HomeEdición ImpresaGanadería: “La inversión en sanidad es la misma desde hace décadas”

Ganadería: “La inversión en sanidad es la misma desde hace décadas”

Elcio Inhe, presidente del Sindicato brasileño “da Indústria de Produtos para Saúde Animal”, afirma que las actividades productivas deben innovar para crecer, como lo hacen desde hace un tiempo en el segmento de animales de compañía.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar
@facusonatti

Brasil es el mayor proveedor mundial de carne avícola y bovina, logrando ocupar góndolas estratégicas del supermercado del mundo que pretende llenar la Argentina. Sin embargo, hay otras situaciones que aún se asemejan a la realidad nacional.
“La inversión en sanidad en el rodeo bovino ronda los 13 o 14 reales por cabeza cada año, es decir, no más de 4 dólares y con la vacuna antiaftosa incluída”, afirma Elcio Inhe, presidente del SINDAN (Sindicato Nacional da Indústria de Produtos para Saúde Animal), entidad que agrupa a un grupo de los laboratorios veterinarios que operan en Brasil, en diálogo con MOTIVAR, en el marco del Animal Health Innovation realizado en San Pablo, a fines de mayo.
La facturación anual de la industria brasilera ronda los 5.400 millones de reales, equivalentes a 1.700 millones de dólares, más de tres veces el mercado argentino. “La mitad de ese negocio se lo llevan las 220 millones de cabezas que componen el rodeo bovino de carne y leche. Una cifra que resulta ridícula si se mide la inversión que hace el productor por cada animal”, dispara el ejecutivo.
“Los laboratorios estamos intentando aumentar esa torta, pero para eso necesitamos innovación en el mercado. La posibilidad de adoptar nuevas tecnologías es viable porque el mercado está sediento de innovación y no creo que el precio sea un problema. Si logramos ofrecer productos que resuelvan los problemas, el productor estará dispuesto a pagar por él”, analiza Inhe . Y compara: “El mercado de mascotas crece un 20% al año y no porque haya más mascotas sino porque los laboratorios innovan todo el tiempo”.

Balance anual, vacuna antiaftosa y un futuro positivo
“La situación actual de la industria en Brasil podemos dividirla en los distintos segmentos. Los bovinos están bien y en crecimiento; en animales de compañía, se crece a doble dígito; porcinos, está razonable; y aves es la que no está bien porque se redujeron las compras de carne por parte de algunos mercados europeos, Rusia incluido, a partir de problemas sanitarios”, explica el presidente del SINDAN. Y agrega que el consumo interno también afecta estas industrias porque hay 13 millones de desempleados. Sin embargo, si debemos aventurar un balance general para el cierre del año, podemos decir que será positivo.
En el mientras tanto, para Inhe, los laboratorios están invirtiendo en el área de antiparasitarios con la intención de crecer de una manera diferente en el negocio bovino. “La intención es europeizar la oferta de razas, similar a la Argentina, siempre con el fin de incrementar el mercado en volumen y calidad”, asegura.
El fin de la vacunación contra la fiebre aftosa es otro de los puntos en debate. “No resulta un problema para toda la industria, pero no debemos engañarnos ya que para algunas empresas sí puede resultar perjudicial. Hoy, estimamos que el mercado de vacuna antiaftosa en Brasil representa menos del 6% de la facturación de la industria veterinaria, es decir, podemos vivir sin ese 6%”, sentencia el ejecutivo. Y advierte: “Nuestro miedo es que haya un brote, el país es muy grande, con muchas fronteras y debemos estar alertas. Si el mayor exportador de carne del mundo tiene un brote de aftosa puede suceder algo similar a lo que sucedió con la salmonella y el impacto puede ser importante. Si vamos a avanzar en la producción libre de vacunación, debemos hacerlo con los debidos recaudos”.
Brasil no es para principiantes, según Inhe, los entes regulatorios son bien intencionados, pero la alta demanda que presenta el país en cuanto al registro de productos tanto de firmas locales como laboratorios internacionales que buscan hacer pie en el mercado, va en contraposición con recursos humanos limitados para atender esos pedidos, demanda paciencia.
“No creo que el Estado, ante un escenario de recortes del gasto fiscal, contrate más personal para acelerar los procesos”, reafirma en el cierre.

comments

COMPARTIR:
Valoración: