenario del Código Terrestre, proponiendo -en nombre del bloque de las Américas- trabajar en un listado de mercancías seguras en el Capítulo de Aftosa.
Hay varios capítulos que ya lo tienen, como por ejemplo BSE, con lo cual se propuso revisar la solicitud, a lo cual se recibió una respuesta favorable (incluso contando con el apoyo de Estados Unidos) que nos lleva a comenzar el trabajo en comisiones para lograr ya el año próximo comenzar a avanzar en el tema.

¿Qué tipo de productos entrarían en el listado de mercancías seguras?

Por ejemplo, hoy Europa sostiene que los embriones que producimos en Argentina no son mercancía segura de aftosa por provenir de un país que es libre de la enfermedad en la categoría “con vacunación”. Cuando en realidad no existe un listado con sustento técnico que así lo indique.

¿Cuáles serían esas mercancías seguras?

Básicamente la carne con hueso. Pero ¿qué pasa con la grasa fundida, el colágeno, los cueros, las gelatinas, las harinas, las pezuñas y otros productos que sí podríamos ofrecer como semen o embriones bovinos? Incluso hasta carne fresca sin hueso y madurada, indpenendientemente del estatus de cada país.
Otro dato que nos hace ser optimistas en la posibilidad de incluir este listado de mercancías seguras en el Capítulo de Fiebre Aftosa tiene que ver con que la actualización que se está realizando en materia de Peste Porcina Africana ya lo incluye, como un hecho indispensable para transparentar el accionar comercial entre los países.

¿Lograron también avanzar en reuniones bilaterales?

Ese también fue un punto destacado para nuestra delegación, puesto que generamos 15 encuentros con representantes de servicios sanitarios de otros países con los cuales tenemos abierto el diálogo, pero la posibilidad de generar encuentros personales sin duda agiliza las acciones.
Estuvimos enfocados en encuentros con referentes de mercados ubicados en el Sudeste Asiático y la Unión Euroasiática, regiones que recientemente fueron visitadas por Ricardo Negri, presidente del Senasa, acompañando a la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti.
Sin dudas que el objetivo de estas reuniones es abrir mercados para los productos argentinos, para lo cual siempre la primera barrera es sanitaria. Existen trabas históricas y es por ello que debemos seguir insistiendo en el diálogo con las autoridades, a fin de llegar acuerdos en pos de lograr certificados veterinarios que abran el camino al resto de las negociaciones.

¿En qué aspectos se percibe el rol diplomático de las delegaciones?

En general se ven muy pocos países actuando solos y muchos hablando en representación de otros. Por ejemplo, Argentina y Uruguay ya habíamos consensuado en el bloque de las Américas nuestras posiciones.
A su vez, también se percibe la posición dominante de los países centrales, principalmente en temas muy discutidos como puede ser el Capítulo ligado a Bienestar Animal en aves de postura, el cual sigue sin poder tratarse en base a la falta de entendimiento sobre las distintas pautas de producción que plantean Europa y Estados Unidos, principalmente.
Vale recordar que nuestro país colabora (financieramente y con recursos) con la OIE en lo que es el Observatorio de Normas. Somos parte de un equipo que observa cómo las normas y estándares de la OIE se internalizan en los países y cómo traban o agilizan el intercambio comercial, en favor de evitar las barreras paraarancelarias.

¿Pudieron avanzar en alguna otra cuestión de relevancia?

Generamos también vinculaciones para representantes del sector privado. En este sentido, Esteban Turic (CEO de Biogénesis Bagó) avanzó en discusiones con países interesados en generar un clúster de aftosa junto con el laboratorio, incorporando no solo vacunas sino también el know how argentino. Asimismo, el representante de CRA, Ricardo Burgos, participó de un encuentro que mantuvimos con FESSAS, la Federación Europea de Sistemas Sanitarios. Esta entidad agrupa a los ex entes de vacunación antiaftosa de Europa, los cuales se reconvirtieron en unidades de vigilancia sanitaria. Es un modelo que interesa en nuestro país, pensando en el futuro de los Entres de Lucha Sanitaria.

“Estamos revisando todos los programas sanitarios”

Aprovechando el diálogo con Matías Nardello, desde MOTIVAR consultamos al actual director nacional de Sanidad Animal del Senasa en relación a su mirada sobre la situación sanitaria de los rodeos productivos en nuestro país.
“Estamos haciendo una revisión de todos los programas sanitarios. Es una tarea que lleva tiempo, pero debemos adecuarlos a la realidad productiva y al perfil exportador que queremos conseguir. Por eso empezamos con la Resolución de Brucelosis que rige desde abril y estamos trabajando también con la de Tuberculosis, haciendo controles cruzados en frigoríficos que nunca se habían hecho”, aseguró Nardello, adelantando modificaciones también en los programas de equinos y la revisión del Programa de Garrapatas.
“Vamos a un sistema de facilidad para el usuario pero que nos permita mantener el status sanitario actual. Apuntando también al comercio exterior”, aseguró el funcionario. Y concluyó: “En el caso de brucelosis tenemos un horizonte de erradicación: vamos a flexibilizar para que mayor gente entre en el control, a fin de lograr el objetivo más rápido. Encontramos planes de máxima que son ideales en escritorio, pero impracticable en el territorio, con alta resistencia y escasez de recursos, caso tuberculosis. Estamos evaluando zonas críticas donde podamos apoyarnos en los colegas”, concluyó Nardello.

comments

COMPARTIR:
Valoración: