La Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove) incorporó a Labyes, un laboratorio con más de 30 años de trayectoria en medicina veterinaria para pequeños animales.

El laboratorio está dedicado al desarrollo de medicamentos que se destacan por sus fórmulas y procesos de elaboración certificados. Poseen una completa línea de productos que continúa ampliándose sobre la base del cuidado del medio ambiente, con la más alta calidad y tecnología de punta.

Con esta incorporación, Caprove suma en la actualidad un total de 29 socios que comprenden plantas elaboradoras (biológicos y farmacéuticos) e incluyen más de 2.000 especialidades (productos), que generan alrededor de 2000 empleos directos, los que incluyen más de 600 profesionales.

Se acerca rápidamente la segunda edición de Expo Veterinarias y ya promete ser un verdadero éxito. El 1 y 2 de julio, de 12 a 19 hs., en el Centro Costa Salguero de la Ciudad de Buenos Aires, se llevará a cabo el evento exclusivo para el retail veterinario de todo el país.

Se trata del único evento comercial del sector dirigido a:

  • Los médicos Veterinarios dueños o que se desempeñan en Veterinarias, Clínicas Veterinarias y Farmacias Veterinarias de todo el país
  • Gerentes, Decisores y otros responsables de compra de las Veterinarias
  • Distribuidores, importadores, mayoristas, forrajeras, criaderos, etc.
  • Demás personas relacionadas con este mercado o retail.

En diálogo con los organizadores, nos comentan que “este año el evento sorprenderá en gran manera a todo el mundo, ya que los cuatro rubros principales de este mercado estarán muy bien representados”, refiriéndose a la parte de fármacos, alimentación, equipamiento y accesorios que las más de 70 empresas expositoras exhibirán durante la exposición. Es decir, el visitante tendrá la oportunidad de encontrar en cada stand muchas soluciones y oportunidades para su negocio.

Como toda exposición comercial, cerrada al público en general, podrán acceder únicamente las personas relacionadas con la actividad, mayores de 16 años, con una credencial personalizada que se gestiona de forma anticipada en la web del evento, completando el cupón de acreditación: www.expovet.com.ar. De esta manera, el visitante puede agilizar el acceso. De todas maneras, se pueden acreditar en el momento de una forma muy sencilla.

Para todas las personas que vengan del interior venir será muy fácil. Según nos comenta Jaime Jalife, organizador del evento, “este año decidimos poner a disposición del visitante muchas facilidades para venir al evento, entre ellas, un convenio con Aerolíneas Argentinas que permite acceder a descuentos en vuelos, tarifas especiales en diferentes hoteles y transporte gratuito cada una hora desde dos lugares muy estrátegicos de la ciudad hasta la puerta del predio. Y ya se están notando las repercusiones de todos estos esfuerzos, “puesto que se ha acreditado gente de todas partes del país. Será un evento bien federal”, agrega Jalife.

Pero eso no es todo. En el marco de Expo Veterinarias, el día sábado 1 de julio funcionará el 2° Congreso Argentino de Capacitación para Veterinarias , que abordará temas importantes para la Profesión y el Negocio, con oradores como el Dr. Romero y el Dr. Dughetti, entre otros. El temario se puede consultar en http://www.expovet.com.ar/temario.html

A su vez, el domingo 2 de julio tendrá lugar el Ciclo de Conferencias gratuitas a cargo de los expositores. Detallamos aquí algunas de ellas:

  • Formulación y componentes es cosmética capilar y mecanismos fisicoquímicos en la eliminación del olor del manto piloso.
  • La identificación de mascotas con microchips como herramienta de gestión, control y trazabilidad.
  • Laboratorios Osspret: trayectoria y nuevas propuestas. Por qué seguir eligiéndonos
  • Nutrición animal: ¿salud o marketing?
  • Avances en la odontología neurofocal y ozonoterapia en veterinaria
  • Beneficios de Curabichera en pasta para la miasis
  • Acuarismo – Tetra: Una Nutrición Efectiva e Innovadora como base de la Salud de los Peces

Para mayor información: info@expovet.com.ar / 011-4547-1310

Se realiza en Junín el próximo 1 y 2 de junio. Expondrán el presidente del Senasa, Jorge Dillon, el director nacional de Sanidad Animal, Ricardo Maresca y el director de Asuntos Jurídicos, Alfredo Etcheverry.

El presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Jorge Dillon, disertará en la apertura del 6° Congreso Nacional de Entes y Fundaciones de Lucha Sanitaria Animal sobre Mirada sanitaria nacional del Senasa y la salud pública.
Dillon estará acompañado por el director nacional de Sanidad Animal, Ricardo Maresca, quien expondrá sobre los planes nacionales de garrapatas, brucelosis bovina y tuberculosis bovina. También explicará aspectos de la nueva normativa sobre identificación del ganado; en tanto que el director de Asuntos Jurídicos, Alfredo Etcheverry, explicará la nueva ley del Senasa y el rol de los entes sanitarios.
Tendencia y futuro de la validación de los estatus sanitarios a nivel mundial será la temática que abordará el representante de la OIE, Luis Barcos, y habrá una charla sobre el Impacto de la producción ganadera en el cambio climático, a cargo de la coordinadora de Políticas para el Desarrollo Sustentable, del Ministerio de Agroindustria de la Nación, María Beatriz Giraudo.
El congreso convocado por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y organizado por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) se realizará en la ciudad de Junín, el 1 y 2 de junio próximo, bajo el lema Productores comprometidos con la sanidad y el medio ambiente, en el Salón de la Democracia de la Universidad Nacional del Noroeste de Buenos Aires (UNNOBA).
El objetivo del Congreso es validar el accionar de las fundaciones contra la fiebre aftosa y en resguardo de la sanidad animal. Como novedad, este año se explicará que este modelo proactivo en el que el productor trabaja en la lucha sanitaria animal se utilizará también para la protección vegetal, dando como ejemplo cómo se combate contra la langosta en Santiago del Estero.
Además, el encuentro contará con la presencia de referentes sanitarios de países del Mercosur, quienes detallarán cómo trabajan y cuáles son los desafíos a futuro.

Más información: http://www.carbap.org/congreso/

A cargo de los Dres. Oscar Anziani y Guillermo Suárez Archilla, se presentó la primera parte de una guía para el control de parásitos externos en bovinos de leche del área central de la Argentina.

Gráfico 1. Número de terneros afectados por miasis durante los primeros 12 días de vida. Evaluaciones efectuadas antes (diciembre 2014-febrero 2015) y después de la aplicación de doramectina (1ml/animal; subcutánea) dentro de las 24-48 horas de nacidos (febrero 2014- abril 2015 y diciembre 2015-abril 2016).

Gráfico 1. Número de terneros afectados por miasis durante los primeros 12 días de vida. Evaluaciones efectuadas antes (diciembre 2014-febrero 2015) y después de la aplicación de doramectina (1ml/animal; subcutánea) dentro de las 24-48 horas de nacidos (febrero 2014- abril 2015 y diciembre 2015-abril 2016).

Difundida por el INTA Rafaela, la guía para el control de parásitos externos en bovinos de leche del área central de la Argentina intenta servir de referencia a veterinarios y otros profesionales asesores.
En su versión completa (puede solicitarse vía redaccion@motivar.com.ar) se incluyen los ciclos de vida, aspectos biológicos generales, diagnóstico e identificación y se enfatiza en los aspectos relativos al control de los ectoparásitos bovinos de la región centro.
La información de cada parásito se presenta en forma de fichas, que se irán incorporando periódicamente, iniciando por los dípteros productores de miasis (Cochliomyia hominivorax).

Mosca de las bicheras: impacto
Las infestaciones múltiples pueden llegar a ocasionar mutilaciones severas e incluso la muerte de animales masivamente parasitados como resultado de infecciones secundarias y fenómenos de auto-toxicidad. Asimismo y a pesar del tratamiento específico temprano que evita la mortalidad, las miasis pueden tener un impacto negativo productivo directo.
Un estudio desarrollado en INTA Leales (Tucumán) en bovinos de carne indicó que, en terneros, las miasis predestete (como las producidas por la aplicación de caravanas) afectaron significativamente la tasa de crecimiento y la ganancia de peso al destete (Holgado & Cruz, 2004).
En la cuenca lechera del área central argentina, los partos que se presentan entre noviembre y mayo crean condiciones susceptibles para la oviposición de C. hominivorax en la vulva traumatizada de las madres, así como en los ombligos de los terneros.
Estudios de INTA Rafaela indican que en ausencia de tratamientos insecticidas profilácticos, hasta el 50% de los terneros nacidos en estos meses pueden desarrollar miasis umbilicales y un número importante de éstos terminan desarrollando onfaloflebitis y artritis sépticas (Anziani, 2000).

El control
En los sistemas de producción de leche, la prevención de las miasis y/o su tratamiento se ve facilitado por el manejo frecuente de los animales, lo cual permite una inspección constante y rápida intervención. Sin embargo, en las vacas en lactancia, la temática de los residuos adquiere cuidados especiales que deben considerarse al utilizar insecticidas.
En este contexto, los insecticidas sistémicos como las avermectinas, de manifiesta practicidad y extendido poder residual, que son de uso común en rodeos de cría, resultan totalmente incompatibles en las categorías de vacas lecheras en lactancia o incluso en hembras con preñez avanzada.
El uso de estas drogas en producción lechera está restringido a la profilaxis de las heridas susceptibles en los terneros o en vacas secas que no superen el último tercio de gestación. En estos bovinos, si bien la ivermectina y abamectina muestran eficacia, la doramectina ha demostrado ser la droga con mayor actividad y persistencia en experiencias llevadas a cabo con infestaciones inducidas y con desafíos experimentales homogéneos.
La administración profiláctica de esta droga a los terneros recién nacidos, es una práctica común en la cría bovina, pero de relativa adopción en los tambos a pesar de la eficacia, seguridad y practicidad también para estos sistemas productivos.
En un estudio reciente en INTA Rafaela, se observó que 19 de 97 terneros nacidos entre diciembre 2014 y febrero 2015 desarrollaron miasis (mayormente en ombligos y orejas) a pesar de haber sido tratados con insecticidas locales (piretroides y/o fosforados) en pasta o aerosoles durante el primer día de nacidos. Esta situación derivó en el cambio de tratamientos preventivos por la administración inyectable de doramectina durante las primeras 48 hs de vida.
La aplicación inyectable de la droga redujo la incidencia de estas miasis al 0,6 % (1 ternero parasitado /161 nacidos) durante el período febrero-abril 2015 y diciembre 2015 – abril 2016 ( Ver resultados en el Gráfico Nº 1).

Es el primer producto biológico del mundo para controlar esta enfermedad, que provoca la muerte de hasta el 20% de los terneros infectados.

En el corazón del huevo, la sanidad animal encontró una fuente de defensa que puso en marcha una historia de investigación y articulación. Así, Bioinnovo –la empresa de base tecnológica creada por el INTA y la firma Vetanco– lanzó al mercado un tratamiento novedoso para controlar la diarrea neonatal de terneros. Del acto, participaron Alejandro Sammartino, subsecretario de Lechería del Ministerio de Agroindustria de la Nación; Amadeo Nicora y Héctor Espina, presidente y director nacional del INTA, respectivamente; Jorge Winokur, titular de la firma Vetanco; Andrés Wigdorovitz, investigador y director de Bioinnovo; entre otras autoridades y especialistas.
“Innovaciones como Bioinnovo es lo que esperamos para la Argentina”, aseguró Sammartino. Se trata del primer producto biológico del mundo de origen nacional basado en inmunoglobulinas “Y” o anticuerpos IgY y representa una solución sanitaria a esta enfermedad, que puede afectar hasta el 60% de los terneros en rodeos de cría y al 100% en tambos.
Para Sammartino, “el desarrollo de este producto tiene una mirada moderna que sostenemos desde el Ministerio de Agroindustria, cuando pensamos en una lechería protagonista de los mercados”. Y reconoció: “Cuando se habla del crecimiento de la lechería parece una utopía, pero estamos convencidos de que se puede y allá vamos; ustedes demostraron que se puede creer en una utopía y realizarla”.
En este sentido, remarcó la importancia de generar innovaciones para el futuro del sector que “atraviesa un escenario muy complejo, con muchos problemas”. “Estamos terminando el Plan Estratégico de la Lechería al 2025, cuyos lineamientos apuntan a la posibilidad de crecer al 5% anual y esto se explica, entre otras cosas, con un crecimiento del rodeo nacional lechero que requiere este tipo de innovaciones”, explicó el subsecretario.
Además, sostuvo que “trabajar con productos innovadores será fundamental para acortar la brecha que se registra en los establecimientos”. “Sabemos que no va a alcanzar con ordenar los rodeos y necesitamos ser más competitivos”, puntualizó, y agregó: “Nuestra política es crecer, generar proyectos y ojalá que estos se multipliquen en todas las regiones del país”.
A su turno, Nicora celebró la obtención de este logro que implicó un proceso de 15 años de investigación. “El rol fundamental del INTA es transformar el conocimiento en innovación para que sirva como base para el desarrollo de los territorios y, en ese sentido, necesitamos la alianza público-privada para que el conocimiento llegue a la sociedad”, reflexionó.
Según remarcó Nicora, “el INTA sigue siendo una gran empresa productora de bienes públicos y lo importante es que los desarrollos generados a partir del dinero público lleguen a la sociedad en general y a los productores en particular”.
En tanto, Espina resaltó el trabajo de los especialistas y el potencial de la articulación para lograr este tratamiento. “Los verdaderos protagonistas son el grupo de científicos y técnicos que se juntó con empresarios dispuestos a arriesgarse en un país, donde el 25 % de la inversión sale del sector privado y el resto el sector público”, analizó.
Para Espina, esta innovación “es el mejor ejemplo de valor agregado y, sin dudas, marca el camino que ilumina el sendero en forma conjunta”.
Para hacer frente a esta enfermedad endémica, Bioinnovo presenta al mercado veterinario “este producto innovador contra patógenos de importancia productiva que protege al ternero contra la diarrea, reduce el uso de antibióticos y no induce a resistencias bacterianas ni virales”, señaló Wigdorovitz, investigador y director de Bioinnovo.
La empresa Bioinnovo, instalada en el Centro de Investigaciones en Ciencias Veterinarias y Agronómicas (CICVyA) de INTA Castelar, posee equipamiento modelo con una granja experimental y una planta para la producción de inmunoglobulinas (IgY). Además, tiene laboratorios de control de calidad y de investigación y desarrollo y un bioterio de experimentación.
Es la primera empresa de base tecnológica creada a partir de la Ley de Biotecnología, promovida por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

Bienestar para la crianza
Este tratamiento, no transgénico y con anticuerpos contra Rotavirus A, Coronavirus, Escherichia coli y Salmonella, “demostró en los ensayos clínicos veterinarios tener una alta eficacia contra estos virus que se multiplican en el tracto gastrointestinal”, señaló Viviana Parreño, directora del grupo de Virus Diarreicos en el Instituto de Virología del INTA Castelar, quien desarrolló el producto junto con las investigadoras Celina Vega y Marina Bok.
Actualmente, la repercusión económica de la enfermedad implica tratamientos veterinarios, inversión de tiempo y personal. “La mortalidad puede ser importante y llegar hasta el 20 % de terneros infectados, además de provocar retraso en el desarrollo de los animales afectados y disminución de su bienestar durante el proceso de crianza”, explicó Parreño.
La capacidad del producto contra los agentes virales y bacterianos asociados a este síndrome “lo posicionan como una solución frente a la enfermedad como tratamiento terapéutico, en cuadros de diarrea ya instalados y, a su vez, como preventivo incorporado al manejo de rutina de terneros en guachera”, reconoció Raúl Brega, director de Vetanco.
La diarrea neonatal se ubica entre las principales causas de muerte de terneros, especialmente en aquellos de menos de un mes de vida, y es la responsable del 57% de las muertes totales.
Según Parreño, el producto Bioinnovo IgY DNT “tiene los anticuerpos que el ternero necesita para controlar este síndrome y puede incorporarse fácilmente en la leche al comenzar la lactancia”.
En su uso como preventivo, Bioinnovo IgY DNT reduce la excreción de los agentes infecciosos en materia fecal, fuente principal de contagio y, por lo tanto, disminuye la carga de patógenos en el ambiente, así como la morbilidad en rodeos.
“Los resultados muestran que, a partir de la utilización, se disminuye la carga viral en el ambiente y el grado de severidad de las diarreas, lo que evita el mal uso de antibióticos y potencia la estrategia natural de prevención que es la vacunación de las madres y la consecuente ingesta de calostro por parte del ternero”, indicó Wigdorovitz.
Por ser un producto no farmacológico, los investigadores destacan que Bioinnovo IgY DNT aumenta la vida útil de los antibióticos, al reducir su frecuencia y necesidad de uso. Su empleo sostenido no induce resistencias bacterianas ni virales y, además, favorece la salud intestinal y general del ternero.

Fruto de la investigación
Bioinnovo IgY DNT está basado en inmunoglobulinas de yema de huevo de gallinas (IgY), que permiten controlar patógenos de importancia productiva, como la diarrea neonatal de terneros.
Este producto, único por su origen biológico, genera una mayor presencia del sistema inmune en la mucosa intestinal del animal, lo cual resulta estratégico si se considera que es el sitio de entrada de la mayoría de los agentes infecciosos que comprometen su vida.
Los investigadores del INTA Castelar inmunizaron gallinas contra cuatro agentes infecciosos que provocan diarrea en terneros y lograron huevos enriquecidos con anticuerpos específicos, que luego son secados para generar un producto en polvo que se incorpora a la dieta láctea del animal.
Actualmente, este tipo de enfermedad se previene mediante la vacunación de la madre durante la gestación. Los anticuerpos maternos se transmiten a las crías a través del calostro que toman durante las primeras horas de vida. Posteriormente, la protección disminuye gradualmente a medida que la madre produce más leche y menos calostro, momento cuando los terneros quedan desprotegidos contra los virus y las bacterias que circulan en el ambiente.

En exclusiva, dialogamos con Ricardo y Martín Dilucca, quienes destacaron una serie de acciones que Drovet está desarrollando. Además, analizaron los principales desafíos del sector.

 

Optimistas. Ricardo y Martín Dilucca, en las instalaciones de Drovet.

Optimistas. Ricardo y Martín Dilucca, en las instalaciones de Drovet.

Inmersa desde 2015 en un plan estratégico para profesionalizar la gestión de sus áreas y consolidar su expansión geográfica, Drovet avanza en el mercado veterinario local con inversiones puertas adentro y acciones específicamente dirigidas a sus clientes, como lo es -por ejemplo- la realización del Tercer Congreso Veterinario los próximos 9 y 10 de junio (Ver nota adjunta).
A fin de dialogar sobre estos temas y lograr una visión pormenorizada de la actualidad del mercado, MOTIVAR se trasladó a la sede central de la distribuidora en Rosario, Santa Fe, donde tomó contacto con Ricardo y Martín Dilucca, dos de los representantes de la empresa.
“A comienzos de mayo inauguramos un centro de distribución con más de 1.500 metros cuadrados cubiertos, donde se recibirá la totalidad de las compras que realicemos, incorporando las mejores prácticas de logística y concretando una importante inversión tanto en tecnología, como en racks y estanterías”, comentó Martín Dilucca. Y avanzó: “Podremos gestionar más eficientemente el capital más importante que tenemos: el stock”.
A su vez, dejó en claro que el objetivo principal de esta iniciativa es manejar volúmenes adecuados de mercadería, pensando en reducir los costos de logística, evitar quiebres y vencimientos, mejorar el servicio y optimizar el capital de trabajo. “Es clave evitar sobrestocks que financieramente hoy no son redituables”, explicó el directivo.
Vale recordar que Drovet cuenta con 11 puntos de venta en distintas partes del país, contabilizando tanto las sucursales propias, como las franquicias que se han inaugurado (próximamente se abrirá otro punto de venta: Tucumán). En ellas se avanza con un sistema CRM propio para mejorar la atención a los clientes y concentrar también información relevante desde el punto de vista comercial.
“En el corto plazo estaremos presentando nuestra renovada página Web, la cual incorpora todo un sistema de comercio electrónico, rubro en el cual hemos sido pioneros y seguiremos profundizando”, adelantó nuestro entrevistado.
Café por medio, nuestra conversación con las autoridades de Drovet pasó por diversos temas, como las fusiones y compras entre laboratorios. “Siempre hay ruidos a nivel distribuidores cuando se llevan adelante estos movimientos, pero con el tiempo todo vuelve a la normalidad”, sostuvo Ricardo Dilucca. Y avanzó: “En lo particular, hemos definido un plan de expansión en el sector porcino, el cual ha venido creciendo dentro de las unidades de negocio que manejamos, representando hoy cerca del 15% de una facturación en la cual entran en juego el rubro ganadero (50%) y el de pequeños animales (35%)”.

MOTIVAR: ¿Cuáles son las expectativas para este 2017?
Ricardo Dilucca: Esperamos un primer semestre similar al último de 2016, con “serruchos” y poca previsibilidad en los niveles de venta. Ya para la segunda mitad de este año, creemos que se estabilizará la situación y nos permitirá concretar negocios más estables. En lo que a Drovet respecta, se han logrado buenos resultados en enero, los cuales fueron a la baja en febrero y repuntaron considerablemente en marzo, permitiéndonos cerrar el primer trimestre en línea con lo esperado. Ya en cuanto a los segmentos, vemos un crecimiento en el rubro porcino, estabilidad en pequeños animales y vaivenes en todo lo que es la comercialización de productos veterinarios para la ganadería bovina.

¿Cómo evalúan el manejo de los stocks?
RD: Muchos hemos adquirido más volúmenes de los necesarios hacia fines del año pasado con el objetivo principal de dar cumplimiento a las metas que nos plantean los laboratorios y eso lleva a que hoy existan sobrestocks en el sector, lo cual repercute sin dudas en el precio de los productos, inclusive por debajo de lo que se sostiene en las listas oficiales de las empresas.
No obstante esto y en base al nuevo modelo de gestión con que cuenta el nuevo centro de distribución, iremos normalizando las reposiciones en relación a los niveles reales de comercialización que indican nuestras estimaciones y estadísticas. Seguramente las compras que vamos a realizar tendrán relación directa con el nivel de actividad del negocio.

¿Qué se puede hacer desde la empresa?
Martín Dilucca: Afortunadamente nuestra oferta está diversificada: comercializamos productos veterinarios para todas las especies (a excepción de avicultura) y en todo el país.
Esto nos permite nivelar la ecuación entre los distintos segmentos y mitigar el riesgo. De todas maneras, sería positivo empezar a sincerar los crecimientos esperados. Es una buna oportunidad. Claramente la rentabilidad de los distribuidores depende del cumplimiento de los objetivos planteados por los laboratorios, los cuales quizás tienen planes de crecimiento que -en algunos casos- se alejan de la realidad. Para trabajar en un sector más estable, deberemos sincerar los crecimientos.

¿Cómo ven a sus proveedores?
RD: Los laboratorios creen en el crecimiento indefinido. Este es el tema crucial sobre el cual debatimos: no se puede crecer un 30 o un 40% todos los años.
MD: Si bien en nuestro caso venimos creciendo en unidades, no estamos seguros que esto vaya a trasladarse a la totalidad del mercado. Es un punto en el cual sin dudas sería clave poder avanzar en conjunto.
Para ello necesitamos contar con información confiable, una cuenta pendiente sin dudas en la industria. No tenemos noción de cómo viene el mercado este año y sería importante saberlo para actuar en consecuencia.

¿Qué variable tendrá más peso este año, el precio o los plazos?
RD: Para nosotros, los precios. No vemos que se estén trasladando plazos excesivos en la calle. De hecho, a nadie le conviene esto en el marco de la actualidad de los negocios que estuvimos repasando.
Para nosotros es fundamental competir por servicio, intentando desplazar las conocidas variables precio-plazo.
Más allá de esto, sería clave que podamos avanzar en acciones que estimulen, por ejemplo, un mayor uso de biológicos en la ganadería.
En este punto nos deberíamos focalizar: la prevención. Creemos que el canal distribuidor puede aportar en la difusión de las acciones que generan las cámaras de laboratorios porque lógicamente nos interesa que el mercado avance. No hay dudas que incrementar la conciencia sanitaria hará crecer el mercado veterinario.
Es un buen momento para trabajar en equipo por el crecimiento genuino del mercado.

Con una oferta académica que incorporó la participación de expertos locales e internacionales, la Asociación de Anestesiología Veterinaria de la República Argentina llevó adelante un exitoso encuentro.

Patricio JimenezPATRICIO JIMENEZ
patricio@motivar.com.ar

MIRA LAS ENTREVISTAS EN FULL HD



Si bien a lo largo de 2016 la Asociación de Anestesiología Veterinaria concretó una serie de encuentros orientados a los rubros de equinos y bovinos, fue hacia principios de abril que llevó adelante su primera jornada destinada a los especialistas vinculados al sector de pequeños animales.
La propuesta se desarrolló en Temaikén, Escobar, Buenos Aires, y de la misma formaron parte más de 120 veterinarios de Argentina (con presencia de 11 provincias), Colombia, Chile, Uruguay y Paraguay.
Comprendiendo la importancia del evento, MOTIVAR se hizo presente en el lugar a fin de dialogar con los protagonistas. “Estamos muy satisfechos con la repercusión de una jornada en la cual los colegas se enriquecen sobre temáticas y situaciones que viven en la práctica diaria”, explicó Juan Onainty, presidente de la AAVRA. Y agregó: “Este tipo de jornadas se van a seguir repitiendo en distintos puntos del país ya que es nuestro objetivo federalizar no solo ésta, sino otras actividades que iremos poniendo en marcha a lo largo del año”.

Los temas
El temario propuesto por la Asociación incorporó aspectos de interés para los asistentes: Riesgo anestésico (monitoreo y manejo del paciente crítico); Anestesia regional (rol de la ecografía y la neuroestimulación eléctrica en la ejecución de bloqueos nerviosos); Ventilación mecánica (una deuda de la anestesia veterinaria) y Protocolos en pacientes con patologías preexistentes.
Los mismos estuvieron a cargo de disertantes internacionales de la talla de Denis Fantoni (Brasil), Fernando Martínez Taboada (España) y José Ignacio Redondo García (España), a quienes se sumaron referentes locales como Pablo Otero, Santiago Fuensalida, Osvaldo Rovati, Oscar Robledo, Matías Lorenzutti, Walter Sánchez, Lisa Tarragona, Andrea Zaccagnini, Euardo Esjaita, María José Caruso, Pablo Nejamkin y Natali Verdier.
“Queda claro que se tocaron temas relevantes, relacionados a algoritmos diagnósticos y a cuestiones de gran preocupación como son los índices de morbilidad y mortalidad. Básicamente, buscamos aprender a prevenir accidentes por medio de la incorporación de nuevas tecnologías que aportan a disminuir indicadores con los que convivimos hace un tiempo”, aportó el vicepresidente de la AAVRA, Pablo Otero.
Y reforzó: “Estamos convencidos que esas técnicas representarán mayores niveles de práctica y queremos compartir los nuevos procedimientos con nuestra comunidad”.
A su vez, el referente nacional hizo referencia a la necesidad de propiciar un cambio de mentalidad entre los especialistas argentinos: “Debemos acondicionar nuestras prácticas al siglo en que vivimos, donde la medicina ha sido beneficiada con la llegada de dispositivos tecnológicos que permiten ver mucho más allá de lo que veíamos, como por ejemplo la ecografía”.
Por supuesto que otro territorio importante destacado por Otero fue la ventilación del paciente crítico. “Sobre todo porque los animales con anestesia tienen dificultades para respirar y la manera en que lo hacen está directamente relacionada con los dispositivos que utilizamos. Estamos en el proceso de incorporar recursos y aprender a utilizarlos”, completó.

Repercusión internacional
Durante la jornada pudimos conversar con los expositores españoles, siendo en primer lugar Fernando Martínez Taboada quien destacó la concurrencia y calidad del público presente, al tiempo que enfatizó en el rol estratégico que tendrá la AAVRA en el desarrollo de la anestesiología veterinaria en el país.
“En distintos lugares del mundo se comenzó a valorar la especialidad; ya no se concibe un tratamiento sin nuestra presencia. Esta situación nace del públicoy las clínicas privadas se están dando cuenta de que la demanda es real. Cada vez, el cliente está más predispuesto a hacer un desembolso de dinero adicionalen resguardo de la seguridad del paciente”, aseguró el experto.
Por su parte, José Ignacio Redondo García también dio su veredicto en relación al avance de la actividad en Argentina.
“He notado que desde mi primera visita en 1995, la disciplina ha mejorado enormemente”, sostuvo el español.
Y subrayó: “La anestesia ha sido siempre un auxiliar; la hermana pobre de la cirugía. En cambio, ahora es un miembro que coordina el equipo, se encarga del bienestar del paciente y maneja de forma prioritaria para mantener la supervivencia del animal”.
Más allá de esto, Redondo García se tomó unos minutos para compartir con MOTIVAR lo que actualmente ocurre en su país. “Año a año contamos con más veterinarios que se dedican 100% a la anestesiología. Sin dudas nuestro desafío pasa por incrementar los esfuerzos en comunicar a la sociedad en su conjunto cuál es nuestro trabajo, sus riesgos y particularidades”.

Más de 140 especialistas se dieron cita en la ciudad santafesina, donde se desarrolló la Novena Jornada de Actualización y Casos Clínicos.

Atentos. Los profesionales compartieron una interesante actualización.

Atentos. Los profesionales compartieron una interesante actualización.

A fines del pasado mes de marzo, la Sociedad Argentina de Dermatología Veterinaria llevó adelante la Novena Jornada de Actualización y Casos Clínicos en la ciudad de Rafaela, Santa Fe.
Allí se dieron cita más de 140 profesionales veterinarios y estudiantes avanzados de distintos puntos del país, con el objetivo de acceder a una serie de contenidos relevantes, los cuales estuvieron a cargo de los médicos veterinarios Pablo Bartizaghi, Luis Borraccinni, Juliana Stalzer, Eduardo Tonelli, Marcelo Duarte, Francisco Sandaza, Mónica Loiza y Miguel Scarpa.
“Con el objetivo de apoyar la formación continua de los veterinarios es que desde Insupec participamos como sponsor del encuentro, generando también en la gestión y organización general del mismo”, le explicó a MOTIVAR la actual responsable Marketing de la distribuidora, Antonella Marquelo.
Asimismo, Marquelo destacó que la empresa avanza en su posicionamiento dentro del rubro de animales de compañía, replicando el modelo de negocios que desde hace años aplica en otros segmentos del mercado, principalmente bovinos y cerdos. “En el marco de estas acciones, estamos ya listos para lanzar nuestra imagen en distintas redes sociales, desde las cuales podremos seguir conectados con nuestros clientes”, agregaron desde Insupec.

Próximos eventos
La Sociedad Argentina de Dermatología Veterinaria (SADEVE) seguirá realizando eventos de actualización.
El próximo 7 de julio será Buenos Aires el lugar escogido para desarrollar el 7 de julio una jornada sobre Oncodermatología. Mientras que del 17 al 18 de noviembre llevará adelante, en Salta, el Cuarto Congreso Nacional de Dermatología Veterinaria.

Cumpliendo con los pasos adecuados, se logrará proteger a las aves de manera eficaz contra enfermedades contagiosas, que pueden resultar mortales, además de mejorar la salud de los planteles y su rendimiento.

La aplicación de programas de vacunación en aves de corral tiene varios objetivos principales, entre los que se destacan la generación de una base inmunológica sólida, la prevención de enfermedades contagiosas, la disminución de la mortalidad, la protección de la salud del plantel y la mejora del rendimiento productivo como gran objetivo.
Sin embargo, la inmunización no puede compensar una bioseguridad deficiente, condiciones insalubres, fallas humanas, etc.
Bien conocido es el impacto negativo del stress en los parámetros productivos. Esto, sumado a estados sanitarios deficientes o sin un completo plan de vacunación puede socavar el rendimiento productivo esperado.
Por esta razón, es importante supervisar eficientemente los procesos de vacunación en lo que respecta a la preparación, manipulación y, en última instancia,la aplicación de vacunas para obtener la mejor protección.

Conceptos clave
El primer paso a considerar es la correcta preparación y manipulación de las vacunas. Estas deben almacenarse y prepararse en sitios destinados para tal fin, limpios y bien ventilados dentro de la planta de incubación.
Las diferentes formas y presentaciones de las vacunas requieren distintos métodos de preparación. Para las vacunas que se almacenan en nitrógeno líquido es de suma importancia cumplir con la reglamentación en referencia al uso de EPP adecuado (Equipo de Protección Personal).
La vacuna debe descongelarse en un lapso de 90 segundos, en un baño térmico a 27°C.
A continuación, se deberá utilizar una aguja 18 G para transferir la vacuna al diluyente; el colorante azul estéril puede mezclarse con el diluyente antes de añadir la vacuna. La correcta aplicación de este protocolo preserva la viabilidad celular y, por lo tanto, el título de la vacuna.
Para el caso de vacunas inactivadas, éstas deberán retirarse del refrigerador 24 horas antes del uso a fin de permitir que la vacuna alcance la temperatura ambiente.
Para la administración de vacunas respiratorias vivas (liofilizadas o congeladas), se debe contar con agua destilada a temperatura ambiente, ya que el agua caliente puede tener un impacto negativo en su viabilidady el agua fría puede bajar la temperatura corporal de las aves.
Otro aspecto importante que debe supervisarse es el equipo de vacunación y los operadores.
Es importante asegurarse de que todos los operadores que están administrando la vacuna, individual o mediante métodos masivos, estén debidamente capacitados para instalar, operar y mantener el equipo funcionando de manera correcta.
Todo equipo debe ser revisado antes y durante la vacunación para asegurar que la vacuna se está suministrando a través de la aguja o de la boquilla y que la dosificación aplicada es la correcta.
La presión de aire y la posición de la aguja, constituyen parámetros críticos pasibles de control. Una vez finalizado el proceso de vacunación la limpieza del equipo es clave para mantenerlo libre de contaminación, además de mantener su vida útil.
Las medidas de control de calidad son una necesidad ineludible; se deberá destinar personal idóneo para llevar delante diariamente la revisión y validación de la vacuna aplicada.
Ante la detección de deficiencias, planes de acción correctiva deberán implementarse junto con un posterior seguimiento.
Los métodos utilizados para validar la calidad de la vacunación difieren según la técnica utilizada.
Además, un buen manejo de la planta determinará la eficiente aplicación de la vacuna; por ejemplo, un ave deshidratada será más difícil de vacunar adecuadamente.
Un buen programa de vacunación debe contemplar el cuidado del sistema inmune de las aves, así como también los diferentes tipos de vacunas disponibles, así como el desafío a los agentes infecciosos en un área de producción determinada.
El programa depende también de las buenas prácticas de manejo así como de la correcta preparación y administración de las vacunas tanto en la planta de incubación como así también a campo.
Con estas prácticas en vigencia, la correcta vacunación protege a las aves de manera eficaz contra muchas enfermedades contagiosas y que pueden resultar mortales, además de mejorar la salud de los planteles y el rendimiento lo que redundará en la eficiencia productiva.

Cumpliendo con los pasos adecuados, se logrará proteger a las aves de manera eficaz contra enfermedades contagiosas, que pueden resultar mortales, además de mejorar la salud de los planteles y su rendimiento.

La aplicación de programas de vacunación en aves de corral tiene varios objetivos principales, entre los que se destacan la generación de una base inmunológica sólida, la prevención de enfermedades contagiosas, la disminución de la mortalidad, la protección de la salud del plantel y la mejora del rendimiento productivo como gran objetivo.
Sin embargo, la inmunización no puede compensar una bioseguridad deficiente, condiciones insalubres, fallas humanas, etc.
Bien conocido es el impacto negativo del stress en los parámetros productivos. Esto, sumado a estados sanitarios deficientes o sin un completo plan de vacunación puede socavar el rendimiento productivo esperado.
Por esta razón, es importante supervisar eficientemente los procesos de vacunación en lo que respecta a la preparación, manipulación y, en última instancia,la aplicación de vacunas para obtener la mejor protección.

Conceptos clave
El primer paso a considerar es la correcta preparación y manipulación de las vacunas. Estas deben almacenarse y prepararse en sitios destinados para tal fin, limpios y bien ventilados dentro de la planta de incubación.
Las diferentes formas y presentaciones de las vacunas requieren distintos métodos de preparación. Para las vacunas que se almacenan en nitrógeno líquido es de suma importancia cumplir con la reglamentación en referencia al uso de EPP adecuado (Equipo de Protección Personal).
La vacuna debe descongelarse en un lapso de 90 segundos, en un baño térmico a 27°C.
A continuación, se deberá utilizar una aguja 18 G para transferir la vacuna al diluyente; el colorante azul estéril puede mezclarse con el diluyente antes de añadir la vacuna. La correcta aplicación de este protocolo preserva la viabilidad celular y, por lo tanto, el título de la vacuna.
Para el caso de vacunas inactivadas, éstas deberán retirarse del refrigerador 24 horas antes del uso a fin de permitir que la vacuna alcance la temperatura ambiente.
Para la administración de vacunas respiratorias vivas (liofilizadas o congeladas), se debe contar con agua destilada a temperatura ambiente, ya que el agua caliente puede tener un impacto negativo en su viabilidady el agua fría puede bajar la temperatura corporal de las aves.
Otro aspecto importante que debe supervisarse es el equipo de vacunación y los operadores.
Es importante asegurarse de que todos los operadores que están administrando la vacuna, individual o mediante métodos masivos, estén debidamente capacitados para instalar, operar y mantener el equipo funcionando de manera correcta.
Todo equipo debe ser revisado antes y durante la vacunación para asegurar que la vacuna se está suministrando a través de la aguja o de la boquilla y que la dosificación aplicada es la correcta.
La presión de aire y la posición de la aguja, constituyen parámetros críticos pasibles de control. Una vez finalizado el proceso de vacunación la limpieza del equipo es clave para mantenerlo libre de contaminación, además de mantener su vida útil.
Las medidas de control de calidad son una necesidad ineludible; se deberá destinar personal idóneo para llevar delante diariamente la revisión y validación de la vacuna aplicada.
Ante la detección de deficiencias, planes de acción correctiva deberán implementarse junto con un posterior seguimiento.
Los métodos utilizados para validar la calidad de la vacunación difieren según la técnica utilizada.
Además, un buen manejo de la planta determinará la eficiente aplicación de la vacuna; por ejemplo, un ave deshidratada será más difícil de vacunar adecuadamente.
Un buen programa de vacunación debe contemplar el cuidado del sistema inmune de las aves, así como también los diferentes tipos de vacunas disponibles, así como el desafío a los agentes infecciosos en un área de producción determinada.
El programa depende también de las buenas prácticas de manejo así como de la correcta preparación y administración de las vacunas tanto en la planta de incubación como así también a campo.
Con estas prácticas en vigencia, la correcta vacunación protege a las aves de manera eficaz contra muchas enfermedades contagiosas y que pueden resultar mortales, además de mejorar la salud de los planteles y el rendimiento lo que redundará en la eficiencia productiva.

Así lo sostuvo Stella Maris Galván en la Facultad de Ciencias Veterinarias de Esperanza, en el marco de una mesa redonda que analizó la actualidad y perspectivas a futuro de la profesión en el país.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar
@facusonatti

El viernes 7 de abril y en el marco del “Día del Graduado” se realizó la primera edición del “Foro de Actualización para Graduados en Ciencias Veterinarias” en la sede de la Facultad de Ciencias Veterinarias de Esperanza, Santa Fe, integrante de la Universidad Nacional del Litoral.
Hasta allí se trasladó MOTIVAR para ser parte de una jornada que contó con la presencia de alrededor de 300 profesionales de todo el país.
“La iniciativa surgió el año pasado a partir de un programa que impulsó la UNL para vincularse con los graduados”, aseguró Norberto Ojeda, docente de la Facultad anfitriona y director de la Comisión Organizadora del Foro, en dialogo con MOTIVAR.
“La iniciativa en Veterinaria se organizó en base a dos ejes temáticos bien definidos: grandes animales y equinos, por un lado; y animales de compañía, por otro. El cierre de las jornadas incorporó una mesa redonda sobre las perspectivas de la profesión, con un panel formado por seis destacados miembros”, agregó Ojeda. Y completó: “Culminadas estas actividades, dimos paso a una nueva edición de la tradicional peña folclórica”.

Todas las voces todas

¿CUALES SON LOS PRINCIPALES DESAFIOS PARA LA PROFESION?

• Trabajar con pasión.
• Formar dirigentes.
• Apuntar a la especialización.
• Atender la sanidad pública.
• Mejorar la comunicación.
• Reforzar la ética profesional.

La propuesta de actualización profesional que ocupó toda una jornada en la sede de la FAVE -ubicada sobre la ruta 70- se dividió entre el Aula Magna y el Anfiteatro de la institución.
En la primera, tuvieron lugar las presentaciones de pequeños animales, en las cuales se hicieron presentes los siguientes disertantes, con sus respectivos temas: Oscar Robledo (Manejo anestésico del paciente con patología cardiovascular); Mariana De Genaro (Viejas herramientas con nuevas estrategias para el dolor quirúrgico); Daniel Moro (Emergencias cardiológicas); y Alejandro Paludi (¿Cómo manejar un FLUDT con éxito? Nuevas técnicas. Uretrostomía ¿Cómo aplicarlas?).
A su vez y como se mencionó, el anfiteatro de la FAVE recibió a los interesados en las disertaciones de grandes animales y equinos, con la participación del PhD Julián Bartolomé (Efecto de la condición corporal y los días posparto sobre los protocolos de la IATF en vacas de cría).
A ello, se sumó la participación de Luciano Cattaneo (Epidemiología de la enfermedad quística ovárica en tambos de la cuenca lechera santafesina); los médicos veterinarios Martín Allassia y Emmanuel Angelini (Crianza artificial de terneros: casos clínicos relevantes); y Jorge Alejandro Enrique (Nuevos desafíos para el médico veterinario acreditado en equinos).
Culminando la tarde, se llevó adelante una mesa redonda que reunió a los dos grupos de graduados y propició un más que interesante debate: ¿cuáles son las perspectivas concretas que tienen a futuro las Ciencias Veterinarias?

Un debate más que necesario
Un histórico de la casa fue el encargado de abrir el fuego.
El primer graduado de la FAVE, el Dr. Oscar Garnero, analizó: “Esta institución surgió de una utopía, a partir del interés de crear una Facultad en una zona tambera que debía progresar. Hasta entonces eran apenas tres las instituciones que formaban profesionales en la materia en todo el país: Buenos Aires, La Plata y Corrientes. Esperanza se diferenció con un hospital veterinario sumándole así, la pata práctica”. A continuación, el profesional se hizo eco de la temática principal de la iniciativa y planteó uno de los principales desafíos de los futuros profesionales.
“Tenemos que retomar el viejo sistema de semiología y fisiología y todos los aspectos más sólidos para entender las nuevas problemáticas con un base general sólida”, afirmó Garnero y completó: “Claro que seguimos logrando muy buenos egresados; la única diferencia con respecto a aquellos que no lo son, es la pasión que le ponen a las cosas. Tenemos que tener la humildad suficiente para aceptar el error, consultar y buscar una solución”.
Moderada por el MV Eduardo Baravalle, la mesa redonda siguió adelante y el segundo turno fue para Fabián Barberis, quien -en apenas diez minutos comprimió un deseo compartido por todos los presentes-: “Nos gusta preparar técnicos, pero también nos tiene que gustar participar de la sociedad. La competencia como dirigentes y el formar parte de las decisiones, guste o no, es parte del poder político que también nos toca ejercer. Muchas de las cosas con las cuales no estamos de acuerdo, tienen que ver con la falta de participación de los profesionales”.
Por su parte, el médico de la Universidad de La Plata, Daniel Moro, ahondó en la multiplicidad de opciones que hoy tiene un veterinario y la necesidad imperiosa de tender a una mayor especialización a partir de una base común de tres años.
“Mi propuesta sería avanzar con un tronco común de tres años para todos aquellos que quieren ser profesionales de la medicina veterinaria y luego, dos adicionales para salud pública y bromatología; pequeños y equinos; o zootecnia (producción). Si el egresado quiere cambiar la temática, deberá volver a la Universidad y hacer dos años adicionales”, resumió.
En esa línea, Alejandro Paludi, especialista en felinos y docente UBA, recomendó: “Hay que centrarse en la periferia, es decir, no en lo que hacen todos, sino lo contrario. Hay que buscar oportunidades donde no existe hoy una fuerte presencia de la profesión”.
En representación del Senasa, se sumó a la mesa el Dr. Victor Di Pasquale, director de la regional Santa Fe, quien solicitó un mayor incentivo de los claustros educativos para que los estudiantes avancen en Salud Pública.
“Nadie empieza la carrera de Veterinaria pensando en que va a desempeñarse en la Salud Pública. La carrera vinculada a los organismos estatales es compleja porque no suelen estar bien remunerados; de hecho, desde la década del ’90 no se suma gente a la planta permanente, sino por medio de contratos, lo que no agrega estabilidad y reduce el interés”, admitió. Y avanzó: “Muchos ingenieros en alimentos y bioquímicos ganan terreno incluso en la actividad privada (como las plantas de faena para exportación), a pesar que muchas de esas demandas pueden ser atendidas por médicos veterinarios”.
A su turno, Stella Maris Galván, docente de la FCV de Esperanza -y única mujer que formó parte de la charla debate- cerró la jornada con una serie de puntos a tener en cuenta.
“Las carreras se están prolongando demasiado y muchas veces lo que se dicta en el aula termina siendo obsoleto al momento de ir al campo. A su vez, existe un aislamiento e indiferencia hacia la diversidad en las aulas, tanto culturales, regionales como contextuales. Esto es realmente un problema porque al profesional le dificulta la modificación de la realidad: no se siente parte de la misma”.
Para Galván, la valorización docente se presenta como otra de las problemáticas que atenta contra la enseñanza y la correcta formación de los futuros profesionales. Y cerró con un valor a reforzar: “La ética se debe incluir como una materia transversal a toda la profesión, ya que fue gracias a la misma que se ha frenado el avance muchas veces desmesurado de la ciencia, dando lugar a cuestiones, como el bienestar animal, por ejemplo”.

El mismo contará con la disertación y seguimiento del Dr. Pablo Alejandro Donati, especialista en ecocardiografía, en la sede de Desivet (CABA) y tendrá una duración de tres días.

El Dr. Pablo Alejandro Donati, especialista en ecocardiografía, socio fundador y coordinador de UCIcoop, tiene más de 10 años de experiencia en el uso de la herramienta de asistencia mecánica. A partir del próximo 19 de junio, compartirá sus conocimientos en el primer Curso de Asistencia Ventilatoria Mecánica, que tendrá lugar en la sede de Desivet (avenida San Martín 44228, CABA).
“Hace unos 10 años, empezamos a aplicar está técnica porque muchos usuarios tenían este problema y les generaba mucho sufrimiento. Al no hacerse en el país, no había ningún lugar de capacitación, entonces, empecé a estudiar la ventilación mecánica en humanos y realicé prácticas en la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva. A su vez, pasé por distintas hospitales, como el (Hospital) Italiano, en Buenos Aires”, resume Donati sus años estudiando la herramienta.
“En el ámbito veterinario no había mucha difusión de esta tecnología; solo algunos anestesistas tocaban el tema, como Pablo Otero. De todas formas, en los últimos años, aumentó el interés tanto por parte de los anestesistas que elevaron la calidad anestésica a partir de la ventilación mecánica, como de algunos centros de terapia, que lo incorporaron”, repasa los motivos de este curso.
“En los casos en los cuales existe mucho dolor y les agrega una causa de disnea, es decir, problemas para respirar se siente mucho peor. En cambio, si tiene disnea y si le agrega una causa de dolor no lo siente. Es decir, los problemas respiratorios son muy dolorosos y con la ventilación mecánica se puede aliviar el malestar rápidamente”, señala el especialista, que dividirá en temáticas teóricas y prácticas las tres jornadas.
“El año pasado, me convocaron para hablar de urgencias respiratorias, en Desivet, y tocamos algo a modo de introducción sobre ventilación mecánica. Sin embargo, este será el primer curso sobre ventilación mecánica en la terapia intensiva”, reconoce Donati y agrega: “el curso está orientado a veterinarios o estudiantes muy avanzados con una orientación a la emergencia o cuidados críticos”.

Para más información: eventos@intermedica.com.ar (Asunto: AVM)

Innovadora en Sudamérica, la herramienta abre una alternativa para el control y erradicación de la enfermedad que afecta al 90% de los establecimientos del país.

Investigación. Se probaron adyuvantes para aumentar el nivel de anticuerpos.

Investigación. Se probaron adyuvantes para aumentar el nivel de anticuerpos.

En el marco de una experiencia innovadora en Sudamérica, especialistas del INTA y del Conicet desarrollaron una vacuna génica que logró disminuir los efectos clínicos causados por el Herpes virus bovino 1 en animales inmunizados.
De acuerdo con la nota publicada en la revista RIA, la formulación fue evaluada en las razas Aberdeen Angus y Criollo y, de acuerdo con los resultados parciales, permitió estimular la respuesta inmune de los vacunos contra este virus, que –en promedio– se manifiesta en el 55% del ganado según la edad y la región donde se encuentra.
Fruto de investigaciones iniciadas en 2011, se probó con éxito “una vacuna génica que, una vez inyectada en el animal, imita los mecanismos que el virus utiliza para replicarse y produce una sola parte del virus, lo cual favorece el tipo de respuesta inmune adecuada para lidiar con el agente infeccioso”, destacó Patricia Zamorano, directora del proyecto e investigadora del Instituto de Virología del INTA, del Conicet y de la Universidad del Salvador.
Actualmente, el tratamiento de la enfermedad se realiza con vacunas basadas en el uso de virus vivo modificado y con vacunas inactivadas.
En tanto, las vacunas de ADN –surgidas a partir de nuevas investigaciones de inmunización– resultan un enfoque atractivo, ya que presentan el potencial de inducir tanto la respuesta inmune humoral como celular contra el virus.

En la Argentina, los índices de seroprevalencia promedian el 55% del ganado bovino, según la región y la edad de los animales.

Tras la protección obtenida frente a la infección, Zamorano afirmó que, si bien los resultados fueron parciales, son muy útiles como prueba de concepto.
“Creemos que, al ajustar la dosis de la vacuna o al adicionar nuevas moléculas que puedan mejorar aún más la respuesta, seremos capaces de obtener una vacuna más efectiva”, reconoció.

Innovación
Este desarrollo “es el primero en Sudamérica donde se han utilizado células dendríticas obtenidas de linfa de bovinos para hacer estudios de la acción de adyuvantes”, indicó Valeria Quattrocchi, del Instituto de Virología del INTA.
Según las pruebas de laboratorio, los adyuvantes que se probaron en combinación con la vacuna génica permitieron aumentar los niveles de anticuerpos en sangre y en la mucosa nasal. También se incrementaron los niveles de una molécula importante para lidiar con las enfermedades virales: el interferón gama (IFN-γ).Después de la infección experimental de los animales vacunados y el grupo control –sin vacunar–, los investigadores observaron que en los primeros los síntomas fueron más leves y la excreción de virus fue menor. Sin embargo, advierten que aún no se alcanzaron los criterios de protección establecidos por la OIE, por lo cual la protección frente a la infección podría considerarse parcial.

El factor económico de la enfermedad
Ampliamente difundido a escala mundial, el virus está presente en el 90% de los establecimientos. En la Argentina, los índices de seroprevalencia promedian el 55% del ganado bovino, según la región y la edad de los animales.
Si bien se trata de una enfermedad “moderada” que no suele poner en riesgo la vida de los vacunos –la mortalidad alcanza el 10% de los animales infectados–, son importantes las pérdidas económicas que ocasiona.
Los efectos se observan en la disminución en la producción de leche y carne por pérdida de peso y porque “impone restricciones al comercio internacional de ganado, ya que es una enfermedad de notificación obligatoria frente a la OIE”, explicó Zamorano. Los principales síntomas de la infección por Herpes bovino tipo 1 incluyen “conjuntivitis, infección del tracto respiratorio superior, lesiones pustulares del tracto reproductivo e inmunosupresión, lo que a su vez favorece la infección por bacterias oportunistas que pueden producir, por ejemplo, bronquitis y neumonía”, enumeró la especialista, quien agregó: “También provoca infertilidad y abortos”.