fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición Impresa“Es bueno para el país que CDV haya aprobado su nueva vacuna antiaftosa”
EL PRODUCTO ES ELABORADO EN LA PLANTA UBICADA EN BUENOS AIRES

“Es bueno para el país que CDV haya aprobado su nueva vacuna antiaftosa”

Ahora sí. La inversión realizada por el laboratorio comenzó a dar sus frutos.

» Entrevistamos al gerente general del laboratorio argentino, Juan Roo, quien detalla el proceso transitado durante los últimos años y el favorable desenlace que se logró a mediados de febrero, tras una inversión de US$ 40 millones.

Amediados de febrero, el Senasa aprobó la nueva vacuna antiaftosa del Laboratorio CDV, la cual es elaborada en la unidad productiva que la empresa habilitó hacia finales de 2017 en el Parque Industrial de Pilar, Buenos Aires, tras desembolsar la friolera de US$ 40 millones.
“En diciembre de 2015 prometimos invertir en el país y construir una nueva planta con el objetivo de ampliar la oferta de vacuna de calidad y ponerla a disposición del productor argentino y de la región. Hoy esa promesa se hace realidad”, le aseguró Juan Roo, gerente general de CDV, a MOTIVAR en una entrevista realizada en las nuevas oficinas con que cuenta el laboratorio también en la zona norte de GBA.
Vale decir que la planta de vacunas antiaftosa de CDV cuenta con una capacidad de producción de 40 millones de dosis bi, tri y tetravalente.
La Fiebre Aftosa es una afección viral, que afecta al ganado bovino, ovino, porcino y otros rumiantes. La aparición de la enfermedad acarrea considerables pérdidas económicas no solo en el sector agropecuario, sino en toda la economía nacional, ya que se cierran mercados de exportación, se frena el movimiento de hacienda, se suspenden eventos masivos, etc.
“Sin dudas este es el corolario de un proceso que lleva años y que forma parte de un proyecto más amplio que apunta a posicionar en el mediano plazo a CDV como un laboratorio veterinario líder en la región”, nos comentó Roo, para luego también manifestar su emociones personales luego de alcanzado la aprobación de la vacuna propiamente dicha. “Cuando comenzamos con este proyecto tuvimos que sobreponernos a aquello de que era “imposible” sumarnos al segmento. Hoy, estamos realmente felices por el equipo de trabajo consolidado. Somos ya 180 personas a las que sin dudas se irán sumando nuevos profesionales en el corto plazo”, agregó. Y reforzó: “Ya estamos pensando en nuestros próximos desafíos, los cuales sin dudas nos verán ofreciendo vacunas de calidad también en otras especies, además de los bovinos”.

MOTIVAR: ¿Qué características tiene la vacuna? ¿Cuántas dosis aprobaron?
Juan Roo: La nueva vacuna antiaftosa de CDV es elaborada bajo el método de elaboración BHK y sigue las tendencias globales en cuanto a su búsqueda por ser cada vez más pura y segura, cuidando siempre el bienestar de los animales.
Específicamente en febrero fueron 1.160.000 las dosis de vacunas aprobadas por el Senasa, las cuales se comercializaron entre Fundaciones de Sanidad Animal y clientes de la empresa (distribuidores y veterinarios).
Sabemos que esta cantidad es solo un inicio, pero ya con las próximas series podremos abastecer en mejor medida a todo el mercado. Habrá vacuna antiaftosa del Laboratorio CDV en esta campaña que se ha iniciado.

¿Cómo sigue la participación de la empresa en la presente campaña?
Las próximas series estarán disponibles para junio, julio y agosto con 1,2 millones de dosis en carpeta.
Para septiembre ya esperamos incrementar el ritmo de producción hasta alcanzar entre 12 y 15 millones de dosis que esperamos poder ofrecer de manera anual, solamente para el mercado argentino.

Roo. “Es una alegría enorme para un equipo de trabajo que se esforzó al máximo por este objetivo”.

¿Cuál ha sido la reacción del canal comercial veterinario?
En primer lugar, vale mencionar que nuestro país tiene una larga trayectoria en el segmento específico de la fiebre aftosa, con diversas plantas que producían vacunas hasta el momento previo a

dejar de vacunar hacia fines de los años 90. Luego de esto, hubo distintos intentos para instalar unidades elaboradoras de este producto, que no llegaron a buen puerto. De allí la trascendencia del logro de CDV.
En ese marco, destacamos el apoyo del Senasa en todo el recorrido transitado. Cumplimos al pie de la letra el plan de acción que había aprobado el holding europeo y hoy nos invade una inmensa alegría, en primer lugar, por el trabajo realizado por el equipo del cual soy parte.
Ya refiriéndonos específicamente al canal comercial veterinario, tuvimos una muy buena repercusión.
En todos los casos se destacó la buena noticia, no solo para nuestra empresa sino también para el país, ya que representa una alternativa para los clientes, pero también un resguardo para el estatus sanitario de nuestro país.
¿Y entre los accionistas del holding del cual forma parte el laboratorio?
Sin dudas que también vivieron la aprobación de la primera serie con mucha expectativa. El holding siempre mostró interés por formar parte de este mercado y por ello es una satisfacción haber podido sostener su acompañamiento durante todos estos años. Sabemos que podemos recuperar la inversión realizada. Somos conscientes también que existe en este segmento ya un gran jugador, pero nuestra expectativa es la de acompañar a los veterinarios y productores locales, a la vez de apostar fuerte a la introducción de nuestra vacuna antiaftosa en el mercado global.
Si bien sabemos que existen discusiones para dejar de vacunar contra la enfermedad en nuestro país, no creemos que esa sea una solución, ni mucho menos. Hoy, la vacunación antiaftosa está muy incorporada en la rutina de los productores y le otorga al país un estatus ideal para seguir abriendo nuevos mercados para la carne bovina argentina.
Más allá de esto, ya estamos en proceso de registro para la vacuna en Asia y distintos países del resto del mundo. El objetivo es exportar 15 a 20 millones de dosis adicionales en la medida que crezca la producción.
Nuestra planta está preparada para, paulatinamente, llegar a su potencial de 40 millones de dosis producidas al año. Paso a paso, iremos creciendo.
¿Qué desafíos les plantea el nuevo posicionamiento que tendrá la empresa?
CDV se ha sabido posicionar en el mercado con productos de calidad, siempre ofreciendo soluciones para prevenir la aparición de enfermedades en la hacienda. A su vez, hemos insistido en instalarnos en la mente de los usuarios de nuestras vacunas como una compañía innovadora, siempre con proyectos en materia de investigación y desarrollo aplicada a la realidad de la actividad ganadera.
En definitiva y tras esta aprobación oficial nos hemos convertido en el único laboratorio local que abarca desde el diagnóstico hasta la vacunación anti aftosa, pasando por la provición de reactivos para la PPD y toda la línea de vacunas con la que ponemos a disposición de veterinarios y productores para que puedan mejorar el rendimiento productivo de las explotaciones animales.
Somos aliados de los veterinarios, poniendo a su alcance herramientas preventivas para darle seguridad y eficacia a toda la cadena.

¿Realizarán alguna alianza con otra empresa del rubro para comercializar el producto en la Argentina?
No lo descarto, pero es algo que se evaluará en el futuro.
Hoy estamos ya apuntando a ofrecer soluciones preventivas en otras especies animales, trabajando en el registro de vacunas para los animales de compañía, como así también en los rubros de cerdos, equinos y aves. Construiremos una tercera planta en el Parque Industrial de Pilar, en Buenos Aires, para acompañar también el desarrollo de estos sectores tanto en Argentina, como en el mundo.

¿Creen que la irrupción de CDV en el segmento modificará el mercado?
Realmente no lo creemos así.
CDV no va a plantear una comercialización diferente a lo que sus clientes estaban acostumbrados, aunque sin dudas que contar con la vacuna antiaftosa nos abrirá la puerta para jugar más intensamente con nuestras otras vacunas en los planes oficiales del Senasa, por ejemplo.
Dicho esto, también vale destacar que siempre la prioridad la tendrán nuestros clientes más fieles, los cuales no solo nos acompañan hoy, sino que lo vienen haciendo hace ya muchos años. Más allá de esto, sabemos que se han producido grandes cambios en los directivos de algunas de las grandes compañías que operan en Argentina, pero eso no modificará nuestros planes.
A nivel general, el mercado ha vivido en los últimos tres años una situación compleja, afectando considerablemente las rentabilidades de los laboratorios: el combo que incluye tipo de cambio y aumento de costos ha impactado fuerte.
Como empresas sólidas que somos, todos deberemos apuntar a recuperar rentabilidades con el objetivo de seguir invirtiendo en investigación y desarrollo para avanzar en nuevas y mejores tecnologías para aumentar la producción.

LA FÓRMULA PARA AUMENTAR LA PRODUCTIVIDAD ANIMAL

“Intensificar el trabajo en el diagnóstico y la prevención de enfermedades”

La entrevista por MOTIVAR con Juan Roo por la aprobación oficial de la vacuna antiaftosa de CDV se concretó en las nuevas oficinas que el laboratorio veterinario inauguró en el Parque Industrial de Pilar, Buenos Aires.
En ese marco, Roo adelantó que la empresa se encuentra ampliando en cantidad a su equipo técnico y comercial, aún en un contexto del cual no se esperan grandes resultados en el corto plazo. “Claramente no estamos solo pensando en este año, sino ya en los próximos cinco años, donde la empresa apunta a consolidar un liderazgo destacado en el ámbito de la salud animal”, aseguró nuestro entrevistado. Y agregó: “No menos importantes son las inversiones que estamos realizando en nuestro laboratorio de diagnóstico, el cual está a cargo del Dr. Fernando Luna y avanzará en brindar un cada vez mejor servicio”. En ese marco, el directivo reforzó la necesidad de avanzar en el campo del diagnóstico de las enfermedades que afectan a los bovinos. “Las enfermedades están realmente en el campo y se transmiten entre animales. Si no trabajamos desde el diagnóstico y la prevención será muy difícil mejorar los índices productivos actuales”.
Finalmente, Roo compartió con MOTIVAR sus expectativas para este 2019 en lo que es el mercado veterinario orientado a la producción ganadera en Argentina. “Será un año difícil. Las variables macroeconómicas demuestran que estamos en un círculo complejo que involucra las tasas de interés, el tipo de cambio y la actividad económica”, explicó. Y concluyó: “Debemos trabajar para que se apliquen las más de 300 millones de dosis de vacunas que realmente los planes sanitarios productivos deberían contemplar en base a las cabezas actuales”.

comments

COMPARTIR:
Valoración: