fbpx
HomeEdición Impresa“Vamos a cambiar la forma en que se desarrolla el negocio veterinario global”
TENDENCIAS Y PERSPECTIVAS PARA EL MERCADO QUE SE VIENE

“Vamos a cambiar la forma en que se desarrolla el negocio veterinario global”

En exclusiva, entrevistamos a Carlos Molle, Head of Animal Health South América en Boehringer Ingelheim, con quien analizamos la actualidad y expectativas de un nuevo gigante en la industria global.

Molle. “En estos primeros meses el foco estuvo puesto en nuestros clientes y colaboradores”.

Molle. “En estos primeros meses el foco estuvo puesto en nuestros clientes y colaboradores”.

Si bien en junio de 2016 Sanofi cedió su filial veterinaria, Merial, a Boehringer Ingelheim por medio del intercambio de una serie de activos farmacéuticos y del pago de 4.700 millones de euros, fue recién el pasado 2 de enero cuando la integración se hizo efectiva, logrando el laboratorio alemán convertirse en el segundo jugador global del negocio de productos veterinarios, con una facturación superior a los US$ 4.000 millones (en 2015).
De este modo, Boehringer Ingelheim ostenta el 15% de participación en un mercado global estimado en los US$ 27.000 millones, liderando los segmentos de animales de compañía, cerdos y equinos; siendo a la vez un actor destacado en los rubros avícola y ganadero.
Así, la nueva empresa dividió su negocio en cuatro regiones: MeTAsia, Europa, Estados Unidos y LATAM, estando esta última conformada por México, Brasil y el resto de Sudamérica (Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile, Bolivia, Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú).
“El diseño de estas integraciones es cada vez más preciso, situación que nos permitió tomar mejores decisiones desde el inicio”, le explicó a MOTIVAR el Dr. Carlos Molle, Head of Animal Health South América en Boehringer Ingelheim. Y subrayó: “En estos primeros meses, el foco estuvo puesto en atender las necesidades de nuestros clientes y colaboradores, para que su vínculo con la empresa no se viera resentido durante la integración propiamente dicha”.
Más allá de esto y previo a responder una serie de preguntas sobre el futuro de la compañía en Argentina, la región y el mundo, Molle destacó un concepto central: “Heredamos dos culturas de trabajo complementarias, a partir de las cuales se está conformando una nueva compañía”.

MOTIVAR: Pasados ya los primeros 9 meses de operaciones, ¿cómo describiría la inversión realizada por Boehringer Ingelheim?
Carlos Molle: Concretamente, hemos adquirido a la cuarta compañía veterinaria del mundo para así avanzar al segundo puesto del ranking global.
Una de las ventajas de este swap fue que el grado de desinversión llevado adelante ha sido realmente mínimo porque el portfolio de productos es complementario en todas las regiones del mundo. El objetivo principal es agregar innovación real al mercado: queremos ser reconocidos por los usuarios finales como quienes aportamos soluciones a los problemas de hoy y el futuro.

¿En qué situación se encuentran los países que tiene a su cargo?
La ROPU Sudamérica es una zona estratégica dentro de lo que es la operatoria en América Latina, no solo por nuestra presencia en el sector de los animales de compañía, sino fundamentalmente por las oportunidades que se plantean en el campo de la producción de proteína animal. En todos los países nos encontramos analizando los modelos de negocio que se llevan adelante, evaluando tanto a nuestros distribuidores, como a los socios estratégicos con que contamos en cada uno de ellos. El objetivo es actualizar los portfolios, avanzar con nuevos lanzamientos y acelerar el proceso de crecimiento.
¿Seguirán los mismos objetivos que en el resto de las regiones?
Absolutamente. El objetivo global de Boehringer Ingelheim es ser líder global en el mercado veterinario. Sin dudas que en América Latina tenemos la obligación de acompañar el crecimiento de las producciones animales, razón por la cual los rubros de ganadería, avicultura y cerdos serán centrales en la estrategia. En el futuro se incrementarán las exigencias a cumplir por los productores de alimentos, lo cual acelerará los procesos de decisión empresarial para la incorporación de, por ejemplo, mejores planes sanitarios.
Lógicamente, la empresa no descuidará el sector de las mascotas, en el cual ocupamos un lugar de liderazgo global. Es un negocio impulsado por el amor, el cariño y el afecto que tracciona una demanda muy especial, la cual amerita una visión diferente por parte del laboratorio.

¿Qué debe esperar el mercado argentino en relación a novedades para los sectores productivos de carne y leche bovina?
Sin dudas vamos a seguir liderando el segmento lechero, con innovaciones y mejoras productivas a través de nuestras tecnologías. Ya refiriéndonos a la producción de carne, sabemos que existe una deuda pendiente de nuestra compañía en cuanto a poder mejorar nuestra participación con los productos necesarios.
En este punto, la decisión global de Boehringer Ingelheim es apostar por crecer desarrollando aquellas porciones del mercado que aún no están incorporando las tecnologías que permitirán mejorar la performance productiva y no a costa de quitarle participación a otros competidores.
Esto lo lograremos con más presencia a campo pero también con nuevas formas de comunicarnos y desarrollando modelos de negocio que nos acerquen más a los clientes.
Para realmente liderar el mercado veterinario es clave avanzar con un mensaje sanitarista y productivo sobre aquellos que aún no están evaluando sus índices productivos, con el objetivo de demostrarles que vale la pena invertir en una mejor sanidad de los rodeos.

¿Presentarán nuevas unidades de negocio?
Efectivamente, vamos a incursionar en portfolios de productos nuevos y también en el área del diagnóstico, pilar estratégico para estar más cerca de los veterinarios, ofreciendo herramientas precisas y rápidas que le permitan acelerar el control y la prevención de enfermedades en todas las especies.

¿Cuáles serán concretamente los desafíos para el corto plazo?
Queremos estar cerca de quienes toman las decisiones, a fin de conocer sus expectativas para así adecuar no solo nuestras estrategias sino también nuestros planes de abastecimiento, invirtiendo en investigación y desarrollo, pero también ampliando las capacidades productivas. Seguimos estando lejos de muchas prácticas necesarias para avanzar en materia de prevención, como lo es la aplicación de vacunas, rubro en el cual deberemos trabajar en conjunto con investigadores, autoridades y productores locales para implementar un cambio en el tipo de biológicos que hoy se emplean, avanzando en el uso de vacunas a virus vivos o recombinantes, mejores inmuno modeladores, como los que se utilizan en otras partes del mundo.
Apostamos por un cambio no solo en el tipo de inmunógeno, sino también en su forma de aplicación.

¿Qué rol jugarán en este sentido los proveedores locales?
La compañía ha definido que el nivel de inversión que va a aportar en I+D será de los mayores de los que se ven en el mundo, en busca de esas soluciones globales que el mercado demanda a nivel de diagnóstico, por ejemplo. Pero al mismo tiempo, sabemos que no podremos abarcar todos los segmentos, quedando abierta la posibilidad de avanzar en proyectos regionales o locales.
Puntualmente en los casos de elaboración de vacunas y productos para la lechería que se elaboran en Argentina, entiendo que no habrá modificaciones y seguirán adelante. Seguiremos incursionando en este relacionamiento con los socios locales intentando aportarle valor a las innovaciones que existan.
¿Cómo evalúa el desempeño de la empresa este año en Argentina?
Si bien es cierto que se vivieron cambios importantes, hemos logrado mantener activos todos los proyectos que se pusieron en marcha durante 2016, inclusive llevando adelante lanzamientos como el de Bovikalc en el sector ganadero y NexGard Spectra en animales de compañía, por citar algunos ejemplos.
Pudimos mantener nuestro posicionamiento en un año complejo, logrando crecer en algunas áreas específicas. Vemos una industria local en crecimiento, con una evolución también en algunos de los jugadores dentro del canal comercial, los cuales han mejorado tanto a nivel de infraestructura, como en la incorporación de recursos humanos capacitados.

“Heredamos dos culturas de trabajo complementarias, a partir de las cuales se está conformando una nueva compañía”.

Sin embargo, es clave que todos comprendamos que el usuario final quiere adoptar las tecnologías que ofrecemos de un modo distinto al tradicional. Tenemos mucho por trabajar y desde Boehringer Ingelheim vamos por más.

¿Qué expectativas tiene desde el punto de vista personal?
Es una gran responsabilidad llevar adelante esta tarea, para lo cual sin dudas que entregaré el 100% de mis posibilidades, al igual que ya lo hacen mis colaboradores. Boehringer Ingelheim ha tomado una decisión clara para con el futuro: la compañía ha venido a cambiar la forma en que se desarrolla el negocio veterinario en el mundo. Estamos cumpliendo un sueño, el cual ya tiene un objetivo definido de cara a 2025: duplicar nuestra facturación global.
No somos una empresa de corto plazo, apostamos por mejorar el futuro.

comments

Valoración: