Home2018septiembre

Laboratorio Proagro continúa acompañando activamente los diferentes remates y eventos ganaderos con la presencia de sus “laboratorios móviles”.

A través de estos novedosos motorhome transformados en stands, el laboratorio pretende estar cerca del productor y dar a conocer toda su línea de productos para grandes animales.
De esta manera, los productores reciben atención personalizada de los asesores del laboratorio, quienes ofrecen información técnica sobre los productos y beneficios comerciales a los que podrán acceder.

La estructura de los “laboratorios móviles” está ambientada con vitrinas donde se exhiben las líneas de productos, un pequeño living para la comodidad de los asistentes y donde se ofrecen muestras gratuitas para los interesados. Además, suelen realizarse sorteos con importantes premios.

Durante el año pasado, más de cuarenta y cinco eventos a los largo de todo el año y en diferentes provincias como Chaco, Formosa, Corrientes, Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba fueron parte de la nutrida agenda del laboratorio y este año anhelan superar ese número para lograr un mayor alcance al sector.

Para seguir la cobertura del calendario de eventos y remates a los que Proagro asiste, pueden hacerlo a través de sus perfiles en redes sociales, Facebook @ProagroArgentina e Instagram @proagrolaboratorio.

El laboratorio Biotay, una compañía de Phibro Animal Health, presentó el suplemento mineral Animate y en un encuentro que reunió a productores y asesores veterinarios, de la mano de profesionales internacionales, abordó la situación actual de está problemática.

El pasado 23 de agosto, el laboratorio Biotay, una compañía de Phibro Animal Health, abordó la problemática de la hipocalcemia en tambos en el marco de la presentación de un suplemento mineral con amplia trayectoria en el exterior, pero que llega por primera vez a la Argentina: Animate.
El Howard Johnson de Pilar fue el lugar elegido por la compañía para concretar este encuentro al que asistieron médicos veterinarios, asesores y productores de distintos puntos del país.
Entre los disertantes, se destacó la presencia del MV Ignacio Vidaurreta, Magister Scientiae en producción animal con orientación en nutrición (Univ. Nacional de Mar del Plata) y asesor técnico nutricional en producción bovina.
Entre las voces internacionales, Ken Zanzalari, de los Estados Unidos, fue el responsable de romper el hielo. Nutricionista especializado y diplomado en bovinos de leche, trabajó como nutricionista para importantes empresas en su país, como Countrymark Coop Inc, Land O´Lakes Inc y Kambalach Feeds Inc. Zanzalari también fue gerente técnico de lechería en Agri Products Inc y desde 2011 a la fecha se desempaña como director de producto de Animate en Phibro Animal Health Corporation.
A su turno, el MV brasileño Lucas Barbosa, consultor en empresas y rodeos lecheros en Brasil con foco en salud, nutrición y reproducción de bovinos de leche, rompió la barrera idiomática e hizo su aporte en un perfecto español.
Periódico MOTIVAR fue de la partida y a continuación, les compartimos las charlas completas que brindaron estos profesionales a fines de agosto en el marco del lanzamiento de Animate:
  • Situación actual de la hipocalcemia en Argentina, estadísticas y patologías relacionadas, por M.V. Ignacio Vidaurreta.

El próximo martes 2 de octubre, a partir de las 8:30 hs, se desarrollará una nueva edición en el Howard Johnson Resort Pilar. Auspicia IPCVA.

La Cámara Argentina de Feedlot, con el auspicio del IPCVA, invita a los interesados a lo que será el 4° Encuentro para Veterinarios en una nueva mañana de capacitación. ¿El día? Martes 2 de octubre, a partir de las 8:30 hs. ¿El lugar? Howard Johnson Resort Pilar (Cancha Rayada y Argerich) Pilar, Buenos Aires.

A continuación los temas y sus disertantes:

  • Casuística de necropsia en engorde a corral y métodos complementarios de diagnóstico.
    Dr. Luis Fazzio
  • Prevención, manejo y diagnóstico de las ectoparasitosis en engorde a corral
    Dra. Ma Mercedes Lloberas
  • Taller de casos
    MV Ernesto Odriozola
  • Internet de las cosas con producción animal
    Ing. Ignacio Iturriaga
  • Actitud innovadora, liderazgo y comunicación
    Lic. Bernardo Bárcena

El encuentro es arancelado con un costo de Inscripción de $ 1.200. Los establecimientos asociados tendrán una bonificación especial y su costo será de $ 600. En ambos casos con almuerzo incluído.

Los interesados podrán inscribirse en el siguiente link https://goo.gl/forms/ANzpfwlbudwP89k12

Los cupos son limitados, para más información: comunicacion@feedlot.com.ar

La hipocalcemia subclínica afecta más del 50% de las vacas lecheras en el período posterior al parto. Consagrado en los Estados Unidos, el suplemento Animate® es la solución ideal para la dieta preparto de las vacas lecheras.

Animate® es un complemento mineral aniónico altamente palatable con formulación exclusiva de Phibro, que proporciona el perfecto equilibrio de catión-aniónico negativo de la dieta, optimizando el metabolismo del calcio, reduciendo así los riesgos de hipocalcemia y sus impactos negativos en las vacas lecheras.

La hipocalcemia es un trastorno en las vacas lecheras causado por bajas concentraciones de calcio en la sangre en el período posterior al parto. Hay dos formas de ocurrencia de la enfermedad: la clínica y, principalmente, la subclínica. Y ambas causan impactos extremadamente negativos para productividad y rentabilidad de la ganadería lechera.

“Independientemente de la edad, todas las vacas lecheras son susceptibles a la hipocalcemia debido al rápido aumento de la demanda de calcio posparto. Las vacas que tienen hipocalcemia aumentan las posibilidades de tener retención de placenta, metritis, mastitis, cetosis y desplazamiento de abomaso, además de disminuir el consumo de materia seca al inicio de la lactancia. Todos estos desórdenes llevan a la reducción de la producción de leche y disminución de la fertilidad “, informa Lucas Barbosa, médico veterinario y consultor de tambos.

“Animate® es una solución exclusiva de Phibro que permite el perfecto equilibrio aniónico de la dieta pre-parto, proporcionando, consecuentemente, la reducción del pH sanguíneo. Este proceso modula el metabolismo del calcio en el organismo de las vacas, resultando en el aumento de la disponibilidad de calcio en la sangre y reducción del riesgo de hipocalcemia “, explica Héctor Ravenna, gerente de ventas de la línea Nutrición de Phibro.

Según Alejandro Cogliati, gerente de marketing de Phibro, el suplemento mineral Animate® es un producto ampliamente utilizado y con beneficios comprobados en países con importante producción lechera, como E.U.A, México y Brasil. “Se trata de un producto altamente palatable y con consumo espontáneo por los animales, incluso cuando se suministra sobre la dieta total. Siendo la solución ideal para proporcionar el perfecto equilibrio catiónico-aniónico negativo de la dieta de vacas lecheras pre-parto.

Animate® mejora la salud de los animales en la fase de transición, aumentando así la fertilidad de las vacas lecheras e incrementando la producción de leche en toda la lactación, así lo comprobamos en resultados obtenidos a través de 7 ensayos (demo trials) que se hicieron en Argentina zona Centro, previo a la fecha de lanzamiento. La ecuación fue muy interesante, en promedio los tambos incrementaron su inversión en preparto de alrededor de U$S 22 por vaca y se ahorraron entre 70 y 90 U$S por vaca entre tratamientos, leche descartada e incremento de producción de leche”, comenta Elbio Bressan, gerente Técnico de Ganadería de Phibro.

La planta del laboratorio se ubica en Rosario, Santa Fe, y fue certificada el pasado 28 de junio por el Senasa. Tiene disponible más de 100 extensiones de marca.

Hacia fines del mes de junio, el laboratorio Pharmavet obtuvo la certificación GMP oficial del Senasa en su planta ubicada en la zona oeste de la ciudad de Rosario, Santa Fe, en lo que se conoce como “Cordón perimetral del noroeste”.

La certificación del organismo sanitario nacional tiene alcance sobre procedimientos generales para la elaboración, acondicionamiento y depósito de productos veterinarios; así como en procedimientos para la elaboración de líquidos inyectables, sólidos (polvos y dispositivos intravaginales) y semisólidos estériles y no estériles, incluyendo aquellos que contengan en su formulación principios activos hormonales y betalactámicos.

“Estamos certificados para las tres familias de activos en todas sus formas farmacéuticas, a excepción de lo que son comprimidos”, le explicó a MOTIVAR el titular del laboratorio Pharmavet, Jorge Castaño.

“Ya en 2014 nos enfocamos en certificar la planta completa y recibimos la primera auditoría en marzo de 2017. A partir de allí se concretaron los ajustes necesarios para afrontar lo que fue la última visita oficial del Senasa el pasado 28 de junio”, nos explicó el directivo para luego destacar que esta última etapa les demandó algo más de un millón de pesos.

 

A producir

La planta se ubica en un edificio de cuatro pisos. En la planta baja se encuentran las salas de acondicionamiento, vestuarios generales de ingreso, comedor y sala de refrigerio. El primer piso se divide en partes iguales de exclusivas para productos betalactámicos y hormonales. Ambas disponen de total independencia en cuanto a ingresos, vestuarios y demás dependencias.

En el segundo de los pisos de la planta se ubica la sala de acondicionamiento de envases, con autoclavado, producción de agua farmacéutica y elaboración de productos generales. Mientras que en el tercer piso se encuentran emplazados los laboratorios de control fisicoquímico y microbiológico.

Ya en el último de los pisos se puede ver la sala de máquinas, con las tres manejadoras de aire farmacéutico, enfriadoras y demás.

“Toda esta parte productiva tiene una superficie cubierta de 1.800 metros cuadrados”, resaltó Nélida Castaño -socia en Pharmavet-. Y agregó: “En un lote aparte disponemos de depósitos de materia prima, producto terminado y tres salas de pesada y muestreo que ocupan otros 1.000 metros cuadrados”.

Más allá de esto, desde la empresa se destacó que la planta GMP cuenta con aproximadamente 100 aberturas de acero inoxidable AISI 304 inyectadas de poliuretano con un peso de más de 100 kg cada una que brindan una total estanqueidad a cada una de las áreas farmacéuticas.

“Entre otros detalles técnicos y en lo que respecta a la arquitectura sanitaria de la planta, sobresale la total y absoluta segregación de las tres familias de productos en un mismo edificio y perfecto flujo de personal y materiales”, aseguró Marcos Zarich, director técnico del laboratorio desde hace cerca de 20 años.

“Apostamos a crecer en la producción de unidades, ofreciendo un servicio de elaboración para terceros de calidad y con posibilidades en todas las formas farmacéuticas certificadas y la extensión de los más de 100 certificados que tiene el laboratorio vigente”, concluyó Jorge Castaño.

 

Los próximos 28 y 29 de septiembre, estas jornadas internacionales tendrán lugar en el Hotel Sheraton de Salta. Programa, inscripciones y Paquetes Turísticas, todo en www.jornadasvetsalta.com.ar.

Organizadas por la Sociedad Argentina de Oncología Veterinaria (SAOV), la Sociedad Iberoamericana de Analgesia Veterinaria (SIAVET) y la Cooperativa Salteña de Médicos Veterinarios, las Jornadas Internacionales e Interdisciplinarias de Oncología y Algiología Veterinaria se realizarán los días 28 y 29 de septiembre en el Hotel Sheraton de Salta. Con sponsors ya confirmados y la conformación de un programa de primer nivel académico del cual participarán expertos nacionales como: Guillermo Hermo, Marcelo Zysman, Javier Brynkier, Verónica Brignone y el brasileño Carlos Rocha, la propuesta incorporará dos temas de amplia repercusión entre la comunidad veterinaria: “Cannabinoides como herramienta biomédica” y “El rol del Cannabis en la medicina moderna”, a cargo de Fernando Benavet y Marcelo Morante (Ministerio de Salud de la Nación), respectivamente.

Tanto el currículum de los disertantes, como los contenidos concretos que se abordarán están ya disponibles en la Web del evento: www.jornadasvetsalta.com.ar. Allí también se podrán comprar las entradas de manera On Line, ofreciéndose descuentos específicos para los socios de las entidades organizadoras. Más info: publicidad@motivar.com.ar.

Certificación y aval
Los contenidos vertidos en las Jornadas cuentan con el reconocimiento de la Sociedad Argentina de Oncología Veterinaria (SAOV) y la Sociedad Iberoamericana de Analgesia Veterinaria (SIAVET).

Asistencia e información comercial
Aquellas empresas interesadas en participar con un stand u otro tipo de acciones comerciales durante las Jornadas Veterinarias de Salta, pueden contactarse con representantes de Vet Comunicaciones (comercial@vetcomunicaciones.com.ar) o MOTIVAR (luciano@motivar.com.ar).

Mirá el programa completo de las Jornadas en www.jornadasvetsalta.com.ar.

 

 

APROCAL vivió una gran experiencia de la mano de  Asociación Presente de Escuelas Rurales y un equipo de Médicos Clínicos, Pediatras, Bioquímicos, Odontólogos, Psicólogos y colaboradores que se sumaron a esta iniciativa.

Gracias al trabajo desinteresado de los profesionales y  al armado de un hospital ambulante, se atendieron 200 consultas por día de familias que se acercaron para recibir atención médica primaria, muchas tras caminar 20 km para llegar al lugar. Un laboratorio de análisis bioquímicos, una farmacia y un electrocardiógrafo complementaban las consultas.  Aquellas personas que no podían trasladarse, fueron visitadas por los profesionales en sus hogares.

La leche donada por APROCAL fue entregada a los niños durante la consulta pediátrica y, para reforzar la importancia del consumo de lácteos en los más pequeños,  se llevaron a cabo charlas de concientización a las familias. Para cerrar las jornadas y compartir un lindo momento  con la comunidad, se realizó el festejo de cumpleaños de los más pequeños con juegos y entretenimientos para ellos.

Si estás interesado en armar cajas de alimentos perecederos para familias guaraníes o ser voluntario para las actividades que realizan contactarte con Lorena Gomezlore_7ens@yahoo.com.ar .

APROCAL  Solidario, seguirá participando en actividades de solidaridad y podés formar parte del equipo solidario escribiendo  a: info@aprocal.com.ar .

Luciano Aba
luciano@motivar.com.ar
@aba_luciano

Quizás alguno de nuestros 5.500 lectores pudiera interpretar el título de esta editorial como un fiel reflejo del más de 60% de aumento que nos propuso “nuestra” imprenta para seguir nuestro normal desarrollo nacional. Pero no.
No es por eso. El titular se vincula directamente con la capacidad que desde hace casi 17 años demuestra MOTIVAR para agregar valor al sector veterinario con una propuesta editorial imperdible para aquellos que pretenden seguir de cerca lo que ocurre (y lo que va a ocurrir) en la industria de la sanidad y productividad animal.
Tal es así que en las próximas páginas conocerán los pormenores que se vivieron en el seno de la cadena comercial local durante los dos últimos días del mes de agosto, con movimientos bruscos en las listas de precios como consecuencia de la brutal depreciación que sufrió el peso recientemente.
Pero eso no será todo. En esta edición presentamos un suplemento especial donde desde la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove) se destaca el impacto de la buena sanidad de los rodeos bovinos en el desempeño productivo a campo.
Claro que allí no solo se comparte la visión de una industria privada que asegura que en Argentina se perdieron $28.000 millones en 2017 por la presencia de enfermedades, sino que este aporte es complementado por referentes del INTA y distintas facultades de veterinaria de nuestro país.
En esta publicación también encontrarán las últimas inversiones realizadas por Chinfield en su planta de Buenos Aires y los pormenores de la certificación GMP que la planta de Pharmavet logró en Rosario, Santa Fe.
Lectura obligatoria les proponemos también para nuestra cobertura del 7° Encuentro de Entes y Fundaciones de Lucha Sanitaria llevado a cabo en Paraná, Entre Ríos, donde junto con los representantes del Senasa, los ganaderos empezaron a debatir la nueva distribución territorial y roles a futuro de un sistema sanitario nacional que debe ya reconvertirse.
En esas páginas podrán conocer las primeras palabras de Matías Nardello, como Director Nacional de Sanidad Animal del Senasa, en reemplazo de Ricardo Maresca, profesional que culmina su carrera en la administración pública. También Ricardo Negri, Dardo Chiessa y el titular de la FUCOFA de Entre Ríos, Claudio Álvarez Daneri, analizaron las perspectivas para estas entidades, pero sobre la certeza de que “en el corto plazo no dejaremos de vacunar contra la aftosa”, tal como lo sostuvo el presidente del Senasa.
Un lujo es también poder compartir un mano a mano exclusivo con Carlos Blousson, gerente general de Cresud, firma líder en la producción ganadera nacional, con una visión completamente distinta respecto del futuro de la actividad, en cuanto a la que muchas veces tienen otros actores del rubro.
El último párrafo lo guardamos para recordar al Dr. Florestán Maliandi, quien falleciera en agosto, dejando un sin número de recuerdos y anécdotas entre los colegas y amigos que supo cosechar tanto en el ámbito de la industria, como de la profesión veterinaria.
Penky tuvo una destacada trayectoria académica y fue varias veces presidente de la Sociedad de Medicina Veterinaria. A él, por su apoyo en el inicio y la paciencia con la que acompañó nuestro camino en el sector, dedicamos esta edición. Que la disfruten.

¿Tema resuelto? La gran incertidumbre de laboratorios y distribuidores tiene que ver con no poder determinar si las “turbulencias” terminaron.

En las próximas líneas intentaremos resumir de qué manera reaccionó la cadena comercial a una de las mayores devaluaciones vividas por la moneda nacional en las últimas décadas.

Luciano Aba
luciano@motivar.com.ar
@aba_luciano

Esperame por favor unos minutos que me explota el WhatsApp con preguntas de los vendedores”. En esta respuesta que nos daba el dueño de un laboratorio líder en el mercado local se podría resumir el ritmo con que el sector veterinario vivió los últimos días de agosto. Y no es para menos.
Luego de la corrida cambiaria que el pasado jueves 30 de agosto llevara al dólar a los $42 en las casas de cambio se modificó por completo no sólo la estructura de costos de los productos veterinarios que se elaboran en el país (y los que se importan), sino que generó un cimbronazo de último momento en las listas de precios que ya iban a trasladarse con aumentos al resto de la cadena.
A esta lógica incertidumbre que paralizó al sector por horas, se sumó luego el fallido viaje del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en busca de un nuevo rescate del FMI en los Estados Unidos y el anuncio de otro recorte en el Estado, suprimiendo ministerios y degradando, por ejemplo, a la cartera de Agroindustria al rango de Secretaría, dependiente del ahora “superministro” Dante Sica, de quien dependen las áreas de Producción y Trabajo.
Como si fuera poco, también por esos días se anunció la continuidad de las retenciones a la soja (aunque reducidas a lo que hubiera sido el valor de fin de 2019) y el cobro de $4 por cada dólar

Dependerá de la sinceridad, buena voluntad y posibilidades concretas de los referentes del sector que el contexto nacional sirva para acomodar las variables del negocio local o que se desate una nueva guerra de precios y plazos en la cual, sin dudas, esta vez, no todos saldrán bien parados.

exportado por la industria primaria, y de $3 por cada unidad de la moneda norteamericana para el caso del resto de los productos y servicios que desde nuestro país se comercialicen en el exterior.

¿Cómo reaccionaron los laboratorios?
Si bien desde los grandes medios de comunicación se podrá especular con un beneficio para los exportadores de productos veterinario en base al tipo de cambio, vale decir que inclusive esas mismas empresas han sido impactadas con incrementos de hasta el 50% en su matriz productiva.
“Hoy el costo de ciertos producto está cercano a lo que era el precio de venta hace no más de una semana”, nos explicaban a modo de graficar el rol preponderante de las materias primas dolarizadas en el costo de los medicamentos, a los cuales se suma una situación similar en el caso de envases, etiquetas, estuches y excipientes.
Vale decir aquí que el impacto para las empresas no tiene que ver solamente con la reposición de estos insumos, sino también con el pago de notas de débito por diferencias del tipo de cambio por operaciones ya realizadas y que deben ser canceladas al valor vigente de la divisa norteamericana.
Otro dato preocupante para la industria nacional tiene que ver con el brutal incremento de las tasas de interés en las últimas semanas, así como también la reducción del cupo disponible para créditos, la suspensión de prácticamente todas las líneas de financiación productiva y el pago del nuevo “impuesto a la exportación” por ventanilla e incluso frente a operaciones cerradas con un dólar de $32 (situación que con el paso de los días se fue clarificando y ordenando).
“Los laboratorios compraron materia prima en dólares, envases en dólares, cartón para los estuches en dólares y excipientes en dólares para luego venderlos como producto terminado con un sinfín de bonificaciones y cobrarlos 90 días después, en pesos”, nos ilustraba otro referente de la industria con el objetivo de dejar en claro la importancia de accionar sobre la cadena comercial y evitar así los inconvenientes que ya vivió el sector allá por 2001 cuando fue de los pocos que tomó la decisión de no trasladar la devaluación al mercado.

¿Qué pasó con los precios?
“Teníamos todas las listas impresas el jueves ya con aumentos por encima de los que habíamos planteado en julio y tuvimos que tirarlas y reimprimirlas con los nuevos valores el viernes a la tarde”. Como éste, podríamos citar otros tantos ejemplos similares que describen a la perfección los pormenores de un cierre inédito en material comercial para el sector.
En definitiva y como suele ocurrir en el rubro, las reacciones a esta realidad fueron diversas. Más allá de esto y a nivel general, las empresas multinacionales y nacionales (medianas y grandes) tomaron la decisión de incrementar sus listas de precios, de agosto a septiembre, entre un 15 y un 30%.
En ese marco, esta situación también generó que, por primera vez, muchas empresas no dejaran reponer a su canal distribuidor / comercial mercadería al precio “viejo”, sino que los incrementos se hicieron verdaderamente efectivo, inclusive proponiendo recortes en bonificaciones y descuentos de mercadería.
Frente a esto, otra de las medidas tomada por el sector de laboratorios tuvo que ver con bloquear “momentáneamente” las operaciones con aquellos clientes que tuvieron más de 60 días de demora en los pagos.
¿Por qué? Una factura impaga de mayo con un dólar de $25 se devaluó bruscamente, licuando el posible margen del producto.
“Si ya con los aumentos de más del 1.000% que tuvimos en los servicios de luz, agua, gas y teléfono íbamos a tener que aumentar, imagínate ahora”, compartía también con nuestro medio otro directivo del sector. Sin embargo, este no es el pensamiento del 100% del mercado.
Mientras esto ocurría, los gerentes de otro grupo de empresas se mantenían expectantes en cuanto al desarrollo de estos temas para luego decidir si efectivamente iban o no poder trasladar “algo” de la devolución a un canal distribuidor del cual, en muchos casos, la dependencia comercial es total.
Queda planteada también la incógnita para el caso de aquellos laboratorios que ofrecen el servicio de elaboración para terceros y que ven como sus costos se disparan a la vez que sus clientes -increíblemente- se niegan a aceptar un ajuste en los valores, aduciendo que “lo pueden hacer más barato en otro lado”.

¿Y cómo va a reaccionar el mercado?
Los representantes de la cadena de distribución de productos veterinarios destinados tanto al rubro de grandes, como de pequeños animales también opinan.
Casi al unísono, los distribuidores le explicaron a MOTIVAR que -en base a una metodología de trabajo basada en el costo por reposición de los insumos- su margen de acción en momentos como estos es limitado.
A modo de resumen, podríamos decir que nuestros entrevistados avizoran más aumentos en las listas de precios con valores en el orden del 40% de agosto a diciembre, totalizando subas de hasta el 70% en lo que va del año.
“Si bien puede ser que en los primeros meses el mercado no se resienta por la expectativa de que los productos sigan aumentando, esperamos una caída en la venta de unidades del 10% en el caso del sector de producción animal y de más del 15% en el rubro de las mascotas”, nos explicaban.
“Nunca habíamos vivido algo así. Es una locura, con algunas empresas inclusive suspendiendo la facturación en los últimos días de agosto y no atendiendo el teléfono”, refunfuñaban desde el interior del país, resaltando un concepto repetido por otros referentes ubicados también en la provincia de Buenos Aires.
“En algunos casos percibimos una mirada disociada de todos los intereses de la cadena de valor”, nos insistían desde la distribución no específicamente por los aumentos de precios, sino más bien por la decisión de no dejar reponer la mercadería a valores “al menos intermedios” respecto de los de agosto. “Entendemos la reacción, pero de alguna manera le están dando la espalda a sus socios estratégicos”, completaron.
Más allá de esto, los referentes consultados por MOTIVAR compartieron su visión sobre otros temas. Por ejemplo, esperan que el traspaso entre marcas (precios) se produzca con mayor impacto en el rubro de alimentos balanceados para las mascotas, situación que no tienen tan clara en el rubro de los biológicos y los fármacos veterinarios. Más allá de esto, sin dudas las empresas nacionales podrán adaptar sus maniobras con mucha más flexibilidad que laboratorios multinacionales con objetivos de ventas fijados a principios de año, en dólares.
“Podemos hablar todo lo que queramos, pero la verdadera incógnita tiene que ver con cómo responderá el mercado”, planteaba otro de los consultados por este medio, haciendo alusión a que si bien en la parte de proteínas animales la situación puede llegar a ser acompañada por mejores precios en la hacienda (que en algunos lugares tocó el techo de los $55 por kilo de ternero hace algunas semanas). “En la parte de pequeños animales, la recesión se va a notar no por el aumento en los productos veterinarios, sino en el resto de las cosas”.
Con este panorama resulta casi imposible hasta establecer ganadores y perdedores luego de un fin de mes atípico en el mercado veterinario.
Dependerá de la sinceridad, buena voluntad y posibilidades concretas de los referentes del sector que el contexto nacional sirva para acomodar las variables del negocio local o que se desate una nueva guerra de precios y plazos en la cual, sin dudas, esta vez, no todos saldrán bien parados.

6 de agosto. Así renombraron al salón donde se realizó el encuentro.

En el marco de los festejos por el 60° Aniversario del Colegio de Médicos Veterinarios de Buenos Aires, el presidente de la entidad, Dr. Osvaldo Rinaldi, describió ante un salón colmado los avances logrados en los últimos años.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Ante una nutrida concurrencia de público, el pasado 9 de agosto se llevó adelante el festejo por los 60 años del Colegio de Médicos Veterinarios de la provincia de Buenos Aires en la renovada sede central con que la institución cuenta en la ciudad de La Plata.
De la jornada participaron los integrantes de la Comisión Directiva actual, los presidentes de los Distritos y ex autoridades del Colegio, a quienes se sumaron representantes del Ministerio de Agroindustria de Buenos Aires, de la dirección de epidemiología del Ministerio de Salud provincial, el Instituto de Zoonosis Luis Pasteur, Senasa y las Facultades de Ciencias Veterinarias de La Plata y Buenos Aires, representadas en ambos casos por sus decanos, los Dres. Marcelo Pecoraro y Carrera Alejo Pérez, respectivamente. Párrafo aparte para la presencia de las dos Cámaras de laboratorios veterinarios, Caprove y Clamevet, como así también de la Cámara de Distribuidores (Cadisvet), representada por su nuevo presidente, Daniel Otamendi.
Todos ellos pudieron recorrer las renovadas instalaciones de la sede platense, a la vez de conocer la nueva bandera institucional de la entidad y participar de un acto en el nuevo auditorio “Salón 6 de agosto”.
Vale decir también que hoy, algo más de 60 años después de su creación, el Colegio de Veterinarios de Buenos Aires cuenta con la matrícula más grande del país, superando los 8.500 profesionales activos y 14 sedes distritales propias

 

Consolidados y ágiles
Con foco en los temas que se vienen para la profesión, de la jornada participaron el Dr. Luis Barcos, representante de la OIE para las Américas, quien expuso sobre los “Desafíos de los veterinarios y las Instituciones colegiadas en los próximos años”; y la Dra. María de la Paz Salinas, especialista en comportamiento animal.
Durante el encuentro que fue conducido por el editor de MOTIVAR, Luciano Aba, el presidente del Colegio de Veterinarios de Buenos Aires, Osvaldo Rinaldi, destacó el énfasis que las últimas gestiones de la entidad pusieron en renovar la institución, no solo en su estructura administrativa interna, sino fundamentalmente en su relación con los matriculados. Asimismo, Rinaldi subrayó el cambio generado en la forma de comunicar, contando con una agencia (Mots) que gestiona no solo la página Web, sino también las distintas y muy activas redes sociales de la institución.
“A fin de año, en el Colegio no se utilizará más papel, vamos hacia una secretaría digital, donde los veterinarios podrán autogestionar desde la matrícula, hasta una credencial”, aseguró el directivo para luego también recordar la puesta en marcha este año del plan “Efectivo 0”, el cual los matriculados adoptaron rápidamente.
“Queríamos preparar a la institución para lo que viene y lo estamos haciendo”, aseguró Rinaldi.
Y agregó: “Contamos con un sistema de gestión moderno y transparente. Cualquier matriculado puede ver los números de la institución”.
Vale decir que -en el marco de este 60 aniversario-, el Colegio de Buenos Aires lanzó un Campus Virtual propio, que brinda a los profesionales veterinarios la posibilidad de capacitación continua a distancia en temas ligados a pequeños y grandes animales, zoonosis, animales no tradicionales y bromatología.

Rinaldi. “Cualquier matriculado puede ver los números de la entidad”.

Logros y visión a largo plazo
Avanzado el festejo realizado en La Plata, Rinaldi también analizó el porvenir de la profesión, destacando un cambio de paradigma que obliga al Colegio a mostrarse como una entidad ágil, conectada en tiempo real y que ponga a disposición de los matriculados toda la tecnología disponible para su mejor desempeño.
“En este marco también hemos presentado el proyecto “Ganadería Siglo XXI”, en conjunto con la Federación Veterinaria Argentina y la COFEVET. Se trata de una iniciativa que destaca el rol de los veterinarios en la ganadería del futuro, contemplando cuatro aspectos centrales como lo son la productividad, la sustentabilidad, el bienestar animal y el bienestar laboral de los profesionales”, sostuvo Rinaldi. Y avanzó: “Otros temas que deberemos abordar tienen que ver con las competencias profesionales y nuestro rol en la salud pública, sobre el cual mucho tenemos por concientizar a la sociedad, pero también a nuestros colegas”.
Finalmente, el presidente del Colegio, Rinaldi, destacó que la entidad cuenta con la legislación institucional más completa del país.
“Fuimos promotores del artículo 247 del Código Penal Nacional que condena el ejercicio ilegal de la profesión, lucha iniciada desde el Colegio en favor a todas las profesiones”, aseguró para también recordar que la Corte Suprema de Justicia de la Nación falló a favor del Colegio en dos oportunidades, la primera en el caso Espinosa Buschiazzo sobre la posibilidad de la matriculación única dejando sin efecto la sentencia apelada; y la segunda de Pedro Juan Porta y Bimeda que pretendía colocar los productos veterinarios de “venta libre” en supermercados.
“Estos primeros 60 años nos encuentra inmersos en proyectos de crecimiento, y nos propone proyectarnos hacia la innovación tecnológica y la jerarquización profesional, posicionando al veterinario como protagonista”, concluyó Rinaldi.

Evitar enfermedades y lograr más terneros.

Los ganaderos pueden lograr el mayor provecho de las inversiones que realizan en nutrición y genética, redoblando sus esfuerzos por prevenir y controlar las enfermedades que afectan el rendimiento de la hacienda.

Mónica Bressi
Presidente de la Cámara
Argentina de la Industria de Productos Veterinarios.
www.caprove.com.ar

Frente a los nuevos paradigmas a los que se enfrenta la ganadería bovina en nuestro país, se hace imprescindible que la actividad gane en eficiencia y productividad. ¿Cómo pueden los ganaderos lograr un plus que les permita sacar el mayor provecho posible de las fuertes inversiones que realizan en materia de nutrición y genética? Sencillo, redoblando sus esfuerzos por prevenir y controlar la presencia de enfermedades que afectan el rendimiento de la hacienda.
Que quede claro: sin una buena sanidad, no hay productividad posible.
La Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove) representa a empresas elaboradoras, comercializadoras e importadoras de productos biológicos y farmacéuticos para e

Según el Plan Sanitario Productivo de Caprove, durante el año 2017 en nuestro país se perdieron más de $28.000 millones por la presencia de distintas enfermedades que afectan el rendimiento de los bovinos.

l uso veterinario en nuestro país, colaborando con el productor agropecuario y el veterinario.
Hace ya 72 años que nuestro objetivo principal es fomentar la mayor adopción de planes sanitarios adecuados a cada una de las especies animales.
Es clave que, tanto los productores en producción bovina, cerdos y aves, así también como los dueños de las mascotas conozcan los cuidados básicos a considerar con sus animales.

Invertir en conocimiento y tecnologías
Sin dudas, una de las razones que explican el estancamiento de la productividad ganadera argentina tiene que ver con la baja adopción de planes sanitarios completos y efectivos en los rodeos.
Según el Plan Sanitario Productivo de Caprove, durante el año 2017 en nuestro país se perdieron más de $28.000 millones por la presencia de distintas enfermedades que afectan el rendimiento de los bovinos.
La sanidad es una parte estratégica para aumentar la productividad, y de esta manera poder abastecer los dos mercados, el local y el externo.
En este marco el rol del veterinario es fundamental. Lograr que estas inversiones se concreten en base a su asesoramiento permitiría lograr más terneros, más carne por hectárea y todo en base a una relativamente baja inversión. Ya es momento de cambiar el paradigma de tenencia de vacas por producción de carne.
Para ser más gráficos: las enfermedades parasitarias generan pérdidas por $ 14.000 millones al año en la ganadería local. Las reproductivas representan otros $ 6.300 millones; las infecciosas $ 4.200 millones y las carenciales, $ 3.500 millones.
Por no invertir como país en evitar la presencia y el demostrado impacto de las enfermedades en los rodeos bovinos, la actividad en su conjunto se perdió de facturar en $28.000 millones adicionales en 2017.
En definitiva: un peso de inversión en asesoramiento y adopción de planes sanitarios puede generar $14 de rentabilidad.
No olvidemos que mientras que la Argentina aplica en promedio el 50% de su plan sanitario disponible, en los Estados Unidos lo hacen en un 85%: nosotros producimos 56 kilos por cada animal en pie, cada 12 meses. Ellos producen 127 kilos.
Es decir, un 150% más, con solo un 60% más de inversión en su programa sanitario, influyendo favorablemente también en el objetivo de lograr un mayor peso de faena.
Lo mismo ocurre en el caso de la producción de leche.
Esta tendencia cambiará cuando todos nos concienticemos en cuanto a que la sanidad es sinónimo de inversión y no de gasto.
Nuestro socio en este propósito es y seguirá siendo siempre el asesor veterinario, por sus conocimientos, pero también por ser quien más cerca está del productor.
No lo duden, somos Caprove y tenemos mucho por aportar.

 

Es clave aumentar el porcentaje de vacunaciones en el rodeo bovino productivo.

Asegurar el buen estado corporal de la hacienda mediante la utilización de planes sanitarios permitirá aprovechar al máximo las inversiones que los ganaderos hoy realizan en la nutrición y genética de los bovinos.

Cámara Argentina de la Industria
de Productos Veterinarios
www.caprove.com.armaildelautor@verLink.com.ar

Desde hace unos años, Caprove fomenta la instrumentación de planes sanitarios productivos como aporte para mejorar los indicadores de la actividad ganadera nacional. ¿De qué se trata? De promover la implementación de herramientas sanitarias para controlar las patologías que afectan la reproducción de los animales, desde la concepción al parto, disminuyendo la mortalidad neonatal y permitiendo una mayor cantidad de terneros destetados.
Así, la Cámara propone mantener el stock actual de madres para, con un manejo eficaz de la sanidad, aumentar la tasa de preñez, incrementar la tasa de destete en 10 puntos y disminuir

25

Es el porcentaje del rodeo susceptible que se vacuna contra enfermedades reproductivas; y es coincidente con el porcentaje de animales en los que se supera el 85% de parición anual.

fuertemente las pérdidas por enfermedades. De esta manera se logrará un crecimiento de la tasa de extracción de 4 puntos y se alcanzará un mejor índice de conversión por categoría, permitiendo así producir más terneros.
En esta búsqueda, desde Caprove destacamos el rol indispensable del médico veterinario dentro del planteo productivo, como responsable de diseñar y monitorear un plan sanitario productivo para cada establecimiento.
Es posible aumentar los índices de concepción, parición y destete, inclusive, alcanzando un mejor índice de conversión por categoría.
Lograr el mismo resultado aumentando el stock de madres implicaría un período mínimo de 5 a 6 años (3 para que las terneras retenidas paran y de 2 a 3 años para que sus terneros lleguen al peso de faena), sin tener en cuenta que las terneras que se dejen como retención de vientres faltarán como vaquillonas para faena.
Más allá de que se reconoce a la alimentación como un factor fundamental para lograr cualquier tipo de mejora en la producción, es aplicando los conceptos de sanidad sobre el rodeo con lo que se podrán eliminar las patologías que afectan a la reproducción, desde la concepción al parto, y evitar la mortalidad neonatal. Esto se logrará con el asesoramiento profesional y el uso responsable de productos veterinarios de calidad reconocida.
Tomar conciencia
Son las enfermedades reproductivas: Brucelosis, IBR, DVB, Trichomoniasis, Leptospirosis, Vibriosis Genital Bovina, las causantes de las bajas tasas de concepción y de partos. Mientras que

80

Son los gramos diarios que se pierden en un animal enfermo de queratoconjuntivitis. A pesar de esto y sobre un recomendable de 24.030.000 de dosis de productos que disminuyen este impacto, en el país se utilizan solo 13.600.000 de dosis (56%).

patologías como la diarrea y la neumonía neonatal, son las responsables de la mortandad de terneros.
Si bien el 64% de destete a nivel país no es sólo el resultado de la presencia de las enfermedades reproductivas, los estudios de prevalencia le adjudican a este tipo de patologías una muy alta incidencia, considerándose que, con la genética actual y los mismos niveles nutricionales, se podría pasar al 71% de animales destetados, controlando estas enfermedades a través de una correcta implementación de planes sanitarios productivos, y por consecuencia, producir 2.000.000 de terneros más. Cantidad necesaria para cubrir la demanda interna y externa de carne, aumentando la tasa de extracción del 25% actual al 29%.

Enfermedades reproductivas
Frente a las mismas, debemos considerar como animales susceptibles de contraerlas, a las 22.300.000 de madres, a 1.120.000 toros y a los 3.350.000 de vaquillonas de reposición, según datos de 2017. Prevenir esta patología implica el uso anual de una doble dosis de vacuna reproductiva en las vaquillonas y de una dosis en las madres y padres, con lo cual se deberían emplear 30.120.000 de dosis.
Considerando que en una primera etapa sólo se acceda a los rodeos productivos organizados, el universo a vacunar sería de 27.100.000 animales, mientras que en la práctica sólo se utilizan 7.700.000 de dosis.
Este dato refleja la gravedad del problema: sólo se vacuna el 25% del rodeo reproductivo y es coincidente con el porcentaje de animales en los que se supera el 85% de parición anual.
Que quede claro: para lograr un ternero por vaca por año es necesario mantener una buena sanidad, tanto en la futura madre, como en el toro.
En estos casos, tratándose de enfermedades que de diferente manera afectan al aparato reproductivo, se recomienda vacunar entre los 60 días (primera vacunación) y 30 días (segunda

24.5

Son los millones de dosis de vacunas contra IBR, DVB y Brucelosis que deberían para lograr una cobertura vacunal del 90%. Sin embargo, en 2017 se emplearon 11.600.000 de dosis. Vale decir que la prevención de estas enfermedades es fundamental para el desarrollo de un ternero sano.

vacunación), antes del servicio para lograr una buena respuesta inmunitaria.
Este plan es para animales primovacunados, ya que, si lo han recibido en el primer año, en el segundo se realizará una sola vacunación entre los 60 y 30 días preservicio, siempre que circunstancias excepcionales no indiquen lo contrario. En este esquema, se considera la prevención contra Rinotraqueítis Infecciosa Bovina (IBR en inglés), Diarrea Viral Bovina (DVB), Leptospirosis, Haemophilus y Campylobacteriosis.
Los laboratorios veterinarios que ofrecen sus servicios y tecnologías en el país poseen diferentes vacunas combinadas para el combate de las enfermedades mencionadas que permiten un mejor y fácil manejo. Como siempre, la cadena de frío para la conservación de vacunas es fundamental.
El objetivo de estas vacunas no sólo es disminuir la presencia de enfermedades y evitar así la pérdida posible sino, además, elevar la eficiencia productiva mediante la generación de una protección múltiple y elevada para colocar toda la genética animal y la energía alimentaria hacia la obtención de más animales y más kilos, antes que en gasto energético biológico de desgaste en la lucha contra la enfermedad.
Para que los objetivos anteriores se cumplan, las vacunas son una herramienta básica y jerarquizada de la producción, pero su uso requiere una minuciosa secuencia y forma de aplicación en manos de un veterinario.
IBR, DVB y Brucelosis
La prevención de estas enfermedades es fundamental para el desarrollo de un ternero sano, ya que su infección lo hará portador para toda su etapa productiva. Deberían emplearse 24.500.000 de dosis para lograr una cobertura vacunal del 90%, hoy se emplean 11.600.000 de dosis, con lo cual casi el 47% de los terneros podrían presentar patologías vinculadas a dichos agentes.
Brucelosis, una zoonosis cuya importancia y gravedad es un tema por todos conocido, pero no por eso resuelto, sigue siendo una enfermedad presente en los rodeos de cría, afectando la preñez y constituyendo un importante riesgo para la salud humana. Se hace necesario el cumplimiento del programa respectivo implementado por el Senasa.

Trichomoniasis y Vibrioisis (Campylovacteriosis)
Son enfermedades venéreas que afectan a los rodeos con servicio natural, bajando entre un 5 y 10%, por su presencia, los índices de preñez, siendo su diagnóstico y tratamiento un proceso de fácil resolución a través de la actuación de un profesional veterinario y de laboratorios de diagnóstico acreditados, debiéndose su existencia básicamente a no estar incluido su control en los planes sanitarios de una gran parte de los rodeos. Evaluaciones realizadas por especialistas en reproducción estiman las pérdidas producidas por las enfermedades reproductivas en 2.000.000 terneros.
A todas estas situaciones, se suma el impacto negativo generado por las carencias minerales, hormonales y por parasitosis internas y externas, al retrasar los períodos de entore y disminuir las preñeces.

Queratoconjuntivitis
En este caso específico se ve que, sobre un uso recomendable de 24.030.000 de dosis, se utilizan solo 13.600.000 de dosis (56%).
Esta enfermedad provoca una pérdida de 80 gramos por animal enfermo por día, ocasionando pérdidas no sólo en animales en engorde, sino en terneras y vaquillonas de reposición que deben ser descartadas como madres.
Como se desprende de este análisis, la sanidad afecta de manera directa a la producción, por lo que su control es el método más eficiente y rápido para aumentar el número de animales destinados a faena.

CON EL OBJETIVO DE LOGRAR PRODUCTOS DE CALIDAD

Sin sanidad, no hay genética, ni manejo que valgan

Zielinski. “La sanidad es una inversión”.

Gustavo Zielinski
INTA Marcos Juárez

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Illo adipisci voluptates officiis quam, incidunt nemo suscipit nam culpa nostrum, laudantium aliquam, accusantium fugit necessitatibus! Adipisci, expedita harum sit repellat eaque obcaecati suscipit deleniti laboriosam nisi vero vel repudiandae, dolore delectus minima optio, quisquam itaque? Reiciendis quaerat possimus molestias, veniam at rem. Laudantium nostrum rem inventore voluptatum necessitatibus autem, sed harum, ea

Los bovinos pierden kilos por no controlar los problemas clínicos visibles, pero aún antes están perdiendo por no prevenir inconvenientes que afectan la productividad de manera subclínica.

Guillermo Mattioli
Director del Laboratorio de Nutrición Mineral de la Facultad de Ciencias Veterinaria (UNLP).

Históricamente, las carencias minerales han sido consideradas por veterinarios y productores ganaderos dentro de las patologías que afectan a los bovinos; tenían que ver pura y exclusivamente con la sanidad del rodeo.
Sin embargo, el conocimiento respecto de estos temas ha evolucionado con el paso del tiempo, habiéndose demostrado que la falta de macrominerales, microminerales o vitaminas actúa como

La sola carencia de cobre en los bovinos representa pérdidas de entre 4 y 10 kilos mensuales (entre los 3 meses del animal y su destete).

limitante de la producción. Se pierden kilos por no controlar los problemas clínicos visibles, pero también por no prevenir inconvenientes que afectan la productividad de manera subclínica.
Las medidas que se tomaban en el pasado ya no corren. Antes esperábamos a ver los efectos de estas carencias para actuar. Hoy, frente a una ganadería que invierte en animales de alto valor genético, con mayores requerimientos, pero en campos periféricos y con minerales diluidos en una mayor producción de pasto, la situación evidentemente ha cambiado

Con foco en los beneficios
Al momento de decidir intervenir en estos temas es clave siempre evaluar el costo – beneficio de las medidas a instrumentar. En ese sentido, los minerales siempre fueron una inversión económicamente rentable.
Aplicamos a estos animales de alto valor genético un plan de manejo y sanitario, pagamos los impuestos e invertimos en su alimentación, pero quizás por este tipo de limitantes no logramos los resultados esperados. No perdamos de vista que la sola carencia de cobre en los bovinos representa pérdidas de entre 4 y 10 kilos mensuales (entre los 3 meses del animal y su destete). Son muchos kilos.
Es mucho dinero. Las pérdidas son aún mayores si hablamos de las carencias por fósforo en la región del NEA, por ejemplo.
Debemos pensar en este perjuicio para la producción y prevenir los problemas. En tiempos como los que corren, la probabilidad de no tener carencias minerales en los campos ganaderos es prácticamente nula.

Manos a la obra
Interesante es también comprender qué variables se deben considerar a la hora de evaluar las inversiones en este terreno. Siempre es clave conocer el rendimiento potencial de los animales.
Si vemos que no lo alcanzamos, inclusive invirtiendo en nutrición y sanidad, deberemos considerar este tipo de carencias.
Suele creerse que los bovinos necesitan suplementos vitamínicos o minerales solo cuando se los ve flacos, por ejemplo, en períodos de invierno donde escasea el alimento.
Pero esto no es así, los minerales son el equivalente al combustible que necesitan los autos para funcionar y, en este caso, producir.
No existen sistemas intensivos, ni extensivos, que no tengan carencias minerales, sobre todo en contextos en los cuales el sistema productivo se ve exigido por las condiciones actuales.

El valor de asesorarse
Finalmente, e intentando fomentar la mayor interacción entre quienes toman las decisiones en los campos ganaderos y sus asesores, resulta imprescindible que el productor recurra siempre a un veterinario especializado en la materia no solo para comprar los insumos necesarios, sino fundamentalmente para establecer un plan integral que le permita plasmar en producción la potencialidad de su genética y su comida. En el caso de los profesionales veterinarios, es estratégico mantenerse actualizado respecto de la evolución que ha tenido la investigación en materia de minerales, sus beneficios e impactos sobre la producción. Para esto, sería interesante siempre mantenerse en contacto con entidades como el INTA o las propias universidades, las cuales han logrado caracterizar las distintas carencias minerales a nivel país, ofreciendo soluciones concretas para cada una de las problemáticas que pueden afectar a la producción. Hay mucho camino por recorrer, pero tanto el conocimiento, como las herramientas tecnológicas para hacer frente a la realidad están al alcance de nuestras manos.

El veterinario debe proponer rotar las drogas.

Siembre de la mano de un asesor veterinario, la armoniosa convivencia entre Ivermectinas, Bencimidazoles y Levamisol en los tratamientos permitirá ir solucionando muchos de los inconvenientes actuales.

Juan Carlos Aba
Secretario de Caprove
www.caprove.com.ar

Cuando analizamos las pérdidas económicas generadas por problemas sanitarios en la ganadería bovina argentina, vemos que las mismas ascienden a los $28.000 millones, de los cuales $14.000 millones corresponden a las que son originadas por la presencia de parásitos, en general de manera subclínica.
Como ejemplo, podemos mencionar que en el período marzo – octubre nuestro rodeo tendrá una recría de 13.000.000 de terneros, los cuales ponen en juego 30 kilos de ganancia de peso, los cuales pueden verse afectados a causa de las parasitosis.
Dado que se emplean alrededor del 54% de las dosis necesarias, los técnicos estiman que, de esos 30 kilos, se perderán 15 kilos por animal.
Esto nos arroja una pérdida estimada para la recría (en el período mencionado) de $7.000 millones. Es por este motivo que las parasitosis son la primera causa de pérdidas en la productividad

Algunos datos

Los problemas ocasionados por las parasitosis quedan en evidencia al comparar el número de dosis que técnicamente se deberían usar: 211 millones de dosis para animales de 200 kg, frente a las que realmente se usan: 100 millones de dosis en todo el rodeo nacional, situación que los especialistas evalúan en una pérdida de
$14.000 millones; alrededor de $7 por cabeza.

ganadera de la Argentina.
Dada la importancia del fenómeno y estudiando la eficacia de las drogas utilizadas, en el año 2004 se realizó un trabajo en el cual participaron de manera conjunta, la FAO, el INTA (a través de su Área de Parasitología) y el Senasa, en el cual se hicieron las primeras confirmaciones oficiales sobre la presencia de resistencia a los antiparasitarios en la Argentina.
Allí se determinó que la droga con mayores casos de resistencia era la Ivermectina, presentándose situaciones de resistencia a los Bencimidazoles y siendo el Levamisol la droga con menor resistencia. Desde ese momento y hasta la fecha, los investigadores han confirmado que este proceso ha evolucionado.
Si bien son limitados los casos en los que se observa la falla del tratamiento de manera clínica, el diagnóstico de resistencia es frecuente.
¿Cuál es el problema?
Las razones por las cuales se ha instalado la resistencia son varias, entre ellas podemos identificar el sobreuso de determinadas drogas, la falta de diagnóstico para la indicación del tratamiento, la dosificación incorrecta y el uso de productos con eficacia limitada. Más allá de esto, el principal responsable de la instalación de la resistencia en las pasturas es la falta de una rotación estratégica de las drogas antiparasitarias y la participación del veterinario en el diagnóstico y la indicación de uso del antiparasitario adecuado para cada categoría, considerando época del año, temperatura y humedad del ambiente.
Lo cierto es que el diagnóstico de resistencia está confirmado y ahora nos resta desandar el camino sobre el cual se cometieron los errores que nos llevaron al presente y formalizar estrategias que nos permitan mitigar y revertir -en la medida de lo posible- los efectos de un fenómeno que nos hace correr el riesgo de perder algunas drogas como herramientas fundamentales en la productividad ganadera: los antiparasitarios.

¿Qué hacer?
La rotación estratégica de drogas, considerar a las pasturas como los reservorios de la resistencia y la realización de controles post tratamiento, se muestran como las herramientas más eficaces para esta nueva etapa.
En cuanto a la rotación estratégica de las drogas debemos considerar no solo la alternancia entre las Ivermectinas y los Bencimidazoles, sino también la inclusión del Levamisol, droga que, si bien cuenta con un espectro limitado a los parásitos adultos, no presenta casos de resistencia.
En el Cuadro que acompaña este texto podemos ver, de manera esquemática y pasible de ser modificado de acuerdo a la indicación del veterinario actuante, de qué manera podemos rotar las drogas de acuerdo a la época del año y las categorías de animales.
Los más destacado es ver cómo durante todo el año podemos indicar al Levamisol como la droga de elección para desparasitar a los animales que ingresen al establecimiento; sobre los cuales desconocemos el tipo de tratamiento antiparasitario han recibido y a través de los cuales podemos ingresar a nuestros potreros parásitos resistentes.
De la misma manera, se indica esta droga para los cambios de potrero dentro del mismo establecimiento; cuando se mandan animales infestados a pasturas limpias, como manera de interrumpir los ciclos de resistencia y trabajar con el objetivo de limpiar las pasturas. Por otra parte, se indica Levamisol como primer tratamiento en los animales jóvenes con el fin de iniciar el ciclo sin posibilidades de resistencia en esta etapa.
Otra indicción posible es para el caso del ingreso de tropas a feed lot en las cuales se impone el control de eficacia post tratamiento y en los casos de encontrar cargas de huevos residuales.
Tal como se muestra, a partir de abril debemos comenzar con el uso de Ivermectinas o Bencimidazoles, de acuerdo a las referencias que se tengan sobre resistencia, las condiciones de temperatura y humedad. El hecho de entrar en época de presencia de ecto parásitos puede ser un motivo de indicación de Ivermectinas, siempre que se consideren las demás variables.
A partir del mes de julio, y tal como se indica, debería usarse una droga perteneciente al grupo distinto al usado en el período anterior, siempre considerando las condiciones mencionadas de resistencia, categoría, temperatura, humedad y características de la pastura.
De esta manera llegamos al último período del año en el cual el criterio del médico veterinario determinará la droga a usar en este período, repitiendo un de las usadas en los períodos anteriores, luego de análisis de las condiciones referidas anteriormente.
Este esquema trata de presentar al uso de las drogas antiparasitarias de manera estratégica, sin querer generar una receta, ya que esta alternancia necesita de la participación activa del veterinario para convertirla en la indicación precisa para una tropa con determinadas características, las cuales seguramente serán distintas hasta par otra tropa dentro del mismo establecimiento.
Aplicando estos conceptos a nivel general y como manera de medición, podemos decir que para una rotación estratégica eficiente se deberían usar a lo largo del año considerando el 100% de las dosis usadas, el 30% de las dosis debieran corresponder a Levamisol, el 35% a Bencimidazoles y otro 35% a Ivermectinas, mientras que en la actualidad los porcentajes de uso son: Ivermectinas (80%), Bencimidazoles (18%) y Levamisol (2%).
Revertir esta situación nos permitirá evitar las pérdidas económicas por parasitosis, logrando minimizar los efectos de la resistencia.
Esto será posible mediante la interacción de los técnicos y los veterinarios con el productor, quien deberá visualizar este tema como una herramienta fundamental para lograr una producción eficiente.

UNA NUEVA VISIÓN PARA LOS PROFESIONALES VETERINARIOS

“Hay que desmitificar el control parasitario”

Fiel. “Intervenir si es necesario”.

Las parasitosis por lombrices, tienen un rol preponderante en la recría bovina, en el período que va desde el destete hasta la primavera. En la medida que se intensifican los sistemas productivos, la parasitosis se presenta como una limitante cada vez mayor y, en algunos casos, pone en riesgo la viabilidad económica de los establecimientos ganaderos. Es por esto que, en aquellos planteos con alta carga animal, definitivamente, es la enfermedad número uno a controlar.
En sistemas pastoriles, independientemente de las condiciones climáticas y de manejo, un alto número de productores aplica sin discusión dos tratamientos antiparasitarios fijos, al destete y en la segunda quincena de noviembre.
Es en el período entre ambos tratamientos, durante otoño e invierno, cuando las parasitosis representan el mayor problema con dos presentaciones: una clínica y otra subclínica. En la primera, los síntomas (con la diarrea como principal cuadro) resultan evidentes, pero para cuando esto se detecta el animal ya perdió entre 40 y 50 kilos de ganancia de peso.
Mientras tanto, la parasitosis subclínica, aquella que no presenta síntomas, compromete unos 30 kilos por animal, por lo que cobra vital importancia atender a tiempo la problemática y evitar su efecto.
El profesional veterinario puede actuar detectando precozmente las formas subclínicas y su principal aliado en esta tarea es el control de HPG. Es decir, el conteo de huevos en materia fecal, que sumado al conocimiento del comportamiento de las parasitosis y las particularidades del establecimiento asesorado, le permitirá al veterinario decidir el tipo de tratamiento antiparasitario a aplicar.
Esto se vincula directamente con el escenario de resistencia antiparasitaria.
En estos casos, además de detectar cuándo desparasitar, el profesional debe saber con qué hacerlo. Es decir, cuáles son las drogas que mejor funcionan y como rotarlas, según las circunstancias.
En base a un estudio publicado a fines del año pasado, sobre un total de 62 establecimientos de todo el país, se concluyó que la ivermectina, la droga más utilizada entre los antiparasitarios (85%) es la que presenta mayores niveles de resistencia. Sin embargo, por el momento, hay otras que pueden suplir su efecto.
En cuanto a los costos, por fuera de los honorarios profesionales, y si se tiene en cuenta que en promedio se concretan tres visitas en el período más crítico (entre mayo y noviembre) y que, en cada caso, se toman 10 muestras por lote, para el productor representa un desembolso de no más de $ 2.500 por tropa en todo el año, versus poner en riesgo una pérdida de peso de hasta 30 kilos por animal, solo a causa de la parasitosis subclínica.
El resultado: desparasitar cuando es necesario y con el antiparasitario indicado.
Debemos desmitificar el control parasitario: sin dudas, es sencillo, práctico, útil y rentable.

La planta del laboratorio se ubica en Rosario, Santa Fe, y fue certificada el pasado 28 de junio por el Senasa.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Hacia fines del mes de junio, el laboratorio Pharmavet obtuvo la certificación GMP oficial del Senasa en su planta ubicada en la zona oeste de la ciudad de Rosario, Santa Fe, en lo que se conoce como “Cordón perimetral del noroeste”.
La certificación del organismo sanitario nacional tiene alcance sobre procedimientos generales para la elaboración, acondicionamiento y depósito de productos veterinarios; así como en procedimientos para la elaboración de líquidos inyectables, sólidos (polvos y dispositivos intravaginales) y semisólidos estériles y no estériles, incluyendo aquellos que contengan en su formulación principios activos hormonales y betalactámicos.
“Estamos certificados para las tres familias de activos en todas sus formas farmacéuticas, a excepción de lo que son comprimidos”, le explicó a MOTIVAR el titular del laboratorio Pharmavet, Jorge Castaño.
“Ya en 2014 nos enfocamos en certificar la planta completa y recibimos la primera auditoría en marzo de 2017. A partir de allí se concretaron los ajustes necesarios para afrontar lo que fue la última visita oficial del Senasa el pasado 28 de junio”, nos explicó el directivo para luego destacar que esta última etapa les demandó algo más de un millón de pesos.

A producir
La planta se ubica en un edificio de cuatro pisos. En la planta baja se encuentran las salas de acondicionamiento, vestuarios generales de ingreso, comedor y sala de refrigerio. El primer piso se divide en partes iguales y exclusivas para productos betalactámicos y hormonales. Ambas disponen de total independencia en cuanto a ingresos, vestuarios y demás dependencias.
En el segundo de los pisos de la planta se ubica la sala de acondicionamiento de envases, con autoclavado, producción de agua farmacéutica y elaboración de productos generales. Mientras que en el tercer piso se encuentran emplazados los laboratorios de control fisicoquímico y microbiológico.
Ya en el último de los pisos se puede ver la sala de máquinas, con las tres manejadoras de aire farmacéutico, enfriadoras y demás.
“Toda esta parte productiva tiene una superficie cubierta de 1.800 metros cuadrados”, resaltó Castaño. Y agregó: “En un lote a parte disponemos de depósitos de materia prima, producto terminado y tres salas de pesada y muestreo que ocupan una superficie de otros 1.000 metros cuadrados”.
Más allá de esto, desde Pharmavet destacaron que la planta GMP cuenta con aproximadamente 100 aberturas de acero inoxidable AISI 304 inyectadas de poliuretano con un peso de más de 100 kg cada una que brindan una total estanqueidad a cada una de las áreas farmacéuticas.
“Entre otros detalles técnicos y en lo que respecta a la arquitectura sanitaria de la planta, sobresale la total y absoluta segregación de las tres familias de productos en un mismo edificio y perfecto flujo de personal y materiales”, aseguró Castaño. Y finalizó: “Apostamos a crecer en la producción de unidades, ofreciendo un servicio de elaboración para terceros de calidad y con posibilidades en todas las formas farmacéuticas certificadas y la extensión de los más de 100 certificados que tiene el laboratorio vigente”.