HomeNotas patrocinadas“Hay estudios que demuestran los efectos antitumorales de los cannabinoides”

“Hay estudios que demuestran los efectos antitumorales de los cannabinoides”

Lo afirma el Dr. Fernando Benavent que, junto al Dr. Marcelo Morante, será uno de los responsables de aportar las últimas novedades en el uso del cannabis medicinal en veterinaria, en las Jornadas Veterinarias de Salta.

El uso cada vez más difundido del cannabis como herramienta medicinal en humanos tiene su correlato en el mercado veterinario, especialmente enfocado en la atención de perros.

Por ese motivo, serán dos las charlas enfocadas a abordar los alcances del uso de estas drogas en mascotas en lo que serán las Jornadas Internacionales e Interdisciplinarias de Oncología y Angiología Veterinaria, a realizarse en el Hotel Sheraton de Salta, los próximos 28 y 29 de septiembre. Los doctores Marcelo Morante y Fernando Benavent serán los responsables de aportar una actualización en la materia. Para más información del encuentro, pueden visitar www.jornadasvetsalta.com.ar.

 

Un mercado que aún “está verde”

“En cuanto al alcance oncológico del uso de estas drogas hay estudios que demuestran los efectos antitumorales de algunos cannabinoides a través de un proceso que se denomina autofagia, mediante el cual las células tumorales se terminan degradándose ellas mismas”, afirma el Dr. Benavent, asesor científico, Medical Scientific Liaison y profesor universitario, a cargo de la disertación “Cannabinoides como herramienta biomédica”.

Para el Dr. Morante, coordinador Nacional de la capacitación sobre los usos medicinales del Cannabis, del Ministerio de Salud de la Nación, la lógica de por qué se utiliza el cannabis con fines medicinales se traslada a los años ’90 cuando se descifra el sistema endo-cannabinoide, dándole paso al uso farmacológico al cannabis a partir de observar que el producto activo de la marihuana opera sobre receptores de un sistema propio del organismo humano.

“Esto abrió la puerta a que su alcance puede ir más allá del aparato nervioso central, y es trascendente porque modifica el paradigma de los sistemas neuroreguladores”, asegura el profesional en diálogo con MOTIVAR.

“El uso del derivado de la marihuana en medicina comenzó a utilizarse como manejo del dolor en pacientes terminales; el vómito, los dolores y espasmos en aquellos pacientes con esclerosis múltiple; y más acá en el tiempo, como paliativo a la anorexia de pacientes con SIDA. En otras palabras, su uso mejora la calidad de vida de los pacientes reduciendo el dolor”, analiza Morante.

“Usualmente estos productos se utilizan primero en humanos porque el perro no es un animal que se utilice como modelo para este tipo de pruebas. A su vez, la industria farmacéutica invierte muchísimo dinero en nuevas drogas pensadas para humanos y luego, se trasladan esos desarrollos al uso veterinario, en particular, perros”, explica Benavent y continúa: “hoy hay muy buenos resultados en razas que tienen problemas neurológicos, como aquellos que tienen una especie de temblor, y los efectos son similares a humanos, haciendo desaparecer los temblores en tan solo un minuto y medio después de ingerida este aceite. A su vez, los efectos adversos son muy benévolos con respecto a otras drogas como puede ser el ibuprofeno que genera diarreas o vómitos. En cambio, con cannabis hay solo un cierto enrojecimiento o más hambre, pero son efectos llevaderos”.

Entre los contratiempos para su masiva utilización, Morante pone el acento sobre un aspecto en particular: “una de las falencias que tiene esta droga en uso médico es la falta de experiencia en ensayos clínicos”.

A su turno, Benavent comenta que, el uso de estas drogas está muy verde incluso en humanos así que en perros es aún más restrictivo.

“En humanos la utilización del cannabis medicinal sigue siendo limitada debido a que vía ANMAT se debe hacer el trámite de importación y es muy costoso”, analiza el biotecnólogo y agrega, “en el caso de la producción casera el tema pasa por la calidad porque el número de cannabinoides varía según cómo se cultivó y esto va en contra de la estandarización de las drogas industriales. Actualmente, lo más cercano que tenemos en cuanto a producción industrial es Chile y Uruguay (comenzará pronto) y luego, Estados Unidos e Israel como los más experimentados”.

Por más información sobre las Jornadas: redaccion@motivar.com.ar.

comments

Valoración: