HomeEdición ImpresaFusiones y adquisiciones: ¿hacia la concentración del mercado?
EL IMPACTO EN LA INDUSTRIA VETERINARIA

Fusiones y adquisiciones: ¿hacia la concentración del mercado?

El mercado local de fusiones y adquisiciones, también conocido como M&A por sus siglas en inglés, vive un autentico momento de ebullición.

Según los datos que releva el estudio de Orlando Ferreres & Asociados, el monto acumulado de transacciones pasó de US$ 869 millones, en 2015, a US$ 3.109 millones, en el primer año de la gestión Cambiemos. Una serie de acontecimientos explican el salto, desde el levantamiento del cepo al Dólar hasta el regreso de la Argentina al mercado financiero internacional.
Entre los sectores más activos detrás de los grandes deals se cuentan la banca, la energía y los servicios públicos.
Sin embargo, el proceso no es ajeno para la industria de laboratorios veterinarios que protagonizó un par de transacciones, pero la pregunta que se hacen todos es, si se trata solo del comienzo.

Una mirada desde adentro
“Cada día se nota una mayor concentración del mercado de laboratorios veterinarios. Han sido varias las fusiones, donde se vieron involucradas empresas multinacionales”, señala Sebastián Chedufau desde el Laboratorio Brouwer en diálogo con MOTIVAR. Y agrega: “Esto llevará a un mercado más concentrado y con mayor poder de penetración de estos grupos con respecto de las medianas empresas. Tendremos que ser sumamente creativos para competir”.
Para Juan Roo, gerente general del Laboratorio CDV, esto responde a una dinámica de las empresas. “Los mercados cambian y en Argentina esto aún es más dinámico, por lo que muchas compañías deciden salir del negocio o por el contrario, profundizar su inversión”, sostiene.
“La tendencia ocurre en todos los sectores, inclusive a nivel de nuestros clientes. Lo importante es lograr que estas adquisiciones brinden una mejor oportunidad a los colegas de ambas compañías y que brinden un mayor valor agregado a los clientes finales, sean productores, veterinarios o dueños de mascotas”, reflexiona el director regional Latinoamérica Sur de Zoetis, Sean Scally.
La mirada del empresario Juan Manuel Capece, titular de Biochemiq, es más macro. “Lo que sucede en Argentina es una consecuencia de las decisiones a nivel global, muchos de estos cambios generan movimientos en el canal comercial que si uno está atento pueden ser aprovechados a favor”, asegura.
Daniel Zuddio, gerente general de MSD, ensaya otra razón posible y tiene que ver con que este proceso se debe a que las compañías multinacionales buscan hoy desarrollar estrategias orientadas a comprar market share.
“Lo veo como un desafío importante para las compañías medianas nacionales.
Creo que esto continuará en los próximos años, pero probablemente se focalizara por segmento”, explica Zuddio. “Nosotros esperamos que estas fusiones contribuyan a estandarizar una producción de alta calidad”, acota Roo, en la misma línea.
Para Fernando Doti, director técnico y gerente de Ruminal, el aumento de las exigencias en la elaboración y controles de productos y las elevadas barreras de aprobación y mantenimiento de los mismos en el registro del Senasa, en nada contribuyen a la subsistencia de la industria tal como se la conoció en los últimos 20 años.
“En poco tiempo los laboratorios argentinos perderán gran parte de las exportaciones a países latinoamericanos, por determinadas exigencias”, vaticina. Y concluye: “Avizoro futuras fusiones o compras de empresas locales entre sí hasta una reducción de más de la mitad de los laboratorios existentes en la actualidad. Para una gran mayoría de empresas del sector vivir sin exportar les será imposible”.
“De todas maneras, es prematuro para hablar de procesos o tendencias, a partir de la observación de un par de casos. Hay un laboratorio argentino que abrió una planta en China y, cualitativamente, eso es mucho más relevante en monto y significado”, rompe lanzas Jorge Winokur, socio de Vetanco, aportando otra mirada a un proceso que parece apenas haber comenzado.

comments

Valoración: