Opinión

Eduardo MortolaDR. EUARDO MORTOLA
Profesor Titular
Inmunobiología Animal Aplicada, Facultad de Ciencias Veterinarias, UNLP
Contacto: mortola@fcv.unlp.edu.ar

Las patologías infecciosas en los potrillos recién nacidos constituyen un serio problema, que no ha sido superado por la incorporación de nuevas drogas y/o tratamientos. Su prevalencia se traduce en importantes pérdidas económicas como consecuencia de la morbi/mortalidad neonatal, el costo de los tratamientos y el atraso en el crecimiento de los animales; contribuyendo a la incidencia de otras enfermedades.

¿Cómo funciona la transferencia pasiva de la inmunidad en los equinos?
El equino neonato se considera inmunocompetenteal nacimiento, ya que el feto es capaz de producir anticuerpos específicos alrededor de los 180-200días de su gestación. Sin embargo, su sistema inmune es inmaduro e incapaz de montar una respuesta inmune de la magnitud requerida para hacer frente a la variada flora patógena con la que toma contacto al abandonar el vientre materno.
La barrera placentaria en la especie equina es de tipo epitelio-corial, y por lo tanto la transferencia de anticuerpos maternos durante la gestación es nula, los potrillos nacen hipogammaglobulinemicos y sin defensas contra los patógenos ambientales. Por lo tanto, la protección humoral del equino recién nacido depende exclusivamente de la absorción de anticuerpos concentrados en el calostro inmediatamente después del nacimiento. La inmunoglobulina G (IgG) es la más abundante en el calostro equino, la IgA está presente en pequeñas cantidades.
Existen en los equinos 7 isotipos de IgG (IgG1-IgG 7) con diferentes funciones inmunológicas. La IgG4 / 7 representan la mayor subclase en el suero de los caballos adultos y en el calostro y se ha sugerido que desempeñan un papel esencial en la protección contra infecciones bacterianas y virales.
Sin embargo, IgG1, IgG3 / 5 y IgA también forman parte sustancial en el calostro; pueden mediar funciones inmunológicas y contribuir a la protección del recién nacido.
El transporte de inmunoglubulinas (Igs) calostrales a través del intestino está mediado por un receptor neonatal específico para la IgG (FcRn) que se expresa transitoriamente en el animal. El proceso de absorción es muy eficaz pero corto, debido a que la permeabilidad de la pared intestinal es máxima entre las 6 u 8 Hs postnacimento, decrece un 50% a las 12 Hs y es nula después de las 24 Hs.
Además, de Igs existen otros componentes inmunes maternos como células inmunes y citoquinas, que también se transfieren a los recién nacidos con el calostro y probablemente juegan un papel importante en la inducción inmune neonatal, la protección contra patógenos y en el desarrollo del propio sistema inmune. Una adecuada protección contra las enfermedades infecciosas que comprometen la vida del neonato, depende de la presencia de más de 800 mg/dl de IgG transferida a través del calostro, valores entre 400-800 mg/dl indican una falla parcial en la TPI y menores de 400 mg/dl una falla total.

¿Cómo diagnosticar una falla en la transferencia pasiva de la inmunidad?
Existe variedad de pruebas para determinar si hubo o no consumo de calostro, mediante el dosaje de inmunoglobulinas calostrales. Estas pruebas pueden clasificarse en directas e indirectas. Entre las primeras podemos mencionar la aglutinación pasiva o test de latex, test de coagulación por el glutaraldehído, test de precipitación por el sulfato de Zinc, refractometría, ELISA, inmunodifusión radial, etc. Entre la pruebas indirectas esta la electroforesis de proteínas séricas.
Al momento de elegir una técnica para determinar la TPI en los potrillos neonatos es vital el tiempo que consume la realización de la técnica, debido a las pocas horas en que el epitelio intestinal es permeable a la absorción de inmunoglobulinas intactas.
La técnica empleada debe ser fehaciente y de resultados rápidos. Ante una falla en la TPI debemos rápidamente instaurar un tratamiento que dependerá de las horas de nacido del potrillo: toma de calostro por vía oral si se detectó la falla hasta las 12hs post nacimiento, o tratamiento parenteral (menos efectivo) si pasaron más de 18-24 hs de vida.
De las técnicas existentes para determinar la TPI en el potrillo neonato es la de coagulación por el glutaraldehído la que podemos considerar, para nuestro medio, más efectiva, rápida, sencilla, de resultados rápidos y fehacientes, económicos y fáciles de realizar a campo con un sencillo kit.
Se basa en la reacción de este aldehído bifuncional con los grupos amino de los residuos de lisina, formando enlaces intermoleculares con las proteínas. Se forman complejos insolubles (coagulo).
La aparición de un coagulo firme y adherente a las paredes del tubo indica una TPI adecuada, un gel semisólido aparece cuando existe una falla parcial en la TPI, quedando en estado líquido cuando la falla en la TPI es total. Nuestra cátedra desarrolló un kit diagnóstico para determinar la TPI en potrillos neonatos para la venta comercial.
Es clave asegurar al neonato la ingesta de calostro de buena calidad y en cantidad suficiente, o si fuera necesario elegir un tratamiento de suplementación adecuado, para que cuente con anticuerpos maternos de protección. Un diagnóstico precoz y un tratamiento eficaz le pueden evitar la muerte.

Julio Caione describió cómo su empresa consolidó la oferta actual de servicios. Además, anunció una jornada de actualización para veterinarios y la construcción de una nueva estructura.

 

MIRA LA ENTREVISTA EN FULL HD

Integrante de la red de laboratorios oficiales del Senasa, acreditado en cinco enfermedades de impacto nacional como lo son Brucelosis, Anemia Infecciosa Equina, Leucosis, Aujeszky y Brucella Ovis; y más de 50 técnicas diagnósticas, Laboratorio 9 de Julio festeja sus primeros 25 años en el mercado.
“El mayor orgullo está dado por haber logrado generar y mantener una cartera con clientes de gran envergadura, los cuales confían y reconocen el compromiso con el que se desempeña todo nuestro equipo”, le explicó el titular de la empresa, Julio Caione, a MOTIVAR en una entrevista realizada en la localidad bonaerense de 9 de Julio.

“LA CALIDAD ES CLAVE PARA ASEGURAR LOS ENSAYOS”

Otro de los hitos alcanzados por Laboratorio 9 de Julio fue la certificación de las normas IRAM – ISO 9001 en 2012, situación a la cual accedió tras haber comenzado a invertir no solo en mejoras edilicias, técnicas y administrativas, sino también en capacitaciones para el personal.
“La calidad es tener el control de lo que pasa en el laboratorio: desde los procedimientos para hacer ensayos, hasta lo que hacemos con los materiales e insumos que empleamos para llevarlos adelante”, sostuvo Caione.
Y reforzó: Eso nos permitió orden y seguridad sobre lo que hacemos; trabajamos sobre procesos más rápidos, eficaces y menos subjetivos. Hoy sería inviable una empresa que no esté trabajando sobre estos aspectos”.
A su vez, destacó el incremento en las exigencias del Senasa en base a la puesta en marcha de las Buenas Prácticas de Laboratorios, en base a las cuales el organismo avanzó en cuestiones edilicias y de equipamiento, pero también sobre diferentes cuestiones centrales para el rubro como lo es el trabajo bajo protocolos y las normas y la capacitación permanente del personal involucrado en los procesos. “Esto mejora la calidad del resultado”, asegura Caione.

Allí, el bacteriólogo iniciado en el SEDIVE recordó que durante estos años el laboratorio debió calibrar y mejorar diversas técnicas para conformar una oferta de servicios a la medida del rubro.
Vale recordar que los primeros pasos de Laboratorio 9 de Julio fueron dados allá por 1992 y estuvieron vinculados con servicios en Campylobacter y Trichomoniasis; a los cuales se fueron sumando otros específicos en enfermedades virales (IBR, DVB, por ejemplo), Leptospirosis y evaluaciones de química clínica.

“Seguimos con Neospora y empezamos a trabajar con inmunofluorescencia, hasta avanzar en el uso de los kits de Elisa”, recordó el profesional.
Y agregó: “Un hito para el laboratorio fue acreditar brucelosis en 2008, con la puesta a punto de la técnica de FPA”.
Hoy la firma también ofrece análisis de semen y de aguas, diagnósticos bacteriológicos, micológicos, y parasitológicos, a los cuales se suma el saneamiento integral de cabañas, entre otros.

Entre tubos y microscopios
“En estos 25 años hemos experimentado una serie de cambios sustanciales”, explicó Caione y describió una situación concreta para ejemplificar: “Cuando comenzamos no estaba desarrollado el diagnóstico veterinario como tal: no teníamos residuos patológicos, no había Internet y se manejaba todo en tubos de vidrio, los cuales sin dudas complejizaban el manejo y la metodología si pensamos en las cerca de 250.000 muestras que recibimos al año. Hoy el 100% de los tubos que entregamos a los veterinarios son descartables, al igual que el resto de los materiales que utilizamos en el laboratorio”.
Vale también destacar que si bien el laboratorio surgió del esfuerzo de Julio Caione y su esposa Liliana -técnica en hemoterapia-, hoy cuenta con un equipo de 10 profesionales. “Sin dudas que cometimos errores, básicamente ligados a la capacidad de dimensionar la cantidad de muestras que ingresan, pero ya estamos estabilizados; conocemos nuestro potencial”, explicó.

Futuro asegurado

LAS JORNADAS DE ACTUALIZACION YA TIENEN FECHA

Tal como es costumbre ante cada uno de sus aniversarios, Laboratorio 9 de Julio llevará adelante una Jornada de Actualización Técnica para todos sus clientes. Este año, la misma tendrá lugar el próximo 16 de noviembre, en las instalaciones de la Sociedad Rural de 9 de Julio (Buenos Aires).
Bajo la coordinación del Dr. Carlos Campero, se llevarán adelante tres temas específicos a cargo de reconocidos profesionales.
“Contaremos con el aporte del Dr. Anselmo Odeón –INTA Balcarce- en relación al impacto y la actualidad de la DVB en los rodeos, una enfermedad de alto impacto, en la cual además de vacunar se debe trabajar sobre los PI”, explicó Caione. Y concluyó: “Estarán presentes el Dr. Carlos Margineda (INTA Marcos Juárez), compartiendo sus conocimientos en cuanto a las enfermedades respiratorias en los feedlots; y el Dr. César Fiel (FCV de Tandil), quien abordará la temática relativa a la resistencia antiparasitaria en los campos”.
Para más información:
info@lab9dejulio.com.ar.

Consultado respecto de la actualidad en cuanto al uso que los veterinarios rurales le dan a las técnicas que el laboratorio ofrece, Caione fue contundente: “Notamos que los profesionales más jóvenes emplean el diagnóstico de rutina: piden análisis para confirmar las enfermedades tradicionales pero también otras que se han ido sumando a nuestros servicios en los últimos años, como puede ser brucelosis ovina por la técnica de ELISA, detección de animales Persistentemente Infectados en diarrea viral bovina”, explicó.
Y profundizó: “Antes los veterinarios recurrían a este tipo de servicios para casos de brucelosis, venéreas y poco más. Hoy la Facultad brinda más herramientas a los egresados”.
En este sentido, y convencido que la mayor demanda provendrá de la mano de los veterinarios de campo, desde Laboratorio 9 de Julio se apuesta por seguir generando acciones de actualización, compartiendo trabajos científicos, casuísticas y un Newsletter electrónico mensual, que se suma a otras actividades que se comparten vía mailing con su base de clientes.
“Tenemos que informar al veterinario para que esté al tanto de las últimas técnicas diagnósticas y así las ofrezca a los productores que asesora”, nos explicaron desde la empresa.
Ya en relación a las enfermedades sobre las cuales se trabaja a diario, nuestro entrevistado realizó un breve repaso.
“Si bien las problemáticas sanitarias son las mismas, en estos años hemos visto una reducción notable en la prevalencia de brucelosis. Es cierto que sigue estando presente y es importante no perderle pisada, pero no caben dudas que la situación ha mejorado”, ejemplificó. Y agregó: “Lo mismo ocurre con las venéreas, las cuales se mantendrán en niveles bajos de prevalencia hasta que no haya un plan de erradicación obligatorio”.
Frente a esta realidad, Caione aseguró que lejos de esperarse una baja en la demanda de servicios diagnósticos, la misma seguirá incrementándose al compás de la profesionalización del manejo ganadero. “Nadie quiere perder con una vaca positiva; hoy se invierte mucho más en sanidad que cuando nos iniciamos”, aseguró el profesional, dejando también en claro que la actividad no reaccionó aún en la medida de lo esperado tras el cambio de Gobierno.
Futuro e inversiones
Más allá de su trayectoria y presente, Laboratorio 9 de Julio no pierde de vista el futuro inmediato. De hecho y tras ser consultado respecto de las tendencias globales que deberían llegar a nuestro país, Caione subrayó: “Sería interesante que la técnica de PCR sea accesible no solo en ámbitos de investigación sino también en los laboratorios que trabajamos en el día a día de las enfermedades de campo, aunque esto depende de los costos del equipamiento y de los reactivos”. Este fue el punta pie inicial para adelantar el inicio de la construcción de la nueva estructura edilicia del laboratorio en un predio ubicado también en 9 de Julio, donde se montarán entre 500 y 600 metros cuadrados a fin de ganar espacio y avanzar en la incorporación de servicios y tecnologías.
“Apostamos por seguir en este rubro. No tenemos dudas de su potencial. La tecnología avanza y queremos estar a la vanguardia de la misma. Esta ha sido siempre nuestra vocación… una forma de vida”, concluyó Julio Caione.

El próximo martes 9 de mayo se realizará un nuevo encuentro organizado por Laboratorio Azul y el Círculo de Médicos Veterinarios de esa localidad bonaerense.

En Azul, provincia de Buenos Aires, en el marco de una nueva jornada de actualización, se abordará el Programa de Control y Erradicación de la Brucelosis y Tuberculosis bovina.
El encuentro tendrá lugar el próximo martes 9 de mayo y contará con la participación de los siguientes disertantes:

  • Dr. Jorge Hart – Programa Nacional de Control y Erradicación de Brucelosis
  • Dr. Nicolás Venditti – Programa Nacional de Control  y Erradicación de Tuberculosis

La jornada que comenzará a las 9 de la mañana en el campo experimental del Senasa (Azul) es impulsada por Laboratorio Azul y el Círculo de Médicos Veterinarias de esa localidad bonaerense. Además, contará con el auspicio del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires.

La multinacional reunió a un grupo de dermatólogos veterinarios, los cuales accedieron a información central sobre una tecnología que ya ha mostrado buenos resultados en distintas partes del mundo.

Patricio JimenezPATRICIO JIMENEZ
patricio@motivar.com.ar

LA OPINION DE LOS ESPECIALISTAS

Andrea WolbergAndrea Wolberg
“La llegada de Apoquel nos permitirá mejorar el manejo de una afección muy común en la clínica dermatológica diaria, la cual en nuestro país tenía limitaciones desde el punto de vista terapéutico. Tenemos a disposición una alternativa válida para una patología crónica, cuyo signo clínico es molesto tanto para el paciente, como para las personas que lo rodean”.

Eduardo Tonelli
“Nuestras expectativas son máximas, teniendo en cuenta que los trastornos que vamos a poder encarar con el aporte del Oclacitinib representan prácticamente el 70% de las derivaciones dermatológicas. Se abre un mundo nuevo en el tratamiento de patologías como la atopía, por ejemplo”.

Pablo Manzuc
“Gracias a la tecnología que nos propone Zoetis tendremos la posibilidad de tratar perros alérgicos, prescindiendo del uso excesivo de corticoides, lo cual sin dudas redunda en un mejor cuidado para los perros alérgicos. Se trata sin dudas de una molécula muy efectiva y casi sin ningún tipo de efecto adverso”.

A principios de marzo, Zoetis Argentina realizó un encuentro con dermatólogos veterinarios, líderes de opinión, en sus oficinas de San Isidro, provincia de Buenos Aires. ¿El objetivo? Adelantarles los pormenores de la llegada al país –en mayo- de uno de sus productos insignia a nivel mundial: Apoquel.
“Compartimos un momento sumamente enriquecedor, en el cual se generó un interesante feedback en relación a las soluciones que puede brindar esta innovación en el tratamiento de patologías pruriginosas en perros”, le comentó a MOTIVAR el gerente regional de Animales de Compañía de Zoetis, Federico Sebben. “Tenemos muy buenas perspectivas en cuanto a su potencial de uso en Argentina”, completó el profesional.
En ese marco, Sebben dejó en claro que la estrategia que seguirá Zoetis para posicionar el producto estará ligada a un cada vez mayor acercamiento con especialistas y veterinarios clínicos, fortaleciendo el desarrollo de herramientas innovadoras que mejoren su práctica diaria.
“Queremos ser un laboratorio de consulta en lo que es el tratamiento de problemáticas dermatológicas en perros y (a futuro) también en gatos”, aseguró el directivo.
Vale decir que del pre lanzamiento de Apoquel, participaron los siguientes especialistas en dermatología veterinaria: Andrea Wolberg, Pablo Manzuc, Alejandro Blanco, Eduardo Tonelli, Mónica Loiza, Guillermina Manigot, Lisandro Reynes, Marcelo Duarte, Miguel Ángel Scarpa, Melisa López, Adriana Sánchez y Guillermo Broglia, presidente de la Sociedad Argentina de Dermatología Veterinaria, entidad que actualmente es patrocinada por Zoetis.
Todos ellos tuvieron la posibilidad de compartir una video conferencia con la referente del tema por parte de la firma multinacional, la Dra. Candace Sousa, experta que estará presente en la gira oficial del lanzamiento de Apoquel en Argentina, la cual comienza en mayo en Intermédica, incorpora acciones en Buenos Aires y continúa con una serie de conferencias en la ciudad de Córdoba y Rosario (Santa Fe).
“También estaremos presentes en Mendoza, Tandil (Buenos Aires), Tucumán y otros puntos estratégicos del país a lo largo de 2017. Apostamos por actualizar los conocimientos sobre la fisiopatología de la enfermedad alérgico cutánea para luego poner en práctica este innovador tratamiento”, nos comentó Ricardo Parodi, gerente de Marketing de Animales de Compañía de la firma.
A su vez, Parodi destacó los resultados y el impacto que el producto ha generado en los otros países donde ya ha sido lanzado, como pueden ser Estados Unidos, Colombia, México y Brasil.
“Sin dudas que Argentina no será la excepción”, sostuvo.

¿Por qué Apoquel es innovador?
Con el objetivo de responder este interrogante, MOTIVAR dialogó con Juliana Stalzer, gerenta técnica de la división de Animales de Compañía de Zoetis Argentina, profesional que también se mostró satisfecha con el intercambio generado entre los especialistas y Candace Sousa.
“Apoquel es una tecnología destinada a inhibir el prurito causado por las dermatitis alérgicas en perros. Asimismo, se utiliza para el tratamiento de las manifestaciones clínicas de las dermatitis atópicas, a partir de los 12 meses de vida del animal”, nos explicó.
Y agregó: “Estos no son datos menores puesto que para el médico veterinario clínico, el prurito es un signo que ve a diario. Se estima que 1 de cada 2 o 3 pacientes que entran a la clínica lo hacen por problemas dermatológicos”.
No quedan dudas de que para el médico veterinario enfocado en la práctica general, los problemas dermatológicos son un desafío: no es novedad que cuesta llegar a un diagnóstico y completar buenos tratamientos.
“Apoquel viene a cubrir una necesidad concreta, brindando un alivio rápido, sin los efectos adversos de otras terapias y resultados sustancialmente más contundentes”, aseguró Stalzer.
Y concluyó: “Es un producto que estamos esperando hace mucho tiempo. Va a ser un éxito y redundará en beneficios tanto para los pacientes, sus propietarios y los veterinarios que los asesoran”.

Lo sostuvo el Dr. Gabriel Bó, presidente del IRAC y flamante integrante de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Gabriel Bó. “En el último año, el interés por la técnica aumentó”.

Gabriel Bó. “En el último año, el interés por la técnica aumentó”.

La sede de la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba es la más antigua del país; fue creada por el ex presidente de la Nación Domingo Sarmiento, en 1869. Ese fue el lugar elegido para realizar el acto por el cual el Dr. Gabriel Bó se incorporó como académico a la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria. “En lo personal representa un gran orgullo haber sido seleccionado en base no solo a los trabajos realizados, sino también en reconocimiento a la persona de bien que he intentado ser en toda mi trayectoria”, aseguró el titular del IRAC en diálogo con MOTIVAR.

Biotecnologías para la reproducción
En el marco del acto oficial celebrado el pasado 21 de marzo, Bó presentó una ponencia denominada: Reproducción de precisión. Evolución del conocimiento de la fisiología ovárica y su impacto en el uso masivo de la biotecnología reproductiva en el ganado bovino de Sudamérica.
“Mi intención fue repasar la evolución que tuvo el conocimiento de la biotecnología reproductiva a partir del uso de la ultrasonografía para poder identificar y hacer el correspondiente seguimiento del desarrollo folicular”, nos explicó el profesional.

UN BREVE REPASO POR SU CARRERA

El Dr. Gabriel Amílcar Bó es presidente del Instituto de Reproducción Animal Córdoba (IRAC) y director de los Posgrados de Reproducción Bovina que dicta la institución junto con la Universidad Nacional de Córdoba.
A su vez, es docente Titular de Obstetricia y Biotecnología de la Reproducción de Medicina Veterinaria en la Universidad Nacional de Villa María, también en Córdoba.
Fue el primer latinoamericano en presidir la International Embryo Technology Society (IETS) y único miembro de la misma que ejerció su presidencia por más de un periodo (2004-2005 y 2010-2011).

Y avanzó: “En la década del ’80, los trabajos por medio de los cuales se confirmó que el desarrollo folicular de los animales bovinos se realizaba en ondas, modificaron todos los libros de la época sobre reproducción”.
Siguiendo su discurso, Bó afirmó que fue a partir de esta situación que se desarrollaron los protocolos de IATF. “Esto generó un avance importante: se evita la necesidad de detección de celo y multiplica el uso de la inseminación artificial a tal punto que, en la Argentina, desde 2002 a 2011 se duplicó la venta de semen para ganado de leche y se triplicó para ganado de carne”.
Una mirada alentadora
Según el titular del Instituto de Reproducción Animal Córdoba, el sector ganadero nacional viene desde hace un año manifestando un cambio de ánimo y mejores expectativas a futuro, más allá de lo cual el productor sigue siendo cauteloso en las decisiones que toma. “La recuperación de la actividad ganadera y los mercados de exportación va a llevar muchos años”, nos explica Bó. Y continúa: “Más allá de esto, en el último año el interés por lo que tiene que ver con la inseminación artificial a tiempo fijo se incrementó, principalmente en la actividad que incorpora bovinos de carne”.
Vale decir que el mercado local asciende a más de 6 millones de dosis de semen cada año: 2,7 millones de dosis destinadas a la producción de carne y 3,3 millones, a la de leche, según los últimos datos difundidos por la Cámara Argentina de Biotecnología de la Reproducción Animal (CABIA).
“En carne la inseminación pasó del 5 al 15% del total del rodeo argentino, más allá de lo cual aún es inmenso el margen para crecer”, subraya el académico.
En cuanto a los últimos avances en el rubro y continuando su diálogo con MOTIVAR, Gabriel Bó enumeró algunos: “Los protocolos se siguen refinando; incluso se crearon algunos nuevos que pueden llegar a mejorar aún más los porcentajes de preñez en vaquillonas. Se ha avanzado también en temas como el semen sexado, arribando a nuestro país nuevos oferentes con mejores desempeños a los que estábamos acostumbrados”. Asimismo, nuestro entrevistado se refirió al crecimiento de la producción in vitro de embriones, destacando su crecimiento a nivel global y también en Argentina.
“La inseminación artificial a tiempo fijo ha permitido ordenar los rodeos y mejorar los rendimientos de carcasa. Además, le permitió a quienes invierten en la técnica lograr ganancias de hasta 30 kilos en terneros de destete y sistematizar las inseminaciones en los tambos”, concluyó Gabriel Bó.

Lo asegura Miguel Alejandro Galperín, Ceo de Sadesa, la mayor curtidora del país con 10.000 piezas procesadas por día.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar

A full. La argentina Sadesa se destaca en el comercio global.

A full. La argentina Sadesa se destaca en el comercio global.

La industria curtidora local representa un volumen de negocios que en los últimos años empató a las exportaciones de carne vacuna. Con un perfil exportador, los productos generados a partir del cuero originan un negocio de más de US$ 1.000 millones al año.
En ese escenario, un grupo de cinco firmas curtidoras se reparten más del 70% del volumen local, donde Sadesa, es indiscutiblemente la número uno, al procesar 10.000 piezas por día. Además, procesa otros 4.000 cueros a diario entre sus plantas de Uruguay, Paraguay y Tailandia. Es la mayor proveedora de cuero blanco para calzado deportivo de vestir a nivel mundial.
En el marco de una serie de entrevistas especiales por su 15° Aniversario, MOTIVAR compartió un café con Miguel Alejandro Galperín, Ceo de Sadesa e integrante de la tercera generación propietaria del gigante curtidor nacional.

MOTIVAR: ¿Cómo sintetizaría la historia reciente de la industria local?
Miguel Galperín: La industria curtidora está estrechamente ligada a la industria frigorífica; viven una relación muy estrecha, donde el animal se faena por su carne, siendo el cuero su primer subproducto y materia prima indispensable de las curtiembres. La caída de cabezas faenadas en los últimos años resultó muy difícil de sobrellevar. En la década previa a la prohibición que sufrieron las exportaciones en 2006, la faena oscilaba en torno a las 15 millones de cabezas por año, mientras que hoy no supera las 12 millones, con una capacidad instalada estimada en más de 16 millones de cueros por año.
Tenemos una gran capacidad ociosa.

¿Y cómo repercute esa ociosidad en el rubro general?
A partir de 2006 las curtiembres tuvieron que readaptarse a la nueva situación de oferta produciéndose una consolidación, especialmente en aquellas más chicas que no pudieron hacer las inversiones necesarias en lo referente al tratamiento medio ambiental en su primera parte del proceso (pelambre y curtido). Las que mostraban mayor capacidad financiera se hicieron cargo de esa parte del proceso y el resto se volcó a comprar el cuero semi terminado.
Luego, avanzó el proceso de terminación y la venta principalmente al mercado local de alta moda. Por otro lado, varias curtiembres comenzaron a importar cueros de diferentes partes del mundo para poder completar su abastecimiento.

¿Qué peso tiene el cuero en el valor del animal en pie?
Hoy el precio del cuero representa menos del 5% del valor del animal en pie.
Corresponde mencionar en este análisis que la industria frigorífica desarrolla diferentes negocios. Existen los exportadores y los “consumeros”, estos últimos representan más del 85% de la faena y son prestadores de servicio: el dueño de la planta le presta las instalaciones a los matarifes y como pago del servicio le dejan al propietario el recupero, las menudencias, los huesos, la grasa y el cuero, siendo este último es el más importante en valor.

¿Es viable hoy integrarse hacia el negocio frigorífico?
Todo el tiempo recibimos propuestas de ingresar al negocio frigorífico, pero en Argentina esa integración se torna inviable por una cuestión de volúmenes.
Vale decir que curtimos 10.000 cueros por día, mientras que el frigorífico que más hacienda recibe para faena diariamente es Swift Rosario y debe rondar las 1.200 cabezas. Además, si avanzáramos sobre esa industria para abastecer parte de nuestra demanda entraríamos a competir con nuestros proveedores y no es eso lo que pretendemos.

¿Y avanzar en productos terminados?
En diversas oportunidades lo hicimos con una fábrica de cinturones, otra de fundas para muebles que vendíamos en Estados Unidos, y otra que producía agendas y billeteras. Para agregar valor en esos proyectos debemos controlar bien nuestros márgenes, puesto que el riesgo está dado por la presencia de competidores internacionales que por un mismo producto pueden llegar a ofrecer precios equivalentes a un tercio de los que manejamos nosotros.

¿Cuáles son los componentes que más inciden en el costo argentino?
La mano de obra en dólares es alta, con un costo de operario medio de US$ 2.200 a US$ 2.500, versus US$ 800 en Brasil; US$ 450 en México y US$ 350 en Tailandia (y esto para los asiáticos ya es caro).

Tabla Nº 1. Comparación interanual de envío al exterior.
Exportaciones cuero (US$) Exportaciones carne (US$)
2007 1.013.020.399 1.281.042.000
2008 915.336.155 1.486.335.000
2009 616.511.788 1.652.731.000
2010 937.819.907 1.187.454.000
2011 937.957.722 1.270.956.000
2012 839.864.330 1.047.990.000
2013 923.164.349 1.009.445.000
2014 1.020.355.762 1.041.064.000
2015 830.201.743 874.144.000
2016 728.600.475 1.028.404.000
Total 8.762.832.630 11.879.565.000

Sin embargo, invertimos mucho en tecnología y eficiencia industrial para poder seguir siendo competitivos: los operarios logran una productividad acorde a su remuneración; o eso al menos intentamos para que no se rompa el equilibrio.
Otro de los costos tiene que ver con la logística. Un viaje en camión desde Lomas de Zamora (Buenos Aires) a Esperanza (Santa Fe) es equivalente a 500 kilómetros y requiere de un monto casi cuatro veces más elevado que mandar un contenedor de Buenos Aires a Hong Kong.

¿Cuál es el presente de la firma en el mercado mundial?
A nivel mundial producimos unos 320.000 cueros al mes. Argentina es responsable de más de un 50% de la producción, lo cual no cambiará en el mediano plazo, porque en general, nuestras plantas están cerca de la materia prima, que es el ganado en pie y casualmente la región con mayor potencial de crecimiento de este insumo, en todo el mundo, es Sudamérica.
Somos líderes globales en cuero blanco para calzado deportivo de vestir, donde tenemos un competidor chino gigante, que a su vez, es fabricante de zapatos.
La industria del cuero está extremadamente atomizada, donde el brasileño JBS integrado verticalmente –frigoríficos y curtiembres- es el mayor productor mundial, con algo más de 35.000 cueros procesados por día. La producción global ronda las 300 millones de unidades por año.
Es decir que JBS tiene solo el 4% de share y nosotros alrededor del 1%.

¿En qué otros países operan?
Además de las dos plantas en la Argentina, tenemos presencia con unidades productivas propias en Paraguay, Uruguay y Tailandia. En este último país disponemos de dos fábricas (una alquilada) y también un depósito en la zona franca de un puerto.

¿Cuándo deciden desembarcar en Asia?
Nuestra especialización siempre fue el calzado y en la década del ’80, pasamos de venderle material básico a la URSS -tras la caída del régimen, ese mercado prácticamente desaparece para la Argentina- a abastecer el polo de calzado femenino generado en el Sur de Brasil. El cuero argentino siempre es requerido por su calidad. Sin embargo, mi familia (puntualmente mi padre) siempre advirtió que el mundo había comenzado a girar hacia China. Esta visión nos llevó a abrir una oficina comercial en Hong Kong, en 1989.
En ese nuevo contexto, mi hermano mayor le propone a Reebok un modelo de negocio diferente, denominado nominación (donde las marcas le exigen a las fabricas de calzado que en caso del cuero la empresa a la que le tienen que comprar es Sadesa, con todas las especificaciones y precio acordados previamente con nosotros), el cual no solo fue aceptado para el caso del cuero sino también para los distintos componentes.
Nuestra visión se terminó imponiendo, al punto que es la forma en la que hoy trabajan las marcas de todo el mundo.
Luego, sumamos como clientes a Adidas y Nike, entre otras marcas, y fuimos expandiéndonos a todos los países donde estas firmas hacían zapatos. Indonesia, Tailandia, China y Vietnam son los países donde Sadesa empezó a tener presencia para atender esa demanda denominada branded.
Logramos salir del commoditie.

¿Cuál es la visión sobre el sector para los próximos años?
La industria curtidora requiere de inversiones importantes. En Argentina, seguirá tecnificándose para mantener la competitividad, agregándole valor al subproducto cuero, con las mejores prácticas en cuanto al tratamiento medioambiental.

La Corporación Vitivinícola Argentina, el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) y el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) y el Ministerio de Agroindustria de la Nación firmaron, este martes 25 de abril, un convenio de cooperación para promover el desarrollo y el consumo nacional e internacional de los tres productos más representativos de la producción nacional.

Productos de origen local y calidad global como la yerba mate, el vino y la carne vacuna argentina se unen para articular una visión conjunta y trabajar en el desarrollo de mercados a través de la promoción. El acuerdo justamente reconoce a la promoción, como una herramienta para competir en los mercados internacionales y entiende la necesidad de transmitir la esencia de lo argentino a través de sus paisajes, su tradición, su cultura y sus productos.

La firma del convenio fue en la sede del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina en Buenos Aires y representaron a las instituciones sus máximas autoridades: Ángel Leotta por COVIAR, Ulises Forte por el IPCVA y Roberto Re por el INYM.

En primer lugar Roberto Re compartió su entusiasmo por el acuerdo “porque estas tres producciones han logrado un lugar en la entidad nacional y están presentes en la mayoría de los hogares argentinos”. Asimismo destacó el rol del Ministerio como catalizador del convenio.

Por su parte Ángel Leotta  afirmó que “es muy importante para la Corporación  que administra el Plan Estratégico Vitivinícola 2020 asentado en tres ejes  fundamentales: pequeños productores, mercado interno y externo, la promoción e investigación desarrollo e innovación” y destacó la gran expectativa al combinar tres productos emblemáticos de la cultura argentina.

A su turno, Ulises Forte remarcó que este convenio “tiene que ser el puntapié inicial para que entendamos que podemos caminar junto públicos y privados y con intercambio de opiniones podamos instalar los productos argentinos en el mundo”.

Como cierre de la firma, Ricardo Negri, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ministerio de Agroindustria de la Nación, expresó que es “un convenio histórico porque son tres cadenas que nos unen a lo nuestro, fundamentales para la argentinidad y están presentes en cada una de nuestras casas”. Y agregó que “nuestro desafío a mediano y largo plazo tiene que ver con dejar de vender productos y empezar a vender experiencias”.

Las cadenas en números

Vino. Argentina es el quinto productor mundial de vino y el décimo exportador, con una participación del 2,6% del comercio mundial. Las principales provincias productoras de vino son San Juan y Mendoza, concentrando el 60% y 34% de la producción, respectivamente. Otras provincias productoras destacadas son La Rioja, Salta, Catamarca, Neuquén y Río Negro.

La producción primaria se encuentra fuertemente distribuida. El área destinada al cultivo de vid comprende más de 224 mil hectáreas distribuidas en 25 mil viñedos y alrededor de 18.000 productores.

Argentina se encuentra entre los 10 principales países consumidores de vino del mundo, alrededor del 80% del vino que se produce, se consume en el país.

Carne. Es la producción agropecuaria más federal del país ya que se realiza desde Jujuy hasta Tierra del Fuego. El stock bovino nacional es de 53,4 millones de animales. Las principales provincias ganaderas, incluida Buenos Aires (18,6 millones), Santa Fe (6,1 millones) y Córdoba (4,8 millones).

La faena total de 2016 fue de 11,8 millones, una producción total de 2,66 millones de toneladas res con hueso. En cuento a las exportaciones en 2016 se vendieron 234 mil toneladas res con hueso al exterior, totalizando 1044 millones de dólares.

Los principales mercados para la carne vacuna argentina son según datos del primer trimestre de 2017 China 38%, Unión Europea 20%, Israel 15% y Chile 14%. El consumo en el mercado interno es de 55,5 kilogramos por habitante al año (2016)

Yerba mate. Argentina es el principal productor mundial de yerba mate, le sigue Brasil y en tercer lugar Paraguay. Son los principales productores de yerba mate, explicando conjuntamente el 90% del volumen de producción mundial. Argentina posee el complejo productivo más avanzado tecnológicamente.

El área actual de producción nacional abarca Misiones y el noreste de Corrientes. La cadena yerbatera incluye a unos 13.000 pequeños productores y  104 molinos y 209 secaderos. En 2016 el consumo interno fue de 252 mil toneladas.

 

Más información en: www.coviar.com.ar

En el marco de una capacitación organizada por la Federación Veterinaria Argentina, conversamos con presidentes de Colegios y Consejos de distintas provincias sobre los reclamos que reciben de sus matriculados.

A poco de iniciado el año, presidentes y representantes de los colegios y consejos de médicos veterinarios que conforman la FeVA se dieron cita en la sede de uno de ellos, el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para compartir dos jornadas de capacitación dirigencial a cargo del Lic. Carlos Novello (MCI Group).
“Hace unos años habíamos realizado esta actividad y entendimos que era importante repetirla en base al fuerte recambio generacional que se está produciendo en las entidades”, le comentó a MOTIVAR el Dr. Héctor Otermin, presidente de la Federación Veterinaria Argentina.
El profesional explicó los objetivos de la iniciativa: “Más allá de realizar el análisis FODA de la Federación, buscamos reforzar la importancia y el sentido de participación de cada uno de nuestros miembros”.
Y completó: “Esto es clave. Mantenemos diversas relaciones institucionales, representando la voz de nuestros matriculados en la búsqueda de articular programas de acción consensuados, los cuales –por ejemplo en el caso de la ganadería- sean provechosos tanto para el productor como para el profesional”.
Vale decir que de la convocatoria fueron parte miembros de las entidades colegiadas de: Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Chaco, Santa Fe, La Pampa, Tucumán, San Luis y Río Negro, entre otros.
Sin dudas que esta representó una verdadera oportunidad para que desde MOTIVAR consultáramos a diversos dirigentes sobre las principales preocupaciones que tienen los veterinarios en cada una de sus provincias.
Más allá de las particularidades de cada lugar, logramos recoger una serie de temas sobre los cuales hubo consenso en cuanto a su vigencia. En ese marco, una de las primeras consideraciones que recibimos estuvo ligada a los magros resultados económicos que los profesionales vienen logrando desde fines de 2016 a esta parte, principalmente en el rubro de animales de compañía.
Pero esto no es todo; también existen problemáticas estructurales vinculadas con la falta de comunicación y carencia de continuidad en las relaciones entre las entidades y el poder político. “Sin apoyo de las autoridades es muy complejo que podamos resolver los problemas”, nos decían.
Otro tema identificado y sobre el cual se viene incrementando la temperatura de los debates en buena parte de nuestro país es el ejercicio ilegal de la profesión.
“Estamos preocupados y trabajando con asesores legales para resolver la problemática que nos plantea la aparición de cursos de auxiliar veterinario, por ejemplo, en base a los cuales se ofrece un “título” en ocho clases”, remarcaron casi al unísono los representantes de la profesión.
En el fondo, el reclamo más generalizado que reciben los directivos de las entidades profesionales sigue girando en torno a la necesidad de ordenar el mercado y fundamentalmente, el sistema de comercialización de zooterápicos, exigiendo el cumplimiento de la obligatoriedad de contar con un médico veterinario permanente en su rol de director técnico.


Más allá de esto y si bien las entrevitas completas ya se encuentran disponibles en motivar.com.ar, compartimos a continuación la actualidad y expectativas de los dirigentes con los cuales MOTIVAR pudo dialogar.

Tucumán avanza en capacitaciones

Con un 70% de sus matriculados orientados a los animales de compañía, el Colegio de Médicos Veterinarios de Tucumán estuvo representado en el encuentro de la FeVA por su presidente, el Dr. Miguel Guerineau.
“La actualidad de los matriculados es buena, con expectativas también en el ámbito de la producción ganadera. Si bien disponemos de 140.000 cabezas, en el último tiempo se han montado nuevos feedlots, habilitándose frigoríficos y creciendo también la producción avícola”, comentó Guerineau. Y adelantó: “Trabajamos en la concreción de nuestras primeras jornadas con foco en el veterinario y salud pública, en mayo. Se le destinará especial atención a las problemáticas ligadas a los vectores”.

Más profesionales en San Luis
También tuvimos la posibilidad de entrevistar a Walter Guzmán, presidente del Colegio de Médicos Veterinarios de San Luis, quien destacó que los profesionales privados se están adaptando a las nuevas políticas.
“Por su parte, se están recibiendo e ingresando al mercado laboral nuevas generaciones desde hace dos años. Este también es todo un desafío”, agregó. A su vez, hizo referencia al trabajo que la entidad viene desarrollando para lograr una legislación que incluya la obligatoriedad de un director técnico también en comercios de alimentos, intentando que todos los actores se adapten a las nuevas exigencias.

Santa Fe busca replicar su sistema
Dejando en claro que la provincia está siendo azotada por distintas inclemencias climáticas que han perjudicado la actualidad laboral de los profesionales que se desempeñan principalmente en los departamentos Castellanos, Las Colonias y San Cristóbal, el presidente del Colegio de Veterinarios de Santa Fe (Primera Circunscripción), Germán Mina, también dialogó con MOTIVAR.
“A las crisis hay que afrontarlas y no deben ser motivo de retroceso. En Santa Fe se llevan adelante muchos planes sanitarios y si bien hay que ser contemplativos con la situación en particular, no podemos levantar los brazos en materia de brucelosis, tuberculosis, carbunclo o garrapatas”, dejó en claro el veterinario. Y profundizó: “Inclusive, intentaremos replicar el concepto de corresponsable sanitario en otros sistemas productivos, como aves y cerdos”.
Ya en relación a la comercialización de productos, Mina explicó que no es lo mismo la venta que el expendio. “Este último incorpora criterios técnicos y de allí la importancia de que esté a cargo de un veterinario”, agregó. Y nos adelantó: “Estamos elaborando un proyecto de ley sobre el ejercicio profesional para regular todo el sistema de comercialización de zooterápicos”.

Articulación oficial
Miguel Pagni, presidente del Colegio Veterinario de Santa Fe (Segunda Circunscripción) también accedió a la entrevista con MOTIVAR y resaltó la importancia de que la profesión logre apoyo de las autoridades nacionales y provinciales con el objetivo de resolver las problemáticas actuales. “Las entidades no tenemos poder de policía, el cual y en nuestro caso, está en manos un Ministerio de Producción que no siempre tiene disponibilidad para llevar adelante el total de las auditorías que deseamos”, explicó Pagni.

En Río Negro ya está hecha la Ley
“Hace tres años trabajamos en implementar la ley de farmacia veterinaria en la provincia, reglamentación que se oficializó en 2016 y deja en manos de la subsecretaria de Ganadería local comenzar a ejecutarlo”, comentó el Dr. Marcelo Pierini, presidente del Colegio de Veterinarios de Río Negro. Y agregó: “A su vez, seguramente firmemos nuevos convenios con el Senasa para avanzar en una mejor fiscalización de las normativas”.
Otro punto destacado por el representante de la entidad rionegrina estuvo ligado a la ganadería bovina, actividad en la cual se impulsan diversas acciones para fomentar la presencia de los asesores veterinarios.
“Estamos libres de rabia a virus calle, pero cada tres meses detectamos un murciélago positivo. Es clave que sigamos atentos este tema”, agregó.

Entre Ríos, a paso firme con su carpeta sanitaria
Culminando con el ciclo de notas que llevaron adelante Patricio Jiménez y Facundo Sonatti (las cuales están ya disponibles en motivar.com.ar), entrevistamos al Dr. Sebastián Vittone, presidente del Colegio de Médicos Veterinarios de Entre Ríos, quien reconoce una caída en la actividad de los matriculados dedicados a la sanidad de las mascotas, situación que mejora para el caso de los veterinarios destinados a la actividad ganadera o a producciones intensivas como las de aves y cerdos.
“En el campo de la inocuidad de los alimentos, la presencia profesional continua sólida”, resaltó quien representa a un total de 900 matriculados. Y finalizó: “Avanzamos en capacitaciones que buscan cambiar el sistema sanitario referido a brucelosis y tuberculosis, a partir de un software que le ha dado buenos resultados al Colegio de Santa Fe (Primera). Conocida como carpeta sanitaria, esta herramienta nos permitirá comunicar la presencia o no de enfermedades y agilizar diversos trámites”.

La Resolución 28-E/2017 del Ministerio de Modernización de la Nación establece que desde el 15 de marzo pasado el Senasa deberá tramitar exclusivamente mediante el módulo de expediente electrónico del sistema de Gestión Documental Electrónica un total de 80 procedimientos.

Entre aquellos y estrechamente ligados a la industria veterinaria se destacan:
• Adquisición de antígenos para diagnóstico de enfermedades animales de origen Bacteriano.
• Adquisición de antígenos y reactivos para diagnóstico de enfermedades animales de origen viral.
• Solicitud de análisis de productos de origen animal para determinar residuos de medicamentos y contaminantes.
• Habilitación de establecimiento elaborador.
• Inscripción de firmas elaboradoras con establecimiento propio y en terceros.
Aquellos interesados en recibir la normativa completa, pueden solicitarla vía e – mail a redaccion@motivar.com.ar.

Integrando la Feria Internacional de la Alimentación Rosario (FIAR), que se realiza desde este martes 26 al sábado 29 de abril.

ExpoAmeriCarne, reunirá la tecnología de procesos de la industria cárnica, en un ámbito de negocios y difusión de las buenas prácticas de manufactura e inocuidad de los alimentos. Se trata un salón de esta muestra, organizado por Red Alimentaria que, paralealmente, ha convocado en FIAR a una Mesa de Trabajo y Articulación Público-Privada en Alimentos, que abordará temas de interés para la industria de la participarán 8 instituciones.

Red Alimentaria, Revista AmeriCarne y Revista Solo Aves & Porcinos organizan ExpoAmeriCarne 17, nueva edición del salón que reunirá toda la tecnología y los procesos de la industria cárnica y afines. Será desde este martes 26 al sábado 29 de abril, integrando la Feria Internacional de la Alimentación Rosario (FIAR), en el Centro Metropolitano de Convenciones de esa ciudad santafesina.
Son objetivos del Salón Expo AmeriCarne 17 ofrecer un escenario a las empresas, para que puedan mostrar sus equipos funcionando, sus suministros y servicios y -al mismo tiempo- agregarle valor a la feria, como un ámbito educativo para todos sus participantes. También se propone como un ámbito de negocios y de capacitación para el desarrollo sustentable de la industria cárnica, compartiendo la información generada con los visitantes de la feria.
En este sentido, EAC contará con distintas actividades de tipo académico, a través de conferencias técnicas, capacitaciones y jornadas de debate. Así, el día 27/4, a las 15:00, en el Auditorio D, el INTI Carnes brindará una charla sobre Reducción de Sodio en Embutidos Seco, a cargo de la Lic. en Tec. de los Alimentos Mariana Sánchez, y el mismo día, a las 15:40, sobre Bacterias de interés sanitario, criterios microbiológicos y programas de muestreos.
En tanto, el día viernes 28/4, a las 15:00, en el Auditorio A, la Dirección Nacional de Precursores Químicos del Ministerio de Seguridad de la Nación brindará una disertación sobre Cumplimiento de la nueva normativa en materia de registro y control de operadores de precursores químicos, a cargo de Melanie Montes de Oca, de la Subsecretaría de Lucha contra el Narcotráfico, perteneciente al área de Precursores Químicos en la Industria Alimenticia.
Por su parte, el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) dictará, también el viernes 28/4, de 16:00 a 18:00, en el auditorio A, un nuevo curso sobre Carnicerías Saludables, con el objetivo de mejorar la manipulación minorista de la carne. Estará cargo del Lic. Gerardo Leotta, quien dará una visión general del estado de situación, así como un resumen de los principales resultados obtenidos en los proyectos realizados por el grupo de trabajo SITEC-IPCVA. Y expondrá sobre las experiencias en la prueba piloto de frigoríficos de tránsito provincial, realizada en Buenos Aires y Tucumán.
En tanto, FIFRA organizará un Ciclo de Charlas Ganaderas Granos + Carne, el jueves 27/4, a las 17:00. Allí, el Lic. Jorge Ingaramo hablará sobre Economía, Política y Negocio Ganadero y la perspectiva de las futuras inversiones. En tanto, el Dr. Jorge Torelli se refirirá a los Mercados de la carne Bovina, y el Mgter. Federico Santangelo ofrecerá un Análisis del Mercado y Ganadero y su Actualidad y Perspectivas. Y un representante del Rosgan se disertará sobre los mercados electrónicos ganaderos.

Mesa de Trabajo Púiblico–Privada en alimentos
En el ámbito de FIAR y EAC 17, Red Alimentaria (RA) ha convocado a una Mesa de Trabajo y Articulación Público-Privada en Alimentos, de la que participaron 8 instituciones del mundo empresario, gubernamental y académico, para compartir visiones y trabajar en forma conjunta sobre aspectos que hacen a la calidad e inocuidad alimentaria. Será el jueves 27, de 15:00 a 18:30, en el Auditorio Panorámico de FIAR.
La iniciativa reúne a GS1, GSFI (Iniciativa Mundial de Seguridad Alimentaria, por su sigla en inglés), el SENASA y el Ministerio de Agroindustria (MINAGRO), a través de la Secretaría de Agregado de Valor, CAME, COPAL, INTI Carnes y el Ministerio de Seguridad, a través de la Dirección Nacional de Precursores Químicos de la Subsecretaría de Lucha contra el Narcotráfico. Todas las instituciones presentaran sus ponencias durante el transcurso de la Mesa, según el siguiente detalle:
La Ing. en Alimentos Isabella Maglietti Smith del MINAGRO, disertará sobre Perspectivas en el comercio de alimentos: el agregado de valor como eje competitivo.
En tanto, el Veterinario Nicolás Winter, de la Coordinación General de la Dirección Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (DNICA) del SENASA, se refirirá a la Ley 27.233 y la modernización del SENASA.
Por su parte, el Ing Leonardo Spina, Gerente General de Gerencias Técnicas del INTI abordará el tema El INTI y su vinculación con la industria.
También COPAL participará de la Mesa a través del Lic. en Ciencias Químicas Jorge Debbane, miembro de su Comité de Normativa Alimentaria, quien presentará el tema Contribución de la industria alimentaria a la salud y nutrición: importancia del procesamiento. El rol que cumple la industria de alimentos y bebidas en la sociedad y la importancia de las tecnologías de procesamiento.
En tanto, por CAME, el Lic. Jorge Pazos, Secretario Adjunto de Economías Regionales de la entidad, disertará sobre Buenas Prácticas Comerciales (BPC).
Por su parte, la Ing. en Sistemas Roxana Saravia, Coordinadora Regional de Trazabilidad de GS1 Latam, se referirá a La experiencia global, visión de futuro, demandas y desafíos.
Y el Lic. en Ciencias Químicas Luciano López Jáuregui, de GFSI presentará la disertación Grupo Latam Sur: trabajando juntos para elevar el estándar de seguridad alimentaria en la región.
Finalmente, el Lic. en Ciencia Política Carlos Brun, Director Nacional del Registro, Análisis Técnico y Control del uso de Precursores Químicos del Ministerio de Seguridad de la Nación, dará la conferencia Precursores Químicos en la Industria Alimenticia. Trabajo conjunto para evitar el desvío de Precursores hacia posibles usos ilícitos
El Salón ExpoAmeriCarne en FIAR y la realización de la Mesa cuenta con el auspicio del MINAGRO, el INTI, el SENASA, el IPCVA, la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA), la Asociación de Frigoríficos e Industriales de la Carne (AFIC), la Cámara de Frigoríficos de la Provincia de Santa Fe (CAFRISA) y la Asociación de Proveedores de la Industria de la Alimentación (ADEPIA).

 

“Es la proteína más barata en todo el mundo”

Así lo señaló Javier Prida, presidente de la Cámara Argentina de Producción Avícola (CAPIA), que representa a las alrededor de 1.000 granjas -con 43,2 millones de gallinas en postura- que tiene nuestro país.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar

En la mayonesa, las galletitas, los helados, las tortas, las pastas y una inmensa mayoría de golosinas se repite un ingrediente, sin excepción: el huevo.
En Argentina, su ingesta asciende a la increíble suma de 272,8 unidades por persona cada año.
Es decir, unas 12.349.227.500 unidades, cifra que nos posiciona como uno de los cinco mayores consumidores del mundo.
¿Otro dato?
En todo el territorio nacional, hay tantas gallinas en postura (también llamadas “ponedoras”) como habitantes.
Y aunque los números parezcan grandilocuentes, aún existe margen para crecer.
De hecho, en México -país con mayor consumo per cápita en todo el planeta- se ingiere, en promedio, un huevo por día por persona.
Según palabras de Javier Prida, presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA), hace tres años que el huevo es la proteína más barata en todo el mundo, incluso más económica que la leche, lo cual hace viable la posibilidad de que su consumo se incremente.

Granjas transformadoras

945

Son los millones de dólares que genera la industria del huevo solo en la primera venta: de la granja a supermercados y mayoristas.

A nivel local, la industria es una de las patas de la Mesa de Proteína Animal (MAPA) y transforma 1 millón de toneladas de maíz y 400.000 de soja cada año.
En números, esto significa multiplicar alrededor de US$ 360 millones en valor grano por casi US$ 1.000 millones que factura la industria al comercializar los huevos.
Para Prida, el sector viene de un año duro, con precios para los productores que no llegaron a cubrir los costos.
“Empezamos 2016 con $380 por el cajón de huevo blanco y $410 el de color (cada cajón trae 30 docenas). Lo cerramos con precios por debajo de esto: en torno a los $320 y $360, respectivamente”, describió el directivo.
A su vez, dejó en claro que –entre tanto- los costos locales treparon un 90% y una caída de las exportaciones en el orden del 30% en volumen.
“Esto último, se tradujo en una mayor oferta local y su consecuente caída en los precios internos”, analizó.
Y profundizó: “Durante el último cuatrimestre del año pasado, los productores trabajamos con márgenes negativos, de hasta el 20% en algunos casos, con la consecuente salida de algunos actores del negocio, sobre todo aquellos que alquilaban granjas”.
Vale decir que en las últimas semanas de febrero 2017 se percibió una importante recuperación en el precio del huevo, la cual vuelve a poner a la industria en los valores de junio de 2016 ($430 el cajón de huevo blanco).
“Más allá de esto, los márgenes siguen siendo muy bajos”, le comentó Prida a MOTIVAR.

Numeritos
La producción local se reparte en alrededor de 1.000 granjas, las cuales se concentran principalmente en la provincia de Buenos Aires, donde operan el 40% de ellas.

La producción local de huevos se reparte en alrededor de 1.000 granjas, las cuales se concentran principalmente en la provincia de Buenos Aires (40%).Entre Ríos ocupa el segundo lugar, con un 30%, y completa el podio Santa Fe, con un 10%.
En ese total de granjas, solo una de cada seis alberga más de 100.000 aves.
Además, se estima que el 37% son pequeñas, con entre 1.000 y 20.000 aves, según las cifras de CAPIA.
“En promedio, las granjas argentinas tienen unas 40.000 gallinas, explicó Javier Prida. Y destacó: “Este dato cobra una relevancia significativa, si tenemos en cuenta que una unidad productiva que pretenda ser sustentable en el tiempo debe superar los 60.000 animales, distribuidos en al menos dos o tres galpones (este sería el ideal) para poder lograr una rotación constante y generar todos los tamaños de huevos a lo largo del año”, aseguró Javier Prida.
Y agregó: “El nivel de productividad nacional ronda el 80%. Es decir, unos 280 huevos por ave, al año”.

En la mesa de los argentinos
“Como veterinario vinculado a la industria avícola desde hace más de 50 años, puedo asegurar que el pollo y, fundamentalmente, el huevo, cumplen una función preponderante en la nutrición de las personas”, describió el consultor Luis Grieco, director de Avimetría, quien también fue consultado por MOTIVAR.
Y avanzó: “El huevo es un alimento materno (en él se genera una vida) y, sin ninguna duda, la fuente de proteínas más completa, accesible y económica de la que puede disponer la población en el mundo”.
Más allá de esto, fue Javier Prida quien enumeró una serie de factores internacionales que impactan sobre el desarrollo global del sector.
“El mundo atraviesa un período de incertidumbre: el cambio de gobierno en los Estados Unidos, la inestabilidad comercial con China; los problemas sanitarios y la debilitación del consumo interno en México y los últimos brotes de influenza aviar en distintos países del planeta. Estas son todas cuestiones que se deberán considerar al evaluar seriamente las perspectivas futuras del sector”, aseguró el presidente de CAPIA.
Y concluyó: “Un tema no menor en ese análisis es la nueva legislación europea sobre Bienestar Animal, la cual generó que países como República Checa, Hungría y Portugal la hagan responsable de la desaparición de 45.000 establecimientos avícolas en los últimos años. Si esa tendencia llega a la Argentina, deberemos reinventarnos y adecuar la oferta a nuevas tendencias que generarán aumentos en los costos para el consumidor”.

EN ARGENTINA, MAS DE LA MITAD DE LOS GALPONES SON AUTOMATICOS

¿Cuánto se debe invertir para ser sustentables?

A razón de unos $225 por gallina, tener la granja de huevos propia parece una empresa alcanzable. Sin embargo, “una unidad viable”, como la define el presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA), Javier Prida, se logra con al menos 60.000 gallinas en postura, lo cual puede insumir un desembolso más importante: unos US$ 840.000, para ser más precisos.
“La inversión inicial a partir de la recría propia se estima en US$14 por animal. Esto incluye ambientes climatizados y laterales cerrados con paneles con chapa

150

Son los millones de dólares que invirtió el sector localmente, el año pasado.

y poliuretano expandido, como una cámara frigorífica”, le explicó Prida a MOTIVAR. Y siguió: “Prescindiendo de tecnología, se puede montar una granja con una inversión menor, cercana a los US$12 por gallina en postura. En cualquier caso, esos montos mínimos se destinan a: US$5 de alojamiento por ave; US$ 5 por ave recriada; US$ 2 de estructura (esqueleto, piso, luz, mano de obra)”.
En cuanto a los niveles de productividad y retorno de la inversión, Prida sostuvo que la rentabilidad de la actividad no supera el 7% anual en moneda dura sobre la inversión total.
Es decir que, si hasta hace solo unos años se podía recuperar la inversión en siete años, en la actualidad hay que pensar en como mínimo el doble.
Así las cosas, en 2016 el desembolso del sector -tanto en transformación tecnológica, como en expansión del número de granjas- ascendió a US$ 150 millones. “El parque productivo creció un 1,43% y en unidades de huevos avanzamos casi un 3%. Esto se explica por una mayor eficiencia lograda en base a una mayor cantidad de galpones automáticos, produciendo más huevo por ave alojada cada año”, aseguró el presidente de CAPIA.

A la vanguardia mundial
“En Argentina disponemos de tecnología de punta; la misma que se utiliza en el 90% de los principales productores”, garantiza Prida y explica: “Los países de Europa y Estados Unidos adoptaron otro tipo de tecnologías. Sin embargo, la producción argentina es la más amigable con el animal y el productor, permite observar desde el celular la cantidad de litros de agua y alimentos que consume cada galpón, la productividad medida… todo con ambientes controlados”.
Los números de CAPIA estiman que entre el 52 y 55% del parque productivo nacional adoptó los galpones automáticos.
“En el costo de un cajón de huevo, la eficiencia que se logra con estos galpones versus los tradicionales, oscila entre el 14 y el 20%. Hoy por hoy, la variable electricidad puede impactar sobre esos porcentajes tras los aumentos de inicio de año. Sin embargo, estos números de eficiencia se logran a partir de una extensión en los picos de postura de 60 a 68 semanas y una mayor cantidad de huevos producidos con menor volumen de alimentos utilizados”, detalla Prida.

“El estatus sanitario argentino está por sobre la media mundial”

En Argentina hay tantas gallinas en postura como habitantes: son 43,2 millones de animales, según las últimas cifras difundidas por CAPIA. Sin dudas, una cifra apetecible para cualquier industria, como lo es la de productos veterinarios.
Tantas veces celoso de sus cifras, el sector estima en -al menos- US$ 50 millones la facturación que genera con su oferta de fármacos y biológicos al sector avícola nacional.

4

Son los millones de pesos que por semana factura la industria veterinaria local a partir de la comercialización de productos destinados a la producción local de huevo.

Más allá de esto y específicamente hablando del negocio que pasa por las granjas de ponedoras, la cifra se reduce a US$ 1 millones mensuales.
Para el médico veterinario Javier Galdara, gerente de línea avícola de MSD Argentina, nuestro país se encuentra por encima del estatus sanitario promedio global. “A pesar que en la producción de huevos y su comercialización hubo meses con ciertos problemas, la demanda fue bien absorbida por el mercado en 2016, incluso hubo algunas ventajas por exportaciones de huevo industrializado y en cascara”, analizó el profesional en conversación con MOTIVAR, para introducirse de lleno en los aspectos sanitarios: “La situación actual es muy buena y debemos mantenerla en base a medidas preventivas. Con el paso del tiempo hemos logrado un producto avícola muy seguro, con una condición de país inmejorable en materia de clima, disponibilidad de terreno y agua”.
Por su parte, Martín Díaz -gerente de la Unidad de Negocios Avícola de Ceva Argentina- recordó que durante los últimos años la industria ha crecido en gran magnitud rápidamente, lo cual limitó la implementación de condiciones de producción adecuadas, así como el cumplimiento de estrictos planes de bioseguridad. “Esta condición, aumenta el riesgo de introducción de enfermedades exóticas en nuestro país, tanto Newcastle, como Influenza Aviar”, advirtió.
Por su parte, el Dr. Nicolás Pfefferman, gerente Comercial Línea Avícola de Merial Argentina, que hoy forma parte de Boehringer Ingelheim, agregó: “Si bien el país no tiene hoy presencia de estas enfermedades, sí existen algunas víricas y otras bacterianas, las cuales pueden prevenirse con tecnologías que están disponibles. A su vez, la bioseguridad de las granjas es sin dudas la clave que nos permitirá mantener una buena situación sanitaria”.

Lo que viene
“El mercado de gallinas de postura es de 43 millones de cabezas y se repone a un ritmo del 50% cada año. Cuando se habla de facturación, para la industria veterinaria, la misma representa alrededor de un cuarto del mercado total avícola, sin contar aditivos”, nos aclaró Galdara.
Y proyectó: “Es un sector que se está tecnificando a pasos agigantados. Se vienen buenos años tanto en lo productivo como en lo económico”.
Más allá de esto, Pfefferman explicó que la concientización a los productores es un trabajo que se ha hecho bien durante los últimos años, debido a que es clave que sean ellos mismos los que permanezcan actualizados.
“Como en toda producción intensiva, la industria del huevo siempre adopta nuevas tecnologías y eso es muy positivo en favor de mejorar los resultados”.
Del mismo modo, Díaz sostuvo que en la actualidad “la posibilidad de crecimiento en el mercado pasa por la introducción de productos de nueva tecnología, con mayor valor agregado para la sustitución de productos clásicos, como por ejemplo, los antibióticos o vacunas convencionales”. Y profundizó: “Con el crecimiento de la industria y la profesionalización de las empresas, el rol del veterinario fue tomando mayor relevancia en el proceso productivo. No obstante, aún es necesaria una mayor participación en diversos temas que se presentan como nuevos desafíos, como lo son el aseguramiento de la calidad e inocuidad de los alimentos (enfermedades y residuos), uso racional de antimicrobianos en producción animal y bienestar animal”, agregó el gerente de Ceva Argentina.
Por último, fue Javier Galdara quien hizo notar el déficit actual en materia de profesionales veterinarios volcados al sector: no serían más de 200, a nivel nacional y sumando tanto a los que se desempeñan tanto en el ámbito público, como en el privado.
“Es interesante debatir estos datos, invitando a las cámaras empresariales y las universidades locales a que se fomente la actividad, con foco no solo en la sanidad, sino también en nutrición y genética”, culminó.

“La venta de huevos representa el 70% de nuestra facturación”

En 1973, mi padre -Juan Antonio- le obsequió 100 gallinas a mí abuela para que se entretenga”, recuerda en diálogo con MOTIVAR uno de los propietarios de Avícola Santa Rosa, Mario Maroto.
“A partir de allí, se acondicionó la nave de una vieja bodega en un predio familiar de 4 hectáreas y con los huevos que juntaba en un día compraba el alimento balanceado para toda la semana”, agregó quien hoy cuenta con 90.000 gallinas en postura (promedio) y desde Mendoza provee a supermercados de escala nacional. Si bien los Maroto siempre estuvieron vinculados a la producción agrícola (hortalizas, ajo y vid), su incursión al negocio avícola rápidamente se transformaría en una pata esencial del desarrollo de la empresa: representa el 70% de su facturación.

Nunca exenta de avatares
Un brote de Newcastle barrió con aquel lote inicial de gallinas, dejando en claro que los comienzos no serían sencillos, así como tampoco el resto de su historia.
Esa misma temporada y gracias a una cosecha de dos hectáreas de ajo, la familia inició la construcción de su primera granja de ponedoras, con 1.000 aves. La revancha llegó con nuevas prácticas sanitarias y el uso del mejor alimento balanceado. ¿Qué ocurrió? Al poco tiempo duplicó el plantel.
Sumando e invirtiendo en jaulas, la firma llegó a contar con 5.000 animales; y para principios de la década del ’80, ya había alcanzado las 10.000 aves en postura.

“En 40 años operando en el sector, no recuerdo una situación de desánimo como la que viven los productores en los últimos meses”.

“En esos años, nuestra división avícola sumó su propia planta de alimentos balanceados y superó las 20.000 aves. Durante una década, tuvimos un crecimiento de 10.000 ponedoras cada dos años, en promedio. También crecíamos en el negocio agrícola”, le explicó Maroto a MOTIVAR.
Las crisis estaban a la orden del día, importaciones desde Brasil que debilitaban los precios, hiperinflación, efecto Tequila…
“Cuando nos iba mal en un sector, solíamos compensarlo con el otro”, reconoció el empresario. “En los ’90 y en el marco del “1 a 1” incursionamos en las cadenas de supermercados. Hasta 2001 fuimos uno de los tres mayores proveedores de Mendoza”, contó el co-propietario de Avícola Santa Rosa. Y avanzó: “La crisis nos encontró desfinanciados; habíamos invertido en una nave de 20.000 aves. Las cadenas de crédito se cortaron y se terminaron los pagos en contado”.

Última década
Para Maroto, siempre el negocio resultó ambivalente, pero en la última década los frentes abiertos fueron múltiples, con sus diferentes resultados. En ese sentido, nuestro entrevistado mencionó un fallido intento de incursionar en el mercado exportador junto a otros productores en el año 2011 y recordó momentos en los cuales se sumaron actores al negocio con volúmenes de producción de hasta más de 1 millón de gallinas a partir de inversiones de particulares ajenos al sector.
Por su parte y entre los históricos reclamos del sector, Maroto recuerda: “Ya en 2001, le llevamos la inquietud a CAPIA por el hecho que pagamos 21% de IVA cuando otras producciones intensivas solo tributan 10,5%, pero por los tiempos políticos nunca se atendió el reclamo a nivel nacional”.
Y señaló: “El año pasado, la suba de costos nos pegó duro, sobre todo por la quita de retenciones y el consecuente aumento del precio del maíz. Además, no podemos perder de vista que la caída en el poder adquisitivo de la población en 2016, nos impidió mejorar los precios”.
“En 40 años operando en el sector, no recuerdo una situación de desánimo como la que viven los productores en los últimos meses”, agregó Maroto al tiempo que vaticinaba una concentración del mercado, a partir de la capacidad que tienen las grandes firmas para concretar las inversiones en los galpones automatizados.
Respecto de esta tecnología, el directivo de la empresa no dejó dudas: “Solo se justifican en aquellos planteles de más de 50.000 aves”. Por su parte, destacó que la marginalidad genera competencia desleal, por medio de la cual se favorece a quienes no pagan los impuestos y lleva a que el resto de los actores terminen produciendo a pérdida en un escenario en el que la oferta supera a la demanda.
Por último, Maroto se refirió a la tercera generación familiar y la posibilidad de expandir el negocio. “Son jóvenes e ingresan en una industria muy demandante. Si deciden darle continuidad al negocio, evaluaremos futuras inversiones”, cerró.