HomeEdición Impresa“La hipocalcemia puede generar 276 litros de pérdidas por vaca”

“La hipocalcemia puede generar 276 litros de pérdidas por vaca”

Ignacio Vidaurreta compartió cifras sobre el impacto que genera esta enfermedad en los primeros 90 días posparto, en el marco del lanzamiento de Animate, el suplemento mineral aniónico de Biotay, pensado para reducir sus efectos.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar
@facusonatti

En los últimos días de agosto, el laboratorio Biotay, una compañía de Phibro Animal Health, convocó a un grupo de asesores profesionales, veterinarios y productores a lo que fue el lanzamiento de Animate, un suplemento mineral aniónico para reducir los efectos de la hipocalcemia en la producción lechera.
Entre los disertantes se contó con la presencia del consultor estadounidense Ken Zanzalari; desde Brasil, estuvo presente Lucas Barbosa; y los argentinos, Elbio Bressan, Héctor Ravenna e Ignacio Vidaurreta. Este último fue el encargado de abrir el juego y repasó la situación actual, estadísticas y patologías asociadas de la hipocalcemia en el país. MOTIVAR, fue de la partida y así se los contamos.

El calcio en la producción
El 98% del calcio de la vaca está en los huesos y entre sus funciones se cuentan formar la estructura de los mismos, la contracción muscular, actuar en la función nerviosa y cardiaca, reacciones enzimáticas, sistema inmune, liberación de hormonas y regulación sanguínea.
Para Vidaurreta, la regulación de calcio en sangre obedece a su ingreso a través de la dieta. “Para sostener la producción lechera es necesario que la vaca pase por una gestación, un parto y una nueva lactancia, donde maximiza su producción y logra ser mucho más eficiente, porque produce más leche por kilo de materia seca”, explicó el consultor. Y agregó, “la transición entre los 21 días previos y posteriores al parto implica un desafío fisiológico para la vaca porque se incrementan los requerimientos nutricionales y eso no es acompañado por un incremento en el consumo de materia seca. ¿El resultado? Una alteración de la homeostasis proteica, vitamínica y mineral”. El experto aseguró que, en el periparto, la vaca atraviesa problemas y tres de sus funciones básicas se alteran: el calcio en sangre (hipocalcemia), la caída del consumo de materia seca y una menor respuesta inmune. “El objetivo es que estos tres puntos se alteren lo menos posible. Las vacas son vulnerables a sufrir enfermedades en esa transición a tal punto que la bibliografía sostiene que en el mes posterior al parto las vacas experimentan entre el 50 y 75% de las problemáticas sanitarias de todo el año”, sostuvo Vidaurreta en otro pasaje de su presentación. Y avanzó: “Un pobre manejo en el periparto se asocia con menores picos de producción de leche, porque cada litro en el pico se traduce en hasta 150 en el resto de la lactancia. A su vez, atrae problemas reproductivos, descartes y más riesgo de muertes lo que conlleva a un mayor costo general”, comentó ante los más de 100 asistentes.
La distribución de rechazos del Programa Claves refleja que el 25% de los mismos suceden en las primeras seis semanas de la lactancia. Las enfermedades del periparto están íntimamente relacionadas, tanto hipocalcemia como cetosis, como desencadenantes.

“El riesgo a que la hipocalcemia aparezca aumenta un 9% a medida que se suceden las lactancias”.

¿Cuándo se transforma en un problema?
“La hipocalcemia se produce por la baja en la concentración de calcio en sangre y no por un consumo insuficiente de calcio, sino que tiene una inhabilidad para responder a la demanda de calcio que presenta el inicio de la lactancia. El consumo de materia seca disminuye y los requerimientos de calcio aumentan en simultáneo”, explicó Vidaurreta.
La enfermedad se presenta de forma clínica y subclínica.
Para el profesional, los síntomas más comunes se encuentran al inicio de la lactancia y van desde la debilidad muscular, temblores, incapacidad de mantener la temperatura corporal, vaca caída y termina por la anorexia y posible muerte.
“Sin embargo, la que genera las mayores pérdidas es la hipocalcemia subclínica, donde los animales tienen un menor consumo de materia seca y esto está relacionado con la menor producción, un elevado riesgo a rechazos y la aparición de más enfermedades”, puntualizó el profesional y aludió a lo que ocurre con un iceberg, “donde la punta sería la hipocalcemia clínica y la mayor parte del mismo que se encuentra sumergida, es la subclínica”.
En cuanto a la producción, Vidaurreta, hizo hincapié que la hipocalcemia reduce la producción de leche.
“En un trabajo donde se evaluaron 2.400 animales, un 23% de los mismos presentaban la enfermedad a las la primera semana del muestreo, las mismas produjeron menos leche que el resto. Aquellas que tenían hipocalcemia preparto, extendían la perdida más allá del primer control lechero”, ejemplificó el disertante.
Y siguió: “El Programa Claves analizó las pérdidas por hipocalcemia sobre aquellas vacas que tenían solo un evento, y alcanzaron los 100 litros, mientras que en el caso de las vaquillonas la cifra se elevó hasta 160. Si a las pérdidas acumuladas en los primeros 90 días, se suman los costos del tratamiento, la pérdida total equivale a 276 litros de leche, lo que representa unos $2.000 menos solo por la presentación de ese evento”.
En la Argentina, la incidencia de la hipocalcemia oscila entre el 2% y 6%, mientras que, en los Estados Unidos y Canadá, se estima que está en torno al 2,4% versus al 5,2% de hace solo unos años.

“En el mes posterior al parto las vacas experimentan entre el 50 y 75% de las problemáticas sanitarias de todo el año”.
.

“Esa reducción se produjo gracias al uso de sales”, aseguró el profesional y también advirtió que, el riesgo a que la hipocalcemia aparezca aumenta un 9% a medida que se suceden las lactancias.
“Hay que prevenir a partir de una adecuada dieta y la suma de minerales en el preparto. Si a una vaca que se cae, se le da calcio y se le pasa, es una señala de alerta, porque eso es solo la punta del iceberg, pero el problema real es mucho mayor, aunque no se ve”, cerró Vidaurreta.

comments

COMPARTIR:
Valoración: