1 octubre, 2013
ABASTECERA LA DEMANDA DE VACUNA ANTIAFTOSA EN ESE MERCADO Y OTROS DE LA REGION

“Iniciamos la construcción de una planta productiva en China”

FacebookTwitterLinkedInCompartir

Guillermo Mattioli, gerente general de Biogénesis Bagó, destaca los últimos logros del laboratorio. ¿Cuál es la situación en Brasil? ¿Y a nivel local?

LUCIANO ABA
luciano@motivar.com.ar

La clave. “Se requieren estrategias de largo plazo”.

La clave. “Se requieren estrategias de largo plazo”.

Con el objetivo de conocer su visión respecto de diversos temas ligados al ámbito de la industria veterinaria y las producciones ganaderas, este Periódico MOTIVAR tuvo la posibilidad de entrevistar a Guillermo Mattioli, gerente general de Biogénesis Bagó, quien adelantó inversiones del laboratorio también en el mercado asiático. En ese marco, nuestro entrevistado destacó el acuerdo de cooperación que se ha firmado con la empresa Hile Biotechnology, de Shanghai, -especializada en la producción de biológicos para aves y cerdos-, a partir del cual ya se ha comenzado la construcción de la primera planta elaboradora de vacunas antiaftosa de alta calidad para el mercado chino y la región.

Más allá de esto, Mattioli destacó que Biogénesis Bagó “es hoy la cuarta empresa en facturación en el mercado de grandes animales en Sudamérica y la primera entre las de origen latinoamericano”.

 

MOTIVAR: ¿Cómo definiría a este 2013 en el ámbito del mercado interno?

Guillermo Mattioli: La sensación general es la de un año que bien se podría haber pasado por alto. De hecho, los sectores que conformamos la cadena pecuaria no fuimos convocados por las autoridades nacionales, para definir objetivos o una estrategia ganadera de corto, mediano o largo plazo. El Plan PEA había despertado ilusiones respecto de la posibilidad de generar mesas de trabajo por sectores, etc; pero este 2013 pasó “sin pena ni gloria”. Se debería pensar en un proyecto que determine pautas e indicadores y permita alinearse a todos los actores de las cadenas de carne, leche y otros productos (cueros y genética, por ejemplo) para potenciar este importante sector de nuestra economía.

En resumen, sin un plan de desarrollo para el sector ganadero y las continuas incertidumbres sobre las variables económicas, cada año que pasa sólo nos ocupamos una y otra vez de los mismos temas en un sector que no sólo pierde rentabilidad, sino también su sentido de protagonismo, innovación, y perspectiva en cuanto a que se puede hacer mucho más en beneficio no sólo de las empresas que del mismo participan sino fundamentalmente del país.

 

¿Qué medidas deberían tomarse para mejorar la situación?

Una acción concreta es la de convocar a los sectores académicos, científicos, de la agroindustria, de la profesión veterinaria y de la producción para establecer objetivos y marcos de trabajo a mediano y largo plazo. Estas iniciativas están escritas en documentos elaborados desde los distintos sectores de la cadena hace años. Habría que consensuar un plan a 10 o 20 años, que sirva de orientación a los sectores y que no se cambie por motivos circunstanciales.

NUEVA EDICION DEL PREMIO “BIOGENESIS BAGO”

En conjunto con la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria, el laboratorio pone en marcha una nueva edición de la iniciativa que premiará al mejor trabajo en adopción de tecnología para una producción eficiente en ganadería intensiva y extensiva de carne y leche, que aborde aspectos sanitarios, reproductivos y de manejo. Los jurados específicos que definirán al ganador serán los Dres. Eduardo Palma, Bernardo Carrillo, Jorge Errecalde, Ramón Noseda y Esteban Turic.
El premio propiamente dicho consiste en la entrega de un Diploma y la suma de $20.000. El cierre de la inscripción es el próximo 31 de marzo de 2014.
Para más información al respecto, pueden ingresar en www.anav.org.ar o enviarnos un e-mail a redaccion@motivar.com.ar.

Debemos salir de esta inercia y volver a convertir a nuestro país y a la región, en una máquina de exportar productos de alta calidad y alto valor agregado (carnes procesadas, lácteos de excelencia, genética, “know how” veterinario y científico, cueros, productos veterinarios, etc) al mundo. Tenemos el conocimiento; falta un Estado que consensue y apoye estas iniciativas, que sólo van a redundar en generación de empleo, ingreso de divisas, y prestigio a la Argentina.

 

¿Cómo evalúa los resultados logrados en Brasil hasta el momento?

Biogénesis Bagó se lanzó hace 18 años hacia los mercados regionales, con presencia activa en Uruguay, Paraguay, Bolivia y Brasil. Además, en estos dos últimos años definimos nuestra presencia en Venezuela y en México (donde la firma Elanco paso a comercializar nuestros productos). Con el activo ingreso al mercado brasilero, somos la empresa de mayor producción de vacuna antiaftosa para abastecer a los países que practican vacunación y proveedores del Banco de Antígenos y Vacunas de Norteamérica (México, Canadá y Estados Unidos).

Este desarrollo en el mercado de biológicos -y sin descuidar los productos farmacéuticos, endectocidas, de suplementos minerales y de reproducción- nos ha transformado en un laboratorio que ofrece una línea completa de productos y servicios de alta calidad, enfocada en la producción de carne, leche y actividades intensivas (feedlots y confinamiento).

Ya somos la cuarta empresa en facturación en el mercado de grandes animales en Sudamérica y la primera entre las de origen latinoamericano. Esto nos da un alto potencial para entender las necesidades del productor y de la actividad pecuaria de la región, y seguir presentando productos y soluciones innovadoras.

 

Hace un tiempo nos comentó la posibilidad de que la empresa comience su expansión en China. ¿Podría darnos detalles respecto?

En razón de haber alcanzado un destacado rol y calidad global de nuestros biológicos y en particular de distintas vacunas antiaftosa (para campañas y para emergencias -bovinos y cerdos-) y por ser la única empresa del mundo en tener productos aprobados para ser utilizados en caso de un brote de esa enfermedad en Estados Unidos, Canadá o México, las autoridades chinas nos seleccionaron a nosotros y a los organismos nacionales científicos en la materia (Senasa, INTA, CONICET, etc.) para acompañar un programa binacional en investigación, elaboración y campañas para controlar y erradicar la enfermedad en dicho país.

Sobre estos antecedentes y experiencia es que Biogénesis Bagó estableció un acuerdo de cooperación con la empresa Hile Biotechnology, de Shanghai -especializada en la producción de biológicos para aves y cerdos- y ha comenzado la construcción de la primera planta elaboradora de vacunas antiaftosa de alta calidad para el mercado chino y la región. Es un gran logro para el complejo científico nacional y un claro ejemplo de la cooperación público – privada, bien entendida.

 

¿Cómo evalúa los resultados y la difusión lograda en base al Plan Sanitario Productivo que se plantea desde la industria?

Por informaciones del INTA o de diversos grupos técnicos -como AACREA-, cerca del 50 % de los productores pecuarios utilizan en forma intensa y con supervisión veterinaria (esporádica o mensual) los planes sanitarios que son, a bajo costo, necesarios para lograr -con igual stock ganadero- los mayores niveles de extracción, producción de terneros, carne y leche de alta calidad, y para tener un debido resguardo sanitario de los rodeos.

Falta que esto sea acompañado por un mayor porcentaje de los productores.

En mi experiencia, el productor está abierto a la aplicación de tecnología y tanto la industria, los veterinarios y las instituciones como el INTA y AACREA, son buenos difusores de la utilización de tecnologías e innovación.

Claro que la fuerte adopción de estas herramientas se produce en los momentos en que el productor primario -que constituye la real base de la pirámide de la producción de carnes y leches de calidad- es reconocido con precio justo y rentable por el desarrollo de su actividad.

En el caso especifico de la oferta de insumos veterinarios y servicios de asesoramiento de la industria en el país, el productor dispone de tecnologías de altísima calidad. El médico veterinario conoce y puede indicarle tanto productos que garantizan la calidad de resultados, como los momentos a ser aplicados, en forma preventiva y racional, para obtener el mejor resultado, a través de un correcto plan sanitario para que se obtenga un alto retorno, con baja inversión.

 

¿Cómo ve los plazos de pago que se manejan en la actualidad?

Considero que el veterinario y el productor pecuario están recibiendo productos de calidad excelente que compiten con otros que no reúnen estas características, lo que determina una competencia desleal a bajos precios y plazos extendidos.

Este es un rol central del médico veterinario, en aconsejar qué productos y cómo utilizarlos. Lo barato termina saliendo caro.

Si consideramos la inversión en tierra, hacienda y personal, resulta mínima la que debe realizarse en sanidad, con productos que garanticen los resultados. En lo personal, jamás utilizaría productos no garantizados en mis animales.

La diferencia entre primeras y segundas marcas es tan pequeña dentro de los costos de producción, que no logro entender cuál es el racional detrás de esto.

Es un falso ahorro que se traduce en mortandades, pérdidas de eficiencia productiva y resultados no alcanzados.

 

¿Son los laboratorios, los distribuidores o los comercios veterinarios quienes deben seguir avanzando en difundir estas cuestiones?

Nuestro país tiene un gran privilegio en esta materia: dispone de excelentes centros de difusión tecnológica (INTA, AACREA, facultades y centros de investigación). También excelentes profesionales en su asesoramiento técnico y comercial. Por último, muchos laboratorios cuentan con muy buenos equipos de difusión técnica. Esta es una ventaja que se observa en nuestro país, al igual que en Uruguay, donde la actuación y presencia del veterinario es mucho más considerada que en otros lugares. Es un diferencial que se debe seguir alentando y defendiendo: el veterinario argentino es un profesional mucho más consultado que en países como Brasil, por ejemplo, y me refiero a esto en sentido amplio.

Es fundamental la presencia del asesor veterinario en cada establecimiento.

Volver a la tapa