Home2018septiembre (Page 2)

Elanco Animal Health, una subsidiaria de Eli Lilly, lanzó un roadshow para la oferta pública inicial (IPO).

Elanco está ofreciendo 62,9 millones de acciones ordinarias en la OPV.
Los suscriptores también tendrán una opción de 30 días para comprar hasta 9,4 millones de acciones ordinarias adicionales al precio de salida a bolsa, menos los descuentos y comisiones de suscripción.
El precio de salida a bolsa actualmente se espera que esté entre US$ 20.00 y US$ 23.00 por acción. Elanco espera cotizar sus acciones ordinarias en la Bolsa de Valores de Nueva York con el símbolo “ELAN”.
Después de la salida a bolsa, se espera que Lilly posea aproximadamente el 82,3% de Elanco (80,2% si la opción de sobreasignación de los suscriptores se ejerce en su totalidad).
Se espera que los ingresos netos de la OPI, netos de ciertos montos que retendrá Elanco, se paguen a Lilly como una consideración parcial para los negocios de sanidad animal que Lilly está transfiriendo a Elanco en relación con la oferta pública inicial.

Onainty. “Es clave también poder avanzar en temas ambientales”.

Entrevistamos a Juan Onainty, presidente de Laboratorios Richmond División Veterinaria y recientemente designado al frente de la Cámara Empresarial del Parque Industrial de Malvinas Argentinas.

Nicolás de la Fuente
redaccion@motivar.com.ar

Conformada por compañías de la talla de SKF, Scania, Fernet Branca y OCASA, la Cámara Empresarial del Parque Industrial de Malvinas Argentinas ha designado recientemente al titular de Laboratorios Richmond División Veterinaria, Juan Onainty, como su nuevo presidente. Sin embargo, este no es el único representante de la actividad veterinaria que se emplaza en uno de los polos industriales más grandes de la provincia de Buenos Aires, sino que allí también se encuentran las instalaciones de Biotay – Phibro, Brouwer y Brascorp.
“Uno de los principales desafíos de esta Cámara fundada el 5 de marzo de 2008 por un grupo de Empresas Pymes es transformar el área de promoción “El Triángulo” de Malvinas Argentinas, en

“Uno de los principales desafíos de CEPIMA es transformar definitivamente el área de promoción “El Triángulo” de Malvinas Argentinas, en un Parque Industrial seguro, ordenado y próspero”.

un Parque Industrial seguro, ordenado y próspero, apuntando a obtener las mejores condiciones para desarrollar las actividades de las empresas y el bienestar de todo el personal que la integra”, le explicó a MOTIVAR el directivo. Y agregó: “Representamos al 50% de las 140 empresas que están allí instaladas, las cuales ocupan el 80% de la superficie actualmente disponible”.

MOTIVAR: ¿Cuál es la función específica que va a estar desempeñando?
Juan Onainty: El primer objetivo es representar los intereses comunes que tienen las industrias en el área de promoción.
Uno de los puntos por los que estamos trabajando es para revertir la pobre infraestructura con la que contamos. Nos ubicamos en una zona de promoción industrial sobre la cual nunca fue asumida como tal, ni por la Municipalidad, ni por el gobierno de la provincia. Esto cobra aún más trascendencia cuando hablamos del tamaño, perfil y capacidad empleadora de empresas importantes como Fernet, SKF, OCASA o Scania, entre tantas otras. La infraestructura nunca acompañó la instalación industrial.
Lamentablemente esto supera la capacidad de respuesta del Municipio de Malvinas Argentinas, razón por la cual el desafío hoy es dar a conocer la real necesidad de infraestructura que necesita uno de los polos industriales más importantes de Buenos Aires.

¿Cuáles son específicamente esas falencias en la infraestructura?
Podemos hablar de la transitabilidad de las calles, de los problemas por inundaciones o la falta de colectores para los residuos líquidos y sólidos. Seguramente tenemos mucho por mejorar también en materia de seguridad, iluminación y un sinnúmero de situaciones básicas para que nuestras empresas se desempeñen normalmente.
Si bien mantenemos reuniones con representantes del municipio, los avances son pocos.
Se necesitan los recursos.
Entendemos que hay hacer un reclamo individual no tiene la misma fuerza que hacerlo como Cámara. Es cierto que se han logrado avances, no solo en cuanto a la representatividad de la CEPIMA en CAME u otros ámbitos industriales, sino que también fuimos pudiendo armar alianzas estratégicas entre las empresas.

¿Qué otros temas los unen?
Muchas de las empresas necesitamos avanzar en materia de habilitaciones municipales. Luego de un trabajo junto con la dirección de Industria logramos generar un proyecto para habilitar entre 10 y 15 empresas al año. Esta es una buena noticia porque el Estado comienza a entender la importancia de que estemos correctamente instalados y habilitados, lo cual inclusive en muchos casos es indispensable para certificar normativas nacionales e internacionales. También será importante avanzar en materia de medio ambiente y en todo lo que hace a la generación de empleo a través de vínculos con colegios o bien a través de algún programa como lo es Tu Primer Trabajo en la actualidad.

Repleto. La convocatoria superó inclusive las buenas expectativas iniciales de los organizadores.

Compartimos los principales conceptos vertidos en el primer encuentro de Actualización para Directores Técnicos y Representantes de Laboratorios Veterinarios, del cual participaron funcionarios nacionales.

Luciano Aba
luciano@motivar.com.ar
@aba_luciano

Con el objetivo de actualizar y capacitar a los integrantes de la industria privada en temas regulatorios, a la vez de informar los criterios técnicos y administrativos actuales, representantes del área de registro de productos veterinarios del Senasa participaron de la primera jornada de Actualización para

Dale. “Esperamos repetir la iniciativa”.

Federico Luna. Referente del Senasa.

Directores Técnicos y Representantes de Laboratorios Veterinarios.
El encuentro fue organizado por Clamevet y se llevó adelante a mediados de agosto en la sede de esta entidad, ubicada en Vicente López, Buenos Aires, con la asistencia de casi 60 empresas nacionales y (algunas) multinacionales.
“Si bien el Senasa es el ente que regula nuestra actividad, intentamos en esta oportunidad generar un intercambio para que desde la industria comprendamos la visión del organismo en el caso de los registros veterinarios”, le explicó a MOTIVAR el presidente de la Cámara de Laboratorios Argentinos Medicinales Veterinario, Jorge Dale.
Y reforzó: “El objetivo fue despejar dudas, pero no debatir con los funcionarios, ya que para ello existen otros ámbitos, como lo son las mesas de trabajo de las cuales participamos junto con Caprove”.
“Las distintas dependencias del Estado nacional están atravesando un proceso de reestructuración y modernización, con un giro de 180° respecto de la

TITULO DEL APARTADO

Firmes. Los funcionarios respondieron sobre diversos temas.

“En el marco de los habituales canales de comunicación que tenemos con ambas cámaras sectoriales es que asistimos a este encuentro en la sede de Clamevet para dialogar con aquellos integrantes de la industria ocupados de atender los asuntos regulatorios”, sostuvo el coordinador del área de Productos Veterinarios del Senasa, Federico Luna.
En ese sentido, aquellos interesados pueden acceder a los audios completos de las exposiciones que desarrollaron los funcionarios nacionales sobre temas bien concretos como lo son:
1. Resistencia a antimicrobianos, síntesis situación mundial. Medidas adoptadas por el Senasa. Situación actual de presentación de Formularios nuevos productos en papel, forma electrónica y TAD.
2. Pruebas Biológicas Experimentales (protocolos) en Animales Domésticos, Caninos y Felinos.
3. Listado de las Declaraciones juradas propuestas por la Industria (alcance de cada una y fecha estimada para su vigencia). Productos Innovadores, Genéricos y Nuevos: visión del Senasa y relación con la presentación de nuevos productos y renovaciones.
4. Errores frecuentes en la presentación de expedientes a registro.
Para más información contactarse vía redaccion@motivar.com.ar.

metodología de trabajo a la que estábamos acostumbrados”, contextualizó en diálogo con nuestro medio el actual coordinador del área de registro de productos veterinarios del Senasa, Federico Luna. En ese marco, el profesional que se desempeña desde hace ya 17 años en la administración pública destacó que la Dirección a su cargo está incorporando herramientas provistas por la hoy secretaría de Modernización, dependiente de Jefatura de Gabinete de la Nación.
“Se están poniendo en marcha acciones concretas como la gestión electrónica de documentos, la presentación de expediente electrónicos y una serie de trámites a distancia (TAD), como por ejemplo será el caso de las solicitudes de importación y exportación, beneficiando sin dudas el accionar nuestro y de las empresas”, agregó Luna. Frente a esta descripción, el presidente de Clamevet fue contundente: “Estas tareas pueden resultarnos complejas en el corto plazo, pero el paso del tiempo demostrará que es una excelente noticia”.

Del pasillo al mundo digital
Si bien los interesados en escuchar las exposiciones completas de los funcionarios del Senasa pueden encontrar los audios en la página Web www.motivar.com.ar (Ver recuadro), compartimos a continuación algunos de los principales conceptos vertidos en la jornada.
“El uso de los antimicrobianos en veterinaria es un problema tangible, sobre el cual el Senasa trabaja desde hace un tiempo en conjunto con el área de Salud de la Nación y más específicamente con los técnicos del Instituto Malbrán, cuyos profesionales nos ayudaron para definir un programa de vigilancia”, resaltó Luna en relación a un tema estratégico sobre el cual la industria todavía debe interiorizarse de manera más formal.
Y describió: “Ya empezamos a tomar decisiones como la restricción del uso de la colistina como promotor de crecimiento en animales de producción”.
Más allá de esto y dejando en claro que se trata de una temática que involucra a todos los actores del sistema de producción de proteínas animales, el responsable de la coordinación de Productos Veterinarios del Senasa expresó: “Siempre se verán afectados diferentes intereses al momento de tomar este tipo de decisiones. Es el precio que debemos pagar por conservar las herramientas terapéuticas y productivas que tenemos disponibles”.
El funcionario adelantó que se tomarán medidas similares con las cefalosporinas de tercera y cuarta generación, así como también de las fluoroquinolonas.
Interesante fue también el repaso que los representantes del organismo sanitario nacional compartieron respecto de algunos errores frecuentes que los laboratorios cometen al momento de presentar los expedientes en formato electrónico (práctica que aún no tiene un año de vigencia). Entre estas falencias, se destacan aspectos básicos y sencillos de solucionar para agilizar el sistema.
Otro tema específico planteado por Luna ante los representantes de la industria de laboratorios veterinarios tuvo que ver con la Resolución 594 de 2015, por medio de la cual se prohíben los denominados “alimentos medicados”; es decir, aquellos que incluyen alguna droga.
“Muchos de esos alimentos después de ser formulados son sometidos a procesos térmicos variados antes de ser suministrados, situación que puede desnaturalizar el comportamiento de los principios activos, no pudiéndose garantizar el cumplimiento de su rendimiento esperado. En el caso de los antimicrobianos, por ejemplo, esto puede incurrir en una sudosificación que favorece la selección de bacterias resistentes”, le explicó Luna a MOTIVAR.
Y adelantó: “Es por esto que, a partir de 2019, los alimentos medicados perderán su registro. Claro que esto no afecta en absoluto a los registros de los productos veterinarios que se utilizan en conjunto con el alimento o el agua como vía de administración”.

¿Qué esperar en el futuro?
Durante el encuentro quedó claro que los cambios planteados por el Senasa representan un verdadero desafío para el sector, en una transformación que permitirá prescindir del formato papel que caracterizó a la administración pública argentina en el pasado.
“Queremos terminar de implementar estas soluciones informáticas. El gran paso que sigue es la revisión de toda la normativa vigente y que seguramente se debatirá en conjunto con las cámaras sectoriales”, explicaron desde el organismo sanitario.
A su turno, el presidente de Clamevet, Jorge Dale, destacó su optimismo en cuanto a que el Senasa genere una diferenciación en el registro de productos innovadores, los nuevos (combinaciones de drogas conocidas o cambios en su concentración) y los genéricos, situación que será definida en el mediano plazo.
“Entre el ente oficial y la industria privada debemos trabajar para que en nuestro país se sigan desarrollando productos de calidad que puedan ser exportados a los distintos mercados que abastecen nuestros laboratorios”, completó el titular de una Cámara en la cual el 50% de sus laboratorios asociados mantiene mercados abiertos en distintas partes del mundo.
“Vale decir que desde la industria nos sentimos contenidos por la nueva gestión del Senasa, específicamente en el área a cargo de Federico Luna, el desafío es seguir profundizando este vínculo en favor de todos”, concluyó Dale.

 

Estrategia. Cresud es uno de los mayores productores ganaderos con 80.000 cabezas bovinas.

Carlos Blousson, gerente general de Cresud, la pata agropecuaria de la familia Elsztain, cuenta cuál es su estrategia a futuro y despliega su visión sobre los negocios de carne y leche.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar
@facusonatti

Cresud no es una empresa agropecuaria más. A la siembra de más de 130.000 hectáreas al año y con uno de los mayores stocks ganaderos de la Argentina -suma 30.000 vientres- la compañía

“Creemos que tenemos una visión diferente a los productores promedio de la Argentina e incluso de otros países que ponen el foco en la rentabilidad en base al flujo anual del negocio y no en el activo sobre el cual produce, que es la tierra”.

opera como el vehículo de la familia Elsztain para participar de otros negocios. Alto Palermo, Patio Bullrich, Paseo Alcorta y Dot Baires Shopping son solo algunos de los centros comerciales con lo que cuenta la corporación a los que se suman oficinas, hoteles, un banco y desarrollos de viviendas e inversiones de las más diversas, en la Argentina y el exterior.
Sin embargo, el origen de la sociedad y su core son la producción agrícolo-ganadera en Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia, donde aglutina más de 850.000 hectáreas, entre tierras de reserva y en explotación.
En exclusiva, MOTIVAR subió hasta el piso 23 de la sede que tiene Cresud en el Microcentro porteño, a 1.490 kms de su principal centro de producción de carne, en Salta, para dialogar con su histórico gerente general, el Ing Agr. Carlos Blousson, que compartió su visión sobre los modelos de negocios y el futuro de las actividades ganaderas de carne y leche, en el país.
“Creemos tener una visión diferente a los productores promedio de la Argentina e incluso de otros países que ponen el foco en la rentabilidad en base al flujo anual del negocio y no en el activo sobre el cual producen, que es la tierra”, comienza Blousson. Y sigue: “Se debe evaluar la rentabilidad en función de la actividad, pero también hay un resultado que tiene que ver con la valuación del campo que, en nuestro caso, medimos a partir de una actualización anual de la tasación”.

Una mirada pragmática
Cresud tiene dos negocios que van de la mano, el denominado real estate y la producción agropecuaria propiamente dicha. “Para valorizar la tierra hay que generar margen. De hecho, el valor de la tierra es un múltiplo del margen y varía según las zonas; del mismo modo que influye la infraestructura y el destino que se le da a esa tierra”, describe el ejecutivo con 23 años dentro de la compañía. “Otra gran diferencia de Cresud con el productor medio es que este último siempre quiere el mayor rinde, mientras que nosotros buscamos el mejor margen”, agrega.
“Si uno analiza solo la renta sobre la actividad, en el mundo, está en torno al 2 o 3% anual y varía según el tipo de cambio y el precio de los commodities. Al agregar el resultado por real estate, la rentabilidad de Cresud salta a un promedio superior al 10% anual, explicado en un 70% por las operaciones de compra y venta; y el resto, por las actividades que desarrolla sobre esas tierras”, detalla Blousson.
Cresud es muy activa en la compra y venta de campos.
A partir de la toma de control por parte de la familia Elsztain, en 1994, donde a cambio de US$ 20 millones se hizo con la firma y sus 20.000 hectáreas, pasó a las actuales 560.000 hectáreas solo

Blousson. La visión a futuro de la empresa.

en el país, pero siempre con una alta rotación en el portafolio. “Cresud es una empresa desarrollista porque cuando compramos un campo, muchas veces que ni siquiera está en producción, lo hacemos producir cumpliendo todas las normativas vigentes en cada país, pero siempre con la intención de revalorizar el activo. En los últimos 20 años, el track récord de la compañía alcanza un promedio de 20.000 hectáreas puestas en producción cada año. A su vez, tenemos unas 180.000 hectáreas en stock para desarrollar durante la próxima década”, adelanta el entrevistado.
En la Argentina, son uno de los cinco mayores productores ganaderos con 80.000 cabezas, 30.000 vientres y la comercialización de 18.000 cabezas por año a partir de un ciclo completo.
Los campos ganaderos están repartidos en Chaco, Santa Fe, Córdoba y Salta.
En esta última, el establecimiento Los Pozos, tiene 62.000 hectáreas en explotación y es el gran polo ganadero de la empresa con unas 50.000 cabezas de ganado.
A su vez, la compañía tiene un frigorífico en Santa Rosa, La Pampa, pero no está integrado directamente a la pata ganadera. “No subsidiamos ninguna actividad. Muchas veces los productores se engañan con los resultados porque los precios de transferencia entre actividades no son los del mercado”, aclara Blousson y sigue: “Medimos mucho, como productores, tenemos un presupuesto anual y se mide siempre con la misma regla. Por ejemplo, este ejercicio el presupuesto alcanza los 9 millones de kilos de producción anual, es decir, unas 9.000 toneladas de peso vivo”.

Una máquina productiva
“La estrategia de nuestra producción ganadera en aquellos campos mixtos, al estar lejos de los puertos, es hacer mucha transformación de granos en carne”, señala el gerente general de Cresud. “En Salta logramos una producción de 150 a 160 kilos por hectárea de modo que si comparamos los resultados que obtenemos allí con una misma explotación en la Pampa Húmeda, resulta mucho más rentable hacerlo en Salta, debido a que lo hacemos sobre tierra que tiene un valor que oscila entre 2.000 y 3.000 dólares la hectárea versus las 7.000 que cuestan en la provincia de Buenos Aires”, compara. Y agrega: “Muchos prefieren hacer la actividad cerca de su casa y los grandes centros de consumo con otro tipo de infraestructura, pero nosotros preferimos ser un poco conquistadores”.
Los índices de preñez que consigue la firma en Salta alcanzan el 85%, cuando el promedio de la provincia no supera el 70%.
“Esto lo hacemos a partir de una cabaña propia que genera 300 toros por año, pero a su vez, un equipo con todos los profesionales necesarios tanto para cubrir la nutrición como los aspectos sanitarios. Solo en Salta, hacemos inseminación a tiempo fijo sobre 7.000 vaquillonas al año”, aporta más números Blousson y completa: “La merma ronda el 12 o 13% cuando en nuestra zona suele ser del doble. En conclusión, nosotros sacamos 80 terneros por cada 100 vacas”.
La ganadería llegó a representar un 40% del flujo anual del negocio, pero tras la última devaluación oscila en torno al 25%. Sin embargo, para Cresud el objetivo es siempre el mismo, “hacer buena ganadería para mejorar el precio de los campos”.
“Para nosotros la ganadería es estratégica desde el punto de vista de la transformación de los campos”, ratifica el gerente general de la firma. “Más allá del momento, seguimos pensando en priorizar la mejora de los suelos”, agrega.
Al poner los faros largos, Blousson asume que la Argentina puede incrementar la producción de carne un 30% con destino exclusivo para la exportación sin modificar el stock actual, incentivando no solo la buena sanidad de la hacienda sino fundamentalmente un mayor peso de faena.
“Nosotros hacemos novillos de exportación muy eficientes en tan solo 22 meses cuando muchos se toman 30. Ahí, le ponemos el costo de capital, ya que esta es una carrera que si tenemos el animal en el campo seis u ocho meses más deja de ser negocio”, vuelve a aportar números el ingeniero. Y sigue: “Argentina no tiene que salir a vender la carne porque la marca es tan fuerte que te la vienen a comprar. Los fundamentals de mercado nos dicen que el cambio de dieta de los países asiáticos hará que la demanda de proteína animal siga creciendo”.
Del mismo modo, para el hombre de Cresud, Argentina aún es ineficiente en la producción de carne y repite que, mejorando los índices se puede colocar el excedente afuera sin modificar el stock. Esa es la tarea pendiente.

LA FIRMA SE ALEJÓ DE UN SECTOR DEL QUE FORMABA PARTE DESDE 1966

“El consumo de lácteos no tendrá el crecimiento que esperamos”

Tan solo cuatro años le llevó a Cresud recorrer el camino inverso al que caracterizó a la compañía desde 1966, cuando debutó en la producción láctea. En diciembre de 2017 cerró definitivamente el tambo calesita que tenía en Trenel, La Pampa, donde llegó a ordeñar 3.000 vacas y destinó esos suelos a la producción agrícola.
“La salida del negocio lácteo se dio porque no era rentable en relación al trabajo que generaba y, a su vez, si tenemos en cuenta el mercado mundial, hay países que son muy eficientes en materia de producción, como Nueva Zelanda, que terminan teniendo mucha incidencia en el precio internacional”, analiza Carlos Blousson, histórico gerente general de Cresud. “Por otro lado, el consumo de lácteos en el mundo no tendrá el crecimiento que esperamos, lo cual terminó de hacernos decidir abandonar el negocio liquidando las últimas vacas en diciembre del año pasado”, agrega. Y sigue: “Ahora, se pasó a hacer agricultura y se sumó un pequeño feedlot porque teníamos la infraestructura para eso. Allí, compramos novillos, se engordan y se envían a faena a nuestro frigorífico ubicado a 100 km”.
Cresud puso punto final a una actividad que formaba parte de la compañía desde hacía más de 50 años, pero es apenas un reflejo de lo que sucede con la actividad en todo el país. “Nos anticipamos a la crisis que hoy vive el sector, donde todos los tambos pierden plata, porque sabíamos que cuando se le quitarán las retenciones al maíz el precio del alimento iba a subir”, recuerda.
“La alternativa era volcarnos al sistema estabulado que requería una inversión de US$ 5.000 por vaca, pero no estábamos dispuestos a hacerlo, porque no agrega valor al campo, es decir, si algún día queres venderlo nadie paga esa instalación”, asegura Blousson.
En una lectura global del sector, el ingeniero sostiene que, la lechería va a seguir concentrándose en menos tambos, pero más grandes. “No veo una lechería toda estabulada, porque eso solo se hace en países con inviernos muy crudos”, analiza y continúa: “La salida del sector es la exportación, pero el país, más allá de los vaivenes económicos, juega un rol en el mercado global donde solo exporta sus excedentes, y al no tener una presencia constante, solo vende por (bajo) precio. Sin embargo, el sector tiene que empezar por ser más eficiente, hoy, se producen 25 litros por vaca, cuando en el mundo ese promedio ronda los 35 litros diarios”.
Blousson va más allá y afirma que, ya no puede haber tambos de 200 vacas en la Argentina, sino que los establecimientos deben contar con más de 500.
“A todo esto, agregale la informalidad del sector, si queremos ser serios debemos evitar esa situación porque de hecho, otra de las razones que nos hizo salir del negocio es que resulta imposible competir con el tambero que le vende la leche en negro a la pyme que hace muzzarela”, cierra tajante el gerente de Cresud.

Todos juntos. Veterinarios referentes y muchos jóvenes en el evento.

El uruguayo Alejo Menchaca disertó en la 15° edición de las jornadas que Zoetis Argentina concretó en la Facultad de Ciencias Veterinarias de Tandil.

Luciano Aba
luciano@motivar.com.ar
@aba_luciano

Afuturo vemos al mercado creciendo y a nosotros, como profesionales, aprovechando esta demanda para aportar nuestro conocimiento de manera activa. Con las inseminaciones artificiales a tiempo fijo, volvimos a tener la reproducción en nuestras manos”. Así de contundente fue el uruguayo Alejo Menchaca durante su participación en la 15° Jornada de reproducción en rodeos de

“Una de las nuevas estrategias que tenemos a disposición tiene que ver con el uso de semen sexado y la posibilidad de masificarse en su uso asociado con la IATF”. Alejo Menchaca.

cría, organizada por Zoetis Argentina, el pasado 11 de agosto, en el Campus de la Facultad de Ciencias Veterinarias de Tandil (UNICEN), Buenos Aires.
Presente en el lugar, el equipo de MOTIVAR también dialogó con el médico veterinario Santiago Pérez Wallace, representante técnico comercial del laboratorio multinacional. “No son muchos los encuentros técnicos que logran posicionarse a lo largo de tantos años y es por ello que estamos orgullosos de haber vuelto a reunir a más de 200 veterinarios”, aseguró. Y completó: “Si bien desde 2002 compartimos información sobre diversos temas, en este caso nos focalizamos en el uso correcto de protocolos (experiencia local e internacional), así como la actualidad del mercado argentino y la importancia de generar conocimientos, como agregado de valor a los productos que comercializamos”.
Vale mencionar que sobre un total estimado en algo así como 150 millones de vientres en los principales países productores de carne en la región (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay), actualmente algo más del 10% recibe tratamientos de IATF (unos 16 millones de animales).
“Tenemos mucho por crecer no solo en cantidad de inseminaciones, sino también en los resultados que alcanzamos en las que ya se realizan”, aseguró en ese contexto Menchaca. Y profundizó: “Una de las nuevas estrategias que tenemos a disposición tiene que ver con el uso de semen sexado y la posibilidad de masificarse en su uso asociado con la IATF, generándole un atractivo interesante a ambas técnicas y un plus para seguir creciendo”.

“Mejorar la tasa de preñez es clave”
Luego de resaltar este concepto, el experto uruguayo se tomó unos minutos para contextualizar: “Tengamos en cuenta que cuando se inicia la técnica en nuestros países, la información provenía de

Un clásico. La jornada completó su 15° edición, siempre en la FCV de Tandil (UNCPBA).

otros lugares. Aquí nosotros trabajamos sobre vacas y vaquillonas que -en general- están en anestro al momento de realizarles una IATF, con una condición corporal de regular a baja y situaciones complejas de prever en lo que hace a las curvas de producción de forrajes”. Y avanzó: “Por eso los protocolos que aplicamos en Uruguay sobre más de 25.000 vientres nos tienen que servir para inducir la ovulación y no solo para sincronizarla (como sí ocurre en otros lugares). Además, es clave que podamos mantener las gestaciones y evitar pérdidas embrionarias que son importantes”.
Frente a este último punto, el disertante mencionó que existen trabajos donde se demuestra que la tasa de fertilización después de una inseminación es mayor al 90%, mientras que al momento de hacer las ecografías 30 días después tenemos un 50% de preñez.
“Sin dudas que existen estrategias para mantener la gestación en vacas que están en anestro y una de ellas tiene que ver con el uso de PMCG en las inseminaciones, lográndose mejoras significativas, principalmente en los animales en anestro”, explicó Menchaca para luego justificar su visión: “Esta técnica tiene el beneficio del resultado. No es el valor del tratamiento lo que cambia la ecuación, sino la mayor cantidad de preñeces que podamos lograr”.
¿Por qué se mejora la preñez? Según el expositor, esto se debe a que se incrementa la tasa de ovulación, generando que aquellos animales que ovulan tengan una mayor presencia de progesterona y una mejor función del cuerpo lúteo. “Para nosotros tiene la misma importancia que el dispositivo, no hacemos una IATF sin PMCG”, reforzó.
Finalmente, y tras comparar los resultados obtenidos entre el uso del protocolo J – Synch (desarrollado en la región) versus el convencional, sobre vaquillonas, Menchaca fue contundente: “Aumenta la tasa de preñez porque se alarga el proestro, un 50% más de tiempo que el folículo estuvo creciendo y programando el útero para que sea receptivo a la progesterona”

Mucho más conocimiento
Corresponde mencionar también que durante el evento organizado por Zoetis, también se llevó adelante la entrega del Premio a la mejor tesina en reproducción animal de 2017, cuya ganadora fue María Jesús Palma César (UNICEN), por su aporte titulado: “Condición corporal: evaluación del impacto de las sugerencias profesionales sobre resultados reproductivos”.
A su turno, Lucas Cutaia (Syntex) destacó a la IATF como una herramienta consolidada en sistemas de producción de carne, analizando su estado actual y perspectivas futuras. Finalmente, fue

Menchaca. “Debemos aportar conocimiento de forma activa”.

Víctor Tonelli quien exploró y compartió con los asistentes las oportunidades para la ganadería local.
Asimismo, y ante los 200 veterinarios que colmaron el auditorio en la FCV de Tandil, Ignacio Videla Dorna (también de Syntex) resaltó que, para tener validez real, la generación de conocimiento debe concretarse en base a un alto rigor científico y técnico. “Es clave poder trasladar informaciones concretas al mercado, generando un valor adicional a lo que es la realización de un tacto o la venta de una prostaglandina”, explicó. Y reforzó: “La experiencia no es conocimiento y si este no fluye y decanta en el mercado, no termina siendo una buena inversión. Agregar valor es una ventaja competitiva”.
En base al punto de vista del expositor, esta es hoy la forma más eficiente de moverse en un mercado altamente competitivo como lo es el veterinario.
“El conocimiento es un valor adicional al producto. Esto es lo que compra un cliente. Tenemos que hacer valer este diferencial para no terminar hablando solo de precios”, aseguró y prosiguió su exposición enumerando cómo fue que la empresa logró posicionar sus productos (DIB) en mercados como Japón, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Australia entre otros de todo el mundo.
“Desde siempre hemos apelado a posicionarnos por medio de intangibles que den valor a los productos. Y demostramos que se trata de una estrategia rentable. Existe una fuerte correlación entre la generación de conocimientos y la venta”, sostuvo Videla Dorna. Y agregó: “Esto no solo fue un buen negocio, sino que estimuló la técnica para que crezca. Nada más, ni nada menos”.
Más allá de esto, el disertante sostuvo la necesidad de contar hoy con veterinarios gerentes de rodeos. “Para poder gerenciar eficientemente y trascender el aspecto estrictamente técnico del protocolo de inseminación, el tacto o la ecografía para asegurar preñez es clave contar con conocimiento”, sostuvo Videla Dorna. Y concluyó: “No podemos menos formados e informados que los productores. Este es un gran desafío. Debemos salir del clásico lugar de asesor sanitario y para eso necesitamos incrementar nuestro capital intelectual, valorarlo y hacerlo imprescindible para el cliente”.
En definitiva y tras haber presenciado la Jornada organizada por Zoetis, queda claro que para mejorar los niveles de eficiencia de los tratamientos de IATF es imprescindible reducir errores de manejo y trabajar sobre el mal estado corporal, nutricional y sanitario con el cual muchas veces los animales se encuentran al momento de recibir las inseminaciones. ¿Alguna conclusión más? Si. Por más que se realice a campo y en condiciones que dejan mucho que desear, el trabajo de los veterinarios que se involucran en la reproducción bovina no solo aportan conocimiento sino que ponen a disposición de su cliente todo lo que la ciencia aplicada al campo hoy tiene para ofrecer.

Las tres provincias conformarán en adelante la “Región Centro”, con sede administrativa en la ciudad de Rosario. En total, se reducen de 14 a 7 los centros regionales que el Senasa tiene en todo el país.

El Senasa continúa realizando cambios internos: pasaron de 14 a 7 los centros regionales que el organismo sanitario tiene en todo el país.
La decisión, coordinada entre Agroindustria y el presidente del organismo sanitario, Ricardo Negri, “busca reducir la burocracia administrativa y federalizar de los servicios”, tal como aseguraron desde la entidad. En este nuevo escenario, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos se unificarán en “Región Centro”, y serán una de las 7 nuevas fusiones que tendrá el organismo a nivel nacional, junto a los de NOA, NEA, Cuyo, Patagonia, Metro y La Pampa/Buenos Aires.
En ese camino, se dispuso que las nuevas regionales estarán agrupadas en siete centros estratégicos que reducirán la burocracia administrativa.
La Región Centro abarcará un territorio de 377.109 km2 y tendrá distribuidas, en Córdoba, 31 oficinas locales de Sanidad Animal, 311 establecimientos de productos de origen animal y vegetal habilitados y un puesto fronterizo de control ubicado en el Aeropuerto Internacional Ingeniero Ambrosio Taravella.
En la provincia de Entre Ríos, la actividad citrícola tiene un alto impacto en la regional, siendo la producción de jugos dulces la de mayor envergadura. También es importante la actividad arandanera. Se caracteriza por tener actividades agropecuarias y agroindustriales, donde el Senasa participa en más de una etapa de las cadenas de valor, desde la producción primaria hasta los productos finales aptos para consumo humano.
Y en Santa Fe cuenta con 23 oficinas distribuidas estratégicamente en los 19 departamentos para estar cerca del productor. Se destaca la producción de miel y cuenta con una importante cuenca láctea, que representa un tercio de la producción nacional, como así también con un importante stock ganadero.
Asimismo, el sur de la provincia concentra la zona portuaria más importante del país y el polo de molienda más grande a nivel mundial por su concentración geográfica. Se exporta entre 60% del total nacional de granos y subproductos vegetales. Cabe destacar que los cambios que se están llevando adelante desde el Senasa y Agroindustria “son estrictamente de funcionamiento interno” y no afectarán a los productores u otros actores vinculados con la sociedad.
El nuevo Director de la Región Centro, Cristian Cunha oficializó los cambios mencionados en una serie de encuentros concretados en Concordia, Entre Ríos y en Córdoba Capital.

TRÁMITES A DISTANCIA

Inscripción para director técnico de planta de faena

El Senasa instrumentó la inscripción en el Registro de directores técnicos de planta de faena en la plataforma Trámites a Distancia (TAD), sumando otro servicio al concepto de “escritorio único de trámites a distancia”. El sistema permite a los profesionales que se desempeñan como corresponsables con la empresa en la producción de alimentos realizar los trámites por autogestión.
El director técnico (DT) es un profesional acreditado por el Senasa que debe cumplir estos requisitos: deberá contar con título veterinario exclusivamente para plantas de faena (Ciclo I). Se permiten profesiones afines (ingeniero, licenciado en alimentos o cualquier profesión que tenga competencia en inocuidad y manipulación de alimentos) en las plantas Ciclo II y Ciclo III. Cada DT podrá tener a cargo hasta un máximo de 4 (cuatro) plantas de faena.
“La figura de DT es un anclaje técnico en las garantías que se tienen que dar en todo lo que es manipulación de alimentos y el cumplimiento de la normativa higiénico-sanitaria”, afirmó el coordinador general de la Dirección Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Senasa, Nicolás Winter.
Para más información sobre cómo completar los pasos para avanzar en el trámite On Line, escribir a redaccion@motivar.com.ar.

El Colegio de Médicos Veterinarios de Salta fue sede del segundo Plenario de la Federación Veterinaria Argentina en este 2018.

Del mismo participaron 16 entidades profesionales con sede en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Misiones, Rio Negro, Salta, San Juan,

El Colegio de CÓRDOBA se desvinculó de la COFEVET

El Colegio de Veterinarios de Córdoba fue sede a fines de agosto de una nueva reunión de la Confederación de Colegios y Consejos Veterinarios, en la cual informó su desvinculación a la entidad que hoy contempla entre sus integrantes a Buenos Aires, Mendoza y Santiago del Estero.
Tal como se informará en la página Web www.cvpba.org, “el Colegio Médico Veterinario de la provincia de Córdoba expresó la decisión de la actual Comisión Directiva de desvincularse de la Confederación”. Desde la institución bonaerense se lamentó profundamente la decisión.

San Luis, Santa Fe (1ra Circunscripción), Santa Fe (2da Circunscripción), Tierra del Fuego y Tucumán. ¿De qué se habló?
Más allá de los informes sobre las actividades realizadas por la Comisión Directiva, se propuso a los Colegios y Consejos un Seguro de Praxis, con la presencia de directivos de la aseguradora: cada día existe una mayor demanda para estas coberturas. Por otro lado, desde el Colegio de Tucumán se describió cómo llevan adelante distintas inspecciones a la venta de zooterápicos en la provincia, con resultados satisfactorios.
Así también se debatió el alcance de las leyes que se generaron a partir de que el Estado delegó el manejo de las matrículas profesionales en manos de cada profesión; los alcances de las mismas; la posibilidad de convenios y el análisis respecto de cómo impactan las cajas profesionales, etc.
Luego de esta evaluación podemos decir que cualquiera de estas posibilidades se ven impedidas por el Artículo 247 del Código Penal que manifiesta “Será reprimido con prisión de quince días a un año el que ejerciere actos propios de una profesión para la que se requiere una habilitación especial, sin poseer el título o la autorización correspondiente”. Por ello cualquier opción distinta la actual para el ejercicio profesional requiere de modificaciones de las legislaciones de la República Argentina. Otros temas abordados fueron futuras documentaciones de pequeños animales y el análisis de creación de una futura subcomisión de profesionales Ex integrantes de la FeVA.

El médico veterinario Abel Argüelles Iriondo, asesor de la Fundación de Investigación y Desarrollo Agropecuario, dialogó con MOTIVAR sobre la relevancia que tiene este pilar de la producción en la exportación de carne.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar
@facusonatti

En el marco de la 132ª edición de la Exposición Rural de Palermo 2018, MOTIVAR dialogó con el asesor técnico de la Fundación de Investigación y Desarrollo Agropecuario (FIDA), el MV Abel Argüelles Iriondo, sobre los aspectos más resonantes vinculados a las buenas prácticas de bienestar animal aplicadas en el país y su injerencia en las futuras exportaciones de carne.

Abel Argüelles Iriondo.

Un recorrido de hormiga
“Trabajamos sobre el bienestar animal en aquellas especies que son de consumo, por lo cual nuestra labor se concentra en los frigoríficos, en el período conocido como de insensibilización del animal, ya que es el más crítico en cuanto al estrés”, resalta quien trabajó también en la Sociedad Rural Argentina, Senasa, Biogénesis Bagó, la industria lechera, y como asesor privado en el área de nutrición.
“En el trayecto del campo a la planta frigorífica, los animales pueden sufrir golpes que terminan impactando en el rendimiento productivo. Hasta el momento no se los considera como seres sensibles, sino como si fuesen bienes muebles. Es decir, cosas”, analiza Argüelles Iriondo. Y amplia: “el bienestar animal comienza en el campo. Es el eslabón que más sufre las consecuencias por pérdidas a partir del maltrato”. Mientras tanto y según el profesional, en mercados como el europeo, el público se interesa por saber cómo se trató el animal desde los inicios de su producción.
“Debemos estar atentos al manejo que tenemos con los bovinos. Si pretendemos incrementar nuestras exportaciones, tendremos que cumplir con los estándares que nos

Nuevo nombre, mismo objetivo

“La entidad surgió en 2001 como Fundación Argentina de Bienestar Animal, pero a lo largo del tiempo, sumamos otros trabajos a nivel consultoría, como un plan ganadero integral para la provincia de Río Negro, un polo ganadero en Gregores, Santa Cruz, o la factibilidad económica de instalar un frigorífico”, repasa el MV Abel Argüelles Iriondo, asesor técnico de la institución. Y completa: “A partir de ese crecimiento y sin descuidar el bienestar animal, cambiamos la razón social al de Fundación de Investigación y Desarrollo Agropecuario (www.fida.org.ar)”.

imponen los consumidores internacionales”, adelanta.
En otro pasaje de nuestra charla, Argüelles Iriondo destaca una de las herramientas disponibles para alcanzar -en el mediano plazo- buenas prácticas de bienestar animal. “La trazabilidad permite saber de dónde viene el animal, qué comió y qué camino recorrió. Sin embargo, en la Argentina, solo el 25% del canal de comercialización pasa por los supermercados, donde puede haber cierta trazabilidad. El resto se sigue vendiendo en carnicerías que no cumplen estos estándares”, explica.
“Entre los aspectos a mejorar en la producción primaria, la capacitación de los empleados que están en las mangas es primordial porque muchos se golpean y se desquitan con los animales o utilizan las jeringas como picanas y luego, encontras matambres con rallas”, agrega el asesor técnico de FIDA.
Los veterinarios también forman parte de la cadena y para Argüelles Iriondo, como todos los profesionales, son formadores de opinión.
“En algunas facultades el bienestar animal ya es una materia más de la Currícula y hay muchos cursos afines. Sin embargo, aún no está internalizado en el productor, que al no implementar estas prácticas pierde plata. ¿Cuándo los productores van a implementarlas de forma consciente?”, reflexiona. Y cierra: “Hoy su implementación es una cuestión optativa y más allá que aspiramos que el Senasa implemente alguna acción regulatoria para la producción primaria, sigue siendo el eslabón más flojo en cuanto a prácticas de bienestar animal. En el mientras tanto y da la mano de la certificadora IRAM, FIDA trabajó con planteos productivos tanto en La Pampa, Santiago del Estero como Río Negro”.

Al momento de evaluar los reproductores se plantean dificultades para identificar los toros positivos en el rodeo.

Dres. Julio César Caione
y Daniela Andreoli
Laboratorio 9 de Julio.
bacteriologia@lab9dejulio.com.ar

Actualmente el control de las enfermedades venéreas, como Trichomoniasis y Campylobacteriosis, se basa en la detección de los agentes en las secreciones prepuciales de los toros. Sin embargo, al momento de evaluar los animales, se plantean dificultades para identificar los toros positivos en el rodeo.
Las causas que podrían afectar la sensibilidad del diagnóstico se relacionan con las condiciones de muestreo a campo (presencia de barro, mangas en mal estado, lluvias), irregularidad en los

La técnica de biología molecular PCR aporta la tecnología necesaria para aumentar la sensibilidad y especificidad del diagnóstico, no solo es más sensible que el cultivo, sino que también se puede utilizar para descartar cultivos falsos positivos en toros, especialmente toros vírgenes.

plazos de repetición entre los muestreos, toros que no son muestreados en alguna oportunidad y aparecen por primera vez en el segundo o tercer muestreo, contaminación excesiva del material, problemas de manipuleo y remisión de muestra.
También se citan factores vinculados a las variaciones o ciclos poblacionales del número de Tritrichomonas foetus y Campylobacter fetus en la cavidad prepucial, edad de los toros infectados, ya que los animales adultos presentan mayor profundidad de las arrugas o criptas de la mucosa prepucial y peneana, y a la respuesta inmune de cada animal.
A raíz de esto y en conocimiento de la problemática, se realiza este estudio con el objetivo de evaluar con datos propios registrados entre los años 2005 y 2017, la prevalencia y la sensibilidad para la detección de animales positivos a estas dos enfermedades con el análisis de muestreos realizados en toros.
El comportamiento de las patologías a lo largo de los años con relación a la tasa de infección en toros es estable, siendo un 0.8% para T. foetus y 1 % en C. fetus.
Esto resulta de las muestras diagnosticadas positivas por visualización microscópica e inmunofluorescencia directa, las cuales se extrajeron de esmegma prepucial por diferentes técnicas (raspaje, aspiración con pipeta y lavaje) remitiéndose al laboratorio en medio de cultivo para T. foetus y en solución salina formolada para C. fetus. En el Cuadro N° 1 que completa este artículo se expresa el número de toros positivos por raspaje en porcentajes para cada enfermedad.
La sensibilidad de la técnica para el diagnóstico de T. foetus del 95.5% en los primeros tres muestreos, coincide con artículos relacionados en rodeos de Argentina, en C. fetus se observa que la sensibilidad alcanza un 97,6%.
Estos datos pueden ser comparados con trabajos realizados por el Ministerio de Asuntos Agrarios, Programa Plan Toros de la provincia de Buenos Aires.
Se puede observar que en el primer raspaje se detecta la mayor cantidad de animales positivos, siendo un 59.7% para la T. foetus y 67,1% para C. fetus, en el segundo muestreo 25% y 24,7%, llegando al tercer muestreo con un 10,8% y 5.8% respectivamente.


En la actualidad, la especificidad del cultivo de T. foetus está cuestionada debido a que otros protozoos clasificados como Tetratrichomonads sp., habitantes ocasionales de la cavidad prepucial de toros, especialmente vírgenes, resultan indistinguibles de T. foetus al microscopio óptico, necesitando de la confirmación de otras técnicas como PCR o microscopia electrónica.
Por otro lado, la infección dual en toros con T. foetus y Tetratrichomonads sp. es posible creando una complicación diagnóstica generando resultados dispares.
Estos datos demuestran la importancia de realizar sucesivos raspajes de acuerdo con los antecedentes de cada establecimiento.
En los establecimientos sin antecedentes de enfermedades venéreas, se deben realizar dos muestreos negativos consecutivos del 100% de los toros, y en aquellos donde se desconoce el historial de las enfermedades se recomienda un mínimo de dos o, preferentemente, tres muestreos negativos.
Ante la aparición de toros positivos, se recomienda realizar la cantidad de muestreos necesarios hasta obtener dos muestreos negativos consecutivos después del último positivo detectado. La toma de muestra deberá realizarse con un intervalo de tiempo de 10 días como mínimo, debido al recambio poblacional.
La realización de esta metodología, mediante muestreos prepuciales pre-servicio en toros con suficiente antelación, permite un reconocimiento precoz del problema, así como el desarrollo y aplicación de un plan sanitario adecuado.

Cuadro N° 1.
Toros positivos según Nº de raspaje período 2005/2017
Raspaje Nº Trichomoniasis Campylobacteriosis
n + % n + %
631 59,7 1092 67,1
264 25 402 24,7
114 10,8 94 5,8
48 4,5 39 2,4
Total + 1057 100 1627 100

Conclusiones
Aunque con los sucesivos raspajes se logra incrementar la sensibilidad, en establecimientos con antecedentes de enfermedades venéreas muchas veces se requieren tres o cuatros raspajes para lograr eliminar los positivos, incrementando los costos y poniendo en dudas los resultados de la sanidad.
La técnica de biología molecular PCR aporta la tecnología necesaria para aumentar la sensibilidad y especificidad del diagnóstico, no solo es más sensible que el cultivo, sino que también se puede utilizar para descartar cultivos falsos positivos en toros, especialmente toros vírgenes (Campero et al., 2003; Corbeil et al., 2008; Parker et al., 2003a).
De acuerdo a lo descripto por Mc Millen et al., 2006, el ensayo de PCR Real Time es capaz de detectar hasta una sola célula por muestra de esmegma o moco cérvico vaginal, indicando una sensibilidad superior a la metodología de cultivo y microscopía de 2.500 y 250 veces superior en esmegma o moco respectivamente. Por otro lado, en este trabajo también se recalca una sensibilidad 500 veces superior a la metodología de cultivo seguido por ensayo de PCR convencional.

Chau Penky. El mejor de los recuerdos.

El referente nacional sin dudas será recordado por los tantos amigos que supo cosechar a lo largo de toda su vida tanto en el ámbito de la industria privada y la academia, como de la profesión veterinaria en su conjunto.

Nacido el 25 de febrero de 1947 en Berisso, Buenos Aires, Florestán Maliandi se graduó como Médico Veterinario en la Universidad de La Plata en 1970, como Bacteriólogo Clínico Industrial (1979) y como Doctor en Ciencias Veterinarias (1979). Después de una carrera iniciada como Auxiliar, llegó a Profesor Titular en esa misma FCV en 1995, cargo ocupado hasta 2014, año en que se jubiló.
Desempeñó funciones gerenciales en el Instituto San Jorge Bagó y después en Biogénesis Bagó, desde 1973 hasta 2008, donde tuvo en su momento la responsabilidad de la instalación y desarrollo de la Planta de Producción de Vacuna Antiaftosa. Además, promovió y gestionó las normas de calidad ISO para luego continuar con las Buenas Prácticas de Manufactura.
Vale decir que Maliandi también fue socio fundador de la firma Laboratorios Plasticos S.A. en el año 1982. Sin dudas una muestra más de su faz de emprendedor, donde volcó sus conocimientos y experiencia para le realización de materiales de vital importancia en la cadena de producción de la industria veterinaria.
El Dr. Maliandi fue presidente de la Sociedad de Medicina Veterinaria durante distintos períodos.
En noviembre de 2017 la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria lo designó Académico de Número. La misma Academia lo había distinguido con el Premio Bayer en Ciencias Veterinaria en 1979.

 

Autoridades. Ricardo Negri (Senasa), Claudio Daneri (FUCOFA) y Dardo Chiessa (CRA).

Imprescindibles para ejecutar los programas de vacunación de fiebre aftosa y brucelosis, los entes de lucha sanitaria animal se reunieron en Paraná, Entre Ríos, para debatir el vínculo a futuro con el Senasa.

Luciano Aba
luciano@motivar.com.ar
@aba_luciano

Sobre la base de una capacidad de diálogo inédita respecto de años anteriores, autoridades del Senasa y representantes de productores ganaderos de todo el país empezaron a discutir la nueva distribución no solo de territorio, sino también de roles (y controles), en el marco de un sistema mixto, participativo y solidario exitoso hasta el momento, pero con cambios evidentes de cara al futuro.
“En el corto plazo no vamos a dejar de vacunar contra la fiebre aftosa”, fue la primera expresión del presidente del Senasa, Ricardo Negri, en el panel que abrió el 7° Congreso Nacional de Entes y Fundaciones de Lucha Sanitaria realizado por primera vez en Paraná, Entre Ríos. Allí, más de 300 referentes analizaron no sólo la situación sanitaria nacional, sino que también se plantearon repensar el lugar que ocupan el organismo oficial y los Entes dentro del sistema.
Vale recordar que desde que se reintrodujo la obligatoriedad de la vacunación antiaftosa en Argentina (tras el fracaso de hacer lo opuesto en 1999) las Fundaciones son un brazo clave en el almacenamiento, comercialización y aplicación de vacunas para dar cobertura nacional al control de la enfermedad.
De aquí el rol “tranquilizador” de las primeras palabras de Negri para despejar dudas en cuanto a que Argentina cedería a las presiones de Brasil para convertirse en libre de aftosa sin vacunación en el corto plazo, lo cual modificaría por completo el funcionamiento de una estructura que tiene la capacidad de visitar dos veces por año a todos los establecimientos ganaderos del país.

“En el corto plazo no vamos a dejar de vacunar contra la fiebre aftosa”, fue la primera expresión del presidente del Senasa, Ricardo Negri, en un panel donde se discutió sobre sanidad, pero también se comenzó a repensar el lugar de cada uno de los actores del sistema.

Más allá de esto, intentaremos describir cómo durante dos días el Senasa intentó “seducir” a los productores respecto de la necesaria reconversión de las Fundaciones. Tarde o temprano el sistema se modificará, tomando como nuevos desafíos la vigilancia epidemiológica, el control a campo y hasta certificaciones no solo en el ámbito de la salud animal, sino también vegetal.
“Si peleamos juntos contra la política kirchnerista, tenemos que darle un voto de confianza a Ricky Negri”, subrayó Dardo Chiessa, en representación de la cúpula mayor de CRA en lo que él mismo se ocupó de describir como “el evento de la salud animal más importante del país”. Dicho esto, el dirigente enumeró una serie de conceptos que fijaron la postura de la entidad, incluso antes que el Gobierno nacional anunciara la imposición de nuevas retenciones a la exportación de distintos productos en nuestro país, entre ellos los alimentos y sus derivados.
“El Senasa controla alimentos; no productores. Y para avanzar en una nueva estructura, necesitamos un marco nos que garantice no tener problemas legales a futuro”, reforzó Dardo Chiessa luego que Negri describiera un listado de temas considerados “delegables” en el sector privado como algunas certificaciones en materia de Buenas Prácticas o Bienestar Animal.

Interesados. Los productores ganaderos se mostraron atentos a las informaciones compartidas.

El poder real de los productores
“Podemos atender todo tipo de inconveniente sanitario”, le explicó a MOTIVAR el titular de la FUCOFA local, Claudio Álvarez Daneri, con el fin de graficar el rol que ocupa la única Fundación que

¿Cómo lo vivieron los veterinarios?

Del encuentro realizado en Paraná participaron autoridades de los Colegios Veterinarios de Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe. Asimismo, estuvo presente Federico Berger, vicepresidente de la Federación Veterinaria Argentina, quien destacó algunos puntos en común entre el Senasa y las Fundaciones de productores. “Es clave que estos actores de la cadena coincidan en que si queremos exportar más carne debemos producir alimentos seguros”.
A su turno, el presidente del Colegio de Veterinarios de Santa Fe (primera circunscripción), Germán Mina también accedió a una entrevista que está disponible en el Canal www.youtube.com/pmotivar, donde comparte un concepto central de cara al futuro: “no existe mayor estímulo para que los productores inviertan en prevenir la ocurrencia de enfermedades en los rodeos bovinos que la propia posibilidad de acceder a mercados de todo el mundo”.

hay en una provincia de Entre Ríos con más de 27 mil productores y 4,5 millones de cabezas bovinas.
“Nos preocupa la nueva estructura del Senasa, su regionalización y algunos inconvenientes con los trámites a distancia. Necesitamos que cada tropa que sale de un campo sea efectivamente revistada antes de recibir el DTE”, ilustró Daneri en una entrevista que puede verse completa en www.motivar.com.ar.
El presidente de la FUCOFA también dejó en claro que “solo los planes que nacen con la participación del productor son los que se pueden realmente aplicar”, para luego reforzar un concepto muy escuchado en todo el encuentro: “necesitamos mayor poder sancionatorio por parte del Senasa”.
Frente a estas declaraciones, MOTIVAR logró ampliar la justificación de Daneri. “Buena parte de los productores se preocupa por la productividad de su rodeo (porque viven de eso) pero hay un grupo que heredó el campo y no le interesa hacerlo producir, o no lo hace por idiosincrasia, no invierten. Lo mismo ocurre en el caso de los comercializadores de hacienda. Está ahí la limitante”.
Según el presidente de la FUCOFA, “los ganaderos genuinos reconocen el valor de invertir en sanidad porque ven la productividad del animal sano”, situación que refuerza su postura inicial: “Necesitamos sanciones ejemplificadoras para que a esos productores les resulte efectivamente más costoso mantener ese status antes que producir como corresponde”.
A lo largo de los dos días que duró el Congreso, los productores realizaron una serie de reclamos y propuestas al presidente del Senasa, Ricardo Negri, entre las que se destacó la necesidad de intensificar los controles en la frontera norte de nuestro país.
Asimismo, se discutió sobre los motivos del faltante de vacuna de brucelosis de hace unos meses y la posibilidad de sancionar a los productores que empiezan a adeudar el pago de la vacuna antiaftosa.
Interesante fue también escuchar a los ganaderos exigir mayores controles en algunos fármacos veterinarios, como la ivermectina, y solicitar se refuerce la vigilancia respecto del posible uso de algunas drogas como la somatotropina a campo.

Cambios en el plan de brucelosis
Durante el encuentro, MOTIVAR dialogó también con el jefe del Programa de Brucelosis Bovina del Senasa, Jorge Hart, sobre la nueva normativa que regirá el control de esta zoonosis, luego de culminada la consulta pública.
“El cambio fundamental radica en que todo establecimiento con actividad reproductiva en su rodeo deberá presentar una determinación de estatus sanitario relativo a brucelosis. Eso implica un muestreo de todos los vientres de más de 18 meses”, explicó.
Y reforzó: “Los campos considerados libres mantendrán su condición muestreando periódicamente al rodeo”.
Hart también explicó qué ocurre con los considerados infectados.
“Deberán presentar un plan de acción junto a un médico veterinario para progresivamente recuperar o lograr el estatus de libre”.
Los interesados en conocer más sobre este tema pueden ver la entrevista completa con Jorge Hart en el Canal www.youtube.com/pmotivar.
Allí podrán también conocer la visión del funcionario respecto de la posibilidad de utilizar otros biológicos, además de la obligatoria Cepa 19, a las vacunaciones contra la brucelosis.

La sanidad, en el centro de la escena
“Lo más relevante es que nuestra participación fue propuesta por los ganaderos, como una forma de visualizar el futuro en cuanto al impacto de la sanidad y el uso de productos veterinarios en el comercio internacional de carne bovina”, explicó en representación de Caprove, Juan Carlos Aba.
Y reforzó: “Para abastecer una demanda de 400 mil toneladas adicionales de cara a 2027, deberemos mejorar la productividad de los rodeos. Y es allí donde la participación de los veterinarios y la aplicación de tecnologías que actualmente hay disponibles (vacunas y fármacos) juega un rol preponderante”.
Finalmente, el representante de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios sostuvo que la mitad de los vientres que no se preñan en nuestro país no lo hacen por problemas sanitarios.
Y concluyó: “En el caso de las parasitosis, hablamos de pérdidas evitables mediante el uso correcto de los productos y asesoramientos disponibles, por más de $14.000 millones al año”.

NUEVO DIRECTOR NACIONAL DE SANIDAD ANIMAL

Matías Nardello reemplaza a Ricardo Maresca

Es oficial. Nardello en el Senasa.

Luego de 40 años de trabajo en el ámbito del Senasa, Ricardo Maresca dio por cerrada su carrera profesional, dejando el cargo de Director Nacional de Sanidad Animal del organismo nacional al médico veterinario Matías Nardello, con quien MOTIVAR pudo dialogar. “La intención es avanzar planteando una nueva función del Senasa vinculada al control público. El responsable primario de la sanidad de los animales es el productor”, sostuvo el profesional en el marco de una entrevista que puede verse completa en el Canal www.youtube.com/pmotivar.
Nardello también resaltó el potencial del sistema sanitario del que participan Fundaciones y Entes de Lucha Sanitaria: “No hay otro caso en el mundo que tenga la estructura para visitar 600.000 veces los campos ganaderos de un país”.

En la foto. Ramón Ferrer Reyes, Enrique Fischer, Gustavo Carducci, Juan Carlos Sosa y Leandro Adanti, en las oficinas de Chinfield.

Recorrimos las instalaciones del laboratorio Chinfield, donde se destinó más de un millón de dólares en la incorporación de nueva tecnología y la ampliación del laboratorio de control e investigacion y desarrollo.

Nicolás de la Fuente
redaccion@motivar.com.ar

Logramos una nueva recertificación de las normas GMP oficiales del Senasa que alcanzamos por primera vez en 2006, para la elaboración de líquidos y semisólidos estériles y no estériles, polvos de administración oral, excluyendo aquellos que en su formulación contengan principios activos hormonales y betalactámicos”.
Esta fue la primera de las novedades que Enrique Fischer, titular de Chinfield, compartió con MOTIVAR en una reunión de la cual también participaron el director técnico de la empresa, Juan Carlos Sosa y el veterinario Ramón Ferrer Reyes.
Ya desde fines de los ´90, el laboratorio en el cual trabajan hoy 45 personas y tiene su planta ubicada en Munro, Buenos Aires, se propuso invertir en normas de calidad que le permitieran exportar, tal como lo hace a más de 30 países alrededor del mundo.
Esta visión es la que le permite generar hoy más del 40% de sus ingresos por medio del negocio internacional, dato clave frente a un mercado interno de productos veterinarios para el segmento de equinos deportivos (uno de los que participa Chinfield) cayó en lo que va de este año entre un 20 y un 25% en unidades vendidas, frente a 2017.
“Los mercados han incrementado sus requerimientos con el paso del tiempo, llevándonos a realizar inversiones importantes para estar en condiciones, no sólo de cumplir con la normativa local, sino también de soportar una inspección de países que se rijan bajo normas del VICH o la Comunidad Europea”, le explicó a MOTIVAR el referente de la firma, Enrique Fischer. Y reforzó: “Nos interesa acceder a mercados como Turquía, Arabia Saudita, Japón, China y otros de la Unión Europea. Es allí donde verdaderamente podemos hacernos competitivos en base a la calidad de nuestros productos”.

Absorción atómica. Una inversión clave para el control de calidad.

Una tradición familiar
A su turno, fue el médico veterinario Juan Carlos Sosa, quien destacó otra de las ventajas de Chinfield en el mundo. “Seguimos disfrutando hoy del trabajo que realizaron hace años Susana y Enrique Fischer (padre), facilitándonos el ingreso a muchos países. Esto nos obliga a seguir trabajando en una mejora continua”.
A su vez, Sosa destacó que se ha complejizado el soporte documental que solicitan determinados países para registrar productos, aunque subrayó también que los servicios oficiales cada vez están más enfocados en inspeccionar las plantas y disponer de validaciones no sólo de los procesos productivos, sino de los equipamientos involucrados.
Comprendiendo esto, Chinfield comenzó hace dos años con un plan de inversiones por medio del cual destinó más de un millón de dólares a la incorporación de maquinaria y equipamiento preparado en origen para certificar normas internacionales.
A eso se sumó el aporte de las líneas crediticias FONTAR y FONAPYME para la construcción de un nuevo laboratorio de control e investigación y desarrollo.
“Buscamos generar el menor contacto posible entre las personas y los productos, tanto en la etapa de elaboración, como en las de envasado y cerrado. Para ello, renovamos máquinas (envasadoras, por ejemplo) calificadas en el exterior y cuya capacidad productiva se adecua a nuestra necesidad”, explicó Fischer. Y profundizó: “Hoy la clave está en poder validar los procesos. Ya el foco no está puesto en cómo se hace el producto, sino en validar el proceso concreto”.
Vale decir que el nuevo laboratorio cuenta con reactores de vidrio y cámaras climáticas para manejar distintas temperaturas. “Además de las clásicas HPLC, tenemos absorción atómica; es decir que las mediciones que efectuamos a nuestra línea de minerales son ultra exactas”, aseguró Sosa.

Tecnología. Reactor de vidrio para el desarrollo de productos.

Ampliarse y tercerizar
Claro está que la línea más importante que ofrece Chinfield es aquella ligada a los caballos deportivos, más allá de lo cual está trabajando en la ampliación de una gama de fármacos para la ganadería que hoy incorpora únicamente mineralizantes, entre los cuales lógicamente se destaca el Yodacalcio.
“No podemos estar ajenos a ese mercado en un país ganadero como el nuestro.”, reforzaron nuestros entrevistados. Vale decir también que en la planta de la empresa se elaboran medicamentos específicos para camellos de carrera, los cuales se exportan hacia Medio Oriente hace años.
Culminando ya nuestra recorrida por las modernas instalaciones de Chinfield, en la cual pudimos ver las distintas líneas de producción de la empresa que ya están listas, inclusive, para ofrecer servicios a terceros, Fischer nos compartió su visión en relación a por qué siguen invirtiendo en el sector.
“Esta fue desde siempre la política del laboratorio. De cara al futuro, todo este esfuerzo sin dudas nos permitirá acceder a nuevos mercados, en los cuales podamos posicionarnos a través de la calidad reconocida de nuestros productos”.

Productores y técnicos. Todos incorporaron conocimientos estratégicos para la actividad.

Así se refirió Patricio Roan, Director Regional de Ceva Salud Animal, acerca de de las implicancias que tienen la inflación y la devaluación en la Argentina sobre la industria de proteína animal.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar
@facusonatti

Roan. “Aplicar planes de vacunación”.

Ceva Salud Animal desglosó en dos encuentros lo que fue el “Tour Argentina 2018”. ¿El propósito de la iniciativa? Compartir una actualización en programas de vacunación para la producción avícola y afianzar la relación con sus clientes, tanto en Buenos Aires, como en Entre Ríos. MOTIVAR fue de la partida y dialogó con Patricio Roan, director regional de la firma, quien subrayó: “Logramos transmitir tanto a productores como asesores lo importante de una correcta vacunación con productos de calidad para incrementar los niveles de productividad”.
A propósito de los recientes cimbronazos económicos, Roan admitió que, los últimos meses han sido complicados, y las turbulencias económicas siguen siendo parte del mercado. “El impacto de la devaluación en productos importados es cruel, pero esperamos una mejora para el cierre del ejercicio y de cara al año próximo, estimamos compensar la pérdida de este año en relación a los objetivos”, adelantó.
“A pesar que la incidencia de nuestros insumos en los costos de producción de todas las carne es bajo, estos vaivenes económicos hacen que se vean golpeados los niveles de inversión en sanidad, porque el producto se achica a pesar de que, de nuevo, saben que la incidencia es tan baja”, se lamentó Roan.

Un encuentro por partida doble
Primero en Entre Ríos y luego, en Buenos Aires, las diferentes audiencias contaron con un mismo programa de disertantes.
“Convocar a cinco técnicos referentes del sector de Ceva Corporativo para reforzar conceptos, agregar información e incluso adelantar innovaciones, nos parece de suma importancia para afianzar

Elegimos como temática cuestiones que resultan de gran interés para la industria, como lo son bronquitis y la enfermedad de gumboro”, Martín Díaz, responsable de la División Avícola de Ceva Cono Sur.

la relación con los clientes”, afirmó Martín Díaz, responsable de la División Avícola de Ceva Cono Sur. “Elegimos como temática cuestiones que resultan de gran interés, como lo son bronquitis y la enfermedad de gumboro. A su vez, al ser proveedores de los equipamientos de vacunación, aprovechamos la oportunidad para presentar a nuestros clientes algunas novedades con el objetivo central que el 100% de las aves esté correctamente vacunado”, describió Díaz.
Desde Hungría, Vilmos Palya, Director Científico de la compañía, se hizo presente y también dialogó con MOTIVAR. “Los problemas respiratorios se consideran los más serios en la avicultura, porque los patógenos se suelen transmitir por el aire. A consecuencia de esto, es importante poner especial atención sobre su control con altos estándares de bioseguridad”, resumió el especialista que se mostró a gusto con la audiencia a la que describió como numerosa y activa.
Fernando Lozano, Carlos Gónzalez, Branko Alva y Luiz Sesti completaron el quinteto que saldó las dudas de ambos auditorios. “En este caso, se cubrieron enfermedades respiratorias, porque son las más comunes tanto en pollos parrilleros como en gallinas de postura. Repasamos las condiciones epidemiológicas de la enfermedad para poder tener un mayor control”, resumió Lozano, Gerente Corporativo de Servicios Veterinarios de Ceva Salud Animal.
Para González, referente español de los Servicios de Vacunación de la empresa, este tipo de encuentros son muy importantes porque uno de los objetivos de Ceva es lograr afianzar un vínculo entre la industria y los clientes de cada país.
“Muchas veces detectamos que las novedades que volcamos al mercado no llegan del todo el bien al productor porque no estuvo bien hecha la comunicación y este tipo de tours son muy importantes para recolectar información, sentir el pulso de la industria y saber cuáles son sus necesidades para lograr un beneficio mutuo”, explicó y completó: “La Argentina es un mercado maduro en el sistema de vacunación innovo y los servicios de vacunación también llevan mucho tiempo, pero sobre todo, están abiertos a escuchar siempre sobre nuevas técnicas y soluciones en materia de vacunación”.
A su turno, Sesti recalcó lo siguiente: “Estos encuentros deberían realizarse con mayor frecuencia porque la rapidez con la que las tecnologías están evolucionando es algo impresionante. Las empresas en el campo están ocupadas en producir y nosotros debemos brindarles la actualización necesaria en materia de avances con respecto a lo que pasa en el mundo de las vacunas. Siempre con el objetivo de tener aves más protegidas y por más tiempo y protección ante desafíos más grandes”.
El especialista brasileño, un habitué en la Argentina, tuvo a su cargo una disertación sobre el concepto del complejo inmune. “Tras 13 años de uso de estos sistemas, lo interesante es que como protección del gumboro el concepto sigue siendo el mismo, lograr una protección del 100% y que, realmente funciona”, afirmó.
“En la Argentina, el 55% de los pollos producidos en el país tienen vacuna del complejo inmune contra el gumboro”, puntualizó Sesti, en diálogo con MOTIVAR.
El responsable de Marketing y Desarrollo de Nuevos Negocios para la división Avícola de América Latina de Ceva Salud Animal es Branko Alva que, repasó las nuevas áreas de innovación que la compañía tiene identificadas con el fin de alcanzar una cobertura vacunacional del 100%.
“Hay mucha innovación no sólo en los productos sino en los servicios de vacunación y eso es lo que vinimos a comunicar en este tour. Hoy la empresa tiene nueve áreas de innovación identificadas tanto a nivel de gestión del conocimiento, como servicio científico a investigación, soluciones a medida para clientes, como vacunas autógenas”, señaló el invitado.