HomeEdición ImpresaOficial: Phibro Animal Health compró el 100% de las acciones de Biotay
JUAN CARLOS REPETTO DIRIGIRA LA OPERATORIA EN ARGENTINA

Oficial: Phibro Animal Health compró el 100% de las acciones de Biotay

Juntos. Germán García y Juan Carlos Repetto sostienen muy buenas expectativas a futuro.

De esta manera, la firma norteamericana amplía su presencia en el sector avícola local y reafirma sus expectativas de crecimiento en las líneas de productos orientados a la ganadería.

A través de un comunicado oficial, el pasado 11 de septiembre la norteamericana Phibro Animal Health Corporation anunció la adquisición de Biotay, empresa argentina con más de 30 años de trayectoria en la provisión de insumos para el mercado pecuario argentino.
“Esta adquisición ayudará a expandir nuestra presencia global. La industria argentina es clave para aprovechar nuestro crecimiento en Sudamérica, a través de una cartera más integral de productos”, sostuvo el director de Operaciones de Phibro, Larry Miller, mientras destacaba la complementariedad de las tecnologías que ambas compañías ofrecen en la actualidad.
Vale decir que Phibro es un desarrollador global diversificado, fabricante y comercializador de una amplia gama de productos de salud animal y nutrición mineral para su uso en la producción de aves de corral, cerdos, ganadería, lechería y acuicultura. La multinacional reportó ventas netas por US$ 764 millones para su año fiscal terminado el 30 de junio de este 2017.
“La fuerza de ventas y los servicios técnicos, sumados a la fabricación local de Biotay ayudarán a Phibro a llegar a nuevos clientes, particularmente en un segmento clave y creciente de la industria de salud animal en América del Sur, como la ganadería”, resaltó también Miller. Y completó: “Podremos satisfacer mejor las necesidades de nuestros clientes en esta región estratégica”.

En primera persona
Comprendiendo la importancia de la noticia para el sector industrial veterinario en su conjunto, MOTIVAR entrevistó a Juan Carlos Repetto (socio fundador de Biotay) y Germán García (Phibro Argentina).
En este encuentro, pudimos conocer algunos datos centrales de una operación por medio de la cual la multinacional adquirió el 100% de las acciones de Biotay en Argentina, incluyendo lógicamente todos sus activos.
“Estamos entusiasmados y esperamos aprovechar las fortalezas de ambas organizaciones para atender mejor a nuestros clientes”, nos explicó Repetto, director general de Biotay en referencia al acuerdo. Y agregó: “La experiencia probada de Phibro y las plataformas innovadoras adquiridas proporcionarán recursos estratégicos para maximizar las capacidades de servicio al cliente, contribuyendo a eficientizar la salud animal, productividad y calidad nutricional, a la vez de mejorar las condiciones de bienestar”.
Por su parte, García destacó la participación que Phibro ya tiene en el segmento avícola nacional, sobre la cual se pretende apalancar las tecnologías y servicios para la ganadería, así como una mayor expansión internacional.
“Es importante tener presente que nuestra empresa ha comprado otras compañías locales durante el último tiempo, en distintas partes del mundo, las cuales se fueron reconvirtiendo en empresas globales, ofreciendo sus tecnologías en aquellos lugares donde Phibro tiene operaciones. Es nuestro objetivo mirar también más allá de la Argentina”.

Las novedades
Si bien los términos financieros de la transacción no fueron revelados, durante el diálogo con nuestros entrevistados pudimos conocer algunos detalles respecto del futuro inmediato de la empresa en el país.
Por ejemplo, que la estructura local estará confirmada por 75 personas, con la posibilidad real de incrementarse en el corto plazo.
En ese marco, se informó que Juan Carlos Repetto será el director general de la firma, mientras que German García se hará cargo del área administrativa y financiera, reportando directamente a la casa matriz en Estados Unidos.
En cuanto a su estructura, la empresa sumará una unidad específica Avícola, a cargo de Pablo Sansalone (anterior gerente técnico de Phibro), mientras que el gerente comercial continuará siendo Francisco García Mata.
Otro dato clave tiene que ver con que los productos adquiridos seguirán comercializándose bajo la marca de Biotay, con el objetivo de preservar el nombre y prestigio que la empresa nacional ha sabido construir en sus más de 30 años de trayectoria.
¿Qué ocurrirá con las terceras compañías cuyas tecnologías Biotay representa actualmente y que generan el 40% de sus negocios? Según los empresarios, las mismas seguirán activas en base a su complementariedad con los objetivos de la firma multinacional de cara al corto y mediano plazo.
Más allá de esto, la apuesta es también sumar nuevos lanzamientos especialmente orientados al sector ganadero.
“En otras latitudes del planeta, Phibro ya ha puesto a disposición del mercado alternativas frente a las cada vez mayores limitantes que tiene el uso de antibióticos en la producción pecuaria, situación que tarde o temprano también avanzará en Argentina”, le adelantó García a MOTIVAR. Y completó: “Un producto clave para la compañía en la región es la Virginiamicina, para cuya mayor difusión y expansión será clave contar con una estructura amplia y profesional, tal como la que la empresa tiene en Brasil y Australia, por ejemplo”. Frente a este desafío, Repetto fue contundente: “Sin dudas que para poder avanzar con la difusión de estas tecnologías es necesaria una masa de facturación constante que permita solventar la inversión en una estructura de alcance nacional, cada vez más capacitada y con un apoyo técnico especializado en todos los sectores”.

En perspectiva
Tras las negociaciones que se llevaron adelante durante más de un año, nuestros entrevistados analizaron el proceso de compra y venta de laboratorios que se vive actualmente en nuestro país.
“Como argentinos nos queda el desafío de mostrar todo lo que tenemos para ofrecer en materia de ciencia y tecnología, aprovechando mejor las posibilidades concretas que existen de vinculación con organismos públicos de referencia internacional”, sostuvo Repetto. Además, el empresario se planteó una serie de desafíos de cara a los primeros pasos de la puesta en marcha de la nueva compañía: “El mercado va hacia donde se encuentra la innovación orientada a ofrecer soluciones reales para los desafíos diarios que las distintas producciones animales plantean. Daremos un mayor soporte a nuestro personal, apuntando a incrementar nuestros negocios y brindar cada vez un mejor servicio a nuestros clientes”.
A su turno, García aseguró que la ganadería argentina tiene mucho por crecer, siendo este uno de los principales motivos por los que la empresa global avanzó en la compra de Biotay.
“Teníamos dos alternativas posibles, esperar años hasta que nuestro desempeño nos permitiera crecer en estructura, o dar un salto como el que dimos, de la mano de la experiencia y trayectoria de un aliado local que nos permita forjar una plataforma para las nuevas tecnologías que incorporaremos”, aseguró el profesional. Y concluyó: “Sin dudas que Argentina se está volviendo un país cada vez más atractivo, razón por la cual entiendo que otras compañías van a imitar este proceso, con el objetivo de expandirse y aprovechar las fuertes posibilidades que el país tiene en materia de producción y exportación de alimentos”.

 

comments

COMPARTIR:
Valoración: