HomeEdición ImpresaInterpretaci?n de los an?lisis cl?nicos

Interpretaci?n de los an?lisis cl?nicos

? En el laboratorio de diagn?stico, una determinaci?n tan sencilla como el hemograma y las pruebas qu?micas brinda una serie de datos ?tiles para complementar la evaluaci?n de los animales.

Por el M.V. Julio C. Caione.
laboratorio9dejulio@speedy.com.ar
www.lab9dejulio.com.ar.

Con respecto a la toma de muestras, debe consultarse al laboratorio acerca de sus consideraciones y la forma de remisi?n de las mismas.
A continuaci?n se detalla un listado, no exhaustivo, de an?lisis cl?nicos presentados con resultados anormales a fin de relacionarlos con diferentes patolog?as.

Hematolog?a
Hemat?es:
Aumentan con el entrenamiento intenso y la deshidrataci?n y se reducen en las anemias, hem?lisis, p?rdidas importantes de sangre, inflamaciones cr?nicas,? parasitosis intensas y fallas renales.
Leucocitos:
?
?Neutr?filos: La neutrofilia con desv?o a la izquierda se observa en caballos en entrenamiento asociados a inflamaciones s?pticas, golpes en los tejidos blandos, ligamentos, artritis, artritis traum?tica, etc. En potrillos por poliartritis e infecciones por Rhodococcus. En peque?os animales las principales causas son inflamaci?n, estr?s/esteroides, ejercicio y leucemia. La leucemia es sospechada cuando la cantidad de leucocitos es alta o las c?lulas parecen anormales en la evaluaci?n del frotis sangu?neo. Los esquemas clasificatorios para las leucemias se basan en el tipo de c?lulas afectadas. La neutropenia en animales peque?os no es frecuente. En equinos, se observa en sepsis bacteriana y endotoxemia.
??Eosin?filos: Se observa en alergias y enfermedades parasitarias.
??Linfocitos: La linfocitosis aparece en las infecciones en la faz de curaci?n y durante y despu?s de las infecciones v?ricas. La linfopenia se observa en casos de estr?s y en la corticoterapia.
??Bas?filos: Son raramente vistos en la sangre perif?rica de los caballos. La basofilia suele acompa?ar a la eosinofilia en los procesos al?rgicos.
??Monocitos: Representan los estadios inmaduros de los macr?fagos en los tejidos. Su valor se ve incrementado en inflamaciones cr?nicas. La monocitopenia no es un dato significativo.
Índices eritrocitarios: El VCM (volumen corpuscular medio) indica el tama?o promedio de los hemat?es. Un VCM aumentado, normal o reducido describe de forma morfol?gica a los hemat?es como macroc?ticos, normoc?ticos o microc?ticos, respectivamente. La HCM (hemoglobina corpuscular media) indica la hemoglobina por hemat?es promedio y la CHCM (concentraci?n de hemoglobina corpuscular media) se?ala la concentraci?n promedio de hemoglobina en los hemat?es. Una CHCM normal o reducida define, desde el punto morfol?gico, como normocr?micos o hipocr?micos a los hemat?es. El VCM aumentado (macrocitosis) se presenta cuando hay liberaci?n de hemat?es inmaduros en las anemias regenerativas (p?rdidas de sangre o destrucci?n de hemat?es). El VCM, HCM y CHCM disminuyen cuando existe una deficiencia de hierro y el HCM y CHCM aumentan indicando presencia de hem?lisis.
Hematocrito: El valor de hematocrito se encuentra en niveles altos en presencia de c?licos graves o deshidrataci?n y en niveles bajos en:
a) Anemias, p?rdidas importantes de sangre. Se presentan ejemplos de anemias clasificadas seg?n morfolog?a:
a. Normociticas normocr?micas: cuando existe una enfermedad renal o hep?tica o? infecciones cr?nicas.
b. Microcitica hipocr?mica: cuando hay una deficiencia de hierro, una ?lcera gastrointestinal cr?nica o par?sitos gastrointestinales.
c. Macrocitica: cuando existen graves crisis hemol?ticas.
b) Hem?lisis, presentando los siguientes par?metros: aumento del VCM, el HCM y CHCM, aumento de la bilirrubina total e indirecta y hemoglobinuria (s?lo en casos de hem?lisis intravascular).
Hemoglobina: La hemoglobina aumenta con el entrenamiento intenso y el espesamiento de la sangre por deshidrataci?n y se reduce en los trastornos de la formaci?n de la sangre, estr?s prolongado, infecciones intensas y en las anemias.
Eritrosedimentaci?n: Se utiliza para medir la velocidad de sedimentaci?n de los hemat?es. Influyen sobre la misma el n?mero de hemat?es, la concentraci?n y composici?n de las prote?nas plasm?ticas. Los valores aumentados pueden significar: anemia, procesos inflamatorios, fiebre, tumores malignos y enfermedades infecciosas. Los valores disminuidos indican policitemia e hipoproteinemia.

Qu?mica sangu?nea
Prote?nas totales:
Los aumentos y disminuciones se deben a las concentraciones de alb?minas y globulinas. El valor de las prote?nas totales esta aumentado (hiperproteinemia) en la deshidrataci?n, inflamaci?n, mieloma m?ltiple y en el c?lico grave; y est? disminuido (hipoproteinemia) en trastornos digestivos, inanici?n, falla renal o hep?tica, parasitosis, infecciones cr?nicas, paperas y tumores.
Alb?minas: La hiperalbuminemia es indicativa de deshidrataci?n. Por otro lado, si tanto la alb?mina como la globulina est?n disminuidas, las principales consideraciones son hemorragias, exudaci?n por lesiones cut?neas graves y enteropat?as. En casos de hipoalbuminemia y globulinemia normal o alta sugiere una reducci?n en la producci?n de alb?mina debida a insuficiencia hep?tica cr?nica. Otro motivo puede ser el aumento de p?rdidas corporales debido de glomerulopat?a.
Globulinas: La hiperglobulinemia es indicativa de enfermedades inflamatorias cr?nicas, por ejemplo, bacteriosis cr?nica, virosis, micosis, parasitosis, neoplasias o lesiones inmunomediadas. La hipoglobulinemia indica hemorragias y enteropat?as perdedoras de prote?nas. Con menor regularidad, las nefropat?as perdedoras de prote?nas y la insuficiencia hep?tica.
Bilirrubina: Es formada a partir del catabolismo de la hemoglobina.
Su aumento es indicativo de enfermedades hemol?ticas o hep?ticas, incluyendo la obstrucci?n extrahep?tica.
Uremia: Es sintetizada en el h?gado y excretada por la filtraci?n glomerular. El aumento puede obedecer a causas prerenales como el aporte proteico excesivo, la deshidrataci?n o por shock; a causas renales como enfermedades del par?nquima renal por glomerulopat?a, obstrucci?n tubular, necrosis o cicatrizaci?n; o por causas postrenales como problemas en el flujo de orina por obstrucci?n uretral/ureteral. La disminuci?n de la concentraci?n de uremia puede obedecer a una dieta baja en prote?nas, falla hep?tica o administraci?n de esteroides anab?licos. Su evaluaci?n es mejor en conjunto con el valor de creatinina.
Creatinina: La principal causa de su aumento son las glomerulopat?as. Otras causas (miositis aguda y traumatismo muscular) pueden aumentar la creatinina pero su trascendencia es incierta. Su determinaci?n es m?s ?til que la uremia para la vigilancia seriada de las patolog?as renales: experimenta menos influencias extrarrenales.
Glucemia: Se ve aumentada en casos de iatrogenia por glucocorticoides, en la diabetes mellitus, en el hiperadrenocorticismo y hiperpituitarismo. Disminuye en el hipoadrenocorticismo, en la insuficiencia hep?tica, en la septicemia grave e inanici?n.
Fibrin?geno: Aumenta su concentraci?n en el plasma con procesos inflamatorios y disminuye en coagulaci?n intravascular diseminada, fallo hep?tico o tambi?n en cirug?as importantes.

Enzimolog?a cl?nica
Alanina transferasa (ALT):
Antes denominaba glut?mico pir?vico transaminasa, es una de las enzimas espec?ficas del h?gado y su aumento es reflejado por lesiones hep?ticas. Esto se manifiesta ?nicamente en perros y gatos; no en otras especies.
Sorbitol deshidrogenasa (SDH): En equinos su incremento indica un agudo cambio en la permebilidad hepatocelular asociada a lesiones hep?ticas o necrosis.
Aspartato transferasa (AST): Antiguamente se denominaba glut?mico oxaloac?tico transaminasa (GOT). Se utiliza en bovinos y equinos para determinar lesiones hep?ticas debido a que los hepatocitos no cuentan con concentraciones altas de ALT. El aumento de su valor debe relacionarse con el valor de otra enzima llamada CPK debido a que en las enfermedades de los m?sculos se incrementan tanto la AST como la CPK, por ejemplo en las intoxicaciones por monensinas. En peque?os animales su incremento refleja causas similares al aumento de la ALT, ya que se presenta en cantidades sustanciales en los hepatocitos. Tambi?n se encuentra en los m?sculos y en los hemat?es, por ende, un aumento de la AST no es espec?fico para el da?o hep?tico como lo es la elevaci?n de la ALT.
Creatinfosfoquinasa (CPK): Tambi?n llamada creatina kinasa (CK), es una enzima peculiar de los m?sculos estriados cuyo aumento est? asociado principalmente a enfermedades musculares caracterizadas por degeneraci?n o necrosis, por ejemplo, en los equinos se manifiesta en la mioglobinuria paral?tica equina.
Gamma glutamil transferasa (GGT, Gamma GT): Es indicativa de ?xtasis biliar y lesiones hep?ticas. En caninos y felinos no tiene ning?n aumento aprovechable para el diagn?stico de enfermedades hep?ticas. En bovinos se comprobaron aumentos extremos en ?xtasis biliar, hepatitis y otros trastornos de la funcionalidad hep?tica, como en la intoxicaci?n por Phytomices chartarum. En equinos el valor en el suero aumenta con la colestasis y secundariamente con el da?o hepatocelular.
Fosfatasa alcalina (FA): La enzima de origen ?seo suele estar aumentada (menos de tres veces el valor normal) en animales j?venes y animales pre?ados. En todos los procesos patol?gicos que cursan con actividad osteobl?stica incrementada (raquitismo, tumores ?seos) aumentan las cifras de fosfatasa alcalina en el plasma al igual que en todos los trastornos del flujo biliar dentro y fuera del h?gado.

Solicite las fuentes consultadas a
redacci?n@motivar.com.ar.

Volver a la tapa

POST TAGS:
COMPARTIR:
El Senasa mantiene e
Congreso Mundial de
Valoración: