HomeEdición ImpresaLos principales hitos que marcaron el año del Senasa
SOBRESALEN CONFLICTOS GRMIALES; ACUERDOS CON CHINA Y ESTADOS UNIDOS

Los principales hitos que marcaron el año del Senasa

Apertura de nuevos mercados, despidos y reestructuraciones, falta de presupuesto y una mayor fluidez en la comunicación con los actores del sector. Algo de lo mucho que vivió el organismo sanitario nacional en 2018.

 

Lazos. Ricardo Negri (Senasa) con un funcionario chino.

 

G20. Mauricio Macri y Donald Trump.

Bajo el slogan “El mundo cambia, el Senasa se transforma”, el organismo sanitario nacional transitó un 2018 afrontando conflictos internos, con despidos de personal en todo el país, una situación compleja en materia de presupuesto, pero también con reconocimientos y la reapertura de acuerdos estratégicos, en lo que respecta al área “roja” del Servicio, ligada a la producción de alimentos de origen animal, sobre la cual profundizaremos a continuación.
El objetivo de la gestión iniciada por Ricardo Negri al frente del Senasa en enero pasado es claro, aunque en absoluto sencillo: “Nuevos mercados; menos trámites; más tecnología; mayor transparencia y controles”. Para ello y según las autoridades, se redujo la cantidad de aranceles, trámites y registros, a la vez de estimular sus canales de comunicación por medio de las redes sociales.
Más allá de esto, distintas entidades han sido críticas del accionar del organismo, entre ellas, el propio Colegio de Veterinarios de Buenos Aires: “Su capacidad de auditoria, control y fiscalización se encuentra colapsada y paralizada debido a la implementación, en las últimas décadas, de políticas erróneas. La mayoría de su personal de campo está a un paso de la jubilación y su reemplazo se ha cubierto con profesionales y/o técnicos contratados, mal pagos y con una inestabilidad técnica y política que los limita en sus acciones”.
Esta visión tomó aún más relevancia cuando el Senasa anunció la reducción de 14 a 7 los centros regionales con la unificaciones Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba bajo la denominación de “Región Centro”, la cual se suma a la del NOA, NEA, Cuyo, Patagonia, Metro y La Pampa/Buenos Aires.
Claro que, al mismo tiempo, desde el Senasa argumentan estar trabajando fuertemente en ordenar el funcionamiento de algunas de sus dependencias estratégicas, como puede ser la gestión de los puertos nacionales. En ese sentido y vale decir que el ente local fue distinguido a nivel internacional por la Red Marítima Anticorrupción (MACN) por un dato concreto: los incidentes de corrupción en Argentina disminuyeron en más del 90% en 2018.

Autogestión y sanidad

Si bien en el ámbito de la sanidad animal fueron diversas las novedades, vale destacar los cruces que se vivieron durante el primer semestre con veterinarios privados por los controles ligados a la anemia infecciosa equina, por ejemplo.
Sin descuidar las tareas realizadas en las producciones avícolas, porcinas, ovinas y caprinas, en el caso de la ganadería bovina, el organismo tuvo que resolver inconvenientes generados a principios de año por el clima (inundaciones y sequía). Claro que esto no fue todo: “El cambio fundamental radica en que todo establecimiento con actividad reproductiva en su rodeo deberá presentar una determinación de estatus sanitario relativo a la enfermedad. Eso implica un muestreo de todos los vientres de más de 18 meses”, le explicaba Jorge Hart del Senasa, a MOTIVAR en torno a los cambios que se proponen para el Programa Nacional de Control de la Brucelosis Bovina. Y reforzó: “Los campos considerados libres mantendrán su condición muestreando periódicamente al rodeo”.

Mayor vínculo con la industria

“En lo inmediato, la meta es administrar de la mejor manera posible los recursos disponibles”, explicó a MOTIVAR el titular de la Dirección de Productos Veterinarios del Senasa, Dr. Federico Luna, quien dejaba en claro que “El registro está atravesando un proceso de transición”.
Tal es así que con la puesta en marcha de la “Ventanilla Única”, los laboratorios pueden realizar On Line las autorizaciones de importación y exportación y la emisión de algunas certificaciones. Se espera también que esto sea replicado por la DILAB para la aprobación de vacunas y kits diagnósticos.
También este año, la Dirección avanzó junto a las cámaras de laboratorios veterinarios (Caprove y Clamevet) en la posibilidad de catalogar a los productos veterinarios en “Genéricos”, “Nuevos” e “Innovadores”.
Con algunas dudas en cuanto a cómo seguirá adelante el sistema nacional de trazabilidad de medicamentos, desde el Senasa dejaron en claro que en 2019 todos los registros de alimentos medicados (que incorporen un antibiótico, un anticoccidiano o un antiparasitario) serán cancelados.
“Hoy no se permite el registro de nuevos alimentos con productos veterinarios como parte constitutiva de la fórmula. Ya el año que viene solo se permitirá el registro de productos veterinarios para ser administrados a través del agua de bebida o de los alimentos, pero como vehículo”, explicaron.

Vacunación antiaftosa

“En el corto plazo no vamos a dejar de vacunar contra la fiebre aftosa”, tranquilizó Ricardo Negri a los 300 ganaderos reunidos en el 7° Congreso Nacional de Entes y Fundaciones de Lucha Sanitaria realizado en Paraná, Entre Ríos. Más allá de esto, allí el Senasa intentó “seducir” a los productores respecto de la necesaria reconversión de las Fundaciones, tomando como nuevos desafíos la vigilancia epidemiológica, el control a campo y hasta certificaciones en el ámbito de la salud animal y vegetal.
China: carne sí, enfermedades no
Sin dudas uno de los grandes logros del Senasa ha sido la firma del protocolo sanitario con China para el envío de carne vacuna proveniente de bovinos que, en los últimos 12 meses previos a la faena, no hayan manifestado un grupo de problemáticas sanitarias, lo que revalida la importancia de las certificaciones sanitarias respecto de fiebre aftosa y Vaca Loca, pero también lengua azul, Aujeszky, tuberculosis, paratuberculosis, fiebre Q, carbunco y brucelosis. “No nos exigen ser país libre de estas enfermedades, ni un certificado específico que garantice estas condiciones en los establecimientos”, le comentó el ex director nacional de Sanidad Animal del Senasa, Ricardo Maresca, en exclusiva a MOTIVAR previo a dejar su puesto a manos de Matías Nardello.

#OrgulloSenasa

Con esta leyenda compartió el Senasa en sus redes sociales la última gran noticia del año: “La Argentina ahora es miembro del club de proveedores de alimentos de los países más exigentes del mundo. Después de 17 años, volvimos a abrir el mercado de los Estados Unidos para exportar carne bovina”. El anuncio se realizó en la Cumbre del G20, donde se confirmó que el país del Norte autoriza la importación de todos los cortes, con excepción de la cabeza, pezuñas y menudencias. Además, la Argentina accederá a una cuota de 20.000 toneladas anuales y las exportaciones que superan esa cuota deberán pagar un arancel del 26,4%.
Un buen cierre de año para un organismo que mantiene sus disputas gremiales internas, con cada vez mayores exigencias de productores y técnicos, pero que apuesta a generar las condiciones que competen al Estado para que cada actor de la cadena defina su estrategia en base a las propias conveniencias. ¿El desafío? Poder comprender que para vender hay que comprar, y que eso requiere de inversiones en inspecciones y controles sobre todo aquello que el país importe en materia alimenticia para así resguardad la seguridad e inocuidad de su principal aportante: los consumidores argentinos.

comments

COMPARTIR:
Valoración: