HomeEdición Impresa“La compra de animales infectados es el principal problema en campos libres”
ASPECTOS A CONSIDERAR DE LA BRUCELOSIS BOVINA EN LOS ESTABLECIMIENTOS

“La compra de animales infectados es el principal problema en campos libres”

En toda adquisición debe chequearse el estado sanitario y dejar a los animales en cuarentena una vez que llegan al campo comprador. Antes de juntarse con el resto de los bovinos debe realizarse nuevamente un estudio serológico.

DR. JULIO CESAR CAIONE
juliocaione@lab9dejulio.com.ar

Dato. “El estado de latencia es particularmente importante”.

Dato. “El estado de latencia es particularmente importante”.

La Brucelosis es una enfermedad de los animales que se transmite al hombre constituyendo una de las principales zoonosis. Es producida por el género bacteriano Brucella y afecta a diferentes especies y al ser humano. Brucella abortus infecta a bovinos, Brucella melitensis a ovinos y caprinos, Brucella suis a porcinos, Brucella canis a caninos y Brucella ovis a ovinos. La especificidad de las especies no es absoluta ya que pueden infectar a otras especies cuando se crían juntas.

 

Antecedentes

En el transcurso de los años 2008 al 2013, en Laboratorio 9 de Julio se procesaron muestras pertenecientes a 2.286 rodeos de carne y 523 de leche.

La prevalencia para rodeos carne fue de 19.4% y de 0.9% de vacas positivas. Para rodeos lecheros, 22.2% y 0.4% de vacas positivas.

Los datos estadísticos no estiman la prevalencia real de la enfermedad, sino que son obtenidos en base a las muestras procesadas: dan una estimación de la prevalencia, indicando que el nivel de vacas infectadas es, como se vio, relativamente bajo.

Caione J. y otros, con el objetivo de conocer la prevalencia en el partido de 9 de Julio, Buenos Aires, realizaron un muestreo entre abril y mayo de 2009, en el que se obtuvieron 2.475 muestras de vacas de cría y 525 de vacas lecheras, pertenecientes a 158 rodeos para carne y 23 rodeos lecheros.

La prevalencia aparente de vacas de cría infectadas en la zona estudiada fue del 0,44%, y la prevalencia de predios de cría con reactores fue de 4,43%.

En rodeos lecheros la prevalencia intrapredio e interpredio fue del 0%.

Se observa que esta prevalencia en bovinos de cría es significativamente menor a la estimada en el año 1996, de 5,8% intrapredios y 44% interpredios.

También es significativamente menor a la prevalencia de Brucelosis estimada para 22 partidos de la Cuenca del Salado en el año 1997: 7,4% intrapredios y 60,7% interpredios.

 

Transmisión

La principal vía es la digestiva y se produce cuando los animales lamen los abortos, placentas, líquidos de partos y genitales de animales enfermos.

Las Brucellas en el medio externo pueden sobrevivir varios meses en condiciones frías y de humedad: colonizan las ubres y contaminan la leche transformándose en una fuente de contagio para el ser humano al consumir leche no pasteurizada; también puede transmitirse por heridas en la piel y mucosas.

El contagio vía genital solo se produce mediante la inseminación artificial con semen infectado, el toro no transmite la enfermedad.

El ingreso de animales infectados comprados constituye la principal fuente de infección en un establecimiento libre: en toda compra debe chequearse el estado sanitario y dejar en cuarentena los animales una vez que llegan al campo comprador antes de juntarse con el resto.

Particular importancia reviste el estado de latencia: se trata de una hembra bovina nacida de una madre infectada y constituye uno de los principales problemas en la erradicación de esta enfermedad. La infección se adquiere vía intrauterina y no puede ser detectada cuando es ternera.

Las hembras con infección en latencia abortan entre el 5 y 7 mes de gestación, son un porcentaje muy bajo y apreciables en rodeos con baja prevalencia.

En el caso de un rodeo infectado que deje todas las terneras para reposición, se recomienda sangrar las vaquillonas cuando lleguen al quinto mes de gestación para eliminarlas antes que se produzca el aborto.

 

Signos clínicos

La presentación de los mismos depende el periodo de incubación, siendo muy variable y dependiente del estado fisiológico. En el animal preñado el periodo de incubación es más corto. El principal signo es el aborto en el final del tercio medio (5 a 7 meses). Los animales abortados eliminan Brucellas por las secreciones 15 días antes y hasta aproximadamente 30 días después del aborto.

De acuerdo a estudios realizados, un tercio de las vacas infectadas no abortan nunca, pero son igualmente peligrosas ya que eliminan Brucellas al parir.

El 80% de las vacas solo abortan una vez y la retención de placenta es frecuente tanto en los abortos como en los partos de vacas infectadas.

 

Diagnóstico

La confirmación exige pruebas serológicas y la mayoría de los países utiliza una metodología de dos o tres técnicas.

En Argentina se utiliza el Antígeno Bufferado en Placa (BPA) como prueba tamiz y los sueros reaccionantes se confirman con el ensayo de polarización fluorescente (FPA).

Este ensayo está diseñado para la detección de anticuerpos contra Brucella abortus, tiene la capacidad de ser una prueba multi-especies, permitiendo el diagnóstico presuntivo en bovinos, porcinos, caprinos, ovinos, ciervos y bisontes.

Validado para bovinos, este ensayo tiene la capacidad de distinguir animales infectados de vacunados con la cepa 19, y también de los animales con reacción cruzada con bacterias gran negativas en más del 90% de los casos. Además tiene como ventajas respecto a los métodos tradicionales de Wright-2 Mercaptoetanol mayor rapidez de ensayo (5 minutos) mayor especificidad 99.9%, automatización en la lectura del ensayo, validación internacional y se puede realizar en terneras luego de 90 días de la vacunación.

 

Control

Las estrategias están incluidas en el Programa de Control y Erradicación de la Brucelosis Bovina (Resolución Senasa Nº 150/2002), que incluye:

Vacunación: del 100% de las terneras de tres a ocho meses de edad con la vacuna Brucella abortus Cepa 19, en simultáneo con las campañas de vacunación antiaftosa.

Control de egresos: para ganado de carne y leche todo movimiento que tenga un destino distinto al de faena deberá contar con un certificado de seronegatividad en los machos enteros mayores de seis 6 meses y hembras mayores de 18 meses.

Estatus sanitario de los establecimientos: todos los establecimientos lecheros, las cabañas y/o los establecimientos dedicados a la comercialización de reproductores machos, deberán estar incluidos en alguna de las categorías descriptas como «En saneamiento», «Saneado» u «Oficialmente libre».

Vigilancia epidemiológica: todos los establecimientos procesadores de leche y fabricantes de productos lácteos deberán realizar 6 monitoreos anuales a sus tambos proveedores, mediante pruebas del Anillo en Leche (PAL) o Técnica de I-ELISA en laboratorios de la Red.

Aquel que detecte una prueba positiva, deberá comunicarle al productor y a su veterinario acreditado.

 

Vacuna RB51

En países como Estados Unidos, México, Chile, Costa Rica y Colombia se utiliza la vacuna RB51 (consiste en una cepa de Brucella abortus modificada en el laboratorio). Tiene la ventaja a diferencia de la cepa 19 de no inducir la producción de anticuerpos que confunden el diagnóstico; luego de una vacunación con RB51 todas las pruebas de laboratorio dan resultado negativo.

Estudios realizados en Estados Unidos demostraron que la protección frente al aborto e infección es similar a la cepa 19. Estudios realizados en INTA Castelar demostraron que si se aplica en animales adultos, aun siendo vacunados de terneras con cepa 19, no se produce la formación de anticuerpos, aunque se repita la dosis. Su uso está recomendado para ser utilizada previo al servicio.

 

Conclusiones

La Brucelosis es una enfermedad difícil de erradicar. Uno de los principales problemas en la erradicación reside en la correcta eliminación de los positivos y en el control de las fuentes de infección como son la compra de animales y las terneras que son dejadas para futuras madres con infección en latencia.

La tecnología para el control y la erradicación está disponible; se cuenta con pruebas de diagnóstico confiables y validadas internacionalmente como también vacunas. La erradicación demandará un enorme esfuerzo pero grandes beneficios económicos y sociales.

EXIGENCIA OFICIAL

Obligatorio: emitir protocolos de diagnóstico

Senasa recordó a los veterinarios acreditados para la Brucelosis bovina la importancia de remitir las muestras obtenidas en los establecimientos rurales junto a la totalidad de los datos requeridos, a fin de que los laboratorios de red puedan completar los protocolos de diagnóstico de la enfermedad correctamente.
Esta medida tiene por objetivo mejorar la información recibida en las oficinas locales respecto a los protocolos de diagnóstico de la enfermedad que confeccionan los laboratorios de red. Los datos son provistos por los veterinarios privados acreditados y luego son presentados por los titulares y/o apoderados de los animales ante las oficinas del Senasa, antes de gestionar la emisión del Documento de Tránsito Animal (DT-e) y otros trámites relacionados.
Para más información contactarse a brucelosisbovina@senasa.gob.ar o bien a redaccion@motivar.com.ar para acceder a los datos de origen de las muestras requeridos obligatoriamente y los informes oficiales necesarios en materia de identificación de los animales.

 

comments

Valoración: