fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición ImpresaDesconocer el comportamiento del bovino
CAUSAS QUE PROVOCAN PERDIDAS DE KILOS EN EL GANADO ENVIADO A FAENA (I)

Desconocer el comportamiento del bovino

Miedo. Es el factor que más impacta en el comportamiento.

BIENESTAR ANIMAL

 

acerbiVice Presidente de la Asociación Argentina de Bienestar Animal-SOMEVE
Contacto: rcatolosa@hotmail.com

acerbi-oct16La mayoría de los productores están convencidos de saber manejar su ganado y actúan utilizando las formas “tradicionales”: perros, gritos, violencia, amontonamientos, etc. Este sería el punto de partida de los errores que tendrán consecuencias negativas en el resultado económico de la venta para el productor y en la calidad y cantidad de la carne que será producida en la planta frigorífica. A la tropa enviada se le debe retirar, durante la faena y previo a la balanza, las zonas de la carcasa que tienen hematomas. Eso genera un descuento de kilos que producirá un menor porcentaje de rinde de la res, situación que siempre genera reclamos y enojos entre las partes.
Los animales maltratados en origen sufrieron miedo y dolor, factores que también serán negativos para la maduración posterior de las medias reses. La carne toma un color oscuro, similar al que tiene el dulce de membrillo.
“Quedó paralizado por el miedo”, se escucha decir para graficar las situaciones críticas que le ocurre a una persona, lamentablemente con alta frecuencia, en el día a día en nuestra sociedad.
Este concepto se puede aplicar también al manejo de los bovinos.
En 1994, Le Doux afirmaba que el miedo es una emoción universal en el reino animal y que mueve a sus integrantes para evitar a sus depredadores.
Todos los vertebrados pueden ser condicionados por el miedo.
También se puede expresar en sentido positivo: todo vertebrado puede ser conducido por el buen trato. El miedo se define como una experiencia emocional desagradable, causada por un estímulo que el animal percibe como una amenaza.
Los bovinos emanan olores específicos para comunicarse entre ellos (el celo es un ejemplo normal de ello). En una situación violenta de manejo tradicional, basta que uno de ellos genere olores que se correspondan a una alarma por miedo extremo, para que se extienda esa sensación a los otros animales del rebaño.
Esos olores son producidos en glándulas cutáneas situadas entre las pezuñas.
El miedo es el factor que impacta más negativamente en el comportamiento del rodeo bovino cuando se utiliza el manejo tradicional, haciendo que asuman actitudes que generan un circulo vicioso.
Los animales huyen asustados y el hombre de campo percibe que esto le genera una pérdida de tiempo, se enoja y utiliza a los perros, gritos, pechazos del caballo, etc. Esto causa pánico entre los bovinos, que mas se alteran y profundizan su intención de huida.
Es imprescindible que los criadores y engordadores comprendan cómo es el comportamiento natural de estos para que su trabajo se lleve a cabo respetando los principios del bienestar animal.

Algunas claves
Es muy importante que sepamos que el animal es un “pensador” basado en imágenes y recuerdos vividos. Notoriamente los animales se comportarán más calmos y con bajo nivel de miedo si pudieran asociar recuerdos e imágenes agradables a su llegada al complejo de toril, mangas, cepo y la presencia del hombre de campo.
Por el contrario, utilizando los manejos tradicionales hay más probabilidades de producir asociaciones con imágenes negativas que les causarán nerviosismo y, por ende, miedo a ingresar nuevamente a ese sitio en particular.
Válida es la comparación con las vacas del tambo, las cuales se acercan voluntariamente al galpón de ordeño, porque recuerdan que recibirán alimento y se les aliviará la presión de sus ubres, repletas de leche.
Este es un recuerdo placentero y, por consiguiente, positivo. Los bovinos nos avisan siempre de sus miedos…
Falta que el hombre los entienda.

comments

Valoración: