fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición ImpresaPaso a paso, los siete puntos centrales para controlar las afecciones podales
INFORMACIÓN SUMINISTRADA POR LA ASOCIACIÓN PRO CALIDAD DE LECHE

Paso a paso, los siete puntos centrales para controlar las afecciones podales

En esta primera entrega, repasamos la importancia del Bienestar Animal y su impacto en la producción, principalmente vinculado a la aparición de cojeras que limitan el potencial desarrollo de los animales.

Comisión de afecciones
podales de APROCAL
info@aprocal.com.ar

En el año 2014, la Asociación Pro Calidad de Leche (APROCAL) decidió conformar una Comisión de Afecciones Podales, reuniendo a referentes de todo el país en la materia. Desde su origen, la Comisión fue coordinada por José de Nicolás, con el objetivo de informar a la comunidad en cuanto a que esta problemática es clave en la salud de las vacas lecheras.
Desde 2018, la Comisión está coordinada por el Dr. Enrique Pofcher, y conformada por Dr. Bruno Rutter, los médicos veterinarios Mariano Alonso, Joaquín Chiozza, Nicolás Gonzales, Sergio Minini y el Ing. Agr. José de Nicolás, todos profesionales dedicados a la podología, ya sea desde la actividad privada, como desde la investigación y extensión con base en las FCV de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y de La Plata (UNLP).
Es así como se desarrolló un “Plan de siete puntos para el control de las afecciones podales”, el cual destaca los temas más importantes a tener en cuenta para que estas enfermedades estén controladas. Estos son:
• Bienestar animal.
• Detección temprana.
• El recorte funcional.
• Uso correcto del pediluvio.
• Rechazo de vacas crónicas.
• Recría de vaquillonas.
• Registro de Datos.
Vale decir también que esta Comisión ha realizado entre 2015 y 2017 diversas actividades teóricas y prácticas para llevar a productores, veterinarios y estudiantes los 7 puntos del plan, los cuales mes a mes iremos compartiendo en las sucesivas ediciones de MOTIVAR.
Prevención desde el Bienestar Animal
Las rengueras son una de las mayores causas de problemas en el bienestar animal de las vacas lecheras.
Estas tienen diferentes orígenes: infecciosas (dermatitis digital, flemones) o lesiones causadas por discontinuidad en el crecimiento del cuerno de las pezuñas (úlceras, hemorragias, enfermedad de la línea blanca).
Los factores de riesgo que inducen a estos problemas son multifactoriales. Las afecciones podales cuestan dinero por una disminución de la eficiencia reproductiva, menor producción de leche, costos de tratamiento y el rechazo prematuro.
Los componentes del bienestar animal son complejos, según la Organización Mundial de la Salud Animal en el 2008, definió las cinco libertades que son recomendaciones en busca de promover el bienestar animal.

Considerando que las vacas lecheras producen en general 6.000 litros de leche por lactancia, el aporte de agua en cuanto a cantidad y calidad es un aspecto muy importante no solo del punto de vista de su bienestar, sino también del productivo.

1. Libres de Hambre, Sed y Malnutrición: En relación a las patologías podales, tenemos que pensar en que estas afecciones pueden modificar la ingesta y lleva a los animales a un estado de balance energético negativo, con pérdida de peso y menores producciones de leche y peores índices reproductivos.
También hay situaciones en las cuales una malnutrición como la falta de fibra en la dieta, lleva a problemas ruminales que indirectamente producen estados inflamatorios en el corión podal. Considerando que las vacas lecheras producen en general 6.000 litros de leche por lactancia, el aporte de agua en cuanto a cantidad y calidad es un aspecto muy importante no solo del punto de vista del bienestar de ellas, sino del punto de vista productivo. Las vacas en lactancia incrementan el consumo de agua en época de calor, una vaca que produce 25 l/día, requiere de 110 litros de agua diarios, las vacas secas requieren 65 l/día y las terneras y vaquillonas varían entre un rango entre 15 y 50 l/día, en función de su peso corporal. Los bebederos deberían tener un tamaño suficiente como para que las vacas tomen cómodamente el agua y con la capacidad para dar agua a todo el rodeo, estar situados a distancia menores a 200 metros, evitando excesos en el caminar y sin barro alrededor.
2. Libres de incomodidades y molestias: Nos referimos a los animales que viven en instalaciones inadecuadas, desproporcionadas, con caminos de ingreso y egreso de la sala de ordeñe mal mantenidos, pisos resbaladizos o abrasivos, falta de protección al calor con déficit de sombras y ventilación de aire, sobrepoblación en corrales preordeñe.
3. Libres de dolor, heridas y enfermedades: Efectivamente, debemos saber que las lesiones crónicas en miembros causan dolor y reducción en la condición corporal, funcionalidad reproductiva y productiva. Las afecciones podales determinan un fuerte estado de distrés, ya que el dolor está presente siempre, sumado a las cojeras causadas por ulceras podales y enfermedad de la línea blanca producen un estado de hiperalgesia. Este estado puede mantenerse hasta 28 días post tratamiento.
4. Libres de miedo y estrés: Hace referencia a que estas sensaciones son causales de disconfort en el animal.
5. Libres de expresar el comportamiento normal: Así como la “libertad de expresar su comportamiento normal”, se ve alterada en prácticas de manejo que limitan ese comportamiento. Para que el animal se sienta bien y sea capaz de vivir razonablemente una vida natural.

¿Cómo abordar las problemáticas?

Cada grupo de patologías podales tendrá un enfoque distinto para su prevención.
En cuanto a las de origen infeccioso, se deberán controlar la higiene de salas de ordeñe, caminos, alrededores de bebederos y comederos, y la utilización sistemática de pediluvios.
Para las no infecciosas, el control se basará en la calidad de los pisos por donde se caminan las vacas, así como el manejo nutricional. Una recopilación y análisis de los datos es un punto importante en la prevención.
Entre los factores que influencian el bienestar animal están los climáticos.
Para evitar los excesos de calor los animales modifican su comportamiento habitual. Bajo condiciones de estrés calórico, los animales disminuyen el tiempo dedicado a consumo de alimento, así como el tiempo de permanencia en decúbito, pasando en lo posible mayor tiempo dedicado a consumir agua, quedando de pie en cercanía de los bebederos.
El estrés calórico afecta a las vacas en: Buscar sombra; Mayor tiempo paradas (factor importante en el origen de cojeras); Mayor tiempo en cercanía de bebederos; Mayor cantidad de respiraciones por minuto; Menor ingestión de materia seca; Menor producción de leche y Menor performance reproductiva.
Las lesiones podales como la úlcera de suela, se cree que se desarrolla debido a la movilidad de la falange distal por cambios en el corion durante el parto, temas nutricionales, como acidosis subaguda; pero factores como el tiempo de permanencia de pie puede exacerbar estos cambios al comprometer la estructura de la pezuña. La reducción del tiempo en decúbito por día se asoció con problemas podales; como excesivo tiempo en corrales de espera para ordeño, tienen un efecto negativo sobre las pezuñas.

UN PANORAMA QUE SE DEBE EVITAR

La presencia de barro o suelos inadecuados para la correcta movilidad de las vacas atenta contra la eficiencia productiva. Esos elementos son causa suficiente para generar lesiones podales en los animales con su consecuente afección.

Conceptos básicos para lograr buenos resultados

• El bienestar animal y la calidad de vida de los animales están directamente ligados a economía del tambo. La prevención de las cojeras aumenta la producción de leche.
• La pronta detección y el tratamiento precoz disminuyen el tiempo de recuperación, previenen el rechazo prematuro y mejoran el confort de la vaca.
• El rechazo prematuro y el reemplazo de las vacas es el mayor costo de las afecciones podales.
• Las superficies por las que se desplazan los animales deben mantenerse limpias y libres de materia fecal y orina, no resbaladizas, no abrasivas, para que sean confortables.
• Es clave el trato adecuado en los arreos y en las pistas (antes y después del ordeñe).
• Debemos asegurar la provisión de agua en abundancia y de sombra.
• Respetar los tiempos de decúbito de los animales disminuye las presiones inadecuadas sobre los miembros.

comments

COMPARTIR:
Valoración: