Home2019marzo (Page 2)

En el Sur. Claves para entender qué pasa en las zonas con y sin vacunación antiaftosa.

» La decisión de permitir o no el ingreso desde una zona libre de fiebre aftosa con vacunación es un tema complejo y su abordaje parcial ha sido, en parte, causa de la controversia.

Sergio Duffy
sergio.duffy@yahoo.com

La prohibición del ingreso de carne con hueso forma parte de las medidas tomadas oportunamente para evitar la introducción del virus de fiebre aftosa (FA) a la Patagonia desde otras zonas infectadas del país y así preservar su condición de libre. Los últimos focos de FA ocurrieron en Patagonia en 1993, y en Argentina en 2006. Desde el año 2011, todo el territorio nacional se encuentra reconocido como libre de FA por la OIE, tres zonas sin vacunación y dos con vacunación. Por su parte, los últimos focos en países limítrofes fueron en Paraguay 2011 (actualmente reconocido oficialmente como país libre con vacunación), Bolivia 2007 y Brasil 2006 (hoy, ambos países con todo el territorio oficialmente reconocido como libre, partes sin y partes con vacunación). Bajo este escenario sanitario se plantea el debate sobre el tema. También, podría considerarse un posible escenario futuro (de fecha incierta aún): Argentina país libre sin vacunación.

¿Cuál es el conflicto?

La posibilidad del ingreso de asado con hueso a la Patagonia plantea un conflicto entre provincias incluidas en las zonas libres con vacunación y especialmente el sector ganadero de la Patagonia. Las primeras, ven esta alternativa como una oportunidad, por el contrario, el segundo la ve como una amenaza a la producción y el desarrollo regional. Actualmente están vigentes acuerdos con países y con la Unión Europea para exportar productos de origen animal bajo condiciones muy favorables por provenir de una zona libre sin vacunación.
El ingreso de asado con hueso (u otra carne con hueso) podría generar cuestionamientos por parte de las contrapartes firmantes poniendo en riesgo las ventajas competitivas y los beneficios que esos acuerdos comerciales representan. La aplicación de una medida como la analizada podría tener efectos importantes para la Patagonia y otras regiones del país por lo que la evaluación de las potenciales consecuencias económicas y sociales para los diferentes sectores, no solo el ganadero, de ambas partes merece un estudio prudente y exhaustivo.

El objetivo de este trabajo es clarificar las normas sanitarias internacionales pertinentes y reflexionar sobre otros aspectos relevantes para la toma de decisión.
Con respecto a la normativa sanitaria internacional, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) es la referencia de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en materia de normas de sanidad animal y zoonosis.
La Argentina, como país miembro de la OIE, participa en la elaboración y en la aprobación de las normas, como en aquellas relacionadas con la infección con el virus de FA, descripta en el capítulo 8.8. del Código Terrestre.
Dos aspectos son particularmente relevantes para esta discusión, los referidos a las condiciones para el reconocimiento y mantenimiento oficial del estatus de libre sin vacunación (artículo 8.8.2.) y las recomendaciones para la importación de carnes frescas desde un país/zona libre de FA con vacunación (artículo 8.8.21.).
Fundamentos objetivos
Algunos de los requisitos establecidos para el reconocimiento y mantenimiento de la condición de libre sin vacunación son la prohibición de la vacunación y la prohibición de introducir animales vacunados durante los últimos 12 meses.
En la práctica, esto implica la prohibición permanente de ingresar animales vacunados y de vacunar. El no cumplimiento de cualquiera de estos requisitos pone en riesgo el estatus oficial de libre. El objetivo de dichas restricciones no es reducir el riesgo de introducción del virus asociado con alguno de los dos eventos mencionados, sino que la población de animales susceptibles a la FA de una zona libre sin vacunación (ZLSV) sea no vacunada (virgen).
Las recomendaciones para el ingreso de (importar) carnes frescas de rumiantes y cerdo desde una zona libre con vacunación (ZLCV) es tratado en el artículo 8.8.21, y tienen la finalidad de impedir que el virus de FA sea introducido a través del comercio de estas mercancías.
Las medidas de mitigación de riesgo recomendadas consideran la naturaleza de la mercancía comercializada y el estatus zoosanitario del país/zona de exportación. El cumplimiento cabal de estas recomendaciones reduce el riesgo de introducción del virus a través de la importación de esas carnes a un nivel insignificante.
El artículo mencionado es válido para carnes frescas sin diferenciar entre carnes sin hueso y con hueso. Habiéndose cumplido con los requisitos detallados no existe restricción alguna para el ingreso de carne fresca sin hueso o con hueso.
El certificado veterinario debe ser expedido por la autoridad veterinaria del país (Senasa). La única exigencia relacionada específicamente con la mercancía (carnes frescas o productos cárnicos) es que en el caso de los rumiantes debe ser excluida la cabeza, incluidos la faringe, la lengua y los nódulos linfáticos asociados.
Por lo tanto, de acuerdo con las normas de la OIE no hay justificación científica para prohibir el ingreso de carne con hueso, incluyendo el asado, desde una zona libre con vacunación a una zona libre sin vacunación.

La actualidad
En Argentina están vigentes disposiciones que prohíben el ingreso de animales vivos susceptibles a FA y de carne con hueso a la Patagonia desde las zonas libres con vacunación. En el caso específico de animales vacunados contra FA la restricción es consistente con las normas de referencia y necesaria para mantener el estatus de libre sin vacunación de la Patagonia. Por el contrario, la prohibición de ingreso de carne con hueso no está en armonía con las mismas.
Las normas de la OIE son claras para la importación de carnes frescas de rumiantes y de cerdo desde una ZLCV. Pese a esto, algunos países no aceptan su aplicación para el comercio internacional y aplican métodos propios de evaluación para el reconocimiento del estatus o la importación de animales o productos animales (ej. Estados Unidos, Unión Europea, Japón, etc.).
Como resultado de esto, algunos países no autorizan la importación de carnes frescas desde un país/zona libre con vacunación o exigen medidas de mitigación de riesgo que exceden las normas de referencia y que, generalmente son equivalentes a las recomendadas para la importación desde un país/zona infectado con programa de control oficial, artículo 8.8.22. (ej. deshuesado, maduración y retiro de los principales ganglios linfáticos).

Decisiones fundamentadas
La incertidumbre sobre el real estatus sanitario o la capacidad para mantener la condición de libre del país/zona exportador ha sido un argumento frecuentemente usado por países importadores para el comportamiento descripto. La experiencia demuestra que la falta de confianza sobre el estatus sanitario de un país/zona libre con vacunación ha sido justificada en algunos casos.
Por el contrario, el mismo argumento ha sido usado como barrera no arancelaria en numerosas oportunidades. Es evidente la inconsistencia entre la normativa y las medidas aplicadas para el comercio internacional por parte de numerosos países miembros de la OIE a la hora de importar carnes frescas de rumiantes o de cerdo desde ZLCV. Inconsistencias similares existen también a nivel de comercio interno de algunos países incluyendo a la Argentina.
En definitiva: de acuerdo con la normativa sanitaria internacional y cumpliendo con los requisitos específicos establecidos en la misma no hay justificativo sanitario para prohibir el ingreso de carne con hueso desde un país/zona libre con vacunación a un país/zona libre sin vacunación. Además, es obvio que si el ingreso de carne con hueso pusiese en peligro el estatus de libre sin vacunación o constituyera un riesgo significativo de introducción del virus, este no debería ser un tema de discusión. Y que la no existencia de restricciones sanitarias es una condición necesaria, pero podría no ser suficiente para permitir el ingreso.
Corresponde a los actores de la política la responsabilidad de tomar una decisión. Por su parte, los especialistas en sanidad animal tienen la responsabilidad de proveer, a quienes deben tomar la decisión, una evaluación de los riesgos sanitarios que implican las diferentes alternativas basada en información objetiva y técnicamente justificada. La participación de expertos de otros campos es indispensable para evaluar las potenciales consecuencias económicas y sociales que una decisión como está tendría para los diferentes sectores de la Patagonia y para otras regiones del país. ¿Cuál es la decisión correcta? Probablemente, no haya una sola respuesta. Pero cualquiera sea la decisión final, debería estar fundamentada en las razones que la motivaron (sanitarias, económicas o sociales) y no por razones sanitarias no justificadas por la normas de referencia mundial en materia de sanidad animal, la OIE.

*Sergio Duffy fue miembro de la Comisión Científica (2009-2015) y desde el 2015 hasta la actualidad del Grupo ad hoc Encargado de Evaluar el Estatus Sanitario de los Países Miembros Respecto a la Fiebre Aftosa de la OIE.

“Las inundaciones nos hacen retroceder y empezar de nuevo”

Dr. Federico Berger

El saldo de precipitaciones que azotaron al norte de Santa Fe y varias regiones del norte del país tuvieron su epicentro en el departamento de 9 de Julio, en el extremo noroeste de la bota donde, desde octubre pasado, se acumularon más de 1.000 mm: cifra cercana a la media anual de la zona. Las consecuencias de semejante fenómeno climático no se hicieron esperar y para evaluar el impacto, analizar paliativos y proyectar los próximos pasos, MOTIVAR mandó una charla vía Whatsapp con el Dr. Federico Berger, miembro del Colegio de Santa Fe y la Federación Veterinaria Argentina (FeVA), que reside en Villa Minetti, en el centro del departamento 9 de Julio, donde las lluvias mostraron su peor cara este último verano.

 

 

 1 – ¿Cuál es el estado de situación en la zona que atendes?

Mi área de trabajo es en el centro norte del departamento 9 de Julio, hacia el oeste de la provincia de Santa Fe, el más afectado por el fenómeno meteorológico. El departamento que tiene alrededor de 700.000 cabezas de ganado sobre 1,4 millones de hectáreas, se vio afectando de forma progresiva tanto por las lluvias, como por el agua que llegaba desde Santiago del Estero, producto de la pendiente natural. En diciembre, la parte más afectada fue el norte del departamento. Luego, se vieron afectadas Villa Minetti y San Bernardo, la parte más importante ganadera, en el centro del departamento y donde me desempeño profesionalmente.
Ya en febrero, en el centro sur también se vio afectada la pequeña cuenca lechera, tambos que han sido vaciados; y la ganadería.

 2 -¿Cuál es el estado de ánimo del productor?

Mi área de trabajo es en el centro norte del departamento 9 de Julio, hacia el oeste de la provincia de Santa Fe, el más afectado por el fenómeno meteorológico. El departamento que tiene alrededor de 700.000 cabezas de ganado sobre 1,4 millones de hectáreas, se vio afectando de forma progresiva tanto por las lluvias, como por el agua que llegaba desde Santiago del Estero, producto de la pendiente natural. En diciembre, la parte más afectada fue el norte del departamento. Luego, se vieron afectadas Villa Minetti y San Bernardo, la parte más importante ganadera, en el centro del departamento y donde me desempeño profesionalmente.
Ya en febrero, en el centro sur también se vio afectada la pequeña cuenca lechera, tambos que han sido vaciados; y la ganadería.

 3 – ¿Cuál es el impacto directo del fenómeno?

Mi área de trabajo es en el centro norte del departamento 9 de Julio, hacia el oeste de la provincia de Santa Fe, el más afectado por el fenómeno meteorológico. El departamento que tiene alrededor de 700.000 cabezas de ganado sobre 1,4 millones de hectáreas, se vio afectando de forma progresiva tanto por las lluvias, como por el agua que llegaba desde Santiago del Estero, producto de la pendiente natural. En diciembre, la parte más afectada fue el norte del departamento. Luego, se vieron afectadas Villa Minetti y San Bernardo, la parte más importante ganadera, en el centro del departamento y donde me desempeño profesionalmente.
Ya en febrero, en el centro sur también se vio afectada la pequeña cuenca lechera, tambos que han sido vaciados; y la ganadería.

 4 – ¿Qué repercusión esperan para el resto del año?

Mi área de trabajo es en el centro norte del departamento 9 de Julio, hacia el oeste de la provincia de Santa Fe, el más afectado por el fenómeno meteorológico. El departamento que tiene alrededor de 700.000 cabezas de ganado sobre 1,4 millones de hectáreas, se vio afectando de forma progresiva tanto por las lluvias, como por el agua que llegaba desde Santiago del Estero, producto de la pendiente natural. En diciembre, la parte más afectada fue el norte del departamento. Luego, se vieron afectadas Villa Minetti y San Bernardo, la parte más importante ganadera, en el centro del departamento y donde me desempeño profesionalmente.
Ya en febrero, en el centro sur también se vio afectada la pequeña cuenca lechera, tambos que han sido vaciados; y la ganadería.

 5 – ¿Cuáles son los paliativos ante esta situación?

Mi área de trabajo es en el centro norte del departamento 9 de Julio, hacia el oeste de la provincia de Santa Fe, el más afectado por el fenómeno meteorológico. El departamento que tiene alrededor de 700.000 cabezas de ganado sobre 1,4 millones de hectáreas, se vio afectando de forma progresiva tanto por las lluvias, como por el agua que llegaba desde Santiago del Estero, producto de la pendiente natural. En diciembre, la parte más afectada fue el norte del departamento. Luego, se vieron afectadas Villa Minetti y San Bernardo, la parte más importante ganadera, en el centro del departamento y donde me desempeño profesionalmente.
Ya en febrero, en el centro sur también se vio afectada la pequeña cuenca lechera, tambos que han sido vaciados; y la ganadería.

 6 – ¿Cómo se puede mitigar el impacto?

Mi área de trabajo es en el centro norte del departamento 9 de Julio, hacia el oeste de la provincia de Santa Fe, el más afectado por el fenómeno meteorológico. El departamento que tiene alrededor de 700.000 cabezas de ganado sobre 1,4 millones de hectáreas, se vio afectando de forma progresiva tanto por las lluvias, como por el agua que llegaba desde Santiago del Estero, producto de la pendiente natural. En diciembre, la parte más afectada fue el norte del departamento. Luego, se vieron afectadas Villa Minetti y San Bernardo, la parte más importante ganadera, en el centro del departamento y donde me desempeño profesionalmente.
Ya en febrero, en el centro sur también se vio afectada la pequeña cuenca lechera, tambos que han sido vaciados; y la ganadería.

En verano. Un diagnóstico más difícil.

» El estrés por las condiciones climáticas adversas es uno factores que motiva la aparición de la enfermedad también durante esta época del año en campos de cría, feedlots y tambos. ¿Cómo se tratan los animales que se contagian?

De la redacción de MOTIVAR
www.motivar.com.a

El Complejo Respiratorio Bovino (CRB), conocido también como neumonía, es una de las enfermedades más frecuentes y de mayor impacto económico en la ganadería bovina mundial. Y en Argentina, por ejemplo, la principal causa de muerte en los engordes de hacienda a corral.
“Durante todo el verano hemos visto caso de animales con neumonías en campos de cría de distintas localidades de Buenos Aires, siendo los más recientes en Pehuajó y Lincoln. También diagnosticamos la enfermedad en tambos, inclusive con mortandad de terneros a la salida de la guachera”, le explicó a MOTIVAR el médico veterinario Martín Schang, representante técnico de Boehringer Ingelheim.
Y agregó: “Es clave que los productores apliquen un correcto plan sanitario para prevenir este tipo de inconvenientes sanitarios en sus explotaciones o bien productos de calidad a la hora del tratamiento”.
Interesante fue también escuchar la palabra del médico veterinario Augusto Daffner, quien también informó casos de neumonías en bovinos jóvenes al ingreso de feedlots en la provincia de Santa Fe, en los últimos días.
“La amplitud térmica sumada a las condiciones climáticas adversas de los últimos meses elevan el nivel de estrés y facilitan el rápido contagio de la enfermedad”, agregó el profesional.
Y advirtió: “En animales jóvenes, con síntomas como lagrimeo, moco y tos, son altísimas las probabilidades de que lo que se está desarrollando sea la enfermedad”.

Señales a tener en cuenta
Vale decir que la denominación de CRB hace referencia a una suma de factores estresantes que predisponen al bovino a una infección respiratoria.
Entre los de origen animal se destacan la inmunidad, edad, estado nutricional, deshidratación, parasitosis, estrés del transporte, aspectos de manejo como arreos, encierres, carga (hacinamiento), estrés del destete, cambios de dieta y acidosis. Asimismo, entre los factores ambientales y como ya mencionaron los entrevistados, sobresalen las condiciones climáticas adversas, el aumento de amplitud térmica, frío o calor, humedad y lluvias.
Consultado respecto de este tema durante el verano, el especialista en la materia y docente de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de La Plata, Luis Fazzio, fue contundente: “Los casos de neumonía se presentan durante todo el año”. Asimismo, el profesional explicó que “las bacterias productoras de CRB son habitantes normales de la orofaringe del bovino (aparato respiratorio superior) y que -bajo factores estresantes para el animal, o la acción de virus que modifican los mecanismos de defensa- pueden “descender” al pulmón y ejercer su acción patógena”. Y concluyó: “Los que debemos observar en meses de verano son los mismos síntomas que con cualquier neumonía, pero es más difícil su diagnóstico, ya que los signos clínicos se pueden confundir con un animal “agitado por calor”.
Por otro lado, la temperatura corporal rectal (parámetro útil en el diagnóstico de la enfermedad) suele encontrarse por encima del valor considerado normal, cuando la temperatura ambiente supera los 30 a 32 grados”.

Prevención y control
Destacando el rol de los veterinarios a la hora de intentar minimizar los factores estresantes que favorecen el desarrollo de las neumonías a campo, Fazzio subrayó: “El reconocimiento temprano de la afección y el tratamiento precoz con antimicrobianos, ya sea en forma terapéutica o metafiláctica (según el criterio del profesional actuante) permitirá controlar la difusión de la enfermedad”.

A trabajar. Ministerio de Agricultura de China, junto a la directora general de la OIE, Dra. Monique Eloit.

» La problemática sanitaria sigue afectando a China, mayor productor de cerdos en el mundo, y amenaza fuerte cada vez a más países de la UE.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

La Peste Porcina Africana (PPA) sigue haciendo estragos en distintos países del mundo, dejando en claro -una vez más- el riesgo que la presencia de este tipo de problemáticas sanitarias conlleva para la producción global de alimentos.
Se trata de una enfermedad hemorrágica altamente contagiosa que afecta a los cerdos domésticos, jabalís verrugosos, europeos y americanos. Todos los grupos de edad son igualmente sensibles. Con formas del virus de alta virulencia, la PPA se caracteriza por fiebre alta, pérdida de apetito, hemorragias de la piel y órganos internos, y muerte entre 2 y 10 días después, en promedio.
Las tasas de mortalidad pueden alcanzar el 100% y el organismo causante es un virus ADN de la familia Asfarviridae.
La garrapata blanda de la especie Ornithodoros moubata actúa como vector de transmisión. La infección en los cerdos se produce por contacto directo con animales infectados, por ingesta de

¿Y en Argentina?

Tal como informara recientemente el Senasa, la Peste Porcina Africana nunca fue detectada en Argentina y es de notificación obligatoria. Asimismo, y contemplando la situación global, el organismo sanitario nacional ha reforzado sus controles y resaltado la importancia de considerar que el virus puede ingresar al país a través de cerdos, semen, y productos porcinos destinados a consumo humano como carnes, fiambres y chacinados. Ante la posibilidad de que los residuos comestibles de buques y aviones que llegan del exterior vehiculicen el virus, el Senasa reforzó los controles en los puestos de frontera.

restos de carne porcina infectada o de productos cárnicos porcinos infectados no procesados.
Más allá de esto, vale destacar que la PPA no representa una amenaza para la salud humana. Dicho esto, vale también señalar que la gravedad y la distribución de las lesiones en los animales varían en función de la virulencia del virus. Entre los signos clínicos se cuentan: pérdida del apetito, depresión, enrojecimiento de la piel de las orejas, abdomen y patas, trastornos respiratorios, vómitos, sangrado de la nariz o del recto y, a veces, diarrea. El primer evento observable en un foco puede ser el aborto.

Números que asustan
Tras una larga ausencia del continente europeo, la enfermedad reapareció en 2007 con un brote epidémico en la región caucásica. Desde entonces, se propagó rápidamente, afectando desde agosto de 2018 a China, primer productor mundial de ganado porcino. Si bien el gigante asiático registra el 98% de las pérdidas de cerdos de granja (cerca de 100.000 animales) durante dicho espacio de tiempo también en Europa se han registrado oficialmente, hasta mediados de febrero pasado, la muerte de unos 2.000 cerdos, cifra sustancialmente superior a las que se venían observando.
Sin embargo, el problema para la UE no termina allí, sino que 7 de los 10 países que tienen brotes de PPA en curso se encuentran en Europa: Bélgica, Hungría, Letonia, Moldavia, Polonia, Rumania y Ucrania. La lista la completarían China y Mongolia, en Asia; y Chad, en el continente africano.

Reuniones de urgencia
La FAO sigue de cerca el tema, generando encuentros en Asia, con el objetivo de lograr un protocolo regional ante el riesgo de propagación de esta enfermedad.
“Es crucial que esta región esté preparada para la posibilidad real de que la peste porcina africana salte la frontera hacia otros países”, alertaron. Más allá de esto, durante el pasado mes de febrero, también el viceministro de Agricultura y Asuntos Rurales chino, Yu Kangzhen, se reunió con la directora general de la OIE, Dra. Monique Eloit a fin de analizar la evolución de la situación y las medidas de prevención y control aplicadas desde la declaración del primer caso de peste porcina africana en la provincia de Liaoning, en agosto de 2018.
La aparición de dos jabalíes muertos, infectados con PPA, en Bélgica, a tan solo 2 kilómetros de la frontera con Francia, llevó a este país a declarar una “zona blanca” y al propio ministro de Agricultura a asegurar frente a los productores locales que “la Peste Porcina no entrará en Francia”. ¿Será?

» El laboratorio veterinario radicado en la provincia de Santa Fe acaba de lanzar una serie de productos en Argentina, al tiempo que anunció su participación en la VIV Asia 2019.

Con el objetivo de seguir ampliando su presencia en el mercado veterinario nacional, OVER lanzó recientemente cuatro nuevos productos.
“Overmectina Duplex es la primera combinación inyectable de Ivermectina y Levamisol del mercado argentino para el control de parasitosis internas y externas que afectan a bovinos y ovinos”, aseguraron desde el laboratorio radicado en San Vicente, Santa Fe. Asimismo, se presentó Pentemax, una formulación antibiótica a base de Penetamato para el tratamiento de mastitis bovina y Overva Toxoide Tetánico, una vacuna para la prevención del tétanos en equinos. “Por su parte, Sincrover 1000 es el dispositivo intravaginal de OVER a base de progesterona. Su concentración lo convierte en una práctica opción para tratamientos reproductivos en rodeos lecheros”, agregaron.
Más información en www.over.com.ar.

Destino Bangkok
Asimismo y a través de sus redes sociales, fue Diego Esborraz -referente de OVER- quien aseguró la presencia del laboratorio argentino en la VIV Asia 2019, evento que se realizará en Tailandia y que con más de 1.250 expositores internacionales, ofrece una selección única, que incluye a líderes del mercado global y jugadores en la producción de carne de cerdo, carne de ave, huevos, pescado y productos lácteos.

Crece la familia Lopsönn. El portafolio de productos ascenderá a 25 hacia fin de año.

Desde el laboratorio nacional Lopsönn, Juan Carlos López comparte su visión sobre lo que será el próximo lustro para la empresa que acaba de aterrizar en esta categoría.

El desembarco del laboratorio nacional Lopsönn en el mercado veterinario de animales de compañía, a través de una docena de productos pensados especialmente para el segmento, viene a saldar una cuenta pendiente desde el mismísimo origen de la empresa hace 14 años.
“Nacimos con una línea original para grandes animales que, ahora, suma alrededor de 30 productos, pero desde un inicio, supimos que Lopsönn también debía estar presente en el segmento de pequeños”, asegura el Dr. Juan Carlos López, fundador de la compañía en diálogo MOTIVAR.
“Todo lo que hagamos en este segmento representa adición de negocios para la empresa a tal punto que proyectamos un adicional del 30% en las ventas solo para este año. En el mediano plazo, dentro de un programa de tres a cinco años, proyectamos que el segmento de pequeños animales pueda igualar y hasta superar al de grandes animales”, vaticina el empresario con 30 años de experiencia en la industria.

Saldar una cuenta pendiente
Hace años que Lopsönn viene marcando una serie de lineamientos en cuanto a la comercialización de fármacos. A su vez, el ingreso al segmento de animales de compañía no es la primera experiencia de López en esta categoría, ya que había transitado ese camino para otras compañías.
“Entre los nuevos productos de Lop  sönn se cuentan cinco antibióticos, desde un gel ótico específico para perros y gatos, una enrofloxacina inyectable al 10%, cápsulas de tetraciclina, y dos antidiarreicos, uno inyectable y otro de vía oral. A su vez, hay tres antiparasitarios, uno interno tanto para perros como gatos, una ivermectina y una curabichera pasta”, repasa López la propuesta y completa: “Luego, tenemos dos antiinflamatorios, ambos inyectables, y completamos esta primera etapa con un sulfato de condroitina y un anestésico local”.
El fundador de Lopsönn señala que, “habíamos comenzado con grandes animales, pero siempre tuvimos en la cabeza la posibilidad de agregar esta línea”. En la práctica, el laboratorio ya comenzó a comercializar los productos. “Empezamos a trabajar con distribuidores y ganar presencia de forma paulatina con la intención de cerrar el año aliados a 20 distribuidores de todo el país y, a su vez, sumar una persona exclusivamente dedicada a este segmento.
Del mismo modo, pensamos avanzar con toda la batería de inversiones en materia de posicionamiento a lo largo del año.
Pensamos ampliar el portafolio hasta 25 productos”, adelanta López.

En busca del equilibrio
“Las probabilidades que en un mismo año las líneas de grandes y pequeños animales no tengan un buen desempeño son mínimas por eso resultan complementarias”, analiza López y amplía: “El desenvolvimiento del segmento de animales de compañía está emparentado con un componente emocional, porque las mascotas se han transformado en un miembro más de la familia”.
“El rol de las personas es muy importante y con el objetivo de profesionalizar la empresa buscamos darle más lugar al equipo y la marca”, afirma.
En cuanto a la economía y el desenvolvimiento del mercado, López adelanta que el año será similar a lo sucedido en 2018: “La gran diferencia tiene que ver con que el año pasado todos los canales de distribución iniciaron el ejercicio sobre stockeados por lo cual ni siquiera compraban lo que incorporan habitualmente. En cambio, eso ya se saneó y tienen solo el stock operativo por lo cual se abren más oportunidades para presentar nuevas propuestas”.