fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición ImpresaSanidad animal, una decisión inteligente
LA MIRADA DE UN EMPRESARIO ENFOCADO EN LA ACTIVIDAD GANADERA

Sanidad animal, una decisión inteligente

El costo-beneficio de hacer aplicar un buen plan sanitario es ampliamente favorable no solo para el productor, sino para toda la cadena.

Roberto Guercetti
CEO de Conecar

A campo. Conecar tiene un feedlot con capacidad para 10.000 cabezas, en Santa Fe.

En un mundo complejo e interrelacionado, cuando reflexionamos sobre la sanidad animal, debemos pensar con perspectiva y saber que -en el fondo- estamos hablando del concepto de “Una sola salud”, planteado por el enfoque multisectorial de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
El mismo, implica que todos vivimos bajo un mismo ecosistema y -por tanto-, aquello que afecte a uno de los vinculados (humanos, animales y medioambiente) es un tema de salud pública. Ya no quedan dudas: la sanidad animal del futuro refiere a la salud humana.
Esta tendencia universal a integrar los conceptos y ver las acciones como un todo, nos lleva a trabajar en consecuencia a los integrantes de la cadena productiva, y a plantear nuevos desafíos con proyectos disruptivos desde el comienzo hasta el final.
Foco y estrategia
La sanidad es un punto clave en la ganadería al momento de pensar temas relacionados como trazabilidad, calidad de carne o bienestar animal, entre otros.
La mencionada tendencia se impone y son los países más avanzados los que comienzan a aumentar sus exigencias, plasmadas en decisiones a la hora de elegir mercados y de limitarlos con barreras de entrada.
En tal sentido, las naciones referentes en el comercio de carnes centralizan los esfuerzos en satisfacer las preferencias del consumidor, costumbres y culturas.
Contribuir a la Seguridad Alimentaria del Planeta implica proceder con una sanidad en orden y demostrable mediante trazabilidad.
Tal como sostiene la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO): “los animales sanos contribuyen a erradicar el hambre, a que las personas estén saludables y a la producción sostenible de alimentos”. El mundo va en esa dirección. La sanidad es la tarea interna que debemos realizar para salir a jugar en primera.
Sin duda, solos no podemos.
Al tratarse de un tema de salud pública, es necesario que el gobierno se involucre. Para esto, debemos llevar a los dirigentes una propuesta firme y seria, para que entre todos trabajemos en un Plan Sanitario que abarque el tema integralmente involucrando a todos los actores.
Asimismo, las exigencias deben ser cada vez mayores y excluyentes.

Teniendo en cuenta los valores actuales de la carne bovina y la promisoria proyección que la misma tiende a mantener en los próximos años, se necesitan 3 o 4 kilos de carnes para asegurar una sanidad completa en un animal de 400 kilos.
Es decir, la misma no supera al 2% del valor total.

Si lo hacemos internamente, estaremos preparados para el competitivo mercado mundial. En virtud de esto, siempre trabajando en red, debemos tener en cuenta los lineamientos de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) la cual en su último Plan Estratégico 2016-2020 menciona como un punto relevante la transparencia de la información sanitaria proporcionada por los países miembros, adaptando las herramientas a las nuevas tecnologías de comunicación.
La sanidad es un concepto amplio que interrelacionan variables y dimensiones que no se ven a simple vista y que tampoco puede darse en un contexto aislado. En tal sentido son necesarias las regulaciones.

Un ejercicio para reflexionar

Sin duda, el costo-beneficio de hacer una buena sanidad es ampliamente favorable no solo al productor, sino a toda la cadena.
Teniendo en cuenta los valores actuales de la carne bovina y la promisoria proyección que la misma tiende a mantener en los próximos años, se necesitan sólo 3 o 4 kilos de carnes para asegurar una sanidad completa en un animal de 400 kilos. Es decir, la misma no supera al 2% del valor total.
La sanidad animal debe ser entendida no solo desde el punto de vista productivo, sino también del bienestar y de la responsabilidad social empresaria que debe tener un productor.
Lograr índices de morbilidad extremadamente bajos (3,8% durante el 2018) en un establecimiento de 10.000 cabezas es fruto del manejo y de la importancia que se asigna a la sanidad con su sentido poblacional y su rol como atenuante de factores como clima y barro.
En cuanto a eficiencia productiva, un animal expresa su potencial en un buen estado de salud. Lograr performance de aumento de peso diario y conversión alimento-carne está estrechamente relacionado a la sanidad del rodeo.
Es por eso que hacer las cosas bien es rentable.

Animales sanos. Contribuyen a erradicar el hambre, a que las personas estén saludables y a la producción sostenible de alimentos.

La perspectiva

Argentina está logrando insertarse nuevamente en el mundo gracias a poseer una calidad de carne extraordinaria a la cual la vara de los países desarrollados medirá inocuidad, trazabilidad, y demás.
En todo este marco, el mundo marca los lineamientos de la próxima ganadería, la cual va hacia un manejo responsable de los medicamentos.
Los establecimientos deben contar con profesionales y personal idóneo para el manejo sanitario y nutricional.
Empresas como la nuestra, Conecar, están a la vanguardia y preparados para lo que viene.
Desde su Centro de I+D, trabaja un equipo de veterinarios, ingenieros agrónomos, nutricionistas y biotecnólogos, en virtud de desarrollar y validar productos naturales basados en enzimas, amilasas, aceites esenciales que en el futuro reemplazarán el uso de antibióticos, monensina o aditivos.
El establecimiento ya destina el 30% de sus animales para ensayos permanentemente evaluando parámetros productivos de consumo, aumento diario de peso, conversión alimenticia y en especial a calidad de carnes mediante ecografías y análisis organolépticos.
La vinculación con empresas como Bosch, Bedson, DSM, Boehringer Ingelheim, entre otras de las principales firmas del mundo proyectan a Conecar a ser el centro de I+D más importante de la región.
Los establecimientos deben contar con profesionales y personal idóneo para el manejo sanitario y nutricional.
Se trata de ocuparnos de lo que nos corresponde, como actores sociales y económicos tenemos la responsabilidad de brindar soluciones y garantías a la población, tanto en materia de cantidad como de calidad. Contribuir a la Seguridad Alimentaria del Planeta implica proceder con una sanidad en orden demostrable mediante trazabilidad.
La inocuidad de los alimentos es de alta importancia en la ganadería que viene. La certificación es la llave que abre o cierra mercados.

Mensaje claro. “Hacer las cosas bien es rentable”, sostienen en el establecimiento.

5 frases para repensar el día a día en el campo

Guercetti. Visión de lo que viene.

Roberto Guercetti es CEO del Grupo Conecar. Oriundo de la ciudad de Carcarañá, provincia de Santa Fe, comenzó sus actividades con una forrajería en la década del ‘80. En 2001, inauguró una planta modelo de alimentos balanceados. Ese mismo año, inició el negocio de engorde a corral con sólo ocho terneros, para convertirse hoy en un feedlot para 10.000 cabezas de ganado y ser considerado como uno de los mejores de Sudamérica.
Compartimos aquí solo 5 de los argumentos con los cuales Guercetti justifica el título de su artículo en la presente edición de MOTIVAR: “Sanidad animal, una decisión inteligente”.
Œ Tal como sostiene la (FAO): “Los animales sanos contribuyen a erradicar el hambre, a que las personas estén saludables y a la producción sostenible de alimentos”. El mundo va en esa dirección. La sanidad es la tarea interna que debemos realizar para salir a jugar en primera definitivamente.
 Lograr índices de morbilidad extremadamente bajos (3,8% durante el 2018) en un establecimiento de 10.000 cabezas es fruto del manejo y de la importancia que se asigna a la sanidad con su sentido poblacional y su rol como atenuante de factores como clima y barro.
Ž Al tratarse de un tema de salud pública, es necesario que el gobierno se involucre. Para esto, debemos llevar a los dirigentes una propuesta firme y seria, para que entre todos trabajemos en un Plan Sanitario que abarque el tema integralmente involucrando a todos los actores.
 La inocuidad de los alimentos es de alta importancia en la ganadería que viene. La certificación es la llave que abre o cierra mercados.
 Los establecimientos deben contar con profesionales y personal idóneo para el manejo sanitario y nutricional.

Clave. La certificación sanitaria abrirá mercados.

comments

COMPARTIR:
Valoración: