fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeSlide PortadaAgroinsumos certificó las normas GMP

Agroinsumos certificó las normas GMP

El laboratorio nacional aprobó la auditoría del Senasa y apuesta fuerte a seguir creciendo tanto en el comercio internacional, como en el servicio de elaboración para terceros.

Nicolas de la FuenteNICOLAS DE LA FUENTE
redaccion@motivar.com.ar

Atentos a la certificación de las normas GMP por parte de Agroinsumos a mediados de septiembre, visitamos la planta que el laboratorio posee en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde dialogamos con Cristina Morrone, titular de la empresa; su hijo Martín Barros, responsable de Comercio Exterior; el gerente comercial del laboratorio, Ariel Camba, y Tomás Rodríguez, farmacéutico.
“Iniciamos este año con el lanzamiento de nuestro nuevo BioCobre y lo continuamos con la certificación oficial GMP en nuestra planta”, le describió a MOTIVAR, Cristina Morrone.
“El desafío de quienes llevamos adelante este laboratorio fundado por mi padre hace ya 46 años es seguir con la tradición, mejorándola”, agregó nuestra entrevistada. Al mismo tiempo, sostuvo que demás de reconocer la calidad de los procesos que allí se siguen, la certificación es clave para ofrecer servicio de elaboración tercerizada a laboratorios que no cuentan con planta propia.
“A ellos ofreceremos elaborar aquí líquidos, sólidos y semisólidos”, ejemplificó Morrone, al tiempo que destacó también las nuevas posibilidades que la empresa espera aprovechar en materia internacional.
“Obviamente que este logro es una forma más de darle respaldo a los clientes que desde hace años confían en la calidad de nuestros productos, pero también nos permitirá avanzar hacia países como Qatar, pensando en todas las ventajas de la línea Viterra, por ejemplo”, nos comentó Martín Barros. Y agregó: “Bahréin, Emiratos Árabes y otros países de la región exigen hoy este tipo de certificaciones para poder comenzar a trabajar”.

La planta

La estructura productiva de Agroinsumos está ubicada sobre una superficie de 900 metros cuadrados cubiertos y consta de 4 áreas segregadas. Dos destinadas a la producción de productos generales (sólidos, líquidos, semisólidos, estériles y no estériles); una para hormonales y otra de avermectinas, todas certificadas bajo las normas GMP del Senasa, junto con el depósito con que cuenta la empresa en el predio.
“Disponemos de un laboratorio de control de calidad propio, con cámaras de estabilidad, equipo de HPLC para todo tipo de análisis, absorción atómica, línea de etiquetado y codificadora”, enumeró Tomás Rodríguez. Y sumó: “También contamos con planta de agua propia, de osmosis, con la cual generamos el agua para los inyectables”.
“En la planta ya se venía trabajando siguiendo las pautas GMP; con lo cual las modificaciones edilicias concretadas no fueron significativas.
Sin embargo, sí debimos trabajar fuertemente en la parte documental y de procedimientos”, expresó el farmacéutico.
Desde Agroinsumos también destacaron que el personal de las distintas áreas del laboratorio debe estar capacitado de forma continua; “la certificación implica el compromiso de seguir mejorando”, aseguraron.
“Otra de las ventajas con las que cuentan quienes decidan elaborar aquí sus productos será la amplia capacidad de producción de la estructura, la cual permitirá entregas en tiempo y forma”, rescató Barros. Y avanzó: “Además, tanto la planta como nuestros depósitos están ubicados en CABA, en las cercanías del núcleo de empresas de transportes y logística”.
Más allá de esto, desde la empresa sostuvieron que son hoy 20 personas las que están abocadas a las áreas de elaboración y adelantaron posibles futuras inversiones para la construcción de una nueva área para productos betalactámicos.

El contexto/h3>

“Para certificar las normas GMP hay que invertir”. Con ese concepto en mente, Morrone entiende también al logro alcanzado como una herramienta que tendrá a su disposición el equipo comercial de la empresa.
“Este está siendo un año positivo; los productores están volviendo a invertir y eso se ve reflejado en resultados de ventas que han sido, hasta ahora, satisfactorios”, explicó Morrone.
“Además, estamos queriendo posicionarnos en mercados externos de mayor exigencia y valor, como lo son Colombia y México”, aportó Barros.
Desde el punto de vista interno, también fue interesante escuchar al gerente comercial de la empresa, Ariel Camba, quien destacó los resultados logrados tras el lanzamiento de BioCobre, triplicando su estimado inicial. “En esto sin dudas que influye la calidad del producto, pero también el empeño y la inversión que realizó el laboratorio para concretar pruebas muy costosas que avalan su recomendación; se invirtió en campañas puntuales y se incorporó a un veterinario para apoyar toda la línea pero fundamentalmente a este lanzamiento en su etapa inicial”, describió Camba.
Ya adelantando el inicio de la primavera y la llegada de los tratamientos pre servicio en los cuales se utilizan los productos que provee la firma nacional, sus autoridades anunciaron nuevos lanzamientos para las líneas tanto de Agroinsumos, como de Viterra y confirmaron que estarán concretando nuevas contrataciones para reforzar su cuerpo de ventas.
Por último, Camba destacó el trabajo de difusión y promoción que la empresa estuvo realizando en los últimos meses, con charlas en la zona norte de Santa Fe (San Cristóbal, Vera y Tostado) en las cuales se establecieron vínculos con grupos CREA y Sociedades Rurales. “También apoyamos a distribuidores propios con eventos para sus clientes, destacando en ellos el impacto de las pérdidas productivas por carencia de minerales y en este caso en particular, de cobre, zinc y manganeso”, concluyó.

comments

COMPARTIR:
Valoración: