fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición Impresa¿Por qué la avicultura debe atender el bienestar de los animales?
SANIDAD Y PREVENCION COMO ASPECTOS CENTRALES

¿Por qué la avicultura debe atender el bienestar de los animales?

Competitivos. Cuidar el bienestar animal genera, también, una mayor productividad.

La productividad tiene una relación directa con la mejora continua de los sistemas de gestión de la calidad.

M.V. PAOLA CARDACI
Docente Cátedra de Producción de Aves y Pilíferos
Facultad de Ciencias Veterinarias de La Plata

Competitivos. Cuidar el bienestar animal genera, también, una mayor productividad.

Competitivos. Cuidar el bienestar animal genera, también, una mayor productividad.

La huella de la mano del hombre a través de la crianza de los animales, descuidando muchas veces el bienestar de los mismos, incide provocando un stress con impacto no deseado en su rendimiento y afectando la calidad del producto final, teniendo un efecto negativo en la producción a través del tiempo.

El objetivo de esta intervención es incrementar la productividad y lograr un mayor valor agregado mediante la prevención de múltiples factores, a la cual sólo se podrá llegar por una metodología que involucre distintos procedimientos.

 

La productividad

Autores y economistas la definen como la relación entre la cantidad de productos obtenidos por un sistema de producción (en avicultura: pollos o huevos) y los recursos utilizados para lograrla.

Se trata de un índice que evalúa la capacidad de un sistema para elaborar los productos que se requieren y el grado en que se aprovechan los recursos utilizados. Es decir, el valor agregado.

La productividad tiene una relación directa con la mejora continua del sistema de gestión de la calidad, por medio del cual se pueden prevenir los defectos del producto y mejorar los estándares de calidad de una empresa. Esto, a su vez, está estrechamente relacionado con los conceptos de competitividad e innovación.

En el marco de las empresas, competitividad podría definirse como: “La capacidad de producir bienes o servicios de desempeño superior, mejor calidad y más bajo costo que los de sus competidores. Una empresa competitiva es capaz de desarrollar un crecimiento sostenido a largo plazo, remunerar mejor a sus colaboradores y generar más utilidad a sus accionistas o propietarios”.

En cuanto a “innovación”, existen muchas acepciones dependiendo del contexto en que se utilice. Algunas definiciones sostienen que se trata de “la aplicación de nuevas ideas, conceptos, productos, servicios y prácticas, con la intención de ser útiles para el incremento de la productividad y la competitividad. Un elemento esencial es su aplicación exitosa de forma comercial. No sólo hay que inventar algo, sino también, introducirlo en el mercado”.

Entendiendo esto, no resulta descabellado pensar que cuando hablamos de sanidad y prevención nos acercamos a los conceptos de productividad, innovación y competitividad como ejes centrales del bienestar de nuestros animales.

Para poder cumplir con el mismo, será central contar con una metodología preventiva para obtener una correcta sanidad de las poblaciones con las que estamos involucrados, a través de un programa de prevención organizado que considere todas las variables del proceso productivo.

El bienestar tiende a mejorar la fisiología del animal actuando como factor que armoniza el medio interno, posibilitando el correcto balance hormonal y orgánico que todo ser vivo merece. Por ello debemos entenderlo no como revolucionario o extraño, sino como equilibrado y natural.

Donde aparece también un elemento esencial de la innovación y relación directa con el bienestar animal es en aquello de “llevar los resultados al mercado”; es decir, explotarlos comercialmente. Entonces, ¿por qué conviene a la cadena avícola atender al bienestar de sus animales?

Algunas de las sencillas respuestas pueden ser: para no sufrir pérdidas originadas en las distintas formas del maltrato desde las granjas hasta el frigorífico y para evitar pérdidas notorias en las plantas de faena: machucones, lesiones graves en piel y cortes de carne oscura, magullones en pechugas y patas, etc. La protección y bienestar de los animales es crucial no sólo por razones éticas, morales y legales, sino también para garantizar una mayor calidad de los alimentos.

El desafío es valorar distintos aspectos determinantes para mejorar desde el manejo cotidiano apuntando al bienestar de las aves y así obtener un producto final de calidad para el consumo humano, innovando y acrecentando nuestra competitividad y rentabilidad a la vez que la productividad de la empresa.

comments

COMPARTIR:
Valoración: