HomeEdición ImpresaBrucelosis, una de las claves en el protocolo con China
ACTUALIZACIÓN PARA VETERINARIOS, PRODUCTORES Y CONSIGNATARIOS

Brucelosis, una de las claves en el protocolo con China

Funcionarios del área de Sanidad Animal del Senasa participaron de una jornada en Azul, Buenos Aires, donde se brindaron detalles de lo que será la nueva estrategia con la que se avanzará contra esta enfermedad en 2019.

DE LA REDACCIÖN
redaccion@motivar.com.ar

Nardello y Hart. Los planes del Senasa para 2019.

Culminando el raid 2018 de presentaciones a cargo de representantes del Senasa por todo el país, la localidad bonaerense de Azul recibió a Matías Nardello (director nacional de Sanidad Animal) y Jorge Hart (Programa Nacional de Control y Erradicación de la Brucelosis Bovina) en una jornada de actualización por demás interesante.
Veterinarios, productores y consignatarios de la zona y alrededores escucharon “de primera mano”, los objetivos y desafíos que se plantea el organismo sanitario nacional de cara al futuro inmediato.
Vale decir que la jornada fue organizada de manera conjunta por la Asociación de Consignatarios de Ganado de Buenos Aires, la Sociedad Rural de Azul y el Círculo Veterinario local. Asimismo, se contó con la colaboración del Laboratorio Azul Diagnóstico, en cuyo canal de YouTube (Ver Recuadro), se encuentran las presentaciones completas llevadas adelante por los funcionarios del Senasa.
“Estas modificaciones que comienzan a verse en las normas son el punta pie inicial para ordenar al sector de cara a lo que viene”, ilustró Alfredo Martínez (Laboratorio Azul), haciendo referencia a los compromisos sanitarios que Argentina ha empezado a cerrar, con el objetivo de avanzar en la exportación.
Frente a esto, fue interesante escuchar al director nacional de Sanidad Animal del Senasa, Matías Nardello, dar luz sobre la situación actual y la perspectiva del organismo. “La principal visión es estar centrados en el usuario, llevando al Senasa hacia el silgo XXI”, destacó Nardello, explicando de qué manera el Senasa divide sus prioridades bajo una matriz confirmada por procesos delegables y no delegables y arancelables y no arancelables. “Tenemos pocos recursos y debemos emplearlos de manera eficiente para garantizar el estatus y la inocuidad que buscamos”, aseguró.

“Los establecimientos que envíen hacienda con destino a faena hacia China no tienen que haber tenido casos ni de brucelosis, tuberculosis, lengua azul, Aujeszky, paratuberculosis, rabia y carbunclo en los 12 meses previos al envío”. Matías Nardello.

Tras destacar los avances en materia de sistemas internos, mostrando como ejemplo el caso del SIGSA, o el de expedientes electrónicos, Nardello enfatizó en el camino de desburocratización que el se está llevando adelante.
“Todavía estamos tratando de llevar la estructura del organismo a la actualidad. Seguimos derogando normativas de hace dos siglos. Avanzando en esto, debemos seguir sumando recursos humanos profesionales”, reforzó Matías Nardello. Y resaltó: “Nuestros dos objetivos primordiales son cuidar la sanidad y asegurar la inocuidad, en un marco de reducción de déficit. Un déficit que no siempre es económico, sino también de confianza y de estructura”.
El funcionario fundamentó la reducción de 14 a 7 regionales con la mirada puesta en la “homogeneización” de las visiones con las que se ponen en práctica las resoluciones oficiales. “El Senasa cuenta con 345 oficinas locales y 8.500 veterinarios acreditados”, describió. Y adelantó: “A partir de enero vamos a hacer un reempadronamiento de veterinarios acreditados”.

 

Cumplir con los mercados

Interesante fue también para los asistentes repasar cuáles son las enfermedades animales de las cuales Argentina cuenta con reconocimiento internacional de la OIE como país libre: 1) fiebre aftosa, 2) enfermedad vesicular porcina, 3) peste de pequeños rumiantes, 4) dermatosis nodular contagiosa, 5) peste equina, 6) peste porcina clásica, 7) peste porcina africana, 8) peste bovina, 9) perineumonía contagiosa bovina 10) fiebre del Valle del Rift, 11) viruela ovina y 12) viruela caprina, 13) newcastle e 14) influenza aviar.
“Somos considerado país con riesgo mínimo e insignificante de BSE”, repasó Nardello. Y explicó: “Se espera que nuestro país incremente un 30% su producción de alimentos de origen animal. Necesitamos más certificación y fiscalización”. Y qué mejor para ejemplificar la situación que hacer referencia al Protocolo sanitario firmado en 2018 por el Senasa con su par de China, como condición para poder nosotros enviar todo tipo de corte bovino al gigante asiático.
Si bien aún no está en ejecución, este protocolo sostiene que los animales que sean enviados a faena a este destino deberán provenir de establecimientos que demuestren su permanencia allí por al menos 90 días, vía declaración jurada) y provengan de zonas donde haya bovinos centinelas, sin vacunar.
“No tienen que haber tenido casos ni de brucelosis, tuberculosis, lengua azul, Aujeszky, paratuberculosis, rabia y carbunclo en los últimos 12 meses previos al envío a faena”, completó Matías Nardello, para luego mostrar ejemplos a los presentes en cuanto a la importancia de avanzar en la implementación de nuevas resoluciones: Rusia está pidiendo que los embarques de carne sean libres de tetraciclina.
“No son todas oxitetraciclinas; encontramos muestras con clortetraciclina. Vamos a empezar a trabajar en una normativa”, sostuvo el funcionario, recordando que desde el 1 de enero se prohíben los antibióticos orales presentados como drogas puras en cuñetes.
Culminando y tras repasar los mercados abiertos para las carnes bovinas argentinas, Nardello describió su visión a futuro. “Gracias a la información con la que cuenta el Senasa, es posible hacer una fiscalización inteligente. Con el SIGSA, por ejemplo, podemos ver los movimientos de la hacienda”, explicó. Y siguió: “Avanzamos en la autogestión y estamos realizando acuerdos con algunas Fundaciones para instaurar las actas digitales de vacunación antiaftosa, todo pensando siempre en avanzar en el control, pero también en facilitar y agilizar el trabajo de los productores”.

“Tenemos que romper la inercia del Plan Nacional actual”

Así lo sostuvo el Dr. Jorge Hart, responsable del Programa Nacional de Control y Erradicación de la Brucelosis Bovina dentro del Senasa en lo que fue la reunión llevada adelante entre veterinarios, productores ganaderos y consignatarios en la localidad bonaerense de azul a fines de 2018.
Si bien toda la conferencia está disponible en el Canal de YouTube del Laboratorio Azul, los interesados en acceder al material completo podrán también solicitarlo a redaccion@motivar.com.ar. Más allá de esto, vale remarcar que el profesional del Senasa dejó bien en claro cuáles serán las cosas que seguirán vigentes a partir del primer cuatrimestre de 2019 cuando, probablemente, se ponga en marcha la nueva normativa.
“Tanto con el actual, como con el nuevo plan se debe seguir vacunando a las terneras de entre 3 y 8 meses de edad, con la cepa 19. Asimismo, estas vacunaciones serán ejecutadas por los entes sanitarios por medio de veterinarios acreditados”, aseguró Hart. Y avanzó: “En zonas sin Entes es responsabilidad del productor con su veterinario acreditado. Es clave seguir con identificación de la ternera vacunada”. ¿Cuál será entonces la novedad del programa en materia de vacunaciones? Que existirá la posibilidad de sumar otros biológicos que se aprueben para control de brucelosis.
Más información: redaccion@motivar.com.ar

comments

COMPARTIR:
Valoración: