fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición ImpresaReconocernos también puertas adentro
EDITORIAL

Reconocernos también puertas adentro

Nuestro país no funciona como un “relojito suizo”, ni mucho menos. En los últimos tiempos se sucedieron una serie de contratiempos (por así llamarlos) económicos, financieros y laborales que nos han puesto en las tapas de los principales medios de todo el mundo.
Sin embargo y de manera simultánea, la Argentina ha podido demostrar a nivel internacional la robustez de su sistema sanitario. Mucho se podrá criticar el accionar interno del Senasa y hasta discutir las metodologías que escoge para llevar adelante sus políticas, pero la realidad indica que nuestro país es uno de los pocos productores de proteína animal en el mundo que ha logrado completar un reconocimiento oficial en las siete enfermedades para las cuales la Organización Mundial de la Sanidad Animal otorga el estatus de “país libre”, con sus consecuentes beneficios en el comercio global.
Esto ocurrió en mayo en Francia, durante la 86° Sesión General de la Asamblea de la OIE.
Allí la Argentina recibió el reconocimiento oficial de país libre de peste porcina clásica, enfermedad que constituye una barrera sanitaria para la exportación de cerdos y productos porcinos. Vale decir que el último foco PPC en nuestro país se registró en 1999 y que mediante la ejecución del Programa Nacional de Control y Erradicación del Senasa, la problemática pudo ser erradicada.
El sector porcino nacional está lejos de vivir una panacea, atravesando inconvenientes en lo que hace a los aumentos en sus costos de producción y una mayor competencia de productos importados que, inclusive, aplican en los cerdos Ractopamina, aditivo que promueve el crecimiento y cuyo uso local está prohibido.
Pero claro que este reconocimiento ha sido una buena noticia.
Vaya entonces nuestro saludo a las autoridades del Senasa; a los productores argentinos y, lógicamente, a las entidades que los nuclean. Pero esto no fue todo, ya que en el marco de la Asamblea de la OIE en la que estuvo presente la delegación del Senasa, encabezada por el director nacional de Sanidad Animal, Ricardo Maresca, se dieron a conocer más buenas noticias para las expectativas de nuestro país en el ámbito sanitario.
Es que la OIE eligió a una serie de profesionales del organismo argentino para integrar comisiones especializadas: Gastón María Funes fue elegido vicepresidente de la Comisión de Normas Sanitarias para los Animales Terrestres de la OIE; Ana María Nicola fue designada para integrar la Comisión de Normas Biológicas y se formalizó la creación de un Observatorio que integra la profesional del área de Normas Cuarentenarias del Senasa, Diana Tellechea. Otro importante logro consistió en la inclusión de Marcela Uhart, en el Grupo de Trabajo sobre las enfermedades de los animales salvajes.
Queda mucho por mejorar puertas adentro, pero no podemos desconocer el constante reconocimiento internacional de la situación sanitaria argentina, tal como lo hizo recientemente la República Popular China, firmando un protocolo definitivo para que podamos exportarle (ahora sí) todos los cortes de carnes bovinas que se producen en nuestro país.

comments

COMPARTIR:
Valoración: