fbpx
HomeEdición Impresa“La pérdida de productividad por animales enfermos es el mayor costo a afrontar”

“La pérdida de productividad por animales enfermos es el mayor costo a afrontar”

Ignacio Lucero Torres, profesional de Boehringer Ingelheim, describió la importancia de garantizar la eficiencia de los campos ganaderos durante lo que fue la presentación de la Certificación en Bienestar Animal.

Lucero Torres. “Exportar más, va de la mano del Bienestar Animal”.

Certificados. Los productores contaron sus experiencias.

La pérdida de productividad por animales enfermos es el mayor costo que enfrenta hoy el productor”, afirmó Ignacio Lucero Torres, Head de la Unidad Negocios de Rumiantes en Argentina de Boehringer Ingelheim Animal Health (BIAH) durante el encuentro en el que recientemente se presentó la Certificación en Bienestar Animal.
Esta Certificación, de carácter privado y voluntario, se basa en un proceso de mejora continua en el que el laboratorio multinacional cumple el rol de acompañar a los productores en la adaptación de sus procesos, instalaciones y manejo de animales a los protocolos desarrollados por el laboratorio.
La misma es validada por Control Union, empresa auditora especialista en certificaciones agroindustriales de vasto reconocimiento internacional, con sede en Holanda.
“La propuesta de certificación que hacemos se enmarca en una tendencia global, en la que Argentina es pionera, que busca que los productores amplíen sus mercados. Nuestra intención es que lleguen con productos de mayor calidad, tanto al mercado interno como al de exportación, sumando a la cadena de valor. La sostenibilidad del modelo ganadero exportador va de la mano del Bienestar Animal”, destacó Ignacio Lucero Torres.
La Organización Mundial de Sanidad Animal reconoce la salud como un componente clave del bienestar animal.
“En Argentina el 20% de las pérdidas en términos de servicio – preñez – destete se podrían evitar; son pérdidas por sanidad, representando un total de 4.400.000 terneros no nacidos. El mayor costo para el productor es la pérdida de productividad de los animales enfermos o que no han sido criados en un entorno de bienestar”, afirmó el representante de Boehringer Ingelheim.

“En Argentina el 20% de las pérdidas en términos de servicio
– preñez- destete se podrían evitar, son pérdidas por sanidad que representan un total de 4.400.000 terneros no nacidos”.
Ignacio Lucero Torres, Boehringer Ingelheim.
.

Una demanda de los consumidores
Por su parte y durante el encuentro, Stella Maris Huertas, Directora en Centro Colaborador de OIE en Bienestar Animal y Producción Pecuaria de la Facultad de Veterinaria de la Universidad del Uruguay, detalló que el concepto de Bienestar Animal “llegó al mundo como una demanda de los consumidores por productos de origen animal, especialmente en el sector cárnico”, y que el deterioro en la condición corporal de los vacunos redunda en patologías podales (rengueras), mayores costos de atención veterinaria y medicamentos, una disminución de la eficiencia reproductiva y de producción y calidad de leche, lo que representa entre un 30 y un 60% de pérdidas. Por eso, “mejorando la calidad ética del producto de origen animal se logra un mayor y mejor acceso a los mercados, un incremento en la rentabilidad de todo el sector y, en consecuencia, un agronegocio sustentable”, sostuvo Huertas.

Estándares e implementación
Los protocolos utilizados para la certificación corresponden a estándares de Bienestar Animal especialmente diseñados por Boehringer Ingelheim para tres tipos de explotaciones: Tambo; Cría y Feedlot.
Una vez finalizada la tarea descripta anteriormente, se entrega al productor un documento con mejoras, recomendaciones y sugerencias a implementar en su establecimiento con el objetivo de alcanzar la certificación.
Entre las mejoras, recomendaciones y sugerencias propuestas al productor, pueden encontrarse:
• Ajustes de procesos operativos.
• Cambios en instalaciones específicas (corrales, manga, accesos, caminos, iluminación, sombra, entre otras).
• Capacitación del personal sobre la base de los Protocolos de Bienestar Animal de Boehringer Ingelheim.
Entre los 60 y los 90 días posteriores a la entrega del documento de mejoras, recomendaciones y sugerencias, personal técnico del laboratorio multinacional visita nuevamente el establecimiento para verificar su cumplimiento, y posteriormente recibir a los auditores, quienes entregarán la Certificación en caso de que se hayan alcanzado los estándares fijados.

La Certificación en Bienestar Animal es validada por Control Union, empresa especializada.

MIRA LAS ENTREVISTAS COMPLETAS EN MOTIVAR TV

Matías Naumann. Gerente de Marketing, Rumiantes.

El evento realizado por Boehringer Ingelheim en el Hotel Sheraton de Pilar, Buenos Aires, sirvió para que MOTIVAR pudiera dialogar con los referentes del área desde la cual se lanzó la Certificación en Bienestar Animal para establecimientos ganaderos (campos de cría, feedlots y tambos).
En ese marco, los interesados en conocer no sólo el listado de establecimientos que ya lograron este reconocimiento, sino también las opiniones de Ignacio Lucero Torres, Head de la Unidad Negocios de Rumiantes en Argentina de Boehringer Ingelheim Animal Health, y Matías Naumann, Gerente de Marketing de esta unidad de negocios, podrán hacerlo ingresando en www.youtube.com/pmotivar. Para más información sobre la jornada y las Certificaciones en cuestión: redaccion@motivar.com.ar.

comments

COMPARTIR:
Valoración: