fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición ImpresaUna herramienta valiosa para el aprendizaje
CAMBIOS CULTURALES EN EL MANEJO DE LA HACIENDA

Una herramienta valiosa para el aprendizaje

Dr. Rodolfo Acerbi

BIENESTAR ANIMAL

Dr. Rodolfo Acerbi

DR. RODOLFO ACERBI
Vicepresidente Asociación Argentina
de Bienestar Animal (SOMEVE)
lectores@motivar.com.ar

Siempre que enumeramos las dificultades para producir un cambio en sentido efectivo de las aplicaciones de los principios del Bienestar Animal, se destaca su condición de ser un proceso de cambio cultural en el manejo tradicional de los animales destinados a la producción de alimentos, especialmente a los bovinos.

Esta afirmación le cabe a todos los recursos humanos que se desempeñan en el ámbito de la producción en la Argentina, empezando por la carrera de grado de los veterinarios, en la cual la temática aún no se ha establecido adecuadamente dentro de la curricula.

Al respecto, transcribimos aquí parte de una exposición a cargo del Dr. Vicente Gaudioso Lacasa en ocasión de su ingreso en 2014 a la Academia de   Ciencias Veterinarias de Castilla y León (España), referida a la profesión y su vínculo: “La comunidad veterinaria tiene el papel de guardianes del bienestar animal en reconocimiento de su incomparable formación al respecto”.

Textuales

Bienestar Animal

Además, el profesional expuso las siguientes afirmaciones:

“Desde la concesión del Premio Nobel de fisiología y medicina a los naturalistas Lorenz, Timbergen y von Frisch, en 1973, se produjo una explosión de resultados de investigación en el campo de la etología y emergieron un gran número de asociaciones y revistas científicas especializadas.

El veterinario, como profesional responsable, tiene que desarrollar varias funciones fundamentales en relación con el bienestar animal. Situado entre los animales, sus dueños y la sociedad el profesional tiene que: implementar los protocolos o estándares de buenas prácticas del manejo.

Ha de diagnosticar o reconocer deficiencias básicas o excesos encubiertos.

Además, debe ejercer una labor permanente de educador de los propietarios y operarios que se ocupan de los animales y, por último, tiene la obligación de aprovechar la oportunidad que le brinda el contacto permanente con ellos para mejorar el  conocimiento de sus necesidades y hacer progresar la investigación.

La Asociación Mundial Veterinaria (WVA), tras la oportuna renovación de su estatuto, prioriza, dentro de la educación o formación de la profesión, el “bienestar animal”. Para ello establece que entre los mínimos conocimientos y destrezas requeridas para el buen ejercicio profesional se atenderá, indefectiblemente, el estudio de las necesidades etológicas de los animales.

Asimismo y para asegurar niveles básicos de bienestar en los animales, la Asociación Mundial de Veterinaria en su último evento, organizado en 2013 en colaboración con la Asociación Veterinaria China (que representa a casi un millón de veterinarios de ese país) reconoce de manera universal los cinco campos principales, “libertades” que ya abordamos anteriormente, en los que deben de asentarse las intervenciones profesionales veterinarias para ser eficaces. La primera y principal conclusión a la que llegan es que la profesión es la mejor preparada para el estudio y puesta en práctica de todas las estrategias y habilidades conducentes a la mejor protección de los animales.

Sin embargo, reconoce que a la hora de exigir una homologación de criterios hay limitaciones insalvables, ya que existen  numerosos factores de conciencia, conocimiento, tradición cultural o exigencias religiosas, así como de tipo educativo o económico, que no pueden obviarse”.

Contexto

Como se desprende de las   palabras del Dr. Gaudioso Lacasa y aún sabiendo del rol efectivo que cumplen las capacitaciones, destacamos en esta oportunidad el lanzamiento de la segunda edición -en español- del libro “Bienestar Animal, productividad y calidad de la carne”, un significativo aporte para los estudiantes de las carreras agropecuarias y para los mismísimos profesionales.

Este volumen consta de cuatro secciones y 27 capítulos desarrollados por destacados especialistas en las distintas especies destinadas a la producción de alimentos para el humano. En ese marco, la especialista de Chile M.V. PhD Carmen Gallo ha realizado un claro prólogo, destacando que el presente texto renovado, ampliado y  mejorado “ha tenido una amplia distribución, llenando un vacío que existía de textos en español sobre el tema”.

Difundir esta noticia, es una pequeña contribución a una herramienta fundamental para que el cambio se posible: el saber…

comments

COMPARTIR:
Valoración: