HomeEdición ImpresaSin arriesgar pronósticos, la industria arranca un 2019 colmado de desafíos
TIEMPO DE BALANCE PARA LOS LABORATORIOS VETERINARIOS

Sin arriesgar pronósticos, la industria arranca un 2019 colmado de desafíos

Con expectativas variadas, incertidumbres compartidas y la flexibilidad de siempre, cientos de empresas ponen la cuenta en cero… y vuelven a empezar.

 

 

Caprove. Los representantes de las empresas socias compartieron un almuerzo.

Por primera vez en mucho tiempo, los “gurúes” de la economía nacional coinciden en uno de sus pronósticos: “Al menos durante el primer trimestre de 2019, no deberíamos esperar más que mantener los niveles actuales de actividad”. ¿Y después? ¿Cómo será este año de elecciones? ¿Habrá cambio de mando? ¿Y de rumbo? Interrogantes, unos tras otros, son los que durante los últimos meses de 2018 acumularon los directivos de las empresas en nuestro país. Para contar solo un ejemplo: “el índice de confianza de los empresarios agropecuarios es cercano al del período kirchnerista”, tal como titularan distintos medios luego que se dieran a conocer los resultados de la encuesta sobre la percepción actual y las expectativas que realiza el Movimiento CREA.

“Si bien antes exportar era una oportunidad, hoy es casi una necesidad para los laboratorios del sector”, sostuvo en su discurso Jorge Dale, presidente de la Cámara de Laboratorios Argentinos Medicinales Veterinarios para luego anunciar cursos de capacitación específicos sobre comercio exterior para sus socios en el primer trimestre de este año. .

Con este contexto en mente, el equipo de MOTIVAR tuvo la posibilidad de asistir a los encuentros de fin de año que realizan para sus socios (y algunos invitados) las dos cámaras de laboratorios veterinarios que existen en el país: Caprove y Clamevet. Ambas en la zona norte del Gran Buenos Aires, las jornadas se realizaron con días de diferencia, dejando mensajes comunes y desafíos concretos a resolver en el muy corto plazo.
“Si bien antes exportar era una oportunidad, hoy es casi una necesidad para los laboratorios del sector”, sostuvo en su discurso Jorge Dale, presidente de la Cámara de Laboratorios Argentinos Medicinales Veterinarios para luego anunciar la realización de cursos de capacitación específicos sobre comercio exterior para sus socios en el primer trimestre de este año.
“Entre ambas cámaras reunimos a 65 empresas locales, de las cuáles 50 exportan. Algunas a muchos países y otras tantas a muy pocos. El desafío pasa por lograr un crecimiento para todos estos jugadores”, reforzó Dale.
Si hay algo que no se modifica en estos encuentros es siempre el buen vínculo que se da entre los asistentes. Competidores a diario, pero integrantes de un mismo mercado desde hace varios años, en muchos casos, los representantes de los laboratorios nacionales y multinacionales que operan en el país aprovechan estos espacios para realizar balances y compartir expectativas.
Otra de las novedades también mencionada durante el brindis tuvo que ver con la conformación dentro de Clamevet de una Comisión de Pequeños Animales, la cual ya ha comenzado a trabajar determinados temas de manera conjunta con la Cámara de Distribuidores Veterinarios (Cadisvet).
Como pocas veces antes, los eventos que dieron cierre al año 2018 evitaron los pronósticos y pusieron el foco en la necesidad de realizar trabajos en conjunto, no solo para incrementar el valor del mercado, sino también para defender la sustentabilidad de los negocios y las empresas.
Y sin dudas que en ese sentido cobran especial trascendencia las palabras de Mónica Bressi, presidente de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove) quien anunció la realización en abril de este año del primer Congreso Nacional de Sanidad Animal en Bovinos, en Buenos Aires.

“En abril, Caprove realizará su primer Congreso Anual. Es la oportunidad que tenemos para mostrarle a toda la actividad ganadera, el verdadero potencial de invertir en planes sanitarios que prevengan las enfermedades en los animales y así incrementar no solo los índices productivos, sino también lograr un excedente en la producción para dar respuesta a la demanda internacional”. Mónica Bressi.

“Es la oportunidad que tenemos para mostrarle a toda la actividad ganadera, el verdadero potencial de invertir en planes sanitarios que prevengan las enfermedades en los animales y así incrementar no solo los índices productivos, sino también lograr un excedente en la producción de carne para dar respuesta a la demanda internacional a la que deberemos hacer frente”, explicó Bressi.
Ambas cámaras repasaron su año, destacaron ante sus socios el activo e imprescindible rol que ocupan en todas y cada una de las comisiones que integran y se mostraron proactivas respecto a lo que vendrá en inmediato.
Entre tanto, temas como el pago del bono de fin de año, aguinaldos y aumentos en los servicios públicos, fueron los que dominaron los momentos de diálogo formal entre los empresarios que siguen viendo como las listas de precios de productos veterinarios son de las pocas que quedan sin dolarizar en el rubro agropecuario.
Una vez más, la industria veterinaria argentina pone en marcha toda su estructura, miles de personas a diario trabajando en una cadena que aporta tecnología y conocimiento en favor del bienestar de los animales. Con expectativas variadas, incertidumbres compartidas y la flexibilidad de siempre, cientos de laboratorios y distribuidoras ponen la cuenta en cero… y vuelven a empezar. Éxitos.

Clamevet. Representantes de distintos laboratorios, en el cocktail de la Cámara.

comments

COMPARTIR:
Valoración: