fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición Impresa“Ser prudentes con la posibilidad de incluir vacunas vivas o atenuadas”
EL TEMA FUE PLANTEADO EN ROSARIO, SANTA FE

“Ser prudentes con la posibilidad de incluir vacunas vivas o atenuadas”

Fernández. “Las tecnologías se usan cuando aparecen los brotes”.

Cerca de 90 profesionales se dieron cita en el primer encuentro para veterinarios organizado por la Cámara Argentina de Feedlot, en el que disertó -entre otros- el Dr. Fernando Fernández, del INTA Castelar.

PATRICIO JIMENEZ
patricio@motivar.com.ar

Fernández. “Las tecnologías se usan cuando aparecen los brotes”.

Fernández. “Las tecnologías se usan cuando aparecen los brotes”.

Creemos que los profesionales tienen que venir a proponer acciones y realizar aportes técnicos, más allá de escuchar disertaciones en las que se refresquen temas de actualidad”, le explicó el Ing. Rodrigo Troncoso a  este Periódico MOTIVAR el pasado 3 de junio en el marco del primer encuentro para veterinarios organizado por la Cámara Argentina de Feedlot en la Bolsa de Cereales de Rosario, Santa Fe.

Allí, el gerente de la CAF destacó que la entidad plantea un foro anual “en el cual los expertos en el manejo sanitario de los corrales puedan debatir cuáles serán los desafíos para la actividad, proponer guías técnicas y temas que luego la Cámara podrá plantear ante quienes corresponda”.
Vale destacar que el encuentro fue transmitido en vivo por Internet a través de  hablandodelonuestro.com.ar y que a lo largo del mismo se sucedieron una serie de disertaciones a cargo del Dr. César Fiel (Facultad de Ciencias Veterinarias de Tandil), Horacio Gamero (Granja Tres Arroyos), Fernando Fernández y Ricardo Sager, ambos del INTA (Ver nota adjunta).
“El crecimiento sostenido del engorde a corral en nuestro país depende de varios factores, pero fundamentalmente de la eficiencia productiva de los encierres, tema en el cual el manejo de la nutrición y la sanidad juegan un papel central”, agregó Troncoso.

“LA SARNA ES UN PROBLEMA EN LOS FEEDLOTS”

César Fiel. Fue uno de los disertantes.

César Fiel. Fue uno de los disertantes.

Si bien todas las charlas que tuvieron lugar en el encuentro para veterinarios organizado por la Cámara Argentina de Feedlot pueden reproducirse de manera completa desde la sección “Charlas” disponible en hablandodelonuestro.com.ar, repasamos aquí algunos de los conceptos vertidos en una entrevista realizada con el Dr. César Fiel, una vez finalizada su disertación en particular.
“Más allá de que existen trabajos que demuestran la importancia de la resistencia a los antiparasitarios en animales que ingresan en los corrales provenientes de zonas con garrapata, el eje central de la presentación estuvo atado al tema sarna: un verdadero problema en los corrales”, le explicó a este Periódico MOTIVAR el médico veterinario.
Y agregó: “Si bien esta problemática se presenta de un modo distinto al cual estamos acostumbrados en campos de cría es clave tener presente que para poder juntar a los animales en los encierres, se debería aislarlos durante dos semanas tras la aplicación de las ivermectinas para que se limpien totalmente para no introduje ácaros en el sistema”.
Además de esto, Fiel destacó cómo una droga denominada genérica a veces contra la sarna no logra los resultados esperados. “En el mercado hay más de 100 ivermectinas: una que no tenga la calidad deseada quedará en evidencia si se la emplea contra sarna, más que frente a parásitos internos”, explicó.
Y concluyó: “Los profesionales actuantes deberán trabajar con drogas y laboratorios que les garanticen calidad y servicio técnico, respectivamente”.

Resolviendo casos. Se trabajó en mesas redondas, con la supervisión de Ricardo Sager

Resolviendo casos. Se trabajó en mesas redondas, con la supervisión de Ricardo Sager

Las vacunas

Una de las disertaciones centrales estuvo a cargo del Dr. Fernando Fernández, director del Instituto de Virología del INTA Castelar, quien se refirió a los esquemas preventivos factibles de ser utilizados en los feedlots. “Generalmente cuando aparecen los brotes nos acordamos de la importancia de respetar un calendario sanitario y, por ello, hemos puntualizado en la importancia de no abandonarlo, profundizando en las propiedades del sistema inmune y las herramientas existentes para mejorar los niveles de protección”, explicó.
Además, dejó en claro que en estos encuentros se confirma la necesidad de seguir debatiendo temáticas relacionadas al uso de las vacunas y actualizaciones en inmunología, temas sumamente necesarios en la práctica diaria.
MOTIVAR: ¿Cómo analiza el bajo uso de las vacunas?
Fernando Fernández: A nivel general las tecnologías se usan cuando aparecen problemas serios o brotes: ahí todos salimos a vacunar. El ejemplo más claro está dado por las encefalitis de los equinos, contra las cuales se deja de utilizar una vacuna que debería ser obligatoria, que el laboratorio la produce y después pocos adquieren. Pero claro, si en determinada época del año aparecen casos, se vacuna. Da la sensación de que nos vamos olvidando y perdiendo dimensión de la necesidad de prevenir la aparición de enfermedades infecciosas. En el caso de los feedlot este es un tema vigente, en el cual generalmente se recurre a las vacunaciones.
Aunque allí se plantea un problema con la aplicación de la doble dosis, ¿no es así?
Lo ideal sería intervenir con vacunaciones al pie de la madre o en épocas de destete, previo a que el animal ingrese al feedlot. Esto hace que aumenten las expectativas de protección y que -al menos- contemos con la posibilidad de reducir el impacto de los problemas. Debe quedar en claro que lo que se busca con las vacunas no es resolver totalmente los perjuicios de todas las enfermedades, pero sí comenzar a mitigarlas y reducir la circulación del agente involucrado.
Por otro lado, cada vez se pretende ingresar más animales a los corrales; más chicos y de diferentes procedencias. También se quieren tener vacas de cría en menores superficies y destetar precozmente, a la vez de entorar temprano… Se va desnivelando el sistema; y las vacunas no son mágicas.
¿Por qué hace tanto hincapié en las expectativas de protección?
Suele creerse que el animal pasa por la manga, lo vacunamos, sale del cepo y está protegido. Pero eso no es así.
De hecho, lo que hicimos fue iniciar un proceso en el cual eso que inoculamos (una formulación que contiene un antígeno) actuará sobre el sistema inmune y las expectativas de protección obviamente se generarán luego de las dos semanas. En el caso ideal, deberemos aplicar una segunda dosis a las tres semanas para después sí lograr, a los 7 o 10 días posteriores, una buena expectativa de protección. Eso es un programa de vacunación.
El resultado del acto de vacunar no es la protección. Eso es inmunizar. Vacunar es aplicar el producto.
Hace un tiempo, grupos de asesores veterinarios descreían de la eficacia de algunas vacunas. ¿Cuál es la situación actual?
Esa fue una demanda que se ha venido escuchando de parte de productores y profesionales desde hace tiempo. Desde el INTA Castelar y para el caso de las enfermedades virales, hemos desarrollado un modelo de control de calidad de potencia en cobayos. El mismo ya está validado con pruebas de descarga y serología en bovinos. Se trata de un modelo accesible y fácil de implementar, el cual ha sido transferido al Senasa para que lo utilice en la aprobación de las vacunas. Es claro que deben existir controles de calidad específicos para los productos que se lanzan al mercado; no basta con una declaración jurada por parte del elaborador.
¿Y cómo respondieron las vacunas?
Desde el momento en que se utiliza este método, se detectaron aquellas que no cumplían con los requisitos, con lo cual los laboratorios tuvieron la posibilidad de mejorarlas.
Eso lleva a que se inicie un camino similar al vivido con la vacuna antiaftosa: hace varios años y si bien es cierto que no todos los productores vacunaban, había algunas vacunas que no eran potentes. Cuando todos vacunaron con productos controlados (como los actuales), el resultado fue la erradicación de la enfermedad.
Se discutió también sobre el uso de vacunas vivas o atenuadas para hacer frente a IBR y DVB, por ejemplo. ¿Cuál es su postura?
Lo primero que debemos tener en cuenta es que las vacunas muertas actuales no son las de diez años atrás: son seguras, de muy buena calidad y en experiencias objetivas de protección, con descarga en bovinos, se demuestra que efectivamente funcionan.
Por lo tanto, creo que debemos ser prudentes en cuanto a la posibilidad de incorporar vacunas atenuadas o vivas que presentan algunos inconvenientes.
Debemos analizar en detalle los riesgos que planean las vacunas vivas en cuanto a la posibilidad de ingresar otros agentes adventicios que pueden acarrear o eventualmente ingresar al ambiente un virus que pueden recombinar o revertir.
Las vacunas vivas, en algunos animales inmunodeprimidos, pueden generar algunos problemas, mientras que en vientres preñados también podrían provocar abortos.
Es un debate al cual, como científico, tengo que estar abierto; pero será clave discutirlo en base a pruebas objetivos y a necesidades concretas, fundamentadas en resultados epidemiológicos de diagnóstico y con pruebas de calidad, potencia y seguridad.
En base a ello, en algún momento se tomará la determinación o no de tenerlas en consideración.
En lo personal, sería muy prudente con el tema y -llegado el caso- buscaría vacunas vivas de última generación que demuestren, por ejemplo para el caso de IBR, que no generan portadores y que no se eliminan a otros animales.
¿Las enfermedades siguen presentes porque las vacunas no funcionan, porque se usan mal o porque no se aplican?
También debemos tener en cuenta que los agentes infecciosos son “inteligentes”: a muchos de ellos nunca los podremos eliminar por medio de las vacunaciones. Tendremos que aprender a convivir y, a lo sumo, apostar por disminuir la gravedad de los perjuicios que puedan producir. Será clave aprender de ellos y seguir su evolución para intentar, en algún momento, erradicarlos. Algunas batallas hemos ganado, como por ejemplo con la fiebre aftosa; mientras que en otras ni siquiera sabemos por dónde empezar (anemia infecciosa equina o leucosis, por ejemplo).
¿Es optimista en cuanto a lograr mayores avances en la prevención?
El hecho de ser más eficientes en el diagnóstico de las enfermedades, la caracterización de los agentes que intervienen y conocer de dónde provienen las infecciones, representa un gran avance.
Cuando tenemos los conocimientos, podemos luchar contra las enfermedades infecciosas.
Será clave seguir avanzando para poder resolverlas.

LA VISION DE UNO DE LOS ASISTENTES

“Un 80% de los terneros llega sin vacunaciones contra CRB”

MIGUEL ZABALA
Médico veterinario

En primer lugar, vale felicitar a la Cámara Argentina de Feedlot por la realización de este primer encuentro para veterinarios; por el ámbito escogido para realizarlo y por la jerarquía de los expositores que estuvieron allí presentes.
Lo manifestado por el Dr. César Fiel nos deja en claro que, a pesar que en los corrales los parásitos interrumpen su ciclo, la resistencia a las ivermectinas también se nos queda con alguna ganancia de peso.
También planteó un alerta para todos en cuanto a la sarna, tema que estamos viendo cada vez más.
Por su parte, el colega Horacio Gamero -de la industria avícola- nos dio un panorama de todo lo que tenemos por recorrer hacia el futuro, tanto los técnicos como los empresarios y la misma Cámara que nos nuclea y marca el rumbo del sector.
Una contundente exposición en cuanto a las tareas que nos falta por realizar, desde mi punto de vista.
Siempre brillante lo del Dr. Fernando Fernández del INTA, porque abordó los temas que más nos preocupan en el feedlot. Sabemos que la enfermedad respiratoria (CRB) es nuestra primera causa de muertes y pérdidas por mala conversión. Los biológicos que usamos son buenos en la medida que los animales lleguen con dos vacunas, pero la realidad indica que no es así (en nuestro caso un 80% de los terneros llegan sin recibir ninguna vacuna contra CRB). Como expuso el Dr. Fernández, con la primera dosis (día 1) no damos inmunidad, la que comienza a aparecer recién con la segunda dosis (día 22 o más). Nuestros registros nos dicen que el grueso de los casos de ERB se produce entre el día 10 y 25 en los corrales; o sea que llegamos tarde con la prevención.
Mi pregunta particular al respecto se orientó a saber si no habrá llegado la hora de usar vacunas a virus vivo o atenuado, que nos den un mayor margen de inmunidad.
Creo que es hora de un debate por parte de técnicos, entidades, laboratorios y Senasa en relación al tema.
Ya culminando la jornada, el Dr. Ricardo Sager -con su vasta experiencia en nuestro país y el exterior- nos acompañó en un recorrido por todas las aristas de manejo en feedlot, que se complementó con la formación de mesas de trabajo que ya es un clásico en todas las jornadas de la Cámara, las cuales son de gran utilidad por la participación de cada uno de nosotros en los distintos casos presentados.
Por último y en lo personal, coincido con el gerente de la CAF, Rodrigo Troncoso, en cuanto a que esta iniciativa se posicione en el tiempo y nos permita seguir creciendo en esta especialidad profesional.

comments

COMPARTIR:
Valoración: