fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición Impresa“El objetivo es fomentar la mayor adopción de planes sanitarios”

“El objetivo es fomentar la mayor adopción de planes sanitarios”

Mónica Bressi adelanta los temas centrales de su gestión al frente de Caprove, destacando la necesidad de romper con viejos paradigmas que menosprecian el rol de la sanidad en las producciones.

Bressi. “Los procesos de fusión entre empresas seguirán adelante”.

Bressi. “Los procesos de fusión entre empresas seguirán adelante”.

Con 22 años de trayectoria en el mercado veterinario local e internacional, hace dos meses Mónica Bressi se convirtió en la primera mujer electa como presidenta de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios.
“Estoy muy orgullosa de poder llevar adelante esta función en Caprove, una cámara que ya cumplió 71 años y nunca bajó los brazos en sostener el mensaje de la sanidad como una de las patas importantes en cualquier producción y especie animal. De modo que seguiré trabajando en reforzar este concepto entre veterinarios, productores y todos los actores del sector pecuario”, le explicó Bressi a MOTIVAR.
MOTIVAR: ¿Cuáles serán los temas que abordará la gestión?
Mónica Bressi: El objetivo principal es fomentar la mayor adopción de planes sanitarios adecuados a cada una de las especies. Es clave que, tanto los productores en producción bovina, cerdos y aves, así también como los dueños de las mascotas conozcan los cuidados básicos que deben tener con sus animales. Para esto, será clave reforzar los mensajes, mejorando nuestra comunicación tanto interna, como externa.
Cuando hablamos de nuestra comunicación interna, uno de los temas a cambiar es que la industria deje de decir que la sanidad es “insignificante” en los costos del productor. Esta es una palabra que descalifica a la sanidad, siendo ésta uno de los pilares clave para una mayor producción. Las palabras tienen peso propio y esto debemos comprenderlo.
Tenemos un mensaje consensuado; lo vamos a ordenar para mejorar su difusión. Nuestro socio en este propósito es y seguirá siendo siempre el asesor veterinario, por sus conocimientos pero también por ser quien más cerca está del productor. No podemos perder de vista que si hace más de 10 años que no logramos superar las 100 millones de dosis d

“La mayor preocupación de la industria es la competitividad; tanto en materia de costos de producción como de precios de venta”.

e vacunas que previenen enfermedades (sin contemplar aftosa) es porque sin dudas queda algo más por hacer. De hecho, esta tendencia cambiará cuando todos nos concienticemos en cuanto a que la sanidad es sinónimo de inversión y no de gasto.

¿De qué manera llevarán esto adelante?
En los próximos meses se estará poniendo en marcha una nueva campaña institucional, con un nivel amplio de comunicaciones, que involucrará a todos los actores, incluyendo al Gobierno. De hecho, la reciente campaña “Ganadería Argentina: más eficiencia, más futuro” que impulsa el Ministerio de Agroindustria de la Nación se nutre, sin dudas, del trabajo realizado por Caprove en los últimos tiempos. Buena parte de sus piezas publicitarias están basadas en la importancia del asesoramiento veterinario a campo y la mayor incorporación de tecnologías sanitarias para evitar pérdidas y mejorar los resultados económicos de los establecimientos.
Algo similar ocurre hoy con el grado de medicalización de las mascotas.
Argentina es el país con mayor relación de mascotas por hogar en el mundo y aun así no logramos que se adopten los suficientes planes sanitarios para dar cobertura a las principales enfermedades, siendo muchas de ellas zoonosis que pueden afectar a las personas.
Somos Caprove y tenemos mucho por aportar.

¿Y a nivel interno?
Más allá de la actualización de nuestra imagen y de la mudanza de las oficinas de la Cámara del centro porteño a la zona Norte del GBA, debemos aprovechar aún más el excelente trabajo que realizan nuestras comisiones técnicas, mejorando los procedimientos internos con el objetivo de darle más impulso a este trabajo. Además, estamos creando las nuevas comisiones, como lo son las de Pequeños Animales y Cerdos, con sus respectivos líderes e integrantes.

¿Cuál es hoy la mayor problemática del sector?
La preocupación es la competitividad; tanto en materia de costos de producción como de precios de venta.
Nuestra rentabilidad cae día a día; de hecho, este año hubo deflación: hay productos que venden más barato que el año pasado.

¿De qué manera puede Caprove abordar este tema?
En materia de precios será clave poder determinar valor mínimo y real para los productos. Es un problema de la industria y es por ello que pondremos en marcha una comisión de Negocios, la cual comenzará a funcionar en 2018 para, respetando las políticas internas de cada empresa, determinar estos valores de referencia al menos en los principales productos que se emplean en los planes sanitarios básicos que recomendamos. Este es sin dudas un primer paso para cuidar el valor real de tecnologías que implican desarrollo, inversiones y contrataciones de personal, entre otras tantas variables.

¿Cómo analiza las fusiones entre empresas que se están concretando?
Somos una industria madura. Está ocurriendo algo similar a lo que pasa en otros mercados. Sin dudas, seguiremos viendo concretarse fusiones y compras de laboratorios. No lo percibo como un problema, aunque sin dudas son movimientos que impactan en el mercado; inclusive en el usuario final.
Es un proceso que sin dudas continuará, involucrando no solo a los grandes jugadores nacionales y multinacionales, sino también a empresas locales (medianas y chicas) que están analizando estas posibilidades.

¿Son un llamado de atención para la participación que la industria nacional tiene sobre el total del mercado?
Sin dudas.

¿De qué manera cree que culminará este 2018?
El segmento en que mejores resultados se vislumbran es el de la ganadería, aunque esto dista sustancialmente de lo que esperábamos para este año a mediados de 2016 cuando las industrias realizaron sus forecast de ventas.
En este sentido, no podemos desconocer el feroz impacto del clima no solo sobre la ganadería (carne y leche) sino también sobre otras producciones agropecuarias. Es una variable que perjudicó el uso de productos en la manga, posponiendo los trabajos fijos y preventivos que suelen realizarse.
También es cierto que el canal comercial está sobre estoqueado.
Las expectativas favorables que teníamos laboratorios, distribuidores y veterinarios hacia fines del año pasado llevaron a que se generaran operaciones de mucho volumen, las cuales no rotaron de la manera deseada.
Es así como hoy vemos que el canal cuenta con stock para afrontar, al menos, los próximos 4 meses.
Más allá de esto, entendemos que no es buena la situación de la avicultura a nivel general y que el poder adquisitivo de la gente sigue marcando el ritmo en el área de pequeños animales. En el caso de la producción porcina vemos un enorme potencial para la industria (seguramente se irán sumando nuevos jugadores en el corto plazo), el cual contrasta con una actualidad que preocupa a los productores locales, tal como lo es la apertura de las importaciones.

comments

Valoración: