fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
Home2019abril (Page 2)

Una nueva oportunidad de capacitación está disponible en la Facultad de Ciencias Veterinarias de dicha universidad los próximos 22 al 26 de abril. Ya se encuentran abiertas las inscripciones.

En el marco de la Especialidad en Nutrición Animal (Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Plata) se dictará el Curso Aves (Broilers) del 22 al 26 de abril. El mismo contará con los Drs. Fernando Rutz (Universidad Nacional de Pelotas, Brasil) y Gabriel Mallo (Universidad de Luján, Argentina) como principales disertantes.

La inscripción para la participación de este curso orientado a médicos veterinarios del sector avícola contará con un 5% de descuento. En caso en que vengan dos o tres personas el descuento ascenderá al 10 y al 15 %, respectivamente. Mientras tanto, el costo, sin descuento, es de U$S 500 por persona y las inscripciones se realizan a través de posgradoareacontable@gmail.com

A continuación el programa completo: 

Día Hora Actividad/tema Docente
 

 

 

 

 

 

Lunes 22

 

09:00 hs Acreditación  
10:00 hs 1.     Sistema digestivo de las aves: Generalidades Fernando Rutz
11:00 hs Cofee Break  
11:15hs 2.     Sistema digestivo de las aves: Fisiología Fernando Rutz
12:30 hs Almuerzo  
13:30 hs 3.     Sistema digestivo de las aves: alteraciones metabólicas Fernando Rutz
15:00 hs Cofee Break  
15:30 hs 4.     Sistema digestivo de las aves: alteraciones patológicas Fernando Rutz
 

 

 

 

 

Martes 23

09:00 hs 5.     Energía en la alimentación de las aves Fernando Rutz
10:30 hs Cofee Break  
10:45 hs 6.     Energía en la alimentación de las aves Fernando Rutz
12:30 hs Almuerzo  
13:30 hs 7.     Proteinas en la alimentación de las aves Fernando Rutz
15:00 hs Cofee Break  
15:30 hs 8.     Aditivos en la alimentación de las aves Fernando Rutz
 

 

 

 

Miércoles 24

09:00 hs 9.     Calcio y fósforo Fernando Rutz
11:00 hs Cofee Break  
11:15 hs 10.  Microminerales Fernando Rutz
12:30 hs Almuerzo  
13:30 hs 11.  Vitaminas Fernando Rutz
15:30 hs Cofee Break  
15:45 hs 12.  Agua-Balance electrolítico Fernando Rutz
 

 

 

 

 

 

Jueves 25

09:00 hs 13.  Composición, digestibilidad y disponibilidad de los nutrientes Gabriel Mallo
10:30 hs Cofee Break  
10:45 hs 14.  Metabolismo y utilización de la energía Gabriel Mallo
12:30 hs Almuerzo  
13:30 hs 15.  Factores que influencian el valor nutritivo de los alimentos Gabriel Mallo
15:15 hs Cofee Break  
15:30hs 16.  Proteina ideal y requerimiento de aminoácidos Bernardo Iglesias
 

 

 

 

 

Viernes 26

09:00 hs 17.  Uso de  enzimas en dietas de maíz-harina de soja Gabriel Mallo
11:00 hs Cofee Break  
11:15 hs 18.  Niveles de suplementación de vitaminas y microminerales Gabriel Mallo
12:30 hs Almuerzo  
13:30 hs 19.  Tablas Basileñas y tablas FEDNA Gabriel Mallo
15:15 hs Cofee Break  
15:30hs 20.  Formulación de raciones Gabriel Mallo

 

Átomo Desinflamante, el antiinflamatorio y analgésico más reconocido de la industria, celebra sus tres décadas en el mercado farmacéutico reuniendo en un gran evento a deportistas que acompañan a la marca en su crecimiento.

Laboratorios IMVI es una empresa reconocida por su liderazgo y competitividad empresarial en la comercialización y producción de medicamentos para uso humano y veterinario. En el marco del evento por el 30° aniversario de Átomo Desinflamante aprovechó la ocasión para lanzar su campaña #VosAlMáximo, en la que participarán deportistas de todos las disciplinas y celebridades. Entre ellos: Leo Ponzio, Lucas Pratto, Fabián Cubero, Darío Benedetto, Pablo Perez, Mica Viciconte, Ivana Nadal, Noelia Marzol, Julieta Puente, Celeste Failache, Delfi Merino, Agus Albertario, Pilu Campoy, Pablo Simonet, Pablo Matera, Fede Molinari y Juanchi Mallia.

El producto reúne, las propiedades anestésicas, antipruriginosas, rubefacientes, antirreumáticas y antineurálgicas de sus principios activos, lo que lo convierte en el fármaco de elección en todos los casos en los que está indicada su aplicación.

Desde el área de Marketing de Laboratorios IMVI comentan: “Con la campaña esperamos desarrollar un contenido lo suficientemente relevante como para seguir profundizando la relación con nuestros consumidores y poder nutrirnos de sus experiencias en el uso del producto con la finalidad de seguir desarrollando propuestas de gran valor. La selección de los deportistas se basa en el nivel de exigencia y actividad superior al que se enfrentan a diario, lo que los convierten en usuarios expertos de nuestros productos”.

La empresa fue fundada en 1973 por un grupo de más de 20 profesionales, dedicada a la investigación, desarrollo, producción y comercialización de especialidades farmacéuticas Humanas y Veterinarias. A lo largo de los años obtuvo un gran reconocimiento y crecimiento nacional e internacional, consiguiendo en 1989 la comercialización de Átomo Desinflamante en la industria farmacéutica.

Hoy, y desde ya más de 30 años, continúan trabajando en la fabricación y comercialización de medicamentos para uso humano, líderes en sus mercados, en Argentina y en el exterior.

El chileno Víctor López, médico veterinario y consultor asociado de Vet Coach, participará de la sala de Gestión Veterinaria en lo que será la 28° edición de este clásico encuentro, los próximos 12 y 13 de mayo.

“Síntomas y signos ante una clínica enferma desde el punto de vista de la gestión”, ese será el disparador que propone el consultor y médico veterinario chileno Víctor López que participara de la sala de Gestión Veterinaria en las Jornadas Veterinarias 2019.

El encuentro tendrá lugar, como todos los años, en Parque Norte, los próximos 12 y 13 de mayo. El consultor asociado de Vet Coach será uno de los disertantes responsables de acercar soluciones a la gestión de las clínicas veterinarias. ¿Cuál es su estructura de costos? ¿Cuánto ganan con cada servicio? ¿Cómo seguir la evolución de sus colaboradores? Son algunos de los interrogantes que buscará develar de forma sencilla para generar mejoras visibles en el negocio de los veterinarios que participen de la edición n° 28 de este clásico encuentro organizado por la editorial Inter-Médica.

Para más información, puede acceder al sitio oficial de las Jornadas Veterinarias 2019.

 

La propuesta, que será presentada en el contexto de las convocatorias FONTAGRO, consiste en compilar el conocimiento actual sobre esta enfermedad que provoca tumores fatales en el ganado vacuno, especialmente en vacas de tambo.

El INTA, a través del Instituto de Virología del CICVyA, busca socios para la construcción de una plataforma de control regional de la leucosis bovina, una enfermedad que provoca tumores fatales en el ganado vacuno, especialmente en vacas de tambo.
La propuesta, que será presentada en el contexto de las convocatorias FONTAGRO para América latina y el Caribe, consiste en compilar el conocimiento actual sobre la leucosis bovina enzoótica en la región, y analizar escenarios de profilaxis sanitaria, control o tratamiento dependiendo de la situación epidemiológica de base.

Se realizará un taller donde participarán actores de distintos sectores con interés y demanda por la temática, con el fin de crear una plataforma regional que permita sociabilizar los conocimientos y avanzar en forma conjunta en el diseño de acciones futuras.
El resultado final será la construcción de un proyecto consensuado que proponga la realización de actividades de profundización en aspectos de epidemiología, patogenia e impacto de la enfermedad, y finalmente el diseño de programas que permitan avanzar en un proceso de reducción gradual de la prevalencia y posterior extinción.

Karina Trono, directora del Instituto de Virología afirma que “la leucosis es una enfermedad silenciosa con un impacto encubierto con 10% de mortandad de los animales y una reducción en la capacidad reproductiva del rodeo, así como una pérdida de la capacidad productiva. Casi el 100% de los tambos tiene un alto nivel de contagio, del 80% o más”.

El logro final esperable de esta propuesta es el alcance de beneficios sociales no apropiables en el ámbito de la sanidad del rodeo lechero, con la reducción de las muertes por linfosarcoma, de las pérdidas derivadas del tratamiento y las necropsias, y del lucro económico cesante consecuente.
Como efecto colateral positivo, los productos lácteos y carne serán provistos al mercado con un agregado de valor debido a su calidad de “libre de leucosis” en un contexto social de creciente demanda por la inocuidad alimentaria y en concurrencia con grupos de trabajo que proponen que el consumo de carne o leche bovina perteneciente a rodeos con leucosis constituye una supuesta amenaza para la salud pública.

Aquellos que tengan interés, contactar a la Dra. Karina Trono, Directora del Instituto de Virología, CICVyA INTA:

trono.karina@inta.gob.ar

Tel +54911 33972913

Este nuevo esquema permitirá lograr un mejor control de la brucelosis y posicionar a nuestro país como uno de los principales proveedores de carne bovina.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recuerda a los productores que a partir del 3 de abril entra en vigencia el nuevo Plan Nacional de Control y Erradicación de Brucelosis Bovina, Resolución 67/2019.

El presidente del Senasa, Ricardo Negri, explicó que “después de un año y medio de trabajo con todas las provincias, los centros de veterinarios y los productores, hemos acordado un plan que significa una simplificación muy grande en el proceso: con un solo sangrado pasamos a ser libres de la enfermedad”.

“El sangrado total del rodeo en los próximos dos años hace que cuando esto termine vamos a tener un mapa muy bueno para saber en qué lugar la enfermedad sigue siendo un problema. La brucelosis es una enfermedad que nos hace perder muchísimos recursos en nuestro país”, afirmó Negri.

Entre otras obligaciones, establece realizar la Determinación Obligatoria de Estatus Sanitario a Brucelosis (DOES), un diagnóstico serológico a la totalidad de los animales susceptibles (vaquillonas, vacas y toros) de cada establecimiento, con el fin de verificar la condición sanitaria de los rodeos. La DOES debe llevarse a cabo por el veterinario privado acreditado por el Senasa, responsable del establecimiento, en un plazo máximo de dos años.

Si todas las muestras de este diagnóstico resultan negativas, el establecimiento obtendrá el estatus de libre de brucelosis bovina con este único muestreo. Una vez obtenido este estatus, podrá revalidarse anualmente con un diagnóstico sobre una muestra parcial del rodeo. Los establecimientos libres podrán mover sus animales sin necesidad de diagnósticos previos ni restricción alguna.

Los rodeos lecheros también tendrán la opción de revalidar su estatus mediante Pruebas de Anillo en Leche (PAL).

Aquellos sangrados realizados entre el 1° de octubre de 2018 y la entrada en vigencia del nuevo plan (3 de abril de 2019) serán reconocidos para el cumplimiento de la DOES. Estos diagnósticos deben ser presentados en las oficinas del Senasa. Si cumplen con los requisitos de la norma y resultaron negativos, los establecimientos podrán ser considerados libres.

También podrán reconocerse como establecimientos libres a aquellos que presenten antecedentes negativos de dos o más sangrados anuales que no fueron registrados durante la implementación del plan anterior.

Los establecimientos que ya se encuentran registrados como libres deberán validar ese estatus mediante la vigilancia anual, con un muestreo parcial del rodeo.

Con el fin de mejorar su implementación y avanzar de forma paulatina, en las primeras etapas de este plan se mantendrán las mismas condiciones que rigen actualmente para el control de los movimientos de bovinos en las distintas provincias, sin aplicar nuevas restricciones.

Esta nueva estrategia permitirá lograr un mejor control de la brucelosis y posicionar a nuestro país como uno de los principales proveedores de carne bovina de calidad al mundo, además de resguardar la salud pública por tratarse de una enfermedad transmisible a las personas.

Ante cualquier consulta en relación a la operatoria o en los criterios de aplicación de la nueva norma, consulte con: Mesa de ayuda del nuevo plan de brucelosis bovina al teléfono (011) 4121 5410 o escribiendo al correo electrónico: brucelosisbovina@senasa.gob.ar

Luciano Aba
luciano@motivar.com.ar

Optimistas por naturaleza, somos los primeros en decir que aquello de la “leve mejoría en la economía” está realmente lejos de empardar la situación que acarrea la industria nacional desde mediados de 2018.
Y decimos nacional, pero sin olvidar el desbarajuste que la crisis de la cual aún nuestro país no logra salir ocasionó en las cuentas de las multinacionales que operan en un mercado cuyo consumo interno no repunta.
El rubro veterinario no es la excepción. Quizás en algún punto con un plus en cuanto a la demanda actual en relación con otros sectores de la economía, el “run run” entre laboratorios y distribuidores no dista mucho del que describimos en nuestra pasada editorial de marzo.
“Con algo de dificultades sobre el cierre de marzo, pero a nivel general terminamos un buen trimestre en comparación con lo malo que fue este mismo período el año pasado”.
En esta frase podríamos resumir mucho de lo que distintos directivos de estas empresas comentaron a MOTIVAR durante las últimas semanas. Mientras tanto, se vende. Y no es poco.
Día a día, mes a mes y trimestre a trimestre, el seguimiento de “los números” se ha tornado una obsesión por parte de quienes toman las decisiones en un sector que sin dudas puso el freno de mano en relación con sus finanzas y se plantea el desafío de mejorar las cuentas.
Entre tanto, el mercado parece haber pisado su punto de inflexión, a partir del cual comienzan a reordenarse las piezas.
¿Será el tercerismo una salida para las plantas instaladas en Argentina? ¿Producirán las multinacionales aquí?
¿Están salvados los laboratorios veterinarios que exportan?
Por el contrario, las retenciones a los envíos al exterior han llevado a muchos a redefinir estrategias rápidamente.
Si bien se dieron nuevos cambios de nombres y posiciones, principalmente, en áreas comerciales, desde las gerencias generales de las empresas se apuesta a mantener a toda costa la estructura actual, pensando en estar “listos y preparados” para cuando la situación macro y microeconómica local se revierta. Entre tanto, la industria farmacéutica humana no da buenas señales, con suspensiones de empleados, cierres parciales de plantas y una sucesión de despidos, como los que anunció Craveri y que se suma a otros procesos similares.
Como se dijo, los laboratorios veterinarios sufrieron el ajuste en 2018 como nunca antes y están intentando mantener su estructura, al tiempo de seguir generándose demanda, lanzando productos y sembrando las bases para el futuro que se viene.
Una vez más, serán las posiciones que tomen las empresas las que terminen de delinear las características que regirán el mercado veterinario de aquí en adelante. Mientras, las personas que conforman el sector siguen adelante, día a día, buscando cumplir con múltiples objetivos al mismo tiempo. Desde aquí, seguiremos difundiendo los mensajes de una industria que, con el veterinario como actor central, podrá transitar este contexto y afrontar sus nuevos desafíos.

El Dr. Sebastián Robledo, vicepresidente 2° de la FEVA expuso en la primera Reunión de Comisiones en el Congreso de la Nación.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

Juntos. Osvaldo Rinaldi también participó de la jornada por parte del Colegio de Veterinarios de Buenos Aires, junto a legisladores como Daniel Lipovetzky y el representante de la FEVA, Sebastián Robledo.

Con la exposición de especialistas y actores sociales involucrados en la temática veterinaria, las comisiones en el Congreso de la Nación iniciaron una serie de encuentros en pos de avanzar con la modificación de la Ley 14.346 de Protección Animal, basados en una metodología de tratamiento organizada en torno de tres ejes temáticos programados para una serie de encuentros, a fin de escuchar las opiniones de expertos y representantes de asociaciones protectoras.
En la primera Reunión de Comisiones, las exposiciones se centraron en actos de maltrato y crueldad animal en general, naturaleza jurídica y ámbito de aplicación; aumento de penas y aplicación.
El Dr. Sebastián Robledo, representante del Consejo Profesional del Chaco y vicepresidente 2° de la Federación Veterinaria Argentina (FEVA) fue el encargado de exponer la visión de la institución.
“La FEVA expresó la necesidad de debatir la modificación de la Ley, para así llegar a una normativa que sea beneficiosa para los animales y para la sociedad. Sin embargo, al analizar los proyectos, se advierte que varios de ellos fueron redactados sin asesoramiento de un médico veterinario. Son visibles las diferentes imprecisiones en lo científico”, advirtió Robledo y siguió: “Instamos a los legisladores a realizar interconsultas con especialistas veterinarios. A su vez, se presentará un escrito con diferentes aportes ante cada proyecto presentado”.

Así lo sostuvo el Dr. Osvaldo Rinaldi, en el marco de lo que fue una activa participación en Expoagro 2019 por parte de la entidad que agrupa a más de 8.500 profesionales.

 

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

 

Rinaldi. “Queremos que la profesión sea protagonista de la sanidad animal y la inocuidad de los alimentos”.

Dillon. “El Colegio puede aportar profesionales idóneos y capacirtados para llevar adelante los planes sanitarios oficiales!.

Como si la sola presencia de la entidad por primera vez en una mega muestra del rubro agropecuario nacional no fuera suficiente, el Colegio de Médicos Veterinarios de la provincia de Buenos Aires aprovechó Expoagro 2019 para poner sobre el tapete uno de sus objetivos estratégicos para el corto plazo.
“Buscamos que la profesión se transforme en uno de los protagonistas de la sanidad animal e inocuidad alimentaria. El marco legal que se propone es generar desde el Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires un Ente Sanitario, según la Ley N° 27.233 del Senasa”, le explicó a MOTIVAR el presidente del CVPBA, Osvaldo Rinaldi.
Y agregó: “Estamos interactuando a nivel provincial con el Ministerio de Agroindustria y acordamos firmar un Convenio Marco para llevar a cabo estas acciones dentro de la Agenda Ganadera para que el Colegio cuente con más herramientas en favor de trabajar por la sanidad animal e inocuidad alimentaria en Buenos Aires”.
Vale decir que estas declaraciones se dieron en el marco de la Jornada “Una Sola Salud” que la entidad profesional concretó en el auditorio del IPCVA, complementando así la difusión de contenidos que llevó adelante también a través de una carpa propia en el espacio ganadero de Expoagro, entre el 12 y el 15 de marzo pasados.
“Hace años, el Colegio adhiere, difunde y trabaja sobre la base de este concepto. Capacitamos y concientizamos acerca de la relación entre la sanidad animal y la salud pública; y la importancia en la prevención de las zoonosis”, señaló Rinaldi.

Hacer frente a los desafíos

De la partida fue también el ex presidente del Senasa, Jorge Dillon, quien en su nuevo rol de consultor se encuentra colaborando con el Colegio de Buenos Aires, en los acuerdos de asistencia con el Senasa y Agroindustria de la provincia en favor de mejorar el desarrollo ganadero en el campo de la sanidad animal y la inocuidad de los productos.
“El mundo demanda alimentos de un modo más exigente (en especial con la proteína animal), poniendo la lupa en garantías a cumplir en materia de sustentabilidad ambiental, resistencia antimicrobiana, residuos de medicamentos en carnes y bienestar animal”, explicó Dillon a MOTIVAR.
Y avanzó: “El Colegio quiere sumar esfuerzos para constituir un ente sanitario, que es lo que se propone en el nuevo ordenamiento jurídico del Senasa, al referirse a las distintas estrategias de intervención, aportando profesionales idóneos y capacitados para avanzar sobre los programas sanitarios que se puedan abordar”.

Visto bueno de Agroindustria

Cabe señalar que, también en el transcurso del evento, el ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, tomó la palabra e invitó a sumarse a la propuesta de la Agenda Ganadera, que luego la presentó el Subsecretario bonaerense de Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel de Tezanos Pinto.
“Una propuesta donde el Colegio aportará con el fin de continuar jerarquizando la profesión veterinaria”, reforzó el Dr. Rinaldi.
Más allá de esto, durante el encuentro se desarrollaron otros dos conceptos estratégicos en la agenda de los veterinarios. En primer lugar, el Dr. Caggiano expuso sobre el proyecto Ganadería Siglo XXI que el Colegio de Buenos Aires se encuentra impulsando de manera conjunta con la Federación Veterinaria Argentina y la Sociedad de Medicina Veterinaria (SOMEVE). Asimismo, la Dra. María de la Paz Salinas desarrolló una parte práctica y otra teórica sobre “Buenas prácticas ganaderas”, ante un auditorio con la presentacia de profesionales y productores de distintas partes del país. Esta actividad se complementó con la “Dinámica moderna de trabajo en manga”, realizada entre ExpoAgro, Farmquip, TrueTest y Biogénesis Bagó.

“Vamos a firmar un Convenio Macro con Agroindustria de la provincia para que el Colegio cuente con más herramientas en favor de trabajar por la sanidad animal e inocuidad alimentaria”. Osvaldo Rinaldi.

Apoyo puesto de manifiesto

Más allá de Sarquís, del encuentro participaron el director nacional de Sanidad Animal del Senasa, Matías Nardello; el director de Carne Vacuna, Aviar, Porcina y otras, Sergio Mariani; Silvio Marchetti (Agroindustria de la Nación); el vicepresidente primero de Federación Veterinaria Argentina, Federico Berger; el ex presidente de la FEVA, Luis Pérez; y del presidente del Colegio de Veterinarios de Santa Fe (1° Circ.), el médico veterinario Germán Mina.
Todos coincidieron en destacar la acción del Colegio de Buenos Aires en Expoagro y quedaron expectantes de los avances sobre el punto específico de lograr conformar el Ente Sanitario que se pretende.

El Senasa sumó estos procedimientos a la plataforma on line de Trámites a Distancia (TAD). ¿Cómo funciona? ¿De qué manera se pueden reempadronar los médicos veterinarios?

De la Redacción de Motivar
redacción@motivar.com.ar

Fiorella Arientti. Del equipo de Sanidad Animal del Senasa.

El Senasa simplificó el procedimiento para la inscripción de los profesionales y técnicos interesados en realizar tareas inherentes a los programas de sanidad animal del organismo, al sumarlos a la plataforma on line Trámites a Distancia (TAD). Para ello, el ente nacional –junto con el Ministerio de Modernización– desarrolló un sistema en línea para el registro y la inscripción de todos los veterinarios y técnicos acreditados en su Dirección Nacional de Sanidad Animal del Senasa, que se encuentren dentro del marco de la Resolución 1/2018.
El módulo informático permitirá el registro de los datos personales del usuario a través de la plataforma TAD del Ministerio de Modernización y la inscripción virtual en los cursos presenciales de acreditación y la realización en línea de cursos de reacreditación utilizando su clave fiscal de la AFIP.
Este nuevo procedimiento se corresponde con el proceso de desburocratización iniciado por el organismo y con la necesidad de facilitar los procedimientos y trámites que deben realizar los usuarios y otras personas vinculadas con las tareas del Senasa.
La participación de los profesionales y técnicos privados en el desarrollo de actividades sanitarias resulta imprescindible para el buen funcionamiento de los programas de sanidad animal de la entidad oficial.
¿Qué son los veterinarios y técnicos acreditados?
Los acreditados en sanidad animal son aquellos veterinarios privados, técnicos, inspectores sanitarios, vacunadores u otros operadores privados que desempeñan tareas vinculadas con el bienestar animal y los diferentes programas sanitarios de la Dirección Nacional de Sanidad Animal.

Datos personales y profesionales

“Todas las personas ajenas al Servicio, podrán registrarse a partir del 1 de abril a través del sistema de Trámites a Distancia del Servicio (TAD) para poder reempadronar sus datos personales y profesionales e inscribirse a los cursos de acreditación y reacreditación que van a estar disponibles en el sistema del Senasa para todos los programas sanitarios de Sanidad Animal”, sostuvo Fiorella Arientti, del área de Sanidad Animal del Senasa.
Y completó: “El objetivo fundamental es simplificar el funcionamiento para las personas que son ajenas al Senasa. Para inscribirse hay que tener CUIL y se van a tener que registrar a través de la página de la AFIP y van a necesitar conexión a Internet. Esos son los requisitos”.
Aquellos interesados en recibir más información sobre este tema pueden contactarse con el área correspondiente vía acreditados.dnsa@senasa.gob.ar.

Así lo sostienen Martín Carricaburi y Juan Ehul, socios en la Veterinaria montada en Chascomús, Buenos Aires. Aquí compartimos el completo análisis que realizaron con sus distintos tipos de clientes, tras la campaña de Tacto 2018.¿Vale la pena invertir en sanidad? Si. Siempre.

Antonio Castelletti
Médico Veterinario
antonio.j.castelleti@zoetis.com

Con foco sobre los números. Martín Carricaburi y Juan Ehul, médicos veterinarios.

La Cuenca del Salado incluye 21 partidos de la provincia de Buenos Aires y representa el 11% del stock de vacas del país, según datos provistos durante el año 2017 por el Senasa. Allí, en el corazón de la Pampa productiva, el índice de destete está estimado en el 67% y sin dudas uno de los pilares para mejorarlo es la sanidad de los rodeos y la decisión o no que toman los productores en cuanto a invertir fuertemente en el bienestar de sus animales.
Los veterinarios Martin Carricaburi y Juan Ehul, de la localidad bonaerense de Chascomús, junto a técnicos de Zoetis, tomaron la iniciativa de evaluar los resultados obtenidos por algunos de sus clientes ganaderos en la campaña de Tacto 2018, para luego evaluar si existieron diferencias en los resultados de los productores que realizaban inversión en asesoramiento profesional y plan sanitario, versus aquellos que no lo hacían.

Tabla 1. Simulación incremental en % de destete Cuenca del Salado

Año Vacas Terneros Terneras Destete Total Dstetado Facturación Incremental
Año 2017 2,625,261 842,864 924,389 67% 1,767,253 $ 21,631,176,720 Actual
+10% destete 2,625,261 964,100 1,057,351 77% 2,021,451 $ 24,742,559,873 $ 3,111,383,153
+18% destete 2,625,261 1,064,266 1,167,206 85% 2,231,472 $ 27,313,215,444 $ 5,682,038,724

Cuadro N° 1. Porcentaje sobre los gastos
totales de producción en campo de cría.

La pregunta del millón

El primer interrogante que se plantearon los profesionales fue clave: ¿cuánto dejan de ganar los productores y la ganadería bovina provincial por esta falta de producción de terneros en la Cuenca del Salado?
Para responderlo, Martin Carricaburi y Juan Ehul partieron de un análisis realizado bajo distintas premisas. En este supuesto, se desteta los terneros a los 170 kilos ($61 el kilo) y si se toma una mejora del 10% de destete (pasar de un 67% a un 77%), se incrementaría la facturación en cerca de $2.700.00.000.
Este monto significaría en la actualidad, por ejemplo, 2.230 camionetas Hilux.
Mientras que en el caso de llegar a un 85% de destete, el incremental sería de $4.815.000.000 o 4.100 camionetas (Ver simulación en Tabla N° 1).
Vale decir que estos incrementos son estimados solamente teniendo en cuenta la venta de los terneros y no todo el movimiento adicional que esto llevaría: mayor venta de productos o gastos de comercialización y traslados.

Tabla 2. Porcentaje de preñez por categoría.

Categoría Animales Preñez
vaca 4499 82%
vaca c/cria 287 85%
vaca cola 48 79%
vaca vieja 151 84%
vc y vq 504 74%
vq 657 83%
vq 1° s 52 92%
vq 24 146 67%
vq 2° s 224 87%
vq y vaca 307 97%
6875 82%

Tabla 3. Porcentaje de preñez en animales CON y SIN plan sanitario.

Vientres % Preñez
sin plan sanitario 2651 73%
con plan sanitario 4224 87%
Diferencia 14%

Tabla 4. porcentaje de preñez CON Plan Sanitario y SIN vista o visita cada 2 meses, 15 días y los que realizan CPI (Control Parasitológico Integral).

Seguimiento profesional Vientres % Preñez
Sin visita 413 76%
SI – c/2 meses 689 92%
SI – c/15 días 811 82%
SI – CPI 2311 89%
total con Plan Sanitario 4224

En primera persona

Ya con esta problemática en mente y evaluando la base de datos de los Tactos 2018 de clientes ganaderos de la Veterinaria Carricaburi y Ehul, se percibían los resultados de preñez promedio (categoría x categoría) que se establecen en la Tabla N° 2. Ahora bien, importante es también observar, en la Tabla N° 3, cómo aquellos productores que sí habían invertido en un correcto asesoramiento veterinario para la aplicación de un plan sanitario lograron, en promedio, hasta 14 puntos porcentuales más de preñeces que aquellos que no invirtieron.
Esta diferencia en el porcentaje de preñez nos da una ganancia extra que supera los $100.000 cada 100 animales a favor de los que aplicaron plan sanitario; teniendo en cuenta que en ambas casos las mermas tacto-parto fueron iguales.
Con respecto a los que realizaban plan sanitario, también los veterinarios se plantearon el desafío de evaluar cómo fueron los resultados con el seguimiento veterinario. Así y tal como se muestra en la Tabla N° 4, en todos los casos los porcentajes de preñez fueron mayores al 73% logrado por los que no realizaban plan sanitario.

Los mejores resultados logrados por aquellos productores que recibieron asesoramiento veterinario y aplicaron un correcto plan sanitario en su rodeo se traducen en ingresos extras por más de $100.000 cada 100 animales.

¿Cuánta inversión se necesita para lograr estos resultados?

La inversión en sanidad, incluyendo tacto y raspajes de toros, tiene un valor de 4,76 KG/animal (tomado KG de ternero a $61). Un valor a tener en cuenta es el porcentaje del costo sanitario sobre el costo total, si tomamos la referencia de los boletines trimestrales del ministerio de Agroindustria podemos ver que en porcentaje del costo sanitario es el menor de los costos (Ver Cuadro N° 1)
Queda claro entonces que la sanidad y el asesoramiento veterinario mostraron mejores resultados que los que no invirtieron: 14% más de preñez.
Asimismo, vimos que el aspecto sanitario sobre el costo total sigue siendo alrededor del 5% del costo total en la cría.
No quedan dudas que el veterinario aporta técnicas y cambios a la producción, con alto impacto económico.

EL ARTE DE HABLAR Y HACERSE ENTENDER POR EL CLIENTE

Demostrar para validar y crecer

De la Redacción de Motivar
redaccion@motivar.com.ar

A lo largo de este artículo se han empleado distintas figuras para intentar graficar cuánto más se podría producir (y, por ende, vender y cobrar), si se evitara el impacto negativo de las enfermedades sobre los bovinos, especialmente en la cría bovina.
Tantos kilos de carne; determinada cantidad de camionetas, y hasta la factura de vaya a saber cuántos servicios de telefonía celular.
Siempre la ecuación es favorable a invertir en el buen manejo y bienestar animal. Que no se haga, es otra cosa.
Es por eso que instamos a los veterinarios a redoblar sus esfuerzos en justificar que la inversión en asesoramiento profesional y la aplicación de planes sanitarios tiene un impacto económico y financiero positivo sobre la rentabilidad del productor. ¿Se puede?

El costo-beneficio de hacer aplicar un buen plan sanitario es ampliamente favorable no solo para el productor, sino para toda la cadena.

Roberto Guercetti
CEO de Conecar

A campo. Conecar tiene un feedlot con capacidad para 10.000 cabezas, en Santa Fe.

En un mundo complejo e interrelacionado, cuando reflexionamos sobre la sanidad animal, debemos pensar con perspectiva y saber que -en el fondo- estamos hablando del concepto de “Una sola salud”, planteado por el enfoque multisectorial de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
El mismo, implica que todos vivimos bajo un mismo ecosistema y -por tanto-, aquello que afecte a uno de los vinculados (humanos, animales y medioambiente) es un tema de salud pública. Ya no quedan dudas: la sanidad animal del futuro refiere a la salud humana.
Esta tendencia universal a integrar los conceptos y ver las acciones como un todo, nos lleva a trabajar en consecuencia a los integrantes de la cadena productiva, y a plantear nuevos desafíos con proyectos disruptivos desde el comienzo hasta el final.
Foco y estrategia
La sanidad es un punto clave en la ganadería al momento de pensar temas relacionados como trazabilidad, calidad de carne o bienestar animal, entre otros.
La mencionada tendencia se impone y son los países más avanzados los que comienzan a aumentar sus exigencias, plasmadas en decisiones a la hora de elegir mercados y de limitarlos con barreras de entrada.
En tal sentido, las naciones referentes en el comercio de carnes centralizan los esfuerzos en satisfacer las preferencias del consumidor, costumbres y culturas.
Contribuir a la Seguridad Alimentaria del Planeta implica proceder con una sanidad en orden y demostrable mediante trazabilidad.
Tal como sostiene la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO): “los animales sanos contribuyen a erradicar el hambre, a que las personas estén saludables y a la producción sostenible de alimentos”. El mundo va en esa dirección. La sanidad es la tarea interna que debemos realizar para salir a jugar en primera.
Sin duda, solos no podemos.
Al tratarse de un tema de salud pública, es necesario que el gobierno se involucre. Para esto, debemos llevar a los dirigentes una propuesta firme y seria, para que entre todos trabajemos en un Plan Sanitario que abarque el tema integralmente involucrando a todos los actores.
Asimismo, las exigencias deben ser cada vez mayores y excluyentes.

Teniendo en cuenta los valores actuales de la carne bovina y la promisoria proyección que la misma tiende a mantener en los próximos años, se necesitan 3 o 4 kilos de carnes para asegurar una sanidad completa en un animal de 400 kilos.
Es decir, la misma no supera al 2% del valor total.

Si lo hacemos internamente, estaremos preparados para el competitivo mercado mundial. En virtud de esto, siempre trabajando en red, debemos tener en cuenta los lineamientos de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) la cual en su último Plan Estratégico 2016-2020 menciona como un punto relevante la transparencia de la información sanitaria proporcionada por los países miembros, adaptando las herramientas a las nuevas tecnologías de comunicación.
La sanidad es un concepto amplio que interrelacionan variables y dimensiones que no se ven a simple vista y que tampoco puede darse en un contexto aislado. En tal sentido son necesarias las regulaciones.

Un ejercicio para reflexionar

Sin duda, el costo-beneficio de hacer una buena sanidad es ampliamente favorable no solo al productor, sino a toda la cadena.
Teniendo en cuenta los valores actuales de la carne bovina y la promisoria proyección que la misma tiende a mantener en los próximos años, se necesitan sólo 3 o 4 kilos de carnes para asegurar una sanidad completa en un animal de 400 kilos. Es decir, la misma no supera al 2% del valor total.
La sanidad animal debe ser entendida no solo desde el punto de vista productivo, sino también del bienestar y de la responsabilidad social empresaria que debe tener un productor.
Lograr índices de morbilidad extremadamente bajos (3,8% durante el 2018) en un establecimiento de 10.000 cabezas es fruto del manejo y de la importancia que se asigna a la sanidad con su sentido poblacional y su rol como atenuante de factores como clima y barro.
En cuanto a eficiencia productiva, un animal expresa su potencial en un buen estado de salud. Lograr performance de aumento de peso diario y conversión alimento-carne está estrechamente relacionado a la sanidad del rodeo.
Es por eso que hacer las cosas bien es rentable.

Animales sanos. Contribuyen a erradicar el hambre, a que las personas estén saludables y a la producción sostenible de alimentos.

La perspectiva

Argentina está logrando insertarse nuevamente en el mundo gracias a poseer una calidad de carne extraordinaria a la cual la vara de los países desarrollados medirá inocuidad, trazabilidad, y demás.
En todo este marco, el mundo marca los lineamientos de la próxima ganadería, la cual va hacia un manejo responsable de los medicamentos.
Los establecimientos deben contar con profesionales y personal idóneo para el manejo sanitario y nutricional.
Empresas como la nuestra, Conecar, están a la vanguardia y preparados para lo que viene.
Desde su Centro de I+D, trabaja un equipo de veterinarios, ingenieros agrónomos, nutricionistas y biotecnólogos, en virtud de desarrollar y validar productos naturales basados en enzimas, amilasas, aceites esenciales que en el futuro reemplazarán el uso de antibióticos, monensina o aditivos.
El establecimiento ya destina el 30% de sus animales para ensayos permanentemente evaluando parámetros productivos de consumo, aumento diario de peso, conversión alimenticia y en especial a calidad de carnes mediante ecografías y análisis organolépticos.
La vinculación con empresas como Bosch, Bedson, DSM, Boehringer Ingelheim, entre otras de las principales firmas del mundo proyectan a Conecar a ser el centro de I+D más importante de la región.
Los establecimientos deben contar con profesionales y personal idóneo para el manejo sanitario y nutricional.
Se trata de ocuparnos de lo que nos corresponde, como actores sociales y económicos tenemos la responsabilidad de brindar soluciones y garantías a la población, tanto en materia de cantidad como de calidad. Contribuir a la Seguridad Alimentaria del Planeta implica proceder con una sanidad en orden demostrable mediante trazabilidad.
La inocuidad de los alimentos es de alta importancia en la ganadería que viene. La certificación es la llave que abre o cierra mercados.

Mensaje claro. “Hacer las cosas bien es rentable”, sostienen en el establecimiento.

5 frases para repensar el día a día en el campo

Guercetti. Visión de lo que viene.

Roberto Guercetti es CEO del Grupo Conecar. Oriundo de la ciudad de Carcarañá, provincia de Santa Fe, comenzó sus actividades con una forrajería en la década del ‘80. En 2001, inauguró una planta modelo de alimentos balanceados. Ese mismo año, inició el negocio de engorde a corral con sólo ocho terneros, para convertirse hoy en un feedlot para 10.000 cabezas de ganado y ser considerado como uno de los mejores de Sudamérica.
Compartimos aquí solo 5 de los argumentos con los cuales Guercetti justifica el título de su artículo en la presente edición de MOTIVAR: “Sanidad animal, una decisión inteligente”.
Œ Tal como sostiene la (FAO): “Los animales sanos contribuyen a erradicar el hambre, a que las personas estén saludables y a la producción sostenible de alimentos”. El mundo va en esa dirección. La sanidad es la tarea interna que debemos realizar para salir a jugar en primera definitivamente.
 Lograr índices de morbilidad extremadamente bajos (3,8% durante el 2018) en un establecimiento de 10.000 cabezas es fruto del manejo y de la importancia que se asigna a la sanidad con su sentido poblacional y su rol como atenuante de factores como clima y barro.
Ž Al tratarse de un tema de salud pública, es necesario que el gobierno se involucre. Para esto, debemos llevar a los dirigentes una propuesta firme y seria, para que entre todos trabajemos en un Plan Sanitario que abarque el tema integralmente involucrando a todos los actores.
 La inocuidad de los alimentos es de alta importancia en la ganadería que viene. La certificación es la llave que abre o cierra mercados.
 Los establecimientos deben contar con profesionales y personal idóneo para el manejo sanitario y nutricional.

Clave. La certificación sanitaria abrirá mercados.

Compartimos algunos conceptos sobre la organización de la avicultura, centrándonos en la etapa de crianza, analizando el perfil de los productores de Entre Ríos e indicadores productivos y económicos.

INTA
Concepción del Uruguay*

Repaso. La avicultura argentina y el desafío de seguir potenciando sus fortalezas.

Es importante comprender las particularidades que presenta la avicultura en cuanto a su organización productiva, porque difiere significativamente de otras cadenas agroindustriales. La organización de la avicultura se encuadra con algún “tipo” de gobernanza específico, con variaciones de acuerdo a la etapa de producción y con cambios desde los inicios de la avicultura en nuestro país.
Como explicaron Senesi y Palau (2008), hasta mediados de la década de 1970, la comercialización de los parrilleros en Argentina estaba organizada a través de acopios y consignaciones representadas por personas o cooperativas, siendo la estructura de gobernanza el mercado y la coordinación vía precios.
En 1976 comienza el proceso de integración y coordinación vertical (contratos con los engordadores de pollo). Así entre 1976 y 1983 el sector quedó en parte, integrado, produciéndose dentro de algunas empresas los huevos fértiles, los pollos BB, el alimento, la faena y distribución.
Otras empresas optaron por la coordinación donde se realizaban contratos con los engordadores de pollo, para luego faenar y comercializar el pollo. Los autores destacaron que el paso de una estructura (gobernanza) del tipo “mercado”, con altos costos de transacción a estructuras más coordinadas –“contratos” e “integración vertical”–, redundó en mayor eficiencia sistémica y mayor competitividad tanto a nivel local como internacional.
La mayoría de las veces nos referimos, a las empresas avícolas industriales o procesadoras como “integraciones” o “integradoras”, expresión que en parte es correcta porque son propietarias de varios eslabones productivos. Sin embargo, también utilizamos el concepto para definir la relación con el productor engordador, por ejemplo “la empresa cuenta con granjas propias y también integradas” o “el productor integrado es quien aporta la infraestructura de crianza”, cuando técnicamente las granjas propias son casualmente las integradas. No es objeto de este artículo corregir los “usos y costumbres” del sector e incluso de muchos artículos académicos, pero es necesario aclarar que la mayoría de las veces, las referencias “Integración de pollos” o “productores integrados a la firma” en realidad se refieren a otra forma de organización, la “coordinación” vertical por contrato.
Refiriéndonos específicamente a los contratos entre engordadores y coordinadores, Senesi y Palau (Op. Cit.) analizaron como los mismos evolucionaron en la avicultura.
En un período desde mediados de los 70 hasta fines de los 80, los autores detallaron varios tipos de contrato, que cambiaron de ser arreglos bastante básicos, a lograr la menor incertidumbre posible en la transacción, sobre todo por la alta especificidad de activos. Castillo y Morales (2001) utilizaron la misma tipología de contratos al analizar el proceso de formación del precio de la carne de pollo en Venezuela.
El vínculo contractual clarifica los aportes de cada una de las partes para la etapa de engorde, aunque en muchos casos el sustento es la palabra y la confianza.
En una encuesta realizada en el departamento Uruguay (provincia de Entre Ríos) a productores “integrados”, se obtuvo que este contrato era escrito sólo en el 56% de los casos (García, 2014).
La firma coordinadora (“integración” o “integradora”) provee el material genético (pollito bebé), los alimentos, el tratamiento sanitario, la logística de distribución de insumos y en la provincia de Entre Ríos, el gas para la calefacción. También realizan las recomendaciones de manejo y en definitiva diseñan el formato de producción de acuerdo a su negocio (líneas genéticas, duración de crianzas, hasta cierto punto requerimientos tecnológicos, etc.). Esta firma es quién procesa y comercializa toda la producción. El productor criador o coordinado (“integrado”), es el propietario de la granja compuesta por uno o más galpones, con sus respectivos implementos, algunos anexos, como la perforación para provisión de agua, caminos de acceso, grupo electrógenos, depósitos, compostera, vivienda, etc.
Además, afronta los gastos de energía eléctrica, mano de obra y mantenimiento de las instalaciones necesarios para la crianza. La mano de obra puede ser familiar, contratada o una combinación de ambas. Durante la etapa de engorde se considera que el productor realiza un servicio.
La forma de organización por contratos también es objeto de estudio en otros países. Por citar algunos ejemplos, Figueiredo et al (2006), en Brasil, expresaron que el sistema de “integración” ofrece ciertas ventajas a ambas partes, para el integrador se relacionan a la reducción de inmovilización de capital en instalaciones y equipamientos, además de evitar los cargas laborales, mientras que para el integrado las ventajas están asociadas a la reducción del riesgo de la actividad, pues éste consigue crédito facilitado sin la necesidad de recurrir al sistema bancario, además de recibir asistencia técnica especializada y la certeza de una renta al final de la crianza, siendo esta última dependiente sólo de su eficiencia en el manejo de cada lote. El sistema de integración posibilita a su vez el empleo de la mano de obra familiar y presenta bajo costo de oportunidad. Cunningham y Fairchild (2009), de la Universidad de Georgia (EEUU) destacan que, si bien los contratos ofrecen beneficios para el dueño de la granja, como la reducción del riesgo de mercado, la reducción de las responsabilidades de producción, menor capital operativo y los ingresos relativamente predecibles, no garantizan el éxito ni eliminan todos los riesgos, debido a que representan inversiones sustanciales a largo plazo (30 años o más).
A nivel local hay estudios que coinciden en algunos aspectos destacados en la literatura. Por ejemplo, Gradizuela (2013), elaboró un proyecto de inversión en la cadena de valor avícola de la carne, en el cual analizó los costos y resultados de las unidades de negocio de manera separada (Incubación, Integración y Faena). Una de las conclusiones su análisis es que las granjas de engorde se debían tercerizar porque el tiempo de recupero de la inversión era elevado. Desde el punto de vista de los beneficios para el productor coordinado, Gange (2012) analizó 40 explotaciones familiares de las cuales 27 tenían avicultura por contrato, concluyendo que esta actividad contribuyó a la estabilidad de los sistemas ante cambios en las principales variables de precios y rendimientos. Además, encontró una valoración positiva de la coordinación per se, como estrategia frente al riesgo, a pesar de las críticas realizadas a las firmas coordinadoras.
García (2012) analizó específicamente el papel de la agricultura contractual en la reproducción de los productores avícolas familiares del departamento Uruguay. Entre otras cosas describió y analizó estrategias, trayectorias de los productores, inserción en diferentes espacios ocupacionales, vínculos con la industria procesadora, etc. Dentro de varias conclusiones, la autora diferencia entre productores diversificados y especializados, dando cuenta de distintas dotaciones de capital y estrategias diferenciales en relación con los espacios productivos, los mercados y el trabajo. También a partir de los casos estudiados señala que las empresas del sector no conforman un todo monolítico, un único “agente integrador”, ya que visualizó diferencias entre ellas.
Con esta breve revisión, pretendimos reflejar que existe discusión sobre la organización de la actividad avícola, específicamente sobre la relación contractual entre la firma líder o coordinadora y el productor criador, dueño de la granja. A grandes rasgos, las ventajas de esta forma organizacional para ambas partes han sido las que primaron para que el sistema se consolide en nuestro país, aunque las diferentes coyunturas de la actividad hacen que no siempre se mantengan este tipo de ventajas.

*Este artículo es autoría de Gange, J. M.1; Almada, N. S.1; Alaluf, A.2; Ferrari, M. C.1. 1) INTA Concepción del Uruguay, Entre Ríos (gange.juan@inta.gob.ar. 2) INTA – Centro Entre Ríos. Fue publicado por la Revista Negocios de Avicultura. Año 16, Numero 83, Enero 2019. ISSN1853-600X.

INFORMACIÓN DE AGROINDUSTRIA DE LA NACIÓN

Certificación electrónica para exportar

La gestión integral de toda exportación de carne fresca aviar se podrá realizar con certificación electrónica a través del Sistema de Gestión de Certificaciones (SIGCER) del Senasa. Esta mejora implica menos tiempo de tramitación para los exportadores, minimizar los posibles errores en los certificados finales emitidos y una potencial integración de los documentos finales a plataformas de comercio exterior de los países de destino. “Esta implementación es un logro del trabajo progresivo y metódico de un equipo de informáticos, veterinarios y técnicos varios que completa una primera etapa con los productos aviares y que continuará luego con las restantes especies durante 2019”, expresó la coordinadora de Importaciones y Certificación de Exportaciones del Senasa, Andrea Bravo. Más información: ccep@senasa.gob.ar

“Un efectivo plan sanitario es sinónimo de éxito en el destete”

Dr. Oscar Grassi
Por Facundo Sonatti

La temporada de destetes tiene lugar en sintonía con lo que fueron los servicios y oscilan entre el otoño y la primavera. Ese proceso que consiste en separar al ternero de la madre en un momento de la vida del mismo, terminando de esta manera con el suministro de la leche materna. Sabemos que esto resulta una agresión que produce sobre los mismos un estrés muy importante, con lo cual debemos observar determinadas acciones a fin de atenuar esta circunstancia. Para eso, desde Dudignac, Buenos Aires, el Dr. Oscar Grassi aporta su visión sobre los alcances de esta práctica y su correcta implementación con el fin alcanzar los resultados productivos óptimos en cada establecimiento.

1. ¿Cuándo comienzan los destetes y cuál es su importancia en la ganadería?

Los destetes son variables en la época del año, según los servicios que hemos dado y pueden darse en el otoño o primavera, depende si son vaquillonas o vacas. Todos están asentados en los pilares de la producción, en la genética, la nutrición, el ambiente, su manejo, la sanidad y también los costos. Todos van de la mano. Si todos estos puntos no están unidos, se pueden cometer graves errores. Por eso el destete es de vital importancia para el ternero; el establecimiento que va a comercializar estos animales y los futuros vientres que tendrán que recuperar estado para su próxima parición.

2. ¿Cuál es la dinámica en esta etapa y qué representa para el ternero?

La dinámica en la etapa de destete va de la mano de la genética y la nutrición, a partir de un diagnóstico correcto de gestación y determinar la cabeza, el cuerpo y la cola de parición.
Es fundamental esta dinámica, porque cuando logremos buenas cabezas de parición vamos a lograr un buen destete.
Es importante hacer un buen diagnóstico gestacional (ecográfico o manual) y determinar cómo se comportará el rodeo de terneros y de vientres, porque eso también influenciará en la etapa de servicios; vacas que paren temprano también comenzarán a ciclar temprano, así que la dinámica de los destetes consiste en hacer foco en genética y alimentación.

3. ¿Cuáles pueden ser los principales contratiempos? ¿Cómo se evitan o atenúa su impacto?

Los principales contratiempos surgen a partir de algo que no podemos manejar que es el medio ambiente. Se puede dar un corte en la cadena productiva por sequía o inundaciones y se frustra el período de destetes que teníamos en el ideario por cuestiones externas que no dependen de nosotros. Sortearlos es lo más difícil, por eso hay que tener aceitados los temas forrajeros para lograr un buen destete, siempre y cuando tengamos bien definido el inicio de la gestación.

4. ¿Cuáles son las principales recomendaciones para alcanzar un resultado óptimo?

Las recomendaciones pasan por una cadena forrajera bien organizada. La genética es fundamental y siempre decimos que la misma entra por la boca, con ese punto resuelto podemos llegar a buenos resultados. Luego, el manejo y la sanidad no son negociables, siempre considerando las mejores opciones para cada productor en particular. Un plan sanitario acorde es sinónimo de éxito en el destete. Sin dejar de lado los planes sanitarios previos y generales que siempre se deben cumplir, como desparasitaciones estratégicas, vacunaciones para los síndromes respiratorios, clostridiales y queratoconjuntivitis.

5. ¿Qué ventajas existen a la hora de implementar un destete precoz?

El destete precoz tiene que ver mucho con el tema costos y si bien tienen muy buenos resultados, todo depende del bolsillo del productor que tiene la palabra final. Las técnicas son óptimas, no hay dudas. Si nuestra cadena forrajera ha fracasado, sin dudas hay que implementarlo y debemos sacar muy bien nuestros costos, comprando un alimento estandarizado o realizandolo en el establecimiento. El destete precoz que se puede hacer entre los 75 a 90 días es óptimo, siempre acompañado de un correcto manejo sanitario porque sabemos bien que el sistema inmunológico del animal se empieza a desarrollar a los 90 días y podemos implementar nuestros planes sanitarios de prevención para ir de la mano con nuestro destete precoz.

6. ¿Cómo se logra recuperar el estado físico de la vaca de cara al invierno?

El vientre debe seguir su desarrollo, desde ya en vaquillonas que no han completado su curva de crecimiento y en el caso de las vacas que ya lo han hecho deben mantener su condición corporal. Al hacer diagnósticos de gestación miramos esa condición corporal en la cabeza, cuerpo y cola de parición y de acuerdo a la sectorización del rodeo se realiza el manejo nutricional de los mismos. Recuperar el vientre representa hacer un buen diagnóstico y asignarle a cada rodeo la demanda forrajera adecuada. La evaluación de la condición corporal es de 1 a 5 y darle valor a 3,5 de mínima como una condición aceptable para el estadio en el que se encuentra nuestro vientre.

7. ¿Cuál es el rol de los recursos humanos en toda esta tarea?

Es fundamental el trabajo mancomunado de profesionales, técnicos y el personal a campo, incluido el productor, a la hora de implementar planes de alimentación, realizar reuniones periódicas para pensar los temas sanitario y reproductivo e incluir y capacitar a la gente a campo. Con todas esas premisas el éxito está garantizado más allá de las inclemencias del tiempo, porque si sabemos cuál es la herramienta que debemos utilizar para paliar cada incendio, no cabe ninguna duda que los destetes serán óptimos y se recuperarán los vientres para el siguiente ejercicio, logrando los resultados que toda empresa agropecuaria espera.

 

 

El país tiene un stock de 2,6 millones de cabezas; es el tercer productor global de embriones equinos y el cuarto de animales de carrera. Aquí, algunos números de una actividad que representa el 8,7% del PBI agropecuario.

DE LA REDACCIÓN DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Aquella que por más de un siglo fue la herramienta de trabajo de todo ganadero en Argentina, ha cedido terreno a mano de los motores en dos y cuatro ruedas. Sin embargo, la presencia de caballos en las explotaciones agropecuarias sigue siendo importante. A tal punto, que se cuentan a razón de 2,6 millones de cabezas repartidas en 301.000 unidades productivas de todo el país.
Así lo grafica el último reporte del otrora Ministerio de Agroindustria nacional (abril de 2017).
La industria equina suma 73 centros registrados de inseminación artificial y transplante de embriones, para caballos de salto, polo y, en menor medida, cuarto de milla, árabe y peruano de paso. Somos el cuarto productor mundial de caballos de carrera y la actividad hípica reúne 45.000 puestos de trabajo directos y 90.000 indirectos: el 8,7% del Producto Bruto Agropecuario.

Un mapa heterogéneo

Si bien se puede constatar presencia equina en todas las provincias (Ver cuadro N° 1), lo cierto es que solo cinco aglutinan el 56% del stock. Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Entre Ríos y Córdoba, en ese orden, suman 1,47 millones de cabezas, mientras que -en el extremo opuesto-, la Ciudad de Buenos Aires y Tierra del Fuego no superan los 4.000 equinos.
Por otra parte, una investigación de la Facultad de Agronomía de la UBA describe los pormenores de una industria que no tiene consumo local, pero que exporta casi 30.000 Tn. de carne equivalente a US$ 80 millones anuales.
El sistema de carne de caballo sorprende por sus diferencias entre lo que ocurre dentro y fuera país: “Hace décadas que Argentina es el principal exportador, pero no hay cultura de comer esta carne en sus habitantes. En 2010, se comercializaron 16,79% de las 140.000 Tn. de este alimento a nivel mundial”, afirmó Eduardo Barbero, médico veterinario, que investigó este mercado para realizar su tesis en la Maestría en Agronegocios en la FAUBA, según el medio Sobre la Tierra.
Hoy, en Argentina se crían más de 25 razas, las cuales son registradas por las tres entidades de RRGG reconocidos por Agroindustria: Stud Book, Asociación Argentina de Fomento Equino y Sociedad Rural Argentina.
Así, 2.125 es el número de haras y cabañas que -para agosto de 2018- tenían ejemplares con RRGG.

Así lo sostuvo el mexicano Manuel Campos en lo que fue la presentación de Calostro 100, un calostro bovino natural deshidratado, que llega al país de la mano de CIALE Alta y será comercializado también por Villa y Moreno.

 

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Tomando conciencia. Asesores veterinarios de distintas partes del país debatieron puntos de mejora en la crianza de terneros.

Mucho por hacer. Desde CIALE, Santiago Young, destacó la necesidad de incrementar la sobrevida de los terneros en las guacheras.

Más de 50 asesores veterinarios especializados en la crianza de terneros en tambos de distintas partes del país se reunieron en Rosario, Santa Fe, para presenciar lo que fue el lanzamiento de Calostro 100, producto que llega a la Argentina de la mano de CIALE Alta, proveniente de Canadá.
“La performance de los establecimientos lecheros y, más precisamente en las guacheras, se puede mejorar empleando distintos tipos de herramientas. Hoy nuestra empresa ofrece una alternativa única en el mercado global, que sin dudas ayudará a producir más y mejor, con el objetivo de incrementar la cantidad de terneros en los campos”, le aseguró a MOTIVAR el gerente general de CIALE Alta en Argentina, Santiago Young.
Asimismo, nuestro medio tuvo la posibilidad de dialogar con otro integrante de la empresa, el médico veterinario Sebastián Wirsch, quien describió el estatus actual de las guacheras locales, analizando una base de datos con información de más de 50.000 nacimientos. ¿La conclusión? Queda mucho por mejorar.
“Calostro 100 es producido totalmente con calostro bovino natural proveniente de tambos habilitados para el consumo humano; no contiene sangre, suero de leche, huevo o cualquier otro ingrediente que no se encuentre naturalmente en el calostro materno”, describió Wirsch. Y profundizó: “Es simplemente calostro bovino natural en polvo que contiene 100 gramos de IgG, embazado para administrar en cualquier momento y lugar”.
Corresponde también decir que el producto será comercializado localmente tanto por CIALE Alta, como por la firma Villa y Moreno -cuyos representantes también asistieron al evento- en el resto del canal comercial.
“Es clave administrar el producto dentro de las primeras 2 Hs. de vida. Al igual que con el calostro fresco, pasado ese tiempo, disminuye la absorción de anticuerpos en el ternero”, agregaron desde la empresa.

La mirada internacional

Adentrados ya en el encuentro que tuvo lugar en el City Center de Rosario, Rafael A. de Azevedo, representante de Alta Genetics en Brasil, compartió los resultados que ha alcanzado Calostro 100 en los dos años que ya lleva comercializándose en su país. “Los productores logran un mejor calostreo, con un producto que es libre de microorganismos causantes de enfermedades como tuberculosis, brucelosis, leucosis, paratuberculosis, salmonelosis, E. Coli, entre otras”, le explicó el profesional a MOTIVAR. Y reforzó: “Esta tecnología se utiliza en momentos estratégicos y permite incrementar ganancias de peso y reducir la presencia de enfermedades, como las diarreas, por ejemplo”.
De la partida también fue el médico veterinario mexicano, especialista en inmunología, Manuel Campos, quien repasó junto con los asistentes una serie de conceptos estratégicos para comprender la importancia de mejorar los índices de sobrevivencia de los animales en las guacheras.
“El nivel de anticuerpos en los terneros luego del calostrado depende de múltiples factores que disminuyen su absorción, como el tipo de parto (normal vs distócico), la temperatura ambiente o la posición durante la toma”, sostuvo el experto. Y completó: “Es por ello que cuando se administra en condiciones normales, una toma de Calostro 100 permite lograr 10mg/ml de IgG en sangre generando en los terneros una adecuada inmunidad”. Según el disertante, la explicación de ello radica en la posibilidad de asegurar la inmunidad (nivel de anticuerpos), a la vez de aportar la energía necesaria para que el ternero pueda regular su temperatura corporal en los primeros días de vida.
“La influencia que tiene el calostro en la vida del ternero es indiscutible y es lo más importante que se puede hacer”, aseguró Campos graficando esta situación: “El ternero nace totalmente desprotegido frente a microorganismos causantes de enfermedades (diarrea y neumonía) y frente a las condiciones ambientales cómo frío y calor extremos”.
Otro de los puntos destacados durante el lanzamiento tuvo que ver con la importancia de la calidad del calostro que se les suministra a los terneros.
“Causa muchos problemas usar calostro contaminado, por eso tenemos tantas diarreas”, aportó el expositor mexicano. Y avanzó: “Naturalmente, la calidad del calostro de las vacas es muy variable, mientras que con esta nueva tecnología, tenemos la tranquilidad de entregar un calostro de calidad estandarizada”.

Las repercusiones

Entre los asistentes, MOTIVAR pudo conversar con el asesor Guillermo Veneranda, quien destacó también el amplio terreno que queda por delante para mejorar la crianza en nuestro país.
“El producto lanzado viene a llenar un bache en lo que es la inmunidad de los terneros. Hoy en muchos establecimientos esa etapa está muy complicada, con el uso de pasteurizadores que complican la vida de las personas que allí trabajan. Necesitamos simplificar todos los procesos, con herramientas como estas”, explicó Veneranda. Asimismo, Guillermina Osacar, especialista en Crianza de terneros, reconoció la posibilidad que se plantea con un calostro de fácil uso, sabiendo la importancia que tiene el calostrado en la crianza.
“Es un pilar clave y tener productos así va a facilitar esta tarea”, aseguró.
Finalmente, Emanuel Pallanza, administrador en el tambo “La Mascota”, radicado en Córdoba, compartió algunas de las experiencias que ya recogieron en estos meses con el uso del producto: “Nos ha sido muy efectivo sumar Calostro 100 para reforzar nuestro propio calostro y llevarlo a la cantidad de IgG que queremos para nuestros terneros”.