fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición Impresa“Estas acciones redundarán en un beneficio económico para el productor”
POR MEDIO DE LA RESOLUCION N° 684-E / 2017

“Estas acciones redundarán en un beneficio económico para el productor”

Entre Ríos conserva el estatus de zona indemne con un plan activo en ejecución, con el 100% de revisación de las tropas que ingresan. Hay zonas consideradas de riesgo que están bajo sistema de despacho oficial.

 

Expectativas. Senasa espera un impacto positivo para la región.

Expectativas. Senasa espera un impacto positivo para la región.

El Senasa dictó la Res. 684 – E/2017 que convalida el Plan de lucha contra la garrapata bovina (Rhipicephalus –Boophilus- microplus) de Entre Ríos, aprobado en mayo de 2017 por la Res. Nº 426 del Ministerio de Producción provincial.
La medida se basa en la normativa 382 del 15 de junio de 2017 que establece que las provincias pueden elaborar planes regionales o locales superadores de control y/o erradicación de la garrapata del bovino en sus territorios, teniendo en consideración las particularidades socioproductivas de su región; los cuales deben ser consensuados y convalidados por el organismo.
“El Plan provincial es viable, ya que la estrategia sanitaria se sustenta en el cumplimiento de los roles y responsabilidades que le cabe a cada actor del sector público y privado involucrado”, expresó el responsable del Plan Nacional de Control y/o Erradicación de la Garrapata Común del Bovino del Senasa, Mariano Valenzuela.
“El control y erradicación de los focos de garrapata redundará en un beneficio económico directo para el productor y para la ganadería de la provincia, teniendo en cuenta que la enfermedad parasitaria tiene un impacto negativo directo sobre su desarrollo. Esto ocurre en forma directa por las pérdidas que produce como enfermedad y por la transmisión de hemoparásitos que causan la babesiosis y anaplasmosis y, en forma indirecta, por los gastos que implica el control de la parasitosis y el manejo sobre los establecimientos afectados”, agregó el profesional del Senasa.

Controles de gestión
En ese marco y a fin de coordinar las acciones sanitarias, funcionarios del Senasa y personal de la Dirección de Ganadería dependiente de Entre Ríos, realizaron controles de gestión en los departamentos La Paz, Feliciano, Federal y Federación.
Las tareas fueron efectuadas en dos etapas: la primera, de carácter documental y una segunda a campo, con elección de los establecimientos a auditar según la programación diaria de los garrapateros.
En los departamentos que se utiliza garrapaticida con baño de inmersión, se observó el cumplimiento de esa metodología.
El director general de Ganadería, Exequiel Alvarenque, destacó que la participación de la provincia marca un “regreso” luego de un período sin estar en las auditorías del Plan de Lucha. La Fucofa, con su personal departamental y garrapateros, tiene a cargo la parte operativa.
El Ministerio de Producción de la provincia de Entre Ríos cuenta con un Laboratorio Oficial de Taxonomía, único en la región, que permite diagnosticar las diferentes especies de garrapatas que afectan al ganado bovino, así como a las especies silvestres. La garrapata que afecta al bovino, y contra la cual se lucha en esta zona, es el Boophilus microplus. Este tipo de garrapatas provocan daños por picaduras en el cuero del animal, succionan sangre y pueden ser vectores de enfermedades como la babesiosis bovina o el complejo tristeza bovina, la cual produce muertes o disminución de la producción, que genera cuantiosas pérdidas en los animales afectados.
Entre Ríos conserva el estatus de zona indemne con un plan activo en ejecución, con el 100% de revisación de las tropas que ingresan a la provincia.
También hay zonas consideradas de riesgo que están bajo sistema de despacho oficial.

Nuevo marco nacional
Vale recordar que en junio el Senasa implementó un nuevo Plan Nacional de Control y/o Erradicación de la Garrapata Común del Bovino a través de su Resolución 382/2017 basado en cuatro pilares fundamentales: la preservación de la zona libre de garrapatas; el control y/o erradicación mediante la aplicación de criterios básicos del tratamiento integrado y el uso racional de los productos veterinarios garrapaticidas; la salvaguarda de la inocuidad de los alimentos de origen bovino mediante el buen uso de los garrapaticidas; y el reconocimiento de planes óptimos provinciales y/o regionales. Para más información sobre la nueva normativa, pueden comunicarse vía redaccion@motivar.com.ar.

comments

Valoración: