El próximo miércoles 7 de junio comenzará el primer Programa de Formación en Liderazgo que organizan de manera conjunta esta Revista 2+2 y Experiencia Líderes.

La iniciativa estará a cargo de Bernardo Bárcena e incorporará la realización de 4 talleres en las instalaciones porteñas de la Universidad Blas Pascal.
Si bien aquellos que quieran inscribirse o solicitar más información pueden consultar vía info@dosmasdos.com.ar, vale recordar que aquellos que participen del Programa Completo serán bonificados y abonarán un total de $2.000.

Experiencia Lideres

En exclusiva, analizamos junto al presidente del Senasa, Jorge Dillon, los pormenores de la última reunión de la Comisión Sudamericana para la Lucha contra la Fiebre Aftosa. ¿Se suspende la vacunación a partir de 2020?

La 44º reunión ordinara de la Comisión Sudamericana para la Lucha contra la Fiebre Aftosa que se llevó adelante en Brasil a comienzos de abril no pasó desapercibida en el ámbito político y técnico regional.
Esto se debe básicamente a allí se avanzó en la discusión de temas estratégicos, como lo es la situación del Plan de Acción Hemisférico para la Erradicación de la enfermedad y los desafíos que plantea su última etapa, en la cual deberán adoptarse medidas para establecer un Banco Regional de Antígenos y Vacunas (Banvaco), autorizar el manejo de cepas exógenas a la región por parte de los laboratorios elaboradores y la posibilidad de quitar el virus C de los programas de vacunación sistemática. Ni más, ni menos…
Además, la frutilla del postre estuvo dada por el anuncio de las primeras medidas dirigidas a preparar a la región para una transición hacia un estatus de “libre sin vacunación”, con la correspondiente definición de estrategias subregionales.
Vale decir que si bien Brasil es uno de los grandes impulsores de esta última modificación, el ímpetu con el cual sus representantes avanzaron sobre el tema fue menor al esperado, quizás por realizarse el encuentro pocos días después de comenzar a revertirseel cierre de mercados generado tras el escándalo vinculado a la contaminación de carnes enviadas desde allí al sector exportador.
Frente a estos temas de relevancia, MOTIVAR tuvo la posibilidad de dialogar con el presidente del Senasa, Jorge Dillon, quien estuvo presente en la Cosalfa.
“Se trató de una reunión positiva, donde se coincidió en la necesidad de contar con un relevamiento epidemiológico exhaustivo respecto de la presencia del virus en la región previo a tomar alguna decisión”, enfatizó el funcionario.

¿Hay circulación en el Continente?
Frente a este interrogante, Dillon explicó que 2016 marcó un nuevo hito en la lucha contra la fiebre aftosa, al completarse un quinquenio sin focos en la región del Mercosur; al tiempo que no se han notificado casos en las zonas y países sin reconocimiento sanitario, desde hace ya tres años (el último fue en Venezuela).
Más allá de esto, vale destacar que comienzan a vislumbrarse en la región algunos problemas concretos básicamente relacionados con este último país,en el cual sí existiría circulación viral (sus autoridades denunciaron –aunque de manera tardía- focos en el último tiempo), manteniendo en alerta al resto de los países.
La avanzada brasileña
Como se dijo anteriormente, uno de los países más interesados en introducir cambios en la actual estrategia es Brasil y fueron sus representantes quienes presentaron un cronograma para iniciar el retiro gradual de la vacunación antiaftosaa partir de 2019.
La estrategia comenzaría en las fronteras con Perú y Bolivia, para luego extenderse hacia el noroeste, avanzar en el noreste y culminar dejando de vacunar en la región central y Río Grande del Sur en 2021.
Si bien las autoridades brasileñas sostienen que son argumentos técnicos y de bioseguridad los que impulsan esta decisión, no podemos pasar por alto la disputa de intereses que gira en torno a la misma, tal como la insistencia de productores locales de cerdos, quienes aspiran a incrementar (aún más) su negocio exportador hacia países que les exigen el status de libre de aftosa sin vacunación.
¿Qué ocurrirá con las millonarias inversiones que la industria farmacéutica se encuentra realizando para producir cada vez más vacunas internamente? ¿Serán destinadas a la exportación? Muchos interrogantes y por ahora, pocas respuestas.

El virus C y la postura nacional
Es clave mencionar que todas estas acciones se plantean en el marco de una tendencia que propone eliminar el virus C de las actuales vacunas que se emplean tanto en Argentina, como en Brasil, Bolivia y Paraguay. Si bien esta situación no modificaría el estatus sanitario de los países, la propuesta está sustentada en que se trata de un virus que “ha desaparecido” y que el mayor riesgo está en la posibilidad de que se registren “escapes” en las plantas de elaboración.
En ese sentido, Bolivia anunció que tomará la decisión de avanzar en las vacunaciones sin el virus C a partir de la próxima campaña de 2018.
Brasil tomará esta misma decisión a partir de 2019, acompañada de una reducción en la dosis de vacuna de 5 a 2 ml.,“sin pérdida de calidad antigénica”.
“Argentina está de acuerdo en retirar el tipo C si tuviéramos evidencia objetiva y suficiente de que el virus no está en la región y que el riesgo de reintroducción es insignificante”, le explicó a MOTIVAR el presidente del Senasa. Y avanzó: “Si bien todo pareciera indicar que esto es así, debemos hacer notar que los sistemas de vigilancia tradicionales han demostrado no ser lo suficientemente sensibles en poblaciones sistemáticamente vacunadas como para detectar la presencia”.
Dillon fue contundente en cuanto a la necesidad de entrenar al personal del Senasa en la vigilancia epidemiológica basada en riesgo y para ello pronto iniciarán actividades junto a los servicio técnicos de los países del MERCOSUR.

“Los sistemas de vigilancia tradicionales han demostrado no ser lo suficientemente sensibles en poblaciones sistemáticamente vacunadas como para detectar presencia del virus”.

El CVP con el liderazgo de Argentina, accedió a un programa por medio del cual el BID aportará US$ 1.5 millones para llevar adelante este tipo de capacitaciones y acciones de vigilancia epidemiológica
“Queremos tener la seguridad de que el virus realmente no está presente. No solo el C, sino también el A y el O”, completó.
Una segunda condición esgrimida por la representación argentina frente a la Cosalfa para implementar las citadas modificaciones fue que los Servicios de los países de la región manifiesten las condiciones necesarias para la detección temprana y respuesta rápida para hacer frente al desafío de dejar de vacunar.
En el caso de Paraguay, la representación institucional del SENACSA manifestó una postura similar a la de Argentina.

Banco de vacunas
Otro de los aspectos en los cuales los países deberán coincidir antes de quitar algún virus o suspender las vacunaciones es la conformación del Banvaco.
“Si bien recibimos una propuesta los días previos a la reunión, entendemos que existen diversas cuestiones en las cuales aún debemos avanzar, razón por la cual se decidió un cuarto intermedio de dos meses y la realización de un encuentro específico para que los países interesados debatan el tema”, le adelantó Dillon a MOTIVAR.
Y profundizó: “Es clave dejar bien establecido cómo se generará ese banco de vacunas y antígenos, dónde estará ubicado, quién y cómo se gerenciará y, fundamentalmente, cuáles serán las prioridades en materia de distribución llegado el caso que se produzcan brotes simultáneos en distintos países, por ejemplo”.
Este no es un dato menor, pensando en las inversiones que están realizando distintas empresas para la instalación de plantas de bioseguridad para elaborar vacuna, tanto en nuestro país, como en Brasil.
Más allá de esto, lo cierto es que en la región el único banco de vacunas y antígenos que existe es argentino e incluso está reconocido por Estados Unidos.
“Si bien es cierto que el banco puede estar conformado por más de una planta, es clave comprender que el mismo deberá tener capacidad de producir vacunas y antígenos rápidamente; y para ello será clave que se mantenga activo, por ejemplo elaborando vacuna con destino de exportación”, explicó Jorge Dillon.
Que quede claro, llegado el caso de avanzar hacia países “sin vacunación”, las empresas que hoy están invirtiendo en el rubro y que pretendan ser parte del Banvaco, deberán mantenerse activas produciendo y enviando producto a los más de 100 países en los cuales todavía hay circulación del virus de aftosa en el mundo.
“Argentina tiene experiencia no solo en el envío de vacunas a otros países afectados por la enfermedad, sino también cooperando en materia de vigilancia epidemiológica y planes de control y erradicación”, aseguró nuestro entrevistado. Y avanzó: “Esta situación nos permitirá posicionar al Senasa como referente sanitario a nivel global, estimulando la confianza de terceros países en los productos alimenticios que aquí producimos. Podemos exportar tecnología y conocimiento, tal como ya estamos haciendo en China, Vietnam y Corea del Sur. Hace un mes tuvimos una excelente oportunidad en Camboya en donde disertamos sobre nuestro programa de control y erradicación ante servicios oficiales de países asiáticos, generando mucho interés por nuestro trabajo”. De esta manera se podría estar ante la posibilidad de “vender nuestro conocimiento”, no solo del SVO, sino también de los productores, veterinarios privados, industria y el personal oficial provincial, y nacional (INTA y el propio Senasa).

Manejo de virus exóticos
Uno de los puntos en los cuales sí ya hay consenso entre los 13 países miembros de la Cosafa está ligado a que –con las condiciones de bioseguridad que cumplen actualmente buena parte de las empresas elaboradoras de vacuna antiaftosa en la región- se permitirá el ingreso de cepas exóticas para poder preparar vacunas destinadas a la exportación.
“Sin dudas que se llevarán adelante estrictos controles de bioseguridad, a cargo no solo de las autoridades del país en cuestión sino también de una comisión regional que auditará las correctas condiciones de los laboratorios habilitados para el manejo de estos virus”, aseguró Jorge Dillon.

Un frigorífico nacional logró en 2016 convertirse por segundo año consecutivo en el principal exportador de carne vacuna del país, superando a firmas de capitales brasileños. Se trata del frigorífico Gorina, de la familia Riusech, que logró repetir en el podio, según el análisis de datos oficiales que realizó el consultor Víctor Tonelli.

Gorina lideró vendiendo al exterior 25.429 toneladas peso producto (o más de 38.000 toneladas en el equivalente res con hueso) por un monto de 140,8 millones de dólares. De ese volumen, su principal destino, siempre en peso producto, fue China, con 9215 toneladas.
“No hay una fórmula. Tal vez haya sido una combinación de mucha perseverancia, respeto, austeridad y mucha pasión de toda nuestra gente por lo que hacemos, y lo otro es tiempo, porque son procesos”, dijo Carlos Riusech, propietario del frigorífico y vicepresidente del Consorcio de Exportadores de Carnes (ABC), sobre la performance de la empresa.
Riusech estuvo en el último SIAL-China, que se realizó en Shanghai, donde 24 empresas exportadoras asistieron en el marco de un stand que montó el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva). “Fue una muy buena feria. La mayoría de las empresas argentinas concretaron operaciones de venta”, señaló, sobre la suerte que tuvieron las firmas que, en carne congelada, hoy tienen en ese mercado su principal destino.
En el segundo puesto estuvo otro frigorífico nacional, Arre Beef. Exportó el año pasado 23.327,2 toneladas por US$ 131,5 millones. En su caso, su mayor destino también fue el mercado de China, con un volumen de 8847 toneladas.
Para Tonelli, uno de los méritos de las firmas nacionales que encabezaron el ranking de 2016 es que “supieron sortear las limitaciones de las políticas anteriores [por el gobierno de Cristina Kirchner] combinando la restringida exportación con una buena integración en el mercado interno”. Según el consultor, las empresas del sector se encuentran, además, en condiciones de recuperar el protagonismo internacional perdido.
Vale recordar que en 2005, antes de que el gobierno anterior interviniera el mercado de carnes, la Argentina exportaba en res con hueso más de 700.000 toneladas.
Recién en el tercer lugar de los exportadores de 2016 aparece una firma multinacional. Se trata de la brasileña JBS, que colocó en el exterior 21.411,8 toneladas peso producto. En valores, vendió por US$ 123,5 millones. JBS también tuvo en China su primer cliente, con 11.589,8 toneladas.
En el cuarto puesto se posicionó Friar, de la aceitera nacional Vicentín. Friar exportó 14.396,2 toneladas peso producto por 108,4 millones de dólares. Para esta empresa, Israel fue el primer comprador de su producto, con 5248,6 toneladas.
Como quinto exportador estuvo Marfrig, otro grupo brasileño, que colocó un total de 7558 toneladas peso producto por US$ 60,8 millones. Para Marfrig su primer destino del producto fue Israel, que adquirió 3503,8 toneladas.
En 2016 exportaron carne vacuna 40 establecimientos. Totalizaron 158.829 toneladas peso producto, que en equivalente res con hueso hacen 238.243 toneladas. Todo el negocio representó ingresos para el sector por US$ 1068 millones.
Más allá de las estadísticas de la actividad, para Tonelli las empresas afrontan hoy un escenario complejo en cuatro de sus principales variables que hacen al negocio. Esto es, el costo de la materia prima (la hacienda), la capacidad ociosa, el costo laboral y la energía. “Todo eso se fue para arriba mientras el dólar sigue siendo el mismo”, explicó a LA NACION.

Fuente: La Nación

El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires convoca, una vez más, a los profesionales de todo el país a las 10º edición se realizarán los días 25 y 26 de agosto de 2017, en el Sheraton Hotel de la ciudad de Mar del Plata, Argentina.

Las Jornadas Internacionales de Veterinaria Práctica son, desde hace más de 15 años, uno de los eventos más destacados de la profesión veterinaria a nivel nacional. Cada dos años, este encuentro reúne a los exponentes nacionales e internacionales más prestigiosos y propone un espacio de encuentro para la comunidad veterinaria, en el que se desarrolla una capacitación de excelencia y de intercambio de novedades relativas al sector. Durante dos días circulan alrededor de 900 personas de todo el país entre docentes, investigadores, estudiantes, profesionales veterinarios y de actividades relacionadas.

Siempre con el objetivo de brindar el mejor nivel de capacitación y actualización profesional, la propuesta temática se organiza en seis áreas de trabajo de desarrollo simultáneo: Pequeños Animales, Grandes Animales, Bromatología y Tecnología de los Alimentos, Equinos, Animales no Tradicionales y Aves.

En esta oportunidad, las Jornadas cuentan con más de 20 expositores nacionales e internacionales de renombre, entre los que se destacan Mark Papich (USA), Sheilah Ann Robertson (USA), Noemí del Castillo Magán (España), Ramiro Isaza (Colombia) y María Edith Barrandeguy (Argentina), entre otros.

Se trata de un evento en el que la articulación entre el rigor científico de las disertaciones teóricas con la aplicabilidad de los temas abordados en la práctica profesional diaria, y la importantísima exposición comercial, constituye un espacio convocante para los profesionales de organismos sanitarios, como docentes, investigadores y profesionales en general.

Los espacios donde se desarrollan las conferencias están distribuidos en distintos niveles con salones provistos con la mejor tecnología, asistencia permanente y equipamiento para traducción simultánea en conferencias que así lo requieran. Y, como todos los años, también tendrá lugar una amplia exposición comercial donde las principales empresas del rubro presentan sus novedades y desarrollos.

La FAUBA, el INTA y AACREA brindan información actualizada y gratuita sobre el estado del forraje en las principales regiones ganaderas del país. La herramienta es útil para productores, técnicos y funcionarios. Permitiría establecer sistemas de alarmas.

Un consorcio público-privado integrado por la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA), el INTA y AACREA comenzó a brindar un servicio online gratuito de información forrajera que releva 6 millones de hectáreas y cubre las principales regiones ganaderas del país. Cuenta con datos actuales sobre del estado de las recursos forrajeros, principal fuente de alimento de los rodeos ganaderos del país, y los comparas con la situación promedio de las últimas dos décadas.

El informe forrajero más reciente, correspondiente al otoño de 2017, se encuentra disponible en la página produccionforrajes.org.ar, con una muestra representativa de toda la Mesopotamia, parte del Chaco y Patagonia, y prácticamente todas las áreas ganaderas de la Región Pampeana. La información está presentada de una manera sencilla con gráficos, tablas y comentarios.

La iniciativa es financiada por el Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (IPCVA), el Ministerio de Agroindustria (MINAGRO), el CONICET y la Agencia Nación de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT). Está dirigida a funcionarios públicos así como a otros decisores de la cadena de la carne, como asesores y ganaderos que operan a escala nacional, regional, provincial o departamental, y que requieren disponer de información confiable sobre el estado del forraje para tomar decisiones sobre una base más objetiva.

“Esa información podría ser útil para detectar problemas de escasez o exceso de forraje y, por lo tanto, anticipar posibles soluciones: desde estrategias de manejo hasta medidas paliativas de ayuda”, explicó Martín Oesterheld, codirector del Laboratorio de Análisis Regional y Teledetección (LART), de la FAUBA y el CONICET, al sitio de divulgación científica Sobre la Tierra. Y añadió que el proyecto se enmarca en el Observatorio Nacional de Producción Forrajera.

Al respecto, Mariano Oyarzabal, quien también es investigador del LART, se explayó: “Un político podría no sólo identificar regiones, provincias o departamentos en problemas, sino también tener una medida cuantificada del exceso o déficit de forraje. Por su parte, un asesor podría poner en contexto histórico la situación actual de la producción de materia seca de la zona en la que trabaja, por ejemplo”.

“Aspiramos a generar tres informes por año, en momentos clave: Al inicio y al final de la estación de crecimiento, y dentro de la estación de crecimiento, en el momento de máxima producción de materia seca”, informó.
Información detallada

“Tenemos información más detallada en las regiones Pampeana, Patagónica y Chaco. En estos casos llegamos a estimar la producción de materia seca en kg/ha a escala de potrero para los recursos forrajeros más importantes. En cambio, en la Región Mesopotámica calculamos un estimador sin llegar a cuantificar directamente la producción de materia seca, aunque a los fines comparativos entre lo actual y el promedio histórico es lo mismo”, informó Lisandro Blanco, investigador del INTA Chamical.

El informe forrajero es resultado de cinco años de trabajo entre la FAUBA, el INTA y AACREA. En este tiempo también realizaron un mapeo de las unidades de vegetación en diferentes áreas ganaderas del país y estimaron la oferta forrajera de cada unidad de vegetación. Hoy, esa sinergia les permitió generar este nuevo avance, el informe forrajero.

Desde el INTA Concepción del Uruguay, Martín Durante sostuvo: “Trabajamos de modo interinstitucional, aprovechando las fortalezas de cada institución participante. Así logramos aumentar la cobertura geográfica, disminuir el tiempo de procesamiento y divulgar los resultados entre más interesados con un formato más acorde”.

Una de los aspectos que se destacan del trabajo en el consorcio es el detalle de la información forrajera del país por tipo de pastura cultivada (agropiro, gatton panic o polifítica, entre otros) o tipo de pastizal (estepa o mallín). “Como con los satélites no podemos detectar de qué tipo de recurso forrajero se trata, esa información es provista principalmente por productores, el relevamientos del MINAGRO y mapas de uso del suelo”, informó Mercedes Vassallo, de AACREA.

Fuente: Por Juan Manuel Repetto para SLT

La planta conocida como Yangling Jinhai Biotechnology Co, recibió recientemente las certificaciones de “Buenas Prácticas de Manufactura” del Ministerio de Agricultura de China, y obtuvo las licencias necesarias para comenzar a producir y comercializar la vacuna antiaftosa destinada a cerdos y bovinos. Esto convierte a Biogénesis Bagó en el primer laboratorio extranjero en producir en China.
China posee la mitad de la población mundial de cerdos (700 millones) y el doble del stock bovino de Argentina (110 millones), con una demanda creciente del mercado interno y sin poder aún resolver ciertas enfermedades, como la fiebre aftosa, que limitan la producción de carne y leche.
Como socio, Biogénesis Bagó aportó la tecnología y el conocimiento que desarrolló a lo largo de su historia en el marco de un proyecto industrial que cumple con los más altos estándares internacionales de calidad. Además, servirá para que China pueda producir vacunas según sus respectivas cepas circulantes, algo que solo era posible con una planta en ese país.
Este paso fundamental en el desarrollo tecnológico y empresarial de Biogénesis Bagó no hubiese sido posible sin el acompañamiento de ambos gobiernos; que se logró a través de la firma de acuerdos específicos de cooperación.

Entre las más modernas del mundo

La planta de Jinhai se encuentra en la ciudad de Yangling, Provincia de Shaanxi, en el centro del país asiático, a 70 km de la ciudad de Xian, primera capital imperial China. Es uno de los desarrollos industriales más modernos del mundo y cuenta con la última tecnología en producción de cultivos celulares, purificación de antígenos y formulación de vacunas. Surgió como resultado de un joint venture entre Biogénesis Bagó y el laboratorio chino Hile Biotecnology Co, una empresa privada que elabora vacunas de alta tecnología para aves y cerdos.
La nueva planta de Biogénesis Bagó implicó una inversión aproximada de US$ 60 millones y tendrá una capacidad productiva de 400 millones de dosis por año. Como parte del proceso de transferencia tecnológica, la compañía entrenó durante los últimos cuatro años a gran parte del personal que hoy está operando la planta.
“Es un enorme logro para el país poder exportar biotecnología y conocimiento al mayor mercado mundial de vacuna antiaftosa. Además, el acuerdo es un ejemplo de lo que la cooperación entre empresas desarrolladoras de tecnología e innovación pueden lograr juntas para contribuir a una mejor alimentación”, explicó Hugo Sigman, accionista de Biogénesis Bagó y CEO del Grupo Insud.

El presidente de la Nación Mauricio Macri en el cierre del Foro de Negocios e Inversiones Argentina – China 2017 celebrado en Beijing destacó que “el país tiene mucho para aportarle a China en cuanto a seguridad alimentaria y desarrollos de tecnología”, manifestando en tal sentido que “Argentina se propone duplicar la producción de alimentos en los próximos 5 a 8 años”.

Por su parte, el Ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile fue recibido por su par chino Han Changfu, contexto en el cual repasaron los hitos de los últimos años de cooperación bilateral en áreas como la biotecnología donde destacaron la asociación entre ambos laboratorios y el comienzo de la producción de vacuna antiaftosa en Jinhai.

Con este logro, Biogénesis Bagó continúa afianzando su expansión internacional. Recientemente abrió su oficina comercial en Shanghai y está exportando vacunas a Corea, Taiwán y Vietnam, de este modo lleva al país a la frontera de conocimiento y tecnología en esta materia, un orgullo que comparte con las instituciones y organismos de salud animal de la Argentina.

Durante los dos primeros meses del año la importante ocupación de los corrales que dejó el 2016 comenzó a descender hasta llegar al 61% a principios de abril.

El IRF (Índice de Reposición Feedlot), muestra una reposición de los corrales durante los dos primeros meses del año donde no se llegó a reponer un animal por cada animal que salió de los corrales. Mientras que el último relevamiento ya marca una reposición más fuerte llegando a 1,4 animales ingresados, por cada animal remitido a faena.

En mayo la ocupación alcanzó el 66%, mismo valor que a inicios de este 2017. Estos valores continúan varios puntos por encima del promedio de los últimos tres años.

Este año se espera que se vuelquen al sistema alrededor de 400.000 terneros más que el año pasado, de excelente calidad y muy bien criados. Exceptuando aquellas zonas que sufrieron condiciones de clima extremo, los campos mostraron buena producción de forraje lo que creó una excelente condición para que estos terneros se incorporen en buen estado o algo más recriados que otros años.

Además de esto, nuestro principal insumo, el maíz, y los campos agrícolas no escapan a lo sucedido con los campos de cría. Las pérdidas por inundaciones parecen ser suplidas y superadas por los excelentes rindes en zonas no afectadas. De esta manera estamos frente a una cosecha record de maíz según las estimaciones y habrá que ver cómo se acomoda el precio cuando comience la trilla de los maíces de segunda.

Una gran parte de las expectativas están puestas en la evolución de las exportaciones. No es menor la señal del incremento del 32% de las exportaciones durante el primer trimestre del año respecto al mismo período del año anterior. Es necesario que este crecimiento sea paulatino, constante y sustentable para dejar de depender tan fuertemente del mercado doméstico y lograr de esta manera que los precios no tengan los importantes cambios y variaciones a los que estamos acostumbrados. Particularmente con la mayor cantidad de animales que ingresarán al sistema es necesario abastecer cada vez más destinos.

El crecimiento de la cuota 481 en animales remitidos a faena y en la participación Argentina en la cuota entre los períodos 2015/2016 y 2016/2017, no hace más que confirmarnosla importancia que los importadores europeos otorgan a la carne de feedlot de alta calidad que producimos en el país. Tenemos un producto altamente valorado y conocido. Debemos buscar entonces otros nichos de carnes Premium que con este producto podríamos abastecer.

Hacia fines de marzo pudimos participar de la Mesa de Carnes convocada por el Ministerio de Agroindustria, no fue un reunión más. Dentro del marco de una Agenda Ganadera 2025, está el compromiso de continuar trabajando en conjunto con las distintas instituciones para intentar lograr, no solo este crecimiento sustentable de la exportación, sino trabajar en los distintos aspectos de la cadena (financieros, productivos, ambientales, sanitarios, regulatorios, etc.) que pueden dar el marco para el crecimiento de todos los eslabones de la misma de forma gradual, consensuada y sostenible.

Hay mucho por trabajar desde lo productivo para continuar aportando el producto de alta calidad que hoy presentamos a los mercados. Pero también hay muchas cuestiones a corregir desde lo público, para que el empuje que el sector privado muestra hacia el agregado de valor no termine ahogado por los costos de impuestos, tasas y reglamentaciones. Entendemos que la situación actual del país requiere el esfuerzo de todos. Es necesaria una revisión y acción sobre las políticas tributarias para no continuar soportando una carga excesiva y asimétrica en la producción ganadera.Ha quedado demostrado en la producción agrícola, que una baja en la carga impositiva (menores retenciones), genera rápidamente una mayor producción y recaudación. Es el momento de que las autoridades se animen también, a dar un salto productivo en la ganadería.

Fuente: Cámara Argentina de Feedlot

Con la Resolución N° 257/2017 el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) simplifica y agiliza el sistema de identificación del ganado bovino, bubalino y cérvido.

La normativa –firmada por el presidente del Senasa, Jorge Dillon, y publicada hoy en el Boletín Oficial– modifica la Resolución N° 754/2006, y entrará en vigencia a partir del 1 de julio. El principal cambio es la utilización -en los establecimientos situados en la zona libre de fiebre aftosa con vacunación- de una única caravana amarilla del tipo botón-botón obligatoria en la oreja derecha de cada animal, aplicada de modo tal que la numeración quede visible en la cara externa del pabellón auricular de la oreja derecha.
“Con estos cambios se agilizaron y simplificaron los procedimientos de identificación gracias al continuo desarrollo del Sistema Integrado de Gestión Sanitaria de Sanidad Animal (SIGSA) y su complementación con el seguimiento de las caravanas que se aplican a los animales”, subrayó el director de Control de Gestión y Programas Especiales del Senasa, Marcelo Ballerio.
Otra modificación importante establece la aplicación de la caravana mencionada al primer movimiento de salida del predio. El titular del ganado debe completar con la fecha de aplicación la planilla de identificación, que es una declaración jurada, que deberá quedar archivada en su establecimiento.
En estos animales, si antes del primer movimiento se produjo un cambio de titularidad o tuvieron que realizar tareas sanitarias o tratamientos con medicamentos será necesario en ese momento colocarles la caravana para tener una correcta individualización.
Ante la pérdida o la imposibilidad de leer la caravana amarilla ya no será necesario reidentificarlos con una de color celeste, el productor deberá colocar una nueva caravana del tipo “botón-botón” correspondiente a la unidad productiva donde se localice el animal.
Para los establecimientos inscriptos como proveedores de ganado para faena de exportación con destino la Unión Europea (UE), Resolución N° 53/2017, la identificación deberá ser realizada al destete o al primer movimiento, lo que primero ocurra.

Animales de zona libre de fiebre aftosa sin vacunación
En el caso de los animales ubicados en establecimientos en la zona libre de fiebre aftosa sin vacunación será obligatoria la doble caravana, una del tipo botón-botón en la oreja derecha y otra del tipo tarjeta en la oreja izquierda, de color verde, y con su número individual.
En esta región la identificación debe realizarse al destete o al primer movimiento, lo que ocurra primero. Asimismo, el productor tiene que completar la planilla de identificación de bovinos que acompaña a las caravanas adquiridas y presentarla en la oficina del Senasa para hacer efectiva la declaración de su colocación.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería provincial y el Senasa formalizaron su compromiso de trabajar en actividades relacionadas con la sanidad animal y vegetal, y la calidad agroalimentaria.

El consumo de productos caseros o artesanales es uno de los grandes deleites para el paladar promedio argentino. Sin embargo, los consumidores de productos porcinos y derivados deben tener en cuenta ciertas precauciones para prevenir el contagio de la triquinosis.
La triquinosis es una enfermedad parasitaria que fue diagnosticada por primera vez en el país en 1898. Las personas se enferman al consumir carne insuficientemente cocida o productos elaborados con carne de cerdo o de animales silvestres, principalmente jabalíes y pumas, que contienen en sus músculos larvas de parásitos del género Trichinella spp.
La faena doméstica y la carneada de cerdos en el campo –hábitos difundidos en la población rural y periurbana– promueven la distribución y comercialización de productos porcinos elaborados de forma casera o artesanal. Como en este proceso se utilizan carnes sin cocción, los chacinados, embutidos y salazones resultantes pueden contener larvas de los parásitos que producen la enfermedad.
Una vez que ingresan al organismo de las personas, las larvas de Trichinella spp. se alojan en los músculos, provocando dolores y dificultades motrices, e incluso pueden ocasionar la muerte.
En consecuencia, quienes produzcan y elaboren estos productos deben verificar que la carne sea apta para el consumo humano. Para ello, tienen que remitir una muestra de carne de cada animal con el objetivo de que sea analizada en un laboratorio de la zona mediante la prueba de digestión artificial.
Por tal motivo, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recomienda a los consumidores que no adquieran productos porcinos que carezcan de una etiqueta que certifique su origen, ya que no es posible saber si han sido sometidos a la prueba diagnóstica.
En el mismo sentido es importante que solo compren chacinados en establecimientos habilitados y no en lugares informales, en los que no se puede demostrar la inocuidad y la trazabilidad del producto adquirido.
La prevención también debe trasladarse hasta los hogares: es importante cocinar correctamente la carne hasta que su interior pierda el color rosado, a fin de evitar la transmisión de la enfermedad.
Tomar conciencia sobre la importancia de prevenir la triquinosis permite modificar ciertas prácticas culturales en el consumo de alimentos, promover una alimentación responsable, evitar riesgos y consumir alimentos seguros.

Los plaguicidas organofosforados son un tipo de fármacos utilizados para el tratamiento de los ectoparásitos, tales como moscas, garrapatas, ácaros y piojos.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recomienda a los productores el cumplimiento de las buenas prácticas en el uso de la medicación veterinaria con el objeto de minimizar el riesgo de contaminación de los alimentos destinados al consumo humano.
Los plaguicidas organofosforados son fármacos utilizados para el tratamiento de los ectoparásitos (moscas, garrapatas, ácaros, piojos). Se presentan en diferentes formas, según el principio activo y la indicación de uso (baños de Inmersión, pour-on, aspersión, caravanas, etc.).
El éxito y la seguridad del uso de estos productos dependen de un seguimiento cuidadoso de las indicaciones del fabricante, y del asesoramiento y la supervisión del profesional veterinario.
Por tal motivo, el Senasa recuerda que el productor es el primer eslabón en la cadena alimentaria y tiene un rol importante en el cuidado de la salud pública.
Al respecto, la coordinadora de Vigilancia y Alerta de Residuos y Contaminantes del Senasa, Marité Carullo, expresó que “es muy importante que los tratamientos con medicamentos veterinarios que realiza el productor sobre sus animales sean administrados cumpliendo ciertos requisitos, para que los residuos de estos medicamentos no se encuentren presentes en el alimento en concentraciones que superen los valores permitidos por la legislación vigente”.
Es por ello que el productor debe tener en cuenta que los tratamientos con medicamentos veterinarios que aplique sobre sus animales tienen que estar recetados por un profesional veterinario, y debe leer y seguir cuidadosamente las indicaciones del fabricante.
“Hay que respetar obligatoriamente el período de carencia, que es el tiempo que debe transcurrir entre la última aplicación del medicamento y el envío del animal tratado a faena o del producto o subproducto a consumo (leche). Este período de carencia es el aprobado por el Senasa para esa formulación”, recordó la profesional del organismo.
Asimismo, el medicamento debe ser aplicado sólo en la especie para la cual fue autorizado (ejemplo, un antiparasitario aprobado sólo para bovinos se usa solamente en esa especie y no en otra).
No respetar las buenas prácticas de uso de la medicación veterinaria puede ocasionar daños a la salud de nuestros consumidores y graves perjuicios económicos a nuestro país por la pérdida de mercados.

La compañía Proetto, con 40 años en el mercado de los snacks para mascotas, busca impulsar su marca.

Proetto, una empresa productora de snacks para mascotas con más de 40 años de experiencia, lanzó su nuevo sitio web institucional, Dr. Zoo en el cual los consumidores y las mascotas podrán encontrar todos los productos de la marca y enterarse de las múltiples novedades relacionadas al mundo de los animales de compañía.
La implementación de este nuevo sitio web www.drzoo.com.ar tiene como objetivo principal brindar a sus visitantes una experiencia de uso fluida y amena, ya que se incorporaron las últimas tecnologías en materia de diseño y programación de sitios web, y a su vez, promueve el impulso, la difusión y la puesta en valor de los atributos más destacados de la marca.

Cada vez más empresas se comprometen a usarlos en Argentina. Los productores se niegan al cambio por su elevado costo.

Las gallinas están de fiesta. Cada vez más empresas se comprometen a abastecerse de “huevos libres de jaula”. El tema genera polémica en el sector: los defensores de animales los promueven, los expertos en nutrición los miran con desconcierto y la cámara de productores los rechazan. Para los consumidores, habrá aumentos. Será el precio a pagar por liberar a las aves del hacinamiento.

El bienestar animal es la bandera que promueve el cambio. En el sistema actual se usan las “jaulas en batería”, que son pequeñas y están apiladas. Cada una contiene de 5 a 10 gallinas y cada animal tiene un espacio menor al de una hoja de papel tamaño carta. No pueden estirar completamente sus alas, ni realizar comportamientos naturales como anidar y picotear el suelo. Ni siquiera caminar. Este sistema está prohibido en Australia, Nueva Zelanda, algunas partes de Europa y de Estados Unidos. Pero en Argentina no existen leyes que lo regulen. (Más información: informe huevos Motivar)

La organización Humane Society International (HSI) –que llegó a la Argentina para impulsar esta política– asegura que varias compañías internacionales se comprometieron al cambio, lo que incluye sus operaciones en Argentina. En su lista figuran Unilever, Arcos Dorados (McDonald’s), Alsea (Starbucks), Grupo Bimbo, Servicios Compass, Nestlé, Intercontinental Hotels Group y General Mills, entre otras.

Para que se concrete la transición, habrá que esperar un tiempo. “Una pequeña o mediana empresa puede hacer la transición en tres años, pero a una más grande le puede tomar 5 u 8 porque debe ajustar sus procesos y trabajar con sus proveedores”, dice a Clarín Ignacia Uribe, gerente de programas y políticas corporativas de HSI.

Ahora sí, la pregunta del millón: ¿dónde van a poner a las gallinas? En las llamadas “jaulas enriquecidas” que permiten “producir a piso”. Son lugares cerrados y controlados, donde los animales gozan de mayor espacio. Incluyen elementos que enriquecen su ambiente, como arena, nidos, comederos y bebederos.

“Es beneficioso desde el punto de vista del comportamiento animal”, señala Zulma Canet, especialista del INTA Pergamino y coordinadora del área Granja-Aves del programa nacional ProHuerta. “No es lo mismo que haya cinco aves por jaula, donde hay 300 cm2 por animal, a tener 500 o 600 cm2 por animal, o sea el doble. Pueden expresarse y hacer todo lo innato que tienen. Porque si ponés un ave en el piso automáticamente empieza a revolcarse. Y te preguntás por qué lo hace, si desde que nació está en una jaula. Lo tiene incorporado”, relata.

Además, los promotores del cambio sostienen que habrá un beneficio humano. “Las mejoras en el bienestar de los animales pueden mejorar la inocuidad de los alimentos”, señala un reporte de la HSI. Menciona a 15 estudios publicados en los últimos cinco años que –al comparar un método de producción con el otro– habrían encontrado que las gallinas encerradas tienen tasas mayores de contaminación con salmonella.

Clarín consultó a referentes nacionales en nutrición –incluida una experta en el estudio de las propiedades del huevo– y todos aseguraron desconocer el tema y los supuestos beneficios para la salud humana. Por su parte, Silvina Tasat, vocal de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN), subrayó que “el tema de la salmonella siempre está presente. Sea el huevo de la procedencia que sea, se recomienda que esté bien cocido. El huevo frito o con poca cocción no se admite desde la seguridad”.

El mayor rechazo viene por parte de los productores. Son unos 1.000 en Argentina: 850 familias y 150 grandes empresas. Más del 98% de los huevos los hacen con jaula. Para adecuarse al nuevo método, tendrían que construir galpones, comederos y cintas. Según Javier Prida, ‎presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA), deberán invertir un total de 3.000 millones de dólares. “Esta norma expulsa gente. Sacaría al 70% de los productores del país, cerrarían las puertas”, pronostica.

“Todo eso, sin saber si nuestros consumidores los van aceptar, porque las nuevas modas de producción encarecen. La gente pagaría un 50% más por ese huevo”, continúa Prida. “Esto es una locura. No nos vamos a adecuar a un sistema que no es bueno para la salud pública, no es bueno para los productores, y es mentira que sea bueno para los animales”, sostiene.

Mucho más moderada es la postura de Zulma Canet: “Yo apuesto a este cambio, es una oportunidad. Pero me parece que no todos los criadores pueden acceder porque el costo es mayor. Si el consumidor está dispuesto a pagarlo, es viable”. Mientras los humanos debatimos los pros y contras, las gallinas van estirando las patas y abriendo bien los ojos. Se viene su salida al mundo.

Las empresas que apuestan al cambio

El uso de huevos libres de jaula es promovido por compañías globales con presencia en Argentina. Clarín se contactó con varias de ellas y comprobó que, a nivel local, ya están hablando del tema pero todavía no saben cómo, ni cuándo, harán la transición.

Desde Unilever dijeron que apoyan “el desarrollo de prácticas de bienestar animal” y que son “una de las primeras compañías globales en trabajar con proveedores de huevos libres de jaulas”. En Europa sus marcas los usan desde 2009. “En otros mercados estamos haciendo progresos significativos para avanzar en torno a este objetivo”, señalaron. Respecto a sus operaciones en Argentina, reconocieron que “todavía no hay novedades de implementación”.

La empresa de alimentación institucional Servicios Compass de Argentina confirmó que “ya está analizando la incorporación del producto para sus comedores”. En el rubro hotelero, el InterContinental Hotels Group promete establecerlo a fines del 2020 en Estados Unidos, Canadá y Europa. A nivel global, el compromiso es para el 2025 “y efectivamente eso incluiría Argentina”, precisaron, aunque aún no tienen detalles sobre cómo será la transición. Más curiosa fue la respuesta de Burger King: “no tiene un mensaje validado sobre el tema porque en Argentina no utiliza huevos”.

Fuente: Vanesa López para Clarín 

El Distrito 11 del CVPBA y UNNOBA Sede Pergamino invitan a participar de la Jornada de Actualización Profesional que se realizará el viernes 12 de mayo en las instalaciones de la universidad. Con el auspicio de Byscayart y Llamas, Laboratorio y Servicios.

Jornada de Actualización CVPBALa actividad se realizará desde las 15.00 hasta las 18.00hs. y contará con la disertación del Dr. Enrique Félix Costa.

Fuente: Colegio de Médicos Veterinarios de la provincia de Buenos Aires.

Incluye a 34 tambos-queserías distribuidos en las localidades entrerrianas de Don Cristóbal Segundo y Lucas González, del departamento Nogoyá, y Altamirano, del departamento Rosario del Tala.

Los sistemas productivos denominados tambos-queserías distinguen a la cuenca lechera entrerriana de otras cuencas argentinas por poseer la característica de integrar la obtención de la materia prima y su posterior procesamiento. A su vez, se diferencian por su reducido tamaño y los bajos niveles de productividad. En consecuencia, su infraestructura tiene estricta relación con la baja escala de producción y con dificultades a la hora de formar capital (equipos y maquinarias).

Para evaluar avances del plan piloto de ordenamiento para los tambos – queserías familiares se reunieron representantes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), con diferentes organismos en la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación de Entre Ríos, ubicada en la ciudad de Paraná. En el encuentro se acordó comenzar a delinear un programa de trabajo integral, con acciones dirigidas al rodeo lechero, a las instalaciones de los tambos y las queserías de los establecimientos enmarcados en lo que se conoce como tambos-quesería en la provincia de Entre Ríos.

El plan, ajustado a lo establecido en el marco normativo nacional definido por el Senasa, se encuentra finalizando la segunda etapa de las actividades sanitarias realizadas sobre los rodeos incluidos, quedando por delante la tercer y última etapa, que permitirá a los establecimientos alcanzar la condición de rodeos libres de tuberculosis y brucelosis de sus animales.

La Mesa Interinstitucional está conformada por representantes del Senasa, de la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación, del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, de las direcciones generales de Ganadería y de Agricultura de Entre Ríos, del Instituto de Control de la Alimentación y Bromatología (ICAB) y del Colegio de Médicos Veterinarios de la Provincia, entre otros organismos.

Participaron de la reunión en representación del Centro Regional Entre Ríos del Senasa, Enrique Martí y Edgardo Churruarín, el titular de la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación –delegación Entre Ríos-, Cristian Schreiner, el director del Instituto de Control de la Alimentación y Bromatología (ICAB), Pablo Basso, los directores general de Agricultura, Lucio Amavet y de Ganadería, Juan Manuel Florean, ambos del Ministerio de la Producción de Entre Ríos.