fbpx
HomeEdición ImpresaLos estados de ánimo y la burbuja agropecuaria

Los estados de ánimo y la burbuja agropecuaria

Los lectores que desde hace ya 17 años nos acompañan sabrán que este espacio editorial le permite a MOTIVAR expresar un cúmulo de sensaciones, emociones y percepciones que se hacen presentes en el sector veterinario local.
Y claro que estas líneas son subjetivas. Tanto como el medir la posibilidad o no de incrementar la adopción de tecnologías en las producciones animales en base solamente al ánimo de los productores. Subjetivo o no, difícilmente laboratorios y veterinarios puedan lograr ampliar la base de usuarios de las tecnologías disponibles si quienes deben adoptar la tecnología no se sienten siquiera mínimamente estimulados a hacerlo.
Así como tantas veces hemos dicho lo contrario, hoy corresponde destacar el buen ánimo (del medio levemente hacia arriba en una escala imaginaria) de los productores de alimentos sobre la base de proteína animal. Ahora bien, ¿se puede trasladar ese buen ánimo a ventas? Ahí radica el desafío.
Seamos claros: el sector veterinario, dependiente en gran medida de los resultados que logren los productores en sus actividades individuales, se encuentra hoy viviendo una situación por sobre la media de lo que ocurre en otros sectores de la economía argentina.
“Pensar en vender un 5% menos de unidades, pero acompañando los precios no es el paraíso, pero sin dudas que estamos en una burbuja dentro de lo que es el contexto general”, nos decían recientemente desde una distribuidora con gran alcance en el territorio local.
Inclusive en el sector de productos veterinarios destinados a los animales de compañía los reportes y el “boca en boca” característico de la actividad muestran resultados de laboratorios y distribuidores superiores a otros rubros ligados al consumo masivo.
Esto no debe pasarse por alto, aunque claro muchos estarán pidiendo también que pongamos sobre el tapete el brutal ajuste que sufrió el sector (y también las personas que del mismo participan) a lo largo de un 2018 para el olvido, donde las distintas medidas tomadas a escala nacional pusieron en riesgo la viabilidad de muchos laboratorios locales y multinacionales.
Pero volcamos al desafío.
“Comienzan a moverse los negocios alrededor de la vaca”, destacan en esta edición algunos de los muchos asistentes a las Jornadas Lecheras Nacionales de Villa María, Córdoba”.
Al mismo tiempo, desde la Asociación Argentina de AnGus ratificaron a MOTIVAR que nuestro país comercializa toda la carne bovina que produce e insistieron en la importancia de aumentar la producción local.
Estas y otras noticias se suman al avance del Plan Más Terneros en Santa Fe. Una nueva apuesta que se ve reflejada en la tapa de nuestro medio. ¿Y por qué?
Porque este programa que cuenta con el aval del Colegio de Médicos Veterinarios local se sustenta en la necesidad de invertir en la adopción de tecnologías y asesoramiento veterinario para evitar pérdidas productivas por enfermedades en los animales.
Faltará que otras instituciones oficiales y los propios ganaderos se empiecen a “contagiar” de quienes -aún con condiciones estructurales y climáticas adversas- muestran interés por mejorar, crecer y permanecer de un modo sustentable en la actividad.

comments

COMPARTIR:
Valoración: