HomeEdición Impresa“Aumentar la productividad del sistema no implica un aumento en vientres”
CARACTERÍSTICAS DE LA ACTIVIDAD GANADERA EN AZUL (BUENOS AIRES)

“Aumentar la productividad del sistema no implica un aumento en vientres”

Argentina está recuperando lugares como exportador de carne en el mundo. Es necesario mejorar la productividad de los rodeos para satisfacer la demanda, ganarle a la inflación y compensar las pérdidas que está dejando la sequía.

SEBASTIAN RAMON
Contador Público. Magíster en Administración de Negocios. Docente Universitario en la Cátedra de Macroeconomía y Política Económica (FCE. UNCPBA).
Asesor permanente del Grupo Laboratorios Azul.

La Argentina ocupa un lugar importante en el mundo como país ganadero. Según datos del Senasa, tiene uno de los rodeos más numerosos de Latinoamérica, constituido por más de 53 millones de cabezas.
Se encuentra entre los principales países exportadores de carne. Si bien ha perdido algunos lugares en este ranking, las ventas al exterior se están recuperando y hay perspectivas de que continúen en ese camino.
En el año 2005, antes de las intervenciones en el mercado ganadero, el país era el tercer exportador en el mundo de carne vacuna, con volúmenes superiores a las 750.000 toneladas. En este momento está peleando por entrar en el ranking de los primeros 10 exportadores del mundo, pero aún permanece debajo de Uruguay y Paraguay con un poco más de 300 mil toneladas exportadas en 2017.
Según un informe del IPCVA, el volumen exportado mensual promedio de 2018 se ubica en 33,2 mil toneladas res con hueso, que resulta significativamente superior, (+28%), al volumen promedio mensual de 2017, que había resultado de 25,9 mil toneladas res con hueso.
En 2015, el contexto macroeconómico se modificó sustancialmente. El mismo informe detalla que “el tipo de cambio efectivo percibido por los exportadores de carne bovina pasó de $8,30 en enero de 2015 a $19,58 en febrero último, fruto de la devaluación del peso y la eliminación de los derechos de exportación del 15% que debían tributar las exportaciones de carne bovina”. Por otra parte, la inflación le ha ganado terreno al precio de las principales categorías de hacienda.
Según Informe Ganadero: “Si tomamos como base de cálculo el set de precios relativos que regían en la economía argentina en octubre de 2015, o sea dos meses antes que asumiera la nueva administración, veremos que hasta principios de febrero último la inflación (IPC CABA) fue del 91%.
Entre los que perdieron en términos reales, o sea aquellos cuyos precios crecieron menos que la inflación, se encuentran: el valor del ternero (50% de aumento), el novillo en Liniers (68%)”.
Una manera de compensar esta brecha es la mejora de los índices productivos.

Tabla N° 1.  Vacas  Vaquillonas  Novillos  Novillitos  Terneros  Terneras  Toros y toritos  Total Bovinos
Año 2017 236.675 77.516 12.020 21.024 85.222 91.732 14.797 538.986
Promedio 223.929 68.390 15.118 24.217 82.930 86.532 13.113 514.248
Variación 6% 13% -20% -13% 3% 6% 13% 5%

Con el foco en los indicadores
Alrededor del 35% de las vacas de cría de todo el país se encuentran en la denominada “Cuenca del Salado”, principal zona productora de terneros de Argentina. Ayacucho, Azul, Olavarría, Rauch, Tapalqué son algunos de los Partidos que forman la Cuenca. Del total de existencias ganaderas a marzo 2017, Buenos Aires concentra el 35% del stock de todo el país. El partido de Azul es el tercero con mayor cantidad de bovinos de la provincia (538.986), solo superado por Ayacucho (726.661) y Olavarría (661.149). Es una zona donde predomina la actividad de cría y la relación Ternero / Vaca promedia el 76% en los últimos 10 años. La Región Pampeana (Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y La Pampa) concentra la mayor parte del stock ganadero del país. Como así también las Provincias de Entre Ríos y Corrientes.
Si tomamos en cuenta la distribución de existencias Bovinas por categoría a marzo 2017, el total de bovinos a nivel país es de 53.353.787 de los cuales el 35% se encuentra en la provincia de Buenos Aires (18.615.034 cabezas).
El segundo lugar en este ranking lo ocupa Santa Fe con 6.084.443 cabezas.
Asimismo, el Partido de Azul cuenta con 1.103 establecimientos y 1.522 Unidades Productivas que se dedican a la actividad ganadera la cual incluye cría, recría, invernada y engorde a corral (feed-lot). La relación Vaca / Stock nos indica a grandes rasgos si es una región donde predomina la cría o bien la invernada. Si el valor es superior a 0.40 nos está indicando que predomina la actividad de cría.
Si tomamos en cuenta el promedio de existencias por categoría 2008 – 2017, dicho valor es de 0.43: Azul es un Partido donde predomina la actividad de cría.
Esa relación se ha mantenido en el tiempo. De hecho, si observamos las variaciones porcentuales por categoría respecto al promedio vemos que la de mayor variación ha sido la categoría “Novillos” (Ver Tabla N° 1).
Por otro lado, la relación Ternero / Vaca nos da una idea bastante aproximada de la productividad de un sistema de cría (lo ideal sería relacionar los terneros de otoño con las vacas de la primavera anterior). Mayores índices indican una mayor productividad del sistema. Este mismo indicador a nivel país arroja un valor apenas superior al 60%. Es decir, que el partido de Azul está bien posicionado en este sentido. No obstante, en sistemas de alta productividad este índice llega a un valor del 90% o superior. Hay mucho por mejorar. En la Tabla N° 2 se comparte la relación Ternero / Vaca en los principales partidos de Buenos Aires. Ayacucho, que tiene la mayor cantidad de cabezas de ganado en la provincia; tiene uno de los menores índices de productividad.
Este índice tiene ciertas limitaciones, pero resulta útil como dato inicial.
Luego habrá que combinar con otros indicadores tales como la tasa de extracción (Kilos de carne / Stock) y el peso de faena promedio.

A trabajar
En los últimos 10 años las herramientas tecnológicas desarrolladas para el sector ganadero han avanzado notoriamente, lamentablemente no ha sucedido lo mismo con los indicadores productivos. Aumentar la productividad del sistema no implica un aumento de los vientres, sino lograr mayor cantidad de terneros con la misma cantidad de vacas (vientres). La mejora en la productividad se puede dar por una combinación eficiente de cuestiones vinculadas con la nutrición, la genética, el manejo de los rodeos y la sanidad. No obstante, es fundamental el asesoramiento Veterinario permanente y un adecuado uso de herramientas de Administración tales como: la fijación de objetivos (económicos, financieros, productivos), los presupuestos, flujos de caja, asignación de tareas y responsabilidad del personal, comunicación interna, diseño de indicadores que permitan controlar la gestión de la empresa, entre otras.
Están todas las condiciones dadas para que Argentina pueda producir más carne en forma eficiente, mejorando sus índices de productividad. Es necesario un cambio y solo llegará si esta mejora se vuelve una política de Estado, motivando, capacitando, mejorando los controles sanitarios y aumentando la calidad de sus Instituciones.

 

Tabla N° 2.
Departamento Terneros-as / Vaca
AYACUCHO 68%
OLAVARRIA 72%
AZUL 75%
LINCOLN 77%
BENITO JUAREZ 67%
GENERAL LAMADRID 72%
VILLARINO 66%
BOLIVAR 70%
RAUCH 64%
CHASCOMUS 68%
CORONEL SUAREZ 86%
TRENQUE LAUQUEN 76%
GENERAL VILLEGAS 90%
LAPRIDA 69%
TAPALQUE 61%
CORONEL PRINGLES 65%

comments

COMPARTIR:
Valoración: